Advertisements

Río+20 discute imponer límites planetarios a la Humanidad

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 19 JUNIO 2012

La conferencia globalista Río+20 comenzó, y los temas que se discutirán durante la reunión serán de gran importancia para todos nosotros, no porque sus asistentes quieren realmente resolver los problemas que amenazan a la humanidad como un todo, sino porque los patrocinadores del movimiento están planeando conjurar y aplicar una política ambiental que impondrá una verdadera tiranía global; al igual que hicieron los nazis, incluso antes de que Hitler llegara al poder. Esto no quiere decir que el mundo no está bajo la amenaza de serios problemas ambientales, pero ninguno de esos problemas será discutido o resulto en Río de Janeiro esta semana.

El Río+20 es el regreso a los orígenes de una serie de reuniones organizadas por las Naciones Unidas y las corporaciones que le apoyan (Shell, Coca Cola, Nestlé, Basf, entre otros). Como hemos informado una y otra vez, ni las empresas ni la ONU tienen los mejores intereses de la humanidad en mente. De hecho, los mayores problemas que enfrentamos hoy en día los seres humanos, incluidas las catástrofes ambientales se derivan de la avaricia corporativa y la incapacidad del gobierno para frenar su apetito por los recursos naturales y las políticas de despoblación humana.

En todas las ocasiones anteriores, las reuniones políticas celebradas en los foros de acción para implementar políticas a favor del medio ambiente se han visto sacudidas por el escándalo, fraude y negociaciones secretas de último minuto, que fueron descubiertas y expuestas al público. Por eso es que la fraudulenta pseudociencia detrás del calentamiento global antropogénico falló, y sus patrocinadores tuvieron que cambiar su discurso a “cambio climático”. Pero ese fraude fue expuesto también como una idea reciclada de los años 70 y 80, cuando Maurice Strong y otros funcionarios globalistas advirtieron sobre la falsa amenaza del “enfriamiento global”.

Luego vino el escándalo conocido como ‘Climategate‘. Toneladas de e-mails y documentos de la Universidad de East Anglia se hicieron públicos, y con ello científicos, investigadores y periodistas que eran escépticos sobre el fraude del ‘cambio climático’ desvelaron la falsa agenda ambientalista como una iniciativa neofeudalista. El escándalo ‘Climategate’ puso fin al robo que habría significado un esquema generalizado de emisiones de carbono, que no pudo ser la fuente de ingresos para la globalistas como Al Gore, quien ha invertido fuertemente en el comercio de créditos de carbono.

Los emails de ‘Climategate’ revelaron cómo un grupo de llamados científicos confabularon para llevaron a cabo la manipulación de datos, la supresión de evidencia que desacreditaba la teoría del calentamiento antropogénico y como ellos trataron de reprimir todos los signos de la disidencia que viniera de por cualquier persona en la comunidad científica. El sentimiento de que la disidencia tenía que ser oprimida se tradujo más adelante en un numero mayor de estudiosos que expresaron su intención de aplastar a los escépticos del clima que se comieron el cuento de hadas del calentamiento global causado por el hombre. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de East Anglia, el origen del fraude, concluyó sin embargo, que no había habido colusión, supresión de la evidencia o la intención de atacar a los disidentes.

En las últimas dos reuniones auspiciadas por la ONU, el público aprendió más acerca de las mentiras y la desinformación de los controladores utilizadas para lograr sus objetivos de mantener a la mayor parte de la humanidad en un estado de subdesarrollo. El “texto danés” fue descubierto y con ello más detalles de cómo las Naciones Unidas quería encadenar los Estados-nación al ordenar membresía permanente en su reducción de emisiones de carbono y las iniciativas de desindustrialización que conducirían al mundo a una era post-industrial dominada por la pobreza en todo el mundo en nombre de salvar el planeta. Este documento también entregaba más poder a las corporaciones que controlan a las naciones ricas. Como si el descubrimiento del “texto danés ‘no fuera suficiente, el público descubrió más tarde el escándalo que rodeaba a uno de los líderes del “cambio climático apocalíptico”. El Dr. Rajendra Pachauri, uno de los padrinos de la agenda globalista del medio ambiente, fue denunciado por apoyar un supuesto estudio científico sin fundamento sobre el derretimiento de los glaciares del Himalaya.

Aunque más tarde Pachauri retractó su apoyo al estudio, él pensó que era una buena idea contratar al hombre detrás del informe del IPCC, que había escrito acerca de la falso derretimiento de los glaciaresde los Himalayas. A pesar de todos sus fracasos para hacer creer a la gente que un micro sistema de gestión global bajo el poder de la ONU y sus patrocinadores es la solución a todos los problemas, los globalistas están de vuelta de nuevo. La reunión Río+20 sirve para discutir una nueva advertencia en sus esfuerzos por disminuir el desarrollo para todos los pueblos del mundo que no lo han disfrutado. El nuevo punto que esta siendo divulgado y que viene directo de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica es la imposición de límites planetários a la actividad humana en aras de reducir el impacto que dicha actividad provoca en el planeta Tierra. Todo eso suena muy bien en el papel, pero lo que no está bien del todo es lo que la iniciativa significa: una agenda anti-humana.

Vamos a ver lo que dos de las secciones más reveladoras del documento de la ONU dicen acerca de la humanidad y sus actividades. El artículo 11 afirma que hay demasiada gente en el mundo que viven con un estilo de vida muy bueno. Eso es en sí una mentira, porque la mayoría de personas en el mundo pertenecen a las clases medias y bajas. Sin embargo, el documento ofrece dos opciones para hacer frente a la llamada explosión poblacional. En primer lugar, dice que la mayoría de los seres humanos deben vivir como “campesinos”, y que la población del planeta debe reducirse inmediatamente a unos 5 a 7 millones de personas. En segundo lugar, se dice que el planeta debe seguir disfrutando de altos estándares de desarrollo, pero que “una estimación razonable de una sociedad de países industrializados a niveles vistos en América del Norte debe tener apenas 1 mil millones de personas.” Este es el mismo tipo de discurso propuesto a menudo por partidarios de las Naciones Unidas como Ted Turner y Bill Gates, quien a través de sus fundaciones exentas de impuestos ejecutan programas de despoblación patrocinados por las Naciones Unidas en África, Asia y América Latina con el fin de reducir la población con vacunas, productos farmacéuticos, organismos modificados genéticamente en los alimentos, las guerras, y la escasez artificial de alimentos no contaminados. De acuerdo con los planes, la población global sería sólo el 14% de lo que es hoy.

El artículo 12 toca el núcleo de un asunto muy delicado para millones de personas: la religión. El documento condena el cristianismo y dice que la “visión del mundo occidental” niega los atributos sagrados de la naturaleza que se establecieron firmemente con las tradiciones religiosas judeo-cristiano-islámicas. Las Naciones Unidas apoya la opinión que dice que los seres humanos deben ser vistos como parte de un tipo diferente de comunidad que incluye a plantas y animales. En otras palabras, la ONU quiere que la vida humana tenga el mismo valor que un animal o una planta. Bajo esta premisa, salvar una vida humana, por ejemplo, no es más importante que salvar un árbol o un pájaro. Esta política también se lleva a cabo una iniciativa que nació en la ONU que tiene la intención de igualar los seres humanos a las plantas y los animales de manera que el derecho inherente a la vida, dada a todos por el creador sea etiquetado como obsoleto.

Un artículo reciente publicado en la revista Scientific American informa sobre un estudio que comenzó en 2009, que pretende analizar el concepto de límites planetarios. Esa es la creación de límites a la actividad humana en aras de “salvar el planeta”. La necesidad de tales límites, dicen los defensores, se deriva de la amenaza que representa para los seres humanos las emisiones de CO2, el aumento del nivel del mar, los cambios climáticos inducidos por humanos y así sucesivamente. Todas estas supuestas amenazas han sido ampliamente desacreditadas por científicos escépticos, pero la imposición de tales límites están profundamente arraigadas en la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica en sí, lo que significa que imponer límites al desarrollo sigue siendo una pieza central en la lucha que la ONU lleva contra la humanidad. El estudio no toma en cuenta los problemas ambientales reales, tales como las estelas químicas o chemtrails, organismos genéticamente modificados, la amenaza de la energía nuclear (Fukushima), las guerras, el uso de pesticidas y muchos otros.

En cuanto a la naturaleza realista de la imposición de límites planetarios, el Instituto Breakthrough evaluó el estudio y la idea de crear límites a lo que los humanos pueden hacer y el impacto que tales límites planetarios podría tener sobre la civilización. La conclusión es que dichos límites planetarios no son una solución viable para resolver cualquier tipo de problema ambiental. “El marco de los límites del planeta no es una guía útil para la política o la gestión del medio ambiente en un sentido concreto, ya que no capta los desafíos involucrados en la mayoría de los problemas ambientales que enumera”, dijo el geógrafo Linus Blomqvist. De hecho, el Instituto dice que la imposición de límites planetarios es una manera engañosa de hacer frente a los desafíos ambientales mundiales. Lea el análisis del estudio en la página web del Instituto Breakthrough.

De acuerdo con Blomqvist, ni el establecimiento de los límites planetarios como se propone en el estudio, ni la transgresión de los límites tendría un impacto significativo en la supervivencia del planeta. Pero Blomqvist advirtió sobre lo que los humanos deben hacer a fin de garantizar su existencia en un planeta sostenible. “Las limitaciones reales para la sostenibilidad son más bien nuestra capacidad de cultivar alimentos suficientes, mantener un clima sano y así sucesivamente”, dijo Blomqvist. Eso es exactamente lo que las políticas de la ONU quieren evitar. Bajo los auspicios de la ONU y sus límites a la actividad humana, más tierra se quedarían sin tocar, pues se dejaría para el uso de los animales y las plantas y menos tierra se utilizaría para la producción sostenible de alimentos.

A pesar del carácter irreal que presenta el imponer límites planetarios y cómo este esquema no se ocupa de los verdaderos problemas ambientales, el establecimiento oficial de dichos límites serán discutidos en la cumbre Rio+20 de las Naciones Unidas. Extraoficialmente, muchos países ya han dado el control de las Naciones Unidas sobre grandes zonas de sus tierras y las aguas territoriales al nombrar esas zonas Parques Nacionales, Áreas de Biodiversidad o Áreas Protegidas. Muchos de los recursos más valiosos de la humanidad están ahora bajo el control de la ONU, que poco a poco y sin problemas trata de apretar la empuñadura de control sobre esos recursos.

Advertisements

50 Astronautas y Científicos de la NASA le piden que Detenga su Propaganda sobre Cambio Climático

El Calentamiento Global Antropogénico es un dogma, dicen los científicos

Lea la carta a continuación:

Lea la carta original en Inglés aquí.

28 de marzo 2012
El Honorable Charles Bolden Jr.
Administrador de la NASA
Sede de la NASA
Washington, DC 20546-0001

Nosotros, los abajo firmantes, solicitamos respetuosamente que la NASA y el Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS), eviten observaciones no probadas incluyendo los informes públicos y sitios web. Creemos que las declaraciones de la NASA y GISS, que las emisiones de dióxido de carbono han tenido un impacto catastrófico sobre el cambio climático global son infundadas, sobre todo si tenemos en cuenta miles de años de datos empíricos. Con cientos de científicos del clima bien conocidos, y decenas de miles de otros científicos que declaran públicamente su falta de fe en las predicciones catastróficas, sobre todo viniendo de la dirección del GISS, es claro que la ciencia no está resuelta.

La defensa desenfrenada que el CO2 es la causa principal del cambio climático no es apropiada en la historia de la NASA, que por lo general hace una evaluación objetiva de todos los datos científicos disponibles antes de tomar decisiones o hacer declaraciones públicas.

Como ex funcionarios de la NASA, nos parece que la defensa de una posición extrema, antes de que un estudio detallado de los posibles efectos de las causas naturales del cambio climático se haga, no es apropiado. Le pedimos que evite incluir observaciones no probadas y sin apoyo en sus futuras versiones y sitios web sobre el tema. En riesgo está el daño a la reputación ejemplar de científicos de la NASA actuales o ex empleados de la NASA, e incluso la reputación de la propia ciencia.

Para obtener información adicional acerca de la ciencia detrás de nuestra preocupación, le recomendamos que entre en contacto con Harrison Schmitt y Walter Cunningham, y otros que ellos puedan recomendar a usted.

Gracias por considerar esta petición.

Atentamente,

(Firmas adjunto)

CC: Mr. John Grunsfeld, Associate Administrator for Science
CC: Ass Mr. Chris Scolese, Director, Goddard Space Flight Center

Ref: Letter to NASA Administrator Charles Bolden, dated 3-26-12, regarding a request for NASA to refrain from making unsubstantiated claims that human produced CO2 is having a catastrophic impact on climate change.

1. /s/ Jack Barneburg, Jack – JSC, Space Shuttle Structures, Engineering Directorate, 34 years
2. /s/ Larry Bell – JSC, Mgr. Crew Systems Div., Engineering Directorate, 32 years
3. /s/ Dr. Donald Bogard – JSC, Principal Investigator, Science Directorate, 41 years
4. /s/ Jerry C. Bostick – JSC, Principal Investigator, Science Directorate, 23 years
5. /s/ Dr. Phillip K. Chapman – JSC, Scientist – astronaut, 5 years
6. /s/ Michael F. Collins, JSC, Chief, Flight Design and Dynamics Division, MOD, 41 years
7. /s/ Dr. Kenneth Cox – JSC, Chief Flight Dynamics Div., Engr. Directorate, 40 years
8. /s/ Walter Cunningham – JSC, Astronaut, Apollo 7, 8 years
9. /s/ Dr. Donald M. Curry – JSC, Mgr. Shuttle Leading Edge, Thermal Protection Sys., Engr. Dir., 44 years
10. /s/ Leroy Day – Hdq. Deputy Director, Space Shuttle Program, 19 years
11. /s/ Dr. Henry P. Decell, Jr. – JSC, Chief, Theory & Analysis Office, 5 years
12. /s/Charles F. Deiterich – JSC, Mgr., Flight Operations Integration, MOD, 30 years
13. /s/ Dr. Harold Doiron – JSC, Chairman, Shuttle Pogo Prevention Panel, 16 years
14. /s/ Charles Duke – JSC, Astronaut, Apollo 16, 10 years
15. /s/ Anita Gale
16. /s/ Grace Germany – JSC, Program Analyst, 35 years
17. /s/ Ed Gibson – JSC, Astronaut Skylab 4, 14 years
18. /s/ Richard Gordon – JSC, Astronaut, Gemini Xi, Apollo 12, 9 years
19. /s/ Gerald C. Griffin – JSC, Apollo Flight Director, and Director of Johnson Space Center, 22 years
20. /s/ Thomas M. Grubbs – JSC, Chief, Aircraft Maintenance and Engineering Branch, 31 years
21. /s/ Thomas J. Harmon
22. /s/ David W. Heath – JSC, Reentry Specialist, MOD, 30 years
23. /s/ Miguel A. Hernandez, Jr. – JSC, Flight crew training and operations, 3 years
24. /s/ James R. Roundtree – JSC Branch Chief, 26 years
25. /s/ Enoch Jones – JSC, Mgr. SE&I, Shuttle Program Office, 26 years
26. /s/ Dr. Joseph Kerwin – JSC, Astronaut, Skylab 2, Director of Space and Life Sciences, 22 years
27. /s/ Jack Knight – JSC, Chief, Advanced Operations and Development Division, MOD, 40 years
28. /s/ Dr. Christopher C. Kraft – JSC, Apollo Flight Director and Director of Johnson Space Center, 24 years
29. /s/ Paul C. Kramer – JSC, Ass.t for Planning Aeroscience and Flight Mechanics Div., Egr. Dir., 34 years
30. /s/ Alex (Skip) Larsen
31. /s/ Dr. Lubert Leger – JSC, Ass’t. Chief Materials Division, Engr. Directorate, 30 years
32. /s/ Dr. Humbolt C. Mandell – JSC, Mgr. Shuttle Program Control and Advance Programs, 40 years
33. /s/ Donald K. McCutchen – JSC, Project Engineer – Space Shuttle and ISS Program Offices, 33 years
34. /s/ Thomas L. (Tom) Moser – Hdq. Dep. Assoc. Admin. & Director, Space Station Program, 28 years
35. /s/ Dr. George Mueller – Hdq., Assoc. Adm., Office of Space Flight, 6 years
36. /s/ Tom Ohesorge
37. /s/ James Peacock – JSC, Apollo and Shuttle Program Office, 21 years
38. /s/ Richard McFarland – JSC, Mgr. Motion Simulators, 28 years
39. /s/ Joseph E. Rogers – JSC, Chief, Structures and Dynamics Branch, Engr. Directorate, 40 years
40. /s/ Bernard J. Rosenbaum – JSC, Chief Engineer, Propulsion and Power Division, Engr. Dir., 48 years
41. /s/ Dr. Harrison (Jack) Schmitt – JSC, Astronaut Apollo 17, 10 years
42. /s/ Gerard C. Shows – JSC, Asst. Manager, Quality Assurance, 30 years
43. /s/ Kenneth Suit – JSC, Ass’t Mgr., Systems Integration, Space Shuttle, 37 years
44. /s/ Robert F. Thompson – JSC, Program Manager, Space Shuttle, 44 years
45. /s/ Frank Van Renesselaer – Hdq., Mgr. Shuttle Solid Rocket Boosters, 15 years
46. /s/ Dr. James Visentine – JSC Materials Branch, Engineering Directorate, 30 years
47. /s/ Manfred (Dutch) von Ehrenfried – JSC, Flight Controller; Mercury, Gemini & Apollo, MOD, 10 years
48. /s/ George Weisskopf – JSC, Avionics Systems Division, Engineering Dir., 40 years
49. /s/ Al Worden – JSC, Astronaut, Apollo 15, 9 years
50. /s/ Thomas (Tom) Wysmuller – JSC, Meteorologist, 5 years

Grupos ambientalistas quieren hacer el ‘Cambio Climático’ Sexy

Spiegel Online
Adaptación Luis R. Miranda

Calentamiento global por actividad solar, no CO2.

¿Qué causa el Calentamiento Global? ¿Dónde se originó la teoría del orígen antropogénico? Clique imagen.

Según los alarmistas del Cambio Climático la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera sigue subiendo y subiendo, pero el interés público en el cambio climático se está hundiendo. Los ambientalistas están tratando de llegar a nuevas formas de hacer el tema sexy. Pero las tácticas de choque puede ser contraproducentes con demasiada facilidad.

El cambio climático abundaba en los titulares noticiosos, pero en estos días el asunto parece haber caído fuera del radar.

Los líderes mundiales recientemente negociaron un nuevo acuerdo climático en la reunión sobre el Cambio Climático en Cancún, México, pero el interés público fue limitada. Hubo un marcado contraste con la conferencia climática de la ONU en Copenhague en diciembre de 2009, que había sido declarado de importancia histórica en el período previo a la reunión, aunque después fuera un fracaso espectacular. El robo de correos electrónicos de la Universidad de East Anglia, dañaron gravemente la imagen de la investigación del clima poco antes de la cumbre. Después del escándalo Climategate, miles de científicos derribaron la idea del consenso absoluto, emitiendo documentos que describen la distorción de los datos presentados por las entidades gubernamentales que acusan al hombre de ser responsable por el calentamiento global antropogénico. El escándalo Climategate fue tan grande, que hasta la Royal Society declaró que el calentamiento global antropogénico era incierto.

Los alarmistas del cambio climático y los científicos oficialistas están preocupados por la caída masiva de interés público en el tema durante el último año. Ahora están buscando nuevas estrategias para cambiar el rumbo. Están en busca de “bombas mentales” – imágenes altamente emocionales que reducen un problema complejo a través de un mensaje central.

Fuentes de la Sangre

Algunas organizaciones ambientalistas están colocando sus apuestas en el factor de ‘impacto’. Un comercial de una campaña de la organización ambientalista británica 10:10 mostró una maestra volándole la cabeza a estudiantes que se mostraron escépticos acerca de reducir sus emisiones de carbono, con sangre rociando al resto de la clase. Otros videos de 10:10 tienen la misma imagen de trabajadores de oficina y futbolistas quienes también son literalmente explotados. Pero la campaña fue un fracaso – porque provocó protestas masivas, lo que provocó que el comercial se retirara rápidamente de la televisión.

Más éxito tuvo un spot publicitario de Greenpeace cuyo objetivo fue la corporación Nestlé. El video de Greenpeace muestra una barra de chocolate que se transforma en el dedo sangrante de un gorila , pues se quería denunciar los gorilas están en peligro de extinción debido a prácticas industriales usadas por Nestlé, entre otras multinacionales. Después que el video causó un considerable revuelo, Nestlé se comprometió a dejar de usar técnicas que dañan los bosques donde habitan los simios.

Video como el de Greenpeace han llamado la atención en el corto plazo, pero no son suficientes para detener la tendencia de los medios de comunicación de alejarse del asunto del cambio climático, confirma Sebastián Metzger de la Co2online organización con sede en Berlín, que mide regularmente la opinión pública sobre el tema con su “barómetro del clima.”

‘Abu-uu-uu-rri-do’

Los investigadores del clima confirman una disminución notable en el interés. Hans Joachim Schellnhuber, director del respetado Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, recuerda que su teléfono no paraba de tocar siempre, pero ahora casi no llama nadie, dice.

El calentamiento global como un problema es un “perdedor” en términos medios, un editor en el diario Tagesspiegel explicó recientemente en un programa de televisión alemán. En otra entrevista, el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung preguntó irónicamente en relación a la Cumbre de Cancún: “Espera, ¿había algo sobre el clima allí?”

Mientras algunos periodistas debaten si el problema del cambio climático es aún adecuado para los medios de comunicación, el New York Times citó a un director de cine de ciencia ficción quien llamó investigación del clima ‘Abu-uu-uu-rri-do’, “muy posiblemente el tema más aburrido del mundo de la ciencia”. El problema de comunicación en este campo se puede resolver, pero requiere que la persona o grupo encuentre el enfoque correcto para llegar al público.

Greenpeace no parece ser ese grupo. Aunque la organización está llevando las donaciones a niveles récord, sólo el 1 por ciento de alemanes, por ejemplo, se interesa con el tema del clima, un experto en la organización ecologista se quejó. El tema es difícil de transmitir, continúa el experto, quien agregó que Greenpeace tiene una nueva campaña que se supone para finalmente llegará al “consumidor promedio.” Este puede ser uno de los problemas con las organizaciones ‘ambientales’, quienes ven este tema como un negocio, no como uno ambiental. Las personas han aprendido a leer entre líneas y distinguir hechos y ciencia de datos inventados o alterados.

Estrategia fallida

Una encuesta de 13.000 personas en 18 países, presentada por la televisión pública internacional alemán Deutsche Welle en el Foro Global de Medios en Bonn en junio, indica que los ciudadanos están menos interesados en el cambio climático de lo que se pensaba. La encuesta mostró, por ejemplo, que sólo uno de cada tres holandeses están preocupados por el cambio climático – a pesar de que los Países Bajos se consideran especialmente expuestos al supuesto aumento en el nivel del mar.

La revista científica británica Nature identificó dos razones para esta pérdida de credibilidad. Uno de ellos fue el informe de la ONU hecho público hace un año sobre el clima. El otro fue el llamado “Climategate” cuando se demostró a través de e-mails extraídos de la Universidad de East Anglia. Esta correspondencia reveló la guerra de trincheras entre científicos escépticos y sus colegas que apoyan la idea del cambio climático antropogénico, lo que hizo que científicos retuvieran y falsificaron datos para poder defender sus resultados a toda costa. Entre estos científicos, Michael Mann, quien fue el creador del famoso pero infame gráfico ‘Hockey Stick’.

Según el investigador Martin Ludwig Hoffmann en la Universidad Ostwestfalen-Lippe de Ciencias Aplicadas, el escándalo causó graves daños. “La estrategia de comunicación hasta ahora se basa principalmente en la credibilidad de los científicos”, dice Hofmann. El Times de Londres considera que el daño fue peor que el sufrido por BP después de su derrame de petróleo en el Golfo de México.

Los activistas medioambientales han llegado con varios enfoques para tratar de hacer que el tema del cambio climático sea atractivo de nuevo. Spiegel Online presenta un resumen de sus ideas.

* Un mensaje emocional: Ambientalistas con pelo largo en botes combatiendo a los cazadores de ballenas en el Pacífico norte, capturando imágenes de las ballenas sangrando por heridas de arpón. Estas fotografías forman la base de Greenpeace de “Salvar a las ballenas”. Fue una “bomba mental”.

Pero lo que funcionó para la conservación de las ballenas ha fracasado para el mensaje del clima – todos los motivos simbólicos propuestos se han quedado cortos. Un oso polar en solitario en un témpano de hielo es “demasiado lejos de la gente”, dice Metzger de co2online. Una nube de huracanes remolinos – la imagen de Al Gore publicitando su película “Una verdad incómoda” – tiene un significado sólo para algunas regiones del mundo. Las imágenes de personas que sufren desastres naturales tienen el inconveniente de que hay demasiada incertidumbre sobre si el calentamiento global era de hecho la culpa por las catástrofes individuales. En cuanto a las imágenes de las células solares o turbinas de viento, “no son lo suficientemente emocional”, dice Klaus Merten, un investigador de comunicaciones en la Universidad de Münster.

* Sexo: Tal vez el arma más potente de publicidad puede ser aprovechado para las campañas de protección del clima también. Uno de los experimentos iniciales mostraron una investigadora atractiva posando en traje de baño frente de hielo del Ártico. “El cambio climático es sexy”, fue también el lema de varios grupos de trabajo en el Foro Global de Medios en Bonn.

La India ha llegado incluso a usar un símbolo sexual como icono para la protección del clima. El Shiva Lingam, una enorme estalagmita de hielo en las cuevas de Amarnath del norte de la India, es venerado como un símbolo de fertilidad. Principales puntos de venta de prensa en el país han comenzado a informar sobre el calentamiento global ya que el símbolo fálico congelado comenzó a derretirse.

* Un nuevo tipo de periodismo: Los activistas del clima han comenzado a dirigir millones en la financiación de los programas de capacitación para los periodistas del medio ambiente, con el objetivo de fomentar lo que se conoce como “periodismo de defensa.” Este tipo de información está “prácticamente muerta en Europa”, dice Markus Lehmkuhl, un experto en medios de comunicación en la Universidad Libre de Berlín. El periodista científico británico Alexander Kirby advierte que los periodistas que permanecen neutrales en el tema podrían poner en peligro la causa de la protección del clima, pero muchos de sus colegas se niegan a tomar partido. El diario suizo Neue Zürcher Zeitung, por ejemplo, teme que la línea entre el periodismo científico y la publicidad podría llegar a ser borrosa. Owen Gaffney, director de comunicaciones de la Real Academia Sueca de Ciencias, informa que, en lugar de dejar la presentación de informes sobre el cambio climático a los medios de comunicación, los científicos deben establecer sus propios medios de comunicación, preferentemente en línea. “Tenemos más credibilidad que los periodistas y tenemos que aprovechar eso”, dice Gaffney.

* El debate crítico: El investigador Klaus Merten es crític de las conferencias ambientales tales como el Foro Global de Medios en Bonn, que él dice a menudo se presentan como entidades privadas. Él cree que el debate está en peligro de molienda a un alto completo, diciendo que puede ser agobiante cuando todo el mundo forma parte de un grupo muy unido que nunca está de acuerdo: “La crítica da lugar a la creatividad.” activistas de protección del clima también se arriesgan a perjudicar su causa cuando tratan de presentarse como completamente objetivos, Merten sugiere. Y qué pasa cuando quieren imponer sus ideas diciendo que hay consenso absoluto? Cuando no lo hay. “Los ambientalistas tienen sus propios intereses, como cualquier otra persona, y los deberían revelar”, dice – de lo contrario, corren el riesgo de perder su credibilidad; como ya ha sucedido.

* Piense en pequeño: “Mucha gente sigue viendo la catástrofe climática como algo abstracto que no tiene consecuencias concretas”, dice Hofmann. Se recomienda un enfoque de tres pasos: Un problema individual relacionado con el clima, se reduce a un solo aspecto y se crear una zona de destino que puede funcionar como un objetivo para la protección del clima. “Salvar la selva” las campañas han tenido éxito con este método que se centra en los orangutanes y la pérdida de su hábitat. “La gente quiere ayudar a los monos, por lo que admiten cuidar los bosques”, explica Hoffmann. Metzger también cree que un nuevo enfoque es necesario, uno con “menos conferencias y más incentivos para tomar medidas.” “Tenemos que hablar acerca de las soluciones, no problemas”, dijo Ken Caldeira, un investigador del medio ambiente en la Universidad de Stanford en los EE.UU., en la conferencia de Bonn.

* Ser mas tranquilo: Amnistía Internacional ha venido demostrando durante los últimos 50 años que también es posible tener éxito con métodos calmos. Mientras que los activistas del medio ambiente estaban ocupados causando una conmoción, la organización de derechos humanos logró un éxito considerable al tiempo que subraya la moderación. “Hechos y acciones” es el lema de la organización – sin exageraciones, y los miembros pueden decidir por sí mismos en qué áreas quieren ayudar. “En comparación,” Merten, dice, “las organizaciones ambientales a veces parecen estériles como las corporaciones.”

* La búsqueda de un nuevo mesías: Al igual que Martin Luther King Jr. despertó el movimiento de derechos civiles, la causa del clima necesita su propio mesías, dice Andreas Ernst investigador de la Universidad de Kassel. Ese mensaje similar del ‘Mesías’ podría correr a lo largo de las líneas de, “tuve una pesadilla”, indica Ernst. Al Gore, quien ganó el Premio Nobel de la Paz por su película que sacudió a los espectadores, parecía estar cumpliendo con éxito esta función por un tiempo, pero desde entonces ha desaparecido de la vista del público. Este hecho se dio pues Al Gore junto con otros globalistas estaban usando y continúan usando su posición para acumular billones de dólares a través del fraude de impuestos a las emisiones de CO2 conocido como Cap&Trade. Cuando el esquema se descubrió, este tuvo consecuencias gigantescas, lo que llevó al cierre del Chicago Climate Exchange. Adicionalmente, los alarmistas del cambio climático han ido tan lejos como proponer el infanticidio y la esterilización masiva como formas de detener el supuesto calentamiento global. Otros han clamado por la relocación forzada de personas y despoblación de áreas que el gobierno considere de interés para la conservación ambiental.

* Un nuevo lenguaje científico: Investigadores del clima han comenzado la creación de nuevas organizaciones que comuniquen mejor datos sobre el clima. Entre ellos está el Centro de Servicio Climático (CSC) en Hamburgo, una nueva instalación de carácter federal. El Consejo Nacional de Investigación en los EE.UU. tiene planes para establecer una organización similar, y los investigadores de la CSIRO, un reconocido instituto en Australia ha sugerido redactar una “carta de comunicación nacional” para coordinar mejor la comunicación de los resultados de los investigadores del clima “entre los políticos y científicos. Eso no suena bien, pues la última vez que esto se formuló, el resultado fue el escándalo Climategate. Secretos entre científicos, así como entre estos y políticos donde se deja de lado al contribuyente que financia las investigaciones es deshonesto y poco transparente.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático también quiere un uso más cuidadoso del lenguaje. Tampoco una buena idea. La información debe circular libremente, sin filtros. El organismo internacional envió a los científicos un código de conducta sobre sus interacciones con los periodistas. Los científicos deben evitar, dice el documento, el uso de palabras tales como “riesgo” e “incertidumbre” en las entrevistas, para evitar malentendidos – y para evitar causar más daños al movimiento de protección del clima. Otra mala idea. Entre más absolutismo haya por parte de los científicos y menos apertura a la discusión y el debate abierto, más dudas surgirán sobre su credibilidad y la veracidad de sus informaciones. El tema del cambio climático no es sobre la infalibilidad de los científicos o de los políticos, sino sobre la transparencia y libre circulación de las informaciones -como en cualquier otro ámbito de nuestra sociedad.

‘El año Más Caliente en la Historia’, mientras no midas las Temperaturas

Por Christopher Booker
Adaptación Luis R. Miranda

James Hansen, Instituto Goddard de Ciencias Espaciales, NASA

Últimamente hemos oído la afirmación que 2010 ha sido “el año más caluroso en el registro”. Nadie ha hecho más para promover esta creencia de que el Dr. James Hansen, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS), responsable de uno de los cuatro principales registros oficiales de temperatura global.

Como se informó en los sitios de noticias Real Science y Watts Up, en un artículo titulado “GISS temperaturas fuera de línea con el resto del mundo“, el registro GISS en los últimos meses ha sido violentamente divergente a los demás. Mientras que tres han demostrado la temperatura global sufrió un acusado descenso, hasta en un 0,3 º C, las cifras GISS (basada, cálculos de la NASA, en temperaturas de la superficie) se han disparado por 0.2C.

En un segundo artículo titulado, “El año más caliente de la historia”, Real Science demuestra que Hansen se basa principalmente en datos inventados, y que las partes del mundo que GISS muestra que se calentaron tienen tan pocas estaciones meteorológicas que sólo el 25 por ciento de las cifras se basan en lecturas de temperatura real. El resto son simplemente conjeturas del GISS. Esta no es la primera vez que los registros del Dr. Hansen han sido objeto de críticas por parte de expertos. Hace tres años, GISS se vio obligado a revisar muchas de sus figuras cuando se demostró que se habían realizado alteraciones a las medidas encontradas en las estaciones meteorológicas, cambiando temperaturas de antes del 2000 para hacerlas parecer más bajas y aquellas registradas despues del 2000, para hacerlas parecer más altas.

Desde que el Dr. Hansen primero saltó a la fama en 1988 por su participación en discursos sobre el calentamiento global, se ha convertido en uno de los activistas del mundo el clima más abierto. Recientemente apareció en un tribunal de Nottingham como testigo de la defensa de 20 activistas que fueron encontrados culpable de conspiración criminal para tratar de cerrar la segunda mayor estación de energía de carbón. Nadie que esté familiarizado con las declaraciones de Hansen en los últimos años se sorprenderá por la presente. Sin embargo, podría parecer extraño que un alto empleado del gobierno de EE.UU. deba volar a Inglaterra para apoyar a un grupo de delincuentes. No hay nada tan extraño, sin embargo, como la forma en que su registro de temperatura patrocinada por el Estado sigue siendo el citado por los políticos y los medios de comunicación tradicionales para apoyar su creencia de que este es el “año más caluroso de la historia”, deja a muchos pensando.

Adendum
Por Luis R. Miranda

En 2003, entrevisté a Hansen después de dar una conferencia sobre el calentamiento global antropogénico, y como los humanos eran responsables por este, como las emisiones de carbono debían ser reducidas y como lograr esa reducción. Al final de la conferencia, me senté con Hansen y le hice una simple pregunta: ¿Cuánta influencia tiene el sol en el calentemiento de la Tierra y los otros planetas? Hansen quedó en silencio por un momento y dijo: “Definitivamente el sol tiene alguna influencia, pero todavía no entendemos muy bien cual es o cuanto.” Si en 2003 la NASA no sabía si el sol juega un papel importante o no en el clima del planeta, ¿cómo es que su influencia se ha descartado y solo se culpa al ser humano y sus emisiones por el calentamiento?

Piers Corbyn, Meteorólogo

Cualquier científico serio llevaría años estudiando la influencia del sol en el clima, y ciertamente le vería como el primer elemento a ser estudiado para determinar su influenciar en el clima no solo de la Tierra, sino de todos los planetas del sistema solar. Como lo demuestra una y otra vez el científico Piers Corbyn, Es el Sol, Estúpido! Corbyn no solo predice las condiciones del tiempo con más exactitud que cualquier oficina meteorológica, sino que predijo una serie de fenómenos naturales derivados del clima y como el sol es el responsible por cambios climáticos en la Tierra. Corbyn ha destronado a la Met Office del Reino Unido y todo su poderío tecnológico con tan solo una computadora personal y toneladas de datos históricos reales del clima en el planeta. La confianza en sus predicciones meteorológicas es tal, que hasta los agricultores se han volcado a seguir su trabajo para planear la plantación y colección de las cosechas.

1010 Global: Niños Asesinados por No Reducir Su Huella de Carbono

Paul Joseph Watson

Un nuevo comercial sobre el cambio climático publicado por una “destacada” organización mundial, 1010 Global, que lucha contra el “calentamiento global” muestra como niños en su sala de clases son asesinados por no reducir su huella de carbono.  Los niños, ecépticos del calentamiento global antropogénico, son grotescamente volados en mil pedazos con las tripas y la sangre salpicando por todas partes, un recordatorio alarmante del hecho de que la agenda ambiental no es más que un velo de una religión repugnante de muerte, y que el movimiento con vehemencia cada vez más desacreditado está desesperado por hacer del calentamiento global un instrumento para avanzar su agenda.  Aquellos que no concuerden, dice el video, no tienen porque sentirse presionados.  Simplemente son asesinados.

Bajo el título “No hay presión”, el clip comienza mostrando un profesor  lavándole el cerebro a los niños sobre las emisiones de CO2, antes de volarle la cabeza a dos niños que no están de acuerdo y se niegan a reducir su “huella de carbono”.

El video sigue en el mismo orden de ideas, como los escépticos del calentamiento son liquidados y sus cuerpos horriblemente destrozados por tener la osadía de sostener un punto de vista diferente, en escenas que no estarían fuera de lugar en una película de terror que le revuelve el estómago a cualquiera.

Vea el clip a continuación

Aturdida por la reacción masiva que el video ha generado en tan sólo las primeras horas de su lanzamiento, la organización detrás de la maniobra, 10:10 Global, (mándeles un e-mail a hello@1010uk.org) retiró el clip de su propio sitio web. “Lo siento, este vídeo está fuera de servicio por ahora. Más información muy pronto “, reza el texto en la página en la que el vídeo antes parecía.

Este video representa uno de los últimos arrestos del moribundo movimiento ambientalista volcado a mantener vivo el asunto del calentamiento global antropogénico. El nivel absoluto de desesperación, el vitriolo y la idiotez que figuran en el clip de cuatro minutos es indicativo de un grupo ideológico que está perdiendo el debate científico y por lo tanto son obligados a recurrir a la propaganda burda y vil, en un intento de empujar su mensaje desacreditado por las narices de la gente.

“¿Qué estaban pensando? No estaban, porque esto va a tener un efecto exactamente contrario al que tenían en mente. No tengo palabras para describir mi disgusto con el vídeo “, escribió el prominente ecéptico del cambio climático Anthony Watts.

“Este es el discurso del odio, puro y simple. Legitima casi cualquier acción en contra o la caracterización de los que no están de acuerdo con la versión más histérica de catastrófica y cataclísmica del clima.  “disparen a todos y dejen que Dios se encargue de ellos”, escribe Thomas Fuller.

El uso de niños de diez años de edad, como actores y víctimas es un toque particularmente ingenioso.

Cuando DDB creó un anuncio que muestra WWF estrellándose contra el World Trade Center para pedir apoyo para el activismo verde, era grotesco, de mal gusto y un insulto a todos los que sufrieron pérdidas el 11 de septiembre de 2001. Hubiera sido imposible imaginar una más cruda, llamada al activismo verde.

Hasta ahora.

Para cualquiera que se pregunta por qué los escépticos no confían en los comunicados presentadas por sus equipo, deberían  preguntarse hasta qué punto cualquier signo de razón podría estar contaminado por el hedor de basura como esta.

El Físico Checo Luboš Motl va aún más lejos en su condena del clip, la descarga en la actríz de X-files Gillian Anderson, que proporcionó la voz en off del vídeo. “Es ella realmente una aberración nazi como aparece?”, Motl pregunta.

El movimiento 1010 escogió promover abiertamente el genocidio. No es simplemente la promoción …. Lo están planeando. Son realmente la planificación de formas de como reducir las emisiones globales de CO2 en un 10% al año. Y, en efecto, el genocidio similar al que presentan en el video es la única manera plausible como eso se puede lograr.

La CIA, el FBI, y otros deberían ir tras el cuello de la escoria inhumana responsable del movimiento 10:10 y aquellos que los protegen. Estas personas son una amenaza real no sólo para nuestro bienestar, sino para nuestra salud y vida.

“James Lee se suicidó demasiado pronto; seguramente habría estado encantado por esta película”, añade Motl, refiriéndose al hombre armado que entró en un edificio de Discovery Channel con explosivos y tomó rehenes en una protesta contra la falta de atención sobre el calentamiento global antes de ser asesinado por la policía.

Al igual que los personajes en el video, Lee expresó su inclinación por matar a los bebés y los niños en una carta publicada en Internet antes de sus acciones.

La visión enferma y retorcida del movimiento 10:10 de asesinar a los escépticos del calentamiento global antropogénico y de hecho cualquier persona que se niegue a adoptar su sistema de creencia es compartida por la inmensa mayoría de prominentes alarmistas del cambio climático.

Como se ha documentado exhaustivamente, el movimiento del calentamiento global no es más que una fachada para la religión de la muerte – neo-eugenesia – y la agenda para imponer  medidas draconianas de control de la población y el fascismo ecológico en nombre de salvar al planeta.

Los líderes de este nuevo culto incluyen personas como el guru ambientalista finlandés Pentti Linkola, que ha pedido que quienes nieguen el cambio climático sean “reeducados” en campos de concentración ecológicos y que la gran mayoría de los seres humanos se mantengan el resto de sus vidas esclavizados y controlados por una Policía Ambientalista liderada por el Estado.  El además sugiere que las personas sean esterilizadas a la fuerza, que sus coches sean confiscados y que se restrinjan los viajes a todos, excepto a los  miembros de la élite.

Linkola fervientemente disfrutaría usar el botón rojo que muestra el anuncio del movimiento 1010 para liquidar los escépticos, ya que dijo una vez que una nueva guerra mundial sería “una ocasión feliz para el planeta”, ya que acabaría con decenas de millones de personas.

Como hemos documentado, aunque no va tan lejos como Linkola, el movimiento eco-fascista está atrayendo a defensores prominentes, incluyendo a James Lovelock, el creador de la hipótesis Gaia. Lovelock declaró a The Guardian a principios de este año que “la democracia debe ser suspendida” para combatir el calentamiento global y que “algunas personas con autoridad” deberían controlar el planeta.

Este sentimiento fue compartido por el autor y ambientalista Keith Farnish, quien en un libro reciente llamó a que se cometan actos de sabotaje y terrorismo ambiental como destruir represas y la demolición de las ciudades con el fin de devolver el planeta a la era agraria. Otro prominente alarmista de la NASA y del calentamiento global aliado de Al Gore, el Dr. James Hansen aprobó el libro de Farnish.

Otra figura destacada en el debate sobre el cambio climático que ejemplifica el sistema de creencias violento y obsesionado por la muerte del movimiento es el Dr. Eric R. Pianka, un biólogo estadounidense que trabaja en la Universidad de Texas en Austin. Durante un discurso ante la Academia de Ciencias de Texas en marzo de 2006 Pianka defendió la necesidad de exterminar a un 90% de la población mundial a través de los virus de ébola en el aire. La reacción ante el discurso presenciado por profesores y científicos no fue una de shock o repulsión; sino que se pusieron de pie y aplaudieron a Pianka por sus ideas de genocidio en masa.

El actual zar de la ciencia de la Casa Blanca, John P. Holdren también defiende las prácticas más obscenamente dictatoriales,  eco-fascistas, e inhumanas en nombre del ecologismo. En su libro de 1977 Ecoscience, Holdren pide un “régimen planetario” para llevar a cabo abortos forzados y procedimientos de esterilización obligatoria, así como drogar el suministro de agua, en un intento de sacrificio de los excedentes humanos.

Dado que estos son los individuos a la vanguardia del movimiento ecologista, es una sorpresa que ahora estemos viendo sus puntos de conversación apareciendo en comerciales depravados y corruptos como el clip del movimiento 10:10 Global, que promueve abiertamente la idea de una solución “definitiva” para los disidentes que se niegan a ser adoctrinados por el culto que ellos lideran.

Esta película demuestra más allá de toda duda que los alarmistas del calentamiento global antropogénico han verdaderamente perdido el debate científico racional en cuanto a las causas del cambio climático y acaban recurriendo a amenazas sobre cualquier persona quien no esté de acuerdo con ellos.

Aunque la organización detrás de esta película espera marcar el 10 de octubre como la fecha en que su mensaje eco-fascista sería ampliamente difundido, como resultado directo del tono vulgar y aterrador de la película, todo lo que han realmente logrado es sembrar la semilla de su propia destrucción, y la garantía de que 10:10 será recordado como otro clavo en el ataúd del alarmismo del calentamiento global.

Paul Joseph Watson es el autor del libro Order Out Of Chaos y escritor para el sitio prisonplanet.com