La riqueza y desigualdad extremas son responsables del collapso de la Humanidad

Los ingresos anuales de las 100 personas más ricas es suficiente para acabar con la pobreza mundial cuatro veces, dice informe.

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | ENERO 21, 2012

Nos guste o no, el dinero manda y entre más concentrados están el dinero y el poder, más concentradas estarán la riqueza y la pobreza. La cuestión no es si la concentración de dinero, recursos y el proceso de toma de decisiones perjudica al mundo como un todo. Tenemos muchos ejemplos en el siglo 20 para citar en cualquier conversación. La pregunta que pocos se hacen, pero que las élites han respondido ya, es como debería encaminarse la riqueza de un bolsillo a otro.

Está claro que el puñado de familias que lo controlan todo no lo adquirieron a través de medios legales, morales y éticos. Lo han acumulado a través de décadas o quizás siglos de poseer monopolios cuidadosamente construidos. Se las arreglaron para crear y mantener monopolios de toda actividad humana importante y fue así cómo la riqueza se movió a sus arcas durante décadas.

A pesar de saber quienes son los verdaderos ricos y cómo se las han arreglado para aumentar su poder y control sobre el resto de la población, el 99,9% de los políticos – que abiertamente trabajan para ellos – siguen funcionando como guardianes, diciendo a sus representados que los ricos son los que ganan entre $ 250.000 y $ 1 millón y que esas personas supuestamente ricas deben pagar más impuestos para ayudar a combatir la crisis económica actual. Así es como los más ricos están llevando a cabo la mayor transferencia de dinero de la clase media y los pobres en la historia.

La desigualdad ha crecido de manera exponencial sin duda, pero del mismo modo que ha crecido sin control podría también haber sido erradica. La pobreza y la desigualdad no se han eliminado porque los verdaderamente poderosos no tienen la intención de hacerlo. Cuando se habla de poner fin a la extrema riqueza, los participantes en ese debate deben entender que la riqueza extrema seguirá existiendo siempre que los monopolios sean la base de todos los modelos de desarrollo. Esos monopolios incluyen los gestionados por las grandes corporaciones, así como el menor número aún controlado por los gobiernos.

Si la riqueza extrema – cuando se utiliza correctamente – tiene el potencial de acabar con la pobreza mundial cuatro veces, como dice el informe de Oxfam, significa que el mundo tiene la herramienta que necesita para acabar con la pobreza. Esto nos lleva a mirar cómo la pobreza puede ser abordada. Como el informe señala correctamente, la clave es abordar la desigualdad, es decir, ayudar a la riqueza a pasar por más manos.

Como se ha visto en la última década, las élites no están dispuestas a renunciar a sus monopolios. De hecho,  han logrado fortalecerlos aún más, lo que debilita el proceso de toma de decisiones a nivel nacional. Eso es exactamente lo contrario de lo que se necesita. El verdadero desarrollo y crecimiento – el que no se basa en falsos productos y servicios financieros – sólo se hará realidad si los países establecen una manera nueva, sin precedentes para hacer negocios. El nuevo modelo debe incluir desprenderse de las organizaciones y grupos que esposaron su libertad para decidir su propio destino y gobernar realmente para sus pueblos.

En estos momentos, las corporaciones que actúan a través de organizaciones supranacionales dictan las políticas que los gobiernos deben seguir con respecto al uso de sus recursos. El mismo modelo es seguido por los organismos financieros internacionales, que todavía dictan las políticas económicas y financieras que han de seguirse en el plano mundial. Las políticas que dieron a los más ricos su riqueza y poder se han extendido en lugar de haber sido diluidas. En este escenario, no hay forma de acabar con la pobreza y hacer frente a la desigualdad.

“A nivel mundial, el 1% (60 millones de personas), y en particular el aún más selecto 0,01% (600.000 personas – hay alrededor de 1.200 multimillonarios en el mundo -, en los últimos treinta años ha tenido un increíble frenesí. Esto no se limita a los EE.UU., o incluso a los países ricos. En el Reino Unido, la desigualdad está rápidamente volviendo a niveles no vistos desde la época de Carlos Dickens. En China el 10% más rico de la poblacián acumula cerca del 60% de los ingresos. “

Pero la desigualdad es aún mayor en los países más pobres, donde los líderes son aún más propensos a aceptar sobornos de las corporaciones y las organizaciones internacionales a fin de cederles poder y riqueza. “A nivel mundial los ingresos del 1% más rico ha aumentado un 60% en veinte años. El crecimiento de los ingresos del 0,01% ha sido aún mayor “, dice el informe de Oxfam.

A pesar de que la actual crisis mundial se presentó como una gran oportunidad para que los gobiernos se  replantearan sus formas de administrar la economía, la última década ha transcurrido sin ningún tipo de logros significativos para poner fin a la desigualdad. De hecho, la desigualdad ha crecido hasta tal punto que “el mercado de bienes de lujo ha registrado un crecimiento de dos dígitos cada año desde que se desató la crisis. Si se trata de un coche deportivo o un super-yate, caviar o champán, nunca ha habido una mayor demanda de los lujos más caros “.

Organizaciones como el Fondo Monetario Internacional, la entidad que prosperó mientras destruía naciones del tercer mundo mediante la imposición de un modelo de desarrollo basado en la deuda, advierte sobre la posibilidad de que la desigualdad podría llevar a disturbios civiles. Pero el FMI no emite la advertencia como un llamado a un cambio real con respecto a la desigualdad a pesar de que una de las principales consecuencias de la concentración de la riqueza es la destrucción del sistema económico.

Eso es correcto. Tener más pobreza y desigualdad es más costoso que tener igualdad, pero a los dueños de los monopolio no les importa porque ellos no son los que pagan la factura. Los países, mediante la aceptación de los modelos económicos y financieros que crean la pobreza extrema y la desigualdad, son los que terminan pagando la cuenta. Si no es así, los gobiernos cobran impuestos altísimos a la clase media y los pobres para pagar los intereses sobre su deuda; o entonces ceden grandes porciones de tierra y recursos que de otra manera habrían creado riqueza y crecimiento en sus naciones.

“Hay simplemente un límite a la cantidad de yates de lujo que una persona pueda desear o poseer. Los salarios en muchos países apenas han aumentado en términos reales durante muchos años, con la mayoría de las ganancias dirigidas al capital. Si este dinero fuese repartido uniformemente por toda la población, entonces daría a más personas más poder adquisitivo, lo que a su vez impulsaría el crecimiento y reduciría la desigualdad “, dijo el multimillonario Nick Hanauer. Eso todavía mantendría al 1% en la parte superior, pero permitiría a los pobres y la clase media mejorar sus condiciones de vida a pasos agigantados.

Desafortunadamente, la mayoría de los multimillonarios no piensan como Hanauer. A pesar de que la extrema riqueza en manos de unas pocas familias deprime la demanda y limita o incluso erosiona el crecimiento, es eso lo que los globalistas que hacen parte del 1% quieren. Ellos ya tienen todo lo que quieren y más, así que seguidamente les niegan al resto de la gente la posibilidad de alcanzar los mismos niveles de éxito, pues para ellos la igualdad eventualmente representaría una oportunidad potencial para su reinado sea cuestionado. Es precisamente de este pensamiento de donde las élites produjeron el modelo de gobierno que condujo el mundo durante el último siglo.

La concentración de la riqueza ha funcionado bastante bien para las élites, que con éxito se infiltraron en las entidades gubernamentales para presionar a los políticos y destruir repúblicas de adentro hacia afuera. El dinero y el poder han corrompido a la clase política, que al principio de la historia ocupaba un cargo público simplemente para gestionar un marco burocrático sencillo. “En el Reino Unido, el partido gobernante (conservador) recibe más de la mitad de sus donaciones de la industria de servicios financieros. La captura de los políticos por las élites es también muy frecuente en los países en vías de desarrollo, dando lugar a políticas que benefician a los más ricos y no a la mayoría pobre, incluso en las democracias “, confirma el informe de Oxfam.

Pero el poder de las élites no sólo ha sido utilizado para comprar políticos en todas partes. También fue utilizado para conducir las divisiones sociales, las guerras raciales y la lucha de clases. El hecho de que más personas viven en la pobreza y la miseria dificulta la movilidad social, lo que garantiza aún más la pobreza y la desigualdad al tiempo que promueve la volatilidad social. La desigualdad es quizá la enfermedad más peligrosa, ya que promueve la violencia, daña la salud mental, aumenta la delincuencia y destruye las sociedades. Ese ambiente es exactamente el lugar en el que las grandes corporaciones – de propiedad de las elites – prosperan más. Sociedades destruidas y que carecen de identidad son suelos fértiles para la inseguridad, el uso masivo de productos farmacéuticos, la militarización y la vigilancia.

Un uso desigual de la riqueza y los recursos también se traduce en el agotamiento de los recursos naturales, no por el pueblo, como los globalistas quieren hacernos creer, sino por las grandes corporaciones que abusan muchas reservas naturales para producir grandes cantidades de baratijas que sirven como distracciones para esclavizar a la población, mientras causan graves daños al medio ambiente. La gente pobre o gente de clase media no puede ser más culpada de la degradación del medio ambiente que la clase oligarca que abusa de los recursos naturales para la fabricación de trastos inútiles que nadie necesita, pero que todo el mundo quiere tener. La sustentabilidad, cuando no secuestrada por el falso movimiento ambientalista, el cual es apoyado por la élite, es un objetivo deseable, siempre y cuando no prevenga que las naciones del tercer mundo puedan disfrutar de los beneficios ya experimentados en los países ricos, donde se encuentra la mayor concentración de la riqueza.

Las sociedades desiguales en última instancia, llegan a ser inmorales. Una población corrupta, mentalmente enferma mental es más conformada y abierta a la violencia como una cosa normal. Tome Brasil como ejemplo. Pocos países en el mundo en desarrollo experimentan un grado tan alto de ineficiencia, corrupción y conformismo social, como en Brasil. Se podría decir que la degeneración está en el ADN de la mayoría de los brasileños y el resultado esperado es la degeneración masiva.

Desafortunadamente, informes como el publicado por Oxfam decepciona cuando se trata de encontrar soluciones para poner fin a la pobreza y la desigualdad. El informe alaba a Bill Gates y Warren Buffet por ‘deshacerse’ de sus fortunas y cita su acción como un ejemplo para otros multimillonarios, como si no nos diéramos cuenta de la falacia detrás de sus empresas caritativas. También pide que se formen programas socialistas masivos patrocinadas por el gobierno para darle baratijas gratis a todo el mundo que lo desee. Propone que se use dinero del gobierno – entiendase de los contribuyentes – para mantener a las personas que se quedan sin trabajo, en lugar de promover la autonomía personal y la responsabilidad a través del ahorro y la gestión adecuada de los ingresos a nivel individual o de la familia.

Hacia el final, pide la creación de regulaciones gubernamentales e impuestos como instrumentos para el control de la riqueza extrema. Los autores se contradicen ya que anteriormente señalaron que los políticos en el gobierno no han hecho otra cosa que trabajar para las élites y han sido cómplices del actual nivel de extrema desigualdad. Es evidente que ningún gobierno tiene el coraje de cobrar impuestos efectivamente al 1%, de la misma forma que tienen la voluntad de cobrarlos de la clase media y los pobres. Es difícil ver cómo los políticos que ayudaron a los ricos a llegar a donde están, de repente se volverán contra ellos.

El informe de Oxfam cita sugiere el uso de impuestos progresivos como la mejor herramienta para llevar a cabo una ‘adecuada’ redistribución de la riqueza. ¿No es este el sueño de Barack Obama? También es el futuro previsto por Hugo Chávez, Fidel Castro y el cabal anglosajón que en 2012 logró ganar el control completo de la Unión Europea. El informe pone a Warren Buffet en un pedestal por pedir más impuestos para los ricos, lo que realmente significa hacer lo que Obama acaba de hacer en Estados Unidos: imponer más impuestos a la clase media, no al 1%. Oxfam quiere un impuesto mínimo global, que con toda seguridad será recogido por el Banco Mundial o una organización supranacional similar, sin rendir cuentas a ningún Estado.

No, la desigualdad extrema no terminará imponiendo más impuestos a nadie. De hecho, siempre que se imponen menos impuestos los gobiernos acaban recaudando más dinero. Si alguien quiere poner fin a la pobreza extrema, la respuesta no es dar más poder a los ultra ricos, sino poner fin a los monopolios que eliminan la competencia real, impiden la innovación, estancan el crecimiento económico, destruyen las pequeñas y medianas empresas en todas partes y acumulan dinero y recursos en pocas manos.

The Real Agenda permite la reproducción del contenido original publicado en el sitio SOLAMENTE a través de las herramientas proporcionadas al final de cada artículo. Por favor NO COPIE contenido de nuestro sitio para redistribuirlo o enviarlo por correo electrónico.

Alarmistas do clima propõem esterilização e infanticídio

As técnicas para alcançar a redução da população incluem a esterilização em massa através de vacinas, o planejamento familiar obrigatório em troca por ajuda estatal.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Dezembro 10, 2010

Apenas alguns meses depois que um documento das Nações Unidas revelou o plano que os alarmistas do clima pretendem culpar a “superpopulação” como um mantra para reviver o desacreditado aquecimento global como um meio de desmantelamento da classe média, o bilionário Ted Turner salientou a mesma coisa durante um almoço em Cancún, exortando o mundo a adoptar a política brutal da China de permitir apenas um filho por família, e até sugeriu que os pobres devem ser esterilizados em troca de ajuda do governo.

Depois de um discurso precedido pelo economista Brian O’Neill, do Centro para a Pesquisa Atmosférica, nos Estados Unidos, que concluiu com a ideia de que uma população crescente está contribuindo para uma aceleração do crescimento das emissões, o Tio Ted lembrou que os escravos não devemos aspirar a seguir o seu exemplo de ter cinco filhos, e se fizemos isso devemos enfrentar a ira de uma política de natalidade no estilo chinês, que envia as mulheres que desafiam seus editais para “campos de reeducação”, depois de terem sido espancadas e forçadas a injetar-se para acabar com a vida de seus bebês no útero, é claro.

O Sr. Turner – um defensor do controle da população – disse que o estresse ambiental sobre a Terra exige soluções radicais, sugerindo que os países deveriam seguir o exemplo da China em estabelecer uma política de ter um filho único para reduzir a população mundial ao longo do tempo. Ele acrescentou que os direitos da fertilidade podem ser vendidos para as pessoas pobres podem e assim elas se beneficiem de sua decisão de não se reproduzir “, relata o jornal Globe and Mail.

O segredo por trás do pedido de Turner para impor uma política tirânica como a da China, que é administrada pela polícia secreta e de “planejamento familiar”, -seqüestram, drogam e obrigam as mulheres a abortar-, não tem nada a ver com a sua preocupação com o meio ambiente.

Turner tem cinco filhos e possui nada menos que 2.000.000 hectares de terra. Ele é o maior proprietário do planeta, atrás apenas das famílias reais da Europa. Turner tem defendido publicamente programas para reduzir e sacrificar a população humana em um 95%, um valor que só pode ser alcançado através de genocídio em massa, o aborto e o infanticídio.

No terceiro mundo, Turner deu bilhões para a redução da população, especialmente através dos programas das Nações Unidas, junto com Bill e Melinda Gates e Warren Buffet (o pai de Gates tem sido um membro da Planned Parenthood e sua política eugênica.) Gates tem dado palestras em que promove o uso de vacinas e do aborto como meio de reduzir a população mundial e à redução das emissões de CO2.

A alegação de que os cuidados de saúde através da vacinação podem salvar vidas, mas também reduzir o número de pessoas no planeta é um oxímoro, a menos que Gates se refere às vacinas para esterilizar as pessoas, que é precisamente o mesmo método preconizado no livro escrito pelo consultor científico atual para a Casa Branca, John P. Holdren chamado Ecoscience. Este livro defende uma ditadura ou “regime global” para impor medidas draconianas para reduzir a população através de todos os tipos de técnicas de opressão, inclusive a esterilização.

Isto é o que Gates e Turner discutiram quando se encontraram em segredo, com pessoas como George Soros, David Rockefeller e Oprah Winfrey, em um encontro privado de bilionários em Manhattan, no ano passado, um esquema que incidiu sobre como estes globalistas poderiam usar sua riqueza para “deter o crescimento da população global. ”

Como é eminentemente provável, a agenda real por trás atiçar as chamas do medo sobre a superpopulação, é a redução do nível de vida em todo o mundo, para impedir que o terceiro mundo se torne economicamente próspero, enquanto evisceram a classe média das nações ocidentais. Não tem nada a ver com o cuidado do meio ambiente ou o planeta. Simplesmente é apenas mais um Cavalo de Tróia para avançar sua tirania globalista.

Este fato foi admitido em um plano da ONU vazado que surgiu em setembro. O documento exorta os alarmistas das alterações climáticas a promover o tema da “superpopulação” como um substituto para o “aquecimento global”, embora admitem que o objetivo final é “limitar e reorientar as aspirações de uma vida melhor para o crescimento da classe média em todo o mundo”; em outras palavras, para convencer as massas, que terão de se contentar com um estado de pobreza para salvar o planeta do Armagedon. Naturalmente, o tio Ted pode manter os seus 2 milhões de hectares e cinco crianças que vão procriar ad infinitum.

A superpopulação é um mito. Dados da ONU indicam claramente que a população se estabilizará em 2020 e, em seguida, cairá dramaticamente depois de 2050 de uma forma natural. Como The Economist relatou: “A fertilidade está diminuindo e o número de membros da família está diminuindo, como no Brasil, na Indonésia, e até mesmo partes da Índia, onde as pessoas pensam que está explodindo com novos nascimentos. Como mostra esta informação, a taxa de fertilidade de metade do mundo agora é de 2,1 ou menos, o número mágico que é consistente com uma população estável e é muitas vezes chamado de “taxa de reposição da fertilidade.” Em algum momento entre 2020 e 2050, a taxa global de fertilidade será inferior à taxa de reposição em geral. ”

Para se destacar, não só os números indicam claramente que a superpopulação é um susto artificial, mas que os alarmistas têm sido forçados a admitir que estão alimentando temores a fim de reduzir os padrões de vida no Ocidente e, portanto, lançar o seu plano de redistribuição de riqueza mundial.

E nem por um segundo se iluda pensando que esta “redistribuição da riqueza” alegada irá se manifestar em uma espécie de utopia socialista. Como foi descoberto durante a Reunião de Copenhague, a agenda de “redistribuição da riqueza” em grande parte se concentra na pilhagem das riquezas da classe média nos países mais ricos, através de impostos de carbono e, em seguida, usar esse dinheiro para financiar a construção de um governo mundial. Como revelado no texto dinamarquês (danish text), o dinheiro gerado a partir de impostos sobre o consumo irá diretamente para o Banco Mundial, e não para países em desenvolvimento.

Mesmo se você acredita na charlataneria distribuídos sobre a supepopulação, duvido que você concorde com os globalistas que para “resolver o problema”, devemos matar 95 por cento da humanidade, destruir a prosperidade e a liberdade econômica ou assegurar que o terceiro mundo continue sendo escravizados por montanhas de dívida com o FMI e o Banco Mundial.

Ted Turner é um industrial bilionário, com cinco filhos, dois milhões de acres de terra e uma rede de interesses comerciais que emitem mais dióxido de carbono em um ano do que todas as pessoas que lêem este artigo juntos na vida podem emitir. E ele está dizendo para você fazer sacrifícios, não ter filhos e vender os seus direitos reprodutivos, esterilizar, reduzir seu padrão de vida, assim como Al Gore charlatanea sobre o nível do mar causado pelo aquecimento global, em quanto compra propriedades e constrói mansões que valem milhões de dólares em pontos turísticos ao redor do mundo.

Quantas mais provas são necessárias para que as pessoas aceitam o fato de que a superpopulação é um mito que foi seqüestrado por alarmistas do aquecimento global que estão agora usándo-lo como um substituto para a desacreditada ciência sobre o aquecimento global antropogénico, para a construção de uma nova ordem mundial, que será inteiramente baseada em sufocar a classe média e tornar as pessoas mais dependentes do governo, tornando-se assim em arquitetos da sua própria escravidão?

Alarmistas del Cambio Climático proponen Esterilización e Infanticidio

Las técnicas para lograr la reducción de la población incluyen la esterilización masiva a través de las vacunas, planificación familiar obligatoria que se hacen efectivos a cambio de ayuda estatal.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Diciembre 9, 2010

Apenas unos meses después de que un documento de la ONU revelara el plan que los alarmistas del cambio climático pretendían dar como excusa -la sobrepoblación- como mantra para resucitar el desacreditado calentamiento global como un medio de desmantelamiento de la clase media, el multimillonario Ted Turner hizo énfasis en lo mismo durante un almuerzo en Cancún, instando al mundo a adoptar la brutal política China de permitir un solo hijo, e incluso sugirió que los pobres deben ser esterilizados a cambio de dádivas del gobierno.

Después de un discurso dado por el economista Brian O’Neill, del Centro de Investigación Atmosférica de los Estados Unidos, que concluyó con la idea que una población en rápido aumento está contribuyendo a una aceleración del crecimiento de las emisiones, el tío Ted salió a recordar que los esclavos como nosotros no deben aspirar a seguir su ejemplo de tener cinco hijos, limitándose a uno o a enfrentar la ira de una política infantil al estilo chino, que envía a las mujeres que desafían sus edictos a “campos de reeducación,” una vez que han sido golpeadas y forzadamente inyectadas para acabar con la vida de sus bebés dentro del vientre, por supuesto.

“El Sr. Turner – un defensor del control de la población – dijo que el estrés ambiental en la Tierra requiere de soluciones radicales, lo que sugiere que los países deberían seguir el ejemplo de China en el establecimiento de una política de tener un hijo único para reducir la población mundial a través del tiempo. Añadió que los derechos de fertilidad podrían ser vendidos para que las personas pobres puedan beneficiarse de su decisión de no reproducirse “, informa el Globe and Mail.

El secreto detrás del llamado de Turner para que las naciones occidentales impongan una política tiránica -que en China es administrada por la policía secreta y de “planificación familiar”, que secuestran, drogan fuerzan a las mujeres a abortar bebés- no tiene nada que ver con su preocupación por el medio ambiente.

Turner tiene cinco hijos y es dueño de nada menos que 2 millones de acres de tierra. Él es el mayor propietario de tierras privadas en el planeta, por debajo sólo de las familias reales de Europa. Turner ha defendido públicamente programas de reducción de la población que sacrifiquen a la población humana en un asombroso 95%, una cifra que sólo puede lograrse a través del genocidio total, el aborto y el infanticidio en masa.

En el tercer mundo, Turner ha aportado miles de millones a la reducción de la población, especialmente a través de los programas de las Naciones Unidas, junto con Bill y Melinda Gates y Warren Buffet (el padre de Gates ha sido un miembro de Planned Parenthood y su política eugenista). Gates ha dado discursos en los que promueve el uso de vacunas y el aborto como medios para reducir la población mundial y la reducción de las emisiones de CO2.

El pretender que la atención de salud a través de vacunas puedan salvar vidas pero al mismo tiempo disminuir el número de habitantes en el planeta es un oxymoron, a menos que Gates se refiera a las vacunas que esterilizan a la gente, que es precisamente el mismo método que se propugna en el libro escrito por el actual asesor científico de la Casa Blanca, John P. Holdren titulado Ecoscience. Este libro aboga por una dictadura o “régimen planetario” para hacer cumplir las medidas draconianas de reducción de la población a través de toda clase de técnicas de opresión, incluida la esterilización.

Esto es lo que Gates y Turner discutieron cuando se reunieron en secreto con gente como George Soros, David Rockefeller y Oprah Winfrey en una reunión privada de multimillonarios en Manhattan el año pasado, una confabulación que se centró en cómo estos globalistas podrían usar su riqueza para “frenar el crecimiento de la población mundial. ”

Como es manifiestamente probable, la agenda verdadera detrás de avivar las llamas de los temores acerca de la sobrepoblación es reducir los niveles de vida a nivel mundial, al impedir que el tercer mundo nunca llegar a ser económicamente próspero, a la vez que evisceran las clases medias de las naciones occidentales. No tiene nada que ver con el cuidado del ambiente o el planeta y no es más que otro caballo de Troya que los globalistas invocan para avanzar su tiranía.

Este hecho fue admitido en un plan de la ONU filtrado que surgió en septiembre. El documento pide a los alarmistas del cambio climático impulsar el tema de la “sobrepoblación” como un reemplazo para “el cambio climático”, si bien admiten que el objetivo final es “limitar y reorientar las aspiraciones de una vida mejor de la creciente clase media en todo el mundo”, en otras palabras, para convencer a las masas que van a tener que contentarse con un estado de pobreza para salvar el planeta de Armagedón. Por supuesto, el tío Ted podrá quedarse con sus 2 millones de acres y sus cinco hijos quienes pasarán a procrear ad infinitum.

La sobrepoblación es un mito. Las propias cifras de la ONU indican claramente que la población se estabilizará en 2020 y luego caerá dramáticamente después de 2050 de una manera natural. Como The Economist informó: “La fertilidad está cayendo y el número de miembros de las familias se está reduciendo -como en Brasil, Indonesia, e incluso partes de la India- que la gente piensa que está explotando con nuevos nacimientos. Como está información muestra, la tasa de fecundidad de la mitad del mundo ahora es 2.1 o menos; el número mágico que es consistente con una población estable y se suele denominar “la tasa de reposición de la fertilidad”. En algún momento entre 2020 y 2050 la tasa mundial de fecundidad estará por debajo de la tasa de sustitución global “.

Para destacar, no sólo los números indican claramente que la sobrepoblación es un susto artificial, pero también que los alarmistas se han visto obligados a admitir que están avivando los temores a fin de reducir los niveles de vida en el oeste y por lo tanto poner en marcha una redistribución “mundial de la riqueza. ”

Y no por un segundo se deje engañar en pensar que esta supuesta “redistribución de la riqueza” se manifiestará en una especie de utopía socialista. Como se descubrió durante la cumbre de Copenhague, el programa de “redistribución de la riqueza” en gran parte se centra en el saqueo de la riqueza de las clases medias en los países más ricos a través de impuestos sobre el carbono y luego se usará ese dinero para financiar la construcción de un gobierno mundial. Como reveló el “texto danés”, el dinero generado por impuestos al consumo irá directamente al Banco Mundial, no para los países en desarrollo.

Aún si usted cree en la charlatanería distribuida sobre la superpoblación, los hombres con facultad para “resolver el problema”, han declarado que su principal objetivo es matar a un 95 por ciento de la humanidad, destrozar la prosperidad y la libertad económica en el oeste, así como velar por que el tercer mundo siga siendo esclavizado con montañas de deuda al Banco Mundial y el FMI.

Ted Turner es un industrial multimillonario con cinco niños, 2 millones de acres de tierra y una red de intereses empresariales que combinado debe arrojar más dióxido de carbono en un año que todas las personas que leen este artículo juntos en la vida podrían emitir. Y él le está diciendo a usted que haga sacrificios, que no tenga hijos y que venda sus derechos reproductivos y se esterilizarse, para reducir su nivel de vida, al igual que Al Gore charlatanea sobre la subida en los niveles del mar causados por el calentamiento global, mientras que compra propiedades por millones de dólares en puntos turísticos alrededor del mundo.

¿Cuánta más evidencia se necesita para que la gente acepte el hecho de que la sobrepoblación es un mito y que ha sido secuestrado por los alarmistas del calentamiento global que ahora lo están utilizando como un sustituto de la ciencia del cambio climático desacreditado para construir su nuevo orden mundial, que se basa por completo en exprimir a la clase media y hacer a la gente más dependiente de un gobierno grande, convirtiéndose así en los artífices de su propia esclavitud?

Ted Turner’s Call for a One Child Policy

Techniques to achieve population reduction include massive sterilization through vaccines, infanticide, and mandatory brutal pre-natal controls in exchange for government aid.

Paul Joseph Watson

CNN founder and population reduction advocate, Ted Turner

Just months after a leaked UN blueprint that revealed climate change alarmists would start pushing “overpopulation” fears in favor of the discredited mantra of global warming as a means of dismantling the middle class, billionaire globalist Ted Turner followed suit during a Cancun luncheon yesterday when he urged the world to adopt China’s brutal one-child policy, and even suggested poor people should be sterilized in return for government handouts.

Following a speech by economist Brian O’Neill from the U.S.’s National Center for Atmospheric Research which “concluded that a rapidly rising global population is contributing to an acceleration of emission growth,” Uncle Ted stepped in to remind us that mere slaves should not aspire to follow his example of having five children, restricting themselves to one or being made to face the wrath of a Chinese-style one child policy, which sends women who defy its edicts to “re-education camps,” once they have been beaten, forcibly injected and had their baby boiled alive inside their womb of course.

“Mr. Turner – a long-time advocate of population control – said the environmental stress on the Earth requires radical solutions, suggesting countries should follow China’s lead in instituting a one-child policy to reduce global population over time. He added that fertility rights could be sold so that poor people could profit from their decision not to reproduce,” reports the Globe and Mail.

The secret behind Turner’s call for western nations to enforce a tyrannical policy that in China is administered by undercover police and “family planning” authorities who kidnap, force drug and then forcibly abort babies of pregnant women, has nothing whatsoever to do with his concern for the environment.

Turner himself has five children and owns no less than 2 million acres of land. He is the largest private landowner on the planet, falling short of only the royal families of Europe. Turner has publicly advocated shocking population reduction programs that would cull the human population by a staggering 95%, a figure only achievable by outright genocide, mass abortion and infanticide.

In the third world, Turner has contributed literally billions to population reduction, namely through United Nations programs, leading the way for the likes of Bill & Melinda Gates and Warren Buffet (Gates’ father has long been a leading board member of Planned Parenthood and a top eugenicist). Gates himself has given speeches in which he promotes the use of vaccines and abortion as a means of reducing global population and lowering CO2 emissions.

Quite how an improvement in health care through vaccines that supposedly save lives would lead to a lowering in global population is an oxymoron, unless Gates was referring to vaccines that sterilize people, which is precisely the same method advocated in White House science advisor John P. Holdren’s 1977 textbook Ecoscience, which calls for a dictatorial “planetary regime” to enforce draconian measures of population reduction via all manner of oppressive techniques, including sterilization.

This is what Gates and Turner discussed when they met in secret with the likes of George Soros and David Rockefeller at a private gathering of billionaires in Manhattan last year, a confab focused around how these globalists could use their wealth to “slow the growth of the world’s population.”

As is manifestly probable, the true agenda behind fanning the flames of fears about overpopulation is to reduce living standards globally, by preventing the third world from ever becoming economically prosperous, while also eviscerating the middle classes of western nations. It has nothing whatsoever to do with saving the earth and is merely another convenient trojan horse that globalists invoke to advance their tyranny.

This fact was admitted in a leaked UN blueprint which emerged in September. The document called for alarmists to push “overpopulation” as a replacement for “climate change,” while conceding that the ultimate goal was to “limit and redirect the aspirations for a better life of rising middle classes around the world,” in other words, to convince the masses that they will have to be content with a state of near poverty in order to save the planet from Armageddon. Although Uncle Ted will get to keep his 2 million acres and his five kids will go on to procreate ad infinitum, naturally.

Overpopulation is a myth. The UN’s own figures clearly indicate that population is set to stabilize in 2020 and then drop dramatically after 2050. As the Economist reported, “Fertility is falling and families are shrinking in places— such as Brazil, Indonesia, and even parts of India—that people think of as teeming with children. As our briefing shows, the fertility rate of half the world is now 2.1 or less—the magic number that is consistent with a stable population and is usually called “the replacement rate of fertility”. Sometime between 2020 and 2050 the world’s fertility rate will fall below the global replacement rate.”

To emphasize, not only do the numbers clearly indicate that overpopulation is a contrived scare, but the scaremongers themselves have been caught admitting that they are fanning the fears in order to reduce living standards in the west and consequently set in motion a “global redistribution of wealth.”

And don’t for a second be fooled into thinking that this so-called “global redistribution of wealth” will manifest some kind of socialist utopia. As was uncovered during the Copenhagen summit, the program of “global redistribution of wealth” largely centers around looting the wealth of the middle classes in richer countries through carbon taxes and then using that money to bankroll the construction of world government. As the leaked “Danish text” revealed, the money generated from consumption taxes will go directly to the World Bank, not to developing countries.

Let me emphasize again, even if you believe the claptrap circulated about overpopulation, the men being empowered to “solve the problem” have stated that their primary goal is to kill 95 per cent of humanity while destroying prosperity and economic freedom in the west, as well as ensuring that the third world remains in mountains of debt to the World Bank and IMF.

This is akin to hiring Ted Bundy to spearhead a program aimed at alleviating an epidemic of physical abuse towards women. It would be like appointing Charlie Manson the leader of a teen summer camp.

Ted Turner is a billionaire industrialist with five kids, 2 million acres of land and a network of business interests that combined must spew more carbon dioxide in a year than all the people reading this article put together in a lifetime could manage. And he is telling you to make sacrifices, to not have children, to sell your reproductive rights and be sterilized, to reduce your living standards, just like Al Gores flaps his gums about rising sea levels caused by global warming while purchasing oceanside property worth millions of dollars.

How much more evidence will it take for people to accept the fact that overpopulation is a myth and that it has been hijacked by global warming alarmists who are now using it as a replacement for the discredited science of man-made climate change in order to build their new world order, which is based entirely around squeezing the middle class and making people more dependent on big government, thereby becoming the architects of their own enslavement and being forced to crawl cap-in-hand to the likes of Uncle Ted and beg for a dime.

Fundación de Bill y Melinda Gates Financia Reducción Poblacional

Fundación pretende financiar 78 proyectos del programa Global Health Projects

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 13, 2010

Por muchos es sabido lo que la Fundación Gates ha hecho a través de los años. Entre sus actividades más conocidas están emelinda gatesl financiamiento de Planned Parenthood, una organización por mucho tiempo guiada por el padre de Bill. Esta organización facilita la ejecución de abortos en demanda. Muchos de los más de 50 millones de personas que han sido abortadas en Estados Unidos, fueron víctimas de esta práctica en las oficinas de Planned Parenthood.

La fundación también es conocida por financiar projectos de investigación científica. Entre ellos se destacan experimentos en anticoncepción, los cuales son conducidos en Africa, Asia y América Latina. Entre estos proyectos destacan supuestas vacunas contra el sida, cáncer así como anticonceptivas. La fundación se mantiene con el dinero del magnate Bill Gates, quien evade el fisco con sus actividades filantrópicas, para lo cual recibe jugosas excepciones fiscales. Estos dineros sumados al capital acumulado por Gates como resultado de su monopolio del sistema operativo Windows, han permitido que muchos otros experimentos se lleven a cabo en varias universidades de Estados Unidos, Europa y Asia.

La fundación también se financia con dineros de otros magnates globalistas como George Soros, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, Warren Buffet, y donaciones de gobiernos como el de Estados Unidos, Alemania, Japón y Gran Bretaña. Todos los experimentos son llevados a cabo en conjunto con departamentos de salud de todos los países participantes; muchos de ellos localizados en el llamado tercer mundo. Los gobiernos permiten la experimentación en sus ciudadanos a cambio de donaciones por parte de la fundación, o de recibir vacunas o medicinas obtenidas como consecuencia de los experimentos. Así sucedió en América Latina el pasado 2009, cuando varios ministros de salud negociaron en secreto con compañias farmaceuticas a cambio de recibir dosis de las vacunas contra la desprestigiada pandémia de gripe H1N1. Por ejemplo, la ex-ministra de salud de Costa Rica firmó un acuerdo con empresas farmaceuticas para que estas pudieran llevar a cabo experimentos en la población a cambio de 25.000 dosis de la vacuna contra la gripe A. La sala IV de ese país fallo en contra de los experimentos en los ciudadanos, pero el Ministerio de Salud los continuó.

Recientemente, la fundación Gates publicó un reporte en el que revela el financiamiento de proyectos bajo el programaGlobal Health Projects, que incluye examenes de sangre hechos a través de telefonos celulares, el uso de ultrasonido para eliminar el esperma masculino, vacunas activadas por el sudor, y otros. El financiamiento para estos experimentos son financiados, según el reporte, con dinero de donaciones de 18 países. El reporte detalla que estos proyectos tienen como objetivo el desarrollo de tecnologías para prevenir y diagnosticar enfermedades y promover salud a nivel familiar. Desde luego, no podriamos suponerlo si estudiamos el pasado y presente de la fundación y de sus financistas.

Bajo el proyecto de vacunas, la fundación Bill&Melinda Gates citan vacunas que son inyectadas con el propósito de, por ejemplo, acabar con la adicción al fumado, alcohol u otras drogas. Estas vacunas entran en le cerébro y destruyen porciones que están relacionadas con el deseo de fumar, comer y hasta con el sentimiento de depresión. Desafortunadamente, estas ‘vacunas’ también dañan o acaban con otras funciones cerebrales básicas. Los creadores de estas vacunas ahora quieren desarrollar nanopartículas que penetran en la piel a través de los folículos pilosos y que cuando en contacto con el sudor humano para liberan las vacunas.

Otro proyecto de la fundación es ‘mejorar’ el tratamiento y cura de la malária. Los científicos quieren aumentar la efectividad del tratamiento traditional sometiendo a los pacientes a tratamientos con insecticidas para reducir el número de personas que presentan resistencia contra medicinas sintéticas que supuestamente combaten la malária. A esta iniciativa se suma el experiemento para usar teléfonos celulares con un microscópio para diagnosticar malaria en las zonas rurales.

En lo que se refiere a la salud familiar, la fundación usará el dinero de las donaciones para estudiar el uso de ultrasonidos como método anticonceptivo masculino. La idea es disminuir y/o acabar totalmente con los espermatozoides.

Estos y otros proyectos están incluidos en el plan denominado Grandes Desafíos, el cual pone a disposición $100 millones de dólares para la investigación y desarrollo de las iniciativas descritas anteriormente. Lea el reporte completo aquí.