Redistribución de la riqueza al estilo Hugo Chávez

Según Guillermo Chochez, un ex embajador de Panamá ante la OEA, Chávez habria muerto por lo menos 7 días antes del anuncio oficial después de haber sido desconectado del respirador. Chochez cita fuentes del gobierno de Venezuela, que dijo que no podía revelar que había dado su palabra como un periodista que él no lo haría.

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | MARZO 10, 2013

De acuerdo con todos los socialistas, marxistas y comunistas, su ideología es mejor que otras porque lo que esta en su punto central es la adecuada redistribución de la riqueza. Explican que los ricos deben pagar su parte de los impuestos para apoyar a los más pobres y que el gobierno debe ser el único controlador en la búsqueda de la llamada justicia social.

La muerte de Hugo Chávez no es noticias ahora, pero tal vez si lo sea la forma en que Chavez redistribuyó la riqueza venezolana a sí mismo y a su familia. Así es, si el fascismo corporativo es bien conocido por su objetivo de acumular poder y robar todo lo demás a través de negocios hechos a puerta cerrada y debajo de la mesa, en tratos secretos, los marxistas, socialistas y los comunistas se identifican fácilmente con el acaparamiento de los recursos para sí mismos.

La muerte de Hugo Chávez no solo desvela como este supuesto líder engañó a millones de venezolanos, sino como Venezuela esta en una peor situación de lo que era en 1999, cuando Chávez llegó a la luz pública. El país está más dividido que nunca, con su actual vice-presidente, Nicolás Maduro desplegando la policía y el ejército a las calles como medida preventiva en caso de que estallaran disturbios. Pero detrás de todo el espectáculo compuesto por las reacciones en las redes sociales de amigos y enemigos, la gente pierde la oportunidad de conocer el otro lado del camino de la Revolución Bolivariana.

Al igual que la familia de Castro en Cuba, la familia Chávez logró acumular miles de millones de dólares en efectivo que Chávez desvio mientras estuvo en el poder. De acuerdo con la organización Justicia Penal Internacional Asociados (CJIA), Hugo Chávez robó y redistribuyó alrededor de $ 2 mil millones de dólares del comercio de petróleo del país que ha dejado como herencia a su familia. CJIA estima que el ex líder de Venezuela, amasó una fortuna como los oligarcas acumulan poder y control a través de su modelo de negocio orientado al monopolio.

“La fortuna personal de los hermanos Castro se ha estimado en un valor total de alrededor de $ 2 mil millones”, dice Jerry Brewer, presidente de CJIA. “La familia Chávez Frías en Venezuela ha amasado una fortuna de una escala similar desde la llegada de Chávez a la presidencia en 1999”, agregó. Su evaluación es parte de un completo informe publicado por CJIA en su sitio web.

Además de robar $ 2 mil millones de los venezolanos, Chávez también se aseguró de que su querido amigo Fidel Castro y su familia recibieran una buena parte de las ventas de petróleo de Venezuela. Estimaciones de Brewer dicen que la lealtad de los Castro costo a los  venezolanos alrededor de $ 5 mil millones por año, lo que incluye envíos de petróleo y otros recursos. Esto mis amigos es la redistribución de la riqueza al estilo Hugo Chávez.

El Presidente de la CJIA fue aún más lejos al decir que detrás de la transferencia de fondos venezolanos a Cuba y otros aliados de Chávez, hay una mafia organizada compuesta por grupos criminales que han defraudado a Venezuela de cerca de $ 100 mil millones en los últimos 12 años.

Los $ 100 mil millones extraídos por Chávez y su camarilla de matones de los bolsillos de los venezolanos, sin embargo, es casi insignificante comparado con lo que los republicanos y los demócratas roban del pueblo estadounidense, por ejemplo, o cuántos millones de dólares en impuestos no son pagados por las corporaciones internacionales a las que el gobierno da tratos especiales o que usan portillos legales para  evadir el pago de impuestos.

Facebook recientemente obtuvo una exención de impuestos por parte del gobierno estadounidense que asciende a $ 429 millones. Otros donantes políticos poderosos como Google, Apple y Microsoft también envian sus ganancias al extranjero, lo que les permite evadir la recaudación de impuestos. Google redujo el pago de impuestos por $ 3,1 mil millones entre 2007 y 2010. Mientras tanto, Apple esconde $ 1 billón por semana en utilidades que la empresa debe pagar en impuestos. De acuerdo con una nota del Congreso de EE.UU., Microsoft utiliza filiales en lugares como las Bermudas, México y Puerto Rico para salvarse de pagar unos $ 6,5 mil millones en impuestos.

Como es claro, ni el estilo socialista ni el estilo corporativo de redistribución de la riqueza es “justo” como sus partidarios creen ciegamente que lo son. Mientras que los detractores de Chávez celebran su muerte, sus partidarios sin duda lloran su partida en una condición social y económica igual o peor a lo que eran antes de que Chávez llegara al poder.

The Real Agenda permite la reproducción del contenido original publicado en el sitio SOLAMENTE a través de las herramientas proporcionadas al final de cada artículo. Por favor NO COPIE contenido de nuestro sitio para redistribuirlo o enviarlo por correo electrónico.

La riqueza y desigualdad extremas son responsables del collapso de la Humanidad

Los ingresos anuales de las 100 personas más ricas es suficiente para acabar con la pobreza mundial cuatro veces, dice informe.

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | ENERO 21, 2012

Nos guste o no, el dinero manda y entre más concentrados están el dinero y el poder, más concentradas estarán la riqueza y la pobreza. La cuestión no es si la concentración de dinero, recursos y el proceso de toma de decisiones perjudica al mundo como un todo. Tenemos muchos ejemplos en el siglo 20 para citar en cualquier conversación. La pregunta que pocos se hacen, pero que las élites han respondido ya, es como debería encaminarse la riqueza de un bolsillo a otro.

Está claro que el puñado de familias que lo controlan todo no lo adquirieron a través de medios legales, morales y éticos. Lo han acumulado a través de décadas o quizás siglos de poseer monopolios cuidadosamente construidos. Se las arreglaron para crear y mantener monopolios de toda actividad humana importante y fue así cómo la riqueza se movió a sus arcas durante décadas.

A pesar de saber quienes son los verdaderos ricos y cómo se las han arreglado para aumentar su poder y control sobre el resto de la población, el 99,9% de los políticos – que abiertamente trabajan para ellos – siguen funcionando como guardianes, diciendo a sus representados que los ricos son los que ganan entre $ 250.000 y $ 1 millón y que esas personas supuestamente ricas deben pagar más impuestos para ayudar a combatir la crisis económica actual. Así es como los más ricos están llevando a cabo la mayor transferencia de dinero de la clase media y los pobres en la historia.

La desigualdad ha crecido de manera exponencial sin duda, pero del mismo modo que ha crecido sin control podría también haber sido erradica. La pobreza y la desigualdad no se han eliminado porque los verdaderamente poderosos no tienen la intención de hacerlo. Cuando se habla de poner fin a la extrema riqueza, los participantes en ese debate deben entender que la riqueza extrema seguirá existiendo siempre que los monopolios sean la base de todos los modelos de desarrollo. Esos monopolios incluyen los gestionados por las grandes corporaciones, así como el menor número aún controlado por los gobiernos.

Si la riqueza extrema – cuando se utiliza correctamente – tiene el potencial de acabar con la pobreza mundial cuatro veces, como dice el informe de Oxfam, significa que el mundo tiene la herramienta que necesita para acabar con la pobreza. Esto nos lleva a mirar cómo la pobreza puede ser abordada. Como el informe señala correctamente, la clave es abordar la desigualdad, es decir, ayudar a la riqueza a pasar por más manos.

Como se ha visto en la última década, las élites no están dispuestas a renunciar a sus monopolios. De hecho,  han logrado fortalecerlos aún más, lo que debilita el proceso de toma de decisiones a nivel nacional. Eso es exactamente lo contrario de lo que se necesita. El verdadero desarrollo y crecimiento – el que no se basa en falsos productos y servicios financieros – sólo se hará realidad si los países establecen una manera nueva, sin precedentes para hacer negocios. El nuevo modelo debe incluir desprenderse de las organizaciones y grupos que esposaron su libertad para decidir su propio destino y gobernar realmente para sus pueblos.

En estos momentos, las corporaciones que actúan a través de organizaciones supranacionales dictan las políticas que los gobiernos deben seguir con respecto al uso de sus recursos. El mismo modelo es seguido por los organismos financieros internacionales, que todavía dictan las políticas económicas y financieras que han de seguirse en el plano mundial. Las políticas que dieron a los más ricos su riqueza y poder se han extendido en lugar de haber sido diluidas. En este escenario, no hay forma de acabar con la pobreza y hacer frente a la desigualdad.

“A nivel mundial, el 1% (60 millones de personas), y en particular el aún más selecto 0,01% (600.000 personas – hay alrededor de 1.200 multimillonarios en el mundo -, en los últimos treinta años ha tenido un increíble frenesí. Esto no se limita a los EE.UU., o incluso a los países ricos. En el Reino Unido, la desigualdad está rápidamente volviendo a niveles no vistos desde la época de Carlos Dickens. En China el 10% más rico de la poblacián acumula cerca del 60% de los ingresos. “

Pero la desigualdad es aún mayor en los países más pobres, donde los líderes son aún más propensos a aceptar sobornos de las corporaciones y las organizaciones internacionales a fin de cederles poder y riqueza. “A nivel mundial los ingresos del 1% más rico ha aumentado un 60% en veinte años. El crecimiento de los ingresos del 0,01% ha sido aún mayor “, dice el informe de Oxfam.

A pesar de que la actual crisis mundial se presentó como una gran oportunidad para que los gobiernos se  replantearan sus formas de administrar la economía, la última década ha transcurrido sin ningún tipo de logros significativos para poner fin a la desigualdad. De hecho, la desigualdad ha crecido hasta tal punto que “el mercado de bienes de lujo ha registrado un crecimiento de dos dígitos cada año desde que se desató la crisis. Si se trata de un coche deportivo o un super-yate, caviar o champán, nunca ha habido una mayor demanda de los lujos más caros “.

Organizaciones como el Fondo Monetario Internacional, la entidad que prosperó mientras destruía naciones del tercer mundo mediante la imposición de un modelo de desarrollo basado en la deuda, advierte sobre la posibilidad de que la desigualdad podría llevar a disturbios civiles. Pero el FMI no emite la advertencia como un llamado a un cambio real con respecto a la desigualdad a pesar de que una de las principales consecuencias de la concentración de la riqueza es la destrucción del sistema económico.

Eso es correcto. Tener más pobreza y desigualdad es más costoso que tener igualdad, pero a los dueños de los monopolio no les importa porque ellos no son los que pagan la factura. Los países, mediante la aceptación de los modelos económicos y financieros que crean la pobreza extrema y la desigualdad, son los que terminan pagando la cuenta. Si no es así, los gobiernos cobran impuestos altísimos a la clase media y los pobres para pagar los intereses sobre su deuda; o entonces ceden grandes porciones de tierra y recursos que de otra manera habrían creado riqueza y crecimiento en sus naciones.

“Hay simplemente un límite a la cantidad de yates de lujo que una persona pueda desear o poseer. Los salarios en muchos países apenas han aumentado en términos reales durante muchos años, con la mayoría de las ganancias dirigidas al capital. Si este dinero fuese repartido uniformemente por toda la población, entonces daría a más personas más poder adquisitivo, lo que a su vez impulsaría el crecimiento y reduciría la desigualdad “, dijo el multimillonario Nick Hanauer. Eso todavía mantendría al 1% en la parte superior, pero permitiría a los pobres y la clase media mejorar sus condiciones de vida a pasos agigantados.

Desafortunadamente, la mayoría de los multimillonarios no piensan como Hanauer. A pesar de que la extrema riqueza en manos de unas pocas familias deprime la demanda y limita o incluso erosiona el crecimiento, es eso lo que los globalistas que hacen parte del 1% quieren. Ellos ya tienen todo lo que quieren y más, así que seguidamente les niegan al resto de la gente la posibilidad de alcanzar los mismos niveles de éxito, pues para ellos la igualdad eventualmente representaría una oportunidad potencial para su reinado sea cuestionado. Es precisamente de este pensamiento de donde las élites produjeron el modelo de gobierno que condujo el mundo durante el último siglo.

La concentración de la riqueza ha funcionado bastante bien para las élites, que con éxito se infiltraron en las entidades gubernamentales para presionar a los políticos y destruir repúblicas de adentro hacia afuera. El dinero y el poder han corrompido a la clase política, que al principio de la historia ocupaba un cargo público simplemente para gestionar un marco burocrático sencillo. “En el Reino Unido, el partido gobernante (conservador) recibe más de la mitad de sus donaciones de la industria de servicios financieros. La captura de los políticos por las élites es también muy frecuente en los países en vías de desarrollo, dando lugar a políticas que benefician a los más ricos y no a la mayoría pobre, incluso en las democracias “, confirma el informe de Oxfam.

Pero el poder de las élites no sólo ha sido utilizado para comprar políticos en todas partes. También fue utilizado para conducir las divisiones sociales, las guerras raciales y la lucha de clases. El hecho de que más personas viven en la pobreza y la miseria dificulta la movilidad social, lo que garantiza aún más la pobreza y la desigualdad al tiempo que promueve la volatilidad social. La desigualdad es quizá la enfermedad más peligrosa, ya que promueve la violencia, daña la salud mental, aumenta la delincuencia y destruye las sociedades. Ese ambiente es exactamente el lugar en el que las grandes corporaciones – de propiedad de las elites – prosperan más. Sociedades destruidas y que carecen de identidad son suelos fértiles para la inseguridad, el uso masivo de productos farmacéuticos, la militarización y la vigilancia.

Un uso desigual de la riqueza y los recursos también se traduce en el agotamiento de los recursos naturales, no por el pueblo, como los globalistas quieren hacernos creer, sino por las grandes corporaciones que abusan muchas reservas naturales para producir grandes cantidades de baratijas que sirven como distracciones para esclavizar a la población, mientras causan graves daños al medio ambiente. La gente pobre o gente de clase media no puede ser más culpada de la degradación del medio ambiente que la clase oligarca que abusa de los recursos naturales para la fabricación de trastos inútiles que nadie necesita, pero que todo el mundo quiere tener. La sustentabilidad, cuando no secuestrada por el falso movimiento ambientalista, el cual es apoyado por la élite, es un objetivo deseable, siempre y cuando no prevenga que las naciones del tercer mundo puedan disfrutar de los beneficios ya experimentados en los países ricos, donde se encuentra la mayor concentración de la riqueza.

Las sociedades desiguales en última instancia, llegan a ser inmorales. Una población corrupta, mentalmente enferma mental es más conformada y abierta a la violencia como una cosa normal. Tome Brasil como ejemplo. Pocos países en el mundo en desarrollo experimentan un grado tan alto de ineficiencia, corrupción y conformismo social, como en Brasil. Se podría decir que la degeneración está en el ADN de la mayoría de los brasileños y el resultado esperado es la degeneración masiva.

Desafortunadamente, informes como el publicado por Oxfam decepciona cuando se trata de encontrar soluciones para poner fin a la pobreza y la desigualdad. El informe alaba a Bill Gates y Warren Buffet por ‘deshacerse’ de sus fortunas y cita su acción como un ejemplo para otros multimillonarios, como si no nos diéramos cuenta de la falacia detrás de sus empresas caritativas. También pide que se formen programas socialistas masivos patrocinadas por el gobierno para darle baratijas gratis a todo el mundo que lo desee. Propone que se use dinero del gobierno – entiendase de los contribuyentes – para mantener a las personas que se quedan sin trabajo, en lugar de promover la autonomía personal y la responsabilidad a través del ahorro y la gestión adecuada de los ingresos a nivel individual o de la familia.

Hacia el final, pide la creación de regulaciones gubernamentales e impuestos como instrumentos para el control de la riqueza extrema. Los autores se contradicen ya que anteriormente señalaron que los políticos en el gobierno no han hecho otra cosa que trabajar para las élites y han sido cómplices del actual nivel de extrema desigualdad. Es evidente que ningún gobierno tiene el coraje de cobrar impuestos efectivamente al 1%, de la misma forma que tienen la voluntad de cobrarlos de la clase media y los pobres. Es difícil ver cómo los políticos que ayudaron a los ricos a llegar a donde están, de repente se volverán contra ellos.

El informe de Oxfam cita sugiere el uso de impuestos progresivos como la mejor herramienta para llevar a cabo una ‘adecuada’ redistribución de la riqueza. ¿No es este el sueño de Barack Obama? También es el futuro previsto por Hugo Chávez, Fidel Castro y el cabal anglosajón que en 2012 logró ganar el control completo de la Unión Europea. El informe pone a Warren Buffet en un pedestal por pedir más impuestos para los ricos, lo que realmente significa hacer lo que Obama acaba de hacer en Estados Unidos: imponer más impuestos a la clase media, no al 1%. Oxfam quiere un impuesto mínimo global, que con toda seguridad será recogido por el Banco Mundial o una organización supranacional similar, sin rendir cuentas a ningún Estado.

No, la desigualdad extrema no terminará imponiendo más impuestos a nadie. De hecho, siempre que se imponen menos impuestos los gobiernos acaban recaudando más dinero. Si alguien quiere poner fin a la pobreza extrema, la respuesta no es dar más poder a los ultra ricos, sino poner fin a los monopolios que eliminan la competencia real, impiden la innovación, estancan el crecimiento económico, destruyen las pequeñas y medianas empresas en todas partes y acumulan dinero y recursos en pocas manos.

The Real Agenda permite la reproducción del contenido original publicado en el sitio SOLAMENTE a través de las herramientas proporcionadas al final de cada artículo. Por favor NO COPIE contenido de nuestro sitio para redistribuirlo o enviarlo por correo electrónico.

Alarmistas del Cambio Climático proponen Esterilización e Infanticidio

Las técnicas para lograr la reducción de la población incluyen la esterilización masiva a través de las vacunas, planificación familiar obligatoria que se hacen efectivos a cambio de ayuda estatal.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Diciembre 9, 2010

Apenas unos meses después de que un documento de la ONU revelara el plan que los alarmistas del cambio climático pretendían dar como excusa -la sobrepoblación- como mantra para resucitar el desacreditado calentamiento global como un medio de desmantelamiento de la clase media, el multimillonario Ted Turner hizo énfasis en lo mismo durante un almuerzo en Cancún, instando al mundo a adoptar la brutal política China de permitir un solo hijo, e incluso sugirió que los pobres deben ser esterilizados a cambio de dádivas del gobierno.

Después de un discurso dado por el economista Brian O’Neill, del Centro de Investigación Atmosférica de los Estados Unidos, que concluyó con la idea que una población en rápido aumento está contribuyendo a una aceleración del crecimiento de las emisiones, el tío Ted salió a recordar que los esclavos como nosotros no deben aspirar a seguir su ejemplo de tener cinco hijos, limitándose a uno o a enfrentar la ira de una política infantil al estilo chino, que envía a las mujeres que desafían sus edictos a “campos de reeducación,” una vez que han sido golpeadas y forzadamente inyectadas para acabar con la vida de sus bebés dentro del vientre, por supuesto.

“El Sr. Turner – un defensor del control de la población – dijo que el estrés ambiental en la Tierra requiere de soluciones radicales, lo que sugiere que los países deberían seguir el ejemplo de China en el establecimiento de una política de tener un hijo único para reducir la población mundial a través del tiempo. Añadió que los derechos de fertilidad podrían ser vendidos para que las personas pobres puedan beneficiarse de su decisión de no reproducirse “, informa el Globe and Mail.

El secreto detrás del llamado de Turner para que las naciones occidentales impongan una política tiránica -que en China es administrada por la policía secreta y de “planificación familiar”, que secuestran, drogan fuerzan a las mujeres a abortar bebés- no tiene nada que ver con su preocupación por el medio ambiente.

Turner tiene cinco hijos y es dueño de nada menos que 2 millones de acres de tierra. Él es el mayor propietario de tierras privadas en el planeta, por debajo sólo de las familias reales de Europa. Turner ha defendido públicamente programas de reducción de la población que sacrifiquen a la población humana en un asombroso 95%, una cifra que sólo puede lograrse a través del genocidio total, el aborto y el infanticidio en masa.

En el tercer mundo, Turner ha aportado miles de millones a la reducción de la población, especialmente a través de los programas de las Naciones Unidas, junto con Bill y Melinda Gates y Warren Buffet (el padre de Gates ha sido un miembro de Planned Parenthood y su política eugenista). Gates ha dado discursos en los que promueve el uso de vacunas y el aborto como medios para reducir la población mundial y la reducción de las emisiones de CO2.

El pretender que la atención de salud a través de vacunas puedan salvar vidas pero al mismo tiempo disminuir el número de habitantes en el planeta es un oxymoron, a menos que Gates se refiera a las vacunas que esterilizan a la gente, que es precisamente el mismo método que se propugna en el libro escrito por el actual asesor científico de la Casa Blanca, John P. Holdren titulado Ecoscience. Este libro aboga por una dictadura o “régimen planetario” para hacer cumplir las medidas draconianas de reducción de la población a través de toda clase de técnicas de opresión, incluida la esterilización.

Esto es lo que Gates y Turner discutieron cuando se reunieron en secreto con gente como George Soros, David Rockefeller y Oprah Winfrey en una reunión privada de multimillonarios en Manhattan el año pasado, una confabulación que se centró en cómo estos globalistas podrían usar su riqueza para “frenar el crecimiento de la población mundial. ”

Como es manifiestamente probable, la agenda verdadera detrás de avivar las llamas de los temores acerca de la sobrepoblación es reducir los niveles de vida a nivel mundial, al impedir que el tercer mundo nunca llegar a ser económicamente próspero, a la vez que evisceran las clases medias de las naciones occidentales. No tiene nada que ver con el cuidado del ambiente o el planeta y no es más que otro caballo de Troya que los globalistas invocan para avanzar su tiranía.

Este hecho fue admitido en un plan de la ONU filtrado que surgió en septiembre. El documento pide a los alarmistas del cambio climático impulsar el tema de la “sobrepoblación” como un reemplazo para “el cambio climático”, si bien admiten que el objetivo final es “limitar y reorientar las aspiraciones de una vida mejor de la creciente clase media en todo el mundo”, en otras palabras, para convencer a las masas que van a tener que contentarse con un estado de pobreza para salvar el planeta de Armagedón. Por supuesto, el tío Ted podrá quedarse con sus 2 millones de acres y sus cinco hijos quienes pasarán a procrear ad infinitum.

La sobrepoblación es un mito. Las propias cifras de la ONU indican claramente que la población se estabilizará en 2020 y luego caerá dramáticamente después de 2050 de una manera natural. Como The Economist informó: “La fertilidad está cayendo y el número de miembros de las familias se está reduciendo -como en Brasil, Indonesia, e incluso partes de la India- que la gente piensa que está explotando con nuevos nacimientos. Como está información muestra, la tasa de fecundidad de la mitad del mundo ahora es 2.1 o menos; el número mágico que es consistente con una población estable y se suele denominar “la tasa de reposición de la fertilidad”. En algún momento entre 2020 y 2050 la tasa mundial de fecundidad estará por debajo de la tasa de sustitución global “.

Para destacar, no sólo los números indican claramente que la sobrepoblación es un susto artificial, pero también que los alarmistas se han visto obligados a admitir que están avivando los temores a fin de reducir los niveles de vida en el oeste y por lo tanto poner en marcha una redistribución “mundial de la riqueza. ”

Y no por un segundo se deje engañar en pensar que esta supuesta “redistribución de la riqueza” se manifiestará en una especie de utopía socialista. Como se descubrió durante la cumbre de Copenhague, el programa de “redistribución de la riqueza” en gran parte se centra en el saqueo de la riqueza de las clases medias en los países más ricos a través de impuestos sobre el carbono y luego se usará ese dinero para financiar la construcción de un gobierno mundial. Como reveló el “texto danés”, el dinero generado por impuestos al consumo irá directamente al Banco Mundial, no para los países en desarrollo.

Aún si usted cree en la charlatanería distribuida sobre la superpoblación, los hombres con facultad para “resolver el problema”, han declarado que su principal objetivo es matar a un 95 por ciento de la humanidad, destrozar la prosperidad y la libertad económica en el oeste, así como velar por que el tercer mundo siga siendo esclavizado con montañas de deuda al Banco Mundial y el FMI.

Ted Turner es un industrial multimillonario con cinco niños, 2 millones de acres de tierra y una red de intereses empresariales que combinado debe arrojar más dióxido de carbono en un año que todas las personas que leen este artículo juntos en la vida podrían emitir. Y él le está diciendo a usted que haga sacrificios, que no tenga hijos y que venda sus derechos reproductivos y se esterilizarse, para reducir su nivel de vida, al igual que Al Gore charlatanea sobre la subida en los niveles del mar causados por el calentamiento global, mientras que compra propiedades por millones de dólares en puntos turísticos alrededor del mundo.

¿Cuánta más evidencia se necesita para que la gente acepte el hecho de que la sobrepoblación es un mito y que ha sido secuestrado por los alarmistas del calentamiento global que ahora lo están utilizando como un sustituto de la ciencia del cambio climático desacreditado para construir su nuevo orden mundial, que se basa por completo en exprimir a la clase media y hacer a la gente más dependiente de un gobierno grande, convirtiéndose así en los artífices de su propia esclavitud?

Capitalismo, falso Ambientalismo y el modelo Neo-feudalista

Por Luis R. Miranda
Opinión

Dados recientes comentarios en medios de comunicación al respecto de lo malo que es el Capitalismo, me siento en la obligación de decir que la mayoría de los comentarios son basados en fraudulentos aspectos de la historia contemporánea y no en los hechos reales que se han desarrollado a través de las últimas décadas. Para entender la realidad actual es necesario estudiar historia y con esto entender como el mundo funciona. Las poblaciones han sido adoctrinadas para que crean lo que esta en los libros, lo que dicen los académicos y lo que dice la prensa oficialista. También han sido adoctrinados para creer que las grandes organizaciones sociales existen para defenderlos de los grandes depredadores Capitalistas.

Es necesario que gran parte de la población participe de un proceso de re-educación al margen del sistema oficialista que se empeña en engañarlos y que es financiado en parte con el dinero de los impuestos colectados de la misma población. Esta re-educación tampoco se puede hacer creyendo lo que dice la prensa. Como hombre de prensa, conozco muy bien como la industria funciona y dado el hecho que los medios de comunicación -los más influyentes- pertenecen a grandes corporaciones, no hay manera de sentir confianza en lo que ellos dicen.

Hace muchos años, yo era como la mayoría, creía que el Capitalismo era el causante de todos los males y que el hombre era un ser malo, depredador. Pero me he dado cuenta, estudiando historia -no la de los libros de la escuela o los impresos por corporaciones- que esto es diferente.

Se habla constantemente mal del Capitalismo y me pregunto, ¿de cuál? si no hemos tenido Capitalismo desde por lo menos 1913. Muchas personas que crecieron adorando al Estado, pues provee todo, creen que Capitalismo es igual a Corporatismo. Hemos estado gobernados por corporatistas que se visten de capitalistas para mantener el engaño en el que muchas personas viven. Los humanos, no son depredadores. Unos pocos lo son. Por un lado se cree lo que las Naciones Unidas y su IPCC dicen: que los humanos causamos el calentamiento global, que debemos darle nuestra tierra y libertades a instituciones supranacionales no electas para estar a salvo de nosotros mismos. A menos que seamos parásitos que chupan sangre de los que trabajan para mantener vagabundos que quieren todo del gobierno, no entiendo porque algunas personas se empeñan en adornar al Estado.

Entrando en lo que es el falso Capitalismo, cualquier economista que conozca historia, le hará saber que el sistema que nos rige desde hace un siglo es Corporatismo Mercantilista, no Capitalismo. No han habido tales cosas como libre mercado o competencia comercial, sino proteccionismo, subsidios, políticas neo liberales, cuotas para exportaciones, etc. Ninguna de las anteriores pertenece al Capitalismo. Estas son originadas en políticas globalistas como los tratados de libre comercio y GATT, que promueven el endeudamiento como modelo de desarrollo y el término de el derecho a la propiedad privada. Este modelo favorece el modelo neo-feudalista que las corporaciones del Fortune 100 -muchas de las cuales tienen ingresos mayores a muchos paises- promueven. Se promueve como parte del falso ambientalismo y el falso capitalismo la idea de conservación y desarrollo sostenible, el cual no es más que un eslavón de la agenda globalista para tomar posesión de la propiedad privada, los parques nacionales y las áreas de conservación, como se explica en documentos de la Agenda 21 de las Naciones Unidas.

Esto se agrava por políticas monetarias y fiscales de los gobiernos, quienes las ejecutan como condición del FMI y el Banco Mundial para recibir prestamos que usted, sus hijos, nietos y bisnietos tendrán que pagar. La deuda como modelo de desarrollo no es Capitalista. Imprimir papel moneda sin sustentarlo con activos no es Capitalismo. Gastar mas de lo que se tiene y endeudarse para poder gastar más, no es Capitalista. El Capitalismo no es el depredador del ambiente, el Corporatismo lo es. Los mas grandes daños causados al ambiente fueron causados por corporaciones, no capitalistas. BP, Shell, Intel, Microsoft, los grandes bancos como Chase, Bank of America, Barclay’s Goldman Sachs, Merryl Lynch, así como las grandes corporaciones (Microsoft, Intel, GM, Monsanto, etc) y el gobierno, no son entidades capitalistas. Las corporaciones son dueñas de los gobiernos y mientras eso sea así, no habrá Capitalismo, sino Socialismo que impulsará la agenda de redistribución de la riqueza y consecuentemente el Fascismo.

Ninguno de los preceptos del Capitalismo apoya la destrucción del ambiente o el uso irracional de los recursos naturales. Como expliqué anteriormente, esta práctica es limitada a corporatistas quienes con su poder se aprovechan de los portones que las leyes dejan abiertos -a veces intencionalmente- para tomar ventaja de todos y de todo. El SER HUMANO no es depredador y el CAPITALISMO no causa la destrucción del ambiente o de cualquier otro aspecto de la sociedad. Se culpa al Capitalismo, que no hemos tenido por siglos -si es que alguna vez se tuvo- de cosas que este NO apoya en sus preceptos. Se etiqueta a los corporatistas y a las políticas neoliberales como “Capitalismo”, lo cual es en esencia equivocado. Estos comentarios y creencias solamente perpetúan conceptos erróneos que confunden al resto de la población.

Adendum: El Imperio Invisible (Documental).

Hay que Matar Bebes para Salvar el Planeta

Por Paul Joseph Watson
Versión Español Luis R. Miranda

Tras ser revelado un plan de las Naciones Unidas que describe como reemplazar alarmismo sobre el calentamiento global con la amenaza de la sobrepoblación, un informe de la revista Scientific American imita exactamente el punto del que habla este informe, empujando la idea de que los programas de aborto en masa y control de la natalidad deben ser alentados a fin de reducir la cantidad de seres humanos en el planeta quienes exhalan dióxido de carbono.

“En última instancia, la planificación familiar sola – como el uso de condones y otros servicios de salud reproductiva – en algunas partes del mundo con crecimiento de la población, incluidos los EE.UU., podría frenar el crecimiento de la población de manera significativa, este análisis encuentra”, escribe David Biello.

Para respaldar su argumento, Biello enlaza a un artículo completamente desacreditado del eugenista Paul Ehrlich, quien una vez afirmó que “todo el mundo iba a desaparecer en una nube de vapor de agua azul.”

Ehrlich, quien co-escribió el libro Ecoscience con El ahora Czar Ambiental de la Casa Blanca, John P. Holdren, aboga por poner drogas en el suministro de agua para esterilizar a las personas, forzar abortos, y establecer una dictadura tiránica eco-fascista dirigida por un “régimen planetario”.  Ehrlich es famoso por sus predicciones inexactas sobre cómo la sobrepoblación destruiría el medio ambiente.

El artículo citado por Biello aboga por una campaña masiva de relaciones públicas dirigidas a las mujeres para animarlas a tener abortos con el fin de reducir la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera. En otras palabras, más bebés deben ser sacrificados para evitar la exhalación de CO2. Coincidentemente, la portada de la revista Scientific American en la que aparece el artículo, presenta un conjunto de cráneos humanos como ilustración.

Como se reveló en un informe el mes pasado, la agenda verdadera detrás de avivar las mentiras  y temores acerca de la sobrepoblación es reducir los niveles de vida a nivel mundial, impidiendo que el tercer mundo nunca llegue a ser económicamente próspero, a la vez que evisceran las clases medias de las naciones occidentales.

Un plan de la ONU habla de su proyecto para revitalizar el movimiento hacia un gobierno mundial y esboza un plan para relacionar el calentamiento global con la “sobrepoblación” como una forma de desmantelar las clases medias a través de la “redistribución de la riqueza” y el aumento de la inmigración.  Esto daría un nuevo impulso a la búsqueda de un gobierno mundial.

El objetivo de las instituciones globalistas es de “limitar y reorientar las aspiraciones de una vida mejor de la creciente clase media en todo el mundo”, es decir, reducir el nivel de vida de las clases medias en el oeste de Europa y América.

Del mismo modo, en su informe, Biello condena la posibilidad de que “un número mayor de personas con poder adquisitivo superior” de lugar a un mayor consumo, una vez más, revelando el fervor eugenista que los ambientalistas que abrazan en forma deliberada la Idea de prevenir que el   tercer mundo salga de la pobreza y el hambre.

En realidad, cada vez que un país puede desarrollarse y ser más próspero, las cifras de población caen de forma natural, lo que subraya el hecho de que a los ecologistas no les importa realmente la amenaza que representa la sobrepoblación, su principal preocupación es la amenaza que representa a la élite una clase media fuerte a nivel mundial.

Los controles ambientales que impiden que las naciones del tercer mundo desarrollen su  infraestructura son los que están impulsando la sobrepoblación, el hambre y la miseria, que es precisamente lo que los elitistas quieren que siga existiendo.

Las advertencias sobre la amenaza que representa la sobrepoblación son fundamentalmente defectuosas. En realidad, la despoblación será vista como el mayor peligro para la prosperidad humana en la segunda mitad del siglo 21.

Las propias cifras de la ONU indican claramente que la población se estabilizará en 2020 y luego caerá dramáticamente después de 2050. Como The Economist informó: “La fertilidad está cayendo y las familias se están reduciendo en lugares-como Brasil, Indonesia, e incluso partes de la India-donde la gente piensa que la fertilidad es mayor. Como nuestra información muestra, la tasa de fecundidad media del planeta ahora es 2.1 o menos, lo cual es el número consistente con una población estable que se suele denominar como “la tasa de reposición de la fertilidad”. En algún momento entre 2020 y 2050 la tasa mundial de fecundidad quedará por debajo de la tasa de sustitución global “.

Por supuesto, la agenda globalista para reducir la población mundial hasta en un 80% en el nombre de salvar el medio ambiente, una cifra alcanzable sólo a través de medidas draconianas y genocidas, no tiene nada que ver con el medio ambiente y todo lo relacionado con controlar a los ciudadanos para que puedan ser más fácilmente manipulados en un sistema de neo feudalismo.

El plan eco-fascista de Holdren y Ehrlich para esterilizar a las personas a través del suministro de agua ya está en vigencia.  La fertilidad masculina se ha reducido exponencialmente a través del uso productos químicos que contaminan nuestros ríos y lagos, mientras que antiandrógenos que se rocían en nuestros alimentos en forma de pesticidas feminizan a la población masculina.

La cuenta global de esperma ha bajado en un tercio desde 1989 y a la mitad en los últimos 50 años. La tasa de disminución se acelera a medida que más y más parejas con dificultades para tener hijos. En los estudios de los hombres blancos europeos, la tasa de disminución es hasta un 50 por ciento en los últimos 30 años. En Italia, esto equivale a una reducción de la población nativa de un 22 por ciento para 2050. La reducción de la población ya está ocurriendo entre los residentes nativos en muchas zonas de Europa y América.

El orden del día para reducir la población mundial, un proceso que, naturalmente, se podría lograr mediante la mitigación de la pobreza del tercer mundo y la elevación del nivel de vida de las personas en todo el mundo, es en lugar logrado con el envenenamiento masivo intencional de los alimentos y los suministros de agua.

Además, los gobiernos ya están desarrollando bombas de neutrones que destruyen los seres humanos, no los edificios, “la limpieza étnica extrema en un mundo cada vez más poblado”, según el Informe de Ministerio Británico de Defensa de 2007, que predijo que su uso podría conducir a la aplicación “de fuerza letal sin intervención humana, elevando consecuentes problemas jurídicos y éticos. ”

En los siguientes videos se muestra como la sobrepoblación es un mito. Los globalistas y sus secuaces eugenistas han tergiversado las estadísticas de población durante décadas para justificar su agenda para acabar con gran parte de la población. Si esta agenda genocida sigue, la humanidad seguirá el camino del Brontosaurio. Lea aquí la ciencia detrás de la cuestión de la población en el planeta.