ONU pide un impuesto mundial para financiar su sistema Socialista

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
06 de febrero 2012

Todos los intentos de crear oficialmente un gobierno mundial han fracasado hasta ahora, pero las Naciones Unidas y sus fundadores cómplices y patrocinadores no se detienen en sus esfuerzos por instituir tal monstruosidad. Después de que el llamado movimiento ambiental – un grupo liderado por la poderosa oligarquía – fracasó en su intento por imponer una autoridad mundial del medio ambiente, que obtendría financiamiento de un impuesto mundial sobre las emisiones de carbono, la ONU ha cambiado su discurso a “solucionar la pobreza” en lugar de “salvar el planeta” de un escenario apocalíptico por el calentamiento antropogénico generalizado.

Una nueva iniciativa presentada por el presidente del Consejo Económico y Social de la ONU, Milos Koterec, exige la imposición de un impuesto mundial para financiar el nivel de vida de aquellos que se encuentran en condiciones precarias. El intento de institucionalizar el socialismo a nivel mundial como una forma de resolver cada problema que existe, se presentó en un foro cuyo objetivo principal era el derecho inexistente de las personas a tener “acceso universal a la protección social básica y servicios sociales”.

Las Naciones Unidas han intentado el mismo truco en otros temas como los derechos humanos, calentamiento global, cambio climático, la paz, guerra, etc. Esta vez, sin embargo, la organización creada por los globalistas en el año 1945 utiliza un gancho más humano para atraer a más seguidores en su búsqueda por la socialización global de todo. “Todo el mundo debería poder acceder a los servicios de salud, al menos básicos, la educación primaria, el agua, la vivienda, saneamiento y otros servicios esenciales.” Si uno lo piensa detenidamente, nadie podría oponerse a ayudar a las personas que se encuentran en una situación desesperada debido a la falta lo citado por el Sr. Koterec. Es por eso que es muy extraño que los gobiernos de esas naciones donde la gente vive en condiciones deplorables, no trabajen duro para proveer los servicios y oportunidades mencionadas por el Presidente del Consejo de Asuntos Económicos y Sociales.

La idea de robarle el dinero a algunas personas para ayudar a los demás no es significativo si se tiene en cuenta la cantidad que se propone – 0.005 por ciento. Lo que debería alarmarnos es el hecho de que se acepte oficialmente un sistema mundial de tributación, para establecer el precedente, y que cada nuevo problema se vea como una oportunidad para que alguien pague más impuestos para resolver un problema. “Vamos a necesitar una manera modesta pero a largo plazo para financiar esta transformación”, dijo el director adjunto del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, Jens Wandel.Un impuesto de 0,005 por ciento daría a las Naciones Unidas un total de $ 40 mil millones para financiar todo lo que la organización considere que está dentro de la esfera de “ayudar a los pobres”. Por supuesto, la ONU es conocida por la financiación de programas eugenésicos en todo el mundo con el dinero que recibe de los países desarrollados de todo el planeta, así como filántropos falsos de la talla de John D. Rockefeller, Henry Ford, Edward Harriman, Andrew Carnegie , William Gates, George Soros, Ted Turner, Oprah Winfrey, el príncipe Carlos y muchos otros. La mayoría de estos globalistas han expresado públicamente su deseo de reducir la población mundial, en favor su propias salvación y de la sus familias, que usualmente se casan entre sí para mantener la pureza de su raza.

“En primer lugar tenemos la población. El mundo de hoy tiene 6,8 millones de personas. Este número se dirige a cerca de 9 mil millones. Ahora bien, si hacemos un buen trabajo con nuevas vacunas, atención médica, servicios de salud reproductiva, quizá podamos reducir la población en un 10 o 15 por ciento “.  – Bill Gates, en la Conferencia TED 2010 en California.

“Una población total de 250-300 millones de personas, con un descenso del 95% desde los niveles actuales, sería lo ideal.” – Ted Turner

El Sr. Turner se ha asegurado de que su deseo encuentre suelo fértil para comenzar pues ha invertido millones en programas de eugenesia en los países del tercer mundo, contribuyendo miles de millones para la reducción de la población, principalmente a través de los programas de las Naciones Unidas.

“En el caso de que sea reencarnado, me gustaría volver como un virus mortal, con el fin de contribuir en algo a resolver la sobrepoblación.” – El príncipe Philipe dijo a  Deutsche Press Agentur (DPA), agosto de 1988.

Felipe también ayudó a iniciar el World Wildlife Fund en 1961 con el ex oficial nazi de la SS el Príncipe Bernhard de los Países Bajos, que está estrechamente asociado con los fundadores del grupo Bilderberg y Sir Julian Huxley, hermano de Aldous Huxley, que era también el Presidente de la Sociedad Británica de Eugenesia, informa PrisonPlanet.com

“Las investigaciones de EIR han descubierto un aparato que funciona y planifica sus acciones fuera del control de la Casa Blanca, cuyo único propósito es reducir la población mundial, a 2 mil millones de personas a través de la guerra, el hambre, la enfermedad y cualquier otro medio necesario. Este aparato, que incluye varios niveles del gobierno, determina la política exterior de EE.UU y es aplicada en cualquier punto geográfico de conflicto: El Salvador, el llamado eje de crisis en el Golfo Pérsico, América Latina, Asia sudoriental y en África. La meta de la política exterior de EE.UU. es la reducción de la población. La agencia de orientación para la operación es un Grupo Ad Hoc del Consejo de Seguridad Nacional de Política de Población. Su política de planificación de grupo está en la oficina de Asuntos de la Población del Departamento de Estado de EEUU, y fue creado en 1975 por Henry Kissinger. Este grupo redactó el documento Global 2000 de la administración Carter, que aboga por la reducción de la población mundial, y el mismo aparato ha llevado y está llevando a cabo guerra civil en El Salvador como un proyecto de despoblación consciente “, explica Lonnie Wolfe en su artículo La política de despoblación de Haig-Kissinger.

“Nuestro único objetivo y nuestro trabajo es que tenemos que reducir los niveles de población.” – Thomas Ferguson, el oficial de la Oficina de Asuntos de Población (OPA) para America Latina del Departamento de Estado de EEUU.

A las citas anteriores podemos añadir el conocido Memorando 200 de la Casa Blanca, donde el gobierno de Estados Unidos establece una estrategia clara para promover agresivamente el control de la población en las naciones en desarrollo para hacer más fácil conseguir quedarse con sus recursos naturales. De acuerdo con Human Life International, el memorando cita específicamente los nombres de 13 países que “serían objetivos principales de los esfuerzos financiados por Estados Unidos de control de población.” Algunas de las políticas implementadas incluyen la legalización del aborto, los incentivos financieros para que los países aumenten su aborto, la esterilización y la contracepción, el adoctrinamiento de los niños y el control de la población obligatoria, y la coacción de otras formas, tales como la retención de ayudas económicas posterior a desastres naturales así como la ayuda alimentaria a menos que las naciones pongan en práctica programas de control de población.

“Una idea que se podría pensar es la de implantar un impuesto mínimo de las transacciones financieras”. Esta no es la primera vez que un impuesto a las transacciones globales se sugiere. Los mismos banqueros que causaron la crisis financiera actual sugieren una tasa sobre las transacciones internacionales para ayudar a rescatar sus apuestas arriesgadas. Pues resulta que el dinero no ha sido necesario, ya que países como Estados Unidos y Alemania decidieron poner la carga de las deudas adquiridas ilegalmente en los hombros de los contribuyentes en sus respectivas naciones. Rescates financieros abundaban en 2011, supuestamente para pagar las deudas en las que se hundían países como Grecia, Italia, España y los Estados Unidos de América. Los contribuyentes estadounidenses por sí solos tuvieron que absorber o endeudarse por unos 29 trillones de dólares que la Reserva Federal – una entidad privada – dió a los bancos en Europa y otros en suelo americano.

¿Qué tiene las Naciones Unidas para mostrar como puntos positivos a su favor antes de solicitar miles de millones de dólares para ayudar a los pobres? Como muchos ya saben, ninguno de los temas en que la ONU intervino terminó o cambio para mejorar o fue resuelto de una vez por todas. Ni una sola vez en más de medio siglo las Naciones Unidas han llegado cerca de aliviar la desesperación de una población o los problemas de un país. Después de haber sido creada bajo la premisa de que una nueva organización era necesaria para reunir a los países, la ONU ha fallado al actuar, o por sus acciones ha causado daños irreparables a las poblaciones de todo el planeta. La ONU se ha mantenido al margen mientras los dictadores asesinaron a sus propios ciudadanos durante los últimos 50 años, al igual que no hizo nada cuando los gobiernos controlados por corporaciones invadieron e invaden y destruyen países “por el bien de la paz”. Según la autora Theresa Bell, la agenda de la ONU es tan engañosa como los nombres que utiliza para atraer más gente a sus causas. “El cuerpo de la evidencia es la impresión y la acción que emana del sistema de la ONU y que sugiere una agenda global para eliminar a los pobres a través de programas de control de población. Este programa engañoso se confunde aún más por el uso inocuo de términos de la ONU aparentemente inofensivos como el “desarrollo sostenible” o “sostenibilidad ambiental”, y aquí hay uno en negrita: “El desarrollo económico ambientalmente sostenible”. Es importante entender lo que la “sostenibilidad” significa en el corazón y el alma de la ONU y sus agencias. ¿De dónde viene el término desarrollo sostenible? Como he escrito anteriormente, la sostenibilidad tiene sus raíces en el movimiento ecologista que surgió previo a la dominación nazi de Europa y que Hitler más tarde adoptaría como una herramienta para la eugenesia.

Hoy en día, la ONU cuenta con un presupuesto de operación de alrededor de $ 5 mil millones, que según la gerencia no es suficiente para llevar a cabo sus objetivos. Eso pasa en cualquier burocracia, ¿no? En lugar de dedicar efectivamente sus esfuerzos para acabar con la pobreza y llevar la salud y los servicios a los más necesitados, la ONU ha utilizado su presupuesto para impulsar un programa socialista que incluye la toma de posesión de tierras de propiedad gubernamental, así como propiedades privadas en todo el mundo. A través de su propuesta conocida como Agenda 21, la ONU tiene la intención de socializar la propiedad de la tierra, pero no para dársela a los más pobres. La ONU es también un promotor del control gubernamental del acceso a la salud y la medicina, empujando un conjunto global de reglas para gestionar lo que la gente come y no come. Esta iniciativa se conoce como Codex Alimentarius, un conjunto de políticas que permite a la ONU gobernar aspectos de nutrición y el acceso a los tratamientos médicos tradicionales o alternativos y a los alimentos. El Codex Alimentarius ha sido discretamente adoptado por muchos países, sin consulta previa o revisión en los Congresos o un referéndum popular sencillo.

Nadie podía esperar, sin embargo, que el plan para gravar las transacciones internacionales fuera en realidad para ayudar a los pobres. Cualquier cosa que salga de las Naciones Unidas es otro impulso para el control de cómo vive la gente y como gasta su dinero. La ONU incluso se ha propuesto a sí misma como el órgano rector en la forma en que la Internet se debe utilizar. “Es absolutamente esencial establecer controles sobre los movimientos de capitales y la especulación financiera”, dijo Jorge Valero. El Sr. Valero es el actual Presidente de la Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas. Y entonces se confirmaron las sospechas planteadas por muchos medios de comunicación alternativos de que la llamada a ayudar a acabar con la pobreza y la miseria no es más que otro intento de controlar el sistema financiero mundial. Añadió que había una necesidad de “políticas progresistas de imposición” que requerían que “los que ganan más paguen más impuestos.” Eso es un ejemplo antiguo y gastado de expresión figurativa que en realidad significa apretar las cuerdas en cualquier transacción que el ciudadano promedio hace, mientras que a los más ricos de los ricos se les permite usar el sistema bancario para el lavado de dinero de la droga, como HSBC, Wachovia, Wells Fargo y otros bancos han hecho. Es así como la ONU usa una causa noble – tal como lo intentó hacer con el tema del calentamiento global – para presionar por un mayor control sobre lo que usted y yo decidimos sobre el fruto de nuestro trabajo, mientras que los verdaderos criminales se quedan tranquilos.

Al buscar razones por las que la ONU no ha logrado alcanzar las metas que se propuso originalmente, el capitalismo fue el primero en la fila. Es, sin duda, un esfuerzo concertado por líderes corporativos, – muchos de los cuales financian a las Naciones Unidas – para culpar todos los males en el capitalismo. Irónicamente, la ONU es uno de los mayores beneficiarios del capitalismo, ya que todo el dinero que recibe para financiar sus programas proviene principalmente de los países abiertamente capitalistas. Espere entonces que las Naciones Unidas cambie su papel como un impulsor impuestos contra el CO2 para “salvarnos a todos”, especialmente después de la Met Office y la Universidad de East Anglia confirmaron que el calentamiento global acabó por lo menos hace 15 años. Ahora la ONU tratará de resolver el problema más grande, el mismo que ha tratado de resolver durante más de medio siglo, el mismo en el que ha fallado miserablemente.

Eco-fascistas claman por ‘Ciudades Prisión’

Adaptación Luis R. Miranda
The Real Agenda
Enero 7, 2010

Las personas que se resisten a que el Estado controle cada aspecto de su existencia se verán obligados a vivir en ‘ghettos’ miserables, mientras que el resto de la población va a estar bien controlada en las ciudades que se tornen en cárceles monitoreadas con alta tecnología – que es el futuro previsto por los eco-fascistas que están explotando el fraude del calentamiento global antropogénico para hacer alarde abiertamente de su plan para la esclavitud total de la humanidad. Esto es lo que están trabajando grupos como el Foro para el Futuro.

La amenaza planteada por el tipo de escenario que se promueve por el Foro para el Futuro, el grupo responsable del escalofriante vídeo a continuación, no puede enfatizarse lo suficiente. El infierno dictatorial del año 2040, donde los coches serán prohibidos, la carne racionada, la agricultura completamente abolida para los ciudadanos y la poca que haya será supervisada por el estado, el comportamiento de las personas catalogado de “tarjetas de calorías”, y las profesiones ordenadas por el gobierno, es el objetivo final que los monstruos del control centralizado que se han apoderado las riendas del movimiento ecologista desean para un futuro no muy lejano.

Casi todos los aspectos de las políticas llevadas a cabo por la dictadura global que se ejecutarán en las “ciudades planeadas”, que muestra el video reflejan al por mayor las tiranías históricas que la humanidad ha visto.

– El estado se hará cargo de los medios de producción de alimentos y la agricultura por completo. Esto es un retroceso al sistema soviético de la agricultura colectivizada, donde Stalin organizó la tierra y mano de obra en las granjas colectivas a gran escala. Los agricultores que se resistieron a que el Estado se hiciera cargo de sus granjas fueron arrestados y enviados a los ‘gulags’ de Siberia. Como resultado de la confiscación masiva de la propiedad y la perturbación que la agricultura colectiva presentada para la producción de alimentos, más de 3 millones de personas murieron de hambre entre 1932-33. Un sistema similar se impuso en la China maoísta en el marco del “Gran Salto Adelante” que llevó a la Gran Hambruna de China y la muerte de al menos 36 millones de personas.

– El encarcelamiento de los que se resistieron al fascismo verde dentro de los ‘ghettos’ miserables y su posterior separación de sus familias es un recordatorio del ‘ghetto’ de los nazis en Varsovia y otros campos de concentración y las prisiones en las ciudades que albergaban Judios y disidentes políticos durante la Segunda Guerra Mundial.

– La restricción o prohibición de la carne, algo que ya está siendo empujado con vehemencia por los eco-fascistas, hasta el punto que una hamburguesa se convierte en un bien escaso que solo se puede disfrutar en ocasiones especiales – y sólo se puede comer si se tiene el dinero para comprarla. Hasta finales de los 80 antes de que China comenzara a levantarse de la pobreza, la carne era un lujo raro que era escaso y sumamente restringido. Una vez más, la “ciudad planeadas” no es nada menos que una fusión de las medidas de control comunista y fascista infligidas a la población para mantenerlos pobres, hambrientos y débiles.

La gente que produce este vídeo, financiado por los bancos elitistas y corporaciones como Royal Dutch Shell y el Bank of America o Banco de América, así como el gobierno británico, saben muy bien que cada aspecto de sus “ciudades planeadas” se originan directamente de las más abominables y brutales dictaduras de la historia. Ellos están abiertamente haciendo alarde de la ideología neo-fascista detrás del movimiento verde.

Por supuesto, como queda claro en el vídeo, ninguna de estas normas o controles se aplicarán a cualquiera de los elitistas sino al resto de nosotros. Al Gore todavía podrá tener sus mansiones frente al océano con múltiples piscinas climatizadas. Todavía será capaz de rodar en su SUV y volar aviones privados al mismo tiempo bebiendo y comiendo el mejor filete de carne. Y el príncipe Carlos y su insistencia en que a los proletarios no se les permite tomar baños mientras el disfruta del esplendor de sus exuberantes palacios reales.

Ellos también están comprometidos en una estratégia para cambiar los parámetros de la Ventana de Overton – “. Una serie de políticas que consideren a ser políticamente aceptable en el actual clima de opinión pública”. Constantemente nos bombardean con propuestas extremas y repugnantes, que desgastan gradualmente la psique humana hasta que la gente comienza a aceptar controles draconianos sobre su vida personal como algo normal, necesario y razonable.

Esto es parte de la razón detrás del escándalo “splattergate” del año pasado. Los alarmistas del calentamiento global – una vez más financiado por corporaciones y gobiernos –produjeron un comercial en el que los niños que se niegan a reducir sus emisiones de carbono fueron masacrados en una orgía de sangre y tripas .

Este es un ataque psicológico y una realización del método de paso hacia la tiranía. Aunque ahora mismo no aceptemos la prohibición de carros y el racionamiento de carne, vamos a aceptar leyes que prohíban los bombillos incandescentes para usar fluorescentes compactos contaminados con mercurio y el pago de impuestos sobre las emisiones de carbono que nada tiene que ver con el calentamiento global. A medida que cada obstáculo se elimina, los globalistas proponen algo más extremo por lo que siempre vamos a llegar a un compromiso y aceptar una tiranía más leve, pero a largo plazo, los elitistas lograrán todos sus objetivos con aplomo.

Y para colmo, el debate entre los “liberales” como por ejemplo en le periódico The Guardian en respuesta a este artículo no gira en torno a lo que este infierno autoritario significa, sino sobre la cuestión de si las personas de ancianas deben ser advertidas por los trabajadores del gobierno sobre como quitarse la vida cuando llegan a 65, o si el Estado sólo debe matarlos directamente.

Este tipo de destino despótico no sólo está siendo impulsado por la élite, que tiene un ejército de zombis ‘con el cerébro lavado de verde’ detrás de ella que han sido reclutados para hacer la democidio de las personas mayores (los comedores inútiles) una idea intelectualmente aceptable y razonable. Presumiblemente, los discapacitados y los enfermos mentales también serán exterminados en la búsqueda de una alta eficiencia en las “ciudades planificada”, otra idea que Hitler hubiera aprobado con vehemencia.

Una vez que el gobierno se da el poder de matar a cualquiera que considere improductivos en esta pesadilla colectivista, las puertas del infierno están abiertas de par en par. En comparación, el racionamiento de carne, impuestos sobre el carbono, la eco-vigilancia, los créditos de calorías y la restricción de transporte parecen un paseo por el parque.

El final del documental producido por el investigador Alex Jones, lanzado en 2007, advirtió precisamente sobre las redes esclavizantes de alta tecnología que se están aplicando ahora y como estás son habitualmente propuestas por las principales organizaciones fascistas del medio ambiente. Le instamos a advertir a todos a conocer este programa y de pie al unísono resistir el gran asalto a la libertad humana en el siglo 21, que ahora es seguro que será infligido a nosotros bajo el pretexto de salvar a la madre tierra. O ponemos fin a esto ahora, o terminaremos en los ‘eco-ghettos’ que nuestros maestros han preparado para nosotros en sus “ciudades planificadas” de 2040.

UNESCO continua robando tierras en Costa Rica

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Junio 3, 2010

El derecho a tener propiedad privada está, lenta pero seguramente, llegando a su fín.  Muchos de los parques nacionales y reservas

La Reserva de la Biosfera en Costa Rica incluye volcanes como el Poás y el Irazu.

biológicas que se mantienen alrededor del mundo con el pretexto de proteger la naturaleza han pasado de estar en manos de los ciudadanos y los países, a ser propiedad de las Naciones Unidas.  Esta iniciativa se propuso y fue adoptada bajo los escritos de la Convención de Biodiversidad de la ONU, la cual roba los derechos totales de propiedad a los ciudadanos de cada nación y la pasa a manos de organizaciones supranacionales.  Recientemente, la ONU, a través de UNESCO aumentó la extensión de tierras destinadas y consideradas como parte de la reserva de la biosfera en le Valle Central de Costa Rica.

La definición de un territorio en parte o en su totalidad como Reserva de la Biosfera, significa no solo que ese territorio no pertenece más al país donde está ubicado, sino que también deja en manos de la UNESCO y la ONU el tipo de desarrollo que puede ser permitido y la extensión de tierras que serán destinadas a ese desarrollo.  Según relata la Agenda 21, el objetivo es limitar cada vez más el territorio disponible para que las poblaciones puedan plantar cultivos, o desarrollar proyectos habitacionales, entre otros.

Recientemente, la agencia de noticias AFP reportó que la UNESCO aumentó el territorio considerado como de Reserva de la Biosfera en Costa Rica, una nación muy conocida por su protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales.  “La Unesco aprobó hoy la ampliación de 650.000 hectáreas de la reserva de la biosfera de la Cordillera Volcánica Central de Costa Rica. Esta reserva estaba inscrita en la lista del Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) desde 1988. Lo que hace que este lugar se integrara dentro de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera (WNBR).” Desde luego, el manejo de las tierras se dirige de acuerdo a las medidas establecidas bajo los acuerdos mencionados arriba, y estos acuerdos son escritos y controlados por la ONU.

El bosque tropical húmedo de Costa Rica es ahora propiedad de las Naciones Unidas.

Según la AFP, la ampliación del área de reserva de la biosfera, quintuplica su superficie y alberga una población cercana a los tres millones de habitantes.  Será que al ser estos territorios ahora propiedad de la ONU, también lo son las personas que ahí habitan?  Bueno, al parecer sí.  La AFP relata que la amplaición incluye la ciudad capital de Costa Rica, San José, por lo que cualquier proyecto de desarrollo o reorganización deberá primero ser aprobado por la UNESCO antes de ser implementado por el gobierno de Costa Rica o las autoridades locales en la provincia.  Mucha de las políticas de conservación, como se sabe, se desprende de la ilógica y enfermiza idea que nuestros recursos deben ser administrados por globalistas para que las ciudades y los países puedan tener una mejor gestión sostenible.  En realidad, lo que políticas como estas permite, es el control centralizado de las regiones más ricas del planeta por sus recursos naturales y su patrimonio cultural.

No habría ningún problema en conservar los recursos si estos se mantuvieran en manos de los ciudadanos y los países, sin embargo la ONU promueve la visión de que esta organización y no los propios países, debe decidir que se hace con los recursos ajenos.  En este momento, existen 564 reservas situadas en 109 países. Según la propia UNESCO, los espacios protegidos deben ser usados para la experimentación, lo cual incluye la introducción de especies foráneas que en muchos casos destruyen la misma biosfera que según ellos se pretende conservar.  De todos es conocido que la ONU controla, hoy más que nunca,  grandes cantidades de los recursos terrestres de agua dulce y marinos.  “Las Reservas de Biosfera son, por lo tanto, laboratorios del desarrollo sostenible que permiten obtener enseñanzas sobre el mismo”, indica el comunicado de la UNESCO.

Pero el robo de propiedades no se limita a Costa Rica.  Según el comunicado de la UNESCO, la reserva Araucarias de Chile, la cual ha multiplicado en 12 veces su extensión inicial desde que fue clasificada como reserva de la biosfera es ahora parte de la red administrada por la ONU.  Al igual que en Costa Rica, esta reserva está situada en una cadena volcánica; la meridional de los Andes en la parte central del sur de Chile.  La UNESCO añadió 13 nuevos espacios en 15 países de diversas partes del mundo a la Red Mundial de Reservas de la Biosfera. Tres de estas reservas están en el continente africano Zimbabwe y Etiopía, que se integran por primera vez en esta lista mundial.

La mayoría de las reservas encontradas en América Latina están en México, Nicaragua y Perú.  La reservas de México son Nahá-Metzabok, ubicada en el sudeste de México; la reserva Los Volcanes, que abarca al Popocatépetl, y la reserva de las Islas Marías, que consideraron un “vivero de especies endémicas”.  Los mexicanos cuentan con 40 reservas en esta Red Mundial, según subrayó la delegación mexicana.