La Revolución que los Globalistas Añoraban

Como los medios tradicionales publican mentiras, la gente es co-optada y los globalistas afirman su poder

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Marzo 4, 2011

Permítanme ir directo al punto. Glenn Beck no es un patriota ni nada de eso. Beck es una máquina de relaciones públicas para vender publicidad en Fox News. Como él, hay otros muchos en los medios de comunicación, así como muchos “expertos” que manipulan la verdad. Entonces, ¿porqué Glenn Beck habla algunas verdades sobre lo que está sucediendo en Egipto?

Muchas personas en el mundo despertaron a la realidad, y durante este despertar, rechazan las mentiras y la desinformación que ofrecen los medios de comunicación tradicionales y muchos alternativos. Así que los medios de comunicación ahora emplean a una “nueva táctica”. Esta nueva estrategia que consiste en decir algunas verdades a los espectadores, lectores y oyentes, para entonces llenar sus mentes con informaciones falsas o parcialmente falsas. Esto se hace en un intento de salvarse del agujero en el que han caído y por lo que mucha gente no confía en ellos.

En la presentación de informes o la discusión de cualquier asunto, los medios de comunicación dicen a la gente 10 por ciento de la verdad y 90 por ciento del contenido lo llenan de mentiras. Ahí es donde está el truco. Se trata de una operación psicológica (psy-op) para recuperar la confianza pública, pero muchas personas todavía no entienden esto. Los medios de comunicación saben quién es el público, cómo piensan y cómo llegar a ellos. Sus directores y cabecillas emplean las combinaciones de palabras más dulces para atraer y mantener a sus seguidores y tratar de conseguir otros nuevos cada día.

Es por eso que Glenn Beck y otros, a veces dicen a la gente toda la verdad, y a continuación, dicen mentiras. Ejemplos de esto son innecesarios, ya que cualquiera puede verlo no sólo a través de Fox, pero también en CNN, MSNBC, CBS, ABC, Al-Jazeera, Globo, periódicos y revistas populares que enmascaran su agenda con caras bonitas, presentadores que parecen ser inteligentes y estudios modernos y elegantes. Pero el objetivo general es vender mentiras. No hay duda de eso.

Al igual que Glenn Beck presentó en su programa muchas veces, la situación en Egipto hoy en día es una copia de lo que sucedió en Irán en 1979. Pero nadie parece entenderlo muy bien, porque a nadie le importa lo suficiente. Nadie se acuerda de Irán en 1979. La agitación en el Oriente Medio es interminable y muy antigua. Pero es importante saber lo que causa esta inquietud, la persecución, la violencia y la destrucción. Vamos a mencionar sólo algunas razones por las que esta agitación ocurre: sanciones económicas, aranceles, comercio exclusivo, medidas de austeridad, hambre, guerra, opresión, corrupción, explotación laboral y así sucesivamente.

El mundo no está a punto de ser dominado por unas pocas manos, señalo Beck en uno de sus programas. El mundo ha estado en manos de un puñado de personas por lo menos por un siglo. “Los medios de comunicación tradicionales no pueden entender esto”, dijo Beck. Otra mentira. Los medios de comunicación saben muy bien como el mundo funciona, pero no lo explican al público. Beck, así como otros presentadores, saben que si los medios de comunicación dijeran a las masas cómo funcionan realmente las cosas, veriamos la situación en Egipto repitiendose no sólo en el Oriente Medio, sino en otros lugares. En efecto, la revolución en Egipto puede haber comenzado como un movimiento para derrocar a un dictador, pero ciertamente no evolucionó como tal.

Beck tiene razón cuando dice que el conflicto de Oriente Medio está a punto de destruir a Occidente, pero esto no es una sorpresa, ya que siempre fue así. Las potencias militares y económicas occidentales, a través de su complejo militar-industrial, siempre han creado y utilizado conflictos en el Oriente para tener una excusa para llenar sus bolsillos con dinero y acumular control de los recursos y las personas. Nada nuevo aquí.

¿Por qué el Oriente supuestamente odia al Occidente?

El Oriente no odia al Occidente. Esta es otra mentira de los medios tradicionales. Son los globalistas que odian tanto al Oriente como al Occidente y quieren causar conflictos para lograr el control completo de ambos hemisferios, como se había previsto. El conflicto entre las civilizaciones siempre ha sido estimulado por pequeños grupos de personas que tratan de promover el control imperial y acumulan poder mientras oprimen al pueblo. Así, los ciudadanos del Oriente no odian a los ciudadanos del Occidente. Los dictadores títeres del Oriente odian a sus pueblos, debido a que venden sus vidas a los controladores en el Oeste. Los presidentes marionetas de Occidente odian a sus conciudadanos, ya que también venden a sus pueblos a los globalistas. Todos los conflictos religiosos y culturales son causados por la introducción de falacias que la gente cree que son reales sobre temas como el multiculturalismo, la “justicia social”, y el radicalismo religioso con el apoyo de frases tales como “usted está de nuestro lado o del lado del enemigo.”

Los medios tradicionales tienen el descaro de culpar a la gente de pensamiento progresista de este desastre que ha estado sucediendo por más tiempo de lo que ningún liberal podía imaginar. La tiranía y la corrupción no son característicos de progresivos o liberales, sino un objetivo histórico de los globalistas. Para ello, se utilizan diferentes nombres, diferentes políticas y, más importante aún, empleando diferentes grupos sociales, religiones, dictadores y presidentes títeres que siguen diferentes ideologías. Por lo tanto, siempre nos puede atar a todos. Las mismas políticas que los medios de comunicación describen como originales del movimiento progresivo también fueron producidos y realizados por los conservadores. Ambos grupos han elaborado y aplicado estas políticas, ya que están bajo el control y son co-optados por las organizaciones y fundaciones globalistas.

Glenn Beck con razón afirma que gran parte del odio hacia el Oeste es causado por la hipocresía occidental, sobre todo la hipocresía estadounidense. En parte esto es verdad. El PERO es que esta hipocresía no es sólo estadounidense u occidental. Los Estados Unidos, así como otros miembros del G-8 y G-20 están dirigidos por gobiernos títeres que llevan a cabo los planes de los globalistas. Por lo tanto, las personas responsables de la hipocresía son los globalistas en control y no los estadounidenses, franceses, británicos, alemanes o griegos. Esta es la diferencia entre la manera en que los medios de comunicación presentan la “realidad” y como esta es verdaderamente.

Se debe dar crédito a los medios tradicionales porque han sido capaces de mantener ocultos los verdaderos controladores “detrás de la cortina”. Al igual que Glenn Beck trató de hacer en su programa el 31 de enero, los medios corporativos se han especializado en mentir con una cara seria. Y nadie puede ser más mentiroso y hacerlo seriamente que el mismo Beck. Además de detallar lo que denominó la “insurrección que viene”, Beck criticó a Hosni Mubarak por sus torturas, secuestros, espionaje y oprimir y abusar del pueblo egipcio. Pero ni él ni ningún otro presentador dijo nada cuando George W. otro Bush -otro presidente títere- hizo exactamente lo mismo durante su administración.

Sin embargo, la farsa ha terminado. Mucha gente aprendió a ver a través de las mentiras la desinformación y ahora reconocen que sus opresores no viven en sus países. También aprendieron que las agendas económicas y políticas que han causado la miseria y el dolor junto con la muerte de miles o millones de sus ciudadanos también llegan desde el extranjero. Ellos no quieren otro títere, quieren construir el país que quieren para ellos y sus familias. Pero la única manera de lograrlo es liberándose de las cadenas que les impiden ser libres.

Como el congresista Ron Paul señaló, es la ocupación estadounidense del Medio Oriente que ha servido como una gran excusa para la formación de grupos radicales, muchos de ellos apoyados por los mismos poderes occidentales que dicen luchar contra el terrorismo. Entre ellas, la Hermandad Musulmana, una creación de las agencias de inteligencia británica.

Las guerras entre civilizaciones no ocurren debido al hecho de que algunas personas son libres y prósperos y otros no. Las guerras más sangrientas de la historia no sucedieron debido a la diversidad religiosa, pero como las diferencias religiosas y movimientos religiosos se han utilizado para crear el odio entre los pueblos.

El complejo industrial militar crearon dictadores de todos los colores y las formas y los pusieron en el poder durante siglos. Sus miembros y los expertos lo han admitido en público. Zbigniew Brzezinski no sólo expresó su preocupación por la creciente oposición en todo el mundo contra la agenda globalista, pero también admitió que él fue personalmente responsable de la creación del dictador oriental Mao Tse Tung, que fue llevado al poder por el movimiento globalista. Lo mismo sucedió con Adolf Hitler. El número de muertes causadas por estos dos tiranos debido a la persecución política, religiosa y de otros tipos se cuentan de forma conservadora en las decenas de millones.

En la actualidad, Estados Unidos es controlado por los globalistas, y estos globalistas apoyan a dictadores en Egipto, Arabia Saudita, Túnez, Yemen y presidentes títeres en América Latina, Europa y otras regiones del mundo. El apoyo de estos dictadores y presidentes títeres se da en una variedad de maneras. Egipto recibe miles de millones de dólares por año, principalmente en ayuda militar. Yemen recibe una gran parte del presupuesto de la USAID. Gran parte de esto, dice la organización, es para los programas relacionados con “la paz y la seguridad.” Y si la ayuda no llega en forma de dinero, como en el caso de Arabia Saudita, se entrega a través de los tratados de armas.

Egipto 2011 es Irán en 1979

Vamos a explicar esto tan claramente como sea posible. La revolución que está ocurriendo hoy en Egipto y el resto de Africa del Norte es una copia de lo que sucedió en Irán a finales de 1970. Hosni Mubarack era un títere del sindicato del crimen internacional conocido como los globalistas había puesto en el poder. Los globalistas son un grupo de empresas y personas corruptas que controlan casi todos los aspectos de nuestras vidas hoy en día. Lo consiguieron mediante la creación y aplicación de un plan para tener una economía planificada, con desarrollo planificado y controlado, crecimiento controlado, un sistema educativo sirviente para entrenar y no educar a las personas, la formación, entre otras cosas. Este esquema les permitió mantener y aumentar el control sobre la política, economía, investigación, políticas monetarias y fiscales, el uso de los recursos naturales, control de la natalidad, el entretenimiento y los medios de comunicación.

Así como el conflicto en Irán en 1979 no sucedió porque los iraníes querían lograr la democracia, los conflictos en desarrollo en todo el Oriente Medio no es por democracia. Es la misma situación que existía en Irán, donde los estudiantes fueron engañados para que apoyaran la revolución, pero no la revolución popular. La revolución iraní no se trataba de la libertad, y su estado actual es un verdadero ejemplo de ello. Antes de convertirse en lo que es hoy, Irán fue uno de los más fuertes aliados de los Estados Unidos, así como Egipto es hoy en día. Jimmy Carter llegó a hacer un brindis con el Sha de Irán para presentar la prosperidad del país. El Sha era un dictador y un títere, como Mubarak era. El apoyá la tortura de miles de personas y cometió otros delitos que pocos recuerdan. Al igual que en Egipto hoy en día, grupos de estudiantes apoyaron la revolución y establecieron un régimen llamado “moderado”.

Así que vamos a ver … En ambos casos, la revolución fue encabezada por estudiantes co-optados. En ambos casos ellos querían acabar con el reinado de un dictador brutal y en ambos casos no consiguieron sus objetivos. De hecho, terminaron siendo más oprimidos que nunca. En el caso de Irán, un mes después de la revolución de la “libertad”, los EE.UU. decidieron que el Shah no estaba funcionando y enviaron extremistas islámicos para tomar el poder con el ayatolá Komeni a la cabeza. Esta revolución llevó a la crisis de los rehenes en la embajada de Estados Unidos, donde al menos 60 personas fueron secuestradas durante más de un año.

Volviendo al 2011

La solución que los EE.UU. ha estado cocinando durante unos años es la instalación de Mohamed ElBaradei como el salvador de Egipto. El nuevo títere que va a hacer la debida diligencia de los globalistas, como Mubarak lo hizo. Del mismo modo, los otros dictadores en Jordania, Marruecos, Sudán, Pakistán y Afganistán hoy en día hacen su parte para mantener a los globalistas en el poder. Al igual que Barack Obama hace lo mismo en los Estados Unidos e Inácio da Silva, lo hizo hasta el pasado mes de enero de 2011 en Brasil.

Hoy en día, junto con Egipto, países como Argelia, Marruecos, Libia, Sudán, Jordania, Siria y Pakistán muestran revoluciones populares. Todos ellos están gobernados por dictadores que el gobierno títere de EE.UU. ha apoyado a lo largo de los años. ¿Por qué los EE.UU. trata de poner fin a estos regímenes? Debido a que los globalistas son los menos fiables que existen. Hacen cualquier cosa para avanzar su agenda. Tomarán lo que necesitan para aumentar su control y la riqueza. Hosni Mubarak, por ejemplo era uno de esos títeres que poco a poco había conseguido safarse de las garras de los globalistas en muchos aspectos y ya no era dependiente de estos para mantenerse en el poder. Lo mismo sucede con Muammar Kadaffi en Libya, quien auque es un amigo cercano de Tony Blair, no ha recibido un tratamiento muy cordial de parte de sus “dueños”.

La misma gente en el poder son los que provocan y co-optan a la insurgencia en Egipto, Yemen, Turquía, Jordania, Arabia Saudí y otros países alrededor del mundo. Ellos siempre han utilizado los movimientos populares para engañar a la gente y llevar a cabo su agenda de control. Esto es más claro en las áreas del mundo donde la gente está cansada de ser esclava, pero no sabe cómo lograr un cambio real. Este cambio no es entendido por las masas que simplemente se conforman con las farsas. Ideas como la justicia social y la igualdad son mentiras que se plantan para atraer la atención de la gente. De hecho, el objetivo es establecer un sistema comunista basado en la distribución de la riqueza. Pero esta riqueza no va a terminar en las manos de aquellos que más lo necesitan. Todo lo contrario. Los dineros y recursos terminarán en manos de los globalistas. Estos globalistas controlan todo de lugares donde no hay acuerdos de extradición y de donde no necesitan rendir cuentas. Hasta ahora.

A finales de 2010, la gente en Francia, Grecia, Irlanda e Italia expresaron su ira en las calles por los planes de austeridad diseñados por sus gobiernos, así como los recortes salariales, la confiscación de los fondos de pensiones públicos y privados, etc.

¿Cuáles son las implicaciones del odio globalista?

Es el odio globalista hacia el pueblo, el verdadero capitalismo y el libre mercado que ha destruido un sistema que, aunque imperfecto, podría haber ayudado a mejorar las condiciones de vida de miles de personas más. Pero las políticas de desregulación les ha permitido hacer lo que querían y sus ingresos han crecido fuera de control. ¿Entonces por qué los globalistas quieren derrumbar su propio sistema para crear conflictos en África, Oriente Medio, Europa y Asia? Esta no es la pregunta correcta. La pregunta correcta es: ¿por qué no? Esto les daría la excusa perfecta para lanzar su tan esperado asalto militar contra el pueblo e imponer ley marcial y la militarización de básicamente todo el mundo bajo el pretexto de la seguridad nacional o internacional. Podrían prohibirlos viajes, el comercio y, de hecho, suspender toda la actividad económica como se conoce hoy en día. Todo en nombre de la paz y la seguridad, por supuesto. En el marco del Tratado START, el ejército del mundo podría ser finalmente enviado a continuar su misión de mantener “la paz y la seguridad” cuando sea necesario y, a través de la cláusula de emergencia, obligar a todos los miembros de la ONU a dar sus armas a las Naciones Unidas.

Por otra parte, podrían imponer sus nuevas regulaciones sobre la producción de alimentos, leyes para el uso de energía con tecnología ‘smart grid’ con la falsa excusa del calentamiento global antropogénico, la prohibición formal de la libertad de expresión, la creación de “zonas la libertad de expresión”, más regulación y control de los medios de comunicación, la censura de los medios alternativos y así sucesivamente. Como están las cosas ahora, los precios de los alimentos aumentaron sólo en el último año en un 3,4 por ciento en muchos países del mundo occidental. La disponibilidad de alimentos es una de las herramientas favoritas de los globalistas para esclavizar a la gente. El hambre es una de las razones por las que muchos ciudadanos pobres protestan en las calles de hoy. ¿Quién controla la producción y distribución de alimentos mantiene como rehenes al resto. El impulso por un sistema centralizado con normas en el marco del Codex Alimentarius proporciona un control casi total de los gobiernos cuando se trata de la producción de alimentos, mientras que se prohíbe la producción agrícola en pequeñas fincas y la medicina alternativa.

De acuerdo con las leyes de uso de la energía recientemente aprobadas, los países cuyos gobiernos apoyan la imposición de cargos por las emisiones de carbono, podrán imponer límites a la cantidad de energía que la gente puede utilizar así como restricciones a los distintos tipos de producción de energía, impuestos y otros cargos para las pequeñas y medianas empresas en función del tipo de energía que utilizan. En otros casos, los obligan a comprar créditos de carbono. Con el nuevo sistema a ser implementado, los gobiernos utilizan la tecnología del tipo ‘smart grid’ para regular cómo los ciudadanos y las pequeñas empresas usan energía, mientras que eximen a las grandes corporaciones. Las subvenciones del gobierno facilitarán la adquisición e instalación de medidores inteligentes que permiten a los gobiernos controlar de forma remota, quien puede utilizar la energía, cuánto y cuándo. Muchos profesionales de seguridad han puesto en duda el uso de estos medidores, pero la burocracia ha encontrado una manera de eludir las críticas e insisten en su uso.

Si usted es uno de los que odian la intervención del gobierno, o simplemente prefiere mantener su privacidad intacta, esto son malas noticias. El protestar contra el control del gobierno será más difícil cada día. La libertad de expresión es otro de nuestros derechos que puede llegar a ser un lujo. Como hemos visto en América del Norte, América Latina, África y los dictadores de Oriente Medio a los globalistas no les gusta la oposición de la opinión pública. Por lo tanto, establecieron las llamadas “zonas de libertad de expresión” en escuelas y lugares públicos. Estas áreas se encuentran fuera de la vista y la mente de las personas, haciendo que la protesta pública sea inocua. Los que no se atreven a seguir las reglas son inmediatamente atacados con aerosol de pimienta, perros de la policía o cañones de sonido.

La libertad de expresión no se eliminará por completo a menos que el gobierno controle los medios de comunicación. ¿Cómo lo hacen? No mediante el envío de un grupo de matones para hacerse cargo de las transmisiones, las ondas de radio o las prensas. La técnica del siglo XXI es comprar los medios de comunicación con dinero de los contribuyentes. Y cuando se trata de medios alternativos como los blogs, sitios de noticias y los productores independientes, están trabajando en un “kill switch” para Internet, que permite censurar segmentos completos de la red en bloque. Mientras tanto, los ingenieros y los defensores de la seguridad y la privacidad advirtieron en septiembre de 2010, sobre un proyecto de ley que circulaba en el Congreso que efectivamente impondría la censura en Internet. El proyecto conocido como la Ley Contra la Violación de Derechos de Autor, fue patrocinada por los miembros de ambos partidos Republicano y Demócrata. “Si esta ley se hubiese pasado hace cinco o 10 años, YouTube no existiría hoy”, dijo Peter Eckersley, técnico senior de la Electronic Frontier Foundation. El proyecto no tiene nada que ver con la infracción de derechos de autor, por supuesto, pero con el control gubernamental de Internet y la censura de lo que los burócratas consideren “peligroso”. Este proyecto de ley, aprobado por el Comité Judicial del Senado fue votado 19-0, pero nunca recibió un voto completo. Seguramente acabará volviendo como con la Ley de Seguridad Cibernética.

Entonces, ¿qué podemos esperar de todo esto?

En primer lugar, debes estar preparado. Ser autosuficiente. No espere que su gobierno acuda en su ayuda cuando necesite alimentos, agua y energía para sobrevivir a una situación caótica. Los burócratas simplemente no vendrán. Los gobiernos, especialmente los grandes, son incapaces de ayudar a todos cuando los desastres, la violencia, el caos y la inestabilidad surgen. En muchos casos, los propios gobiernos, a instancias de los globalistas, causan conflictos y el caos sin tener la mínima intención de ayudar a las personas que lo necesitan. Estar preparado es la clave para sobrevivir a cualquier situación difícil. Ser proactivo y no reactivo es la solución. Ser autosuficiente. No espere a que los supermercados se queda sin alimentos para comenzar a almacenar alimentos no perecederos. Algunas tiendas ya están sin alimentos debido a los precios del petróleo, la escasez artificial y la inestabilidad de las monedas. Ser independiente. Tener su propia fuente de agua. Organizar grupos de barrio para apoyarse mutuamente y mejorar las posibilidades de que su familia supere una crisis y pueda hacer frente a la escasez de alimentos y agua. Sólo se tarda un par de semanas para que las personas que padecen hambre se vuelvan violentos cuando la comida y el agua son escasos o inexistentes. Sólo se necesitan meses para que personas desesperadas maten a otros para sobrevivir. Por último, de ninguna manera usted puede pensar que lo que está sucediendo hoy en el Oriente Medio no puede suceder donde usted vive. Ese sería el mayor error que podría cometer.

Como los medios tradicionales publican mentiras, la gente es cooptada y los globalistas afirmar su poder

Por Luis R. Miranda

The Real Agenda

Marzo 4, 2011

Permítanme ir directo al punto. Glenn Beck no es un patriota ni nada de eso. Beck es una máquina de relaciones públicas para vender publicidad en Fox News. Como él, hay otros muchos en los medios de comunicación, así como muchos “expertos” que manipulan la verdad. Entonces, ¿porqué Glenn Beck habla algunas verdades sobre lo que está sucediendo en Egipto?

Muchas personas en el mundo despertaron a la realidad, y durante este despertar, rechazan las mentiras y la desinformación que ofrecen los medios de comunicación tradicionales y muchos alternativos. Así que los medios de comunicación ahora emplean a una “nueva táctica”. Esta nueva estrategia que consiste en decir algunas verdades a los espectadores, lectores y oyentes, para entonces llenar sus mentes con informaciones falsas o parcialmente falsas. Esto se hace en un intento de salvarse del agujero en el que han caído y por lo que mucha gente no confía en ellos.

En la presentación de informes o la discusión de cualquier asunto, los medios de comunicación dicen a la gente 10 por ciento de la verdad y 90 por ciento del contenido lo llenan de mentiras. Ahí es donde está el truco. Se trata de una operación psicológica (psy-op) para recuperar la confianza pública, pero muchas personas todavía no entienden esto. Los medios de comunicación saben quién es el público, cómo piensan y cómo llegar a ellos. Sus directores y cabecillas emplean las combinaciones de palabras más dulces para atraer y mantener a sus seguidores y tratar de conseguir otros nuevos cada día.

Es por eso que Glenn Beck y otros, a veces dicen a la gente toda la verdad, y a continuación, dicen mentiras. Ejemplos de esto son innecesarios, ya que cualquiera puede verlo no sólo a través de Fox, pero también en CNN, MSNBC, CBS, ABC, Al-Jazeera, Globo, periódicos y revistas populares que enmascaran su agenda con caras bonitas, presentadores que parecen ser inteligentes y estudios modernos y elegantes. Pero el objetivo general es vender mentiras. No hay duda de eso.

Al igual que Glenn Beck presentó en su programa muchas veces, la situación en Egipto hoy en día es una copia de lo que sucedió en Irán en 1979. Pero nadie parece entenderlo muy bien, porque a nadie le importa lo suficiente. Nadie se acuerda de Irán en 1979. La agitación en el Oriente Medio es interminable y muy antigua. Pero es importante saber lo que causa esta inquietud, la persecución, la violencia y la destrucción. Vamos a mencionar sólo algunas razones por las que esta agitación ocurre: sanciones económicas, aranceles, comercio exclusivo, medidas de austeridad, hambre, guerra, opresión, corrupción, explotación laboral y así sucesivamente.

El mundo no está a punto de ser dominado por unas pocas manos, señalo Beck en uno de sus programas. El mundo ha estado en manos de un puñado de personas por lo menos por un siglo. “Los medios de comunicación tradicionales no pueden entender esto”, dijo Beck. Otra mentira. Los medios de comunicación saben muy bien como el mundo funciona, pero no lo explican al público. Beck, así como otros presentadores, saben que si los medios de comunicación dijeran a las masas cómo funcionan realmente las cosas, veriamos la situación en Egipto repitiendose no sólo en el Oriente Medio, sino en otros lugares. En efecto, la revolución en Egipto puede haber comenzado como un movimiento para derrocar a un dictador, pero ciertamente no evolucionó como tal.

Beck tiene razón cuando dice que el conflicto de Oriente Medio está a punto de destruir a Occidente, pero esto no es una sorpresa, ya que siempre fue así. Las potencias militares y económicas occidentales, a través de su complejo militar-industrial, siempre han creado y utilizado conflictos en el Oriente para tener una excusa para llenar sus bolsillos con dinero y acumular control de los recursos y las personas. Nada nuevo aquí.

¿Por qué el Oriente supuestamente odia al Occidente?

El Oriente no odia al Occidente. Esta es otra mentira de los medios tradicionales. Son los globalistas que odian tanto al Oriente como al Occidente y quieren causar conflictos para lograr el control completo de ambos hemisferios, como se había previsto. El conflicto entre las civilizaciones siempre ha sido estimulado por pequeños grupos de personas que tratan de promover el control imperial y acumular poder mientras oprimen al pueblo. Así, los ciudadanos del Oriente no odian a los ciudadanos del Occidente. Los dictadores títeres del Oriente odian a sus pueblos, debido a que venden sus vidas a los controladores en el Oeste. Los presidentes marionetas de Occidente odian a sus conciudadanos, ya que también venden a sus pueblos a los globalistas. Todos los conflictos religiosos y culturales son causados por la introducción de falacias que la gente cree que son reales sobre temas como el multiculturalismo, la “justicia social”, y el radicalismo religioso con el apoyo de frases tales como “usted está de nuestro lado o del lado del enemigo.”

Los medios tradicionales tienen el descaro de culpar a la gente de pensamiento progresista de este desastre que ha estado sucediendo por más tiempo de lo que ningún liberal podía imaginar. La tiranía y la corrupción no son característicos de progresivos o liberales, sino un objetivo histórico de los globalistas. Para ello, se utilizan diferentes nombres, diferentes políticas y, más importante aún, empleando diferentes grupos sociales, religiones, dictadores y presidentes títeres que siguen diferentes ideologías. Por lo tanto, siempre nos puede atar a todos. Las mismas políticas que los medios de comunicación describen como originales del movimiento progresivo también fueron producidos y realizados por los conservadores. Ambos grupos han elaborado y aplicado estas políticas, ya que están bajo el control y son co-optados por las organizaciones y fundaciones globalistas.

Glenn Beck con razón afirma que gran parte del odio hacia el Oeste es causado por la hipocresía occidental, sobre todo la hipocresía estadounidense. En parte esto es verdad. El PERO es que esta hipocresía no es sólo estadounidense u occidental. Los Estados Unidos, así como otros miembros del G-8 y G-20 están dirigidos por gobiernos títeres que llevan a cabo los planes de los globalistas. Por lo tanto, las personas responsables de la hipocresía son los globalistas en control y no los estadounidenses, franceses, británicos, alemanes o griegos. Esta es la diferencia entre la manera en que los medios de comunicación presentan la “realidad” y como esta es verdaderamente.

Se debe dar crédito a los medios tradicionales porque han sido capaces de mantener ocultos los verdaderos controladores “detrás de la cortina”. Al igual que Glenn Beck trató de hacer en su programa el 31 de enero, los medios corporativos se han especializado en mentir con una cara seria. Y nadie puede ser más mentiroso y hacerlo seriamente que el mismo Beck. Además de detallar lo que denominó la “insurrección que viene”, Beck criticó a Hosni Mubarak por sus torturas, secuestros, espionaje y oprimir y abusar del pueblo egipcio. Pero ni él ni ningún otro presentador dijo nada cuando George W. otro Bush -otro presidente títere- hizo exactamente lo mismo durante su administración.

Sin embargo, la farsa ha terminado. Mucha gente aprendió a ver a través de las mentiras la desinformación y ahora reconocen que sus opresores no viven en sus países. También aprendieron que las agendas económicas y políticas que han causado la miseria y el dolor junto con la muerte de miles o millones de sus ciudadanos también llegan desde el extranjero. Ellos no quieren otro títere, quieren construir el país que quieren para ellos y sus familias. Pero la única manera de lograrlo es liberándose de las cadenas que les impiden ser libres.

Como el congresista Ron Paul señaló, es la ocupación estadounidense del Medio Oriente que ha servido como una gran excusa para la formación de grupos radicales, muchos de ellos apoyados por los mismos poderes occidentales que dicen luchar contra el terrorismo. Entre ellas, la Hermandad Musulmana, una creación de las agencias de inteligencia británica.

Las guerras entre civilizaciones no ocurren debido al hecho de que algunas personas son libres y prósperos y otros no. Las guerras más sangrientas de la historia no sucedieron debido a la diversidad religiosa, pero como las diferencias religiosas y movimientos religiosos se han utilizado para crear el odio entre los pueblos.

El complejo industrial militar crearon dictadores de todos los colores y las formas y los pusieron en el poder durante siglos. Sus miembros y los expertos lo han admitido en público. Zbigniew Brzezinski no sólo expresó su preocupación por la creciente oposición en todo el mundo contra la agenda globalista, pero también admitió que él fue personalmente responsable de la creación del dictador oriental Mao Tse Tung, que fue llevado al poder por el movimiento globalista. Lo mismo sucedió con Adolf Hitler. El número de muertes causadas por estos dos tiranos debido a la persecución política, religiosa y de otros tipos se cuentan de forma conservadora en las decenas de millones.

En la actualidad, Estados Unidos es controlado por los globalistas, y estos globalistas apoyan a dictadores en Egipto, Arabia Saudita, Túnez, Yemen y presidentes títeres en América Latina, Europa y otras regiones del mundo. El apoyo de estos dictadores y presidentes títeres se da en una variedad de maneras. Egipto recibe miles de millones de dólares por año, principalmente en ayuda militar. Yemen recibe una gran parte del presupuesto de la USAID. Gran parte de esto, dice la organización, es para los programas relacionados con “la paz y la seguridad.” Y si la ayuda no llega en forma de dinero, como en el caso de Arabia Saudita, se entrega a través de los tratados de armas.

Egipto 2011 es de Irán en 1979

Vamos a explicar esto tan claramente como sea posible. La revolución que está ocurriendo hoy en Egipto y el resto de Africa del Norte es una copia de lo que sucedió en Irán a finales de 1970. Hosni Mubarack era un títere del sindicato del crimen internacional conocido como los globalistas había puesto en el poder. Los globalistas son un grupo de empresas y personas corruptas que controlan casi todos los aspectos de nuestras vidas hoy en día. Lo consiguieron mediante la creación y aplicación de un plan para tener una economía planificada, con desarrollo planificado y controlado, crecimiento controlado, un sistema educativo sirviente para entrenar y no educar a las personas, la formación, entre otras cosas. Este esquema les permitió mantener y aumentar el control sobre la política, economía, investigación, políticas monetarias y fiscales, el uso de los recursos naturales, control de la natalidad, el entretenimiento y los medios de comunicación.

Así como el conflicto en Irán en 1979 no sucedió porque los iraníes querían lograr la democracia, los conflictos en desarrollo en todo el Oriente Medio no es por democracia. Es la misma situación que existía en Irán, donde los estudiantes fueron engañados para que apoyaran la revolución, pero no la revolución popular. La revolución iraní no se trataba de la libertad, y su estado actual es un verdadero ejemplo de ello. Antes de convertirse en lo que es hoy, Irán fue uno de los más fuertes aliados de los Estados Unidos, así como Egipto es hoy en día. Jimmy Carter llegó a hacer un brindis con el Sha de Irán para presentar la prosperidad del país. El Sha era un dictador y un títere, como Mubarak era. El apoyá la tortura de miles de personas y cometió otros delitos que pocos recuerdan. Al igual que en Egipto hoy en día, grupos de estudiantes apoyaron la revolución y establecieron un régimen llamado “moderado”.

Así que vamos a ver … En ambos casos, la revolución fue encabezada por estudiantes co-optados. En ambos casos ellos querían acabar con el reinado de un dictador brutal y en ambos casos no consiguieron sus objetivos. De hecho, terminaron siendo más oprimidos que nunca. En el caso de Irán, un mes después de la revolución de la “libertad”, los EE.UU. decidieron que el Shah no estaba funcionando y enviaron extremistas islámicos para tomar el poder con el ayatolá Komeni a la cabeza. Esta revolución llevó a la crisis de los rehenes en la embajada de Estados Unidos, donde al menos 60 personas fueron secuestradas durante más de un año.

Volviendo al 2011

La solución que los EE.UU. ha estado cocinando durante unos años es la instalación de Mohamed ElBaradei como el salvador de Egipto. El nuevo títere que va a hacer la debida diligencia de los globalistas, como Mubarak lo hizo. Del mismo modo, los otros dictadores en Jordania, Marruecos, Sudán, Pakistán y Afganistán hoy en día hacen su parte para mantener a los globalistas en el poder. Al igual que Barack Obama hace lo mismo en los Estados Unidos e Inácio da Silva, lo hizo hasta el pasado mes de enero de 2011 en Brasil.

Hoy en día, junto con Egipto, países como Argelia, Marruecos, Libia, Sudán, Jordania, Siria y Pakistán muestran revoluciones populares. Todos ellos están gobernados por dictadores que el gobierno títere de EE.UU. ha apoyado a lo largo de los años. ¿Por qué los EE.UU. trata de poner fin a estos regímenes? Debido a que los globalistas son los menos fiables que existen. Hacen cualquier cosa para avanzar su agenda. Tomarán lo que necesitan para aumentar su control y la riqueza. Hosni Mubarak, por ejemplo era uno de esos títeres que poco a poco había conseguido safarse de las garras de los globalistas en muchos aspectos y ya no era dependiente de estos para mantenerse en el poder. Lo mismo sucede con Muammar Kadaffi en Libya, quien auque es un amigo cercano de Tony Blair, no ha recibido un tratamiento muy cordial de parte de sus “dueños”.

La misma gente en el poder son los que provocan y co-optan a la insurgencia en Egipto, Yemen, Turquía, Jordania, Arabia Saudí y otros países alrededor del mundo. Ellos siempre han utilizado los movimientos para engañar a la gente y llevar a cabo su agenda de control. Esto es más claro en las áreas del mundo donde la gente está cansada de ser esclava, pero no sabe cómo lograr un cambio real. Este cambio no es entendido por las masas que simplemente se conforman con las farsas. Ideas como la justicia social y la igualdad son mentiras que se plantan para atraer la atención de la gente. De hecho, el objetivo es establecer un sistema comunista basado en la distribución de la riqueza. Pero esta riqueza no va a terminar en las manos de aquellos que más lo necesitan. Todo lo contrario. Los dineros y recursos terminarán en manos de los globalistas. Estos globalistas controlan todo de lugares donde no hay acuerdos de extradición y de donde no necesitan rendir cuentas. Hasta ahora.

A finales de 2010, la gente en Francia, Grecia, Irlanda e Italia expresaron su ira en las calles por los planes de austeridad diseñados por sus gobiernos, así como los recortes salariales, la confiscación de los fondos de pensiones públicos y privados, etc
¿Cuáles son las implicaciones del odio globalista?

Es el odio globalista hacia el pueblo, el verdadero capitalismo y el libre mercado que ha destruido un sistema que, aunque imperfecto, podría haber ayudado a mejorar las condiciones de vida de miles de personas más. Pero las políticas de desregulación les ha permitido hacer lo que querían y sus ingresos han crecido fuera de control. ¿Entonces por qué los globalistas quieren derrumbar su propio sistema para crear conflictos en África, Oriente Medio, Europa y Asia? Esta no es la pregunta correcta. La pregunta correcta es: ¿por qué no? Esto les daría la excusa perfecta para lanzar su tan esperado asalto militar contra el pueblo e imponer ley marcial y la militarización de básicamente todo el mundo bajo el pretexto de la seguridad nacional o internacional. Podrían prohibirlos viajes, el comercio y, de hecho, suspender toda la actividad económica como se conoce hoy en día. Todo en nombre de la paz y la seguridad, por supuesto. En el marco del Tratado START, el ejército del mundo podría ser finalmente enviado a continuar su misión de mantener “la paz y la seguridad” cuando sea necesario y, a través de la cláusula de emergencia, obligar a todos los miembros de la ONU a dar sus armas a las Naciones Unidas.

Por otra parte, podrían imponer sus nuevas regulaciones sobre la producción de alimentos, leyes para el uso de energía con tecnología ‘smart grid’ con la falsa excusa del calentamiento global antropogénico, la prohibición formal de la libertad de expresión, la creación de “zonas la libertad de expresión”, más regulación y control de los medios de comunicación, la censura de los medios alternativos y así sucesivamente. Como están las cosas ahora, los precios de los alimentos aumentaron sólo en el último año en un 3,4 por ciento en muchos países del mundo occidental. La disponibilidad de alimentos es una de las herramientas favoritas de los globalistas para esclavizar a la gente. El hambre es una de las razones por las que muchos ciudadanos pobres protestan en las calles de hoy. ¿Quién controla la producción y distribución de alimentos mantiene como rehenes al resto. El impulso por un sistema centralizado con normas en el marco del Codex Alimentarius proporciona un control casi total de los gobiernos cuando se trata de la producción de alimentos, mientras que se prohíbe la producción agrícola en pequeñas fincas y la medicina alternativa.

De acuerdo con las leyes de uso de la energía recientemente aprobadas, los países cuyos gobiernos apoyan la imposición de cargos por las emisiones de carbono, podrán imponer límites a la cantidad de energía que la gente puede utilizar así como restricciones a los distintos tipos de producción de energía, impuestos y otros cargos para las pequeñas y medianas empresas en función del tipo de energía que utilizan. En otros casos, los obligan a comprar créditos de carbono. Con el nuevo sistema a ser implementado, los gobiernos utilizan la tecnología del tipo ‘smart grid’ para regular cómo los ciudadanos y las pequeñas empresas usan energía, mientras que eximen a las grandes corporaciones. Las subvenciones del gobierno facilitarán la adquisición e instalación de medidores inteligentes que permiten a los gobiernos controlar de forma remota, quien puede utilizar la energía, cuánto y cuándo. Muchos profesionales de seguridad han puesto en duda el uso de estos medidores, pero la burocracia ha encontrado una manera de eludir las críticas e insisten en su uso.

Si usted es uno de los que odian la intervención del gobierno, o simplemente prefiere mantener su privacidad intacta, esto son malas noticias. El protestar contra el control del gobierno será más difícil cada día. La libertad de expresión es otro de nuestros derechos que puede llegar a ser un lujo. Como hemos visto en América del Norte, América Latina, África y los dictadores de Oriente Medio a los globalistas no les gusta la oposición de la opinión pública. Por lo tanto, establecieron las llamadas “zonas de libertad de expresión” en escuelas y lugares públicos. Estas áreas se encuentran fuera de la vista y la mente de las personas, haciendo que la protesta pública sea inocua. Los que no se atreven a seguir las reglas son inmediatamente atacados con aerosol de pimienta, perros de la policía o cañones de sonido.

La libertad de expresión no se eliminará por completo a menos que el gobierno controle los medios de comunicación. ¿Cómo lo hacen? No mediante el envío de un grupo de matones para hacerse cargo de las transmisiones, las ondas de radio o las prensas. La técnica del siglo XXI es comprar los medios de comunicación con dinero de los contribuyentes. Y cuando se trata de medios alternativos como los blogs, sitios de noticias y los productores independientes, están trabajando en un “kill switch” para Internet, que permite censurar segmentos completos de la red en bloque. Mientras tanto, los ingenieros y los defensores de la seguridad y la privacidad advirtieron en septiembre de 2010, sobre un proyecto de ley que circulaba en el Congreso que efectivamente impondría la censura en Internet. El proyecto conocido como la Ley Contra la Violación de Derechos de Autor, fue patrocinada por los miembros de ambos partidos Republicano y Demócrata. “Si esta ley se hubiese pasado hace cinco o 10 años, YouTube no existiría hoy”, dijo Peter Eckersley, técnico senior de la Electronic Frontier Foundation. El proyecto no tiene nada que ver con la infracción de derechos de autor, por supuesto, pero con el control gubernamental de Internet y la censura de lo que los burócratas consideren “peligroso”. Este proyecto de ley, aprobado por el Comité Judicial del Senado fue votado 19-0, pero nunca recibió un voto completo. Seguramente acabará volviendo como con la Ley de Seguridad Cibernética.

Entonces, ¿qué podemos esperar de todo esto?

En primer lugar, debes estar preparado. Ser autosuficiente. No espere que su gobierno acuda en su ayuda cuando necesite alimentos, agua y energía para sobrevivir a una situación caótica. Los burócratas simplemente no vendrán. Los gobiernos, especialmente los grandes, son incapaces de ayudar a todos cuando los desastres, la violencia, el caos y la inestabilidad surgen. En muchos casos, los propios gobiernos, a instancias de los globalistas, causan conflictos y el caos sin tener la mínima intención de ayudar a las personas que lo necesitan. Estar preparado es la clave para sobrevivir a cualquier situación difícil. Ser proactivo y no reactivo es la solución. Ser autosuficiente. No espere a que los supermercados se queda sin alimentos para comenzar a almacenar alimentos no perecederos. Algunas tiendas ya están sin alimentos debido a los precios del petróleo, la escasez artificial y la inestabilidad de las monedas. Ser independiente. Tener su propia fuente de agua. Organizar grupos de barrio para apoyarse mutuamente y mejorar las posibilidades de que su familia supere una crisis y pueda hacer frente a la escasez de alimentos y agua. Sólo se tarda un par de semanas para que las personas que padecen hambre se vuelvan violentos cuando la comida y el agua son escasos o inexistentes. Sólo se necesitan meses para que personas desesperadas maten a otros para sobrevivir. Por último, de ninguna manera usted puede pensar que lo que está sucediendo hoy en el Oriente Medio no puede suceder donde usted vive. Ese sería el mayor error que podría cometer.

Como los medios tradicionales publican mentiras, la gente es cooptada y los globalistas afirmar su poder

Por Luis R. Miranda

The Real Agenda

Marzo 4, 2011

Permítanme ir directo al punto. Glenn Beck no es un patriota ni nada de eso. Beck es una máquina de relaciones públicas para vender publicidad en Fox News. Como él, hay otros muchos en los medios de comunicación, así como muchos “expertos” que manipulan la verdad. Entonces, ¿porqué Glenn Beck habla algunas verdades sobre lo que está sucediendo en Egipto?

Muchas personas en el mundo despertaron a la realidad, y durante este despertar, rechazan las mentiras y la desinformación que ofrecen los medios de comunicación tradicionales y muchos alternativos. Así que los medios de comunicación ahora emplean a una “nueva táctica”. Esta nueva estrategia que consiste en decir algunas verdades a los espectadores, lectores y oyentes, para entonces llenar sus mentes con informaciones falsas o parcialmente falsas. Esto se hace en un intento de salvarse del agujero en el que han caído y por lo que mucha gente no confía en ellos.

En la presentación de informes o la discusión de cualquier asunto, los medios de comunicación dicen a la gente 10 por ciento de la verdad y 90 por ciento del contenido lo llenan de mentiras. Ahí es donde está el truco. Se trata de una operación psicológica (psy-op) para recuperar la confianza pública, pero muchas personas todavía no entienden esto. Los medios de comunicación saben quién es el público, cómo piensan y cómo llegar a ellos. Sus directores y cabecillas emplean las combinaciones de palabras más dulces para atraer y mantener a sus seguidores y tratar de conseguir otros nuevos cada día.

Es por eso que Glenn Beck y otros, a veces dicen a la gente toda la verdad, y a continuación, dicen mentiras. Ejemplos de esto son innecesarios, ya que cualquiera puede verlo no sólo a través de Fox, pero también en CNN, MSNBC, CBS, ABC, Al-Jazeera, Globo, periódicos y revistas populares que enmascaran su agenda con caras bonitas, presentadores que parecen ser inteligentes y estudios modernos y elegantes. Pero el objetivo general es vender mentiras. No hay duda de eso.

Al igual que Glenn Beck presentó en su programa muchas veces, la situación en Egipto hoy en día es una copia de lo que sucedió en Irán en 1979. Pero nadie parece entenderlo muy bien, porque a nadie le importa lo suficiente. Nadie se acuerda de Irán en 1979. La agitación en el Oriente Medio es interminable y muy antigua. Pero es importante saber lo que causa esta inquietud, la persecución, la violencia y la destrucción. Vamos a mencionar sólo algunas razones por las que esta agitación ocurre: sanciones económicas, aranceles, comercio exclusivo, medidas de austeridad, hambre, guerra, opresión, corrupción, explotación laboral y así sucesivamente.

El mundo no está a punto de ser dominado por unas pocas manos, señalo Beck en uno de sus programas. El mundo ha estado en manos de un puñado de personas por lo menos por un siglo. “Los medios de comunicación tradicionales no pueden entender esto”, dijo Beck. Otra mentira. Los medios de comunicación saben muy bien como el mundo funciona, pero no lo explican al público. Beck, así como otros presentadores, saben que si los medios de comunicación dijeran a las masas cómo funcionan realmente las cosas, veriamos la situación en Egipto repitiendose no sólo en el Oriente Medio, sino en otros lugares. En efecto, la revolución en Egipto puede haber comenzado como un movimiento para derrocar a un dictador, pero ciertamente no evolucionó como tal.

Beck tiene razón cuando dice que el conflicto de Oriente Medio está a punto de destruir a Occidente, pero esto no es una sorpresa, ya que siempre fue así. Las potencias militares y económicas occidentales, a través de su complejo militar-industrial, siempre han creado y utilizado conflictos en el Oriente para tener una excusa para llenar sus bolsillos con dinero y acumular control de los recursos y las personas. Nada nuevo aquí.

¿Por qué el Oriente supuestamente odia al Occidente?

El Oriente no odia al Occidente. Esta es otra mentira de los medios tradicionales. Son los globalistas que odian tanto al Oriente como al Occidente y quieren causar conflictos para lograr el control completo de ambos hemisferios, como se había previsto. El conflicto entre las civilizaciones siempre ha sido estimulado por pequeños grupos de personas que tratan de promover el control imperial y acumular poder mientras oprimen al pueblo. Así, los ciudadanos del Oriente no odian a los ciudadanos del Occidente. Los dictadores títeres del Oriente odian a sus pueblos, debido a que venden sus vidas a los controladores en el Oeste. Los presidentes marionetas de Occidente odian a sus conciudadanos, ya que también venden a sus pueblos a los globalistas. Todos los conflictos religiosos y culturales son causados por la introducción de falacias que la gente cree que son reales sobre temas como el multiculturalismo, la “justicia social”, y el radicalismo religioso con el apoyo de frases tales como “usted está de nuestro lado o del lado del enemigo.”

Los medios tradicionales tienen el descaro de culpar a la gente de pensamiento progresista de este desastre que ha estado sucediendo por más tiempo de lo que ningún liberal podía imaginar. La tiranía y la corrupción no son característicos de progresivos o liberales, sino un objetivo histórico de los globalistas. Para ello, se utilizan diferentes nombres, diferentes políticas y, más importante aún, empleando diferentes grupos sociales, religiones, dictadores y presidentes títeres que siguen diferentes ideologías. Por lo tanto, siempre nos puede atar a todos. Las mismas políticas que los medios de comunicación describen como originales del movimiento progresivo también fueron producidos y realizados por los conservadores. Ambos grupos han elaborado y aplicado estas políticas, ya que están bajo el control y son co-optados por las organizaciones y fundaciones globalistas.

Glenn Beck con razón afirma que gran parte del odio hacia el Oeste es causado por la hipocresía occidental, sobre todo la hipocresía estadounidense. En parte esto es verdad. El PERO es que esta hipocresía no es sólo estadounidense u occidental. Los Estados Unidos, así como otros miembros del G-8 y G-20 están dirigidos por gobiernos títeres que llevan a cabo los planes de los globalistas. Por lo tanto, las personas responsables de la hipocresía son los globalistas en control y no los estadounidenses, franceses, británicos, alemanes o griegos. Esta es la diferencia entre la manera en que los medios de comunicación presentan la “realidad” y como esta es verdaderamente.

Se debe dar crédito a los medios tradicionales porque han sido capaces de mantener ocultos los verdaderos controladores “detrás de la cortina”. Al igual que Glenn Beck trató de hacer en su programa el 31 de enero, los medios corporativos se han especializado en mentir con una cara seria. Y nadie puede ser más mentiroso y hacerlo seriamente que el mismo Beck. Además de detallar lo que denominó la “insurrección que viene”, Beck criticó a Hosni Mubarak por sus torturas, secuestros, espionaje y oprimir y abusar del pueblo egipcio. Pero ni él ni ningún otro presentador dijo nada cuando George W. otro Bush -otro presidente títere- hizo exactamente lo mismo durante su administración.

Sin embargo, la farsa ha terminado. Mucha gente aprendió a ver a través de las mentiras la desinformación y ahora reconocen que sus opresores no viven en sus países. También aprendieron que las agendas económicas y políticas que han causado la miseria y el dolor junto con la muerte de miles o millones de sus ciudadanos también llegan desde el extranjero. Ellos no quieren otro títere, quieren construir el país que quieren para ellos y sus familias. Pero la única manera de lograrlo es liberándose de las cadenas que les impiden ser libres.

Como el congresista Ron Paul señaló, es la ocupación estadounidense del Medio Oriente que ha servido como una gran excusa para la formación de grupos radicales, muchos de ellos apoyados por los mismos poderes occidentales que dicen luchar contra el terrorismo. Entre ellas, la Hermandad Musulmana, una creación de las agencias de inteligencia británica.

Las guerras entre civilizaciones no ocurren debido al hecho de que algunas personas son libres y prósperos y otros no. Las guerras más sangrientas de la historia no sucedieron debido a la diversidad religiosa, pero como las diferencias religiosas y movimientos religiosos se han utilizado para crear el odio entre los pueblos.

El complejo industrial militar crearon dictadores de todos los colores y las formas y los pusieron en el poder durante siglos. Sus miembros y los expertos lo han admitido en público. Zbigniew Brzezinski no sólo expresó su preocupación por la creciente oposición en todo el mundo contra la agenda globalista, pero también admitió que él fue personalmente responsable de la creación del dictador oriental Mao Tse Tung, que fue llevado al poder por el movimiento globalista. Lo mismo sucedió con Adolf Hitler. El número de muertes causadas por estos dos tiranos debido a la persecución política, religiosa y de otros tipos se cuentan de forma conservadora en las decenas de millones.

En la actualidad, Estados Unidos es controlado por los globalistas, y estos globalistas apoyan a dictadores en Egipto, Arabia Saudita, Túnez, Yemen y presidentes títeres en América Latina, Europa y otras regiones del mundo. El apoyo de estos dictadores y presidentes títeres se da en una variedad de maneras. Egipto recibe miles de millones de dólares por año, principalmente en ayuda militar. Yemen recibe una gran parte del presupuesto de la USAID. Gran parte de esto, dice la organización, es para los programas relacionados con “la paz y la seguridad.” Y si la ayuda no llega en forma de dinero, como en el caso de Arabia Saudita, se entrega a través de los tratados de armas.

Egipto 2011 es de Irán en 1979

Vamos a explicar esto tan claramente como sea posible. La revolución que está ocurriendo hoy en Egipto y el resto de Africa del Norte es una copia de lo que sucedió en Irán a finales de 1970. Hosni Mubarack era un títere del sindicato del crimen internacional conocido como los globalistas había puesto en el poder. Los globalistas son un grupo de empresas y personas corruptas que controlan casi todos los aspectos de nuestras vidas hoy en día. Lo consiguieron mediante la creación y aplicación de un plan para tener una economía planificada, con desarrollo planificado y controlado, crecimiento controlado, un sistema educativo sirviente para entrenar y no educar a las personas, la formación, entre otras cosas. Este esquema les permitió mantener y aumentar el control sobre la política, economía, investigación, políticas monetarias y fiscales, el uso de los recursos naturales, control de la natalidad, el entretenimiento y los medios de comunicación.

Así como el conflicto en Irán en 1979 no sucedió porque los iraníes querían lograr la democracia, los conflictos en desarrollo en todo el Oriente Medio no es por democracia. Es la misma situación que existía en Irán, donde los estudiantes fueron engañados para que apoyaran la revolución, pero no la revolución popular. La revolución iraní no se trataba de la libertad, y su estado actual es un verdadero ejemplo de ello. Antes de convertirse en lo que es hoy, Irán fue uno de los más fuertes aliados de los Estados Unidos, así como Egipto es hoy en día. Jimmy Carter llegó a hacer un brindis con el Sha de Irán para presentar la prosperidad del país. El Sha era un dictador y un títere, como Mubarak era. El apoyá la tortura de miles de personas y cometió otros delitos que pocos recuerdan. Al igual que en Egipto hoy en día, grupos de estudiantes apoyaron la revolución y establecieron un régimen llamado “moderado”.

Así que vamos a ver … En ambos casos, la revolución fue encabezada por estudiantes co-optados. En ambos casos ellos querían acabar con el reinado de un dictador brutal y en ambos casos no consiguieron sus objetivos. De hecho, terminaron siendo más oprimidos que nunca. En el caso de Irán, un mes después de la revolución de la “libertad”, los EE.UU. decidieron que el Shah no estaba funcionando y enviaron extremistas islámicos para tomar el poder con el ayatolá Komeni a la cabeza. Esta revolución llevó a la crisis de los rehenes en la embajada de Estados Unidos, donde al menos 60 personas fueron secuestradas durante más de un año.

Volviendo al 2011

La solución que los EE.UU. ha estado cocinando durante unos años es la instalación de Mohamed ElBaradei como el salvador de Egipto. El nuevo títere que va a hacer la debida diligencia de los globalistas, como Mubarak lo hizo. Del mismo modo, los otros dictadores en Jordania, Marruecos, Sudán, Pakistán y Afganistán hoy en día hacen su parte para mantener a los globalistas en el poder. Al igual que Barack Obama hace lo mismo en los Estados Unidos e Inácio da Silva, lo hizo hasta el pasado mes de enero de 2011 en Brasil.

Hoy en día, junto con Egipto, países como Argelia, Marruecos, Libia, Sudán, Jordania, Siria y Pakistán muestran revoluciones populares. Todos ellos están gobernados por dictadores que el gobierno títere de EE.UU. ha apoyado a lo largo de los años. ¿Por qué los EE.UU. trata de poner fin a estos regímenes? Debido a que los globalistas son los menos fiables que existen. Hacen cualquier cosa para avanzar su agenda. Tomarán lo que necesitan para aumentar su control y la riqueza. Hosni Mubarak, por ejemplo era uno de esos títeres que poco a poco había conseguido safarse de las garras de los globalistas en muchos aspectos y ya no era dependiente de estos para mantenerse en el poder. Lo mismo sucede con Muammar Kadaffi en Libya, quien auque es un amigo cercano de Tony Blair, no ha recibido un tratamiento muy cordial de parte de sus “dueños”.

La misma gente en el poder son los que provocan y co-optan a la insurgencia en Egipto, Yemen, Turquía, Jordania, Arabia Saudí y otros países alrededor del mundo. Ellos siempre han utilizado los movimientos para engañar a la gente y llevar a cabo su agenda de control. Esto es más claro en las áreas del mundo donde la gente está cansada de ser esclava, pero no sabe cómo lograr un cambio real. Este cambio no es entendido por las masas que simplemente se conforman con las farsas. Ideas como la justicia social y la igualdad son mentiras que se plantan para atraer la atención de la gente. De hecho, el objetivo es establecer un sistema comunista basado en la distribución de la riqueza. Pero esta riqueza no va a terminar en las manos de aquellos que más lo necesitan. Todo lo contrario. Los dineros y recursos terminarán en manos de los globalistas. Estos globalistas controlan todo de lugares donde no hay acuerdos de extradición y de donde no necesitan rendir cuentas. Hasta ahora.

A finales de 2010, la gente en Francia, Grecia, Irlanda e Italia expresaron su ira en las calles por los planes de austeridad diseñados por sus gobiernos, así como los recortes salariales, la confiscación de los fondos de pensiones públicos y privados, etc
¿Cuáles son las implicaciones del odio globalista?

Es el odio globalista hacia el pueblo, el verdadero capitalismo y el libre mercado que ha destruido un sistema que, aunque imperfecto, podría haber ayudado a mejorar las condiciones de vida de miles de personas más. Pero las políticas de desregulación les ha permitido hacer lo que querían y sus ingresos han crecido fuera de control. ¿Entonces por qué los globalistas quieren derrumbar su propio sistema para crear conflictos en África, Oriente Medio, Europa y Asia? Esta no es la pregunta correcta. La pregunta correcta es: ¿por qué no? Esto les daría la excusa perfecta para lanzar su tan esperado asalto militar contra el pueblo e imponer ley marcial y la militarización de básicamente todo el mundo bajo el pretexto de la seguridad nacional o internacional. Podrían prohibirlos viajes, el comercio y, de hecho, suspender toda la actividad económica como se conoce hoy en día. Todo en nombre de la paz y la seguridad, por supuesto. En el marco del Tratado START, el ejército del mundo podría ser finalmente enviado a continuar su misión de mantener “la paz y la seguridad” cuando sea necesario y, a través de la cláusula de emergencia, obligar a todos los miembros de la ONU a dar sus armas a las Naciones Unidas.

Por otra parte, podrían imponer sus nuevas regulaciones sobre la producción de alimentos, leyes para el uso de energía con tecnología ‘smart grid’ con la falsa excusa del calentamiento global antropogénico, la prohibición formal de la libertad de expresión, la creación de “zonas la libertad de expresión”, más regulación y control de los medios de comunicación, la censura de los medios alternativos y así sucesivamente. Como están las cosas ahora, los precios de los alimentos aumentaron sólo en el último año en un 3,4 por ciento en muchos países del mundo occidental. La disponibilidad de alimentos es una de las herramientas favoritas de los globalistas para esclavizar a la gente. El hambre es una de las razones por las que muchos ciudadanos pobres protestan en las calles de hoy. ¿Quién controla la producción y distribución de alimentos mantiene como rehenes al resto. El impulso por un sistema centralizado con normas en el marco del Codex Alimentarius proporciona un control casi total de los gobiernos cuando se trata de la producción de alimentos, mientras que se prohíbe la producción agrícola en pequeñas fincas y la medicina alternativa.

De acuerdo con las leyes de uso de la energía recientemente aprobadas, los países cuyos gobiernos apoyan la imposición de cargos por las emisiones de carbono, podrán imponer límites a la cantidad de energía que la gente puede utilizar así como restricciones a los distintos tipos de producción de energía, impuestos y otros cargos para las pequeñas y medianas empresas en función del tipo de energía que utilizan. En otros casos, los obligan a comprar créditos de carbono. Con el nuevo sistema a ser implementado, los gobiernos utilizan la tecnología del tipo ‘smart grid’ para regular cómo los ciudadanos y las pequeñas empresas usan energía, mientras que eximen a las grandes corporaciones. Las subvenciones del gobierno facilitarán la adquisición e instalación de medidores inteligentes que permiten a los gobiernos controlar de forma remota, quien puede utilizar la energía, cuánto y cuándo. Muchos profesionales de seguridad han puesto en duda el uso de estos medidores, pero la burocracia ha encontrado una manera de eludir las críticas e insisten en su uso.

Si usted es uno de los que odian la intervención del gobierno, o simplemente prefiere mantener su privacidad intacta, esto son malas noticias. El protestar contra el control del gobierno será más difícil cada día. La libertad de expresión es otro de nuestros derechos que puede llegar a ser un lujo. Como hemos visto en América del Norte, América Latina, África y los dictadores de Oriente Medio a los globalistas no les gusta la oposición de la opinión pública. Por lo tanto, establecieron las llamadas “zonas de libertad de expresión” en escuelas y lugares públicos. Estas áreas se encuentran fuera de la vista y la mente de las personas, haciendo que la protesta pública sea inocua. Los que no se atreven a seguir las reglas son inmediatamente atacados con aerosol de pimienta, perros de la policía o cañones de sonido.

La libertad de expresión no se eliminará por completo a menos que el gobierno controle los medios de comunicación. ¿Cómo lo hacen? No mediante el envío de un grupo de matones para hacerse cargo de las transmisiones, las ondas de radio o las prensas. La técnica del siglo XXI es comprar los medios de comunicación con dinero de los contribuyentes. Y cuando se trata de medios alternativos como los blogs, sitios de noticias y los productores independientes, están trabajando en un “kill switch” para Internet, que permite censurar segmentos completos de la red en bloque. Mientras tanto, los ingenieros y los defensores de la seguridad y la privacidad advirtieron en septiembre de 2010, sobre un proyecto de ley que circulaba en el Congreso que efectivamente impondría la censura en Internet. El proyecto conocido como la Ley Contra la Violación de Derechos de Autor, fue patrocinada por los miembros de ambos partidos Republicano y Demócrata. “Si esta ley se hubiese pasado hace cinco o 10 años, YouTube no existiría hoy”, dijo Peter Eckersley, técnico senior de la Electronic Frontier Foundation. El proyecto no tiene nada que ver con la infracción de derechos de autor, por supuesto, pero con el control gubernamental de Internet y la censura de lo que los burócratas consideren “peligroso”. Este proyecto de ley, aprobado por el Comité Judicial del Senado fue votado 19-0, pero nunca recibió un voto completo. Seguramente acabará volviendo como con la Ley de Seguridad Cibernética.

Entonces, ¿qué podemos esperar de todo esto?

En primer lugar, debes estar preparado. Ser autosuficiente. No espere que su gobierno acuda en su ayuda cuando necesite alimentos, agua y energía para sobrevivir a una situación caótica. Los burócratas simplemente no vendrán. Los gobiernos, especialmente los grandes, son incapaces de ayudar a todos cuando los desastres, la violencia, el caos y la inestabilidad surgen. En muchos casos, los propios gobiernos, a instancias de los globalistas, causan conflictos y el caos sin tener la mínima intención de ayudar a las personas que lo necesitan. Estar preparado es la clave para sobrevivir a cualquier situación difícil. Ser proactivo y no reactivo es la solución. Ser autosuficiente. No espere a que los supermercados se queda sin alimentos para comenzar a almacenar alimentos no perecederos. Algunas tiendas ya están sin alimentos debido a los precios del petróleo, la escasez artificial y la inestabilidad de las monedas. Ser independiente. Tener su propia fuente de agua. Organizar grupos de barrio para apoyarse mutuamente y mejorar las posibilidades de que su familia supere una crisis y pueda hacer frente a la escasez de alimentos y agua. Sólo se tarda un par de semanas para que las personas que padecen hambre se vuelvan violentos cuando la comida y el agua son escasos o inexistentes. Sólo se necesitan meses para que personas desesperadas maten a otros para sobrevivir. Por último, de ninguna manera usted puede pensar que lo que está sucediendo hoy en el Oriente Medio no puede suceder donde usted vive. Ese sería el mayor error que podría cometer.

…E agora por um Banco e uma Moeda Mundial

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Maio 19, 2010

Desde a infância tenho ouvido sobre a possibilidade de uma moeda global. Naquele tempo, ninguém por perto conseguia me explicar como iria surgir e quem a controlaria. A resposta a estas questões já estão claras. Dominic Strauss-Kahn respondeu às minhas questões de infância. Uma moeda global gerida por um Banco Central Global. O chefe do FMI disse que isto é necessário durante uma reunião na qual reafirmou sua opinião de que esta crise é uma “oportunidade.”

Segundo Kahn, o Fundo Monetário Internacional e o Banco de Pagamentos Internacionais seriam de última instância nos casos em que a economia global ficasse em ruínas. Kahn disse que a nova moeda seria um ativo “livre de risco para o sistema independente de moedas nacionais” e um banco mundial central “também poderia servir como um emprestador de última instância”. Que inteligente o Sr. Kahn! O problema é que estas ideias não são novas e não são dele. A criação de uma instituição financeira global tem estado em formação ao longo de décadas.

A idéia de um órgão mundial que controle a emissão de moeda e a política financeira como um todo foi criado antes do nascimento das Nações Unidas, a Liga das Nações e da União Européia. Este princípio de concentração do poder e política foi originalmente concebido para acumular o controle sob o pretexto de evitar a corrupção econômica e os desastres financeiros. No entanto, não demorou muito para descobrirmos que é exatamente o oposto. Assim como a criação da Liga das Nações, as Nações Unidas e a União Européia não acabou com as guerras, a instabilidade econômica não terminará com a criação de uma organização supranacional -na verdade será perpetuada.

Revisemos alguns acontecimentos passados. Desde que as Nações Unidas nasceram, temos experimentado conflitos em todos os continentes. Esses conflitos não ocorreram entre países, mas eram desestabilizações realizadas com grupos criminosos patrocinados por governos ou agências de inteligência. Mossad, a MI6, a CIA, os talibãs e o IRA são apenas alguns exemplos. Guerras patrocinadas por países são uma coisa do passado, pois os banqueiros entenderam que poderiam causar conflitos usando e controlando as organizações terroristas que fariam o trabalho para eles.

No mundo da economia e finanças, os impérios, ou os países que aspiravam a tornar-se impérios, tinham e ainda têm os instrumentos para a realização de terrorismo económico e financeiro. As corporações que operavam fora dos governos, inicialmente contrataram instituições financeiras para realizar atividades fraudulentas. Depois, as corporações se tornaram o governo e, em seguida, era mais fácil realizar suas operações de terrorismo financeiro. Multinacionais da Banca estabeleceram uma nova ordem controlada por elas, acabaram com a supervisão dos governos e criaram políticas que efetivamente as transformou em donas da economia mundial.

Assim, os banqueiros não precisam de Al-Qaeda, MI6, Mossad ou a CIA para colocar o mundo de joelhos. Esse objetivo poderia ser alcançado através de Wall Street, o FMI e o Banco Internacional de Pagamentos. A criação de blocos regionais para promover o comércio e a troca era uma desculpa para consolidar o poder e os recursos. Essa idéia foi mais tarde provada em todo o mundo, promovendo a criação de uma instituição financeira global que irá lidar com a questão do dinheiro e em que condições este é fornecido.

Quais foram os resultados da concentração de política financeira e económica na Europa? Nós estamos vendo agora. Islândia, Grécia e agora Espanha, Portugal e Inglaterra estão em ruínas. Por quê? Porque a homogeneização financeira não se destina a promover economias estáveis e políticas econômicas sólidas, mas a reforçar o controle e a implementação de políticas que permitam aos banqueiros consolidar ainda mais poder. O objetivo dos banqueiros nunca foi uma economia estável, com uma política monetária sólida, porque nesse tipo de mundo eles têm menos controle e a riqueza não está concentrada em suas mãos.

Vejamos outro exemplo que a historia nos dá: A criação de políticas globalistas como acordos de livre comércio. NAFTA, CAFTA, GATT por citar alguns, foram as tropas no terreno para os banqueiros. O fim do mundo industrial, o fim do capitalismo como funcionou com sucesso durante algum tempo, deu lugar à abertura das fronteiras para o fluxo de produtos tóxicos e baratos assim como imigrantes ilegais. Os acordos de livre comércio não só destruiram a indústria, mas também aniquilaram a rede de segurança social nas nações do mundo ocidental. Enquanto o dinheiro das cidades e povos foi roubado e usado para investir em produtos financeiros imaginários, estrangeiros ilegais espremiam os serviços sociais básicos, já enfraquecidos, em todas as nações da América e da Europa.

Hoje, os políticos mais influentes e as estrelas da cultura pop justificam a falta de respeito para as nações, suas constituições e leis, para permitir não só acordos de livre comércio, mas o fluxo contínuo de imigrantes ilegais nas fronteiras. Aplicar as leis de imigração e a constituição é visto como racista e os defensores da imigração legal são rotulados como injustos, desumanos e simplesmente loucos. Este é exatamente o resultado que os banqueiros queriam. Dividir para conquistar nunca foi melhor. As políticas de imigração são definitivamente radicais em um mundo onde todas as pessoas, inconscientemente, acreditam que a abertura das fronteiras é normal e as mercadorias baratas feitas pelos escravos na América Latina e Ásia são os melhores pelo seu preço.

Agora que demos uma olhada para trás, vamos olhar para o futuro. Como seria um mundo com maior concentração de poder e controle nas mãos dos responsáveis pela crise atual? Vamos ser otimistas e dizer que não poderia ser pior, certamente, não melhor. A centralização de poder e do governo a nível regional é o que causou a confusão em que estamos agora, a centralização nas mãos daqueles que financiaram Hitler, Mao, Stalin, Noriega, Pinochet, Saddam Hussein e que agora controlam as finanças e os governos dos Estados Unidos, Inglaterra, Ásia e África vai fazer o mundo mais caótico do que já é. Para seu benefício, é claro. A história não mente, não é?

Aqueles que prometeram o fim da guerra, só trouxeram mais conflito. Aqueles que prometeram estabilidade financeira só criaram mais desigualdade, pobreza e miséria. Será que você deixaria as chaves de sua casa nas mãos do ladrão que está fora de sua propriedade para cuidar dela? Você não faria isso. Você não deveria. Na eleição seguinte, sem importar onde você mora, vote por você e vote os ladrões fora do governo. Essa é a única forma de derrotar a sua agenda de conquista e escravidão. Muitas pessoas já estão trabalhando ativamente para acabar com a tirania global criada décadas atrás, assim que você não está sozinho.

Agora, basta de falar! Vamos agir! Abaixo está uma lista de algumas das empresas fraudulentas que controlam o mundo de hoje. Eu estou esperando que você lhes negue o privilégio de conduzir a sua vida. Pare o uso, a compra e o consumo dos seus produtos. Vamos usar o globalismo contra eles mesmos. Um boicote mundial dos seus produtos baratos, tóxicos e fraudulentos é o primeiro passo.

Merck                              Napa                              Holiday Inn                    ACE

Old Navy                        Ford                              Seven Eleven                  USPS

Comcast                         Chevrolet                    Citgo                                  VISA

CNN                                 Dyncorp                       Pepsi                                  Chevron

Coca Cola                      True Value                   Kraft                                  Chrysler

Exxon Mobile             General Electric         Starbucks                        Westinghouse

Taco Bell                       Wells Fargo                  America Online             KFC

NBC Universal            American Airlines    Royal Dutch Shell         Bank of America

CBS                                  The Carlyle Group    GAP                                     Master Card

Master Card                Stop&Shop                   HBO                                     ABC

Nike                               Wal Mart                       Jiffy Lube                          JP Morgan

GM                                 Volkswagen                 Fox News Channel        Monsanto

Du Pont                        NASA                             Pizza Hut                           Syngenta

Microsoft                    Mc Donald’s                 Home Depot                    Safe Way

Burger King               Sony                                Dodge                                Intel

Staples                         Verizon                          Toro                                  John Deere

Firestone                    Bechtel                           MSNBC                             Goodyear

Amoco                        AT&T                               Mitsubishi                       Nestle

Sugira o nome de mais empresas através da seção de comentários. Além disso, participe na nossa pesquisa sobre as corporções e seu controle sobre os governos.

…Y ahora Por Un Banco y Una Moneda Global

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 18, 2010

Desde que era niño he oído sobre la posibilidad de una moneda mundial. En aquel entonces nadie a mi alrededor supo explicar cómo surgiría y quién la controlaría. La respuesta a estas preguntas ya están claras. Dominic Strauss-Kahn, respondió a mis preguntas de infancia. Una moneda mundial administrada por un banco central global. El jefe del FMI dijo que esto era necesario en Zürich, Suiza, durante una reunión en la que confirmó su opinión de que esta crisis “es una oportunidad”.

Según Kahn, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Internacional de Divisas serían una cosa de último recurso, en los casos en que la economía mundial cayera en ruinas. Kahn dijo que la nueva moneda sería un “activo libre de riesgo para el sistema independiente de las monedas nacionales”, y que un “banco central mundial también podría servir como un prestamista de última instancia”. Qué inteligente del Sr. Kahn! El problema es que estas ideas no son nuevas y no son suyas. La creació de un organismo financiero mundial ha estado en formación durante décadas.

La idea de un organismo mundial que controle la emisión de moneda y de toda la política financiera se creó antes que las Naciones Unidas, la Liga de Naciones y la Unión Europea. Este principio de concentrar el poder y la política fue originalmente concebido para amasar control con la excusa de que evitaría la corrupción económica y el desastre. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para descubrir que es exactamente lo contrario. Así como la creación de la Liga de Naciones, las Naciones Unidas y la Unión Europea no puso fin a las guerras, la inestabilidad económica tampoco acabará con la creación de una organización supranacional. De hecho, lo perpetuarán.

Echemos un vistazo a los acontecimientos pasados. Desde que las Naciones Unidas nació, hemos experimentado conflictos en todos los continentes. Esos conflictos no fueron las obras de países contra países, sino la desestabilización llevada a cabo con grupos de delincuentes patrocinados por gobiernos o por organismos de inteligencia. Mossad, el MI6, la CIA, los talibanes y el IRA son sólo algunos ejemplos. Guerras patrocinadas por países son cosa del pasado, y en sus cartas de intención, los países que impulsaron la creación de la Liga de Naciones y la ONU sabían que no serían necesarias como una herramienta, ya que ellos también controlan las organizaciones terroristas que harían el trabajo para ellos.

En el mundo de la economía y las finanzas, los imperios, o los países que aspiran a convertirse en imperios también tienen sus herramientas para llevar a cabo terrorismo económico y financiero. Las corporaciones que inicialmente operaban fuera del gobierno contrataron entidades financieras para llevar a cabo sus actividades fraudulentas. A continuación, las Corporaciones se convirtieron en el gobierno y entonces fue más fácil llevar a sus operaciones de terrorismo financiero. Las corporaciones multinacionales de Banca establecieron un nuevo orden controlado por ellos mismos, acabaron con la supervisión gubernamental y crearon las políticas que efectivamente los convirtieron en los amos de la economía mundial.

Así, los banqueros no necesitaban de Al-Qaeda, el MI6, el Mossad o la CIA para poner al mundo de rodillas. Ese objetivo se podría lograr a través de Wall Street, el FMI y el Banco Internacionales de Divisas. La creación de bloques regionales para promover el comercio y el intercambio fue una excusa para consolidar el poder y los recursos. Esta idea más tarde se probó a nivel mundial, promoviendo la creación de una entidad financiera global que controlará la emisión de dinero y las condiciones en que se prestáse ese dinero.

¿Cuáles fueron los resultados de la concentración de la política financiera y económica en Europa? Los estamos viendo ahora. Islandia, Grecia y ahora España, Portugal e Inglaterra están en ruinas. ¿Por qué? Debido a que la homogeneización financiera no está destinada a promover economías estables y políticas económicas saludables, sino para reforzar los controles y llevar a cabo políticas que permitan a los banqueros consolidar aún más. El objetivo de los banqueros nunca ha sido contar con una economía estable, con una política monetaria sólida, ya que en ese tipo de mundo ellos tienen menos control y la riqueza no se concentra en sus manos.

Echemos un vistazo a otro ejemplo nos ofrece la historia: La creación y adopción de políticas globalistas como los acuerdos de libre comercio. NAFTA, CAFTA, GATT por mencionar algunos, fueron las tropas sobre el terreno para los banqueros. El fin del mundo industrial, el fin del capitalismo -ya que trabajó con éxito durante algún tiempo-, dio paso a la apertura de las fronteras para el flujo de productos tóxicos baratos y de inmigrantes ilegales. Los acuerdos de libre comercio no sólo destruyeron la industria, sino también aniquilaron la red de seguridad social en las naciones del mundo occidental. Mientras que los dineros de las ciudades y pueblos fueron robados y usados para invertir en productos financieros imaginarios, los extranjeros ilegales exprimieron los servicios sociales básicos -ya debilitados- en todas las naciones de las Américas y Europa.

Hoy en día, los políticos más influyentes y las estrellas de la cultura pop  justifican la falta de respeto hacia las naciones, sus constituciones y leyes al permitir que no sólo los acuerdos de libre comercio, pero el continuo flujo de inmigrantes ilegales a través de todos los lugares posibles en las fronteras. Hacer cumplir leyes de inmigración y la constitución es visto como racista y los que proponen la inmigración legal son etiquetados como injustos, inhumanos y simplemente locos. Este es exactamente el resultado que los globalistas bancarios esperaban. Dividir y conquistar nunca ha tenido mejores resultados. Las políticas de inmigración, son definitivamente radicales en un mundo donde todos inconscientemente creen que las fronteras abiertas son lo normal y los artículos baratos hechos por esclavos en Asia y América Latina son lo mejor por su precio.

Ahora que hemos dado una mirada hacia atrás, vamos a echar una mirada hacia adelante.¿Cómo sería un mundo con más concentración de poder y el control en manos de los responsables de la actual crisis? Seamos optimistas y digamos que no podría ser peor; ciertamente no será mejor. La centralización del poder y del gobierno a nivel regional es lo que causó el lío en que estamos en este momento, la centralización en manos de los que financiaron a Hitler, Mao, Stalin, Noriega, Pinochet, Saddam Hussein y que ahora controlan las finanzas y los gobiernos de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Asia y África, hará que el mundo gire aún más fuera de control. Para su beneficio, por supuesto. La historia no miente, ¿verdad?

Aquellos que prometieron el fin de las guerras, sólo trajeron más, y los que prometieron la estabilidad financiera sólo crearon más desigualdad, pobreza y miseria. ¿Confiaría las llaves de su casa al ladrón que está fuera de su propiedad para que cuide de ella? Usted no lo haría. Usted no debería. En las próximas elecciones, donde viva donde viva, vote por usted y vote a los ladrones fuera del gobierno. Esa es la única manera de derrotar su agenda de conquista y esclavitud. Muchas personas ya están trabajando activamente para poner fin a la tiranía mundial que crearon hace décadas, por lo que usted no está solo.

Ahora, basta de charla! Vamos a actuar! Abajo aparece una lista de algunas de las empresas que en forma fraudulenta están a cargo del mundo de hoy. Estoy esperando que usted les niegue el privilegio de dirigir su vida. Deje de usar, comprar o de cualquier manera consumir sus productos. Vamos a utilizar su globalismo en su contra. Un boicot global de sus productos baratos, tóxicos y fraudulentos será el primer paso.

Disney                              Adidas                         Time Warner                  IBM

Merck                              Napa                              Holiday Inn                    ACE

Old Navy                        Ford                              Seven Eleven                  USPS

Comcast                         Chevrolet                    Citgo                                  VISA

CNN                                 Dyncorp                       Pepsi                                  Chevron

Coca Cola                      True Value                   Kraft                                  Chrysler

Exxon Mobile             General Electric         Starbucks                        Westinghouse

Taco Bell                       Wells Fargo                  America Online             KFC

NBC Universal            American Airlines    Royal Dutch Shell         Bank of America

CBS                                  The Carlyle Group    GAP                                     Master Card

Master Card                Stop&Shop                   HBO                                     ABC

Nike                               Wal Mart                       Jiffy Lube                          JP Morgan

GM                                 Volkswagen                 Fox News Channel        Monsanto

Du Pont                        NASA                             Pizza Hut                           Syngenta

Microsoft                    Mc Donald’s                 Home Depot                    Safe Way

Burger King               Sony                                Dodge                                Intel

Staples                         Verizon                          Toro                                  John Deere

Firestone                    Bechtel                           MSNBC                             Goodyear

Amoco                        AT&T                               Mitsubishi                       Nestle

Sugiera el nombre de más corporaciones a través de la sección de comentarios.  También, responda a nuestra encuesta sobre las corporaciones y su control sobre los gobiernos.