Advertisements

Organización Mundial de la Salud ve “poca evidencia” de intoxicación humana por los disruptores endocrinos en productos químicos

Aunque admite que los humanos están experimentando la mayor incidencia de enfermedad y que miles de productos químicos son utilizados en la producción de alimentos, la Organización Mundial de la Salud dice que hay muy poca evidencia de que la salud humana se ha visto negativamente afectada por la abundancia de productos químicos en alimentos y otros productos.

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | FEBRERO 25, 2013

Hay dos hechos que son indiscutibles en lo que respecta a la salud humana. En primer lugar, a pesar de los grandes avances en la ciencia y la tecnología, los humanos son seres más enfermos hoy en día, tanto mental como físicamente si se compara con hace medio siglo. Peor aún, la incidencia de enfermedades anteriormente desconocidas o inexistentes ha crecido de manera exponencial debido a razones “inexplicables”.

En segundo lugar, aquellos con la responsabilidad ​​de velar por la seguridad de los procesos de producción y los productos que son producidos en masa para el consumo humano, han fallado al no apuntar los peligros y los efectos secundarios de miles de sustancias químicas utilizadas en la fabricación de productos industriales.

La razón del fracaso para proteger adecuadamente la salud humana y el medio ambiente de los productos químicos tóxicos es variable, y tiene que ser investigado caso por caso, pero en general ocurrió ya sea por falta de conocimiento o porque quienes debían cuidar de nuestra seguridad alimenticia pasaron por alto evidencia clara de que ciertos productos químicos representaban una amenaza directa para la humanidad y el medio ambiente. Tres ejemplos de ello: el DDT, el flúor en el agua, el mercurio en las vacunas, pesticidas y herbicidas.

En 2013, 41 años después de su creación, la Organización Mundial de la Salud decidió finalmente publicar un documento en el que expresa su preocupación por los efectos adversos que los productos químicos tóxicos pueden tener en los seres humanos, específicamente en el sistema endocrino. El documento de la OMS titulado Evaluación Mundial del Estado-de-la-Ciencia de los Disruptores Endocrinos, explica lo que  millones de personas en todo el mundo, y miles de profesionales de la salud han advertido desde hace muchos años: sustancias químicas en los alimentos que comemos, el agua que bebemos y otros productos utilizados en los procesos industriales perjudican gravemente la salud humana y contaminan el medio ambiente.

Lamentablemente, el informe comienza por restar importancia al papel de los productos químicos industriales en la aparición exponencial de enfermedades en humanos. La OMS menciona como conclusión final del estudio que “si bien es evidente que ciertos productos químicos ambientales pueden interferir con los procesos normales hormonales, hay pocas pruebas de que la salud humana se ha visto negativamente afectada por la exposición a esas sustancias químicas.

Como muchas otras organizaciones mundiales que no rinden cuentas a nadie, por mucho tiempo la OMS se negó a estudiar la evidencia recopilada de manera independiente que mostró el estado preocupante de la intoxicación de los seres humanos y el medio ambiente debido a la producción y consumo de productos supuestamente alimenticios. Aún peor, la OMS siempre negó que esos ingredientes químicos fueran responsables de enfermedades anteriormente desconocidas.

Tomó 16 años para que la OMS aceptara y pusiera en práctica el asesoramiento prestado por varios grupos de salud sobre el grave problema en la manufactura de los alimentos, así como la manera en que productos químicos tóxicos son utilizados en la producción de los alimentos que son ingeridos por billones de personas en todo el mundo.

En 1997, el Foro Intergubernamental sobre Seguridad Química y los Líderes Amientales que estudian los disruptores endocrinos (CDE), el Programa Internacional sobre Seguridad Química (IPCS), un programa conjunto de la OMS, el PNUMA y la Organización Internacional del Trabajo, iniciaron la preparación del informe publicado en 2013.

Junto con su conclusión general de que el panel de científicos no encontró suficientes pruebas de que los químicos tóxicos son responsables por la ola de enfermedades en humanos y animales –a pesar de toda la evidencia que existe– el informe de la OMS destaca un poco más de una docena de señales de que los seres humanos, los animales y el medio ambiente en su conjunto pueden estar experimentando las consecuencias de una intoxicación sistemática.

Después de explicar que la vida en la Tierra depende de su capacidad de reproducirse y desarrollarse normalmente, el informe de la OMS explica que: hay una alta incidencia y una tendencia creciente de  trastornos relacionados del sistema endocrino de los seres humanos, que hay observaciones relacionadas con los efectos en el sistema endocrino en las poblaciones de fauna silvestre, y que hay pruebas suficientes de que los productos químicos a los que todo el mundo está expuesto tienen la capacidad de afectar el sistema endocrino de formas que se han comprobado en estudios de laboratorio. Sorprendentemente, la OMS admite que hay más pruebas que sugieren que los productos químicos tóxicos causan trastornos endocrinos en los animales que en los seres humanos.

endocrineFigura 2. Visión general del sistema endocrino. Obtenido del informe de la OMS “El Estado de la Ciencia de los Disruptores Endocrinos”. 2013.

El informe encontró que enfermedades y trastornos endocrinos van en aumento, especialmente en los hombres jóvenes. Se relata que en algunos países, hasta el 40% de los hombres jóvenes muestran baja calidad del semen, lo que se traduce en la imposibilidad de tener hijos. Además de la infertilidad, el informe llama la atención sobre la incidencia de malformaciones genitales, resultados adversos en los embarazos, trastornos neuroconductuales asociados con trastorno de tiroides, un incremento inexplicable en los cánceres relacionados con el sistema endocrino, que incluyen mama, endometrio, ovario, próstata, testículos y tiroides, desarrollo prematuro de los senos en las niñas y la prevalencia de la obesidad y la diabetes tipo 2, que aumentó exponencialmente en todo el mundo durante los últimos 40 años.

El informe de la Organización Mundial de la Salud destaca unos 800 productos químicos que se han confirmado o que son sospechosos de interferir con los receptores de hormonas, la síntesis hormonal o la conversión, y que sólo una pequeña cantidad de estos químicos han sido adecuadamente estudiada para determinar sus efectos negativos sobre los organismos. Es decir, los guardianes de la salud –tanto a nivel nacional como internacional– tradicionalmente fallaron en su tarea de investigar y determinar la existencia de amenazas potenciales o demostradas que los productos químicos tóxicos que se utilizan en la fabricación de alimentos presentan a los seres humanos y otras formas de vida. “La gran mayoría de los productos químicos de uso comercial actual no se han evaluado en absoluto”, admite el estudio.

Como muchas observaciones independientes han advertido previamente, los seres humanos y toda la vida en este planeta están continuamente expuestos a productos químicos disruptores endocrinos (EDC), que tradicionalmente se producen en niveles bajos pero permanentes. El informe de la OMS confirma este hecho diciendo que la evidencia muestra que los seres humanos y la vida silvestre están más expuestos a los EDCs que a los llamados contaminantes orgánicos persistentes. El informe también confirma que los alimentos y el agua potable son dos contribuyentes principales de la intoxicación humana y animal y que la lista de los elementos que lo envenenan todo es larga.

Los niños pueden tener una mayor exposición a los productos químicos en comparación con los adultos. Por ejemplo, a través del contacto de sus manos con la boca y a su mayor tasa metabólica. La rapidez con que los aumentos en la incidencia de la enfermedad se han producido en las últimas décadas, descarta factores genéticos como la única explicación plausible.

endocrinechildrenFigura 3. Etapas sensibles del desarrollo. Cada tejido tiene una etapa específica durante el desarrollo cuando se está formando. Obtenido del informe de la OMS “Estado de la Ciencia de los Disruptores Endocrinos”. 2013.

La declaración anterior es evidencia irrefutable de que la mayoría, si no todas las enfermedades de supuesta  transmisión genética, no son realmente transmitidas a los humanos por parte de sus progenitores, sino por su exposición a los productos químicos creados o utilizados durante la producción de alimentos y otros productos. En el informe se detalla que los productos químicos como el DDT, los PCBs, dietilestilbestrol (DES) y éteres de difenilo polibromado (PBDE), de uso frecuente en los pesticidas y herbicidas, o para controlar la reproducción de plagas, son los culpables del cáncer de mama, cáncer de próstata, y del no desarrollo de los testículos en humanos.

¿Cómo puede entonces la OMS decir que la evidencia es débil cuando se habla de la relación entre los productos químicos tóxicos y las enfermedades de propagación masiva?

La evaluación de los disruptores endocrinos aclara que gran parte del daño causado por los productos químicos tóxicos ocurre durante el embarazo o temprano en la vida humana. “Numerosos estudios de laboratorio apoyan la idea de que la exposición a sustancias químicas contribuyen a los trastornos endocrinos en los seres humanos y la vida silvestre”.

Una vez más, ¿dónde está el eslabón débil, entonces?

“Exposiciones durante el desarrollo pueden causar cambios que, aunque no es evidente que se transformen en defectos de nacimiento, pueden inducir trastornos permanentes que conduzcan a una mayor incidencia de enfermedades durante toda la vida.

Estos descubrimientos sobre el daño causado por los disruptores endocrinos en los animales tienen un impacto en la práctica actual en los ensayos toxicológicos y de detección. En lugar de solamente estudiar los efectos de la exposición en la edad adulta, los efectos de la exposición durante etapas sensibles en el desarrollo fetal, la vida perinatal, la niñez y la pubertad requieren un examen cuidadoso. ”

El informe de la OMS reconoce abiertamente que las organizaciones que se supone deben estar alerta sobre los efectos adversos de los venenos utilizados en el proceso de fabricación industrial han fracasado una y otra vez. “Ha habido un fracaso al abordar y estudiar adecuadamente las causas de las enfermedades y trastornos endocrinas.

¿Hay espacio aquí para un proceso judicial?

De acuerdo con la OMS, el riesgo de enfermedad inducida por los disruptores endocrinos pueden haber sido significativamente subestimados. Es decir, los médicos y otros profesionales de la salud que hasta hoy siguen las enseñanzas de la medicina moderna como base para diagnosticar enfermedades sin tener en cuenta –a veces a propósito– las pruebas presentadas por muchos estudios sobre los efectos adversos de los EDCs, también son culpables de la ola de enfermedades “desconocidas” o trastornos “incurables”.

“Sabemos que los seres humanos y animales son expuestos de forma simultánea a muchos EDCs, por lo que la medición de la relación entre la exposición a mezclas de EDCs y la aparción de enfermedades o disfunciones es fisiológicamente más relevante. Además, es probable que la exposición a un solo EDC puede causar síndromes o enfermedades múltiples, un área que no ha sido suficientemente estudiado,” dice el reporte.

¿Por qué no? Ciertamente, no por falta de financiación. Lo que si es patente, es el desinterés de parte de los grandes conglomerados farmacéuticos que llevan a cabo sus propios estudios con el único propósito de demostrar si un producto es eficaz, pero no para determinar su seguridad o los efectos adversos a largo plazo en los seres humanos. Lo mismo es cierto para las empresas como Monsanto, DuPont, Syngenta y otros que se jactan de sus descubrimientos tecnológicos a pesar de que muchas de las pruebas independientes demuestran, más allá de toda duda razonable que, sus organismos genéticamente modificados, herbicidas y pesticidas están matando a gente de todo el mundo.

A pesar de la creciente evidencia presentada en su propio estudio, la incidencia de enfermedad en los últimos 50 años y las tendencias de crecimiento que muestran cómo los EDCs están cada vez más involucrados en la causa de los efectos adversos sobre las poblaciones humanas, la OMS aún limita la relación entre los EDCs y las enfermedades a una cuestión de asociación, en vez de ir más allá y decir que es una cuestión de causa y efecto. El informe dice que los estudios en humanos pueden mostrar sólo las asociaciones. ¿Pero qué sucede cuando estas asociaciones siguen apareciendo, estudio tras estudio? ¿Eso no constituye una relación clara de causa y efecto?

Hoy día la mayoría de los principales estudios financiados por las corporaciones o el gobierno investigan los adecuadamente los efectos que los EDCs tienen en la salud humana y el ambiente, ya que se llevan a cabo con un número muy reducido de personas y por un período muy corto de tiempo. Entonces, la OMS alega que los resultados no van más allá de relaciones casuales que no ofrecen suficiente evidencia para plantear una relación de causa y efecto. Esto es así porque a pesar de la creciente evidencia, la mayoría de las pruebas no están diseñadas para mostrar la relación de causa-efecto, lo que de inmediato les invalida, según la OMS, como prueba o evidencia confiable de que los productos químicos tóxicos son los causantes de enfermedades en las personas y la contaminación del medio ambiente.

El informe señala correctamente que está habiendo un cambio en la forma de determinar las asociaciones entre EDCs y enfermedades en la manera en que se realizan los estudios de causa-efecto. De esta manera, las pruebas de los vínculos de causa-efecto son el camino a seguir a fin de establecer lo que se considera como evidencia sólida de que los productos químicos tóxicos causan enfermedades endocrinas.

Pero la OMS sigue sin reconocer lo que muchos estudios han determinado: que los efectos adversos de la exposición temprana y continua a productos químicos tóxicos sólo se detectan tarde en la vida. Estos efectos, como se ha explicado antes, son usualmente mal diagnosticados por la mayoría de los médicos, que por lo general dicen a sus pacientes que el origen de su enfermedad es aún desconocido y que no hay manera de tratar las causas; sólo los síntomas. En este punto, los pacientes son básicamente condenados a tomar medicamentos farmacéuticas por el resto de sus vidas, los que eventualmente terminan enfermándolos aún más, ya que ellos tienen su propia lista de efectos adversos.

Por lo tanto, la perspectiva del estado de salud de las personas hoy en día es igual de malo en dos frentes diferentes. La gente se enferma y usualmente muere como consecuencia de la prolongada exposición a  productos químicos tóxicos utilizados en el proceso de producción de alimentos o en la comida en sí, o se enferman y mueren al intentar “curar” sus enfermedades con productos farmacéuticos industrializados cuyos propios efectos secundarios son tan mortales como los de los productos químicos de los cuales la gente está tratando de deshacerse. De cualquier manera, las personas mueren de forma lenta y dolorosa.

Entonces, ¿qué sigue? ¿Qué hay que hacer para poner fin a este círculo vicioso de enfermedad? Pueden estudios de largo plazo ser la solución? Creo que es demasiado poco y demasiado tarde para eso. Espera 10 o 20 años para ver el resultado de pruebas a largo plazo no es algo que mucha gente puede permitirse en estos momentos. Eso no significa que esos estudios no se deben hacer. Pero una solución más inmediata implica que la gente necesita encontrar soluciones por sí mismos.

Ahora que la Organización Mundial de la Salud finalmente confesó que no han hecho su trabajo para proteger a las personas de los efectos adversos de sustancias peligrosas, sino todo lo contrario, la gente necesita entender que su nutrición es su responsabilidad. Siempre ha sido así y siempre lo será. Por último, las organizaciones que se supone son responsables por mantenernos a salvo de los peligros de los productos químicos tóxicos, deben dejar de hablar y deben comenzar a actuar.

The Real Agenda permite la reproducción del contenido original publicado en el sitio SOLAMENTE a través de las herramientas proporcionadas al final de cada artículo. Por favor NO COPIE contenido de nuestro sitio para redistribuirlo o enviarlo por correo electrónico.

Advertisements

OMS: Niños vacunados contra H1N1 sufren de narcolepsia

Registrados en 12 países casos de narcolepsia con la vacuna de la gripe A

Terra.es

Según la OMS, los afectados son niños y adolescentes, pero hace falta más investigación para determinar que la causa sea la ingesta del medicamento.

La OMS donó 36 millones de dosis de 'Pandemrix' a 18 países en desarrollo.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado este martes que al menos 12 países registraron casos de narcolepsia en niños y adolescentes que previamente habían sido vacunados contra la gripe A.

El Comité Consultivo Mundial de la Seguridad de Vacunas de la OMS ha publicado un comunicado en el que especifica que “desde agosto de 2010, y tras masivas vacunaciones contra el virus de la gripe H1N1 en 2009, se detectaron casos de narcolepsia en niños y adolescentes en al menos 12 países”.

No obstante, el grupo ha señalado que hace falta “más investigación” para determinar la relación exacta entre los casos de narcolepsia y la vacunación contra la gripe, sea con la vacuna Pandemrix o con otra.

La semana pasada, la OMS anunció que investigaba un aumento de casos de narcolepsia en Finlandia que podría tener relación con la vacuna ‘Pandemrix’ del fabricante Glaxo, dado que todos los afectados parecían haber sido inmunizados con el mismo producto.

Finlandia interrumpe el uso de la vacuna

El Gobierno de Finlandia había informado de casos de narcolepsia entre vacunados contra la gripe A de entre 4 y 19 años.

 

Las autoridades de Finlandia han suspendido el uso de la vacuna, tras detectar varios casos de afectados de entre 4 y 19 años.

En Helsinki, el Instituto Nacional de Salud y Bienestar de Finlandia (THL) publicó un estudio según el cual la vacuna contra la gripe AH1N1 Pandemrix, fabricada por la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline, multiplica el riesgo de contraer narcolepsia infantil. 

Según ese estudio, entre 2009 y 2010 se diagnosticaron 60 casos de narcolepsia en niños y adolescentes finlandeses de entre 4 y 19 años, de los cuales 52 (casi el 90 por ciento) habían sido vacunados con Pandemrix.

El fenómeno llevó a las autoridades sanitarias finlandesas a interrumpir el uso de esta vacuna de forma preventiva hasta determinar sus posibles efectos secundarios.

La narcolepsia es un estado patológico que produce en el afectado accesos irresistibles de sueño en cualquier momento.

Posibles países afectados

La OMS ha donado 36 millones de dosis de la vacuna ‘Pandemrix’ a 18 países en desarrollo, tres de ellos latinoamericanos, pero hasta el momento no se han tenido noticias de que se hayan dado casos de narcolepsia.

La lista de países que recibieron ‘Pandemrix’ es la siguiente: Armenia, Azerbaiyán, Bangladesh, Bolivia, Burkina Faso, Cuba, Corea del Norte, El Salvador, Etiopía, Ghana, Namibia, Filipinas, Tayikistán, Togo, Ruanda, Kenia, Mongolia y Senegal.

El informe completo y definitivo sobre la relación entre la narcolepsia y esta vacuna se difundirá el próximo 31 de agosto próximo.

OMS Distribuye Vacunas para Esterilizar a la Población

Los efectos de las vacunas no solo son vistos en generaciones actuales, sino que serán mayores en generaciones futuras.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Agosto 31, 2010

Además del reciente reportaje sobre como la Fundación Rockefeller desarrolla vacunas para reducir la fertilidad – que describe esfuerzos de la Fundación en el financiamiento desde 1960 en las denominadas “vacunas anti-fertilidad” – otra serie de documentos que han emergido, demuestran sin lugar a dudas que el Fondo de Población de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y Organización Mundial de la Salud se unieron a ese esfuerzo para desarrollar aúm más esta iniciativa. Esta quedó bajo responsabilidad de un grupo operativo sobre vacunas de Regulación de la Fertilidad “.

Apenas cuatro años después que la Fundación Rockefeller puso en marcha el financiamiento masivo y las operaciones sobre vacunas anti-fertilidad, el Grupo de Trabajo fue creado bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Su misión, según uno de sus miembros:

“La investigación básica y clínica sobre el desarrollo de vacunas para el control de la natalidad dirigidas a los gametos y el embrión preimplantatorio. Estos estudios han involucrado el uso de procedimientos avanzados en la química de péptidos, la tecnología de hibridomas y la genética molecular, así como la evaluación de una serie de nuevos enfoques de la vacunología en general. Como resultado de este esfuerzo internacional de colaboración, un prototipo de vacuna anti-HCG está siendo sometido a pruebas clínicas, aumentando la posibilidad de que un método totalmente nuevo de planificación familiar pueda estar disponible antes de finales de la década actual. ”

En lo que respecta al ámbito de aplicación de la jurisdicción del Grupo de Trabajo, el Monitor de Biotecnología y Desarrollo informó:

“El Grupo de Trabajo actúa como un órgano de coordinación mundial para la vacuna anti- fertilidad de I + D en los diversos grupos de trabajo y apoya la investigación sobre los diferentes enfoques, tales como anti-esperma y vacunas contra el óvulo y el diseño de vacunas para neutralizar las funciones biológicas de hCG. El Grupo de Trabajo ha logrado desarrollar un prototipo de una vacuna anti-hCG”.

Uno de los miembros del Equipo Técnico, P.D. Griffin, se refirió a la finalidad y la trayectoria de estas vacunas para la regulación de la fecundidad. Griffin:

“El Grupo de Trabajo ha seguido coordinando sus actividades de investigación con otros programas de desarrollo de vacunas de la OMS y con otros programas internacionales y nacionales que participan en el desarrollo de vacunas para la regulación de la fecundidad”.

Griffin también admitió que el hecho de que uno de los propósitos de las vacunas es la implementación en los países en desarrollo. Griffin:

“Si las vacunas se desarrollaran para inhibir la fertilidad, sin producir efectos secundarios inaceptables, sería una adición atractiva al arsenal actual de métodos de regulación de la fecundidad y puede tener un impacto significativo en los programas de planificación familiar.”

Además, una de las ventajas de la FRVs sobre “los métodos actualmente disponibles de la regulación de la fertilidad”, señala el grupo de trabajo, es la siguiente (179):

“Bajo costo en su fabricación y la facilidad de entrega en los servicios de salud existentes.”

Ya en 1978, el Grupo de Trabajo de la OMS (entonces llamado Grupo de Trabajo sobre Métodos inmunológicos para la Regulación de la Fertilidad), recalcó la utilidad de estas vacunas en lo que respecta a la posibilidad de “síntesis a gran escala y la fabricación” de la vacuna:

“Las ventajas potenciales de un enfoque inmunológico para regulación de la fecundidad se pueden resumir de la siguiente manera: (a) la posibilidad de una administración frecuente, posiblemente por el personal paramédico; (b) la utilización de antígenos o fragmentos del antígeno, que no son farmacológicamente activos, y ( c) en el caso de los antígenos de estructura química conocida, existe la posibilidad de la síntesis a gran escala y la fabricación de la vacuna a un costo relativamente bajo “.

En 1976, el Programa Ampliado de Investigaciones, Desarrollo y Formación de Investigadores sobre Reproducción Humana publicó un informe, señalando:

“En 1972 la Organización (…) amplió su programa de investigación en reproducción humana para proporcionar un enfoque internacional para intensificar los esfuerzos para mejorar los actuales métodos de regulación de la fecundidad, para desarrollar nuevos métodos y ayudar a las autoridades nacionales en la elaboración de las mejores maneras de prestar estos servicios sobre una base continua. El programa está estrechamente integrado con otras investigaciones de la OMS en la prestación de la atención de planificación familiar por los servicios de salud, que a su vez ayuda a la OMS en el programa de asistencia técnica a los gobiernos a nivel de servicio.”
Aunque el término “vacuna anti-fertilidad”, acuñado por la Fundación Rockefeller, fue sustituido por uno más burocrático “Vacunas para la Regulación de la Fertilidad (FRV). Además, La línea del tiempo muestra de manera concluyente que la OMS, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el Banco Mundial continúan en un camino trazado por los Rockefeller a fines de 1960. Por extensión, se demuestra que todas estas organizaciones están perfectamente entrelazadas bajo el principio “Dictadura Científica”. La relación entre la OMS y la Fundación Rockefeller es intensa. En el boletín 1986 de la Organización Mundial de la Salud, esta relación se describe con cierto detalle. Aquí se habla del uso del “gosipol” como un agente anti-fertilidad “:

“La Fundación Rockefeller ha apoyado los ensayos clínicos en China y en estudios a pequeña escala clínica en Brasil y Austria. La dosis administrada en el ensayo chino actual se ha reducido de 20 mg a 15/10 mg / día durante la fase de carga, con el fin de ver si oligospermia severa en lugar de azoospermia sería adecuado para un efecto secundário aceptable. Mientras tanto, tanto el programa de la OMS para la reproducción humana y la Fundación Rockefeller están apoyando los estudios en animales para definir mejor el mecanismo de acción de gosipol.”
En agosto de 1992, una serie de reuniones se celebraron en Ginebra, Suiza, en relación con las “vacunas de regulación de la fertilidad”. De acuerdo con el documento de regulación de la fecundidad (clasificada por la OMS con de distribución limitada) en esas reuniones habían científicos y médicos de todo el mundo, incluido el entonces investigador biomédico de la Agencia Americana para el Desarrollo Internacional, y la investigación actual jefe de la USAID , el Sr. Jeff Spieler.

En 1986 el Sr. Spieler declaró:

“Un nuevo enfoque de la regulación de la fecundidad es el desarrollo de vacunas contra sustancias humanas necesarias para la reproducción. Los posibles candidatos para la interferencia inmunológica incluyen las hormonas reproductivas, el óvulo y el espermatozoide y los antígenos derivados de tejidos embrionarios o fetales. (…). Una vacuna anti-fertilidad debe ser capaz de manera segura y efectiva de inhibir una sustancia humana, lo que necesitará de algún modo para pasar a ser antigénica. Una vacuna de regulación de fertilidad, además, tendría que producir y mantener la inmunidad efectiva de al menos 95% de la población vacunada, un nivel de protección que rara vez se logra incluso con las vacunas de mayor éxito virales y bacterianas. Pero si bien estos retos parecían insuperables hace apenas unos años, los recientes avances en biotecnología, especialmente en los campos de la biología molecular, ingeniería genética y la producción de anticuerpos monoclonales están haciendo que las vacunas anti- fertilidad sean factibles.”

“Las vacunas que interfieren con la función espermática y fertilización podrían estar disponibles para pruebas en humanos de la década de 1990”, escribió Spieler.

Para que el uso generalizado de estas vacunas se de, escribe Spieler, la vacuna debe conquistar “las variaciones en las respuestas individuales a la inmunización con vacunas de regulación de la fertilidad”.  “Investigación”, continúa Spieler, “también es necesaria en el ámbito de “las vacunas básicas “, para encontrar la mejor vía para transporte de proteínas, adyuvantes y sistemas de entrega.”

En el documento de 1992, el problema de “las variaciones en las respuestas individuales” también se discute:

“Debido a la diversidad genética de las poblaciones humanas”, señala el documento, “la respuesta inmunitaria a las vacunas a menudo muestran marcadas diferencias de un individuo a otro en términos de magnitud y duración. Estas diferencias pueden ser parcialmente o incluso completamente superado con vacunas para la regulación de la fecundidad (FRVs) adecuadamente diseñadas y con mejoras en nuestra comprensión de lo que se requiere para desarrollar y controlar la respuesta inmunitaria provocada por las diferentes vacunas. ”

La imagen que surge de estos hechos es clara. La OMS, como organismo de coordinación mundial, a principios de los 70 continuó con el desarrollo de “la vacuna anti-fertilidad”, financiada por la Fundación Rockefeller. Lo que también es cada vez más evidente, es que la investigación se ha hecho extensiva a los sistemas de entrega en la que estos componentes anti-fertilidad pueden ser asociados, como las vacunas regulares anti-virales. Es un programa contra la fertilidad de personas a gran escala con el objetivo de reducir la población mundial: un sueño largamente acariciado por la élite mundial.

Una Pandemia de Corrupción, no de Gripe H1N1

Dr. Margaret Chan

La Dra. Margaret Chan, jefe del Cartel Internacional de Corrupción Médica conocida como la OMS.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Junio 8, 2010

No hay necesidad de decirlo, es casi redundante y repetitivo hablar acerca de la corrupción que provocó la falsa alarma de gripe H1N1 el año pasado. Sin embargo, nunca es excesivo señalar la corrupción masiva cuando es detectada e identificada con tanta claridad. Muchas fuentes independientes han denunciado la corrupción rampante que existe en la Organización Mundial de la Salud. Una de ellas, el Consejo Europeo de la Salud, estudió y publicó un informe que reveló el esquema de corrupción gigantesca dentro de la OMS y entre sus trabajadores y la industria farmacéutica.

Ahora es el turno de la revista British Medical Journal de denunciar y publicar sus resultados. Lo más destacado del informe indica que científicos altamente posicionados que “convencieron” a los jefes de la OMS para declarar la pandemia, tenían relaciones financieras con las empresas farmacéuticas que acumularon billones en sus arcas con la venta de las vacunas. Los científicos de la OMS recibieron compensaciones económica directas de los fabricantes de vacunas. Durante y después de la investigación, la OMS negó el pedido de revelar información sobre los conflictos de intereses entre sus principales asesores y las compañías farmacéuticas.

Tal vez la mayor víctima después de los miles de pacientes que murieron por los efectos secundarios de la vacuna, o los que padecen trastornos neurológicos irreparables -también como consecuencia de la vacuna- y otros que moriran y se enfermaran en el futuro, es la propia OMS. La escasa credibilidad que la OMS tenía se ha disipado por completo y nada que salga de sus altavoces se puede confiar. Ahora, la única forma en que la organización -una rama de las Naciones Unidas- puede hacer valer sus políticas enloquecedoras es a través de los gobiernos títeres que siguen cualquiera de las orientaciones que esta emita en los próximos meses y años.

Los resultados de la más reciente investigación, revelados por Deborah Cohen, editora de la revista BMJ, y Philip Carter, un periodista que trabaja para la Oficina de Periodismo de Investigación en Londres, no sólo no fueron negados por la jefe de la OMS, Dra. Margaret Chan, pero también defendidos y justificados . Chan dijo que el secreto era necesario para proteger la integridad y la independencia de los miembros mientras se hace un trabajo crítico y también para garantizar transparencia. En otras palabras, no es necesario llevar a cabo un trabajo honrado en la Organización Mundial de la Salud mientras que las personas no sospechen que hay corrupción. Sin embargo, si se descubre la corrupción, es absolutamente aceptable ocultarlo mientras que la propia OMS se investiga para determinar si hay o no irregularidades en sus operaciones.

Caduceus

* El Caduceus, símbolo de la medicina moderna, era en el pasado la guía de los muertos y protector de los comerciantes, apostadores, mentirosos y ladrones. Muy apropiado, sin duda.

El British Medical Journal no es la única organización que encuentró corrupción en el corazón de la OMS. Como se mencionó anteriormente, la investigación de la Concejo de Salud de la Unión Europea también determinó que la declaración de la pandemia del virus H1N1 se basó en política y corrupción, no en ciencia. El reporte dijo que la manera en que la OMS manejó la supuesta pandemia fue “una pérdida de grandes sumas de dinero público, y también una cadena de miedo injustificado sobre los riesgos de salud que enfrentarían los ciudadanos europeos y en general.”

La reacción del complejo farmacéutico industrial no pudo llegar lo suficientemente rápido. Los señores de la droga dijeron que la OMS no tenía otra opción que declarar la pandemia por el hecho de que las vacunas eran la única manera de prevenir y curar la enfermedad. Por supuesto, esto son mentiras. Las vacunas no tratan o curan ninguna enfermedad, sino que las prolongan y las producen. Por otra parte, la producción natural de vitamina D, por ejemplo, es una forma comprobada de prevenir y curar enfermedades como la gripe y otras como el cáncer de manera más eficaz que cualquier vacuna jamás podría. ¿Cuántas veces usted oye cualquier médico o científico de la OMS recomendar a un paciente exponerse a la luz del sol para que el cuerpo pueda producir la vitamina D o D3 necesaria para prevenir enfermedades? La respuesta es nunca. La razón de esto es que tanto la industria farmacéutica como los médicos mal informados pretenden perpetuar el actual sistema de salud que tiene el mayor número de gente adictos a drogas farmacéuticas. Todos hemos oído hablar sobre drogas y la dependencia de productos farmacéuticos, no es verdad?

Estudios realizados en América del Norte, América del Sur y Europa han demostrado que 40-60 nanogramos de suero hidroxivitamina D por mililítro (100-150 nanomols por litro) de sangre es suficiente para mantener un óptimo estado de salud. La misma cantidad previene enfermedades que incluyen 10 tipos diferentes de cáncer, diabetes y por supuesto la influenza . Los detalles de los estudios y lo que la vitamina D y D3 son capaces de hacer para prevenir enfermedades, así como para reducir la probabilidad que muchos problemas médicos vuelvan a surgir, se pueden ver aquí. Así que una de las claves para prevenir enfermedades consiste en averiguar cuál es el nivel de suero en la sangre, y consumir vitamina D o D3 si hay una deficiencia. El costo puede variar de gratuito (exposición al sol 10-15 minutos al día entre 11 a.m.-1 p.m., cuando hay menos radiación UVB) a unos cinco centavos de dólar al día (con suplementos). No permita que su médico lo confunda con la frase “nadie sabe cual es la dosis adecuada de vitamina D”, porque esa es exactamente la pregunta equivocada. Pero si usted es alguien que se siente más cómodo con la medición de su consumo diario de vitamina D, un uso de 2000 UI (unidades internacionales) por día es una dosis recomendada. Una vez más, los detalles pueden verse en el vídeo citado arriba.

Como Mike Adams escribe en el caso de la falsa pandemia: “Se mantuvo a la gente ignorante sobre los remedios naturales, para asegurarse de que más personas murieran y se hiciera una llamada más urgente para adoptar programas de vacunación masiva. La pérdida de vidas nunca se interpone en el camino de Big Pharma, ¿no? “. Eso es exactamente mi punto de vista también. Unos pocos miles de vidas no significan nada para una industria cuyo único objetivo es obtener ganancias cada año a toda costa, inclusive sobre mentiras y las vidas de las personas usando tácticas de intimidación y corrupción. Esto es precisamente lo que la Dra. Margaret Chan quería decir con su declaración. La corrupción es tolerada. La experimentación con seres humanos está bien. El saqueo de las arcas públicas también está bien. Y cuando la gente descubre las mentiras, la misma OMS decide si hubo irregularidades o no.

Pero ¿cómo es que la Organización Mundial de la Salud elabora, mezcla, usa el cóctel de corrupción del que estamos hablando?

Exagerando el supuesto riesgo: Las compañías farmacéuticas y la OMS clasifican el riesgo como muy alto y crean niveles imaginativos de mortalidad. Esta vez, la OMS creó un sexto grado de peligrosidad, el más alto de la historia, y luego declaró que estábamos en el. En ese momento, cuando muy pocos casos de H1N1 habían sido confirmados en todo el planeta, la ingestión de vitamina D y D3 -ya sea a través de la luz solar o suplementos- habría acabado con el virus.

Demandar que las naciones compren las vacunas naciones: La OMS pidió y exigió que los países compraran las vacunas de las más grandes casas de fabricación: Sanofi y Glaxosmithkline, con el fin de prepararse para la supuesta pandemia. A continuación, se elevó el nivel de riesgo a una de “emergencia de salud pública”, que hace que los países lleven a cabo campañas de vacunación masivas contra el público desprevenido.

Saquear las arcas públicas: Las naciones, tanto en regiones desarrolladas como subdesarrolladas del mundo gastaron miles de millones de dólares en la compra vacunas contra el virus H1N1 mientras este nunca alcanzó un nivel significativo de riesgo. Al final resultó que, de hecho, las empresas farmacéuticas engordaron sus gigantescas cuentas bancarias aún más.

Pagos a los científicos corruptos: Mientras el mundo se estaba cayendo víctima del pánico y de interactuar con cualquier persona en la calle fue vista como arriesgada, máscaras de estallar por todas partes-los científicos de la OMS embolsado sobornos de los fabricantes de productos farmacéuticos. Esos fondos se mantuvieron deliberadamente secreto, como la cabeza de la OMS, Dra. Margaret Chan admitió.

Fomentar y aumentar el miedo: Como una forma de mantener los beneficios de la venta de vacunas, la OMS, así como los departamentos de salud nacionales y locales pidieron a la población vacunarse a sí mismos y sus familiares. La vacunación, dijeron, era la única manera de salvarse del mortal virus H1N1. ¿Cuántas de las personas que presuntamente murieron a causa del H1N1 murieron debido al virus? Muy pocos. La mayoría de ellos murieron de complicaciones de salud relacionadas con problemas médicos previos que se vieron agravados por el virus de la influenza. La vacuna no prevenía o trataba esas complicaciones. De hecho, muchos de ellas fueron provocadas por las propias vacunas.

La pregunta que viene a la mente es entonces: ¿Por qué los gobiernos y sus departamentos de salud continúan siguiendo las directrices de la OMS aunque se sepa de la corrupción flagrante que gobierna sus acciones? Y más importante: ¿Continuarán a obedecer las directivas de la OMS en el futuro? Probablemente sí. La burocracia es un delincuente que no distingue si se trata de un órgano local, regional, nacional o internacional. Así que la decisión de rechazar las normas de la corrupta OMS y asumir la responsabilidad de su salud está en tus manos. Así que cuando la próxima pandemia venga, recuerde: Los científicos que asesoran a la OMS se encuentran en la nómina de las empresas farmacéuticas y ellos siempre inventarán información sobre un virus y lo convertirán en un monstruo de 5 cabezas si eso es lo que se necesita para obtener algún beneficio. Y una cosa más: nunca ha habido un estudio científico independiente que confirme que las vacunas previenen, tratan o curan ninguna enfermedad. Las vacunas son la mayor estafa de la medicina moderna. Todos los estudios médicos realizados que afirman que una vacuna previene, trata o cura una enfermedad fueron realizados por los fabricantes de vacunas o pagados por ellos para que las universidades y laboratorios “confirmen” las vacunas son eficaces.

Si hay algo positivos que dejó la pandemia imaginaria de la OMS es que ahora más que nunca podemos estar seguros que ni la OMS ni el complejo farmacéutico industrial comparten nuestro interés de ser saludables. Sus únicos intereses giran en torno a la idea de llenar sus bolsillos con dinero y al mismo tiempo tratar de despoblar el planeta un poco más cada vez.

* W. Burkert, Greek Religion 1985 section III.2.8; “Hermes.” Encyclopedia Mythica from Encyclopedia Mythica Online. Retrieved October 04, 2006.

Brasil viola Libertades Civiles

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 11, 2010

Brasil es conocido por la samba, hermosas playas y gente amable. El país es a menudo comparado con los países más desarrollados debido a su tamaño, población y recursos. Pero hay una cosa más en la que Brasil es similar a los llamados países desarrollados: Brasil también viola las libertades civiles de sus ciudadanos. A diferencia de, por ejemplo, los Estados Unidos o Inglaterra, la policía aquí no molesta a los ciudadanos. Sin embargo, la violación de sus libertades y derechos se hace en silencio. Brasil es un país con un acceso muy limitado a la información y la gente aquí sabe muy poco acerca de sus derechos y deberes. Este paisaje es un terreno fértil para el abuso y la corrupción gubernamental.

El gigante de América del Sur es conocido por su impunidad. La corrupción es rampante, de norte a sur y de este a oeste. En una encuesta reciente, se determinó que Brasil está entre los primeros países donde la corrupción y la impunidad reinan en todos los niveles. Aunque gran parte de esta corrupción acontece cuando los funcionarios dan y reciben grandes sumas de dinero en efectivo a cambio de favores políticos, hay mucho más que la corrupción de la burocracia. La antigua colonia portuguesa adopta rápidamente medidas de control de población globalistas como lo hacen los Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda.

En los últimos 12 meses, algunos diarios revelaron entre las líneas de sus páginas el casi obligatorio carácter de la campaña de vacunación contra la gripe H1N1, aunque se ha demostrado que la pandémia es una farsa, la vacuna se sigue aplicando en todo el país. Afortunadamente, algunas personas se informaron acerca de los peligros de la vacuna y la campaña no ha tenido los resultados esperados por las autoridades sanitarias del gobierno. Según el periódico Zero Hora, sólo 670 000 personas de edad avanzada fueron vacunados en lugar de 1,4 millones en el estado de Rio Grande do Sul y menos del 50 por ciento se vacunó contra la gripe regular. Sin embargo, esto no significa que Brasil puede escapar del control de las campañas de la Organización Mundial de la Salud pues las vacunaciones se siguen haciendo en todo el país.

Brasil también utiliza una forma sintética de floruro de sódio en el agua potable, una práctica habitual adoptada por las supuestas ventajas en el cuidado de los dientes, aunque se haya determinado que esta creencia no es más que pseudociencia. Recientemente, esta publicación entrevistó a una funcionaria del SEMAE, una organización gubernamental que se ocupa de la calidad del agua en la ciudad de Sao Leopoldo, Brasil. Con una maestría en química, Juliana da Silva Chaves no sólo admitió que nunca vio un estudio que confirme las ventajas de utilizar el ingrediente que ella identificó como flúor, pero también confesó que el floruro se coloca en el agua basándose en la creencia que este ayuda a promover la salud oral. La química confirmó que esta creencia proviene de las altas autoridades de salud, pero ningún estudio que ella vió ha demostrado la veracidad de la misma. Cuando se le preguntó acerca de los peligros que el floruro de sodio y otras sustancias en el agua potable presentan a la salud humana, Chaves dijo que nunca aprendieron nada sobre la toxicidad en las clases universitárias o en las sesiones de capacitación. De hecho, el fluoruro causa caries, cáncer oral, diversos trastornos neurológicos y disminución de la inteligencia.

El país está en la etapa final en la adopción de tarjetas de identificación que tienen un chip de radiofrecuencia, así como los escáneres de cuerpo entero en los aeropuertos. Estas dos últimas tecnologías ya están siendo utilizados o entrarán en funcionamiento en los próximos 10 años. En el caso de los escáneres que emiten radiación, varios de ellos ya se usan en aeropuertos nacionales e internacionales. Según el periódico Zero Hora de Rio Grande do Sul, los pasajeros de vuelos en las ciudades de Guarulhos, Río de Janeiro, Recife y Manaus pueden ser seleccionados como candidatos para pasar por uno de estos escáneres. Esta medida es rechazada por los grupos que defienden la privacidad de los ciudadanos en la mayoría de los países desarrollados, debido no sólo a que emiten radiación, sino también por el hecho de que los cuerpos de las personas se ven completamente desnudos en las fotos que la máquina genera.

De acuerdo a muchos grupos de derechos civiles, el uso de los escáneres es una grave violación de las leyes de privacidad. Las imágenes generadas por los escáneres se guardan en un disco duro y se usan para monitorear a los ciudadanos. Aunque los funcionarios de Brasil niegan la capacidad de los escáneres para ofrecer estas imágenes, Angelo Gioia, de la Policía Federal en Río de Janeiro, admitió que se trata de un método de vigilancia más invasivo. En la actualidad, la legislación brasileña permite que las personas sean revisadas cuando hay sospecha de actividad ilícita, pero no regula el uso de este tipo de escáner. Goia cree que no deben haber límites cuando se trata de seguridad. El costo de cada escáner corporal es de $ 170.000. La tecnología de escaneo funciona basándose en el uso de ondas y radiación en un cuerpo para medir la energía reflejada, y así hacer una imagen 3D de ondas milimétricas. Los usuarios de los escáneres están expuestos a ondas electromagnéticas entre 3 y 30 GHz, similar a la expedición de un teléfono celular. Los promotores de los escáneres en los aeropuertos siempre citan los enormes beneficios que proporcionan en la prevención de los riesgos de seguridad tales como armas, explosivos, etc. Pero la verdad es que una revisión normal o perros detectores de bombas son tan útiles o más exactos. Como se ha hecho en otros países, en Brasil, el uso de estas tecnologías se presenta como una ventaja, para que más personas la reciban y aprueben. Poco se dice acerca de la violación de los derechos de intimidad de las personas y sus propiedades. Más allá de la conveniencia, hay otro factor inyectado en la aprobación de escáneres: el miedo. La amenaza del terrorismo es la carta bajo la manga lista para ser mostrada en caso que las personas se quejen de los escáneres o piensen que son inconvenientes.

¿Cómo es la situación del terrorismo aquí en Brasil? Comparado con otros países como Irlanda, Israel, Palestina, Pakistán y Gran Bretaña, la existencia del terrorismo es nulo. El país nunca ha sufrido un gran ataque terrorista en la historia moderna. Lo más cercano al terrorismo son los enfrentamientos ocasionales entre los traficantes y agentes de policía en pequeños barrios de Río o Sao Paulo. ¿Por qué Brasil necesita entonces de escáneres? La respuesta es no se necesitan. Como en muchos otros países, la adopción de esta tecnología es sinónimo de la pérdida de las libertades civiles, donde los ciudadanos son culpables antes de ser probada su inocencia. De hecho, la historia muestra que los ataques terroristas más sorprendentes fueron aquellos del tipo “bandera falsa”, o false-flag, usualmente patrocinados o llevados a cabo por gobiernos corruptos. Para Gerald Celente, conocido estudioso de las tendencias mundiales y fundador del Instituto para la Investigación de las Tendencias, 2010 es el año de los ataques patrocinados por los gobiernos. “Es el desastre del 2010, tal como habíamos anticipado”, dice Celente. “El colapso de la economía mundial empezó en marzo de 2009, cuando los mercados estaban inflados con dinero falso.” Celente predijo la crisis actual, la caída de las bolsas, el conflicto en Grecia y el colapso de Islandia, Argentina, Portugal, España, y la crisis en EE.UU. y el Reino Unido. “Aquellos que creen que tales cosas como los escáneres y el chip en los documentos de identificación son beneficiosos, merecen lo que reciben.” Gerald Celente alerta a las personas sobre lo que sucederá una vez que este tipo de políticas sean aplicadas en su totalidad. Vea este clip en 5 minutos y 30 segundos.

Cuando se trata de la Tarjeta Nacional de Identidad en  Brasil, la información sobre el tema es muy escasa. La mayoría de las personas que acuden a las oficinas de la policía federal en todo el país para renovar sus licencias de conducir o de identificación no saben o quieren saber acerca de las nuevas tecnologías utilizadas en los documentos. En otros países donde se aplicó, el Documento Nacional de Identidad es rechazado por grupos de ciudadanos informados  ya que contiene toda la información relacionada con el titular de la tarjeta, el número de identidad, dirección física y número de identificación único que incluye una amplia variedad de información privada como cuentas bancarias, de ahorro, el lugar de trabajo, la record votación y otros.

En Brasil, la nueva Tarjeta de Identificación Nacional proporciona un número único de identificación de acuerdo al estado donde vive la persona. En el sur, la gente se identificará con un único número de 10 dígitos, en Brasilia, 7 dígitos, São Paulo, 9 dígitos. La emisión de la nueva tarjeta se iniciará en octubre de 2010 y se estima que todos los ciudadanos y los inmigrantes naturalizados formaran parte de la base de datos en 2020. Según el experto en tecnología RFID, Chris Paget, el RFID se ha utilizado durante años en las tarjetas de crédito y de débito. “Han habido cientos de millones de tarjetas emitidas con RFID. El problema es que la gente no conoce la tecnología contenida en las tarjetas, por lo que no hacen nada para protegerla.” Parece extraño que la tecnología diseñada para mantenernos seguros, debe ser protegida al mismo tiempo. Ahora cualquier persona con un lector RFID puede encontrar tarjetas de crédito y de identificación y obtener información suficiente como para clonarla y utilizarla en una transacción. ¿Por qué los países, literalmente, quieren tener un control preciso de sus ciudadanos? La Dra. Katherine Albrecht, fundadora y directora de la organización CASPIAN de privacidad del consumidor, dice que hay una tremenda presión para que los gobiernos numeren e identifiquen a todos sus ciudadanos y en el proceso, usen tecnología creada por mega corporaciones que, entonces, quedan en control de la información personal, como el número de identificación, cuentas bancarias, cuentas de seguridad social, fondos de pensiones, números de tarjetas de crédito, etc. “Esto lo vemos en China, donde millones de personas se identificaron con documentos de identidad nacional con dispositivos de radio frecuencia. Ellos están haciendo lo mismo en México y la India, donde 1,2 millones de personas fueron también sometidas a este proceso “.

Según el historiador Daniel Estulin, el uso de tarjetas de identidad nacional, junto con otras tecnologías, es un impulso para crear una sociedad sin dinero. “No se necesita dinero porque usted tiene el crédito asignado a su número de identificación. El problema es que usted no es quien determinará si tendrá o no créditos y cuantos serán colocados en la tarjeta. El gobierno tendrá ese poder, y estas empresas que poseen la tecnología también tendrán ese poder, no los ciudadanos “. Estulin, y Albrecht reconocen la existencia de bases de datos de los gobiernos para los que buscan empleo, crédito, y para aquellos en el sistema de justicia penal, y advierten que el uso de tarjetas de identidad nacionales permitirán la creación de una base de datos mundial, donde todos seremos incluidos.

En Brasil, la emisión de la tarjeta de identificación se iniciará como un proyecto piloto en cada región. El documento será como una tarjeta de crédito con un chip que contiene información como CPF o Cadastro de Pessoa Física, registro de votación, huellas dactilares, imagén de iris escaneada que será aceptada por el sistema conocido como AFIS, o Identificación Automática de Las Huellas Dactilares. Este sistema es reconocido en todo el mundo y es utilizado por los gobiernos de los cinco continentes. El número resultante será estándar RG o Registro Geral. Con esta base de datos local, regional y nacional, Brasil será uno de los últimos gigantes del mundo a sucumbir a la intención de someterse a un programa de las corporaciones que sabrán todo sobre todos los seres humanos sin importar donde viven.