Casi dos de cada 10 personas en el mundo son obesos

Los científicos avisan del “tsunami de obesidad” mientras el estilo de vida occidental se propaga por el mundo

The Independent
Versión Español Luis R. Miranda
Febrero 6, 2011

El mundo enfrenta una “emergencia nutricional” como muestran las crecientes tasas obesidad, lo que amenaza con crear una pandemia de enfermedades cardiovascular, científicos han advertido.

La propagación del modelo de comida rápida occidental fue culpada el aumento en obesidad en la población del pequeño país conocido como Nauru. Este fue nombrado como el más gordo del mundo. Su promedio de índice de masa corporal está entre 34 y 35, el 70 por ciento más alto que en algunos países de Asia Sudoriental y África subsahariana.

Más de uno de cada 10 de la población del mundo es obeso – más de 500 millones de adultos – y las tasas se han duplicado desde 1980. Los mayores incrementos se encuentran en las naciones más ricas, pero casi todos los países han registrado un aumento.

Sólo Bangladesh, la República Democrática del Congo y algunos países de África subsahariana y el este y el sur de Asia han escapado al alza. Sin embargo, incluso en estas regiones los países vecinos han tenido experiencias ampliamente diferentes. Las mujeres de África del Sur se encuentran entre las más gordas del mundo.

El aumento está impulsado por la creciente urbanización, el crecimiento del sedentarismo, estilos de vida basados en empleos que mantienen a las personas en oficinas y la sustitución de alimentos de preparación rápida al estilo occidental en lugar de las dietas tradicionales. Los investigadores del Imperial College de Londres y la Universidad de McMaster en Canadá, escribiron en la revista The Lancet sobre lo describen como un “tsunami” de obesidad que a la larga afectará a todas las regiones del mundo”.

En su comienzo, llega como una epidemia de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, vinculados con la presión arterial alta y niveles elevados de colesterol. Sorprendentemente, los países de altos ingresos, como los EE.UU. y el Reino Unido han conseguido apaciguar esto, reduciendo la presión arterial y el colesterol mediante la medicación desenfranada de sus ciudadanos y cambios en la dieta, tales como la reducción en el consumo de sal. Fumar, que es también una de las causas principales de enfermedades del corazón, ha disminuido. (Japón es una excepción, donde los niveles de colesterol los cuales han sido históricamente bajos, asociados con el alto consumo nacional de pescado, han subido a niveles vistos en el oeste de Europa, pues los japoneses adoptaron una dieta occidental.)

Pero en los países donde los ingresos para la clase media y baja son peores, las perspectivas son tristes. “Teniendo en cuenta todas las tendencias de factores de riesgo en conjunto, el pronóstico relativo a la carga de enfermedad cardiovascular … abarca una población de emergencia que costará decenas de millones de muertes evitables, a menos que acciones rápidas y generalizadas sean tomadas por los gobiernos y los sistemas de salud en todo el mundo”, dicen los investigadores.

El tratamiento de las consecuencias de la explosión de la obesidad con fármacos creará una “carga financiera insostenible” en estos países y hay una “necesidad urgente” para entender por qué los comportamientos poco saludables son adoptadas por los individuos y las comunidades.

Con una tendencia creciente hacia la globalización y la urbanización, el problema es probable que empeore en vez de mejorar. “Irónicamente, el crecimiento económico de aquellos lugares con bajos ingresos y países de renta media-se ve ahora amenazada por la epidemia de enfermedades cardiovasculares”, dicen.

Citando al famoso epidemiólogo británico Geoffrey Rose, los autores dicen: “enfermedades en masa requieren remedios en masa, y estos requieren que las masas formen parte de la solución. ”

El mapa de la obesidad mundo

Engordando más rápido: EE.UU.

Los EE.UU. vieron el mayor aumento en el BMI de todos los países desarrollados entre 1980 y 2008, más de 1 kg por década. Cada vez más las ocupaciones sedentarias, menos ejercicios, el conducir coches y el aumento del consumo de comidas rápidas y bebidas azucaradas están detrás de la subida que afecta a todos los países de altos ingresos.

Adelgazando: Italia

Italia es el único país de altos ingresos en Europa, donde el BMI disminuyó – para las mujeres, 25,2 a 24,8. Incluso entre los hombres, Italia vio a uno de los menores aumentos. La dieta mediterránea – pasta, verduras y frutas – es una de las más saludables del mundo.

Engordando: Reino Unido

El Reino Unido tiene el sexto mayor índice de masa corporal en Europa para las mujeres y el noveno más alto para los hombres (ambos en torno a 27). La tasa de aumento ha sido sólo superada por los hombres en EE.UU. Uno de cada cuatro hombres y una de cada tres mujeres sufre de sobrepeso y cerca de 12 millones son obesos.

Los más gordos de América del Sur: Chile

Chile, con un BMI promedio de 27.0 para los hombres y 27,9 para las mujeres, es el país con mayor obesidad en el Sur de América Latina. La escala de aumento de la obesidad en el sur de América Latina sólo es superado por los EE.UU. entre los hombres y ocupa el quinto lugar entre las mujeres. Las tasas de obesidad aumentaron en Chile con el fin de su dictadura en 1990 y un aumento en los restaurantes de comida rápida y algunos críticos piden ahora un impuesto la comida basura.

Más delgados del mundo: Bangladesh

Bangladesh es la nación con menos obesos del mundo, con un BMI promedio de 20,5 para las mujeres y 20,4 para los hombres. El arroz es el alimento básico y millones no tienen lo suficiente para comer. Más de la mitad de los niños – más de 9 millones – tienen bajo peso y tienen retraso en el crecimiento.

Más gordos del mundo: Nauru

Nauru es el país más gordo del mundo, con un BMI promedio de 34 a 35. Situado en el sur del Pacífico es la nación más pequeña, con una población de menos de 10.000. La obesidad ha aumentado como resultado de la importación de alimentos occidentales pagados con ingresos procedentes de la minería de fosfatos. El plato más popular es el pollo frito y refresco de cola.

Bisfenol A causa Infertilidad Masculina

BPA se utiliza extensamente para fabricar plástico más duro y latas herméticas. Se encuentra en la mayoría de las latas de alimentos y bebidas – incluyendo latas de leche para lactantes – envases plásticos de alimentos, los teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Noviembre 4, 2010

El Bisfenol A (BPA), conocido como el “flexor de género”, ha sido relacionado ahora a la impotencia masculina, se ha demostrado que disminuye la movilidad y la calidad de los espermatozoides. Los resultados, es probable, que aumenten la presión sobre los gobiernos de todo el mundo a seguir los pasos de Canadá que prohibió el uso de la sustancia.

BPA se utiliza extensamente para fabricar plástico más duro y almacenar productos enlatados. Algunos de los recipientes que son fabricados con este tóxico están: la mayoría de alimentos no perecibles como atún, frijoles, maíz, etc. Pero más importante que estos alimentos está la formula en polvo que es dada a los niños pequeños, la cual es distribuida a gran parte de la población a través de programas gubernamentales de alimentación. Otros artículos como teléfonos, radios, tocadores de CD y DVD, así como otros electrónicos también están cubiertos o hechos con Bisfenol A.

También se utiliza en los biberones aunque el uso en estos está siendo eliminado poco a poco. BPA ha sido objeto de intensa investigación, ya que es un disruptor endocrino que interfiere con los niveles normales y el funcionamiento de las hormonas corporales. Estudios anteriores han relacionado al BPA con bajo deseo sexual, impotencia y daño del ADN en el esperma.

Ahora un nuevo estudio de cinco años afirma haber encontrado un vínculo entre los niveles de BPA en la sangre y la fertilidad masculina.

Para el estudio de 514 trabajadores de las fábricas en China, los investigadores de Kaiser Permanente, un centro de investigación con sede en California, encontraron que los hombres con mayores niveles de BPA en la orina tenían de dos a cuatro veces más riesgo de tener baja calidad del semen, incluida la concentración de espermatozoides, baja vitalidad y movilidad del esperma.

Lo que es más el importante es que, entre más alta sea la concentración de BPA en la sangre menor es la calidad del esperma. Incluso aquellos con niveles menores de BPA en los Estados Unidos, también presentaron bajos niveles de calidad del esperma.

“En comparación con los hombres sin niveles detectables de BPA en la orina, las personas con niveles detectables tenían más de tres veces el riesgo de concentración de esperma baja y menos vitalidad de los espermatozoides, así como más de cuatro veces el riesgo de un menor recuento de espermatozoides, y más del doble del riesgo de menor motilidad del esperma “, dijo el autor principal del estudio el Dr. De-Kun Li.

Afirma la investigación, publicada en la revista Fertility and Sterility, que este fue el primer estudio humano que mostró una asociación adversa entre el BPA y la calidad del semen. Estudios previos hallaron una relación negativa entre el BPA y la reproducción masculina en ratones y ratas, así como el hecho que el BPA cambiaba la sexualidad de los sujetos masculinos quienes presentaban tendencias femeninas y hacían que los sujetos femeninos desarrollaran enfermedades neurológicas.

También fue el tercer estudio de una serie por el Dr. Li y sus colegas que examinaron el efecto de BPA en los seres humanos. El primer estudio, publicado en noviembre de 2009, encontró que la exposición a altos niveles de BPA, o la exposición prolongada o continua a bajos niveles de este tóxico, aumenta el riesgo de los hombres tengan menos apetito sexual y virilidad reducida.

La alta concentración de BPA en la orina, también se asocia con el deterioro de la función sexual masculina, según el segundo estudio, publicado en mayo de 2010. El último estudio, financiado por el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional de EE.UU. arroja más dudas sobre la seguridad del BPA.

“El hallazgo de los efectos adversos de BPA en la calidad del semen ilustra dos puntos: la primera exposición al BPA ahora se ha relacionado con cambios en la calidad del semen, una medida fisiológica objetiva”, dijo el doctor Li. “En segundo lugar, esta asociación muestra la realidad de que el BPA puede dar lugar a cambios patológicos del sistema reproductivo masculino, además de los cambios de la función sexual.

“Cuando uno ve este tipo de asociación, usted tiene que preguntarse qué más efectos el BPA tiene”, dijo el Dr. Li. Como un principio de precaución, dijo, “Todo el mundo debe evitar BPA tanto como sea posible.” Los investigadores observaron que el BPA puede afectar también a los sistemas reproductivos femeninos y tienen efectos adversos sobre dolencias como el cáncer o enfermedades metabólicas.

BPA ha sido ya prohibida en Canadá y tres estados de EE.UU..

Botellas y latas que contienen el producto químico se han vinculado al cáncer de mama, enfermedades del corazón, obesidad, hiperactividad y otros trastornos.

La mayoría de los fabricantes de biberones han dejado usar BPA en sus productos, pero cantidades grandes de productos más antiguos que contiene el producto químico aún están a la venta.

La Administración de Alimentación y Medicamentos de EE.UU. (FDA) apoya su retirada y ha manifestado preocupación por el impacto de la sustancia química en los bebés y niños pequeños. Puede causar trastornos asociados con el metabolismo, la fertilidad y el desarrollo neuronal.

Jarabe de Maíz Alto en Fructosa es ahora “Azúcar de Maíz”

Nuevo nombre, mismo veneno. La gente está despertando a los peligros del jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y han enviado el consumo de productos con el ingrediente a los niveles más bajos en 20 años

AP

Los fabricantes de jarabe de maíz de alta fructosa quieren endulzar su imagen con un nuevo nombre: azúcar de maíz. La Asociación de Refinadores de Maíz envión el martes una aplicación al gobierno federal en Estados Unidos para obtener permiso para utilizar el nombre en las etiquetas de los alimentos. El grupo espera que el nuevo nombre mejorará la “confusión” que según ellos existe sobre el edulcorante que se utiliza en los refrescos gaseosos, pan, cereales y otros productos.

El consumo de jarabe de maíz ha caído a los niveles más bajos en 20 años debido a la preocupación de los consumidores que este ingrediente contribuye a la obesidad mucho más que el azúcar tradicional. Algunos científicos han relacionado el consumo de refrescos gaseosos -la gran mayoría de los cuales es endulzada con jarabe de maíz alto en fructosa- a la obesidad.

La Administración de Alimentos y Medicamentos podría tomar dos años para decidir sobre el nombre, pero eso no va a detener a la industria para usar el término en comerciales y propaganda.

Hay una campaña de marketing en internet http://www.cornsugar.com y en la televisión. Dos nuevos comerciales tratar de aliviar la “confusión” del comprador, mostrando a las personas que dicen que ahora entienden que “si se trata de azúcar de maíz o caña de azúcar, y que su cuerpo no puede ver la diferencia entre estos y el jarabe de maíz manipulado industrialmente. El azúcar es azúcar “, dice la campaña.

Cambiar el nombre de los productos ha tenido buenos resultados antes. Por ejemplo, el ácido eurcico se hizo mucho más popular después de convertirse en “el aceite de canola” en 1988. Las ciruelas pasas tratado de arrojar una imagen pesada al convertirse en “las ciruelas secas” en 2000. El nuevo nombre ayudaría a la gente a entender detalles sobre el edulcorante, dijo Audrae Erickson, presidente del grupo de refinadores con sede en Washington.

“Ha sido muy despreciado e incomprendido”, dijo. Ella se negó a decir cuánto cuesta la campaña.

El azúcar y el jarabe de maíz alto en fructosa son nutricionalmente iguales, y no hay evidencia de que el edulcorante es peor para el cuerpo que el azúcar, dijo Michael Jacobson, director ejecutivo del Centro para la Ciencia en el Interés Público. La conclusión es que la gente debe consumir menos de todos los azúcares, dijo Jacobson. “Refrescos gaseosos endulzados con azúcar es tan propicio a la obesidad como los refrescos carbonatados endulzados con jarabe de maíz alto en fructosa”, dijo.

La Asociación Médica Americana dice que no hay pruebas suficientes para restringir el uso de jarabe de maíz de alta fructosa, a pesar de que quiere más investigación. Sin embargo, los estadounidenses cada vez están culpando al jarabe de maíz de alta fructosa y lo evitan. La primera dama Michelle Obama ha dicho que no quiere que sus hijas lo consuman.

Los padres como Joan Leib escanean las etiquetas de ingredientes y no compran nada que tenga jarabe de maíz con alta fructosa. La madre de dos en Somerville, Massachusetts, ha estado evitando el edulcorante por alrededor de un año para reducirlo en la dieta de su familia. “Lo encontré en cosas que nunca pensaría que es necesario, o que deberían tenerlo,” dijo Leib, de 36 años. “Lo encontré en frascos de encurtidos, en muffins y pan. ¿Por qué necesitamos edulcorantes extra? “

Muchas compañías están respondiendo al rechazo de los consumidores al sacarlo de sus productos. El mes pasado, Sara Lee cambió al azúcar en dos de sus panes. Gatorade, Snapple y salsa de tomate Hunt muy notoriamente cambiaron a de azúcar en los últimos dos años. El estadounidense medio comía 35,7 libras de jarabe de maíz alto en fructosa, el año pasado, según el Departamento de Agricultura de EE.UU.. Ello representa una baja del 21 por ciento, pues bajó de 45,4 libras 10 años atrás.

Azúcar de caña y de remolacha, mientras tanto, han oscilado alrededor de 44 libras por persona al año desde mediados de la década de 1980, después de caer rápidamente en la década de 1970, cuando el jarabe de maíz alto en fructosa – una alternativa más barata al azúcar – ganó el favor de los fabricantes de gaseosas.

Con caída en las ventas en los EE.UU., la industria está creciendo en mercados emergentes como México y América Latina, donde los ingresos se han mantenido estables en 3 a 4 mil millones de dólares al año, dijo el analista de Credit Suisse, Robert Moskow. Hay cinco fabricantes de jarabe de maíz alto en fructosa en los EE.UU.: Archer Daniels, Midland Inc., Corn Products International, Cargill, (empresa química), Roquette America, y Tate & Lyle.

Las refinerías de maíz dicen que su nuevo nombre describe mejor el edulcorante.

“El nombre de azúcar” refleja con mayor precisión la fuente de los alimentos (maíz) e identifica la naturaleza básica del ingrediente los alimentos (un azúcar), y revela la función en la comida (un edulcorante),” dice la petición de la indústria.

¿Serán los consumidores engañados con el nuevo nombre?

El público se muestra escéptico, por lo que el cambio será visto críticamente, dijo Tim Calkins, profesor de Marketing en Kellogg School of Management de la Northwestern University. “Esto no es muy diferente de lo que cualquier marca con fama negativa tratando de ser vista con buenos ojos”, dijo, añadiendo que el cambio es similar a lo que ValuJet – cuyo nombre se vio empañada por un accidente mortal en 1996 – hizo cuando compró la flota de AirTran y tomó su nombre.

“Ellos no están diciendo que esto es un producto sano, o que es saludable”, dijo. “Están tratando de alejarse de las asociaciones negativas.”

Jarábe de Maíz Alto en Fructosa causa Obesidad y daña el Hígado

Bebidas gaseosas y muchos productos procesados contienen este ingrediente.  Muchos ni siquiera los identifican es sus etiquetas.

By Luis R. Miranda
The Real Agenda
Agosto 16, 2010

Dos nuevos estudios han añadido más motivos de preocupación sobre el jarabe de maíz alto en fructosa (High Fructose Corn Syrup) que perjudica mucho más al cuerpo humano de lo que su contenido en azúcar simple podría sugerir.

Bebidas como Coca Cola, Pepsi y productos como Galletas y dulces contienen Jarábe de Maíz alto en Fructosa.

Bebidas como Coca Cola, Pepsi y productos como Galletas y dulces contienen Jarábe de Maíz alto en Fructosa.

El jarabe de maíz alto en fructosa contiene 55 por ciento de fructuosa y 45 por ciento de glucosa. Por el contrario, el azúcar de mesa (también conocido como sacarosa) contiene una relación de 50-50.

En el primer estudio, publicado en la revista Farmacología, Bioquímica y Comportamiento, los investigadores de la Universidad de Princeton encontraron que las ratas que consumen jarabe de maíz de alta fructosa aumentaron más de peso y desarrollaron más factores de riesgo cardiovascular que las ratas que consumen cantidades equivalentes de sacarosa.

“Algunas personas han afirmado que el jarabe de maíz alto en fructosa no es diferente de otros edulcorantes en lo que respecta al aumento de peso y la obesidad, pero los resultados dejan claro que esto no es cierto”, dijo el investigador Bart Hoebel.

Hoebel y sus colegas dieron a dos grupos de ratas una dieta idéntica, complementada con una de dos bebidas azucaradas. Una bebida consistió en una solución de sacarosa en concentraciones similares a las que se encuentran en muchas bebidas azucaradas. La otra consistía en una solución de jarabe de maíz de alta fructosa en aproximadamente la mitad de la concentración de un refresco típico. Los investigadores encontraron que las ratas que consumen la solución de jarabe de maíz aumentaron de peso significativamente más que las ratas que consumieron la solución de sacarosa.

En un experimento de seguimiento, los investigadores compararon los cambios metabólicos en las ratas alimentadas con sólo rata chow con ratas alimentadas con una solución más jarabe de maíz alto en fructosa. Todas las ratas consumieron la misma cantidad de calorías.

Después de seis meses, las ratas en el grupo de jarabe de maíz habían ganado 48 por ciento más de peso. También aumentó la cantidad de grasa (especialmente en el abdomen) y hubo una disminución de los triglicéridos circulantes. Estos cambios son consistentes con el síndrome metabólico, un conjunto de síntomas que predisponen a los humanos a la enfermedad cardiovascular y la diabetes.

Cada ratón que consumió el jarabe de maíz alto en fructosa se volvió obeso. Por el contrario, las ratas alimentadas con una dieta alta en grasas no llegó a ser tan obesas.

Otro estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Duke, una vez más implica el jarabe de maíz de alta fructosa en un mayor riesgo de daño hepático.
La investigación anterior ha sugerido que grandes cantidades de fructosa en el hígado del mismo modo que el consumo excesivo de alcohol crean complicaciones de salud. Otro estudio relacionado al jarabe de maíz alto en fructosa específicamente causó la aparición de heridas del hígado conocidas como enfermedad de hígado graso no alcohólico (EHNA).

El nuevo estudio, publicado en el Diario de Hepatología, encuentró que el jarabe de maíz alto en fructosa empeoró los efectos de la EHNA.

“Encontramos que el aumento del consumo de jarabe de maíz de alta fructosa se asocia con cicatrices en el hígado … entre los pacientes con EHNA,” dijo el investigador Abdelmalek Manal.

Los investigadores analizaron las dietas y los hígados de 427 adultos con EHNA, y encontraron que el 19 por ciento de ellos consumía bebidas que contenían fructuosa. El 52 por ciento de los participantes consumían entre una y seis porciones de bebidas que contenían fructosa por semana, mientras que otro 29 por ciento consumía al menos una porción al día. El consumo de los pacientes de mayor ‘fructosa, empeoraba el número y severidad de las heridas del hígado.

“Hemos identificado un factor de riesgo que puede contribuir al síndrome metabólico de resistencia a la insulina y las complicaciones del síndrome metabólico, incluidos los daños del hígado”, dijo Abdelmalek.

Abdelmalek señaló que EHNA es un problema grave que no se puede tratar y puede conducir en algunos casos a cáncer de hígado, insuficiencia hepática y la necesidad de un trasplante de hígado.

Los investigadores todavía no están seguros de por qué el jarabe de maíz alto en fructuosa daña el cuerpo más de lo que su contenido de 5 por ciento de fructuosa podría sugerir. Existe la hipótesis de que los efectos negativos provienen de las cantidades masivas en las que se consume – el jarabe de maíz alto en fructuosa se encuentra en casi todos los alimentos procesados.

Otros investigadores han observado que las bebidas hechas con jarabe de maíz de alta fructuosa contienen altos niveles de carbonilos reactivos que pueden dañar las células. Otros han señalado que la fructuosa de la miel de maíz de alta fructuosa está químicamente modificada y por lo tanto se extiende por el cuerpo con más libertad que la fructuosa en azúcar de mesa.

Medicinas Psiquiátricas: Un Descubrimiento Sorprendente

Por Shane Ellison
Master en Ciéncias
Traducción: Luis R. Miranda

Hago preguntas con la intención de acortar las conversaciones. Evito el contacto visual con extraños por miedo (tal vez es la ansiedad) por aprender mucho de ellos. En secreto, creo que Metallica estaría haciendo mejor música si usaran drogas y alcohol, en lugar de “terapia.” Estoy tratando de dominar la Ley de la no atracción para protegerme del “trabajo real, “casas pequeñas y coches viejos. Y, estoy dando constantemente consejo sólo para darmelos a mi mismo.

Pueden los medicamentos Psiquiatricos ayudarme?

Tal vez estas preguntas son las que me motivaron a seguir una carrera como químico y a hacer diseño de fármacos, ganando varios premios por mi trabajo. No hay nada que me entusiasme más que las drogas y cómo afectan al cuerpo (excepto los abdominales de mi esposa). He estudiado su anatomía molecular, arriesgo mi vida para mezclar y combinar productos químicos explosivos en un matraz de fondo redondo, e incluso vendí mi alma a las grandes empresas farmacéuticas a cambio de un laboratorio químico y una capucha.

Durante este tiempo, he hecho algunos descubrimientos sorprendentes sobre medicamentos psiquiátricos, que incluyen antidepresivos, antipsicóticos, estimulantes y drogas contra la ansiedad. Entender lo que he aprendido lo protegerá de la inundación de efectos secundarios que ahora se están descubriendo a velocidades vertiginosas, por cortesía de la gran cantidad de pacientes que los toman en nombre de la salud mental.

Su propio infierno

Los antidepresivos aumentan la “capacidad” de enfrentar momentos difíciles al modificar los niveles de la molécula conocida como serotonina en el cerebro. Se supone que nos ayuda a encontrar la felicidad cuando estamos cubiertos por una avalancha de maldad. Pero, nunca ha sido probado. Sin embargo, los medicamentos intentan aumentar los niveles de serotonina al “selectivamente” detener la recaptación de entre las células cerebrales. Aquí es de donde la sigla ISRS fue implementada – “inhibidor selectivo de recaptación de serotonina.” Es un nombre innovativo, pero una idea estúpida. Nada es selectivo en el cuerpo.

Al tratar de bloquear la recaptación de la serotonina, los antidepresivos también pueden impedir su liberación y la de otro compuesto del cerebro conocido como dopamina. Las áreas del cerebro responsables de la liberación y recaptación de estos neurotransmisores son tan similares (después de todo, trabajan en la misma molécula) que un medicamento antidepresivo no es lo suficientemente inteligente como para entender como funcionan. Así que hace lo que cualquier tonto medicamento haría, bloquea los dos. Es por eso que los usuarios suelen llevar una mirada vidriosa en sus ojos. Completamente bajo el hechizo psiquiátrico, con la mirada perdida.

Profunda tristeza, miedo, ira y agresión pueden aparecer con el tiempo. Al eliminar la serotonina y la dopamina del cerebro, los usuarios de antidepresivos a largo plazo no pueden encontrar o sentir la felicidad. En su lugar, pueden quedar enterrados en una avalancha de maldad. Y si usted no puede encontrar o sentir la felicidad en la vida, ¿qué sentido tiene? ¿Qué le va detener de romperse su propio cuello o asesinar a tiros a sus compañeros de clase? No mucho, cuando se vive en un infierno antidepresivo.

Piensa que todo esto es opinión?

Según la FDA, los antidepresivos pueden causar pensamientos suicidas y comportamiento, empeoramiento de la depresión, ansiedad, ataques de pánico, insomnia, irritabilidad, hostilidad, impulsividad, agresividad, episodios psicóticos y violencia. Algunos incluso causan la ideación homicida de acuerdo con los fabricantes. Muchos usuarios de antidepresivos a largo plazo dicen que ya no se sienten normales -son zombies entumecidos.

Pero los efectos secundarios de estos fármacos no se limitan al secuestro de sus sentimientos y estado emocional, provocando estados violentos y psicóticos. Los efectos físicos secundarios ocurren demasiado e incluyen sangrado anormal, defectos de nacimiento, ataque al corazón, convulsiones y muerte súbita. Más de ciento setenta advertencias reguladoras de medicamentos y estudios han sido emitidos en los antidepresivos, para hacer sonar la alarma sobre estos efectos secundarios.

Para Uso Exclusivo del Elefante

Los psiquiatras prescriben medicamentos antipsicóticos como Zyprexa y Seroquel, para cualquier cosa; desde la esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno delirante, depresión psicótica, autismo o cualquier otra cosa que pueda imaginar, incluso de “trastorno generalizado del desarrollo,” que es perfecto para aumentar las ventas porque está dirigida a los niños que sufren de irritabilidad, agresividad y agitación. Es una pena porque estos medicamentos no sirven para nada, solo para sedantes elefantes furiosos, no curar la enfermedad psiquiátrica.

Según un estudio publicado en Psychological Medicine, los fármacos antipsicóticos causan la reducción del cerebro -el volumen de la masa cerebral. Originalmente diseñado para quienes son considerados “esquizofrénicos”, las compañías farmacéuticas crearon una campaña de marketing brillante para vender estos medicamentos a un mayor número de usuários de antidepresivos en el mercado. Usted probablemente ha visto los anuncios, si su “medicación de la depresión” no está funcionando, entonces no culpe al medicamento, pues usted tiene un trastorno bipolar! ”

Una vez ingeridos, los antipsicóticos navegan a través del torrente sanguíneo, donde son transportados al cerebro. Al igual que un derrame de petróleo gigante, los antipsicóticos cubren el cerebro en una mancha de medicamentos, donde se bloquea la transmisión de las ondas cerebrales. El usuario queda sin actividad cerebral normal. La motivación, la unidad y los sentimientos de recompensa son exterminados. Si la psiquiatría considera esto un tratamiento, ellos son los locos.

Si alguna vez has visto a alguien que ha sufrido del “derrame” cortesía de seguir las órdenes del médico, no puede equivocarse al detectar uno de los efectos secundarios más comunes. Se llama Acatisia. Movimientos involuntarios, tics, espasmos en la cara y el cuerpo entero puede llegar a ser los efectos secundarios permanentes para los usuarios de antipsicóticos.

Los antipsicóticos también causan obesidad, diabetes, problemas cerebrovasculares, eventos cardíacos, problemas respiratorios, pensamiento delirante y psicosis. Los reguladores de medicamentos en EE.UU., Canadá, Reino Unido, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda y África del Sur advierten que también pueden conducir a la muerte. No me sorprendería que los psiquiatras consideran esta una cura…

Use esto para saltar el Gran Cañón

Si usted va a intentar saltar sobre el Gran Cañón en su moto, o andar deslizarse por las faldas del Monte Kilimanjaro, los estimulantes son muy buenos. Ellos inundan el cerebro con dopamina y desencadenan una oleada de adrenalina inhumana, responsable de hacer que creamos que la vida es grandiosa, a pesar de la muerte eminente al intentar estas proezas. Fuera de eso, o eres un monstruo de la velocidad, un estudiante universitario tratando de aprender todo un semestre de Biología en 4 horas, o un niño de quinto grado “, siguiendo las órdenes del médico.”

Los mejores estimulantes que se recetan hoy en día no son más que una mezcla de anfetaminas empaquetados con nombres comerciales como Adderall, Dexedrine y Ritalin. Matones callejeros que los venden como metanfetamina, la cocaína del pobre, cristal, hielo, cristal y velocidad. No es de extrañar que los niños abusan de Ritalin, Adderall y estos medicamentos más que de drogas de la calle, pues son más baratos de obtener y son “legales”, por lo tanto, son llamados la cocaína para niños.

Incluso la DEA de los EE.UU. clasifica Ritalin en la Lista ll, lo que significa que tiene un alto potencial de abuso, igual que la cocaína y la morfina. Todos ellos tienen los mismos efectos independientemente de cómo se llamen: la sobrecarga en le sistema nervioso central conduce a ataques al corazón y / o insuficiencia cardíaca. Y los niños están cayendo más rápido que los adictos a Metanfetamina en las calles.

No estoy exagerando.

Once agencias de reglamentación internacional de las drogas y nuestra propia FDA ha emitido advertencias de que los estimulantes como el Ritalin causan adicción, depresión, insomnio, dependencia de drogas, manías, psicosis, problemas cardíacos, problemas cerebrovascular y muerte súbita.

Quémese el cerébro con medicamentos contra la ansiedad

Si aún no eres lo suficientemente hombre para una droga que podría sedar a un elefante, como los antipsicóticos, los psiquiatras te prescribirán medicamentos contra la ansiedad, sobre todo las benzodiacepinas. La elección entre los dos es similar a decidir si te quieres golpear la cabeza con un bate de aluminio o una de madera. Los medicamentos contra la ansiedad serían el bate de madera.

Descubiertos en los laboratorios de química de Hoffman La Roche en 1955, medicamentos contra la ansiedad tienen como objetivo activar los receptores del sueño en el cerebro, sólo un poco. Así, en vez de estar lleno de ansiedad, se le pone a dormir. Se trata de un “tratamiento” que los psiquiatras han estado “practicando” durante décadas. Pero, todavía no ha funcionado, porque drogar sus problemas es más peligroso que la ansiedad. El uso de medicamentos contra la ansiedad se acompaña de una serie de desagradables efectos secundarios tales como convulsiones, agresión y la violencia una vez que la droga desaparece. Alucinaciones, delirios, confusión, comportamiento anormal, hostilidad, agitación, irritabilidad, depresión y pensamientos suicidas son todos los resultados posibles de acuerdo con documentos que las grandes empresas farmacéuticas habían custodiado investigación fuertemente hasta hace poco tiempo.

Al dejar de usarlas, las drogas podrían ser más difíciles de abandonar que cuando se trata de dejar la heroína. Algunos han calificado la reacción a algo similar a tirar cientos de anzuelos de pescar de su piel, sin anestesia. Si usted duda de su naturaleza adictiva, vaya a Google y escriba los nombres de algunas de las drogas principales para “tratar” la ansiedad como Xanax y Klonopin y esto es lo que encontrará:

“Abstinencia Klonopin” 1.860.000 resultados
“Abstinencia Xanax” 1.980.000 resultados
La exposición de Psiquiatría: Cómo obtener la verdad

En resúmen, los efectos secundarios de medicamentos psiquiátricos se extienden incontrolablemente. Y la mayoría se ocultan de los pacientes y médicos por igual. Afortunadamente, la Tercera Comisión de Derechos Humanos ha resuelto este problema con una base de datos de última generación que permite a la gente buscar la lista de reacciones adversas de los informes enviados a la FDA sobre los medicamentos psiquiátricos. También proporciona advertencias internacionales de reglamentación farmacéutica y estudios publicados sobre los efectos secundarios de los fármacos.

Entonces, ¿la psiquiatría me puede ayudar? No. Y eso es sorprendente debido a que los medicamentos psiquiátricos son algunos de los medicamentos de mayor venta, a punto de sellar las esperanzas y los sueños de millones. Independientemente del estado mental en el que yo pueda estar (o cualquier otra persona ), no hay un solo medicamento que cure, trate o resuelva los problemas de la salud mental.

Mientras que las personas pueden sufrir miserablemente de presión emocional o mental que puede afectar su estilo de vida, la pseudo-ciencia de la psiquiatría aún tiene que resolver todos estos problemas, pues por ahora de hecho sólo contribuye a la mala salud como se ha visto con la amplia gama de efectos secundarios. Las campañas de marketing y escritos fantasmas en revistas médicas están diseñados para ocultar estos hechos. Pero la base de datos sobre los efectos secundarios de los medicamentos psiquiátricos cortesía de CCHR asegura que todos los pacientes tengan acceso a la verdad, a los hechos documentados, lo que podría salvar su vida o la de un ser querido.