Los Estados Dopados de América

Todos los días más estadounidenses recién nacidos sufren la amenaza de intoxicación y la consiguiente adicción a los farmacéuticos.

Adaptación Luis R. Miranda
RT.com
1 de Agosto, 2011

Parece que la tendencia a la adicción a las drogas con receta no tiene diferencias generacionales.

Un nuevo informe publicado por la Oficina sobre la Política de Control de Drogas de la Casa Branca revela que no sólo es el abuso de narcóticos de prescripción el que tiene más rápido crecimiento en Estados Unidos, sino que más y más niños están naciendo ya ‘enganchado’ a estos farmacéuticos.

En el estado de la Florida solamente, las muertes por sobredosis de farmacéuticos prescritos han aumentado más del 250 por ciento en menos de una década. Aún más alarmante, sin embargo, es el número de niños en el Estado del Sol que nacen adictos. Los registros estatales de salud muestran que 635 niños nacieron ya adictos a las drogas de prescripción sólo en el primer semestre de 2010.

“Ellos sufren los síntomas de la adicción,” dice María Osuch, jefa de enfermeras en la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos de Broward General Medical Center. “Ellos incluyen calambres, y el impacto hace que los niños tengan una salud miserable. Ellos sudan. Pueden tener una respiración rápida. A veces, incluso pueden tener convulsiones “.

Las estadísticas más recientes publicadas por IMS notan que el 80 por ciento de los usuarios y abusadores de analgésicos en el mundo provienen de Estados Unidos. Los Centros para el Control de Enfermedades añade que los analgésicos han superado las drogas ilegales como la causa de muertes por sobredosis en los últimos años.

Marsha Currant del Centro Susan B. Anthony de Recuperación que queda cerca de Fort Lauderdale, FL, dice que nota el aumento en el número de mujeres embarazadas en sus instalaciones que llegan con adicción a las píldoras de prescripción. “En el principio, era realmente 100% adicción a la cocaína”, dice ella, pero señala que ahora es más casos de drogas de prescripción.

A principios de este año, el Procurador General de Florida Pam Bondi reveló que muchas mujeres embarazadas en la Florida no son conscientes de que las drogas como la oxicodona y Xanax puede causar complicaciones en el embarazo e impactar negativamente las vidas de sus hijos por nacer. Junto con el presidente del Senado de la Florida Mike Haridopolos, Bondi se reunió con funcionarios de salud en mayo para discutir el problema.

“Tenemos que detener esto”, dijo Bondi al Herald Miami en mayo de este año. Señalan que en el Hospital de Mujeres de San José en Tampa, Florida, hasta el 20 por ciento de los bebés ingresados en la unidad de cuidados intensivos neonatales fueron tratados durante por adicción.

A nivel estatal, la cifra en 2010 fue de cerca de 1.300 recién nacidos.