Bisfenol A causa Infertilidad Masculina

BPA se utiliza extensamente para fabricar plástico más duro y latas herméticas. Se encuentra en la mayoría de las latas de alimentos y bebidas – incluyendo latas de leche para lactantes – envases plásticos de alimentos, los teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Noviembre 4, 2010

El Bisfenol A (BPA), conocido como el “flexor de género”, ha sido relacionado ahora a la impotencia masculina, se ha demostrado que disminuye la movilidad y la calidad de los espermatozoides. Los resultados, es probable, que aumenten la presión sobre los gobiernos de todo el mundo a seguir los pasos de Canadá que prohibió el uso de la sustancia.

BPA se utiliza extensamente para fabricar plástico más duro y almacenar productos enlatados. Algunos de los recipientes que son fabricados con este tóxico están: la mayoría de alimentos no perecibles como atún, frijoles, maíz, etc. Pero más importante que estos alimentos está la formula en polvo que es dada a los niños pequeños, la cual es distribuida a gran parte de la población a través de programas gubernamentales de alimentación. Otros artículos como teléfonos, radios, tocadores de CD y DVD, así como otros electrónicos también están cubiertos o hechos con Bisfenol A.

También se utiliza en los biberones aunque el uso en estos está siendo eliminado poco a poco. BPA ha sido objeto de intensa investigación, ya que es un disruptor endocrino que interfiere con los niveles normales y el funcionamiento de las hormonas corporales. Estudios anteriores han relacionado al BPA con bajo deseo sexual, impotencia y daño del ADN en el esperma.

Ahora un nuevo estudio de cinco años afirma haber encontrado un vínculo entre los niveles de BPA en la sangre y la fertilidad masculina.

Para el estudio de 514 trabajadores de las fábricas en China, los investigadores de Kaiser Permanente, un centro de investigación con sede en California, encontraron que los hombres con mayores niveles de BPA en la orina tenían de dos a cuatro veces más riesgo de tener baja calidad del semen, incluida la concentración de espermatozoides, baja vitalidad y movilidad del esperma.

Lo que es más el importante es que, entre más alta sea la concentración de BPA en la sangre menor es la calidad del esperma. Incluso aquellos con niveles menores de BPA en los Estados Unidos, también presentaron bajos niveles de calidad del esperma.

“En comparación con los hombres sin niveles detectables de BPA en la orina, las personas con niveles detectables tenían más de tres veces el riesgo de concentración de esperma baja y menos vitalidad de los espermatozoides, así como más de cuatro veces el riesgo de un menor recuento de espermatozoides, y más del doble del riesgo de menor motilidad del esperma “, dijo el autor principal del estudio el Dr. De-Kun Li.

Afirma la investigación, publicada en la revista Fertility and Sterility, que este fue el primer estudio humano que mostró una asociación adversa entre el BPA y la calidad del semen. Estudios previos hallaron una relación negativa entre el BPA y la reproducción masculina en ratones y ratas, así como el hecho que el BPA cambiaba la sexualidad de los sujetos masculinos quienes presentaban tendencias femeninas y hacían que los sujetos femeninos desarrollaran enfermedades neurológicas.

También fue el tercer estudio de una serie por el Dr. Li y sus colegas que examinaron el efecto de BPA en los seres humanos. El primer estudio, publicado en noviembre de 2009, encontró que la exposición a altos niveles de BPA, o la exposición prolongada o continua a bajos niveles de este tóxico, aumenta el riesgo de los hombres tengan menos apetito sexual y virilidad reducida.

La alta concentración de BPA en la orina, también se asocia con el deterioro de la función sexual masculina, según el segundo estudio, publicado en mayo de 2010. El último estudio, financiado por el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional de EE.UU. arroja más dudas sobre la seguridad del BPA.

“El hallazgo de los efectos adversos de BPA en la calidad del semen ilustra dos puntos: la primera exposición al BPA ahora se ha relacionado con cambios en la calidad del semen, una medida fisiológica objetiva”, dijo el doctor Li. “En segundo lugar, esta asociación muestra la realidad de que el BPA puede dar lugar a cambios patológicos del sistema reproductivo masculino, además de los cambios de la función sexual.

“Cuando uno ve este tipo de asociación, usted tiene que preguntarse qué más efectos el BPA tiene”, dijo el Dr. Li. Como un principio de precaución, dijo, “Todo el mundo debe evitar BPA tanto como sea posible.” Los investigadores observaron que el BPA puede afectar también a los sistemas reproductivos femeninos y tienen efectos adversos sobre dolencias como el cáncer o enfermedades metabólicas.

BPA ha sido ya prohibida en Canadá y tres estados de EE.UU..

Botellas y latas que contienen el producto químico se han vinculado al cáncer de mama, enfermedades del corazón, obesidad, hiperactividad y otros trastornos.

La mayoría de los fabricantes de biberones han dejado usar BPA en sus productos, pero cantidades grandes de productos más antiguos que contiene el producto químico aún están a la venta.

La Administración de Alimentación y Medicamentos de EE.UU. (FDA) apoya su retirada y ha manifestado preocupación por el impacto de la sustancia química en los bebés y niños pequeños. Puede causar trastornos asociados con el metabolismo, la fertilidad y el desarrollo neuronal.

Tóxico Bisfenol A en empastes dentales y sellantes

Anthony Gucciardi

Después de un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard reveló que los empastes dentales y sellantes contienen niveles peligrosamente altos del mortal químico bisfenol A (BPA).  Al mismo tiempo, e inmediatamente después que se publicó el estudio, algunos dentistas salieron a reclamar que los empastes y selladores son perfectamente seguros para su uso en niños.

Estas son algunas empresas que fabrican productos con Bisfenol A.

BPA es un disruptor endocrino que imita la hormona estrógeno. En consecuencia, se ha relacionado con la reducción de la fertilidad en los hombres, e incluso los recibos que se emiten al pagar un producto o servicio contienen BPA.  Según el estudio, el Bisfenol A afecta los niveles de hormonas masculinas cuando es absorbido por el cuerpo humano. BPA se encuentra en los plásticos, latas de refrescos, latas de sopa, y miles de contenedores de embalaje.

Un reciente proyecto de ley de California que han prohibido el BPA en artículos relativos a los niños como las botellas de bebé y juguetes, fue rechazado el 02 de septiembre. Connecticut, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Vermont, Wisconsin y Washington ya tienen tales leyes que prohíben el uso de este químico en productos de consumo o embalajes.

¿Por qué entonces, ¿sería seguro usar productos como rellenos y selladores en su boca que contienen este químico? La investigación muestra que en realidad no es seguro o saludable. Las investigaciones muestran niveles de BPA en la saliva se disparan que son 88 veces más de lo normal (que constituye un nivel “normal” de una sustancia tóxica?) cuando se usa en productos dentales. Los expertos coinciden en que no hay nivel “seguro” de exposición a BPA.

“Esta sustancia química es una a la que usted no debe estar expuesto a ningún nivel”, dijo Von Saal, profesor de biología en la Universidad de Missouri en Columbia.

Por eso resulta chocante que múltiples medios de comunicación han comenzado a decir que el BPA no es realmente un peligro para la salud, a pesar de la investigaciones de rutina que demuestren que este producto químico no es una cosa con la que se pueda o deba tener contacto.

El bisfenol A también se encuentra en tintas

Los investigadores han hecho el sorprendente descubrimiento de que un compuesto químico en tintas tiene el poder de cambiar el género en seres vivos, y esta tinta se usa en recibos de caja que se dan a los consumidores después de comprar un producto o servicio.

Los científicos encontraron que los niveles de sustancias peligrosas como bisfenol A (BPA) son suficientes para suprimir las hormonas masculinas en el cuerpo. El compuesto, utilizado para hacer la tinta termo sensible visible en el papel, es ingerido por los hombres cuando manipulan los recibos y luego se tocan la boca o manipulan los alimentos.

El profesor Frank Sommer, de 42 años, un urólogo con sede en Berlín, explicó: “Es un químico que puede cambiar el equilibrio de las hormonas sexuales en los hombres y convertirlas en estrógeno. “A largo plazo, esto conduce a tener menos apetito sexual y estimula el crecimiento de grasa abdominal mientras disminuye el tejido muscular.  Otro efecto negativo es que crea previene la erección y la potencia sexual.”  Como consecuencia de la exposición a este químico, debido a su efecto acumulativo, los hombres son afeminados y las niñas se desarrollan a edades más tempranas (pubertad precoz).  Los científicos estudian la posibilidad de que el bisfenol A también aumente el riesgo de cáncer y diabétes.  BPA también se usa en latas de comida, cortinas de baño, juguetes y biberones.

Los científicos han afirmado que este químico es lo suficientemente perjudicial para que los gobiernos prohíban su uso.

Algunos fabricantes de biberones han dejado de poner BPA en sus productos, pero otros aún contienen el producto químico y están todavía a la venta.  La Administración de Alimentos de los Estados Unidos  apoya su prohibición y ha declarado su preocupación por el impacto del producto en los bebés y niños pequeños.