Estados Unidos: La Ilusoria Elección, la Realidad del Fraude

Del Estado Benefactor al Estado de Sitio, los Estados Unidos de América tiene la población más engañada en la historia de la humanidad.

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 5 SETIEMBRE 2012

Se llama el sueño americano porque uno tiene que estar dormido para creerlo. Mientras tanto, la verdad y la realidad son ridiculizados, opuestos y finalmente aceptado antes de ser abandonados. El tiempo que toma al estadounidense promedio para darse cuenta de que todo es un sueño — la casa perfecta, la oficina de la esquina con ventanas de vidrio, la posición gerencial, el sueldo de seis dígitos y el reconocimiento — es el mismo tiempo que le lleva despertar de ese sueño. El problema es que no muchos estadounidenses realmente despiertan.

Ante los ojos de todos los estadounidenses, el Partido Republicano descaradamente borró de todos los registros las decisiones tomadas por cientos de delegados de todo el país que no apoyaron a Mitt Romney para la nominación presidencial. El consejo de administración del partido simplemente decidió que, a fin de suavizar la entrada de Romney en la carrera por la presidencia, sus manejadores tenían que cambiar la forma en que los delegados fueron electos y contados.

Me encantaría explicarlo, pero es más fácil si usted lo mira y entiende el nivel de fraude, la arrogancia y el desprecio por los votantes que ahora llena la base y el núcleo del Partido Republicano. Digamos que después de la Convención Nacional Republicana de 2012, las personas que apoyan este partido y algún candidato que no está respaldado por la creación de esta organización corrupta, nunca más serán capaces de elegir realmente a sus representantes para la convención, y mucho menos a su hombre o mujer preferidos como candidatos a la presidencia.

Por favor, vea y escuche con atención y trate de agarrarse de la silla donde está sentado. Créame, usted necesitará sostenerse.

Le dije que era necesario sostenerse para no caer de la silla.

En caso de que no haya entendido al reportero, permítame explicarlo en términos sencillos. La moción aprobada en la Convención Nacional Republicana de 2012 asegura que sólo el candidato apoyado por el establecimiento del Partido Republicano o el presidente republicano en  decidirá a quién se nombra como delegado oficial para asistir a la Convención Nacional y que por ende votará durante ese evento. Olvídate de los caucuses o las primarias.

Y usted pensaba que había una elección, ¿verdad? Por desgracia, la elección es sólo una de las ilusiones más de moda que el estadounidense promedio cree. La moción fue aprobada y adoptada por el RNC no sólo es mala porque se les robó a los delegados legítimamente electos y que apoyaban a Ron Paul, quien ganó los suficientes como para desafiar a Romney en el Convención de esta semana, su posición, pero también porque, independientemente de quién sea el candidato, es evidente que los políticos del establecimiento y los medios se sienten amenazados por un tipo de hombre que sólo aparece una vez cada siglo más o menos. Tal vez con menos frecuencia.

¿Por qué se sienten amenazados? Porque a pesar del circo armado tanto por el Partido Republicano como los medios corporativos, el Sr. Paul fue capaz de llevar su mensaje a millones de personas. Pero la amenaza se hizo más grande, ya que todos esos millones de personas, incluso fuera de los Estados Unidos, en realidad le escucharon y comenzaron el movimiento pro libertad más grande y más importante en la historia reciente.

Desafortunadamente, en el otro lado del pasillo, las cosas no son mejores. Obama es la otra cara de la ilusoria moneda, la segunda cara de la elección falsa que los dueños de los Estados Unidos de América — y gran parte del resto del planeta — decidieron usar para engañar a los incautos miembros de la población sin educación ni idea de la realidad. Decir que el fenómeno Barack Obama es un engaño me haría quedarme corto de lo que hay que decir acerca de él y de sus patrocinadores corporativos. Pero para ser justos, vamos a comparar a los dos hombres que ahora están en la carrera para gobernar sobre los Estados Unidos.

¿Qué es lo que estos dos hombres apoyan y a qué se oponen?

Tanto Mitt Romney como Barack Obama APOYAN, según su historial de votación y las declaraciones públicas lo demuestran, las siguientes políticas:

1. Los rescates financieros de corporaciones como parte de los paquetes de estímulo, la flexibilización cuantitativa y el gasto deficitario.
2. El envío de tropas para proteger las fronteras de otros países y enviar dinero a dictadores extranjeros.
3. Política exterior intervencionista de la era Bush.
4. Restricciones federales sobre la propiedad de armas.
5. Ley Patriota.
6. Espiar a los ciudadanos estadounidenses sin órdenes judiciales.
7. La detención indefinida de ciudadanos estadounidenses sin cargos, juicio ni abogado.
8. Los asesinatos de ciudadanos estadounidenses o cualquier otra persona sin el debido proceso.
9. Asistencia sanitaria socializada.

Tanto Mitt Romney como Barack Obama SE OPONEN, según su historial de votación y las declaraciones públicas lo demuestran, a las siguientes políticas:

1. Equilibrar el presupuesto en menos de 30 años.
2. Pagar la deuda nacional.
3. El derecho de los Estados para hacer sus propias leyes.
4. Políticas fiscales y monetárias sanas.
5. Una política de no intervencionismo.
6. Libertad de elección por parte de empresarios y consumidores.

Aunque por muchos años los estadounidenses fueron vistos desde el extranjero como personas arrogantes sin educación, la opinión ha cambiado. La mejor descripción del americano promedio en el extranjero es ahora la de un esclavo sin educación, que vive de manera arrogante en un sistema neo-feudalista del cual disfruta aunque sea la prisión que es hoy.

Si bien la mayor parte del mundo ha sido desprovista de oportunidades y recursos exitosamente por las mismas fuerzas que controlan la forma de vida estadounidense, los ciudadanos estadounidenses se han aclimatado con los beneficios que su moneda, artificialmente fuerte,  ha sido capaz de proporcionar.

La abundancia ilimitada refuerza la ilusión del sueño americano y que ha cegado aproximadamente el 99% de la población. Fue debido a la aparición de personas como Ron Paul y su movimiento compuesto por personas genuinamente interesadas en libertad, que el 99% se contrajo a un 95% más o menos. Los miembros de esa minoría vociferante fueron los que eligieron a los delegados suficientes en al menos 5 estados donde Ron Paul venció a Mitt Romney por muchos votos. Al cambiar las reglas sobre cómo se eligen los delegados, el Partido Republicano se ha asegurado que nunca más un movimiento como el de Ron Paul impugne la elección de un candidato que no acepta la imposición de la plataforma oficial del Partido.

Con el panorama político resuelto, hay que echar un vistazo a la otra ilusión.

A pesar de que el estado de la economía ha hecho más evidente que las cosas no van bien para el pueblo estadounidense, no es raro leer, oír y ver informes sobre las primas que se pagan a los líderes corporativos y los burócratas con fondos de los contribuyentes. No hace falta decir que los rescates de los bancos estadounidenses patrocinados por Estados Unidos y Europa han llevado al país mucho más cerca del precipicio profundo y oscuro de la insolvencia y la quiebra. Pero si se le pregunta al estadounidense promedio al respecto, él o ella no puede entenderlo.

De la falta de educación de los estadounidenses, poca perspectiva sobre historia y la nula comprensión fue que se originó la ilusión de la prosperidad. La moneda reserva del mundo, lo que permitió a los estadounidenses disfrutar de precios artificialmente bajos, permitió a los políticos autorizar, adoptar y promover el sistema basado ​​en la deuda. El colapso de la forma de vida estadounidense no comenzó en 2008, 2007 o 2006, sino en 1913.

Esa caída fue ejecutada gradualmente a través de los años a un ritmo muy lento, por lo que ‘las ranas’ no se dieron cuenta del calor del agua hirviendo. La supuesta prosperidad era una cortina de humo que llevó al colapso de los Estados Unidos ahora se acerca vertiginosamente. La quiebra financiera de los EE.UU. ha pasado de ser una teoría de la conspiración, para convertirse en una certeza matemática. Los Estados Unidos se está ahogando en deuda y también lo está el resto del mundo. Pero, contrariamente a lo que los medios corporativos, liberales y socialistas dicen, no hay manera en el mundo de pagar esa deuda. Ninguna cantidad de impuestos recaudados, ningún régimen de impresión de dinero, ni siquiera si todo el dinero del PIB se utilizara para tratar de pagar la deuda de los EE.UU., esta deuda podría eliminarse.

En este momento, los Estados Unidos sufre de dos problemas incurables: Deuda Nacional y Déficit Federal. Aunque son cuestiones separadas, estas dos están de hecho interconectadas. La deuda se crea pues el gobierno federal es incapaz de mantener sus gastos bajo control, limitados a lo que el país produce. Esto crea la necesidad de pedir prestado el dinero a la Reserva Federal, China o cualquier otro loco — o inteligente — que quiera prestar a los EE.UU.. La deuda nacional es la suma de toda la deuda contraída por el Gobierno Federal de los EE.UU. incluyendo el dinero prestado y los intereses que se pagan sobre esos préstamos.

El déficit por otra parte, es la diferencia entre el presupuesto que los EE.UU. tiene y lo que realmente gasta en un año específico. Así, por ejemplo, si en 2012 los EE.UU. tenía un presupuesto de $ 100, pero gastó $ 130, el déficit para 2012 sería de $ 30. Dado que los EE.UU. no tiene manera de pagar la diferencia de $ 30, se ponen los $ 30 como deuda a pagar en el largo plazo, digamos 50 años. Durante ese tiempo, los EE.UU. en su conjunto — los ciudadanos — tendrán que pagar intereses sobre esa deuda, mientras que el original de $ 30 permanece sin pagar. Debido a que la deuda original no se paga durante décadas, se siguen acumulando intereses sobre los intereses, que luego se convierten en imposibles de pagar también.

El problema es que el déficit no es tan pequeño y por lo tanto la deuda no es pequeña tampoco, por lo que los intereses han estado explotando durante el último siglo. En la actualidad, la deuda nacional de EE.UU. se encuentra en $ 16.001.431.267.262,98 trillones. Con una población estimada de 313.431.758 en los EE.UU., la participación de cada ciudadano de esta deuda es de $ 51,052.36. Tengo un poco de dinero sobrando? No se preocupe, porque esta no es su deuda. Se trata de deuda generada por el gobierno que esta fuera de control y que ilegalmente hipoteca la vida de una generación tras otra para pagar por sus esquemas de soborno sin límites, como el Seguro Social, Medicare y Medicaid, para financiar las guerras en el Medio Oriente y en el resto del mundo, así como para dar rescates a los bancos estadounidenses y europeos.

Aunque usted no aprobó la creación de esta deuda directamente, usted realmente permitió que el crimen de la deuda se cometiera si votó por uno de los partidos políticos que favoreció la creación de la deuda. Los cabecillas de estos partidos han sido creaciones corporativas como Jimmy Carter, Ronald Reagan, George Bush padre, Bill Clinton, George Bush Jr., y Barack Obama. Así que sí, usted ha sido un instrumento del crimen; sabiéndolo o no. Además, tenga en cuenta que la deuda sigue creciendo como lo ha hecho siempre. Para el período de 2007 a 2012, la deuda nacional de EE.UU. creció 3.880 mil millones de dólares por día. (Estimación conservadora).

Por favor vea el siguiente gráfico para tener una perspectiva histórica sobre la deuda de EE.UU. desde 1940 hasta 2011:

Clique para ampliar. Deuda de 1940 a 2011. Fuente: CrisisHQ.com

Esto es lo que quiero decir cuando dije que los estadounidenses son vistos como personas incultas y crédulas. El sistema utilizado por el gobierno de propiedad corporativo estadounidense es un ejemplo de lo que hoy llamamos un esquema Ponzi. Es así como el Gobierno Federal de los EE.UU. tiene la intención de aumentar la deuda hasta $ 20 trillones de dólares en 2016 y $ 70 trillones de dólares en los años después de eso. No importa si Obama es reelegido o Romney toma su lugar. Los fascistas continuarán como de costumbre.

Aunque a algunos economistas les gustaría seguir disfrutando de los beneficios de la ilusión, de seguir endeudándose para financiar los pasivos del gobierno y los programas sociales, lo cierto es que el límite de cuánto E.E.U.U. puede pedir prestado se acerca rápidamente a su fin. ¿Por qué? Porque para que este esquema Ponzi funcione, hay que tener inversionistas locos que estén dispuestos a rescatar a los EE.UU. cada vez que se levanta el techo de la deuda. Si los inversionistas reducen sus inversiones o las retiran, el esquema Ponzi colapsa. Ahí es donde estamos hoy.

El colapso financiero de los EE.UU. es una buena transición para aprender cómo el gobierno de EE.UU., durante muchos años ha tratado de evitar este colapso y cómo va a seguir intentando evitarlo en el futuro. Este es el tercer componente de la ilusión.

La guerra y los conflictos han sido siempre monstruos de cabezas múltiples. Por una parte, son responsables de la destrucción de tierras y asesinato de gente inocente, pero también lleva a cabo un segundo objetivo: justificar la existencia del complejo industrial militar. Sin embargo, un tercer gol a menudo se pasa por alto. Las guerras y los conflictos son excelentes herramientas para mantener a las poblaciones distraídas, mientras que los delitos financieros y políticos son cometidos. Los actuales disturbios en el Oriente Medio que coinciden con la crisis financiera más profunda desde la Gran Depresión no son tal coincidencia.

Las personas que controlan los gobiernos occidentales — incluyendo los EE.UU. — lo saben. De hecho, se han utilizado las guerras y los conflictos en el extranjero para llevar a cabo cambios radicales en casa. Hitler, Mussolini, Franco y Pinochet lo hicieron, y también lo ha hecho cada presidente de los EE.UU. por lo menos desde 1929.

Cuando los Estados Unidos se quede sin los prestamistas, o diga públicamente que ya no puede cumplir con sus obligaciones, quien precisamente vendrá a su rescate? Nadie. Las únicas dos opciones que tendrá EE.UU. son dos opciones visibles y una carta escondida en la manga. Los EE.UU. tendrán que declararse en quiebra o de manera exponencial hiper-inflar su moneda, una política que ha sido delicadamente empleada desde 1913.

Parece muy claro que el gobierno de EE.UU. no va a declararse en bancarrota, porque eso significaría que sus acreedores — China, el sistema bancario centralizado, Arabia Saudita, etc — tratarán de reclamar su pedazo del pastel estadounidense. Por lo tanto, lo más probable es los EE.UU. seguirá hiper-inflando su moneda, pero a una velocidad más rápida. Esto no va a ser una solución, pero una estrategia para retrasar el colapso. De cualquier manera, el país se derrumbará. La diferencia será algo parecido a lo que se explica CrisisHQ.com. “Económicamente, la primera opción se sentiría como un ataque al corazón y la segunda opción como un cáncer terminal”.

Una vez que la cortina de humo de la hiperinflación ya no funcione, los manejadores estadounidenses recurrirán al plan que han estado afinando durante al menos medio siglo: una guerra abierta. El escenario de la guerra perpetua como una herramienta de control fue explotada durante todo el siglo 20 en cada rincón del planeta. De los Balcanes a Nicaragua al Oriente Medio. El resultado es siempre el mismo: las ovejas confusas apoyan al candidato que muestra una posición más fuerte hacia la “amenaza externa”, este agresor imaginario que pretende destruir sus vidas imaginarias.

Hitler fue capaz de obtener el apoyo casi total del pueblo alemán después de la fabricación del incendio del Reichstag. En 2001, el gobierno de EE.UU. hizo lo mismo. Se destruyeron edificios emblemáticos en la tragedia estadounidense y con ello se abrió la puerta al perpetuo estado de guerra en el siglo 21. Ese estado de guerra dio paso a la inseguridad ciudadana y el Estado Policía todavía en crecimiento. Como Saman Mohammadi pone en su artículo 7 Razones por las que el Mito de la Lucha contra el Terrorismo Persiste, “los ingenieros de la realidad construyen trampas mentales y callejones sin salida con el fin de contener la conversación de los controvertidos eventos políticos y temas dentro de los parámetros de los Estados Unidos e Israel contra el paradigma del terrorismo.” El Reichstag americano funcionó muy bien.

Entonces, ¿qué hacer con todo esto? En primer lugar, entienda que no hay una solución política a esta ilusión. Como se indica al comienzo de este artículo, los partidos del sistema político siempre encontrarán una manera de manipular las reglas para imponer su voluntad. Si el gobierno fuera realmente una solución o parte de la solución, todos estaríamos mucho mejor de lo que estamos hoy. La votación para elegir al menos peor de los candidatos no hacen nada para mejorar las cosas. Mientras hayan funcionarios públicos que no le teman a los ciudadanos, sino que se alimentan de ellos, no habrá una solución al problema. En segundo lugar, la solución real comienza con la educación, después con la participación de aquellos que vieron la luz y que decidieron caminar hacia ella. Es necesario que el 5 por ciento se multiplique por 10.

La educación toma tiempo y lo mismo ocurre con un despertar masivo. Por desgracia, a veces sólo un terremoto, un colapso es el único instrumento que es capaz de despertar a las grandes masas de gente. Como el colapso parece casi inevitable, es el deber de todos seguir educando a sus familiares, vecinos y amigos, pues el colapso se puede prevenir mediante el ejercicio de una presión masiva sobre la clase política y sus dueños. Al mismo tiempo, los que están despiertos tienen que prepararse para el colapso, independizándose de los controladores que han “aumentado el calor” en todos nosotros durante el último siglo.

El significado de la preparación variará dependiendo de quién usted es y dónde vive. El denominador común de estar preparado es la autosuficiencia. Ser capaz de determinar su propio presente y futuro es el arma más poderosa contra el colapso y en contra de la clase dominante. Ayude a sus familiares y vecinos para salir del estado de control en masa y de salir del sistema neo-feudalista para poder llegar a ser intelectualmente y físicamente independiente. Ayúdelos a despertar de la ilusión en que viven.

Desenvolvimento Sustentável: Genocídio transformado em Necessidade

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Maio 5, 2011

Muitas vezes ouvimos que o desenvolvimento sustentável e a sustentabilidade originaram-se nos anos 70 e foram reforçados ao longo dos anos 80 e 90. Em qualquer pesquisa, a maioria das publicações afirmam que o desejo de manter os recursos naturais como ferramentas para as gerações presentes e futuras nasceu em 1972, quando uma conferência das Nações Unidas na Suécia promulgou três princípios: a interdependência dos seres humanos e o meio ambiente, as relações entre desenvolvimento econômico, desenvolvimento social e a proteção do ambiente e a necessidade de uma visão global e princípios comuns. Crédito para o desenvolvimento desses princípios é dado à Comissão Mundial sobre Meio Ambiente e Desenvolvimento de 1987.

As Nações Unidas são a instituição que promove as políticas criadas pelos nazistas para promover o despovoamento.

A sabedoria convencional retrata a visão coletivista de que a sustentabilidade e o desenvolvimento sustentável são políticas e iniciativas para proteger o ambiente contra os abusos da humanidade e, assim, promover o benefício das massas. Hoje, a proteção ambiental tornou-se a lança mais luminosa a ser levantada por qualquer pessoa, independentemente de raça, condição social, idade ou religião. Na verdade, o ambientalismo se tornou a religião de escolha para muitos. O apoio dos ambientalistas para a sustentabilidade está quase inerentemente arraigada em nossas vidas. Foi aplicada à economia, construção, planejamento comunitário, agricultura, segurança, natalidade e assim por diante.

Inúmeras reuniões foram organizadas nos últimos 50 anos para convencer as massas de que não há futuro sem uma abordagem sustentável para a existência humana. Primeiro, o Clube de Roma escreveu documentos como “Limites do Crescimento” e “Um Novo Caminho para o Desenvolvimento Global”, cujo objetivo é globalizar a sociedade do planeta e usar a engenharia social em tudo: valores, emprego, comércio, demografia, política, economia, etc, tudo em um esforço para desindustrializar o planeta e fazer o que o seu antecessor, a Liga das Nações, queria. Junto com o lobby de grupos como o Clube de Roma e outras organizações igualmente proeminentes, os globalistas operam para alcançar um novo pacto social, relacionado a questões económicas e de desenvolvimento. As Nações Unidas, uma criatura dos globalistas, que também criaram a Liga das Nações com a intenção de “pôr fim aos conflitos armados”, tem sua própria lista de manuais sobre como executar a desindustrialização. Por exemplo, o Programa das Nações Unidas sobre Meio Ambiente e Desenvolvimento (UNEP), prega os princípios e os fracassos das políticas ambientais e de imposição das “economias verdes”. A Conferência das Nações Unidas sobre Meio Ambiente e Desenvolvimento em 1992, mais conhecida como Cúpula da Terra, promove planos como Agenda 21 e a Convenção das Nações Unidas sobre a Diversidade Biológica que, gradualmente, atingem o sono ecofacista de Kurt Waldheim para despovoar o planeta.

Onde se originou o “desenvolvimento sustentável”?

Embora haja uma grande quantidade de documentação sobre como o ambientalismo está ligado à chamada “ala verde” do Partido Nazista, ninguém descreve essa história. Os historiadores e ambientalistas costumam ignorá-la e o público é enganado ao acreditar nos princípios genocidas do desenvolvimento sustentável. Algumas questões relevantes para perguntar sobre a origem nazista do movimento verde são: qual é a sua inspiração? Quais são os objetivos que pretendem atingir? Como a ideologia do genocídio nacional-socialista conduziu ao que é aparentemente um amor sem precedentes pela natureza?

A Alemanha não foi apenas o berço da política genocida de sustentabilidade mas, também, a terra onde se tornou realidade. Os nazistas alemães e seus seguidores adotaram muitas das políticas verdes que vemos nas sociedades modernas. A ciência que estuda os seres e seu meio ambiente foi ‘descoberta’ pela primeira vez na Alemanha durante os anos que antecederam a ascensão dos nazistas ao poder. A natureza genocida do ambientalismo originou-se de um louco amor pela natureza. (1)

Pensadores nazis e alguns antecessores queriam que os seres humanos fossem vistos como iguais as plantas, animais e insetos para ter um equilíbrio no mundo. Essa linha de pensamento está nas mentes de ambientalistas modernos, como o presidente boliviano Evo Morales e o promotor da teoria Gaia, James Lovelock, que acreditam que um grande número de pessoas devem morrer a fim de obter o equilíbrio natural. Recentemente, o autor e ambientalista Keith Farnish usou um de seus livros para promover a sabotagem e atos de terrorismo ambiental como ataques a barragens e destruição de cidades para retornar o planeta as condições pré Revolução Industrial. Farnish junto com outros altamente respeitados pressupostos científicos, como o Dr. James Hansen da NASA, concordam com essa linha de pensamento.

Ernst Moritz Arndt

Um dos pais do que chamamos de ambientalismo hoje, foi Ernst Moritz Arndt. Juntamente com Wilhelm Heinrich Riehl, Arndt tinha ódio infinito do Iluminismo. Ambos eram conhecidos por suas opiniões extremistas nacionalistas que foram usadas para promover ideais que perpetuaram a dependência do Estado. Estes dois homens, mas, especialmente, Arndt, foram identificados como os primeiros pensadores ecológicos. Arndt escreveu em um artigo em 1815 que “Quando você vê a natureza em uma conexão necessária e uma interação, todas as coisas são igualmente importantes -. Arbustos, vermes, plantas, pedras, humanos, como uma única unidade” (2) As idéias de Arndt foram separadas com as de outros ambientalistas em que os seus pensamentos mesclavam o respeito pela natureza com um discurso xenófobo e, este, era relacionado com a própria existência dos alemães e da Alemanha. Ao defender o meio ambiente na maioria de seus escritos, também chamava pela pureza racial e condenava outras raças, como os judeus e os franceses. Foi esse amor à natureza e o ódio contra os judeus que viria a orientar a perseguição e o assassinato daqueles que não eram arianos.

Wilhelm Heinrich Riehl, aluno da escola do pensamento de Arndt, fez com que o trabalho de seu professor não se perdesse no tempo. Em um artigo em 1853, Riehl expressou sua forte oposição ao industrialismo e disse: “Temos que salvar a floresta, não só para que os nossos fornos não fiquem frios no inverno mas, também, para que as pessoas continuem suas vidas e para que a Alemanha continue sendo Alemanha. “(3) Ele se opôs a qualquer tipo de desenvolvimento enquanto usava o anti-semitismo para forçar a forma de vida camponesa. Riehl e Arndt, ambos, tinham idéias que foram adotadas mais tarde pelo movimento völkisch, que era uma mistura de nacionalismo populista com um amor louco pela natureza. Líderes völkischs pediram a volta da vida simples, enquanto culpavam a vida da cidade e o racionalismo da destruição do meio ambiente. (4) No centro do ódio estava um elemento significativo que havia ficado na mente dos grupos anti-semitas como völkischs o tempo todo: o povo judeu. Por quê? Os judeus eram a classe média na época e o amor doente pela natureza e pelo ambiente incluía um ódio repugnante contra qualquer pessoa e qualquer coisa que pusesse em perigo a sua vida ou maneira de pensar. (5)

Depois de estabelecer uma relação muito cobiçada entre o anti-semitismo e amor pela natureza, os völkischs manteram seu preconceito ao longo dos séculos 19 e 20. A luta contra a industrialização e o sentimento anti-judaico foi anexado ao discurso da pureza racial e superioridade Ariana apenas em tempo para o surgimento do Partido Nazista.

Ecologia e a ligação com o Racismo Nazista

Em 1867, Ernst Haeckel, zoólogo alemão, usou pela primeira vez a palavra “ecologia” e a relacionou ao estudo de criaturas e seus ambientes. Haeckel foi fortemente influenciado pelo darwinismo social, a um ponto que se tornou pai de uma espécie de darwinismo social conhecido como “monismo”. Ele fundou a Liga Monista Alemã, uma organização guiada pelos princípios völkisch. Haeckel, Arndt e Riehl acreditavam na superioridade racial e eram opostos à mistura social. Além disso, eles também aprovavam o eugenismo racial. Seus pensamentos foram a base para o que mais tarde ficou conhecido como anti-semitismo nacional-socialista na Alemanha. Na verdade, Haeckel foi um orador de destaque em favor do racismo, nacionalismo e do modelo alemão de imperialismo. (6) No final de sua vida, Haeckel tornou-se membro da Sociedade Thule, uma organização que mais tarde serviu como base política para a criação do Partido Nazista. (7) Haeckel, Riehl Arndt e seus antecessores pensadores, como Willibald Hentschel, BrunoWille Bölsche Wilhelm receberam todo o crédito pela associação entre ecologia e socialismo nacional, o racismo, anti-semitismo e as políticas ambientais que todos nós sabemos influenciaram a Alemanha antes e depois da Primeira Guerra Mundial.

Um dos fatos mais reveladores sobre o autoritarismo ecológico atual e o antigo é a crença de seus criadores de que os seres humanos devem ser integrados em “categorias biológicas” e viver em “zonas de vida” com uma entidade tecnocrática com punho de ferro exercendo o seu poder. Haeckel disse que as civilizações e a natureza deviam obedecer as mesmas leis. A origem desta forma de pensar é um estado reacionário anti-humanista. Os Monistas acreditavam que os seres humanos eram insignificantes –mas não eles mesmos– em comparação com a grandeza do meio ambiente. Idéias semelhantes são observadas em iniciativas modernas patrocinadas pelo Clube de Roma, a Fundação Carnegie, a NASA, as Nações Unidas, assim como algumas faculdades e universidades que são financiadas por globalistas que apóiam o eugenismo como ferramenta para limpar o planeta. Tomemos por exemplo o texto da Convenção das Nações Unidas sobre Biodiversidade, que tem sido apontado como a política e a religião do ambientalismo moderno. Entre outros objetivos, a Convenção pretende “reorganizar” a civilização ocidental, excluindo a atividade humana de 50 por cento do território no continente americano. O plano é dividir a terra em “biomas”, “zonas tampão” e “corredores”. No âmbito deste plano, os seres humanos viverão em áreas fortemente vigiadas e controladas, das quais nunca poderão sair. Esta agenda globalista verde é promovida pelas Nações Unidas desde 1992, quando foi introduzida oficialmente durante a primeira Reunião da Terra no Rio de Janeiro. A mesma política será realizada na Ásia, África e Europa.

Escritos da Fundação Carnegie também incentivam a implementação de políticas tais como a Agenda 21 e a Convenção sobre Diversidade Biológica. A fundação manifestou orgulho por práticas que incluem assassinatos em massa em um esforço para limpar a terra de pessoas indesejáveis. A Instituição Carnegie promove o trabalho do imperador Gengis Khan e valida o seu trabalho como “imperador verde” por causa de ações que incluíram o assassinato de 40 milhões de pessoas. Segundo seus escritos, isto contribuiu para reduzir as emissões de carbono e manter o planeta em equilíbrio.

Os Monistas usaram seu sentimento anti-humanista, juntamente com as idéias völkisch para discriminar contra o progresso, urbanismo e aqueles que pensavam de maneira diferente. Em seu Lebensgesetze(Leis da Vida), o biólogo Raul Francé escreveu que a ordem natural determina a ordem social. Ele disse que a miscigenação não era natural. Francé é hoje um dos fundadores do aclamado eco-fascismo contemporâneo “pioneiro do movimento ambientalista.” (8) Francé também promoveu uma suposta conexão entre a pureza do ambiente e a “pureza racial”. Francé e seus seguidores exigiram uma mudança em relação à vida rural e disseram que a modernidade significava a degradação da raça e que as cidades eram inorgânicas. (9)

Ernst Haeckel

No início do século XX, o argumento “verde” penetrou nos grupos políticos de direita, que se tornaram muito respeitados dentro da cultura alemã. Durante o período de turbulência em torno da Primeira Guerra Mundial, a mistura de preconceito etnocêntrico, rejeição regressiva da modernidade e genuínas preocupações ambientais acabaram por ser uma mistura mortal.

Ambientalismo Nazista em Ação

Algumas pessoas vêem uma contradição em que eugenistas modernos apoiem um ambientalismo estilo nazista, enquanto possuem bens pertencentes à elite empresarial tecnocrática. Esta não é uma surpresa, porque as elites que apoiaram o Terceiro Reich foram também os industriais que, como de costume, controlam muitos segmentos da população e as classes intelectuais. Esta prática sempre valeu a pena, pois garante o controle total, não importa o resultado. Homens como Fritz Todt, pesos pesado no movimento nacional-socialista na Alemanha e Albert Speer, o seu sucessor a partir de 1942, participaram da construção de infra-estrutura viária e da Autobahn, um dos maiores projetos da história da engenharia na Alemanha. Todt queria construir a estrada de uma forma que mais beneficiaria sua classe, mas ao mesmo tempo, que promovesse e mantivesse a sensibilidade à natureza. (10)

Todt exigiu que o trabalho realizado tivesse harmonia com a natureza e a paisagem, cumprindo assim os princípios modernos da engenharia ecológica e os princípios “organológicos” de sua época, com suas raízes na ideologia völkisch. (11) Tal como acontece com Arndt, Riehl e Darre, Todt e seus sócios tiveram uma relação völkisch inseparável do nacionalismo. Todt disse certa vez: “O cumprimento da finalidade do transporte não é só o objetivo final da construção da estrada alemã. A Autobahn alemã deve ser uma expressão da sua paisagem e uma expressão da essência alemã. “(12) Um dos assistentes de Todt, Alwin Seifert, foi um defensor da paisagem no Terceiro Reich. No exercício das suas funções oficiais Seifert destacou a importância da fauna e opôs fortemente a monocultura, a drenagem de zonas úmidas e produtos químicos agrícolas. Ele criticou Darré por ser demasiado moderado e chamou uma revolução agrícola para uma vida natural, utilizando métodos simples de agricultura que fossem independentes do capital. “(13)

O lugar proeminente que a natureza tinha ganhado no Partido Nazista ajudou a aprovar a produção industrial-militar que permitiu a Hitler intimidar o resto da Europa por um tempo. Em outras palavras, eles promoviam a conservação e pureza racial ambiental enquanto exploravam os recursos para fabricar armas, prisões e equipamentos pesados. Iniciativas radicais foram criadas e sempre receberam o selo de aprovação dos mais altos oficiais nazistas. Outro membro influente foi o chanceler do Reich, Rudolph Hess, que foi o ponto forte da “ala verde” dentro do partido. Hess entrou no partido e nas instituições do governo e rapidamente tornou-se assistente pessoal de Hitler. Muitos ainda consideram que ele foi a mão direita do Führer. Hess tornou-se membro do Partido Nazista em 1920 e depois fez o seu caminho até o topo. Foi o segundo homem na lista de espera para tomar o poder, se Hitler e/ou Göring não fossem capazes de assumir a obrigação. Todas as novas leis aprovadas pelo governo passaram pelas mãos de Hess antes de serem promulgadas.

Foto: Adolf Hitler, Göring e Rudolph Hess.

Nos anos trinta, um conjunto completo de leis e decretos foram aprovados sob a égide de Hess. Um dos decretos mais conhecidos e usados no ambientalismo de hoje é aquele que cria reservas naturais. Mas talvez a mais bem sucedida realização do ambientalismo da Alemanha nazista foi o Reichsnaturschutzgesetz. Esta lei estabelece diretrizes para salvaguardar a flora, fauna e recursos naturais, e o acesso restrito para tais reservas. Políticas semelhantes foram escritas no âmbito da Agenda 21 das Nações Unidas e da Convenção sobre Diversidade Biológica. Como acontece com estes dois documentos, as autoridades nazistas exigiam uma consulta antes de qualquer modificação local na terra reservada, mesmo quando estas terras pertenciam a um indivíduo. Junto com o Reichsnaturschutzgesetz, a contribuição mais importante que os nazistas fizeram ao movimento pro eugenismo moderno e o ambientalismo foi a integração do ambientalismo corporativo na política nazista.

Desenvolvimento Sustentável Hoje

Na página 350 do Relatório sobre a Diversidade Biológica das Nações Unidas diz que o gado, como vacas, ovelhas, cabras e cavalos não são sustentáveis. Indivíduos e organizações que apoiam o desenvolvimento sustentável querem que os seres humanos parem de comer carne, porque os animais poluem o ambiente. O programa completo de sustentabilidade é baseado em um esforço para mudar o comportamento humano para um estado que os seres humanos normalmente não aprovariam ou apreciariam. Esta mudança no comportamento humano é principalmente instigada pelo medo. O medo do aquecimento global, mudanças climáticas, catástrofes naturais, guerras, fome, secas, etc

Que tipo de coisas o desenvolvimento sustentável quer fazer na realidade? Sustentabilidade e mudanças no comportamento humano não estão somente relacionadas à agricultura, ambiente e poluição. É um pacote completo de reformas que se for finalmente implementado, mudará o comportamento social em uma escala global. É comum encontrar programas educacionais que patrocinam e ensinam as crianças como se preparar para viver em um mundo sustentável. Mas, quando as táticas não funcionam adequadamente, os globalistas responsáveis pelo programa, as fundações e organizações de assistência financeira e corporações globais usam táticas de intimidação.

Junto com os sistemas de ensino, o desenvolvimento sustentável também atua diretamente sobre as economias, os sistemas de saúde, a segurança, a agricultura e os assuntos sociais e culturais públicos. Nos últimos 50 anos foram criadas parcerias entre empresas e governos que levaram ao fascismo social no qual todos nós vivimos. Quanto a propriedade privada, decretos e leis são criados para acabar com o direito de comprar e manter qualquer tipo de terreno sem os auspícios das autoridades. É por isso que os proprietários são obrigados a pagar impostos sobre a propriedade, mesmo que já tenham pago impostos na hora da compra do imóvel. Segundo as orientações da Agenda 21 e da Convenção das Nações Unidas sobre Diversidade Biológica, as massas de terra como parques nacionais, reservas naturais e áreas de conservação devem ser doadas as Nações Unidas, que será a organização que administrará os recursos encontrados nessas terras.

A pandemia de obesidade originada principalmente no mundo anglo se espalhou para países da América Latina e Europa, onde o estilo anglo-saxão é recebido com braços abertos. Esta pandemia de obesidade que assola o mundo de hoje, promovida por campanhas maciças de propaganda pagas pela indústria alimentar é a desculpa para introduzir leis e políticas que, essencialmente, permitem que o governo diga às pessoas o que comer ou beber. Nos Estados Unidos, as escolas nao permitem que os pais preparem as refeições para seus filhos, porque o governo não tem “nenhuma confiança” nos pais quando se trata da saúde dos seus filhos. Enquanto isso, a nova regulamentação introduzida pelo Codex Alimentarius proíbe a venda e uso de suplementos naturais e a plantação de produtos agrícolas em pequenas propriedades, enquanto as grandes corporações agrícolas que poluem o ambiente com as sementes, plantas e animais geneticamente modificados estão autorizadas a continuar suas praticas. Tais políticas têm causado o suicídio de centenas, se não milhares de agricultores indianos que se endividaram até o pescoço para comprar sementes geneticamente modificadas da Monsanto, que não só destruiram as terras, mas também reduziram a quantidade de alimentos produzidos (algodão bt).

No âmbito social e cultural, o discurso politicamente correto foi adotado em massa e a dissensão é visto como uma forma de racismo e terrorismo. As políticas de imigração passaram de levemente proteger a propriedade privada e os direitos dos particulares a patrocinar a abertura indiscriminada de fronteiras, com falsos acordos de livre comércio que destroem a indústria e a produção. Isto custou o emprego de milhões de pessoas em todos os continentes. A crítica religiosa da prática da homossexualidade e outras formas de vida é rotulada como homofóbica, enquanto profundas crenças religiosas são vistas como extremistas. Tudo para a polarizar a raça humana.

A mobilidade em áreas urbanas também têm sido afetada pelas políticas do ambientalismo falso. A especulação e a manipulação dos preços do petróleo pela OPEP faz aumentar exponencialmente os custos de transporte. O mesmo aconteceu com os preços dos alimentos. Carona nas viagens de automóvel e a utilização de ônibus e comboios são recomendados para reduzir dramaticamente a poluição e as emissões de CO2, enquanto as elites que pedem o fim da industrialização vivem em palácios luxuosos e voam ao redor do mundo em seus jatos particulares e iates que consomem grandes quantidades de combustível.

Com relação à segurança social, políticas de desenvolvimento sustentável adotadas pelos governos estão removendo as constituições dos Estados soberanos que estes afirmam representar e defender. A liberdade de expressão, liberdade de circulação e os direitos de privacidade são continuamente violados pela criação pelo complexo tecno-militar-industrial que controla o movimento ao redor do mundo, espia registros financeiros, comportamento, saúde, hábitos, política, crenças religiosas, etc, tudo em nome da segurança.

Qual é o objetivo das políticas de desenvolvimento sustentável hoje? Reduzir a população. O desenvolvimento sustentável é um plano que será aplicado através de toda a existência humana. É um plano criado por alguém para ser aplicado em você, seus filhos, netos e bisnetos. A crença por trás da suposta necessidade de uma redução maciça da população mundial é o equívoco de Thomas Malthus que o crescimento da população excede a disponibilidade de alimentos. Malthus achava que o aumento da população era consequência da reduçao nas taxas de mortalidade e que o mundo iria ficar sem comida em 1890. Ele, então, recomendou matar os pobres, idosos e doentes e deixar o resto morrer de fome. As idéias de Malthus foram retomadas recentemente por Paul Earlich em 1968. Earlich disse que o comportamento reprodutivo irresponsável das mulheres deixaria o planeta sem alimentos em 1970. Esta crise imaginária foi adiada por globalistas e os seus fantoches nas comunidades intelectuais sempre que a data chegava e a crise não acontecia. Segundo estimativas do Population Research Institute, hoje o mundo pode viver com comida suficiente em uma área do tamanho do estado do Texas, EUA.

A verdade é que, com a taxa de natalidade atual, muitos países da Europa e da Ásia estão enfrentando problemas relacionados ao envelhecimento da população não sendo substituída por novos cidadãos. Na América do Norte, Central e Sul, os governos estão se esforçando para manter à tona os seus programas estatais devido ao fato de que mais pessoas estão se aposentando e menos pessoas estão contribuindo para os cofres do governo central, segurança social e programas de saúde. Ironicamente, o crescimento populacional vai se estabilizar naturalmente, ou seja, parará de crescer e começará a cair uma vez que a soma de todos os seres humanos chegue a quase 9 bilhões. Saiba mais sobre a ciência do crescimento da população aqui.

Bem, há suficiente terra para viver? Mas, há comida suficiente para todos? Se você é um crente apenas da informação “oficial” e de estatísticas, você vai querer saber que de acordo com a Organização para Alimentação e Agricultura das Nações Unidas e o Programa Mundial de Alimentos, atualmente, há comida suficiente para alimentar o planeta sem problema. O problema é que nem todos têm acesso aos alimentos. Por quê? Várias razões: especulação de preços, uso de alimentos como milho e cana-de-açúcar para produzir combustível ineficientes e, claro, a criação de uma escassez artificial de alimentos.
As modernas técnicas de cultivo inclusive permitem que áreas mais áridas da África sejam cultivadas. Muitos acreditam que o continente Africano pode ser capaz de alimentar a todos, se essas técnicas fossem aplicadas com a devida diligência. Então, porque mais pessoas passam fome todos os dias? Por causa da pobreza, dos conflitos e da pobre infra-estrutura agrícola em países pobres, onde vivem a maioria das pessoas que sofrem de fome. A guerra é uma das principais causas da destruição das colheitas. Quem são os patrocinadores da guerra e do conflito? O complexo militar-industrial controlado pelos mesmo globalistas que querem que as pessoas sejam ambientalmente amigáveis. Reduzir o número de pessoas no planeta não iria resolver um problema de superpopulação, se houvesse. Isso é apenas uma outra tática usada para assustar por aqueles que querem perpetuar o sonho nazista. Para uma explicação detalhada sobre como as Nações Unidas implementa o seu programa de eugenismo sob a mentira de que promove iniciativas de saúde reprodutiva, acaba com a pobreza e reduz a ocorrência de doenças, veja o relatório em quatro partes abaixo. (Parte 1) (Parte 2) (Parte 3) (Parte 4)

Fontes de informação para este artículo incluem:

 (1) Raymond H. Dominick, The Environmental Movement in Germany: Prophets and Pioneers, 1871-1971

(2) Der Begriff des Volksgeistes in Ernst Moritz Arndts Geschichtsanschauung, Langensalza, 1914.

(3) Wilhelm Heinrich Riehl, Feld und Wald, Stuttgart, 1857, p. 52.

(4) George Mosse, The Crisis of German Ideology: Intellectual Origins of the Third Reich, New York.

(5) Lucy Dawidowicz, The War Against the Jews 1933-1945, New York, 1975, pp. 61-62.

(6) Daniel Gasman, The Scientific Origins of National Socialism: Social Darwinism in Ernst Haeckel and the German Monist League, New York, 1971, p. xvii.

(7) Gasman’s thesis about the politics of Monism is hardly uncontroversial; the book’s central argument, however, is sound.

(8) See the foreword to the 1982 reprint of his 1923 book Die Entdeckung der Heimat, published by the far-right MUT Verlag.

(9) Mosse, The Crisis of German Ideology, p. 101.

(10) Bramwell, Ecology in the 20th Century, p. 197.

(11) Karl-Heinz Ludwig, Technik und Ingenieure im Dritten Reich, Düsseldorf, 1974, p. 337.

(12) Quoted in Rolf Peter Sieferle, Fortschrittsfeinde? Opposition gegen Technik und Industrie von der Romantik bis zur Gegenwart, München, 1984, p. 220.

(13) Dominick, “The Nazis and the Nature Conservationists”, p. 529.

Desarrollo Sostenible: Genocidio Hecho una Necesidad

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
30 de abril 2011

Muchas veces, escuchamos que el desarrollo sostenible y la sostenibilidad se originaron en los años 70 y que fueron fortalecidos a través de los años 80 y 90. En cualquier esfuerzo de investigación, la mayoría de las publicaciones afirman que la preocupación por mantener los recursos naturales como herramientas para las generaciones actuales y futuras nació en 1972, cuando una Conferencia de Naciones Unidas en Suecia promulgó tres principios: la interdependencia de los seres humanos y el medio ambiente, los vínculos entre el desarrollo económico, desarrollo social y protección del medio ambiente y la necesidad de una visión global y principios comunes. Crédito por el desarrollo de esos principios se da a la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de 1987.

Las Naciones Unidas es la institución que más impulsa las políticas creadas por los Nazis para promover la despoblación.

La sabiduría popular retrata la visión colectivista que la sostenibilidad y el desarrollo sostenible son políticas e iniciativas para proteger el medio ambiente frente a los abusos de la humanidad y con ello promover el beneficio de las masas. Hoy en día, la protección del medio ambiente se ha convertido en la lanza más luminosas levantada por cualquier persona, independientemente de su raza, condición social, edad o religión. De hecho, el ecologismo se ha convertido en la religión predilecta para muchos. El apoyo de ambientalistas a la sostenibilidad está casi intrínsecamente arraigado en nuestra vida, más de lo que parece. Se ha aplicado a la economía, la construcción, planificación comunitaria, la agricultura, la seguridad, la natalidad y así sucesivamente.

Innumerables reuniones se organizaron en los últimos 50 años con el fin de convencer a las masas que no hay futuro sin un enfoque sostenible para la existencia humana. En primer lugar, el Club de Roma publicó documentos como “Límites del Crecimiento” y “Un Nuevo Camino para el Desarrollo Mundial“, que tienen como baluarte políticas para globalizar el planeta e ingeniar la sociedad en todos sus aspectos; los valores, el empleo, el comercio, la demografía, política, economía, etc, todo en un esfuerzo para desindustrializar el planeta y convertirlo en lo que las organizaciones predecesoras como la Liga de Naciones- querían. Junto con los grupos de cabildeo como el Club de Roma, otras organizaciones igualmente prominentes operar a fin de lograr un nuevo orden social, económico y de desarrollo. Las Naciones Unidas, una criatura de los globalistas quienes también crearon la Liga de las Naciones con la intención de “poner fin a conflictos bélicos”, tiene su propia lista de manuales y documentos a favor de la desindustrialización. Por ejemplo, El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo (UNEP), predica los principios y políticas ambientalistas fracasadas y la imposición de ‘economías verdes’. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de 1992, mejor conocida como la Cumbre de la Tierra, promueve planes como la Agenda 21, la Convención de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica que se proponen, y poco a poco logran el sueño ecofacista de Kurt Waldheim para despoblar el planeta.

¿Dónde se originó el ‘desarrollo sostenible’?

Aunque hay un montón de documentación con respecto a cómo el ecologismo está vinculado a la llamada “ala verde” del Partido Nazi, nadie se mete en la historia en profundidad. Historiadores y ecologistas por lo general deciden hacer caso omiso de ella y el público que es engañado al creer los dogmas genocidas del desarrollo sostenible tampoco la conocen. Algunas preguntas pertinentes para hacer sobre el origen nazi del movimiento verde es, ¿Cuál es su inspiración? ¿Cuáles fueron los objetivos que se querían lograr? ¿Cómo la ideología genocida del Partido Nacional Socialista dio paso a lo que es en apariencia un amor sin precedentes para la naturaleza?

Alemania no sólo fue el lugar donde nació la política genocida de la sostenibilidad, pero también fue la tierra donde se convirtió en realidad. Los alemanes nazis y sus seguidores adoptaron muchas de las políticas verdes que vemos en las sociedades modernas. La ciencia y el estudio de las criaturas y su entorno se ‘descubrió’ por primera vez en Alemania durante los años que precedieron la llegada de los nazis al poder. El carácter genocida del ambientalismo se originó de un amor loco por la naturaleza. (1)

Pensadores nazis y algunos predecesores querían que los seres humanos fueran igualado a las plantas, animales e insectos con el fin de tener un equilibrio en el mundo. Estas línea de pensamiento se ha visto en la mente de ambientalistas modernos, como el presidente boliviano Evo Morales y el promotor de la teoría Gaia, James Lovelock, que creen que grandes cantidades de personas deben morir a fin de obtener el equilibrio natural. Recientemente, el autor y ambientalista Keith Farnish utilizó uno de sus libros para promover de actos de sabotaje y terrorismo ambiental, como derrumbar represas y la destrucción de las ciudades para regresar al planeta a su forma pre Revolución Industrial. Junto con Farnish, otros supuestos científicos muy respetados, como el Dr. James Hansen de la NASA aprobaron esta línea de pensamiento.

Ernst Moritz Arndt

Uno de los padres de lo que llamamos ambientalismo hoy es Ernst Moritz Arndt. Junto con Wilhelm Heinrich Riehl, Arndt tenía odio infinito por la Ilustración. Ambos eran bien conocidos por sus puntos de vista extremos nacionalistas que se utilizaban para avanzar los ideales del Estado Benefactor. Estos dos hombres, pero sobre todo Arndt fue identificado como el primer pensador ecológico. Arndt escribió en un artículo de 1815 que “Cuando uno ve la naturaleza en una conexión necesaria y de interrelación todas las cosas son igualmente importantes – arbustos, gusanos, plantas, piedras, humanos; todos como una sola unidad.” (2 ) Lo que separaba las ideas de Arndt con las de otros ecologistas es que él mezclaba estrechamente sus pensamientos sobre el respeto de la naturaleza con discursos xenófobos y la existencia misma de los alemanes y Alemania. Si bien defendió el medio ambiente en la mayoría de sus escritos, también llamó a la pureza racial y condenó otras razas, como los Judios y los franceses. Fue ese amor por la naturaleza y ese odio hacia los Judios lo que más tarde sería la guía de la persecución y asesinato de aquellos que no eran Arianos.

Wilhelm Heinrich Riehl, un graduado de la escuela de pensamiento de Arndt se aseguró que el trabajo de su maestro no se perdiera en el tiempo. En un artículo del 1853, Riehl mostró su fuerte oposición al industrialismo y dijo: “Hay que salvar el bosque, no sólo para que nuestros hornos no se enfríen en invierno, pero también para que el pulso de la vida de la gente siga latiendo cálido y alegre, de modo que Alemania siga siendo Alemania. ” (3) Se opuso a cualquier tipo de urbanización mientras usaba anti-semitismo para aprobar la forma de visa campesina. Tanto Riehl como Arndt tuvieron ideas que fueron adoptadas más tarde por el movimiento völkisch, que era una mezcla de populismo nacionalista y un loco amor por la naturaleza. Los dirigentes völkischs abogaban por un movimiento de vuelta a la vida simple, mientras que culpaban a la vida urbana y el racionalismo de la destrucción del medio ambiente. (4) En el centro del odio estaba un elemento significativo que había impulsado los grupos antisemitas como los völkischs durante mucho tiempo: el pueblo judío. ¿Por qué? Los Judios fueron la clase media de aquel tiempo, y el amor enfermo por la naturaleza y el medio ambiente incluían un odio igualmente repugnante para cualquier persona y cualquier cosa que ponía en peligro su pensamiento o forma de vida. (5)

Después de establecer su muy ansiada relación entre el antisemitismo y el amor hacia la naturaleza, los völkischs extendieron su perjuicio a través de los siglos 19 y 20. La lucha contra la industrialización, el sentimiento anti-judío se adjuntó al discurso de pureza racial y la superioridad Ariana justo a tiempo para el surgimiento del Partido Nazi.

La ecología Nazi y el vínculo con el Racismo

En 1867, Ernst Haeckel, un zoólogo alemán utilizó por primera vez el término “ecología” y lo vinculó con el estudio de las criaturas y sus entornos. Haeckel fue fuertemente influenciado por el darwinismo social, a un punto que se convirtió en el padre de una especie de darwinismo social conocida como “monismo”. Fundó la Liga Alemana Monista, una organización guiada por los principios völkisch. Haeckel, así como Riehl y Arndt creían en la superioridad racial y se opusieron firmemente a la mezcla social. Además, aprobaban también la eugenesia racial. Sus pensamientos fueron la base para lo que más tarde sería conocido como el socialismo nacional antisemita en Alemania. De hecho, Haeckel se convirtió en un orador destacado en pro del racismo, el nacionalismo y el modelo alemán de imperialismo. (6) Hacia el final de su vida, Haeckel se convirtió en un miembro de la Sociedad Thule, una organización que más tarde sirvió como la base política para la creación del Partido Nazi. (7) Haeckel, como el creador de la ecología, Riehl y Arndt como sus predecesores y otros pensadores como Willibald Hentschel, Bölsche Wilhelm y BrunoWille, reciben todo el crédito por el bien enhebrado enlane entre el ecologismo y el socialismo nacional, el racismo, el antisemitismo y las políticas ambientales que todos conocemos, influenciaron Alemania antes y después de la Primera Guerra Mundial.

Uno de los hechos más reveladores sobre el autoritarismo ecológico actual y antiguo es la creencia de los sus creadores que los seres humanos deben ser encapsulados en “categorías biológicas” y vivir en “zonas biológicas” sobre las que una autoridad tecnocrática con puño de hierro debe ejercer su poder. Haeckel dijo que las civilizaciones y la naturaleza deben regirse por las mismas leyes. El origen de esta forma de pensamiento es un estado reaccionario anti-humanista. Los monistas, creían que los humanos -aunque no ellos- eran insignificantes en comparación con la grandeza del medio ambiente. Ideas similares se observan en las iniciativas modernas patrocinadas por el Club de Roma, la Fundación Carnegie, la NASA, las Naciones Unidas, así como algunos colegios y universidades que son financiados por globalistas que apoyan la eugenesia en aras de la limpieza del planeta. Tomemos por ejemplo el texto de la Convención de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad, que ha sido nombrada como la política y la religión del ecologismo moderno. Entre otros objetivos, el Convenio tiene la intención de “reorganizar” la civilización occidental mediante la exclusión de toda actividad humana a partir en el 50 por ciento del continente americano. Se quiere dividir la tierra en “bioregiones”, “zonas de aislamiento” y “corredores”. Bajo este plan, los seres humanos vivirán en áreas fuertemente vigiladas y controladas en gran medida, de las que nunca podrán salir. Esta agenda globalista verde es promovida por las Naciones Unidas desde 1992, cuando fue presentado oficialmente durante la primera Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro. La misma política se llevará a cabo en Asia, África y Europa.

Escritos de la Fundación Carnegie también fomentan la aplicación de políticas como la Agenda 21 y el Convenio sobre la Diversidad Biológica. La fundación ha expresado su orgulloen las prácticas que se ejercitan asesinatos en masa por los poderes existentes en un esfuerzo para limpiar las tierras de las personas indeseables. La Institución Carnegie promociona la obra del emperador Gengis Khan y valida su trabajo como “emperador verde ” debido a acciones que incluyen el asesinato de 40 millones de personas. Según sus escritos, esto ayudó a reducir las emisiones de carbono y mantener fresco el planeta.

Ernst Haeckel

Monistas utilizaban su sentimiento anti-humanista junto con las ideas völkisch para discriminar en contra del progreso, el urbanismo y los que pensaban diferente. En su Lebensgesetze (Leyes de la Vida), el biólogo Raúl Francé, escribió que el orden natural determina el orden social. Dijo que el mestizaje no era natural. Francé es hasta hoy uno de las fundadores del aclamado eco-fascismo contemporáneo “pionero del movimiento ecologista.” (8) Francé también promovió una supuesta conexión entre la pureza del medio ambiente y la “pureza racial”. Francé y sus discípulos exigieron un cambio hacia la vida campesina y dijeron que la modernidad significa la degradación de la raza y que las ciudades eran diabólicas e inorgánicas. (9)

En los primeros años del siglo XX un argumento ‘ecológico’, saturó el contenido político de derecha, que se convertió en uno respetados dentro de la cultura Alemana. Durante el período turbulento que rodea la Primera Guerra Mundial, la mezcla de fanatismo etnocéntrico, el rechazo regresivo de la modernidad y la genuina preocupación ambiental resultaron ser una mezcla mortal.

El Ambientalismo Nazi en Acción

Algunas personas lo ven como una contradicción que los eugenistas modernos aunque aún presionan para que el ecologismo estilo nazi se adopte también pertenescan a la élite tecnocrática empresarial. Esto no es una sorpresa porque las élites que apoyaron el Tercer Reich fueron también los industriales que, como suele ocurrir, controlaban muchos segmentos de la población y las clases intelectuales. Esta práctica siempre ha dado frutos, ya que garantiza el control total, no importa cuál es el resultado. Hombres como Fritz Todt, un peso pesado del movimiento Nacional Socialista en Alemania, así como Albert Speer, su sucesor a partir de 1942, participaron en la construcción de infraestructura como la autopista Autobahn, uno de los proyectos más grandes en la historia de la ingeniería en Alemania . Todt quería construir la autopista de una manera que más beneficiara su clase social, pero que al mismo tiempo promoviera y mantuviera la sensibilidad hacia la naturaleza. (10)

Todt, exigió de los trabajos realizados tuvieran armonía con la naturaleza y el paisaje, cumpliendo así los principios modernos de la ingeniería ecológica, así como principios “organológicos” de su propia era, junto con sus raíces en la ideología völkisch. (11) Como sucedió con Arndt, Riehl y Darré, Todt y sus socios tenían un lazo infinito e inseparable de nacionalismo völkisch. Todt dijo una vez: “El cumplimiento de los fines de transporte no sólo es el objetivo final de la construcción de carreteras alemanas. La autopista alemana debe ser una expresión de su paisaje y una expresión de la esencia alemana.”(12) Uno de los ayudantes de Todt, Alwin Seifert, fue defensor del Paisaje en el Tercer Reich. En el desempeño de sus funciones oficiales Seifert hizo hincapié en la importancia de la vida silvestre y se opuso enérgicamente a los monocultivos, drenaje de humedales y la agricultura química. Criticó a Darré como demasiado moderado, y pidió una revolución agrícola hacia una vida campesina natural, el uso de métodos simples de agricultura, y que estos fueran independientes del capital. “(13)

El lugar destacado que la naturaleza había ganado en el Partido Nazi ayudó a promulgar la promoción industrial y militar que permitió a Hitler intimidar al resto de Europa por un tiempo. En otras palabras, se promovía la conservación mabiental y la pureza racial mientras se explotaban los recursos por el bien de la raza para fabricar armas, prisiones y equipamiento pesado. Las iniciativas más radicales que se crearon, siempre recibieron el sello de aprobación de los más altos funcionarios del Estado Nazi. Otro miembro influyente de la era fue el Canciller del Reich Rudolph Hess, que fue el punto fuerte del ‘ala verde’ dentro del partido. El poder de Hess en las instituciones gubernamentales del régimen Nacional Socialista fue hizo que se convirtiera en asistente personal de Hitler. Muchos incluso lo consideraban la mano derecha del Führer. Hess se convirtió en integrante del Partido Nazi en 1920 y rápidamente se abrió camino hasta la cima. Fue el segundo hombre en la lista de espera para tomar el poder si Hitler y/o Göring no fueran capaces de asumir el deber. Todas las nuevas leyes que fueron aprobadas por el gobierno pasaron por las manos de Hess en primer lugar, antes de ser promulgadas.

En la foto: Adolf Hitler, Göring y atrás, Rudolph Hess.

En los años treinta, una serie completa de leyes y ordenanzas fueron aprobadas bajo el patrocinio de Hess. Una de las ordenanzas se asemeja más a las políticas de hoy, es la creación de reservas naturales. Pero quizás el logro más exitoso del ambientalismo nazi en Alemania fue el Reichsnaturschutzgesetz. Esta ley estableció directrices para salvaguardar la flora, la fauna, y los monumentos naturales, así como restringió el acceso de personas a tales reservas. Políticas similares han sido escritas hoy en día bajo la Agenda 21 de las Naciones Unidas y el Convenio sobre la Diversidad Biológica. Al igual que sucede con estos dos documentos, los funcionarios nazis exigían permisos antes de que cualquier funcionario local realizara modificaciones en las tierras reservadas aunque estas pertenecieran a un individuo. Junto con el Reichsnaturschutzgesetz, la contribución más importante que los nazis hicieron al movimiento de eugenesia moderna y el ecologismo fue la la integración del ambientalismo y el lado empresarial Nazi.

El Desarrollo Sostenible de Hoy

La página 350 del Informe de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, dice que el ganado, como vacas, ovejas, cabras y caballos no son sostenibles. Las personas y organizaciones que apoyan el desarrollo sostenible quieren que los seres humanos dejen de comer carne, porque los animales contaminan el medio ambiente. El programa completo de sostenibilidad se basa en un esfuerzo por cambiar el comportamiento humano a otro estado que normalmente los seres humanos no aprobarían o disfrutarían. Este cambio en el comportamiento humano son en su mayoría instigados con el miedo. El temor del calentamiento global, cambio climático, los desastres naturales, guerras, hambrunas, sequías, etc.

¿Qué tipo de cosas el desarrollo sostenible quiere hacer en realidad? La sostenibilidad y los cambios en el comportamiento humano no sólo están relacionados con el medio ambiente, la agricultura y la contaminación. Es un paquete completo de reformas que en última instancia implementan el cambio de comportamiento social en una escala global. Es común encontrar programas educativos que patrocinan y enseñan a los niños cómo prepararse para vivir en un mundo sostenible. Pero cuando las tácticas no funcionan correctamente, los globalistas a cargo del programa, las fundaciones y organizaciones de apoyo financiero como corporaciones globalistas recurren a tácticas de miedo.

Junto con los sistemas educativos, el desarrollo sostenible también actúa directamente en las economías, los sistemas de salud, agricultura, asuntos sociales y culturales, así como la seguridad pública. En los últimos 50 años hemos visto una carrera para crear alianzas entre las empresas y el gobierno, que ha dado lugar al fascismo corporativo bajo el cual todos vivimos. En cuanto a la propiedad privada, las ordenanzas y leyes se crean para poner fin al derecho de comprar y mantener cualquier tipo de terreno sin los auspicios de las autoridades. Es por eso los propietarios son obligados a pagar impuestos a la propiedad a pesar de que ya han pagado por la compra de la propiedad. Bajo las directrices de la Agenda 21 y la Convención de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, las mayores masas de tierras, es decir, parques nacionales, reservas naturales y áreas de conservación se han donado a las Naciones Unidas para que esta las administre.

La pandemia de obesidad que se originó principalmente en el mundo anglosajón se ha extendido a países de América Latina y Europa, donde el estilo de vida anglo sajón ha sido adoptado.

La pandemia de obesidad que asola el planeta hasta hoy, promovida por las campañas de propaganda masiva pagadas por la industria alimenticia es la excusa para presentar leyes y directivas que, básicamente, permiten al gobierno decirle a la gente lo que puede comer o beber. En los Estados Unidos, escuelas ahora no permiten a los padres preparar y empacar los almuerzos de sus hijos, pues el gobierno “no confía” en los padres cuando se habla de la salud de sus hijos. Mientras tanto, las nuevas regulaciones introducidas a través del Codex Alimentarius, prohíben la venta y el uso de suplementos naturales y la plantación de cultivos en granjas pequeñas y medianas, al tiempo que las grandes corporaciones agrícolas que contaminan el medio ambiente con semillas, plantas y animales genéticamente modificados. Este tipo de políticas han causado el suicidio de cientos si no miles de agricultores indios que se endeudaron hasta el pescuezo para comprar semillas genéticamente modificadas de Monsanto las cuales no solo destruyeron los suelos, sino que también redujeron la cantidad de alimentos que se producen (algodón bt).

En los aspectos sociales y culturales, el discurso políticamente correcto ha sido adoptado de forma masiva y el disenso es visto como una forma de racismo y terrorismo. Las políticas de inmigración han pasado de levemente proteger la propiedad privada y los derechos de la persona a patrocinar la apertura indiscriminada de fronteras, los acuerdos de falso libre comercio que destruyen la industria y la producción y que cuesta el empleo de millones de personas en todos los continentes. La crítica religiosa de las prácticas de la homosexualidad y otras formas de vida se etiqueta como homofóbica, mientras profundas creencias religiosas son vistas como extremistas. La movilidad en las áreas urbanas también han sido afectadas por las políticas del falso ambientalismo. La especulación y la manipulación de los precios del petróleo por la OPEP hace que el costo del transporte aumente exponencialmente. Lo mismo ha sucedido con los precios de los alimentos. El compartir viajes en coche, así como el uso de autobuses y trenes es drásticamente recomendado con el fin de reducir la contaminación de por emisiones de CO2, mientras que las élites que piden el final de la industrialización viven en palacios lujosos y vuelan alrededor del planeta en sus jets privados y yates que consumen grandes cantidades de combustible.

En lo que respecta a la seguridad social, las políticas de desarrollo sostenible adoptadas por los gobiernos siguen extirpando las constituciones de los estados soberanos que estos dicen representar y defender. La libertad de expresión, la libertad de circulación y los derechos a la privacidad son continuamente violados con la creación de un complejo industrial tecno-militar que controla los movimientos de todo el mundo, los registros financieros, los comportamientos, la salud, los hábitos, la política, creencias religiosas, etc, todo en el nombre de la seguridad.

¿Cuál es el objetivo último de las políticas de desarrollo sostenible actuales? Reducir la población. El desarrollo sostenible es, en efecto un plan que se aplicará através de toda la existencia humana. Es un plan creado por alguien para que sea aplicado en usted, sus hijos, nietos y bisnietos. La creencia detrás de la supuesta necesidad de reducir masivamente la población del planeta es la idea equivocada de Thomas Malthus de que el crecimiento de la población supera la disponibilidad de alimentos. Malthus pensó que la superpoblación se produjo debido a las reducciones en las tasas de mortalidad y que el mundo se quedaría sin alimentos en 1890. Luego recomendó matar a los pobres, los ancianos y los enfermos, y dejar el resto morir de hambre. Las ideas de Malthus fueron recogidas más recientemente por Paul Earlich en 1968. Earlich dijo que el comportamiento reproductivo irresponsable dejaría el planeta sin comida en la década de 1970. Esta crisis imaginaria ha sido pospuesta por globalistas y sus marionetas en las comunidades intelectuales cada vez que esta no acontece como fue previsto. Según cálculos del Instituto de Investigación de Población hoy en día la población del mundo puede vivir cómodamente con suficiente comida en un área del tamaño del estado norteamericano de Texas.

La verdad es que con la tasa de natalidad actual, muchos países de Europa y Asia están experimentando problemas relacionados con el envejecimiento de la población que no está siendo adecuadamente sustituida con nuevos ciudadanos. En Norte, Centro y Sur América, los gobiernos luchan por mantener a flote sus programas del Estado Benefactor debido al hecho de que más personas se están jubilando y menos personas están contribuyendo a las arcas del gobierno central, la seguridad social y los programas de salud. Irónicamente, el crecimiento demográfico se estabilizará de manera natural, es decir que dejará de crecer y comenzará a disminuir una vez que la suma de todos los seres humanos llegue a cerca de 9 mil millones. Aprenda más sobre la ciencia de crecimiento de la población aquí.

Bueno, ¿y qué si hay suficiente masa de tierra para vivir? ¿Hay suficientes alimentos para todos? Si usted es un creyente apenas de las informaciones y estadísticas“oficiales”, le gustará saber según la Organización para la Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas, así como el Programa Mundial de Alimentos actualmente existe suficiente comida para alimentar el planeta. El problema es que no todos tienen acceso a los alimentos. ¿Por qué? Varias razones. La especulación de precios, el uso de alimentos como el maíz y la caña de azúcar para producir combustibles ineficientes y, por supuesto, la creación de escasez artificial de alimentos.

Las técnicas modernas de cultivo, incluso permitirían plantar cultivos en las zonas más áridas de África. Muchos creen que el continente africano puede ser capaz de alimentar a todo el mundo si estas técnicas se aplican con la debida diligencia. Así que, ¿por qué son más las personas que pasan hambre todos los días? En pocas palabras, la pobreza, los conflictos y la poca infraestructura agrícola en los países pobres, donde viven la mayoría de las personas que padecen hambre. La guerra es una de las principales causas de destrucción de cultivos. ¿Y quiénes son los patrocinadores de la guerra y los conflictos? El complejo militar industrial controlada por los mismos globalistas que quieren que las poblaciones sean respetuosas del medio ambiente. Reducir el número de personas en el planeta no resolvería un problema de sobrepoblación, si existiera. Eso es sólo otra táctica de miedo utilizada por los globalistas que hasta hoy quieren perpetuar el sueño Nazi. Para una explicación detallada sobre cómo las Naciones Unidas implementa su programa de eugenesia bajo la mentira de promover iniciativas de salud reproductiva, acabar con la pobreza y disminuir la aparición de enfermedades, vea el informe de cuatro partes a continuación. (Parte 1) (Parte 2) (Parte 3) (Parte 4)

Fuentes para este artículo incluyen:

 (1) Raymond H. Dominick, The Environmental Movement in Germany: Prophets and Pioneers, 1871-1971

(2) Der Begriff des Volksgeistes in Ernst Moritz Arndts Geschichtsanschauung, Langensalza, 1914.

(3) Wilhelm Heinrich Riehl, Feld und Wald, Stuttgart, 1857, p. 52.

(4) George Mosse, The Crisis of German Ideology: Intellectual Origins of the Third Reich, New York.

(5) Lucy Dawidowicz, The War Against the Jews 1933-1945, New York, 1975, pp. 61-62.

(6) Daniel Gasman, The Scientific Origins of National Socialism: Social Darwinism in Ernst Haeckel and the German Monist League, New York, 1971, p. xvii.

(7) Gasman’s thesis about the politics of Monism is hardly uncontroversial; the book’s central argument, however, is sound.

(8) See the foreword to the 1982 reprint of his 1923 book Die Entdeckung der Heimat, published by the far-right MUT Verlag.

(9) Mosse, The Crisis of German Ideology, p. 101.

(10) Bramwell, Ecology in the 20th Century, p. 197.

(11) Karl-Heinz Ludwig, Technik und Ingenieure im Dritten Reich, Düsseldorf, 1974, p. 337.

(12) Quoted in Rolf Peter Sieferle, Fortschrittsfeinde? Opposition gegen Technik und Industrie von der Romantik bis zur Gegenwart, München, 1984, p. 220.

(13) Dominick, “The Nazis and the Nature Conservationists”, p. 529.