Microsoft Kinect Abre el Camino para Espiar en el Hogar

POR LUIS R. MIRANDA | THE REAL AGENDA | 05 ABRIL 2012

La tiranía no es horrible sólo por el caos que causa, sino también por la forma en que extiende sus tentáculos antes de apretar la soga a las poblaciones inocentes. La tiranía vendrá en uniforme, dice un proverbio. Pero la mayor parte del tiempo el uniforme es sólo el último paso en el proceso de lograr un control total en una sociedad. Hitler, quizás el mejor ejemplo de lo que los tiranos pueden llevar a cabo, no llegó al poder con su ejército de matones en “camisas marrón” derribando puertas e invadiendo propiedades. Fue un proceso gradual que de manera inteligente llevó a cabo una serie de acciones a través de una serie de pasos que terminaron con los alemanes pidiendo medidas tiránicas en el nombre del bien común.

El tiempo que pasó en el siglo XX, después de que Hitler fue depuesto y el tiempo que ha pasado del siglo XXI, han visto el surgimiento de una tiranía con niveles que sólo HG Wells había sido capaz de imaginar. Esta es una señal de que los tiranos títeres no son la piedra angular de la tiranía, no son más que las mulas que transportan la tiranía a través de las décadas. A pesar de que la tiranía del siglo XXI parece tener sus raíces en el mismo principio que se originó al comienzo de los dos siglos anteriores – la seguridad -, este principio sólo puede convertirse en una razón para que la tiranía surja si se le transforma en una necesidad. Pero no es ni siquiera la seguridad como un principio el principal impulsor de los regímenes tiránicos. Para que un gobierno opresivo temporal o permanente tome el control, este utiliza otras herramientas para complementar el ataque a la libertad y el progreso de una red de seguridad fuera de control. Este complemento es desde luego la tecnología.

Se necesitaría mucho más tiempo para alcanzar un estado completo de tiranía si los tiranos intentaran  imponer este estado por la fuerza. Es por eso que los hombres y las mujeres detrás de los regímenes opresivos usan dos de sus mejores aliados para lograr su objetivo: el tiempo y los avances tecnológicos. Cambios progresivos a través de largos períodos de tiempo de una manera en que las condiciones pre-diseñadas promuevan un determinado escenario, son mejor aceptadas por las poblaciones que están preocupadas por su seguridad 24 horas al día. Esta es la razón por la cual un ambiente de inseguridad, junto con la aplicación de las políticas que reducen la libertad y desvían la atención de la pérdida de esa libertad son una combinación perfecta para lograr la mejor versión de la tiranía del siglo XXI. En el caso de nuestra sociedad moderna, la dependencia tecnológica ha asumido el papel que la escasez de alimentos y el conflicto, por ejemplo, que jugaron un papel importante en épocas anteriores.

Una de las mejores maneras de llevar a cabo políticas tiránicas es mantener a la población distraída mientras que las políticas se crean, se aceptan y son puesto a funcionar. En una era donde la inseguridad económica fácilmente distrae a la gente y no le permite abrir sus ojos y ver lo que realmente está pasando, la tecnología, ahora más que nunca, juega un papel monumental en el avance de la agenda tiránica pensada hace mucho tiempo. No sólo los países, pero las empresas y los individuos han  adoptado la tecnología como parte de su vida cotidiana, sino que han pasado a depender en un grado que ya no es una opción simplemente “desconectarse” de ella. Las transacciones financieras, el comercio, la gestión de recursos y la educación son sólo algunas de las áreas en las que la tecnología se ha convertido en un mal necesario. El problema es que, en su mayor parte, los usuarios de tecnología sólo tienen una visión miope de lo que ofrecen los avances tecnológicos. Este es un problema porque la tecnología es, sin duda, una espada de doble filo.

Cuando se trata de la tecnología y sus aplicaciones, los dos filos de la espada se suelen definir como (1) la comodidad que proporciona a nuestras vidas diarias, y (2) el tipo de aplicaciones que puede tener. El pensamiento unidimensional siempre se centra en los beneficios y la conveniencia. De hecho, estos son los términos en los que la tecnología siempre se presenta. El otro lado, las consecuencias no tan positivas o el mal uso de la tecnología es lo que siempre se oculta al público desprevenido, que sólo entiende los avances tecnológicos como entretenimiento; el opio de una población que está herida económicamente, mentalmente y que carece de la capacidad — pues así fue diseñado — de ver más allá de sus necesidades de ocio. El pensamiento bidimensional o tridimensional, crea nuevas y diferentes formas de entendimiento. La forma tridimensional de pensamiento también ve el borde cortante de la espada, el que corta fácilmente a través de la ignorancia y que permite a los regímenes opresivos lograr su tiranía, siempre pues es siempre reconocida por los tiranos, pero no por los usuarios de tecnología.

¿Es conveniente contar con una herramienta de búsqueda que sabe lo que queremos encontrar, incluso antes de que lo hayamos escrito? Claro que lo es. Pero las personas deben preguntarse: ¿cómo funciona la empresa detrás de esa herramienta de búsqueda y como logra este avance tecnológico, y que otras aplicaciones tiene esta tecnología y si son o no tan beneficiosas como los resultados de búsqueda, o si son beneficiosas del todo. Google ha anunciado públicamente que va a utilizar cada cámara y micrófono integrado en los ordenadores para espiar a la gente con el fin de crear perfiles con fines comerciales. Aunque esta forma de espionaje es ya alarmante, uno debe preguntarse ¿qué otra cosa van a hacer? ¿Es cómodo tener nuevos y más eficientes electrodomésticos en su casa? Claro. Sin embargo, es nuestra tarea investigar si la comodidad de estos dispositivos vale la pena si perdemos nuestra privacidad. Por ejemplo, recientemente, el jefe de la CIA, David Petraeus, dijo públicamente que esa organización junto con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), estaría utilizando los avances tecnológicos para espiar a la gente a través de sus aparatos electrodomésticos usando la técnica de pasar información a través de las líneas y cables de electricidad. Esto, a propósito, no se limita a los Estados Unidos. De hecho, en estos momentos, Estados Unidos está construyendo una instalación del tamaño de siete estadios de fútbol que albergará el mayor aparato de espionaje en el planeta. La NSA es bien conocida por su programa Echelon y su trabajo con los Centros de Fusión a nivel nacional en los Estados Unidos. Tanto Echelon como los Centros de Fusión constituyen la mayor fuerza de espionaje con la capacidad de operar en todo el mundo.

¿Es conveniente contar con un dispositivo de comunicación que nos permite hablar con cualquier persona, en cualquier lugar, siempre y cuando haya una señal electromagnética disponible? Por supuesto. Pero, de nuevo, también debemos saber que, dejando a un lado las cuestiones de salud, los teléfonos celulares son, básicamente dispositivos portátiles de espionaje para un grupo de corporaciones cuyos propietarios reales no pueden dormir por la noche pensando en maneras de espiar todo lo que hacemos. Recientemente, los teléfonos móviles de Apple y Google hicieron noticias por su capacidad para registrar los movimientos de los usuarios y deliberadamente enviar dicha información a un servidor controlado por inteligencia artificial (IA). Esta información fue recogida sin que los usuarios estuvieran conscientes de ello, sin su permiso o consentimiento. ¿Qué tiene que decir al respecto Eric Schmidt, CEO de Apple? “Si usted tiene algo que usted no quiere que nadie sepa, tal vez no debería estar haciéndolo en el primer lugar.” ¿Por qué los usuários de tecnologías como los teléfonos móviles no se dan cuenta de que los iPhones, teléfonos de Microsoft y Android de Google se pueden utilizar para hacer muchas cosas más, además de llamar a alguien? Porque la tecnología se ha convertido — no por casualidad — en el opio del pueblo. Los consumidores han sido adoctrinados y programados por los sistemas educativos para perder su capacidad de pensar críticamente y de ser innovadores. Históricamente, los seres humanos se han transformado en usuarios en lugar de creadores. Por al menos un siglo — en la sociedad moderna — los creadores son los tiranos que se dieron cuenta de que la tecnología podría utilizarse para esclavizar al mismo tiempo que funcionaba como una distracción para las masas decadentes.

Al igual que los romanos tenían sus luchas de gladiadores, hoy tenemos los juegos de fútbol, programas de televisión y por supuesto nuestros iPhones, ordenadores portátiles y consolas de juegos de video. ¿Has oído hablar de Kinect? Si no es así, esta plataforma de juego de Microsoft es la madre de todas las herramientas de espionaje para el uso en el hogar. Si te gustan los Happy Meals o Jack-in-a-Box, te encantará Kinect.  Mientras todos estábamos durmiendo, los tiranos descubrieron una manera de hacernos disfrutar nuestra servidumbre, y han hecho un trabajo excelente. No sólo la gente se distrae jugando juegos de video que, o bien los hacen psicópatas o entonces los transforman en retardados mentales, sino que también van a ser víctimas de espionaje directo el cual es realizado por el complejo militar-industrial. El alcance de las tecnologías como Kinect, que sólo se anuncian como dispositivos de moda y de diversión, va más allá de lo que la mayoría de sus usuarios pueden comprender. Con los contratistas militares ya trabajando en formas de “mejor” usar la tecnología incorporada en la consola de juegos Kinect, así como diciendo públicamente que tienen la intención de espiar a la gente a través de ella para robar su información, ¿qué es lo que hay exactamente dentro de Kinect? Según lo explicado por múltiples medios de comunicación, la más reciente plataforma de juegos de Microsoft Xbox 360 tiene:

* Cuatro micrófonos, una en primer lugar, según el consejero delegado de Kyle Wiens. “Hemos desmontado dispositivos binaurales antes, pero esta es nuestra primera configuración de un sensor quadaural!”

* Dos cámaras

* Un diodo transmisor de infrarrojos

* Un ventilador

* 64 MB de memoria SDRAM DDR2 de Hynix

* Un pequeño, diminuto, motor

* Un acelerómetro de tres ejes

* Un Sensor Primer PS1080-A2. “Kinect se basa en la tecnología de Sensor Primer para detectar  movimiento”, explica Kyle. “Este chip es el cerebro del Kinect – todos los sensores están conectados a él para el procesamiento antes de transmitir con profundidad refinada imágenes de color a la Xbox”.

Si la descripción arriba es un desafío tecnológico para usted, o si simplemente no está interesado en los detalles técnicos en absoluto, porque todo lo que le interesa es divertirse con Kinect, está en problemas. El Sensor Kinect Quadaural permite escuchar e identificar hasta cinco voces distintas. Las dos cámaras son capaces de tomar fotografías y grabar vídeo. El transmisor diodo infrarrojo (IR) puede crear y grabar una imagen térmica de la gente en la sala, que es una poderosa herramienta de identificación. La unidad de disco duro y la memoria de 64 MB se aseguran de que toda la información recogida se almacene cómodamente para facilitar el acceso de usuarios externos — espías militares y piratas informáticos — y el Sensor Primer, el cerebro, completa la lista de herramientas con las que cualquier fanático del control soñaría. El chip simplemente detecta cualquier movimiento que se lleva a cabo en la sala donde Kinect esta. Lamentablemente, este tipo de tecnología no se limita a la consola Kinect de Microsoft. Otras consolas de juegos como Nintendo Wii y Playstation ya utilizan componentes similares que se venden como la mejor manera de mejorar la experiencia de juego. Que bueno por los creadores! Lo mismo hacen los que fabrican los televisores inteligentes, los recibidores de TV por satélite y cable, y los frigoríficos de uso domestico, que al igual que Kinect no son más que Big Brother en una caja.

¿Cuáles son las recomendaciones para evitar que Big Brother entre en nuestras casas a través de la tecnología Kinect? De acuerdo a un ‘luchador por la libertad’, es una buena idea “asegúrese de desconectar Kinect siempre que no lo está utilizando”. ¿En serio? ¿Qué tal no comprar un Kinect? ¿Cómo es que las personas se han vuelto tan parecidas a los animales domésticos? Comprar un Kinect, o un Playstation y desconectarlo cuando no se esta usando, es como decir que esta bien comprar bebidas gaseosas, pero solamente beberlas un sorbo a la vez para que el aspartame en ellas te mata lentamente y no de repente. Es como decir que esta bien comprar un teléfono celular, pero solamente utilizarlo con poca frecuencia para que el cáncer tarde una o dos décadas en aparecer en lugar de uno o cinco años.

Verdaderamente nos hemos convertido en esclavos quienes no solo nos sentimos cómodas con nuestra esclavitud, sino que también amamos nuestra servidumbre.

Creo que HG Wells se quedo corto cuando describió el escenario que sería un Nuevo Orden Mundial.

Usted puede compartir nuestro contenido original, siempre y cuando respete nuestra política de derechos de autor, como se muestra en nuestro pie de página. Por favor, no corte los artículos de The Real Agenda para redistribuir por correo electrónico o en Internet si usted no cumple con nuestras políticas.

Una Enfermedad Saludable: Fatiga de Facebook

Cientos de miles de personas en Europa y Canadá cierran sus cuentas de Facebook. ¿Qué harán los demás?

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
14 de junio 2011

Violaciones a la privacidad, invasión de la intimidad y el aburrimiento hicieron que cientos de miles de usuarios de Facebook cerraran sus cuentas en Europa, Canadá y es estimado que millones de estadounidenses continuarán con esta tendencia. Aunque las redes sociales se convirtieron en una práctica cotidiana, una parte de la vida de la gente, existe un límite en lo que los usuarios pueden obtener de una red social antes de que se vuelva aburrido, molesta y peligrosa.

¿Está el mundo experimentando fatiga de Facebook?

Las estimaciones recientes indican que hasta el momento, al menos 100.000 personas cerraron sus cuentas de Facebook en Gran Bretaña. En Canadá alrededor de 1,5 millones de usuarios decidieron decir adiós a su “casa azul”. Mientras tanto, en la contabilidad de EE.UU. números preliminares revelan que 6 millones de personas se han desconectado. ¿Pero es esto una sorpresa? Definitivamente no. Defensores de la privacidad se quejaron sobre el uso que Facebook hace de tecnología acumular más información de la que es necesaria.

De acuerdo con el Mail Online, el número de miembros de Facebook ha disminuído en todo el mundo. Sin embargo, la red social es optimista en llegar a la cifra mágica de 1 mil millones de miembros. Aunque la participación de Facebook sigue disminuyendo en el mundo desarrollado, en los países del tercer mundo el número de personas que se inscriben sigue aumentando. Una razón para esto es el hecho de que las naciones del tercer mundo sufren por la falta de acceso a la tecnología como Internet, TV por satélite, televisión por cable, y así sucesivamente. Esto hace más difícil para la gente de aquellas partes del mundo aprender sobre redes sociales y en consecuencia, usarlas. Los usuarios en países subdesarrollados también ignoran los posibles peligros a la privacidad a los que se exponen cuando se tornan miembros de redes sociales.

Según el Mail Online, hay una posible “saturación de pertenencia natural” que puede hacer con que Facebook y otras redes sociales se estanquen en su crecimiento. “En los EE.UU., el número de usuarios se redujo de 155.2million a 149,4 millones durante mayo. En Canadá también hubo una caída, de 1,5 millones de usuarios, mientras que en Rusia y números de Noruega también se redujo en más de 100.000 usuarios”.

Al ser entrevistado, Eric Eldon, de la Organización Inside Facebook, dijo que una vez que Facebook llega a la mitad de la población de un país, la tendencia es que sus cifras de crecimiento se detengan. “Los usuarios de Facebook se aburren al igual que cualquier hombre o mujer que experimenta cualquer cosa nueva,” dice el psicólogo Graham Jones. “La gente se siente terriblemente emocionada por algo nuevo y después de un tiempo la novedad desaparece. Incluso si se trata de una nueva serie de televisión que todo el mundo piensa que es excepcional en el inicio.”

Pero ¿cuánto de la disminución se debe a problemas de seguridad? Facebook como Google y Apple -se reveló recientemente- utilizan tecnología para recopilar información que muchos defensores de la privacidad y usuarios etiquetan como innecesaria y una violación de la intimidad. Facebook activa una característica que rastrea las fotos publicadas en la red social, utilizando un software de reconocimiento facial. El problema es que, Facebook no advertió a los usuarios al respecto. Apple por su parte, registra los movimientos de los usuarios con su iPhone, sin advertir a los usuarios al respecto. ¿Y Google? Bueno, Google constantemente viola la privacidad de los que navegan a través de sus páginas, hacen búsquedas e inclusive ilegalmente usa las cámaras de los PC’s y los micrófonos para escuchar a los usuários y así ofrecer productos mientras ellos navegan en Internet.

Sorprendentemente, la mayoría si no todas las violaciones que Facebook Apple y Google hacen suceden porque estas corporaciones recibieron un mandato del gobierno de Estados Unidos después de aprobada la Ley de Telecomunicaciones de 1996. Eso significa que las empresas están obligadas a recopilar y registrar datos debido a que el gobierno de Estados Unidos así lo exige. “La información recogida a través de Internet plantea problemas constitucionales que deben ser considerados, como la privacidad y el derecho contra registros e incautaciones irrazonables,” dijo el Juez Distrital estadounidense, Gerald E. Rosen, quien también es profesor de Evidencia en la Wayne State University. “Las pruebas obtenidas a través de Internet y sitios de medios sociales también plantean cuestiones acerca de si la información puede ser autenticada,” dijo. A la Ley de Telecomunicaciones de 1996 hay que añadir la Ley de Seguridad Cibernética de 2010, que amplió en gran medida los poderes del gobierno y sus organismos para husmear.

Facebook ha rechazado las acusaciones de invasión de la privacidad a través de sus voceros, quienes siempre han afirmado que a pesar de que reciben “un importante volumen de pedidos de datos de terceros,” todas esas solicitudes se analizan individualmente y con cuidado para encontrar “suficiencia jurídica”.

Pero tal vez un problema más serio que las recopilación de datos del usuario de Facebook, es el hecho de que el propio gobierno utiliza las redes sociales como Facebook, Twitter, Orkut y otros para influir a las personas. Como informó Rusia Today en abril, funcionarios de inteligencia del gobierno hacen sus rondas en Facebook y otras redes sociales con la intención específica de obtener información. De acuerdo con el ex analista de inteligencia, Wayne Madsen, agencias gubernamentales, usan programas como el software Carnivore no sólo para espiar lo que hacen los usuarios, sino para decirle a la gente cómo hacerlo.

La tendencia plantea problemas de privacidad y falta de pruebas en una época de rápida evolución digital y muestra el valor potencial de aplicación de la ley a través del uso de medios de comunicación social, según los expertos. “El FBI y otras agencias gubernamentales se enfrentan a una brecha cada vez mayor con respecto a su autoridad legal para interceptar comunicaciones electrónicas de conformidad con el orden de una Corte y su capacidad práctica para interceptar las comunicaciones sin estas ordenes”, declaró Valerie Caproni, del Concejo del FBI.

Pero las cuestiones de tecnologías invasoras no se limitan a los Estados Unidos. En el Reino Unido, el gobierno se comprometió a espiar todos los correos electrónicos, llamadas telefónicas y cada clic en la web, con la excusa de la seguridad nacional y la guerra contra el terrorismo. De acuerdo con Tom Burghardt, agencias estatales que van desde la CIA hasta la Agencia de Seguridad Nacional están invirtiendo millones de dólares en empresas de “minería de datos” que dicen que tienen una manija en lo que una persona es o lo que podría hacer en el futuro.

En julio, el periodista de seguridad, Noah Shachtman reveló en Wired que “los brazos de inversión de la CIA y Google respaldan a una empresa que monitorea la web en tiempo real y dice que utiliza esa información para predecir el futuro.”

Shachtman informó que una sociedad de inversión semi-privada de la CIA, In-Q-Tel, y Google Ventures, la división de la gigante de las búsquedas de negocios se habían asociado de una manera poco fiable en una aventura llamada Recorded Future, en la cual habán invertido por lo menos 20 millones de dólares.

Una propaganda en la página de In-Q-Tel informa que “Recorded Future extrae la información del tiempo y de eventos de la web. La compañía ofrece a los usuarios formas nuevas para analizar el pasado, el presente y el futuro previsto.”

Un informe sobre la tendencia actual de la fatiga de Facebook publicado en mashable.com dice que si la tendencia a la baja continúa durante un par de meses, los ejecutivos de Facebook tendrán que pensar seriamente en el futuro de la empresa. ¿Podría ser que ellos no han hecho todavía? Y si los informes sobre la participación del gobierno en la “minería de datos” son tan graves como han descrito Madsen, Burghardt y otros -no sería una sorpresa- entonces este hecho por sí solo puede ser el detonante de una migración masiva de usuarios a tecnologías de comunicación alternativas. Por ejemplo, la gente preocupada por como Google colecta y vende información de sus usuarios, tienen la opción de utilizar StartPage.com, que es un motor de búsqueda que no tiene registro de datos de los usuarios, aunque tiene la ventaja de proporcionar resultados de búsqueda de Google.

Si el aburrimiento y la monotonía de Facebook y el resto de las redes sociales no es suficiente para hacer que la gente cierre sus cuentas, tal vez la invasión de la privacidad explícita llevada a cabo por las redes sociales en nombre del gobierno o a través de agencias de inteligencia del gobierno sí se una razón para considerar desconectárse de ellas. Es probable que el impacto real de la llamada “fatiga”, muestre sus efectos reales una vez que los usuarios de los países del tercer mundo -que están rezagados desde el punto de vista tecnológico e informacional- se den cuenta de lo aburrido y lo peligroso que son las redes sociales como Facebook.