25 Preguntas que la Sociedad debe responder antes de salir de la Escoria

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 21 NOVIEMBRE, 2012

Como si existe la necesidad de demostrar que un gobierno y sus acciones excesivas en cualquier ámbito de la vida es el resultado directo de la inmoralidad social, o que la intervención del gobierno ha creado el lío en que la mayor parte del mundo está en estos momentos, hay una serie de preguntas que se deben responder, para que el público las responda en un esfuerzo consciente para reconocer que el gobierno, tal como está hoy, es el origen de los problemas, no la solución.

Repasemos algunos ejemplos de las consecuencias de lo que he llamado la intervención del gobierno, antes de hacer esas preguntas difíciles pero necesarias. Aunque cada país sufre distintos grados de crisis financiera y económica, la aparición de las consecuencias como resultado de las intervenciones del gobierno son más o menos las mismas.

Para empezar, el gobierno ha crecido de manera exponencial. Eso debería ser un indicador del problema. Con un crecimiento excesivo, el gobierno ha tenido que aumentar los impuestos, para poder financiar parte de los intereses de su deuda. Junto con el aumento del cobro de impuestos, los gobiernos también han aumentado su poder para regular, ordenar e imponer sus propias reglas, que son diferentes de los ya existentes antes de su creación.

La guerra ha sido una herramienta fundamental para promover el control del gobierno sobre todo, especialmente las que tratan de “salvarnos” de amenazas desconocidas. Las guerras se libran sin la autorización de la gente, o sus representantes, ya que este tipo de guerras, los líderes psicópatas dicen, son demasiado importantes para que el pueblo decida si deben ser combatidas o no.

El gasto público para financiar las guerras se disparó como consecuencia de los numerosos conflictos en que participa. Como resultado, menos dinero se invierte en la mejora de la infraestructura, de mantenimiento de la paz en el país, promoviendo el crecimiento económico real o adoptando políticas que permitan a las personas alcanzar el éxito en su propio derecho. Ha sido todo lo contrario, de hecho. A nivel mundial, la pobreza está en su nivel más alto en la historia y la brecha entre los pobres y los ricos es más amplia que nunca. La clase media es una especie en peligro de extinción, mientras que la dependencia de gobierno se encuentra en su nivel más alto.

A pesar de que la receta de aumentar el gasto público como modelo de desarrollo no ha funcionado desde que se adoptó a principios del siglo 20, los gobiernos no sólo siguen utilizándolo, sino que lo han llevado a niveles incontrolables de deuda para financiar sus programas de sobornos destinados a mantener a las masas ignorantes y tranquilas. Los políticos en el gobierno encontraron una manera de utilizar el consenso como herramienta para reforzar el gasto deficitario como la base de todos los modelos de “desarrollo”, el establecimiento del gobierno como el creador, administrador y juez de todo — incluso la empresa privada y la vida privada.

A pesar de que las políticas económicas y fiscales del pasado dieron lugar a la quiebra de muchos gobiernos del mundo, los políticos de todos los partidos mintieron a la opinión pública acerca del estado de las cosas, abogando por el gasto deficitario. A pesar de los supuestos desacuerdos en el Congreso, los políticos corruptos fueron capaces de ponerse de acuerdo en una cosa: el gasto es el camino a seguir! Mientras tanto, las masas de gente ignorante aceptaron y concordaron en gastar más como una forma de garantizar su pedazo del pastel a pesar de que dicho gasto supondrá su esclavitud ante un gobierno todopoderoso. Las personas inmorales abrazaron el autoritarismo como mecanismo de supervivencia.

Es a través de este mecanismo que las personas inmorales aceptaron guerras ilegales, sobornos gubernamentales también conocidos como programas de ayuda social, regulación excesiva de la economía, la política monetaria errónea, guerras no declaradas, detenciones ilegales por hablar en contra del gobierno, sanciones, manipulación de la moneda, los rescates de los bancos, etc.

Ahora que el autoritarismo ha fallado, y después de que mucha gente — aún una minoría — se dio cuenta de que han sido estafados a lo largo del tiempo por los diferentes “equipos de gestión” que trabajan para los mismos intereses, hay una lista de preguntas que la gente tiene que hacerse a sí mismos para comenzar a afectar el cambio real. Las respuestas a estas preguntas mostrarán todas las opciones y el camino a seguir.

Así pues, aquí está la lista.

1. ¿Por qué los enfermos que usan marihuana médica son enviados a prisión?

2. ¿Por qué los gobiernos restringen y en algunos lugares prohíben el consumo de leche cruda?

3. ¿Por qué los gobiernos limitan o prohíben la producción de bienes terminados de cáñamo?

4. ¿Por qué a la gente no le está permitido el uso del oro y la plata como moneda de curso legal?

5. Es la supremacía del dólar como moneda de reserva llegando a su fin?

6. ¿Por qué los líderes políticos se oponen a la auditoría de los bancos centrales?

7. ¿Por qué la gente no puede decidir qué tipo de bombillas quiere usar?

8. ¿Por qué se les permite a los matones en los controles de seguridad del aeropuerto abusar de los pasajeros?

9. ¿Por qué los gobiernos siguen luchando la guerra contra las drogas, cuando lo único que han logrado es perpetuar la circulación de grandes cantidades de dinero lavado a través del sistema bancario corrupto, el asesinato de cientos de miles de personas inocentes y darle al gobierno el monopolio de la producción y venta de tales drogas?

10. ¿Cómo se puede una sociedad convertida en una prisión resolver delitos como el tráfico de drogas, asesinato y corrupción, cuando el gobierno es el autor más significativo de estos y otros delitos?

11. ¿Por qué los políticos de todo el mundo siguen entregando todo el control al Poder Ejecutivo?

12. ¿Por qué el cambio de partido político en el poder nunca ha cambiado las políticas apoyadas por el gobierno?

13. ¿Por qué los grandes bancos y corporaciones fueron rescatados en 2008, mientras que la clase media y los pobres de todo el mundo perdieron sus empleos, hogares y vidas?

14. ¿Por qué los burócratas creen que la creación de dinero de la nada crea riqueza?

15. ¿Por qué tantas personas creen que los burócratas del gobierno pueden protegernos a todos sin perjudicar nuestra libertad?

16. ¿Por qué la gente no puede entender que la guerra siempre destruye la riqueza y la libertad?

17. ¿Por qué la gente tira sus brazos al aire y acepta las órdenes ejecutivas que permiten a un presidente a compilar una lista de personas que desea matar, detener indefinidamente y asesinar a los ciudadanos si él considera que son enemigos del Estado?

18. ¿Por qué la gente cree que el patriotismo es igual a creer ciegamente y apoyar todo lo que viene del gobierno?

19. ¿Por qué la gente no entiende que el patriotismo verdadero consiste en oponerse al gobierno cuando lo que este hace esté equivocado?

20. ¿Por qué la gente da al gobierno refugio seguro para iniciar la violencia contra su propia gente y mantener el monopolio de la fuerza?

21. ¿Por qué se usa la religión para oprimir a los que tienen un sistema de creencias diferente?

22. ¿Por qué es la democracia celebrada en tal alta estima, cuando es el enemigo de la minoría y la tiranía de la mayoría?

23. ¿Cuál es la explicación para el creciente descontento con los políticos y el sistema político?

24. ¿Por qué la gente tiene tanta confianza en el gobierno y poco o no confianza en sí mismos?

25. ¿Por qué la gente elige creer en los resultados utópicos como el sueño americano y el uso inmoral de la fuerza en su búsqueda de la paz y la libertad?

Sólo respuestas morales y honestas a estas preguntas pueden ayudar a la sociedad a salir del agujero de escoria que se encuentra en estos momentos. Sólo la correcta identificación de las causas reales del estado generalizado de crisis de hoy traerá verdaderas soluciones que nos ayuden a resolver los problemas que las personas inmorales y sus gobiernos han creado con tanto éxito y que destruyen el resto de la sociedad.

The Real Agenda permite la reproducción del contenido original publicado en el sitio SOLAMENTE a través de las herramientas proporcionadas al final de cada artículo. Por favor NO COPIE contenido de nuestro sitio para redistribuirlo o enviarlo por correo electrónico.

El Dominio Globalista de Occidente

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
5 de marzo 2012

La existencia de la sociedad tal como la conocemos hoy en día no es un evento al azar de la naturaleza ni nada por el estilo. La sociedad actual es un reflejo directo de los planes gigantescos de ingeniería social que se pusieron en marcha progresivamente contra las poblaciones. A nivel mundial, la gente ha pasado de ser independiente y auto suficiente a convertirse en ovejas dependientes que necesitan de sus gobiernos, controlados por las grandes corporaciones, para que les proporcione todo lo necesario para sobrevivir. Ese era el plan desde el principio. Ahora, la gente está a merced de las grandes corporaciones multinacionales – principalmente bancos – que los convirtieron en sus esclavos mediante el uso de las agencias gubernamentales para imponer sus políticas. Pero no se detiene allí. Para colmo de males, las masas creen que en realidad son libres y que tienen opciones, en lugar de verse como el ganado que son,  que es lo que la realidad demuestra.

Durante muchas décadas, este fenómeno fue ampliamente desconocido por la mayoría de las personas que eran dependientes del sistema. Pero después que las élites detrás de la ingeniería social se hicieron más arrogantes de lo habitual y empezaron a hablar abiertamente acerca de sus planes, una minoría de la gente se enteró de ello. Hoy en día, una minoría más grande está bien informada sobre los planes de las élites, pero las masas siguen siendo ignorantes o simplemente los niegan. La principal causa de esta negativa es el hecho de que las masas están compuestas por personas que por décadas y décadas se han beneficiado de las grandes políticas socialistas explícitas u ocultas, que son herramientas para que la gente se “enganche a la droga”. Como muchos ya saben, dejar ir de una adicción es muy difícil, especialmente cuando este tipo de adicción es todo lo que ha conocido. Pruebe usted pedirle a una persona sin hogar que deje de inhalar pegamento de zapatos para calmar su hambre, sin mostrarle una comida caliente. Eso es exactamente lo que sería. Por supuesto, hay los que prefieren la dependencia y la esclavitud a la independencia y el auto gobierno. Esas son las sociedades en las que la mayoría de las personas, independientemente de sus ingresos bajos y las condiciones miserables en que viven, se conforman con seguir viviendo en barrios marginales y recibiendo la ayuda miserable que sus gobiernos les proporcionan, como si esa fuera la forma en que las cosas deben ser. Claros ejemplos de estas sociedades son Venezuela, Cuba, Brasil, por citar algunos, donde las personas apoyan a los dictadores o candidatos que les aseguren que sus cheques de asistencia social seguirán llegando, en lugar de crear las condiciones de mercado adecuadas para que ellos se levanten de la suciedad en que viven.

Pero, ¿cómo gestionaron los tecnócratas sus planes para que todos “entraran en el granero”? Siempre han logrado mantener el control. Ellos siempre han poseído el dinero, los recursos, los políticos, los gobiernos; y por ende los pueblos del mundo. Trabajaron primero para tomar el control de las regiones más pobres y devastadas del mundo con el patrocinio de los gobiernos, con programas financiados por las corporaciones destinados a mantener a miles de millones de personas bajo sus botas. Después de establecer raíces allí, tuvieron éxito en la aplicación de sus políticas de control centralizados en los países en desarrollo, como  Argentina en los años 90, desviando su camino hacia el desarrollo y en la mayoría de los casos deteniéndolos completamente. Su éxito en los países pobres fue aprovechado para imponer sus programas en los países en desarrollo, lo que hicieron en los últimos 50-100 años. Con un paso firme en la mayor parte del planeta, los controladores trajeron su sistema a las naciones más sofisticadas, el mundo desarrollado, que habían apoyado sus planes con el fin de legitimar sus planes de colonización y conquista.

Ahí es donde estamos ahora. En la actualidad, los países que tenían un gran potencial para convertirse en naciones desarrolladas, así como en los industrializados, están sufriendo las consecuencias de abrir la puerta a los hombres que estaban siempre en control en el exterior. Su éxito radica en su capacidad de convencer, penalizar o sobornar a los que no habían abierto sus puertas. Para que las sanciones y los sobornos funcionaran, tuvieron que crear un sistema de control y legitimación externa que pudiese imponer sus políticas a las naciones soberanas a fin de que pudieran ser atacadas, invadidas y destruidas para luego ser absorbidas. A partir de estos planes es de donde surgieron organizaciones como la Liga de las Naciones, las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial del Comercio, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la Unión Europea, la Unión Africana, la Unión de América del Norte, el Mercosur, el G-20, el G-8, y así sucesivamente. Estas entidades fueron creadas por los tecnócratas y son apoyadas por las personas que fueron sobornadas o convencidas para unirse a su sistema. Estas personas se infiltran en todos los estratos de la sociedad, desde la educación, el mundo académico, la religión, las finanzas, la comunidad científica, los organismos gubernamentales y por supuesto los que trabajan para las grandes corporaciones.

A fin de evitar cuestionamientos, las élites también crearon las fundaciones y las organizaciones filantrópicas que han financiado y controlado muchos de sus planes, y que les ayudó a poner en práctica sus políticas, siempre en aras del “bien común”. Esta forma colectivista de pensar es quizás la herramienta más exitosa para convencer a las masas que era mejor pensar en forma colectiva; de robarle a Pedro para ayudar a Pablo. Luego vino el término justicia social, que funcionó como otro gancho para atraer a más seguidores debido a su origen colectivista. La mayoría de la gente cambió su manera de ver el mundo. En lugar de apoyar los derechos y libertades individuales, se convirtieron en animadores de los grandes gobiernos para decidir lo mejor para ellos y sus compañeros. Esto marcó la aparición de un gobierno centralizado en los planos local, estatal y nacional y la creación de leyes y políticas que dieron el control del gobierno sobre los derechos individuales y responsabilidades, tales como la propiedad privada, la seguridad, la disponibilidad de alimentos, la libertad de expresión, la salud y otros. Una entidad central de repente “sabía mejor” cómo administrar los recursos locales que las propias personas. El poder del pueblo se redujo ya que los gobiernos grandes crecieron fuera de control y detrás de ellos, las élites acumularon más poder justo en frente de las masas desprevenidas. El Estado Benefactor, el Estado socialista, el Estado comunista – todos una creación de los globalistas – estaban en las puertas esperando para tomar el relevo. Con el fin de imponer estos sistemas de gobierno luego se crearon conflictos entre los países con ataques secretos desestabilizadores o se puso en práctica el dialecto hegeliano de Problema, Reacción, Solución.

Cuando las naciones soberanas resistieron los ataques de los elitistas a través de sus organizaciones supranacionales o de sus gobiernos controlados por las corporaciones, estos por lo general utilizaron la fuerza militar respaldado por informaciones falsas o eventos falsos para invadir a las naciones “para democratizar” y “traer la paz” . Estas acciones militares eran y siguen siendo apoyadas por amenazas falsas o por los abusos cometidos por los dictadores que fueron puestos en el poder por los propios globalistas. De esta manera, los tecnócratas lograron consolidarse en el poder por otros gobiernos o el control de los gobiernos títeres, para robar a las naciones de sus recursos naturales. Todas las riquezas del planeta pasaron a ser propiedad de las corporaciones que invaden las antiguas naciones independientes a instancias de los gobiernos títeres justo después que las guerras terminan. La consecuencia de sus exitosas campañas de conquista económica, política y militar fue el fin de los estados-nación, que fue uno de los principales objetivos de los globalistas cuando comenzaron sus cruzadas décadas y décadas atrás. El éxito adicional de las élites fue impulsado por sus bien establecidos movimientos de oposición controlada – Foro Económico Mundial, Foro Social Mundial – en los que participan líderes comunales con el fin de estafar a la gente haciéndoles creer que sus representantes en realidad podrían hacer una diferencia al unirse a movimientos financiados por las propias corporaciones. Pero ¿cómo podían ayudar a luchar contra aquellos que consideraban su oposición cuando las mismas fuerzas estaban a la cabeza de estos “movimientos alternativos”? No pudieron.

Pero tal vez el último clavo en el ataúd a favor de los globalistas fue hacerse cargo de los medios de comunicación y sus campañas orquestadas para apaciguar a las grandes masas, que buscaron como culpar al capitalismo de la actual depresión económica mundial. Esta campaña no es nueva. Los globalistas, a través de sus operaciones económicas, financieras y medios de comunicación han dejado muy claro que su plan fue siempre construir la sociedad a fin de extraer las riquezas a fin de que más adelante pudieran destruir de una vez por todas la economía mundial y con ello la sociedad occidental. En este momento, los globalistas están tragandose a países como Grecia, España, Portugal y otros países en Europa, después de que tomaron el control con éxito de los Estados Unidos, México, Canadá, la mayor parte del Medio Oriente, Oceanía y gran parte de África a través de sus gobiernos y presidentes títeres. Resta ver si los pueblos del mundo, la minoría informada que cada día se hace más grande, va a hacer lo que las minorías siempre han hecho en toda la historia: salvar a la mayoría ignorante, así como a sí mismos de la élite tecnócrata que está muy cerca de terminar sus esperados planes para destruir el mundo tal como lo conocemos hoy en día.

46 millones de estadounidenses viven en Pobreza Extrema

La tasa de pobreza de los niños aumentó de 20,7 por ciento en 2009 a 22 por ciento el año pasado.

Reuters
13 de septiembre 2011

El número de estadounidenses que viven por debajo de la línea de pobreza se elevó a un récord de 46 millones el año pasado, el gobierno dijo el martes, poniendo de relieve los desafíos que enfrentan el presidente Barack Obama y el Congreso en su intento de abordar el alto desempleo y una economía moribunda.

El informe anual de la Oficina del Censo que evalúa los ingresos, la pobreza y la cobertura de seguro de salud dijo que la tasa nacional de pobreza subió por tercer año consecutivo, a 15,1 por ciento en 2010 mientras la economía luchaba para recuperarse de la recesión que comenzó en diciembre de 2007 y finalizó en junio de 2009. (En este momento es claro que NO finalizó).

Los números muestran un aumento del 0,8 por ciento a partir de 2009, cuando se registraron 43,6 millones de estadounidenses que viven en la pobreza.

El número de estadounidenses pobres en 2010 fue el más grande de los 52 años que la Oficina del Censo ha publicado estimaciones de pobreza, según el informe, mientras que la tasa de pobreza fue la mayor desde 1993.

El espectro de deterioro económico también afecta a los trabajadores estadounidenses que vieron un declive medio de los ingresos del 2,3 por ciento a una cifra anual de $49.445.

Alrededor de 1,5 millones de estadounidenses menores fueron cubiertos por los planes patrocinados por el empleadores de seguro de salud, mientras que el número de personas cubiertas por el seguro de salud del gobierno aumentó en casi 2 millones.

En total, el número de estadounidenses sin seguro de salud se cernía en 49,9 millones, cifra ligeramente superior a los 49 millones en 2010.

El deterioro económico representado por las figuras es probable que haya continuado en 2011, el crecimiento económico disminuyó, el desempleo se mantuvo, según cifras del gobierno encima del 9 por ciento (pero el desempleo real es de 22 por ciento) y el temor creció de una posible recesión de doble caída (double dip, la cual ya esta teniendo lugar).

El informe del aumento de la pobreza coincide con el impulso de Obama con un paquete de gasto de 450 billones de dólares para crear puestos de trabajo, y la inconstitucional creación en el Congreso de un  “super comité” encargado de cortar por lo menos $ 1,2 billones en el déficit presupuestario de más de 10 años.

Ante el deterioro en su popularidad, y la reprobación que los estadounidenses hacen de su trabajo, el presidente está tratando de convencer a los republicanos en el Congreso para apoyar su paquete.

Analistas dijeron que las cuestiones relacionadas con la pobreza tienen relativamente poca importancia para los  políticos en Washington pero que esperaban que las nuevas cifras alentarían a la comisión bipartidista o “super comité” para evitar recortes del déficit que perjudiquen a los pobres.

Los Estados Unidos siempre ha tenido uno de los mayores índices de pobreza en el mundo desarrollado. Entre los 34 países estudiados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico con sede en París, sólo Chile, Israel y México tienen tasas más altas de pobreza.

Traducción al Español por Luis R. Miranda

Austeridad y Catástrofe Financiera son las tácticas del Terrorismo Económico

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
28 de junio 2011

Los terroristas económicos que causaron la crisis financiera actual -que por cierto no son capitalistas, sino corporaciones bancárias monopolísticas- no se han detenido en ella y siguen amenazando a países con dos diferentes tácticas: la austeridad y la amenaza de una catástrofe financiera, si sus propuestas no se aplican. Desde que Grecia, Islandia, Portugal, España y otros países europeos comenzaron a mostrar signos de dificultades económicas, los banqueros que han diseñado el sistema, les han dicho al público -a través de sus peones burócratas- que la crisis se resolverá a su manera o si no… ¡Literalmente!

Si bien los países que tienen más que perder se encuentran en Europa, fue George W. Bush, que primero sonó la alarma de la crisis de la deuda. El equipo económico de Bush advirtió a los contribuyentes que un rescate masivo era necesario para salvar las instituciones financieras que se son las causantes de mucho -si no toda la crisis financiera. Como sabemos ahora, todo el dinero del rescate -el que se dio públicamente así como en secreto- fue a parar a cuentas bancarias europeas en lo que hoy conocemos como el rescate bancario de 2008. Aunque Henry Paulson dijo al Congreso de EE.UU. y al público que habían algunas entidades que no podíamos darnos el lujo de dejar caer en bancarrota, los $ 700+ millones de dólares -en realidad $ 24 trillones- no eran fueron realmente utilizados para salvar a nadie más que a los propios banqueros, que ahora están utilizando el dinero para comprar Grecia, Islandia, España y Portugal por centavos de euro.

Debido a que ni su plan de rescate ni sus QE’s ha funcionado, los banqueros han pasado ahora a la fase 3 de su plan. Esta fase incluye una reducción masiva del gasto público recortando todo tipo de programas que benefician principalmente a las clases medias y más bajas en Europa y los Estados Unidos. Mientras los banqueros y las corporaciones se quedan con el botín, los gobiernos se ven obligados -a través del Banco Mundial y el FMI a reducir el gasto en algo que ellos llaman austeridad. Pero la austeridad sólo se aplica a los pobres, no a los bancos, que como ya he dicho, continúan adquiriendo la infraestructura de todo el mundo, pagando con dinero de los contribuyentes.

La táctica de austeridad ha enfurecido a millones de personas que salieron a la calle para protestar y pedir a sus gobiernos que rechazan las políticas de austeridad del FMI y simplemente abandonaran su membresía en estas y otras instituciones financieras globalistas. En cambio, los gobiernos han decidido que no son responsables ante sus ciudadanos y que la austeridad es el camino a seguir. Como respuesta, los griegos, españoles italianos y otros volvieron a las calles. Mientras que la ira de la gente crece al ver que sus fondos de pensiones son robados, sus salarios congelados o cortados y el costo de la vida creciendo de manera exponencial, los terroristas financieros en la parte superior de la industria bancaria han decidido utilizar una vez más su última herramienta: el terrorismo financiero.

Terrorismo financiero ocurre cuando las personas e instituciones que ingenian las crisis -los bancos- con el fin de consolidar poder económico y reforzar su control sobre los monopolios, exigen a sus clientes -los gobiernos deudores- pagar sus deudas de una vez. Debido a que es imposible para cualquier gobierno pagar toda su deuda a los tiburones financieros, sus sus instituciones como el Banco Mundial, el FMI, el Banco de Pagos Internacionales y la Reserva Federal imponen programas de austeridad que erosionan aún más las clases medias y bajas. Esta política se adjunta a la adquisición de nuevos préstamos con intereses aún más altos con el fin de supuestamente pagar por los préstamos atrasados. La idea de que los prestamistas tengan la habilidad de exigir el pago total de los préstamos en cualquier momento, es bien sabido por los gobiernos antes de firmar los contratos que los convierten en deudores; sin embargo ellos los firman. Esto sucede porque a cambio de los préstamos, los gobiernos se comprometen a usar el trabajo de sus ciudadanos, el dinero de los impuestos recaudados por el fisco e inclusive la infraestructura de sus países como moneda de cambio para garantizar los préstamos que llegan a tener tasas de hasta 79 por ciento.

Si un gobierno desafía el mandato de los bancos, estos imponen sanciones financieras a los países deudores a través del aumento de las tasas de interés en sus préstamos y la reducción de su capacidad crediticia. Esto a su vez hace que sea más difícil para los países poder pedir prestado y, en consecuencia se mantienen en una espiral hacia abajo hacia el agujero de la pobreza. Dado que los países ya no son capaces de pedir prestado para salir de la deuda, la única solución es la venta de su infraestructura -puertos, carreteras, instituciones, servicios, industria, etc- con el fin de pagar la deuda. Como usted pudo haber adivinado, los compradores de estos activos son los propios bancos, que llegan con dinero en efectivo de los contribuyentes en la mano para consolidar aún más su dominio de los países prestatarios.

El escenario que surge de estas acciones es no sólo que los países se vean más devastados con peores políticas económicas y financieras, ahora bajo el control completo de los banqueros, sino también que haya un mayor número de personas pobres, una clase media más pequeña y una oligarquía más fuerte. La diferencia esta vez es que los banqueros no sólo tienen la intención de liquidar una nación del tercer mundo que no paga, sino que incluye los más grandes y desarrollados países del hemisferio occidental, incluyendo a aquellos con las mayores cantidades de recursos naturales y poder militar, que por supuesto también se convertirán en propiedad de los banqueros.

El objetivo final de los banqueros es lograr el control de todo -no es que no lo estén haciendo hace mucho tiempo. Para ello, se construyó el sistema en que vivimos hoy día. Este sistema fue literalmente ingeniado -usando ingeniería social- para controlar cada aspecto de nuestras vidas. El resultado de la ingeniería es el actual estado pasivo en el que la mayoría de la gente vive, donde ni siquiera saben que algo como esto está sucediendo, mientras que a otros simplemente no les importa. Ante este escenario, es muy difícil ver cómo los banqueros tendrá algún problema para la ejecución de su plan. A pesar de que millones de personas han despertado de su letargo, la mayoría no tienen ni idea de que su futuro está terminando. Como sucedió en el pasado, será necesaria una revolución de una minoría para asegurarse de que las personas libres sigan siendo libres. Sería mucho más fácil y eficaz, desde luego, si más gente se despertara de su trance y les diera una mano. A pesar de que una revolución por la minoría puede una vez más salvar a la mayoría, sólo una revolución de la mayoría será capaz de erradicar el cáncer conocido como el Cártel económico y financiero de las Ocho Familias.

Desarrollo Sostenible: Genocidio Hecho una Necesidad

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
30 de abril 2011

Muchas veces, escuchamos que el desarrollo sostenible y la sostenibilidad se originaron en los años 70 y que fueron fortalecidos a través de los años 80 y 90. En cualquier esfuerzo de investigación, la mayoría de las publicaciones afirman que la preocupación por mantener los recursos naturales como herramientas para las generaciones actuales y futuras nació en 1972, cuando una Conferencia de Naciones Unidas en Suecia promulgó tres principios: la interdependencia de los seres humanos y el medio ambiente, los vínculos entre el desarrollo económico, desarrollo social y protección del medio ambiente y la necesidad de una visión global y principios comunes. Crédito por el desarrollo de esos principios se da a la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de 1987.

Las Naciones Unidas es la institución que más impulsa las políticas creadas por los Nazis para promover la despoblación.

La sabiduría popular retrata la visión colectivista que la sostenibilidad y el desarrollo sostenible son políticas e iniciativas para proteger el medio ambiente frente a los abusos de la humanidad y con ello promover el beneficio de las masas. Hoy en día, la protección del medio ambiente se ha convertido en la lanza más luminosas levantada por cualquier persona, independientemente de su raza, condición social, edad o religión. De hecho, el ecologismo se ha convertido en la religión predilecta para muchos. El apoyo de ambientalistas a la sostenibilidad está casi intrínsecamente arraigado en nuestra vida, más de lo que parece. Se ha aplicado a la economía, la construcción, planificación comunitaria, la agricultura, la seguridad, la natalidad y así sucesivamente.

Innumerables reuniones se organizaron en los últimos 50 años con el fin de convencer a las masas que no hay futuro sin un enfoque sostenible para la existencia humana. En primer lugar, el Club de Roma publicó documentos como “Límites del Crecimiento” y “Un Nuevo Camino para el Desarrollo Mundial“, que tienen como baluarte políticas para globalizar el planeta e ingeniar la sociedad en todos sus aspectos; los valores, el empleo, el comercio, la demografía, política, economía, etc, todo en un esfuerzo para desindustrializar el planeta y convertirlo en lo que las organizaciones predecesoras como la Liga de Naciones- querían. Junto con los grupos de cabildeo como el Club de Roma, otras organizaciones igualmente prominentes operar a fin de lograr un nuevo orden social, económico y de desarrollo. Las Naciones Unidas, una criatura de los globalistas quienes también crearon la Liga de las Naciones con la intención de “poner fin a conflictos bélicos”, tiene su propia lista de manuales y documentos a favor de la desindustrialización. Por ejemplo, El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo (UNEP), predica los principios y políticas ambientalistas fracasadas y la imposición de ‘economías verdes’. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de 1992, mejor conocida como la Cumbre de la Tierra, promueve planes como la Agenda 21, la Convención de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica que se proponen, y poco a poco logran el sueño ecofacista de Kurt Waldheim para despoblar el planeta.

¿Dónde se originó el ‘desarrollo sostenible’?

Aunque hay un montón de documentación con respecto a cómo el ecologismo está vinculado a la llamada “ala verde” del Partido Nazi, nadie se mete en la historia en profundidad. Historiadores y ecologistas por lo general deciden hacer caso omiso de ella y el público que es engañado al creer los dogmas genocidas del desarrollo sostenible tampoco la conocen. Algunas preguntas pertinentes para hacer sobre el origen nazi del movimiento verde es, ¿Cuál es su inspiración? ¿Cuáles fueron los objetivos que se querían lograr? ¿Cómo la ideología genocida del Partido Nacional Socialista dio paso a lo que es en apariencia un amor sin precedentes para la naturaleza?

Alemania no sólo fue el lugar donde nació la política genocida de la sostenibilidad, pero también fue la tierra donde se convirtió en realidad. Los alemanes nazis y sus seguidores adoptaron muchas de las políticas verdes que vemos en las sociedades modernas. La ciencia y el estudio de las criaturas y su entorno se ‘descubrió’ por primera vez en Alemania durante los años que precedieron la llegada de los nazis al poder. El carácter genocida del ambientalismo se originó de un amor loco por la naturaleza. (1)

Pensadores nazis y algunos predecesores querían que los seres humanos fueran igualado a las plantas, animales e insectos con el fin de tener un equilibrio en el mundo. Estas línea de pensamiento se ha visto en la mente de ambientalistas modernos, como el presidente boliviano Evo Morales y el promotor de la teoría Gaia, James Lovelock, que creen que grandes cantidades de personas deben morir a fin de obtener el equilibrio natural. Recientemente, el autor y ambientalista Keith Farnish utilizó uno de sus libros para promover de actos de sabotaje y terrorismo ambiental, como derrumbar represas y la destrucción de las ciudades para regresar al planeta a su forma pre Revolución Industrial. Junto con Farnish, otros supuestos científicos muy respetados, como el Dr. James Hansen de la NASA aprobaron esta línea de pensamiento.

Ernst Moritz Arndt

Uno de los padres de lo que llamamos ambientalismo hoy es Ernst Moritz Arndt. Junto con Wilhelm Heinrich Riehl, Arndt tenía odio infinito por la Ilustración. Ambos eran bien conocidos por sus puntos de vista extremos nacionalistas que se utilizaban para avanzar los ideales del Estado Benefactor. Estos dos hombres, pero sobre todo Arndt fue identificado como el primer pensador ecológico. Arndt escribió en un artículo de 1815 que “Cuando uno ve la naturaleza en una conexión necesaria y de interrelación todas las cosas son igualmente importantes – arbustos, gusanos, plantas, piedras, humanos; todos como una sola unidad.” (2 ) Lo que separaba las ideas de Arndt con las de otros ecologistas es que él mezclaba estrechamente sus pensamientos sobre el respeto de la naturaleza con discursos xenófobos y la existencia misma de los alemanes y Alemania. Si bien defendió el medio ambiente en la mayoría de sus escritos, también llamó a la pureza racial y condenó otras razas, como los Judios y los franceses. Fue ese amor por la naturaleza y ese odio hacia los Judios lo que más tarde sería la guía de la persecución y asesinato de aquellos que no eran Arianos.

Wilhelm Heinrich Riehl, un graduado de la escuela de pensamiento de Arndt se aseguró que el trabajo de su maestro no se perdiera en el tiempo. En un artículo del 1853, Riehl mostró su fuerte oposición al industrialismo y dijo: “Hay que salvar el bosque, no sólo para que nuestros hornos no se enfríen en invierno, pero también para que el pulso de la vida de la gente siga latiendo cálido y alegre, de modo que Alemania siga siendo Alemania. ” (3) Se opuso a cualquier tipo de urbanización mientras usaba anti-semitismo para aprobar la forma de visa campesina. Tanto Riehl como Arndt tuvieron ideas que fueron adoptadas más tarde por el movimiento völkisch, que era una mezcla de populismo nacionalista y un loco amor por la naturaleza. Los dirigentes völkischs abogaban por un movimiento de vuelta a la vida simple, mientras que culpaban a la vida urbana y el racionalismo de la destrucción del medio ambiente. (4) En el centro del odio estaba un elemento significativo que había impulsado los grupos antisemitas como los völkischs durante mucho tiempo: el pueblo judío. ¿Por qué? Los Judios fueron la clase media de aquel tiempo, y el amor enfermo por la naturaleza y el medio ambiente incluían un odio igualmente repugnante para cualquier persona y cualquier cosa que ponía en peligro su pensamiento o forma de vida. (5)

Después de establecer su muy ansiada relación entre el antisemitismo y el amor hacia la naturaleza, los völkischs extendieron su perjuicio a través de los siglos 19 y 20. La lucha contra la industrialización, el sentimiento anti-judío se adjuntó al discurso de pureza racial y la superioridad Ariana justo a tiempo para el surgimiento del Partido Nazi.

La ecología Nazi y el vínculo con el Racismo

En 1867, Ernst Haeckel, un zoólogo alemán utilizó por primera vez el término “ecología” y lo vinculó con el estudio de las criaturas y sus entornos. Haeckel fue fuertemente influenciado por el darwinismo social, a un punto que se convirtió en el padre de una especie de darwinismo social conocida como “monismo”. Fundó la Liga Alemana Monista, una organización guiada por los principios völkisch. Haeckel, así como Riehl y Arndt creían en la superioridad racial y se opusieron firmemente a la mezcla social. Además, aprobaban también la eugenesia racial. Sus pensamientos fueron la base para lo que más tarde sería conocido como el socialismo nacional antisemita en Alemania. De hecho, Haeckel se convirtió en un orador destacado en pro del racismo, el nacionalismo y el modelo alemán de imperialismo. (6) Hacia el final de su vida, Haeckel se convirtió en un miembro de la Sociedad Thule, una organización que más tarde sirvió como la base política para la creación del Partido Nazi. (7) Haeckel, como el creador de la ecología, Riehl y Arndt como sus predecesores y otros pensadores como Willibald Hentschel, Bölsche Wilhelm y BrunoWille, reciben todo el crédito por el bien enhebrado enlane entre el ecologismo y el socialismo nacional, el racismo, el antisemitismo y las políticas ambientales que todos conocemos, influenciaron Alemania antes y después de la Primera Guerra Mundial.

Uno de los hechos más reveladores sobre el autoritarismo ecológico actual y antiguo es la creencia de los sus creadores que los seres humanos deben ser encapsulados en “categorías biológicas” y vivir en “zonas biológicas” sobre las que una autoridad tecnocrática con puño de hierro debe ejercer su poder. Haeckel dijo que las civilizaciones y la naturaleza deben regirse por las mismas leyes. El origen de esta forma de pensamiento es un estado reaccionario anti-humanista. Los monistas, creían que los humanos -aunque no ellos- eran insignificantes en comparación con la grandeza del medio ambiente. Ideas similares se observan en las iniciativas modernas patrocinadas por el Club de Roma, la Fundación Carnegie, la NASA, las Naciones Unidas, así como algunos colegios y universidades que son financiados por globalistas que apoyan la eugenesia en aras de la limpieza del planeta. Tomemos por ejemplo el texto de la Convención de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad, que ha sido nombrada como la política y la religión del ecologismo moderno. Entre otros objetivos, el Convenio tiene la intención de “reorganizar” la civilización occidental mediante la exclusión de toda actividad humana a partir en el 50 por ciento del continente americano. Se quiere dividir la tierra en “bioregiones”, “zonas de aislamiento” y “corredores”. Bajo este plan, los seres humanos vivirán en áreas fuertemente vigiladas y controladas en gran medida, de las que nunca podrán salir. Esta agenda globalista verde es promovida por las Naciones Unidas desde 1992, cuando fue presentado oficialmente durante la primera Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro. La misma política se llevará a cabo en Asia, África y Europa.

Escritos de la Fundación Carnegie también fomentan la aplicación de políticas como la Agenda 21 y el Convenio sobre la Diversidad Biológica. La fundación ha expresado su orgulloen las prácticas que se ejercitan asesinatos en masa por los poderes existentes en un esfuerzo para limpiar las tierras de las personas indeseables. La Institución Carnegie promociona la obra del emperador Gengis Khan y valida su trabajo como “emperador verde ” debido a acciones que incluyen el asesinato de 40 millones de personas. Según sus escritos, esto ayudó a reducir las emisiones de carbono y mantener fresco el planeta.

Ernst Haeckel

Monistas utilizaban su sentimiento anti-humanista junto con las ideas völkisch para discriminar en contra del progreso, el urbanismo y los que pensaban diferente. En su Lebensgesetze (Leyes de la Vida), el biólogo Raúl Francé, escribió que el orden natural determina el orden social. Dijo que el mestizaje no era natural. Francé es hasta hoy uno de las fundadores del aclamado eco-fascismo contemporáneo “pionero del movimiento ecologista.” (8) Francé también promovió una supuesta conexión entre la pureza del medio ambiente y la “pureza racial”. Francé y sus discípulos exigieron un cambio hacia la vida campesina y dijeron que la modernidad significa la degradación de la raza y que las ciudades eran diabólicas e inorgánicas. (9)

En los primeros años del siglo XX un argumento ‘ecológico’, saturó el contenido político de derecha, que se convertió en uno respetados dentro de la cultura Alemana. Durante el período turbulento que rodea la Primera Guerra Mundial, la mezcla de fanatismo etnocéntrico, el rechazo regresivo de la modernidad y la genuina preocupación ambiental resultaron ser una mezcla mortal.

El Ambientalismo Nazi en Acción

Algunas personas lo ven como una contradicción que los eugenistas modernos aunque aún presionan para que el ecologismo estilo nazi se adopte también pertenescan a la élite tecnocrática empresarial. Esto no es una sorpresa porque las élites que apoyaron el Tercer Reich fueron también los industriales que, como suele ocurrir, controlaban muchos segmentos de la población y las clases intelectuales. Esta práctica siempre ha dado frutos, ya que garantiza el control total, no importa cuál es el resultado. Hombres como Fritz Todt, un peso pesado del movimiento Nacional Socialista en Alemania, así como Albert Speer, su sucesor a partir de 1942, participaron en la construcción de infraestructura como la autopista Autobahn, uno de los proyectos más grandes en la historia de la ingeniería en Alemania . Todt quería construir la autopista de una manera que más beneficiara su clase social, pero que al mismo tiempo promoviera y mantuviera la sensibilidad hacia la naturaleza. (10)

Todt, exigió de los trabajos realizados tuvieran armonía con la naturaleza y el paisaje, cumpliendo así los principios modernos de la ingeniería ecológica, así como principios “organológicos” de su propia era, junto con sus raíces en la ideología völkisch. (11) Como sucedió con Arndt, Riehl y Darré, Todt y sus socios tenían un lazo infinito e inseparable de nacionalismo völkisch. Todt dijo una vez: “El cumplimiento de los fines de transporte no sólo es el objetivo final de la construcción de carreteras alemanas. La autopista alemana debe ser una expresión de su paisaje y una expresión de la esencia alemana.”(12) Uno de los ayudantes de Todt, Alwin Seifert, fue defensor del Paisaje en el Tercer Reich. En el desempeño de sus funciones oficiales Seifert hizo hincapié en la importancia de la vida silvestre y se opuso enérgicamente a los monocultivos, drenaje de humedales y la agricultura química. Criticó a Darré como demasiado moderado, y pidió una revolución agrícola hacia una vida campesina natural, el uso de métodos simples de agricultura, y que estos fueran independientes del capital. “(13)

El lugar destacado que la naturaleza había ganado en el Partido Nazi ayudó a promulgar la promoción industrial y militar que permitió a Hitler intimidar al resto de Europa por un tiempo. En otras palabras, se promovía la conservación mabiental y la pureza racial mientras se explotaban los recursos por el bien de la raza para fabricar armas, prisiones y equipamiento pesado. Las iniciativas más radicales que se crearon, siempre recibieron el sello de aprobación de los más altos funcionarios del Estado Nazi. Otro miembro influyente de la era fue el Canciller del Reich Rudolph Hess, que fue el punto fuerte del ‘ala verde’ dentro del partido. El poder de Hess en las instituciones gubernamentales del régimen Nacional Socialista fue hizo que se convirtiera en asistente personal de Hitler. Muchos incluso lo consideraban la mano derecha del Führer. Hess se convirtió en integrante del Partido Nazi en 1920 y rápidamente se abrió camino hasta la cima. Fue el segundo hombre en la lista de espera para tomar el poder si Hitler y/o Göring no fueran capaces de asumir el deber. Todas las nuevas leyes que fueron aprobadas por el gobierno pasaron por las manos de Hess en primer lugar, antes de ser promulgadas.

En la foto: Adolf Hitler, Göring y atrás, Rudolph Hess.

En los años treinta, una serie completa de leyes y ordenanzas fueron aprobadas bajo el patrocinio de Hess. Una de las ordenanzas se asemeja más a las políticas de hoy, es la creación de reservas naturales. Pero quizás el logro más exitoso del ambientalismo nazi en Alemania fue el Reichsnaturschutzgesetz. Esta ley estableció directrices para salvaguardar la flora, la fauna, y los monumentos naturales, así como restringió el acceso de personas a tales reservas. Políticas similares han sido escritas hoy en día bajo la Agenda 21 de las Naciones Unidas y el Convenio sobre la Diversidad Biológica. Al igual que sucede con estos dos documentos, los funcionarios nazis exigían permisos antes de que cualquier funcionario local realizara modificaciones en las tierras reservadas aunque estas pertenecieran a un individuo. Junto con el Reichsnaturschutzgesetz, la contribución más importante que los nazis hicieron al movimiento de eugenesia moderna y el ecologismo fue la la integración del ambientalismo y el lado empresarial Nazi.

El Desarrollo Sostenible de Hoy

La página 350 del Informe de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, dice que el ganado, como vacas, ovejas, cabras y caballos no son sostenibles. Las personas y organizaciones que apoyan el desarrollo sostenible quieren que los seres humanos dejen de comer carne, porque los animales contaminan el medio ambiente. El programa completo de sostenibilidad se basa en un esfuerzo por cambiar el comportamiento humano a otro estado que normalmente los seres humanos no aprobarían o disfrutarían. Este cambio en el comportamiento humano son en su mayoría instigados con el miedo. El temor del calentamiento global, cambio climático, los desastres naturales, guerras, hambrunas, sequías, etc.

¿Qué tipo de cosas el desarrollo sostenible quiere hacer en realidad? La sostenibilidad y los cambios en el comportamiento humano no sólo están relacionados con el medio ambiente, la agricultura y la contaminación. Es un paquete completo de reformas que en última instancia implementan el cambio de comportamiento social en una escala global. Es común encontrar programas educativos que patrocinan y enseñan a los niños cómo prepararse para vivir en un mundo sostenible. Pero cuando las tácticas no funcionan correctamente, los globalistas a cargo del programa, las fundaciones y organizaciones de apoyo financiero como corporaciones globalistas recurren a tácticas de miedo.

Junto con los sistemas educativos, el desarrollo sostenible también actúa directamente en las economías, los sistemas de salud, agricultura, asuntos sociales y culturales, así como la seguridad pública. En los últimos 50 años hemos visto una carrera para crear alianzas entre las empresas y el gobierno, que ha dado lugar al fascismo corporativo bajo el cual todos vivimos. En cuanto a la propiedad privada, las ordenanzas y leyes se crean para poner fin al derecho de comprar y mantener cualquier tipo de terreno sin los auspicios de las autoridades. Es por eso los propietarios son obligados a pagar impuestos a la propiedad a pesar de que ya han pagado por la compra de la propiedad. Bajo las directrices de la Agenda 21 y la Convención de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, las mayores masas de tierras, es decir, parques nacionales, reservas naturales y áreas de conservación se han donado a las Naciones Unidas para que esta las administre.

La pandemia de obesidad que se originó principalmente en el mundo anglosajón se ha extendido a países de América Latina y Europa, donde el estilo de vida anglo sajón ha sido adoptado.

La pandemia de obesidad que asola el planeta hasta hoy, promovida por las campañas de propaganda masiva pagadas por la industria alimenticia es la excusa para presentar leyes y directivas que, básicamente, permiten al gobierno decirle a la gente lo que puede comer o beber. En los Estados Unidos, escuelas ahora no permiten a los padres preparar y empacar los almuerzos de sus hijos, pues el gobierno “no confía” en los padres cuando se habla de la salud de sus hijos. Mientras tanto, las nuevas regulaciones introducidas a través del Codex Alimentarius, prohíben la venta y el uso de suplementos naturales y la plantación de cultivos en granjas pequeñas y medianas, al tiempo que las grandes corporaciones agrícolas que contaminan el medio ambiente con semillas, plantas y animales genéticamente modificados. Este tipo de políticas han causado el suicidio de cientos si no miles de agricultores indios que se endeudaron hasta el pescuezo para comprar semillas genéticamente modificadas de Monsanto las cuales no solo destruyeron los suelos, sino que también redujeron la cantidad de alimentos que se producen (algodón bt).

En los aspectos sociales y culturales, el discurso políticamente correcto ha sido adoptado de forma masiva y el disenso es visto como una forma de racismo y terrorismo. Las políticas de inmigración han pasado de levemente proteger la propiedad privada y los derechos de la persona a patrocinar la apertura indiscriminada de fronteras, los acuerdos de falso libre comercio que destruyen la industria y la producción y que cuesta el empleo de millones de personas en todos los continentes. La crítica religiosa de las prácticas de la homosexualidad y otras formas de vida se etiqueta como homofóbica, mientras profundas creencias religiosas son vistas como extremistas. La movilidad en las áreas urbanas también han sido afectadas por las políticas del falso ambientalismo. La especulación y la manipulación de los precios del petróleo por la OPEP hace que el costo del transporte aumente exponencialmente. Lo mismo ha sucedido con los precios de los alimentos. El compartir viajes en coche, así como el uso de autobuses y trenes es drásticamente recomendado con el fin de reducir la contaminación de por emisiones de CO2, mientras que las élites que piden el final de la industrialización viven en palacios lujosos y vuelan alrededor del planeta en sus jets privados y yates que consumen grandes cantidades de combustible.

En lo que respecta a la seguridad social, las políticas de desarrollo sostenible adoptadas por los gobiernos siguen extirpando las constituciones de los estados soberanos que estos dicen representar y defender. La libertad de expresión, la libertad de circulación y los derechos a la privacidad son continuamente violados con la creación de un complejo industrial tecno-militar que controla los movimientos de todo el mundo, los registros financieros, los comportamientos, la salud, los hábitos, la política, creencias religiosas, etc, todo en el nombre de la seguridad.

¿Cuál es el objetivo último de las políticas de desarrollo sostenible actuales? Reducir la población. El desarrollo sostenible es, en efecto un plan que se aplicará através de toda la existencia humana. Es un plan creado por alguien para que sea aplicado en usted, sus hijos, nietos y bisnietos. La creencia detrás de la supuesta necesidad de reducir masivamente la población del planeta es la idea equivocada de Thomas Malthus de que el crecimiento de la población supera la disponibilidad de alimentos. Malthus pensó que la superpoblación se produjo debido a las reducciones en las tasas de mortalidad y que el mundo se quedaría sin alimentos en 1890. Luego recomendó matar a los pobres, los ancianos y los enfermos, y dejar el resto morir de hambre. Las ideas de Malthus fueron recogidas más recientemente por Paul Earlich en 1968. Earlich dijo que el comportamiento reproductivo irresponsable dejaría el planeta sin comida en la década de 1970. Esta crisis imaginaria ha sido pospuesta por globalistas y sus marionetas en las comunidades intelectuales cada vez que esta no acontece como fue previsto. Según cálculos del Instituto de Investigación de Población hoy en día la población del mundo puede vivir cómodamente con suficiente comida en un área del tamaño del estado norteamericano de Texas.

La verdad es que con la tasa de natalidad actual, muchos países de Europa y Asia están experimentando problemas relacionados con el envejecimiento de la población que no está siendo adecuadamente sustituida con nuevos ciudadanos. En Norte, Centro y Sur América, los gobiernos luchan por mantener a flote sus programas del Estado Benefactor debido al hecho de que más personas se están jubilando y menos personas están contribuyendo a las arcas del gobierno central, la seguridad social y los programas de salud. Irónicamente, el crecimiento demográfico se estabilizará de manera natural, es decir que dejará de crecer y comenzará a disminuir una vez que la suma de todos los seres humanos llegue a cerca de 9 mil millones. Aprenda más sobre la ciencia de crecimiento de la población aquí.

Bueno, ¿y qué si hay suficiente masa de tierra para vivir? ¿Hay suficientes alimentos para todos? Si usted es un creyente apenas de las informaciones y estadísticas“oficiales”, le gustará saber según la Organización para la Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas, así como el Programa Mundial de Alimentos actualmente existe suficiente comida para alimentar el planeta. El problema es que no todos tienen acceso a los alimentos. ¿Por qué? Varias razones. La especulación de precios, el uso de alimentos como el maíz y la caña de azúcar para producir combustibles ineficientes y, por supuesto, la creación de escasez artificial de alimentos.

Las técnicas modernas de cultivo, incluso permitirían plantar cultivos en las zonas más áridas de África. Muchos creen que el continente africano puede ser capaz de alimentar a todo el mundo si estas técnicas se aplican con la debida diligencia. Así que, ¿por qué son más las personas que pasan hambre todos los días? En pocas palabras, la pobreza, los conflictos y la poca infraestructura agrícola en los países pobres, donde viven la mayoría de las personas que padecen hambre. La guerra es una de las principales causas de destrucción de cultivos. ¿Y quiénes son los patrocinadores de la guerra y los conflictos? El complejo militar industrial controlada por los mismos globalistas que quieren que las poblaciones sean respetuosas del medio ambiente. Reducir el número de personas en el planeta no resolvería un problema de sobrepoblación, si existiera. Eso es sólo otra táctica de miedo utilizada por los globalistas que hasta hoy quieren perpetuar el sueño Nazi. Para una explicación detallada sobre cómo las Naciones Unidas implementa su programa de eugenesia bajo la mentira de promover iniciativas de salud reproductiva, acabar con la pobreza y disminuir la aparición de enfermedades, vea el informe de cuatro partes a continuación. (Parte 1) (Parte 2) (Parte 3) (Parte 4)

Fuentes para este artículo incluyen:

 (1) Raymond H. Dominick, The Environmental Movement in Germany: Prophets and Pioneers, 1871-1971

(2) Der Begriff des Volksgeistes in Ernst Moritz Arndts Geschichtsanschauung, Langensalza, 1914.

(3) Wilhelm Heinrich Riehl, Feld und Wald, Stuttgart, 1857, p. 52.

(4) George Mosse, The Crisis of German Ideology: Intellectual Origins of the Third Reich, New York.

(5) Lucy Dawidowicz, The War Against the Jews 1933-1945, New York, 1975, pp. 61-62.

(6) Daniel Gasman, The Scientific Origins of National Socialism: Social Darwinism in Ernst Haeckel and the German Monist League, New York, 1971, p. xvii.

(7) Gasman’s thesis about the politics of Monism is hardly uncontroversial; the book’s central argument, however, is sound.

(8) See the foreword to the 1982 reprint of his 1923 book Die Entdeckung der Heimat, published by the far-right MUT Verlag.

(9) Mosse, The Crisis of German Ideology, p. 101.

(10) Bramwell, Ecology in the 20th Century, p. 197.

(11) Karl-Heinz Ludwig, Technik und Ingenieure im Dritten Reich, Düsseldorf, 1974, p. 337.

(12) Quoted in Rolf Peter Sieferle, Fortschrittsfeinde? Opposition gegen Technik und Industrie von der Romantik bis zur Gegenwart, München, 1984, p. 220.

(13) Dominick, “The Nazis and the Nature Conservationists”, p. 529.