Estamos a tres Mutaciones de una Pandemia de Gripe

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 13 MAYO 2012

El camino del infierno está pavimentado con buenas intenciones. Esto es lo menos que puede decirse acerca de la creación de la forma más virulenta del virus de la gripe H5N1 en dos laboratorios en los EE.UU. y Holanda. Es uno de los casos en que el medicamento es peor que la enfermedad. Después de muchas celebraciones y palmadas en la espalda, los científicos revelaron que sus experimentos para mutar el virus de la gripe H5N1 habían sido un éxito, y los resultados han sido copiados por diferentes grupos en Europa y Estados Unidos. Lo que no parecen darse cuenta es que los resultados de esos experimentos, tal como sucede con cualquier otra investigación científica pertinente, tendrían que ser publicados a la comunidad médica y del público. Su satisfacción por los resultados de los experimentos, o tal vez su incompetencia los cegaron hasta que el sentido común regresó a sus cabezas. Luego vino la censura.

Inicialmente, los procedimientos utilizados para producir el mutado virus de la gripe aviar fueron bloqueados después de varias advertencias fueron emitidas por la posibilidad de que los llamados terroristas los usaran para producir una arma biológica y usarla en ciudades con alta densidad de población. Sorprendentemente, eso es exactamente lo que hicieron los científicos. Ellos crearon un arma biológica en un laboratorio, confirmaron los resultados mediante la reproducción en laboratorios diferentes, mostraron los resultados a los directivos en la comunidad científica y los funcionarios del gobierno, y ahora publican  los resultados para que cualquiera pueda tomarlos, reproducirlos y crear un pandemia.

El científico líder y virólogo Yoshihiro Kawaoka, quien trabaja en la Universidad de Wisconsin-Madison y la Universidad de Tokio, confirmó que hubieron tres cambios realizados en el gen principal del virus para aumentar la capacidad de ‘saltar’ de los animales mamíferos a los humanos. Kawaoka y su equipo confirmaron que después de la aplicación de los cambios en el gen, el virus es fácilmente transmisible entre los mamíferos. El resultado final de la investigación es un virus híbrido que contaminaría las poblaciones tan rápido como el aire pueda llevarlo a todo el planeta. ¡No hay nada más fácil que eso, ¿verdad? Después de obtener el nuevo virus, los investigadores lo inyectaron en hurones, donde las mutaciones en el gen llamado hemaglutinina – la parte H del nombre del virus H5N1 – hizo el resto.

Según la investigación, una de las mutaciones observadas en el virus híbrido es similar a otra encontrada en el virus que afecta áreas del mundo tales como el Medio Oriente, Asia, Europa y África, donde ha matado al menos a 345 pacientes sin ni siquiera ser modificado. Las 345 muertes corresponden a casos reportados como muertes causadas por el virus o por complicaciones, aunque muchos otros casos se han quedado fuera o, simplemente, no se informaron. Científicos afirman que el trabajo realizado sobre el virus H5N1 era necesario con el fin de aprender acerca de él y cómo podría evolucionar durante una pandemia. Ellos creen que después de la primera mutación vista en el Oriente Medio, África y Asia, el virus va a seguir cambiando y que sus experimentos y los resultados pueden ayudar a salvar muchas vidas, ya que habrá tiempo para producir una vacuna para luchar contra el mismo. ¿Alguien ve un interé$ económico? Esta es la $; perdón, la S en el aspecto Salud que pocas personas conocen del experimento. Como si el daño de un virus como arma transmisible de otros mamíferos a los seres humanos no era lo suficientemente peligroso, el patógeno tiene la capacidad para “saltar” de humano a humano, al igual que otras cepas de la gripe.

El problema con la crisis creadas por humanos irresponsables, tales como este virus híbrido hecho en laboratorio, es que los científicos no han descubierto una cura para la infección que causa, sólo un tratamiento para un organismo en constante cambio, que sólo asegura que la gente tendrá que usar vacunas y otros medicamentos por el resto de sus vidas y aún así estar no tener ninguna seguridad de estar protegidos. Ni siquiera la imposibilidad científica de medir si un virus como el H5N1 tiene el potencial de convertirse o no en una plaga fuera de control fue suficiente para detener a un grupo de científicos bien financiados antes de que crearan una monstruosidad como esta. “Nuestro estudio muestra que las pocas mutaciones de amino ácido son suficientes para que un virus con una hemaglutinina H5 aviar adquiera la capacidad de transmitirse en los mamíferos”, dijo Kawaoka.

El estudio de Yushihiro Kawaoka fue publicado en la revista Nature. El suyo es uno de los dos documentos en torno al cual los científicos, funcionarios gubernamentales y expertos de bioseguridad debatieron antes de que los resultados fueran finalmente publicados. La mayor parte de la oposición provino de los EE.UU. y su Consejo Nacional Consultivo de Ciencias de Bioseguridad, una organización que protestó por la publicación por razones de seguridad nacional. Quienes están a favor de la publicación de los resultados contrastan las preocupaciones de salud pública con una declaración que decía que era fundamental compartir información con el fin de armonizar el análisis y respuesta a epidemias de gripe o pandemias. Todos los demás tienen la corazonada de que las personas interesadas en el intercambio de información están más interesados en mantener el flujo de dinero que les permita financiar sus investigaciones. Pero los científicos dijeron que era necesario para monitorear el virus H5N1 y los cambios naturales y lo que significaban para la comunidad científica y el público.

Kawaoka se ha ganado la admiración de los colegas al estilo de una estrella de rock, una situación peligrosa si se piensa en lo que el financiamiento sin limite y el genio hacen cuando están fuera de control. En 2003, China culpó directamente a los EE.UU. por la muerte de ciudadanos chinos que fueron infectados con una cepa violenta de SARS. En aquel entonces, China lanzó la idea de que el virus del SARS fue el producto de un experimento de laboratorio que dio lugar a un arma biológica, un virus que era específicamente activo para atacar una raza específica. Otros informes de los medios de comunicación tradicionales incluso se aventuraron a especular sobre el virus H5N1 que Kawaoka y sus colegas produjeron en sus laboratorios. Otro científico, Ron Fouchier, que también publicó los resultados de sus experimentos después de que el gobierno holandés le permitió hacerlo, anunció su logro la semana pasada. Su experimento será publicado en la revista científica Science en un momento en que todavía está por determinarse. Al igual que en muchas ocasiones, el gobierno de los EE.UU. fue el financista más importante de los experimentos llevados a cabo por Kawaoka.

Las consecuencias de la creación artificial o mutación de los virus son bien conocidas por la comunidad científica. La pandemia de gripe H1N1 de 2009 fue el resultado de juegos científicos que crearon un virus híbrido con un gen de hemaglutinina del virus H5N1 mutado que fusionó a los siete restantes genes del virus H1N1. En aquel entonces, los científicos no habían creado una cura para la posible pandemia y la industria farmacéutica se benefició en gran medida, ofreciendo una vacuna inútil y peligrosa que ni siquiera había sido probada adecuadamente, y que estaba relacionada con cientos de efectos secundarios y reacciones alérgicas no divulgadas por los fabricantes. A pesar de las incógnitas, funcionarios públicos de todo el mundo y las compañías farmacéuticas garantizaron la seguridad de la vacuna y justificaron la ausencia de ensayos válidos en humanos por la inesperada aparición del virus H1N1. Los fabricantes de vacunas multiplicaron sus ingresos promedio de 50 mil millones de dólares al año como resultado directo de la venta de las vacunas, las cuales fueron compradas por los gobiernos con dinero de los contribuyentes. En 2009, los pueblos del mundo fueron una vez más los sujetos de un experimento realizado bajo el pretexto de que era necesario para saber cual sería la dosis correcta para los seres humanos. Es importante recordar que los fabricantes de vacunas son inmunes contra acciones legales si una persona dañada por una vacuna decide demandarlos por daños y perjuicios.

“Realmente es un estudio maravilloso”, dijo Richard Webby, director de un centro de colaboración de la Organización Mundial de la Salud que se centra en estudios de virus de influenza en animales y aves en el Hospital Infantil St. Jude en Memphis, Tennessee. La Organización Mundial de la Salud fue una de las muchas entidades que desfilaron en todo el mundo rogándole que usara la vacuna contra el H1N1 para evitar que la pandemia tan temida. A mediados de 2009, los EE.UU. acordó gastar al menos 1 mil millones en la producción de una vacuna contra la gripe, lo que hace que nos preguntemos cuánto de ese dinero fue para financiar experimentos como el realizado por Kawaoka y su equipo.

A pesar de que no se presentó prueba de ello, Webby dijo que las mutaciones como las que transformaron el virus H5N1 en una arma biológica no puede ocurrir en la naturaleza. Por supuesto, nadie está contando con que el virus llegue al nivel de pandemia virulenta por sí mismo, ahora que se ha fabricado en laboratório por científicos. Dijo que los virus, como el producido en un laboratorio por Kawaoka requiere cambios en las funciones que se sabe  son la clave para que el virus de la gripe aviar de el salto y sea capaz de infectar a los humanos. “Entre ellos se incluyen el cambio del tipo de receptores celulares se unen a los virus, de los receptores que se encuentran típicamente en las personas pero sólo en lo profundo de los pulmones a los que se encuentran en el tracto respiratorio superior, donde los virus de la gripe humana se adjuntan.”

Otros científicos como Webby ven la investigación como una valiosa pieza de trabajo que ayudará a los expertos a estudiar el mecanismo de mutación del virus que, según dicen, resulta más eficaz cuando se extiende de mamífero-a-mamífero. Uno de esos científicos es Adolfo García-Sastre, un virólogo experto en influenza que trabaja en el Hospital Mount Sinai en Nueva York. A pesar de una advertencia de una potencial infección en masa emitida por los propios científicos, García-Sastre dice que el virus no puede transmitirse tan fácilmente entre los seres humanos. Él cree que el trabajo Kawaoka ayudará a los científicos a seleccionar los virus con las mutaciones actuales de los que no las tienen con el fin de estudiar y encontrar soluciones a una amenaza de pandemia. Esto es, sin embargo, si los científicos que estudian tienen la intención de ayudar realmente a los seres humanos a evitar la pandemia. El problema con su premisa es que el sistema que existe para monitorear el comportamiento de los virus y otros patógenos es bastante pobre. Esta deficiencia en la vigilancia crece de manera exponencial si se tiene en cuenta que los cambios realizados a un virus en laboratorios puede pasar desapercibida durante mucho tiempo, quizás hasta el momento en que se libera en el aire. En un entorno de laboratorio, donde el dinero y el tiempo son ilimitados, los científicos pueden hacer frente a problemas no resueltos, atar todos los cabos sueltos y lograr cualquier resultado deseado al igual que lo hizo Kawaoka. Por ejemplo, los genes que faltan se pueden añadir o retirados para cambiar la virulencia y el tipo de ser vivo sobre el que sería más efectivo.

Si algo positivo ha salido de este descubrimiento científico es el hecho de que los científicos que estudian la influenza y otras personas que intentan jugar a ser Dios con formas peligrosas de vida como virus y bacterias estarán directamente bajo el microscopio a medida que surgen nuevas formas de aprender por sí mismos cómo crear armas biológicas con fines de investigación y para guerras biológicas. Richard Webby, de la OMS cree que el resultado va a terminar en la supervisión para el tipo de investigación realizada por científicos de todo el mundo. “Desde luego que va a ser más papeleo. Pero en el largo plazo será sin duda mucho más fácil de lo que ha sido hasta diciembre del año pasado.” Claro, pero que podría detener a un científico, o cualquier otro profesional, para mentir acerca de los resultados experimentales con la intención de llevar a cabo su sueño de ser reconocido o para obtener más fondos para su proyecto? Uno sólo necesita mirar a la ciencia del clima (Climategate, el falso gráfico del hockey stick, el aumento del nivel de mar) con el fin de encontrar una respuesta a esta pregunta. O tal vez si no se quiere ir tan lejos, que detiene a una empresa farmacéutica o entidad controlada por el gobierno de llevar a cabo experimentos al aire libre? Recuerda los experimentos en Tuskegee?

Supongo que todo se resume a Confianza. ¿Confiamos en nuestros científicos sedientos de fama o las compañías farmacéuticas que los contratan, o los gobiernos que experimentaron en seres humanos sin su consentimiento? … y que continúan haciéndolo hoy en día?

La Herencia de la Medicina Moderna: Enfermedades Incurables

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
20 de febrero 2012

La naturaleza siempre encuentra una manera de evolucionar y sobrevivir. ¿Qué podría estar pensando un ser humano, cuando un producto farmacéutico se crea con el fin de “erradicar” a un virus o una bacteria? Los seres humanos no saben lo suficiente sobre los microorganismos, cómo viven o se adaptan a ambientes adversos para afirmar que un tratamiento ha sido encontrado o que existe una cura universal. No es la búsqueda de una solución para mantenernos a todos libres de la enfermedad lo que está mal, sino la arrogancia de los llamados expertos y científicos para afirmar que la solución final se ha encontrado. El campo de la medicina ha evolucionado durante el tiempo que ha existido, y sigue haciéndolo hoy en día. No existen tratamientos finales, no hay cura sin defectos. La humanidad evoluciona y mejora, y también lo hacen los virus y bacterias.

Uno de los pecados más peligrosos de la medicina moderna y los que la practican es asumir que sus descubrimientos y los beneficios que creen que vienen con ellos de alguna manera van a terminar con todo el dolor y el sufrimiento. La naturaleza demuestra que se equivocan una y otra vez.

El último ejemplo de lo que yo llamo la locura médica es el aumento de las enfermedades intratables e incurables. Así como las malas hierbas han encontrado una manera de sobrevivir al ataque de los herbicidas y han creado mecanismos para sobrevivir, los virus y las bacterias absorben el impacto de los antibióticos y evolucionan a través de generaciones, para tornarse no sólo intratable, pero en muchos casos incurables.

En el Reino Unido, nuevas bacterias y virus resultan ser resistentes a las medicinas tradicionales y ahora representan una amenaza mayor que la presentada por el SIDA o el virus que causa una pandemia de gripe. La bacteria E. Coli es un ejemplo del tipo de amenaza que está yendose de las manos. Infección por E coli se está convirtiendo en una enfermedad que es imposible de tratar. Según el profesor Peter Hawkey, del grupo de trabajo gubernamental sobre resistencia a los antibióticos, el aumento lento pero constante del número de bacterias que se están convirtiendo en intratables hasta el momento causa la muerte de 25.000 personas al año en la Unión Europea.

Sin embargo, las infecciones y muertes debido a las enfermedades incurables e intratables no se limitan al continente europeo. La amenaza de una bacteria o un virus incurable que se extienda por todo un continente o el mundo entero no sería un evento poco común. De hecho, la presencia de la bacteria E. coli en la sangre de pacientes subió 30 por ciento. De acuerdo con informes oficiales, el número de personas que fueron víctimas de las infecciones bacterianas se elevó de 18.000 a 25.000 en tan sólo cuatro años. El porcentaje de microorganismos resistentes a los antibióticos fue de 1 por ciento a 10 por ciento en tan sólo 11 años.

“Sólo uno de cada 20 de las infecciones con E. coli es una bacteriemia, por lo que los datos anteriores son sólo la punta de un iceberg sobre los casos de personas infectadas”, dice un informe elaborado por el Profesor Hawkey y su grupo de estudio.

Mientras tanto, las compañías farmacéuticas que una vez vieron el desarrollo de los antibióticos como una gran oportunidad para llenar sus bolsillos con dinero ahora no ven ningún incentivo para continuar o iniciar una nueva investigación sobre la mejora de los medicamentos que pueden ayudar a disminuir los efectos de lo que parecen ser microorganismos inmunes . No es comercialmente interesante para grandes potencias farmacéuticas seguir invirtiendo tiempo y dinero en los medicamentos que los pacientes toman por pocos días, y que serán obsoletos en cuestión de años. Es más rentable diseñar fármacos que los pacientes seguirán usando durante décadas.

Al igual que ocurre con la gripe aviar y la gripe porcina, E. Coli suele afectar a personas de edad avanzada y personas con problemas de salud crónicos, las cuales son dos de las poblaciones más vulnerables. La gente en estos dos grupos por lo general no mueren a causa del ataque viral o bacterian, pero debido a las complicaciones médicas que aumentan por el uso de antibióticos que hace que los ataques de los vírus y las bactérias sean implacable. E. coli presenta una amenaza aún mayor que el SARM, Staphylococcus aureus resistent meticilina, que es causada por una cepa de estafilococo resistente a los antibióticos.

Mientras los tratamientos con antibióticos se vuelven ineficaces para el tratamiento de E. coli y las infecciones por SARM, la necesidad de utilizar medicamentos más fuertes es más evidente. Sin embargo, la línea actual de tratamientos con antibióticos está llegando al límite. El uso de carbapenems, que son la última línea disponible. Y la resistencia a estos antibióticos ya está surgiendo. “En los últimos dos o tres años hemos visto [organismos] desarrollando resistencia a los medicamentos carbapenémicos, el nivel más alto en los tratamientos con antibióticos que es más citado como el instrumento de último recurso cuando se trata de infecciones virales o bacterianas. A finales de 2011, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades citó varias bacterias como causantes del envenenamiento de la sangre. Entre ellas la K. pneumoniae resistente a los carbapenémicos en algunos países.

Según el ECDC, el número de bacterias resistentes a los carbapenémicos ha aumentado del 7 por ciento al 15 por ciento.

Justo como lo hemos hecho los humanos, los microorganismos tales como bacterias y virus han encontrado históricamente formas de superar las amenazas naturales para sobrevivir. En el caso de las bacterias, sin embargo, su evolución no se mide en décadas o siglos. Sus procesos reproductivos y evolutivos se producen más rápido que en los seres humanos y pueden adaptarse a los ambientes hostiles en cuestión de meses o años. La evolución y la adaptación de las formas de vida tales como las bacterias es tan simple como se explica en cualquier clase de ciencias de la escuela primaria. Aunque muchas bacterias o virus pueden ser destruidas por los antibióticos, algunos de ellos siempre van a sobrevivir y los miembros supervivientes va a modificar su estructura genética para crear una resistencia a los antibióticos. Las bacterias tienen la ventaja frente a los antibióticos es que su capacidad para sobrevivir y adaptarse es casi infinita, mientras que el número de combinaciones de antibióticos utilizados para combatirlos es limitado.

Dicho en términos simples, la medicina moderna ha creado una solución temporal para un problema eterno, y ahora, las compañías farmacéuticas se quedaron sin iniciativa, sin ideas y sin ciencia para continuar la lucha. Al parecer, los microorganismos han ganado la última batalla. Me gustaría saber qué hubiera pasado si los seres humanos se hubieran ocupado de las infecciones causadas por bacterias de la misma forma en que las bactérias progresan contra los antibióticos. ¿Qué pasa si en lugar de crear nuevas cepas mortales de la gripe H5N1, los científicos hubieran usado su tiempo intentando entender que los seres humanos son sólo una pequeña parte de la naturaleza, no sus creadores.

Preparese para un Ataque Biológico

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
08 de diciembre 2011

Una de las cosas buenas de los globalistas que actualmente están en control del planeta, es que nos dejen saber de antemano, inclusive varias veces, cuál es el siguiente paso en su intento de llevar a la población mundial a límites desconocidos.

El 28 de noviembre, científicos del Centro Médico Erasmus en los Países Bajos anunciaron que habían tenido éxito en producir una versión genéticamente modificada del virus de la gripe H5N1. Sus logros, sin embargo, podrían tener consecuencias negativas, según mostró su propia investigación. La nueva cepa del virus de la gripe aviar podría acabar con los seres humanos si esta tecnología cae en manos de un grupo terrorista, cuyos miembros pueden ponerla en el aire. La cepa mortal del virus de la gripe aviar modificado genéticamente se creó en un laboratorio y se convirtió en un tipo mucho más infeccioso con la capacidad de propagarse más rápidamente y causar una pandemia mundial que mataría a millones de personas a la vez.

La investigación, como el Daily Mail informó creó una tormenta de controversia entre los científicos, muchos de los cuales han advertido que el experimento que resultó en la creación de la nueva cepa nunca debería haberse llevado a cabo. Como sucede a menudo, el establecimiento médico trabaja a bajo el sistema de compartimentación, por lo que la mano izquierda no sabe lo que la derecha está haciendo. Esto es lo que el científico en jefe del Centro Médico Erasmus quería que el público creyera cuando dijo que los experimentos son parte de un esfuerzo para aprender más sobre cómo el virus H5N1 actúa. El virólogo Ron Fouchier dijo que los experimentos revelaron que sólo cinco mutaciones inducidas fueron suficientes para permitir que el virus se propague mucho más rápido.

Antes de la fabricación de esta nueva cepa mortal del virus H5N1, Hollywood utilizó la ciencia ficción en su más reciente película Contágio, que se basa en la amenaza de una enfermedad mortal que se propaga por todo el planeta a través de un virus desconocido. Este virus termina en una pandemia mundial. El brote llega a casi todos los rincones de la Tierra en tan sólo cuestión de días y deja millones de muertos. La película que costó $ 60 millones, no perdió la oportunidad para señalar que sólo el gobierno puede salvarnos a todos de la destrucción y la catástrofe al retratar al Centro de Control de Enfermedades (CDC) y el establecimiento médico como los salvadores que van en búsqueda de una cura.

Hoy, la Associated Press informa que la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que existe una alerta, una amenaza inminente en forma de terrorismo biológico. Clinton y el gobierno de EE.UU. creen que la manipulación de genes “podría ser utilizado por los terroristas para crear armas biológicas.”

Clinton dice que la industria de la síntesis de genes proporciona beneficios para los investigadores”, pero que esta tecnología podría utilizarse también para crear organismos como virus mortales. “El gobierno de EE.UU. citó los esfuerzos de grupos terroristas como al-Qaeda para desarrollar armas biológicas, como un asunto de seguridad nacional. Clinton habló el miércoles en una reunión en Ginebra. La reunión tuvo como objetivo revisar la Convención sobre Armas Biológicas de 1972.

Como informamos anteriormente, parece que la clase política y empresarial se encuentra en la fase final de su plan para lanzar un ataque de falsa bandera –false-flag– de suma importancia que podría venir en forma de un ataque biológico, una bomba, un ataque a Irán o Siria, etc, con el fin de mitigar la protesta pública en las calles de las ciudades más importantes de Europa, América del Norte y Oriente Medio. El 17 de agosto, The Real Agenda informó sobre cómo el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS) había publicado videos para incitar el temor sobre ciudadanos americanos blancos que serían parte de la organización terrorista al-Qaeda –que en realidad es un grupo creado por la CIA de los Estados Unidos– y de cómo es patriótico acusar a los vecinos y familiares si su comportamiento ser considerado sospechoso. Anteriormente, el mismo Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había publicado otro vídeo, etiquetando a los propios estadounidenses de terroristas potenciales. El ataque terrorista en Oslo, Noruega tuvo lugar el 22 de julio, apenas unas horas después de la publicación del último video del DHS.

¿Cuáles son las probabilidades de que un ataque biológico de la magnitud del Contagio, o peor, suceda en una gran ciudad en Europa o Estados Unidos? Si se juzga por la historia y los acontecimientos, es probable que los globalistas seguirán utilizando la amenaza de un ataque biológico y realmente lleven a cabo un ataque si sienten que su permanencia en el poder sigue en declive. Todas las piezas del rompecabezas parecen estar armándose correctamente para ellos. Ellos crearon el virus y lo mantienen en dos lugares: Europa y los Estados Unidos. Han creado y continúan realizando operaciones psicológicas –psy-ops– a través de la cultura pop, alertando a la opinión pública que el ataque viene, y que mantienen cómplices políticos hablando de las graves consecuencias que un evento de esta magnitud podría tener.

No hace daño a nadie estar preparado.