Un Caballo de Troya llamado Neutralidad Cibernética

Wired.com
Versión Español Luis R. Miranda
Febrero 6, 2011

Las decisiones de la Comisión Federal de Comunicaciones sobre la llamada neutralidad en Internet (Net Neutrality) permite a la organización ampliar, sin límites, “la autoridad para regular la Internet de la manera que lo considere oportuno”, advierte la Electronic Frontier Foundation.

El grupo de derechos civiles, dice que la acción de la FCC en diciembre, basada en una autoridad legal inestable, crea una paradoja de proporciones épicas. La EFF favorece neutralidad de la red, esta vez está preocupada sobre si los medios justifican los fines.

“Estamos totalmente a favor de la neutralidad de la red en la práctica, sino una constatación de la jurisdicción auxiliares aquí le daría a la FCC autoridad casi ilimitada para regular la Internet para lo que estime conveniente. Y ese tipo de autoridad sin límites que nos preocupa, especialmente en lo relacionado a probables futuras iniciativas como las banderas de difusión y campañas contra la indecencia “, escribió Abigail Phillips, una abogada de EFF, el jueves pasado.

Y la paradoja crece.

En una entrevista telefónica el viernes, Phillips no tenía claro cómo resolver el problema. ¿No sería mejor una ley pasada por el Congreso? Podríamos pensar en reclasificar la banda ancha para reducir el control de la FCC.

“No estoy segura de cual sería la solución correcta”, respondió ella.

La acción realizada por la agencia en Diciembre ya ha sido atacada en varios frentes, entre estas dos demandas.

Un lado del debate se ha centrado en reclamaciones de que la FCC excedió su autoridad al aprobar el principio de que las compañías de telefonía fija traten todo el tráfico de Internet del mismo modo. Otro coro se queja de que la FCC se apendejó y no fue lo suficientemente lejos cuando se trata de proveedores de servicios inalámbricos.

Y todo el debate está lleno de intereses por competencia, incluyendo las compañías de telefonía móvil, proveedores de servicios de Internet, la empresa privada, los desarrolladores, el Congreso y, por último pero no menos importante, la opinión pública.

“En general, pensamos que los argumentos de que la regulación de Internet debe ser dada a una autoridad reguladora como la FCC sin haber recibido limitaciones suficientes es negativa pues no habría control sobre la mala conducta de la FCC en el futuro y crea el riesgo de que se cree el “caballo de Troya ” del cual hemos advertido anteriormente”, dijo Phillips.

Pero, ¿quién es de confianza en este debate?

La respuesta se abre la caja de Pandora.

Brasil Encabeza pedido de Régimen Global para Controlar Internet

Luiz Inácio Da Silva, es ‘peón’ de los globalistas para lograr la censura de Internet.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Enero 1, 2010

Las Naciones Unidas y algunos de sus estados miembros más opresivos están clamando por una regulación global de la Internet, incluyendo la censura. Con ese fin, la ONU está trabajando para establecer un “grupo de trabajo intergubernamental” para encontrar la manera de controlar mejor la web a nivel internacional y de “armonizar” la política de contenidos en Internet.

Dirigido por la delegación brasileña, encabezada por el “ex” marxista revolucionario Luiz Inácio “Lula” da Silva, se aboga por un régimen nuevo de Internet y los miembros que claman por este plan incluyen algunos de los gobiernos más despóticos de la tierra. Entre ellos: China comunista y las dictaduras islámicas de Arabia Saudita e Irán. Otros regímenes que apoyan la idea son la India y Sudáfrica.

National Public Radio cita a algunos de los representantes gubernamentales empujando el tema. “Los gobiernos se encuentran en el centro de este proceso”, afirmó el representante del Ministerio chino de Industria e Información, Tang Zicai. “Este proceso no puede llevarse a cabo sin la participación significativa de los gobiernos.” El régimen comunista de China es conocido por, entre otras cosas, la censura de Internet, la brutal represión de la disidencia, e incluso los abortos forzados.

El régimen islámico iraní, que también es famoso por aplastar a la oposición política, apoya el movimiento de las Naciones Unidas. “Los avances no han apoyado el aumento de la influencia de los países en desarrollo en cuestiones de política relacionadas con Internet”, explicó el representante de la dictadura, Mohammed Hussain Nejad. “Los pocos países desarrollados están monopolizando la formulación de políticas sobre cuestiones como la celebración de tratados exclusivos entre sí, mientras que marginan aún más a otros países, principalmente aquellos en desarrollo.”

La dictadura militar islámica que gobierna el país norte-africano de Mauritania, que tomó el poder después de detener a los déspotas anteriores de la nación, también expresó grandes esperanzas para la censura de Internet a nivel mundial. Durante las conversaciones de la ONU en Nueva York, los tiranos de Mauritania sugirieron que “la política internacional en el ámbito de Internet debe instar a cada país para asegurar el control del contenido de Internet.” El propósito de la censura de su mandato, según el representante del régimen, sería para evitar la aparición de contenidos de Internet “no autorizados por la ley y la moral” en el territorio de cualquier otro gobierno. En otras palabras, si el gobierno de Mauritania objeta algo, los ciudadanos de cualquier otro país tendrían prohibido accesar dicho contenido.

Los esfuerzos de reglamentación mundial tienen ayuda de una resolución aprobada por el Consejo Económico y Social, que tenía la intención de “convocar consultas abiertas e inclusivas para que participaran todos los Estados miembros y todas las otras partes interesadas con el fin de llevar el proceso hacia una mayor cooperación y permitir a los gobiernos en igualdad de condiciones llevar a cabo sus funciones y responsabilidades con respecto a las cuestiones de política pública relacionadas con Internet … ”

Debido a que el Foro sobre Internet de la ONU va a expirar pronto, la carrera es para construir sobre lo ya logrado en términos de control de Internet. Así que ahora, la Comisión de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la ONU planea la siguiente fase del plan de gobierno. Y esta vez, constará de sólo los gobiernos.

Ha habido algunas protestas menores a algunos gobiernos y grupos de la industria. Pero la mayoría de las quejas son sobre el proceso, no la censura y la regulación.

“El peor escenario sería la imposición de tipos de control de las Naciones Unidas en Internet”, dijo el coordinador de Comunicaciones Internacionales y Política de la Información del Departamento de Estado en los EE.UU., Philip Verveer. ” Inevitablemente traerá consigo la lentitud tremenda en términos de llegar a decisiones críticas, porque no sería posible hacer decisiones entre las naciones sin que tome mucho tiempo. El proceso para definir la arquitectura de Internet, la adopción de tecnologías, o los acuerdos comerciales que rodean a la web serían muy lentos. ”

Verveer, en su haber, expresa cierta preocupación acerca de la censura. “[A estos gobiernos] no les gusta la idea de la libre circulación de información y control intergubernamental sería una forma de controlar el contenido que pasa a través de Internet, exigiendo, por un tratado si se quiere, otras administraciones a colaborar en términos de la supresión de lo que no les guste “, dijo. Pero en su mayor parte, el proceso de reglamentación y la exclusión fueron identificados como los problemas, no el principio de la supresión de la expresión.

Un representante del gobierno de Australia expresó su objeción también, aunque no se ocupa específicamente de la voluntad de las dictaduras y las Naciones Unidas para censurar la web. “Mi preocupación es que si tuviéramos que hacer un movimiento para formar un órgano gubernamental-sólo entonces se enviaría una señal muy fuerte a la sociedad civil de que su valiosa contribución no es necesaria o no que se busca”, dijo a la reunión de la ONU en Nueva York. Varios otros gobiernos expresaron su preocupación sobre el proceso.

Gigantes de la industria y grupos civiles protestaron también, aunque en su mayoría estaban molestos por no ser incluidos en futuros debates sobre control de Internet.

“La belleza de Internet es que no es controlada por un solo grupo”, escribió el gigante de la web, Google, en su blog. ” Su estructura es de abajo hacia arriba – con académicos, sin fines de lucro, empresas y gobiernos que trabajan para mejorar esta maravilla tecnológica del mundo moderno. Este modelo no sólo ha hecho que Internet sea muy abierta – sino que sea un banco de pruebas para la innovación por cualquier persona, en cualquier lugar – lo cual también impidió que los intereses creados tomen el control “.

Tomando nota de que muchos otros grupos habían emitido una carta conjunta que condena el movimiento, incluyendo el Consejo de Control de Internet, la Internet Society, la Cámara Internacional de Comercio, y muchos más, Google dijo que estaba apoyando una petición para detener a la ONU y sus cohortes. “No creemos que los gobiernos deban tener un monopolio sobre Internet. Los fondos actuales en marcha y las obras abiertas proteger a los usuarios de los intereses creados y permiten la rápida innovación. Vamos a luchar para mantenerlo de esa manera. ”

Desde luego, Google está trabajando separadamente con el gobierno estadounidense para, efectivamente, tomar control completo de la web.

Las revelaciones de Wikileaks son una de las razones que se citan para justificar las ambiciones de reglamentación, y las fugas se mencionaron específicamente por el gobierno brasileño, que está encabezando el movimiento pro censura. Pero mientras que algunos elementos del gobierno de los EE.UU. han ofrecido una condena leve del sistema propuesto, el Departamento de “Seguridad Nacional ” ha estado muy ocupado incautando sitios web por “violaciónes de derechos de autor” todavía sin ninguna prueba de ello, y sin haber procesado a los supuestos culpables por estos crímenes en las cortes. Mientras tanto, la Comisión Federal de Comunicaciones trabaja febrilmente en la promulgación y aplicación de normas inconstitucionales que reprimen la Internet, tradicionalmente gratuito y abierto – sin ni siquiera obtener la aprobación del Congreso.

Pero los comentaristas conservadores en los EE.UU. ya están saltando al ring. “La ONU está reaccionando a las preocupaciones de los gobiernos miembros, incluyendo los Estados Unidos, que la Internet ha ayudado a la aparición de empresas como WikiLeaks, mientras que la FCC está más preocupada por medios de prensa conservadores en Internet que están socavando los intentos del gobierno para controlar las noticias a través de sus medios noticiosos dominantes “, escribió el escritor y periodista Jerome Corsi. “Lo que está en juego es el futuro de la electrónica de los derechos de libertad de expresión. Los gobiernos de todo el mundo se dan cuenta que tienen menos control sobre una prensa crítica robusta y capaz de operar libremente en Internet.” Concluyó explicando que “las Naciones Unidas se siente incómoda con algo como Internet que los globalistas no puede controlar. ”

Legisladores de EE.UU. también han respondido con furia al intento de adquisición de las Naciones Unidas de la web. La representante Mary Bono Mack, incluso presentó una resolución condenando los esfuerzos y pide a la ONU retroceder. “[L] a Internet ha progresado y prosperado precisamente porque no ha sido sometida al efecto sofocante de mano dura de una organización gubernamental. El intento de las Naciones Unidas para controlar algo que es tan fundamental para nuestra economía – como Internet – es ofensivo y completamente fuera de lugar “, dijo al presentar el proyecto de ley. “Ya es lo suficientemente difícil controlar a la Comisión Federal de Comunicaciones y sus iniciativas sobre Internet, imagínense tener que convencer a gobiernos como Siria, Irán y Venezuela … Tiene la palabra el Presidente y su gobierno de oponerse a cualquier intento de transferir el control de Internet a los Estados Unidos, las Naciones Unidas o cualquier otra entidad gubernamental internacional “.

Los tiranos de todas las variedades perciben que una Internet no regulada es una amenaza a su control, por lo que no es necesariamente sorprendente que dirijan esfuerzos para regularla y censurarla. Lo que es aún más alarmante, sin embargo, es la falta de protesta seria del supuesto “mundo libre” – que incluso ahora está trabajando en sus propios sistemas a nivel nacional e internacional para poner fin a lo que podría ser la última y mejor esperanza para la libertad de expresión, sin censura en todo el mundo.

Para que la libertad sobreviva y se expanda en todo el mundo, la gente debe detener a todos los tiranos internacionales, y dictaduras asociadas de seguir adelante con este plan de pesadilla.