Internet Dictatorship Begins in Singapore

A “new” system that records every move, stores all passwords and homogenizes software and that will control the net from 3 major hubs.

by John Markoff
NYTimes
June 25, 2011

A small group of Internet security specialists gathered in Singapore this week to start up a global system to make e-mail and e-commerce more secure, end the proliferation of passwords and raise the bar significantly for Internet scam artists, spies and troublemakers.

“It won’t matter where you are in the world or who you are in the world, you’re going to be able to authenticate everyone and everything,” said Dan Kaminsky, an independent network security researcher who is one of the engineers involved in the project.

The Singapore event included an elaborate technical ceremony to create and then securely store numerical keys that will be kept in three hardened data centers there, in Zurich and in San Jose, Calif. The keys and data centers are working parts of a technology known as Secure DNS, or DNSSEC. DNS refers to the Domain Name System, which is a directory that connects names to numerical Internet addresses. Preliminary work on the security system had been going on for more than a year, but this was the first time the system went into operation, even though it is not quite complete.

The three centers are fortresses made up of five layers of physical, electronic and cryptographic security, making it virtually impossible to tamper with the system. Four layers are active now. The fifth, a physical barrier, is being built inside the data center.

The technology is viewed by many computer security specialists as a ray of hope amid the recent cascade of data thefts, attacks, disruptions and scandals, including break-ins at Citibank, Sony, Lockheed Martin, RSA Security and elsewhere. It allows users to communicate via the Internet with high confidence that the identity of the person or organization they are communicating with is not being spoofed or forged.

Internet engineers like Mr. Kaminsky want to counteract three major deficiencies in today’s Internet. There is no mechanism for ensuring trust, the quality of software is uneven, and it is difficult to track down bad actors.

One reason for these flaws is that from the 1960s through the 1980s the engineers who designed the network’s underlying technology were concerned about reliable, rather than secure, communications. That is starting to change with the introduction of Secure DNS by governments and other organizations.

The event in Singapore capped a process that began more than a year ago and is expected to be complete after 300 so-called top-level domains have been digitally signed, around the end of the year. Before the Singapore event, 70 countries had adopted the technology, and 14 more were added as part of the event. While large countries are generally doing the technical work to include their own domains in the system, the consortium of Internet security specialists is helping smaller countries and organizations with the process.

The United States government was initially divided over the technology. The Department of Homeland Security included the .gov domain early in 2009, while the Department of Commerce initially resisted including the .us domain because some large Internet corporations opposed the deployment of the technology, which is incompatible with some older security protocols.

Internet security specialists said the new security protocol would initially affect Web traffic and e-mail. Most users should be mostly protected by the end of the year, but the effectiveness for a user depends on the participation of the government, Internet providers and organizations and businesses visited online. Eventually the system is expected to have a broad effect on all kinds of communications, including voice calls that travel over the Internet, known as voice-over-Internet protocol.

“In the very long term it will be voice-over-I.P. that will benefit the most,” said Bill Woodcock, research director at the Packet Clearing House, a group based in Berkeley, Calif., that is assisting Icann, the Internet governance organization, in deploying Secure DNS.

Secure DNS makes it possible to make phone calls over the Internet secure from eavesdropping and other kinds of snooping, he said.

Security specialists are hopeful that the new Secure DNS system will enable a global authentication scheme that will be more impenetrable and less expensive than an earlier system of commercial digital certificates that proved vulnerable in a series of prominent compromises.

The first notable case of a compromise of the digital certificates — electronic documents that establish a user’s credentials in business or other transactions on the Web — occurred a decade ago when VeriSign, a prominent vendor of the certificates, mistakenly issued two of them to a person who falsely claimed to represent Microsoft.

Last year, the authors of the Stuxnet computer worm that was used to attack the Iranian uranium processing facility at Natanz were able to steal authentic digital certificates from Taiwanese technology companies. The certificates were used to help the worm evade digital defenses intended to block malware.

In March, Comodo, a firm that markets digital certificates, said it had been attacked by a hacker based in Iran who was trying to use the stolen documents to masquerade as companies like Google, Microsoft, Skype and Yahoo.

“At some point the trust gets diluted, and it’s just not as good as it used to be,” said Rick Lamb, the manager of Icann’s Secure DNS program.

The deployment of Secure DNS will significantly lower the cost of adding a layer of security, making it more likely that services built on the technology will be widely available, according to computer network security specialists. It will also potentially serve as a foundation technology for an ambitious United States government effort begun this spring to create a system to ensure “trusted identities” in cyberspace.

Tecnologías Cibernéticas Invaden Privacidad en Internet

Por Tom Burghardt
Versión Español Luis R. Miranda

¿Qué cosa tienen en común Google, la CIA y una gran cantidad de los llamados ” programas de predicción del comportamiento”?

Ellos están interesados en ti, o más específicamente, si sus intereses en internet -de Facebook a mensajes de Twitter, y de fotos de Flickr a YouTube y los comentarios en sitios pueden ser explotadas por algoritmos de computadora de gran alcance y, posteriormente transformados en “inteligencia procesable”.

Y si el conocimiento obtenido al espiar una dirección IP está orientada hacia la venta de chatarra inútil o a escribir un nombre en una base de datos de de las agencias de espionaje no importa un comino. Todo esto es “sólo de datos” y “rumores”, dice el mantra, a lo largo de lo poco que queda de nuestra intimidad y nuestros derechos.

Cada vez más, las agencias de de espionaje que van desde la CIA a la Agencia de Seguridad Nacional están invirtiendo millones de dólares en empresas de minería de datos que dicen que tienen una manija en lo que usted es o lo que podría hacer en el futuro.

Y para colmo, la última tendencia en acabar con disidentes y aquellos inconformados con el panorama social pronto, invadirá su lugar de trabajo. De hecho, ya lo ha invadido.

Bienvenido al mundo siniestro del “Precrimen”, donde timadores “capitalistas”, negocios de espionaje, de drogas y tortura- están todos trabajando con fuerza para acabar con cualquier vestigio de pensamiento libre.

La CIA Entra en el Marco

En julio, el periodista Noah Shachtman reveló en Wired que “los brazos de inversión de la CIA y Google son a la vez el respaldo de una empresa que vigila la web en tiempo real y dice que utiliza esa información para predecir el futuro.”

Shachtman informó que una empresa semi-privada de la CIA, In-Q-Tel, y Google Ventures, una división de la gigante de las búsquedas, se habían asociado con un grupo poco fiable llamado Recorded Future. Según algunas estimaciones, la asociación generó una inversión parcial de 20 millones de dólares.

Propaganda en el sitio web de In-Q-Tel nos informa de que Recorded Future extrae información y el tiempo cuando suceden eventos en la web. La compañía ofrece a los usuarios formas nuevas para analizar el pasado, el presente y con esto predecir el futuro. ”

¿Quiénes son esos usuarios omnipresentes -aunque sin nombre- y que podrían hacer con esa información una vez que se “extrae” de la web? A juzgar por el interés que una entidad de la CIA por financiar a esta empresa, la privacidad no ocupan un lugar destacado en las “nuevas formas” como tales herramientas se utilizarán.

Wired informó que la compañía, fundada por el ex Ranger del Ejército sueco Christopher Ahlberg, “recorre decenas de miles de sitios web, blogs y cuentas de Twitter para encontrar relaciones entre las personas, organizaciones, acciones e incidentes, tanto presente como otros aún por venir.”

“Lo bueno es”, dijo Ahlberg, “en realidad se puede predecir, en muchos casos.”

Y en cuanto al interés del gigante de las búsquedas en “predecir el futuro” para el Estado, no sería la primera vez que Google Ventures vende equipo y experiencia a los guerreros de la sombra de Estados Unidos.

Si bien la empresa puede enorgullecerse por la consigna “no seas malo,” los datos son una mercancía valiosa. ¿Y dónde hay valor, hay dinero de por medio. Puede venir en forma de un aumento en las “ventas de acciones”, a través de la venta de información privada a terceros o a agencias de inteligencia del Estado, las cuales están deseosas de aumentar la “conciencia situacional” de la “batalla” contra los ciudadanos. A los tiburones corporativos les es indiferente.

Después de todo, como el CEO de Google Eric Schmidt, dijo a CNBC el año pasado, “si hay algo que usted no quiere que nadie sepa, tal vez no deberían hacerlo.”

Pero esa norma, “sólo los malos tienen algo que ocultar”, es infinitamente mutable y se puede estirar o manipular como tantas veces ha sido el caso en los Estados Unidos -para abarcar todo, desde conspiraciones “Papistas”, migrantes “ilegales”, la homosexualidad, el comunismo, el consumo de drogas, o la más reciente “bestia negra” de Estados Unidos: la “amenaza musulmana”.

Schmidt llegó a decir que “la realidad es que los motores de búsqueda, como Google, no conservan esta información durante tanto tiempo. Y todos estamos sujetos, en los EE.UU., a la Ley Patriota (The Patriot Act), y es posible que esa información podría ponerse a disposición de las autoridades. ”

En febrero, The Washington Post informó que “la mayor compañía mundial de búsqueda en Internet y la organización de vigilancia electrónica más poderosa del mundo se habían unido en nombre de la seguridad cibernética”.

“La alianza” entre Google y la NSA “está siendo diseñada para permitir a las dos organizaciones compartir información crítica sin violar las políticas de Google o de las leyes que protegen la privacidad de las comunicaciones de los estadounidenses en línea”, alegó el Post.

Una fuente anónima le dijo al Post que “el acuerdo no significa que la NSA espiará a los usuarios en sus búsquedas o las cuentas de correo electrónico o que Google va a compartir los datos de propiedad.”

¿En serio?

La primavera pasada se reveló un vehículo de Google que grababa vistas terrestres espiado y extraído secretamente un terabyte de datos privado a través de wi-fi por más de tres años en toda Europa y los Estados Unidos.

El Sunday Times informó que la empresa había “estado recogiendo fragmentos de las actividades online que las personas transmiten de sus casas a través de redes wi-fi desprotegidas”.

En julio, una investigación de diario Washington Post llamada “Top Secret America” reveló que Google suministró mapas y otros productos de búsqueda de al Estado Secreto de EE.UU. y que sus empleados, contratistas tercerizados de inteligencia para el Departamento de Defensa, pudieron haber sustraído los datos de sus clientes vía Wi-Fi como parte de un proyecto de vigilancia de la NSA.

¿Y qué sucede con los e-mails y las búsquedas? El año pasado, The New York Times reveló que la NSA intercepta “comunicaciones telefónicas privadas y mensajes de correo electrónico y que esto se hace mucho más a menudo de lo que se reporta oficialmente.” De hecho, un ex analista de la NSA describió cómo se puso en marcha un feroz programa en 2005 en el que la agencia rutinariamente examinó un gran volumen de mensajes de los usuarios de correo electrónico sin orden judicial. ”

Este programa, cuyo nombre es PINWALE, y el programa de minería de datos de la NSA llamado STELLAR WIND, continúa durante la administración Obama. De hecho, The Atlantic publicó en su momento que PINWALE “es en realidad un término no clasificado que se utiliza para referirse a un software avanzado de minería de datos que el gobierno utiliza”.

Pero la relación perfecta entre los gigantes de las comunicaciones “, tales como Google y el Estado no se detiene allí.

Incluso antes de que Google buscara asistencia de la Agencia Nacional de Seguridad para asegurar sus redes después de una invasión supuestamente llevada a cabo por China el año pasado, en 2004 la empresa había adquirido Keyhole, Inc., una empresa de In-Q-Tel que se había financiado para desarrollar imágenes en 3-D desde el espacio. Keyhole se convirtió en la columna vertebral de lo que más tarde sería Google Earth.

En el momento de su inversión inicial, In-Q-Tel, dijo que la relación estratégica de Keyhole con la comunidad de inteligencia iba a beneficiarse con la escalabilidad y alto rendimiento de la solución empresarial de Keyhole.”

El entonces consejero delegado de In-Q-Tel, Gilman Louie, dijo que “los “capitalistas” y invertían en la empresa, ya que esta ofrece a los usuarios gubernamentales y comerciales una nueva capacidad para mejorar radicalmente la toma de decisiones críticas. Su capacidad para transmitir conjuntos de datos geoespaciales de gran tamaño a través de Internet y redes privadas, permitió que Keyhole haya creado una forma totalmente nueva de interactuar con los datos de imágenes de la Tierra así como otras funciónes.”

O, como se ve a diario en el “teatro” AfPak, ofrece nuevas y emocionantes formas de matar a la gente. Eso sí que es innovación!

Eso fue entonces, ahora el gigante de las búsquedas y el brazo de inversión de la CIA apuestan por productos que violan la privacidad a un nivel completamente nuevo.

Una oferta promocional de los recién llegados al mercado de predicción del comportamiento, Recorded Future, –Un Estudio sobre la Analítica Temporal– afirma que “a diferencia de los motores de búsqueda tradicionales que se centran en la recuperación de textos y hojas de análisis para el usuario, nos esforzamos por ofrecer herramientas que ayudan a identificar y comprender la evolución histórica, y que también puede ayudar a formular hipótesis sobre y dar pistas a los probables eventos futuros. Hemos decidido en “análisis temporal” el término para describir las tareas orientadas al análsis de eventos en tiempo real con el apoyo de nuestros sistemas. ”

Grandes en el hipérbole, Recorded Future afirma haber desarrollado un motor de “análisis, que va más allá de la búsqueda, análisis de vínculo explícito y añade análisis de vínculo implícito, al observar los “lazos invisibles” con otros documentos que hablan de lo mismo, o relacionados, entidades y eventos. Hacemos esto mediante la separación de los documentos y su contenido. ”

De acuerdo con los aspirantes a ayudantes de Big Brother, Recorded Future también analiza la “dimensión de tiempo y espacio ” de los documentos, las referencias a cuándo y dónde un evento ha tenido lugar, o incluso cuando y donde tendrá lugar un evento, ya que muchos en realidad se refieren a sucesos que se espera tenga lugar en el futuro. ”

Agregando a esto los timadores tecnocráticos dicen estar añadiendo más componentes, por ejemplo, análisis de los sentimientos, que determinan cuál es la actitud que un autor tiene hacia su tema, y qué tan fuerte es la actitud es -el estado afectivo del autor. ”

Si usted se opone firmemente al proyecto imperial de los anglosajones que controlan al gobierno de Estados Unidos para robar los recursos de otras personas en Afganistán e Irak, o, comete el crimen de tener la temeridad de escribir u organizarse en su contra? Recorded Future tiene sus ojos en usted y venderá esa información al mejor postor!

Después de todo, como Mike Van Winkle -un canalla del Centro de Información Contra el Terrorismo- dijo al Oakland Tribune en 2003, después de que policías de Oakland abusaron y golpearon a un grupo de estibadores que protestaban contra la guerra en el puerto: “Se puede hacer una relación fácil entre personas que protestan la guerra contra el terrorismo y los terroristas. Si usted tiene un grupo que protesta contra quienes luchan contra el terrorismo internacional, puede que haya terrorismo y terroristas en esa protesta. Casi se puede decir que una protesta en contra es un acto terrorista. ”

Y con la capacidad de Recorded Future de “análisis del sentimiento” esas relaciones serán aún mas fáciles de fabricar.

No importa que la prestigiosa Academia Nacional del Consejo Nacional de Investigación de Ciencia publicó un mordaz informe en 2008, Protegiendo la Privacidad Individual en la Lucha contra el Terrorismo: Un Marco para la Evaluación, que desacreditó la utilidad de los datos, programación y análisis de enlaces como herramientas eficaces para combatirlo.

“Mucho más problemático”, el NRC nos informa, “son las técnicas automatizadas de minería de datos que los motores de búsqueda de datos asocian con patrones inusuales de actividad que aún no se sabe si están asociados con los terroristas.” Puesto que “se sabe tan poco acerca de lo que indican los patrones de la actividad terrorista” dice el informe, técnicas dudosas, tales como análisis de enlaces “probablemente generaran un gran número de pistas falsas.”

En cuanto al super apreciado “Análisis de Sentimiento” de Recoded Future, la NRC lo ha desacreditado, incluso se podría decir de manera preventiva, ante las reclamaciones dudosas de nuestros aspirantes a genios del Precrimen. “El comité también examinó las técnicas de vigilancia del comportamiento, que tratan de identificar a los terroristas mediante la observación de la conducta o la medición de estados fisiológicos.”

Su conclusión? “No hay consenso científico sobre si esas técnicas están listas para su uso en la lucha contra el terrorismo.” La NRC afirma que estas técnicas “tienen un enorme potencial para violaciónes de privacidad porque inevitablemente obligarán al individuo a explicar y justificar su bienestar mental y emocional al Estado.”

Pero estas conclusiones inconvenientes no importan a los creadores de Recorded Future o sus financistas ni tampoco a la comunidad de inteligencia; porque después de todo ellos están en el asiento del conductor cuando los productos desarrollados por la empresa “hacen predicciones sobre el futuro.”

Después de todo, como Ahlberg y su alegre banda de invasores de la privacidad nos informan: “Nuestra misión no consiste en ayudar a nuestros clientes a encontrar los documentos, sino a que puedan entender lo que está sucediendo en el mundo.” Esta es la mejor práctica para conseguir una ventaja sobre la competencia o saber a quién dirigirse.

El “Verdadero Usted”

Para no sentirse menospreciado por el negro mundo de las agencias de espionaje, sus socios corporativos y otros gurús futuristas, la publicación Datamation, nos dijo el mes pasado que el concepto de Precrimen “estará llegando muy pronto al mundo de los Recursos Humanos (RH) y gestión de los empleados.”

El reportero Mike Elgan reveló que una empresa de Santa Barbara, California, llamada Social Intelligence mina las redes sociales para ayudar a las empresas a decidir si realmente quieren emplear a alguien.”

Elgan afirmó que, si bien los controles de antecedentes históricamente han buscado evidencia de conducta criminal por parte de los futuros empleados, “Social Intelligence es la primera empresa que se sabe recoge información de las redes sociales para evidenciar mal carácter.”

Al igual que en con Recorded Future y decenas de otras empresas de “predicción del comportamiento” como Attensity y Visible Technologies, Social Intelligence usa “software de automatización que circula a través de Facebook, Twitter, Flickr, YouTube, LinkedIn, blogs y” miles de otras fuentes. ” Con esto, la empresa desarrolla un informe sobre el “verdadero Usted”.

Según Datamation, ‘la compañía también ofrece un servicio de monitoreo social independiente de Inteligencia para ver la actividad personal de los empleados existentes en forma permanente.” Esta vigilancia intrusa transforma los lugares de trabajo en un lugar panóptico Orwelliano 24 horas al día del cual no hay escape.

El servicio se vende como un medio ejemplar para “hacer cumplir políticas de la compañía en medios sociales.” Sin embargo, ya que “son criterios que la empresa define, no es claro si es posible monitorear la actividad personal.” No tema, lo es.

Social Intelligence, de acuerdo con Elgan, “proporciona información que enfatiza menos las acciones específicas y destaca el carácter. Es menos acerca de “¿qué hizo el empleado” y más acerca de “qué clase de persona es este empleado?”

En otras palabras, se trata del futuro, en concreto, el orden mundial sombrío que las corporaciones alarmistas rápidamente están haciendo realidad.

Datamation informa que “a raíz de las líneas de tendencia actual”, enraizadas en la lógica defectuosa de la información derivada de la extracción de datos y análisis de enlaces, “las arañas de redes sociales y los motores de análisis predictivo de trabajo serán el pan de cada día en la exploración de Internet y utilizarán esos datos para predecir lo que cada empleado pueda hacer en el futuro. Esta capacidad sólo será bien conocido en las suites de software de recursos humanos. ”

Al igual que con otros aspectos de la vida cotidiana en el mundo post constitucional, decisiones administrativas, que van desde si debe o no contratar a alguien o despedirle sin respeto a las leyes , sin juicio, o incluso perseguirle, son las reglas de la nueva era. Algún burócrata de recursos humanos actuará como juez, jurado y verdugo, tomando decisiones que pueden y han destrozado la vida de muchos.

Elgan nos dice que estas nuevas técnicas son muy diferentes al tradicional proceso penal en el que el acusado aparece ante la ley por su mala conducta y llegar a dar la cara ante su acusador, “ya que legalmente no puede ser arrojados en la cárcel por mal carácter, juicio pobre, o las expectativas de lo que puede hacer en el en el futuro. Tienes que romper realmente la ley, y tienen que demostrar que cometiste un crímen. ” No es así con esta nueva tecnología.

“Las acciones basadas en enlaces y análisis de sentimiento no son nada como esto. “Usted no tiene el derecho de presentarse en una Corte.” De hecho, en función de si usted se hinca ante su jefe o no , o enoja a algún cobarde corporativo, o se mueve de manera “sospechosa” su caso será clasificado en alguna categoría basada en un algoritmo. Usted no tiene que violar las normas de su empleador para ser despedido “y su empleador no tiene que demostrarlo.”

Datamation nos dice, “si el software de análisis predictivo de comportamiento del futuro decide que usted va a hacer algo en el futuro que es incompatible con los intereses de la empresa, estás despedido”.

Y, afirma Elgan, ahora que “las herramientas son cada vez más monstruosamente sofisticadas, eficientes, potentes y de gran alcance invasivo”, el concepto de Precrimen llegará pronto a Recursos Humanos. ”

Big Brother está a sólo un clic del ratón …

Microsoft Proposes Licensing Internet Access

Microsoft Executive proposes the creation and imposition of a license to use the web.  “The State should have power to block individual computers from connecting to world wide web,” claims Scott Charney

Paul Joseph Watson

A new proposal by a top Microsoft executive would open the door for government licensing to access the Internet, with authorities being empowered to block individual computers from connecting to the world wide web under the pretext of preventing malware attacks.

Microsoft Executive, Scott Charney

Speaking to the ISSE 2010 computer security conference in Berlin yesterday, Scott Charney, Microsoft vice president of Trustworthy Computing, said that cybersecurity should mirror public health safety laws, with infected PC’s being “quarantined” by government decree and prevented from accessing the Internet.

“If a device is known to be a danger to the internet, the user should be notified and the device should be cleaned before it is allowed unfettered access to the internet, minimizing the risk of the infected device contaminating other devices,” Charney said.

Charney said the system would be a “global collective defense” run by corporations and government and would “track and control” people’s computers similar to how government health bodies track diseases.

Invoking the threat of malware attacks as a means of dissuading or blocking people from using the Internet is becoming a common theme – but it’s one tainted with political overtones.

At the launch of the Obama administration’s cybersecurity agenda earlier this year, Democrats attempted to claim that the independent news website The Drudge Report was serving malware, an incident Senator Jim Inhofe described as a deliberate ploy “to discourage people from using Drudge”.

Under the new proposals, not only would the government cite the threat of malware to prevent people from visiting Drudge, they would be blocked from the entire world wide web, creating a dangerous precedent by giving government the power to dictate whether people can use the Internet and effectively opening the door for a licensing system to be introduced.

Similar to how vehicle inspections are mandatory for cars in some states before they can be driven, are we entering a phase where you will have to obtain a PC health check before a government IP czar will issue you with a license, or an Internet ID card, allowing you to access the web?

Of course, the only way companies or the government could know when your system becomes infected with malware is to have some kind of mandatory software or firewall installed on every PC which sends data to a centralized hub, greasing the skids for warrantless surveillance and other invasions of privacy.

Microsoft has been at the forefront of a bid to introduce Internet licensing as a means of controlling how people access and use the world wide web, an effort that has intensified over the course of the past year.

During this year’s Economic Summit in Davos, Craig Mundie, chief research and strategy officer for Microsoft, said that the Internet needed to be policed by means of introducing licenses similar to drivers licenses – in other words government permission to use the web.

“We need a kind of World Health Organization for the Internet,” he said, mirroring Charney’s rhetoric about controlling cyberspace in a public health context.

“If you want to drive a car you have to have a license to say that you are capable of driving a car, the car has to pass a test to say it is fit to drive and you have to have insurance.”

“Don’t be surprised if it becomes reality in the near future,” wrote ZD Net’s Doug Hanchard on the introduction of Internet licensing . “Every device connected to the Internet will have a permanent license plate and without it, the network won’t allow you to log in.”

Just days after Mundie’s call for Internet licensing, Time Magazine jumped on the bandwagon, publishing an article by Barbara Kiviat, one of Mundie’s fellow attendees at the elitist confab, in which she wrote that the Internet was too lawless and needed “the people in charge” to start policing it with licensing measures.

Shortly after Time Magazine started peddling the proposal, the New York Times soon followed suit with a blog entitled Driver’s Licenses for the Internet?, which merely parroted Kiviat’s talking points.

Of course there’s a very good reason for Time Magazine and the New York Times to be pushing for measures that would undoubtedly lead to a chilling effect on free speech which would in turn eviscerate the blogosphere.

Like the rest of the mainstream print dinosaurs, physical sales of Time Magazine have been plummeting, partly as a result of more people getting their news for free on the web from independent sources. Ad sales for the New York Times sunk by no less than 28 per cent last year with subscriptions and street sales also falling.

As we have documented, the entire cybersecurity agenda is couched in fearsome rhetoric about virus attacks, but its ultimate goal is to hand the Obama administration similar powers over the Internet to those enjoyed by Communist China, which are routinely exercised not for genuine security concerns, but to oppress political adversaries, locate dissidents, and crush free speech.

Indeed, Internet licensing was considered by the Chinese last year and rejected for being too authoritarian, concerns apparently not shared by Microsoft.

Any proposal which allows the government to get a foot in the door on dictating who can and can’t use the Internet should be vigorously opposed because such a system would be wide open for abuse and pave the way for full licensing and top down control of the world wide web.

Paul Joseph Watson is the editor and writer for Prison Planet.com.

Project Vigilant Spying on Internet Providers

Updated with IDG’s confirmation from Adrian Lamo, changes in wording to address Vigilant staff’s volunteer status.

Forbes

A semi-secret government contractor that calls itself Project Vigilant surfaced at the Defcon security conference Sunday with a series of revelations: that it monitors the traffic of 12 regional Internet service providers, hands much of that information to federal agencies, and encouraged one of its “volunteers,” researcher Adrian Lamo, to inform the federal government about the alleged source of a controversial video of civilian deaths in Iraq leaked to whistle-blower site Wikileaks in April.

Chet Uber, the director of Fort Pierce, Fl.-based Project Vigilant, says that he personally asked Lamo to meet with federal authorities to out the source of a video published by Wikileaks showing a U.S. Apache helicopter killing several civilians and two journalists in a suburb of Baghdad, a clip that Wikileaks labeled “Collateral Murder.” Lamo, who Uber said worked as an “adversary characterization” analyst for Project Vigilant, had struck up an online friendship with Bradley Manning, a former U.S. Army intelligence analyst who currently faces criminal charges for releasing the classified video.

In June, Uber said he learned from Lamo’s father that the young researcher had identified Manning as the video’s source, and pressured him to meet with federal agencies to name Manning as Wikileaks’ whistleblower. He then arranged a meeting with employees of “three letter” agencies and Lamo, who Uber said had mixed feelings about informing on Manning.

“I’m the one who called the U.S. government,” Uber said. “All the people who say that Adrian is a narc, he did a patriotic thing. He sees all kinds of hacks, and he was seriously worried about people dying.”

Uber says that Lamo later called him from the meeting, regretting his decision to inform on Manning. “I’m in a meeting with five guys and I don’t want to do this,” Uber says Lamo told him at the time. Uber says he responded, “You don’t have any choice, you’ve got to do this.”

“I said, ‘They’re not going to throw you in jail,'” Uber said. “‘Give them everything you have.'”

Wikileaks didn’t immediately respond to a request for comment. IDG reporter Robert McMillan confirmed Uber’s relationship with Lamo, who told McMillan that “Mr. Uber was, among a few others, an instrumental voice in helping me come to my ultimate decision.”

Uber’s Wikileaks revelation is one of the first public statements from the semi-secret Project Vigilant. He says the 600-person “volunteer” organization functions as a government contractor bridging public and private sector security efforts. Its mission: to use a variety of intelligence-gathering efforts to help the government attribute hacking incidents. “Bad actors do bad things and you have to prove that they did them,” says Uber. “Attribution is the hardest problem in computer security.”

According to Uber, one of Project Vigilant’s manifold methods for gathering intelligence includes collecting information from a dozen regional U.S. Internet service providers (ISPs). Uber declined to name those ISPs, but said that because the companies included a provision allowing them to share users’ Internet activities with third parties in their end user license agreements (EULAs), Vigilant was able to legally gather data from those Internet carriers and use it to craft reports for federal agencies. A Vigilant press release says that the organization tracks more than 250 million IP addresses a day and can “develop portfolios on any name, screen name or IP address.”

“We don’t do anything illegal,” says Uber. “If an ISP has a EULA to let us monitor traffic, we can work with them. If they don’t, we can’t.”

And whether that massive data gathering violates privacy? The organization says it never looks at personally identifying information, though just how it defines that information isn’t clear, nor is how it scrubs its data mining for sensitive details.

ISP monitoring is just one form of intelligence that Vigilant employs, says Uber. It also gathers a variety of open source intelligence and employs numerous agents around the world. In Iran, for instance, Uber says Vigilant created an anonymous Internet proxy service that allowed it to receive information from local dissidents prior to last year’s election, including early information indicating that the re-election of Mahmoud Ahmadinejad was skewed by fraud.

Uber, who formerly founded a private sector group called Infragard that worked closely with the FBI, compares the organization’s techniques with Ghostnet, the Chinese cyber espionage campaign revealed last year that planted spyware on computers of many governments and NGOs. “We’ve developed a network for obfuscation that allows us to view bad actors,” he says.

Uber says he’s speaking publicly about Vigilant at Defcon because he wants to recruit the conference’s breed of young, skilled hackers. By July 2011, the organization hopes to have more than 1,300 new employees.

The organization already has a few big names on its roster. According to a San Francisco Examiner article last month, its volunteer staff includes former NSA official Ira Winkler and Suzanne Gorman, former security chief for the New York Stock Exchange.

Seguridad Cibernética: El Secuestro del Internet

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 1, 2010

En los Estados Unidos, una versión reciente de un proyecto de ley fue aprobado por la Cámara de Representantes, que dará a la internetComisión Federal de Comunicaciones (FCC) el dominio completo de la web. El proyecto de ley incluye la creación de un nuevo sector de seguridad en Internet, que incluirá la formación, la investigación y la coordinación del ciberespacio. Esta también permite que el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) cree un programa para reclutar infantes hasta los 12 años para enseñarles cómo llevar a cabo vigilancia y espionaje en Internet, como parte del nuevo Ejército Cibernético. El programa de becas que financiará la capacitación enseña a los estudiantes cómo crear sistemas de gestión de identidad utilizada para controlar el acceso a la web, redes informáticas, y los datos. Asimismo, se creará una serie de normas que todos los prestadores de servicios tendrán que cumplir a fin de permanecer activos. Los usuarios de Internet tendrán que soportar interminables requisitos, que incluyen el uso de software emitido por el gobierno. Bye, bye Linux!

En la sección 12, párrafo 4, el documento dice: “Vamos a ofrecer un procedimiento para identificar a estudiantes que cursen kindergarten y hasta 12 años de edad, para participar en internados y programas de prácticas que conduzcan a la certificación de las normas de la fuerza laboral federal en tecnología de la información …” En otras palabras, cualquier persona que tiene la intención de trabajar en cualquier lugar cerca de la Internet, tendrá que ser certificado por el gobierno federal y el gobierno federal se encargará de asegurarse que contará con los “recursos humanos” para llevar a cabo este plan mediante la contratación de niños que muestren habilidad desde la temprana edad de 5 años.

Además de los programas descritos anteriormente, el proyecto de ley también habla de la creación de nuevos protocolos que proporcionará una mayor seguridad. Todo el software disponible tendrá que ser revisado primero por el gobierno y luego pre-aprobado. Una vez más, hasta la vista programas de código abierto! Coincidentemente, Google ha anunciado la creación de su propia versión de la Internet, lo que preocupa a muchos ciudadanos quienes reconocen esta iniciativa como una prueba beta de lo que será Internet 2.0. Entre algunas de las prácticas sugeridas están la adopción de la identificación biométrica para poder acceder a la web. Esto permitiría que el gobierno y sus socios tecnológicos -Microsoft, Google, AT&T, Verizon y otros- sigan de cerca a cualquier persona que utiliza la web, ya que tal identificación reduciría el trabajo de indentificación de un solo individuo en un equipo específico en una determinada ubicación. Este tipo de prácticas se han puesto en marcha por los fabricantes de tecnología en computadoras, discos duros externos y otros dispositivos, que se habilitan biométricamente. Recientemente, Microsoft presentó la última versión de su consola Xbox, que cuenta con una cámara de 5 megapíxeles que se activa en por movimiento y reconoce los movimientos del cuerpo específicos a un determinado indivíduo..

Sección 7, que habla de la concesión de licencias y la certificación de profesionales de la seguridad cibernética dice: “A partir de tres años después de la promulgación de esta ley, será ilegal para cualquier persona ejercer su actividad en los Estados Unidos o para ser empleado en los Estados Unidos como un proveedor de servicios de seguridad cibernética a cualquier agencia federal o sistema de información o de la red … si este no tiene licencia y certificado por el programa. “Leyendo más el texto del proyecto de ley, es evidente que las redes mencionadas incluyen no sólo los todos los sistemas públicos, sino también todos los privados .

La Iniciativa Nacional Integral de Seguridad Cibernética le dará al Presidente poderes de emergencia que se añade a los que ya se le concedieron en el Acto Patriota, que incluye contingencias para limitar la publicación de contenidos, acceso a Internet y cierre de la web. Algunos asesores presidenciales, así como profesionales de tecnología que apoyan el proyecto de ley intentaron amortiguar las críticas confesando que el presidente ya tiene amplios poderes para regular la Internet durante las emergencias. Nadie pensaría que la intención del gobierno es aprovecharse de un proyecto como este con el fin de limitar o eliminar el acceso a la red, si no fuera por las declaraciones explícitas que algunos oficiales del gobierno han dado con respecto a la neutralidad de la red, internet 2.0 , el acceso a la web y así sucesivamente. Uno de los mejores ejemplos que podemos utilizar para ilustrar lo que el complejo industrial militar está planeando hacer, son las declaraciones más recientes del Zar que coordina regulaciones en el gobierno de Barack Hussein Obama, Cass Sunstein. El dijo que los sitios web deben ser obligados a remover “rumores“, “odio” o “declaraciones absurdas“, por lo general encontradas en sitios web “de derecha“. “En la era de la Internet, se ha hecho fácil esparcir rumores falsos o engañosos sobre casi todo el mundo”, escribe Sunstein. “Algunas páginas web derechistas hicieron comentarios absurdos y odiosos acerca de la supuesta relación entre Barack Obama y el ex radical Bill Ayers, uno de los objetivos de los sitios web fue, sin duda atraer a más espectadores. En Internet, así como en la radio, propagadores altruistas son fáciles de encontrar. Ellos desempeñan un papel especialmente importante en el ámbito político. Cuando Sean Hannity, el comentarista de televisión atacó a Barack Obama por su supuestas asociaciones, uno de sus objetivos podría haber sido la de promover los valores y las causas que él protege“.

El tipo de proyectos de ley como el aprobado en la Cámara de Representantes de EE.UU., también están siendo propuestos y aprobados en otras partes del mundo. En Australia, los senadores están sacudiendo sus poderes recién adquiridos, diciendo a los ciudadanos lo que es legal y lo que es ilegal decir o publicar en la web. Una de las muchas personas avanzando la censura es el senador Steve Fielding, quien es un miembro del partido llamado Primero La Familia. Él quiere que todos los contenidos adultos sean prohibidos para todos, incluidos los adultos. El Sr. Fielding está abierto a cualquier tipo de censura en Internet.

Mientras tanto, en Indonesia, el gobierno local está siguiendo los pasos de los Estados Unidos y Australia. “Hay miles de violaciónes de los usuarios de Internet en Indonesia. No tenemos ninguna intención de moverse hacia atrás … pero no queremos que la gente piense que el gobierno ignora asuntos como la pornografía en Internet“. La legislación reciente aprobada en Indonesia se adoptó a pesar de la firme oposición y las protestas generalizadas. El proyecto fue apoyado por grupos de musulmanes conservadores como el Partido Justicia Próspera (PKS), que remonta sus orígenes a la proscrita Hermandad Musulmana de Egipto.
Gobiernos y organizaciones que apoyan la censura en Internet por lo general citan la pornografía cibernética, rumores, mensajes de odio y las teorías de conspiración como las razones para intervenir con lo que se escribe y se lee en línea. En realidad, sin embargo, estos planes son esfuerzos para minimizar o eliminar la disidencia, al igual que algunos gobiernos como Venezuela, Irán, Arabia Saudita y Cuba hacen con estaciones de televisión y periódicos que cuestionó la “posición oficial“.

En el Reino Unido, un proyecto de ley etiquetado como el proyecto de ley Economía Digital incluye un nuevo código para limitar el acceso a Internet. Los informes locales advierten que el gobierno puede omitir el proceso de consultas regulares para ponerla en vigor. El proyecto de ley en el Reino Unido contiene dos cláusulas, 10 y 11, que son particularmente preocupantes. Ellas permitirán a Ofcom, avanzar con las medidas técnicas tan pronto como el código inicial de las obligaciones se haya introducido. Esto es visto como un plan del gobierno para limitar la Internet sin seguir los pasos adecuados. Según el sitio IPINTEGRITY.com, las normas incluidas en el proyecto de ley son un espejo del lenguaje de «limitaciones» que figura en la Directiva de servicio universal en el Paquete de telecomunicaciones de la Unión Europea.

¿Qué objetivos tienen proyectos de ley que buscan interferir con el uso libre de Internet?

De regreso en los Estados Unidos, la sección 5 del proyecto de ley establece la Seguridad Cibernética: “La transferencia de las normas de seguridad cibernética, procesos, tecnologías y técnicas, será desarrollado por el NIST.” Tanto el NIST como la FCC, han elogiado la iniciativa de Google para crear una versión de alta velocidad de Internet. Al mismo tiempo, la FCC está en proceso de presentar un plan nacional de banda ancha que efectivamente limita la cantidad de tiempo y las áreas a las que un usuario puede tener acceso. Además, los usuarios de Internet pagarán por el uso de tal banda ancha así como por la cantidad de descargas que hagan. Entre los planes a implementar con el proyecto de ley de seguridad cibernética es la “armonización” de la web. Esto significa que la gente tendrá que utilizar el software aprobado por las agencias federales con el fin de acceder a la World Wide Web.

Sección 6, que detalla las nuevas normas que NIST pondrá en marcha, indica que aquellos que no cumplen con las regulaciones federales, no podrán usar Internet. El apartado 2.2, una vez más reafirma las prerrogativas de la FCC para decidir cuáles son las normas de seguridad y permitir el acceso a la red sólo a aquellos proveedores de servicios de Internet (ISP) y otras empresas que cumplan con esas normas. En otras palabras, las empresas que proveen servicios de Internet y los propios usuarios tendrán que operar bajo los límites de los gobiernos federales o simplemente olvidar lo que hasta ahora ha sido un medio de libre acceso. Este tipo de políticas coinciden con puntos de vista de Cass Sunstein sobre el uso de la web. Él dice: “La libertad suele funcionar, pero en algunos contextos, es una corrección incompleta“. Él propone un “efecto congelante” sobre “rumores dañinos” como medidas para disuadir a los que crian rumores. World Net Daily informó sobre un documento creado por Sunstein llamado “Nueva Enmienda al Derecho de Expresión“, también conocida como una nueva”doctrina de equidad “, que incluye la creación de un grupo de “expertos no partidistas” para forzar la diversidad en los medios. La propuesta radical de reglamentación está contenida en su libro “La Constitución Parcial“, publicado en 1993.

Sección 8, que habla de los contratos de nombres de dominio, le da a un panel asesor creado con poder de veto sobre decisiones hechas por el Subsecretario de Comercio para Comunicaciones e Información con respecto a la renovación o modificación de los números asiganos a proveedores de Internet y que organizan el sistema de dominios. Esto parece hacer eco de lo expresado por los dos representantes que presentaron el proyecto de ley de seguridad cibernética. “Debemos proteger nuestra infraestructura crítica a toda costa; desde nuestra agua a la electricidad, la banca, los semáforos y los registros electrónicos de salud,” dijo Jay Rockefeller. Olympia Snowe concordó con su colega: “si no tomamos medidas rápidas, corremos el riesgo de un ciber-Katrina“. Los gobiernos que aprueban leyes como la de los EE.UU., e iniciativas como las de Indonesia, Australia, Nueva Zelandia, el Reino Unido y otros países, sin duda seguirán los pasos que China ha dejado atrás. Allí, “empresas como Cisco Systems, Nortel Networks, Microsoft, Sun Microsystems y Websense – están acusados de complicidad con violaciónes de los derechos humanos“, afirma sitio campaignforliberty.com. El grupo Amnistía Internacional documenta violaciónes cometidas por las autoridades chinas, que han introducido normas, cerrado casas de internet, espiado y bloqueado los correos electrónicos, desmontado programas de búsqueda, así como las noticias extranjeras y los sitios web que se consideran políticamente sensibles. Más recientemente, un nuevo sistema de filtrado se puso a trabajar, con la intención de prohibir una lista de palabras claves y expresiones. Dicho control, al parecer, puede aplicarse a través de una organización central que se encargará de supervisar todos los proveedores y usuarios de Internet, o también si se cuenta con puestos de gestión regional y local, que el proyecto de ley en Estados Unidos dicta se establecerá a través del apoyo económico a organizaciones no lucrativas que sirvan como sucursales para el centro de seguridad cibernética centralizado.

Grupos de ciudadanos preocupados con los poderes que la ley de seguridad cibernética da al presidente- quien quiera que este sea- así como las agencias federales ya están movilizandose para mostrar su oposición. GoPetition.com, es un lugar donde la gente puede firmar una petición para rechazar el proyecto de ley S773. El sitio afirma correctamente que si el proyecto de ley pasa, “Barack Obama puede silenciar a los disidentes directamente censurando el acceso directo a la internet.El Internet es un sitio libre con ideas e información y no una propiedad del gobierno federal“. Thepetitionsite.com otro sitio en internet llama también a opnerse y que la gente haga sentir su preocupación mediante la firma de una petición. “Si estás en este sitio, entonces usted probablemente sabe lo útil que es Internet para el intercambio de información.” Y continúa: “Ustedes probablemente también disfrutar de las muchas maneras que usted puede interactuar con los demás y entretenerse. Todo esto llegará a su fin si la Ley de seguridad cibernética de 2009 (s773) pasa “. Freedomfactory.us comienza su oposición al citar lo que muchos usuarios de Internet ya conocen: “Las amenazas y las tácticas de miedo siempre se utilizan para justificar el otorgamiento de nuevos poderes al gobierno, incluyendo dar al Presidente el poder de cerrar partes de Internet que considere una amenaza para la seguridad nacional y el acceso a enormes cantidades de datos digitales en la actualidad legalmente fuera de sus límites“.

Shelly Roche, de breakthematrix.com señaló una cuestión muy importante. La distribución menos centralizada, la gestión y el control de la web es más difícil de ser amenazada o significativamente afectada a un nivel que represente una amenaza para los usuarios o empresas. “Si se instalan prácticas comunes y las empresas se ven obligados a adoptar un programa de certificación federal, los hackers tienen una hoja de ruta que, una vez deconstruida, podría abrir la puerta para ataques masivos en la red.”

Al igual que los neoconservadores quienes utilizaron la teoría de Leo Strauss de crear amenazas ficticias en el siglo 20, con la participación de cristianos fundamentalistas en el Estados Unidos para conseguir apoyo, un gobierno infectado con individuos que siguen movimientos socialistas y fascistas ha creado una amenaza cibernética falsa con el fin de impulsar su agenda para limitar el acceso a la red. Al igual que los neoconservadores lograron crear la falsa guerra contra el terrorismo basado en una premisa falsa y alianzas con grupos terroristas en todo el mundo -que ellos mismos financiaron y dirigieron-, ahora los liberales, -también controlados por intereses bancarios- están tratando de tomar control del único medio que amenaza su poder y control, el único medio que hasta cierto punto democratizó la información y que la llevó a la población, el único medio que pone freno a su plan de crear una tecnocracia global para consolidar su dictadura científica.