España pierde rating AAA y deberá pagar más interéses por su deuda

Aunque Fitch admite que el proceso de estabilización económica está en curso, advierte que el mercado laboral “inflexible” y el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros dificultarán la mejora económica.

Terra.es

La agencia de medición de riesgo Fitch ha rebajado la calificación de la deuda de España desde la categoría AAA a AA+ con perspectiva estable porque considera que la vuelta a la recuperación económica será más difícil, prolongada y lenta que para otras economías con la misma nota.

Aunque Fitch admite que el proceso de estabilización económica está en curso, advierte de que el mercado laboral “inflexible” y el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros dificultarán la mejora económica.

Fitch avisa de que la deuda pública podría elevarse hasta el 78% del PIB en 2013, si bien señala que el perfil del crédito soberano español mantiene una posición fuerte, y se apoya en una economía diversificada, un sector financiero cuyo núcleo es sólido, una tasa de ahorro relativamente alta y un historial de finanzas públicas “responsable”.

Además, considera que la deuda pública seguirá elevándose a pesar del “fuerte compromiso” del Gobierno de reducir el déficit presupuestario, “como ha demostrado con medidas recientes como el recorte salarial del 5% para los funcionarios”.

También opina sobre la reestructuración de cajas

Sobre el proceso de reestructuración del sector de las cajas, la agencia dice que, incluso en el peor de los escenarios, su coste podría situarse “significativamente por debajo” de los 99.000 millones previstos en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Apunta, asimismo, que dicho coste será menor al que han tenido que hacer frente otros países, lo que refleja la fortaleza de las instituciones financieras españolas.

El pasado 28 de abril, la agencia Standard & Poor’s ya rebajó la calificación de España de AA+ a AA con perspectiva negativa al considerar que España podría sufrir un “periodo adicional de crecimiento débil”. Otra agencia calificadora, Moody’s, de momento mantiene la calificación de España en triple A con perspectiva estable.

PSOE: “España es un país cumplidor”

El portavoz de Presupuestos del PSOE, Francisco Fernández Marugán, manifestó tras conocer la rebaja del rating de la deuda por parte de Fitch, que España es “un buen cumplidor de sus compromisos” y la deuda española “sigue siendo una buena deuda” que se coloca en los mercados internacionales “a condiciones bastante razonables”.

El dirigente socialista recordó que la deuda es un producto financiero “en el medio y el largo plazo” y cuando España supere la crisis podrá cumplir con sus obligaciones de pago “sin ninguna duda”, pese a los recelos de Fitch sobre los efectos que tendrá sobre el crecimiento de la economía a medio plazo el proceso de ajuste de la deuda privada y externa.

1 Trillón de dólares Robado de los Contribuyentes para Salvar los Bancos

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 11, 2010

Los estrategas políticos europeos dieron a conocer un paquete de préstamos sin precedentes por el valor de casi $ 1 trillón de dólares  y un programa de compras de valores, para detener una crisis de deuda soberana que amenaza con destruir la confianza en el euro. El Euro fue sacudido la semana pasada después de 14 meses de altos rendimientos de los bonos en Portugal y España, los gobiernos de las naciones acordaron conceder préstamos de hasta 750 millones de euros (962 mil millones dólares) a los países que fueron atacados por especuladores.  En realidad, estos dineros no serán dados a los gobiernos, sino transferidos a los grandes bancos que originalmente causaron la crisis a los que los gobiernos de Grecia, Islándia, España y Portugal deben billones en interéses y capital.

Además, el Banco Central E uropeo se embarcará en “operaciones muy importantes”, dijo a la Unión Económica y Monetaria, Olli Rehn, la periodistas en Bruselas después de la reunión de 14 horas. “El BCE ha adoptado una decisión de intervenir en los mercados secundarios de valores gubernamentales.”

Bajo la presión de los EE.UU. y Asia para estabilizar los mercados, los gobiernos europeos apostaron a que la demostración de fuerza financiera podría prevenir una crisis de la deuda soberana y la especulación por las que el euro podría colapsar.

El fracaso de Europa para contener la crisis fiscal de Grecia provocó una caída del euro de 4,1 por ciento en la última semana, la mayor caída semanal desde las secuelas del colapso de Lehman Brothers Holdings Inc. ‘. Se le pidió al presidente Barack Obama que llamara a la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy para instarlos a adoptar “medidas enérgicas” en Europa para evitar que la crisis se extienda en todo el mundo.

En el marco del paquete de préstamos, los gobiernos de la zona euro se comprometieron a disponibilizar € 440 000 000 000, con 60 billones de euros más del presupuesto de la UE así como 250 billones de euros del Fondo Monetario Internacional, dijo el ministro de Economía español, Elena Salgado.

“Estamos poniendo sumas considerables en aras de inestabilidad en Europa”, dijo Salgado a los periodistas tras presidir la reunión.

Sin embargo, estas medidas han tenido poco efecto en la recuperación o estabilización de la economía mundial y los mercados.  Después de dos días, la fiesta por la aprobación del paquete de prestamos desapareció.  Los mercados bursátiles volvieron a caer y ahora los baqueros que provocaron la crisis parecen haberse quedado sin opciones para detener una crisis que según expertos será mucho peor que la de 1929.