Advertisements

Proyecto de Intelligencia Estadounidense para ‘vigilar’ America Latina

POR PATRICE McSHERRY | GLOBAL RESEARCH | MARCH 13, 2013

El nuevo proyecto de supercomputadoras está a cargo de un organismo poco conocido, Intelligence Advanced Research Projects Activity (Iarpa), que funciona bajo la orientación del director de Inteligencia Nacional de los EE.UU.

El gobierno de los Estados Unidos, con el apoyo técnico de algunas universidades estadounidenses, quiere utilizar información “pública” que los usuarios colocan en Facebook, Twitter, páginas de web, webcams, blogs y otros medios sociales para acumular una enorme base de datos con el propósito de predecir tanto las crisis políticas, es decir, revoluciones, inestabilidad o estallidos sociales, como crisis económicas. Al igual que el Proyecto Camelot de los años ’60, este proyecto de vigilancia y espionaje estará dirigido a América latina.

El nuevo proyecto está a cargo de un organismo poco conocido, Intelligence Advanced Research Projects Activity (Iarpa), que funciona bajo la orientación del director de Inteligencia Nacional de los EE.UU. El proyecto copiará, automáticamente, por medio de supercomputadoras, datos de 21 países de América latina, por un período de tres años que comenzaría en 2012. Hay un proyecto similar para Afganistán, patrocinado por Darpa (la organización “hermana” militar, del Pentágono) para identificar redes sociales de potenciales terroristas en este país.

En 1964, la Oficina de Investigación y Desarrollo del ejército de los Estados Unidos patrocinó el Proyecto Camelot, que fue un esfuerzo de recopilación de información en el contexto de la estrategia de contrainsurgencia. Camelot fue concebido, originalmente, para tener una vasta cobertura, abarcando países en todo el mundo en desarrollo. Sin embargo, el proyecto se implementó solamente en Chile y no por mucho tiempo.

Los objetivos declarados del proyecto eran “diseñar procedimientos para evaluar la potencialidad de que se desarrollara una guerra interna al interior de las sociedades nacionales” e “identificar… aquellas acciones que un gobierno pudiese de- sarrollar para mitigar las condiciones favorables a ella”. Bajo el camuflaje brindado por un proyecto universitario de ciencias del comportamiento, que se ubicaba en la Oficina de Investigación de Operaciones Especiales de la American University (financiada por el ejército), Camelot era un proyecto encubierto de inteligencia. Un general del ejército estadounidense afirmó que dicho proyecto “nos ayudaría a predecir la utilización potencial del ejército estadounidense en cualquier número de casos en donde la situación pudiese desbordarse”.

En Chile, Camelot fue presentado como una encuesta académica, escondiéndose su relación con el Pentágono. Los investigadores encuestaron a chilenos de todos los sectores de la sociedad para establecer sus creencias políticas, su compromiso con la democracia y otra información personal y política. Según una chilena que fue entrevistada, cada persona fue luego puesta en categorías de conformidad con el nivel de peligro o de “potencial subversivo”. Cuando esta persona trataba posteriormente de obtener una visa de los Estados Unidos, las autoridades estadounidenses tenían un archivo completo sobre ella, con toda la información supuestamente confidencial que ella había colocado en el formulario.

Las bases de datos de Camelot también fueron utilizadas para la guerra psicológica. Sirvieron para influir en las actitudes políticas y, de esa manera, para manipular ciertas elecciones clave. La CIA digitalizó los datos recopilados por Camelot y los analizó y utilizó para producir atemorizantes anuncios anticomunistas durante la campaña eleccionaria de 1964 de Eduardo Frei, candidato demócrata cristiano, contra el izquierdista Salvador Allende. Por ejemplo, se les dijo a las mujeres que, de ser electo Allende, sus hijos serían enviados a Cuba y sus esposos a campos de concentración. La naturaleza contrainsurgente del Proyecto Camelot fue descubierta por el gobierno chileno y fue clausurado en 1965, luego de audiencias tanto en el Congreso de Chile como en el de los Estados Unidos.

No es la primera vez que en época reciente el gobierno de los EE.UU. ha acumulado grandes cantidades de datos en proyectos de data mining (extracción masiva de datos). Durante la administración de George Bush, la National Security Agency empezó la extracción de datos de millones de ciudadanos de los Estados Unidos –de llamadas telefónicas, correos electrónicos, fax y otras fuentes– en un programa secreto sin autorización judicial, supuestamente para descubrir y vigilar a potenciales integrantes de redes terroristas. Dicha administración también trató de implementar otro enorme proyecto, que se llamó Total Information Awareness, para acumular una base de datos para buscar patrones de conducta o tendencias en los correos, llamadas telefónicas, transacciones financieras, información de visas, etcétera, supuestamente para identificar enemigos. Este programa fue rechazado por el Congreso después de que se produjera una reacción muy negativa del público.

Este tipo de proyecto tiene implicancias sumamente preocupantes para los ciudadanos, tanto de América latina como de los Estados Unidos y cualquier otro país. Es el punto de partida para una vigilancia masiva a toda la población, a través de su vida personal y social, violando su libertad personal y sus derechos. La idea de que organizaciones de inteligencia y militares estén vigilando y realizando seguimientos de los ciudadanos –todos bajo sospecha– para predecir actos de violencia en el futuro es autoritario y orwelliano, y evoca la doctrina de seguridad nacional. El aparato de seguridad nacional estadounidense parece estarse extendiendo y ampliándose fuera de control, con proyectos cada vez más intrusivos y antidemocráticos. Ahora que los ciudadanos en muchos países están cada vez más indignados con los respectivos sistemas y recurren a actos de protesta para plantear cambios económicos, sociales y políticos, se hace necesario conocer y desafiar a este tipo de proyectos.

J. Patrice McSherry : Directora del Programa de Estudios sobre América latina y el Caribe en Long Island University, Brooklyn. Autora de Los Estados Depredadores: Operación Cóndor y la Guerra Encubierta en América Latina.

Advertisements

Guía de George Orwell para seguir las Noticias

Traducción Luis Miranda
Russia Today
01 de diciembre 2011

Los medios de comunicación occidentales falsifican las noticias y lo hacen recurriendo a eufemismos, medias verdades y mentiras en el mejor (peor) estilo de la novela de George Orwell 1984. Todos vivimos en el mundo irreal de la “neolengua” que la élite de poder global utiliza para controlar nuestras mentes.

Nos confundimos cuando no podemos entender adecuadamente las cosas que suceden alrededor y a nosotros mismos, o lo que se hace en nuestro nombre. Normalmente, esta confusión lleva a la inacción. Si usted está perdido en la noche en medio de un bosque, pero aún se pueden ver las estrellas, luego un poco de conocimiento de astronomía rápidamente le dirá dónde está el norte. Pero si está nublado o usted es ignorante de las constelaciones en el cielo estrellado, entonces usted puede pensar que es mejor encender un fuego y no hacer nada hasta el amanecer …. Estás perdido!

En la actualidad, los medios de comunicación usan la distorsión programada, la confusión e incluso mienten descaradamente cuando su poder financiero cuando sus patrocinadores les piden que solamente publiquen la “historia oficial” en cualquier proceso de grandes cambios políticos, económicos o financieros. Cuando se mira de cerca, sin embargo, la “historia oficial” de las cosas puede ser vista como inexacta, engañosa, a menudo difícil de creer, si no francamente estúpida.

Ejemplos de esto: Inexistencia de Armas de Destrucción Masiva en Irak que condujo a la invasión y destrucción de ese país; los supuestos rescates a los banqueros con dinero de los contribuyentes; la irracionalidad diplomática de EE.UU., la alineación militar, financiera e ideológica a los objetivos israelíes, “nosotros encontramos y matamos a Osama bin Laden y enterramos su cuerpo en el mar “, y la amplia gama de “quien hizo que” en torno a los ataques terroristas en 9/11 en Nueva York y Washington, 7/7 en Londres, los ataques en la Embajada Israelí (AMIA), los ataques en Buenos Aires Buenos en 1992/1994, y – por supuesto, el favorito de todo el tiempo: quién le disparó a JFK …?

Estos son sólo algunos de los casos paradigmáticos que han servido para provocar que millones de personas despertaran y pensaran objetivamente en vez de dejarse indoctrinar por los medios de comunicación tradicionales! Pero, por desgracia la gran mayoría de estos casos no son tan claros. La gran mayoría de las mentiras son como nudos de una neolengua, difícil de desatar, ya que llevan incorporado complejos nudos gordianos. Y, como con todos los nudos gordianos, es necesario cortarlos, y esto requiere una acción rápida y precisa además de una buena dosis de coraje intelectual.

Para dar un ejemplo de lo que decimos, vamos a echar un vistazo rápido a cómo una operación “neolinguistica” funciona. Se requiere una planificación secuencial, que requiere tiempo, se requiere una logística adecuada, se requieren voceros “creíbles” en los sectores público y privado, se requiere la elección de las palabras y las imágenes en el momento adecuado y en las circunstancias adecuadas.

Por lo tanto, vamos a decir la Elite Global – trabajando a través de los gobiernos de los EE.UU., Reino Unido, la Unión Europea en los que están profundamente arraigados, y conjuntados con una amplia gama de medios de comunicación, empresas de defensa, compañías petroleras, de seguridad y empresas de construcción, y poderosos grupos de presión – deciden que quieren invadir y destruir un país específico … Libia, por ejemplo …
¿Cómo se aseguran de que “la comunidad internacional” sólo se quede mirando en silencio (a excepción de la minoría relativamente pequeña de voces que son cada vez más y que fuertemente se oponen a ellos y sus políticas)?

Los Siete Pasos de la Guía usada por los Medios de Comunicación para Destruir un País

1. En primer lugar, comienzan por escoger un país maduro, listo para un “cambio de régimen”, y lo marcan como un “estado rebelde”.

2. Ellos arman, preparan y financian grupos locales de terroristas a través de la CIA, el MI6, el Mossad, Al-Qaeda (una operación de la CIA), carteles de la droga (a menudo operaciones de la CIA) y los llaman “luchadores por la libertad”.

3. Luego vienen los simulacros de Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que causan la muerte y la destrucción de millones de civiles, pero que les llaman “sanciones de la ONU para proteger a los civiles”.

4. Entonces ellos propagan mentiras flagrantes en las salas de redacción y los periodistas pagados, y las llaman “las preocupaciones de la comunidad internacional expresadas por los voceros y analistas de prestigio”.

5. Entonces ellos bombardean, invaden y comienzan a controlar el país y lo llaman de “liberación”.

6. A medida que el país invadido cae totalmente bajo su control, imponen “el tipo de democracia que queremos ver” (como Hillary Clinton antes de visitar Egipto y Túnez el 10 de marzo de 2011), hasta que finalmente …

7. Roban petróleo, minerales y reservas agrícolas para entregarlos a las corporaciones globales de la Elite, e imponen deudas innecesarias a la banca privada y lo llaman “la inversión extranjera y reconstrucción.”

Sus discursos están llenos de: Fuerza e hipocresía, que han utilizado una y otra vez para destruir países enteros, siempre en nombre de la “libertad”, “democracia”, “paz” y “derechos humanos”. La fuerza máxima y la violencia se utilizan para lograr sus fines y objetivos.

Los Padrinos de la Elite recomendaron esto hace muchos años en un plan para la dominación del mundo escrito en un manuscrito antiguo.

“¿Qué has dicho …? Que no quieren ser “liberados” y “democratizados’?!?”

“Entonces, aguanten esto Hiroshima, Nagasaki, Hanoi, Berlín, Dresde, Bagdad y Basra! Tenga esto Tokio, Gaza, Líbano, Kabul, Pakistán, Trípoli, Belgrado, Egipto, El Salvador y Granada! Y tenga esto Panamá, Argentina, Chile, Cuba, República Dominicana, Somalia, África! ”

Siempre bombardeo personas en mil pedazos … Siempre, por supuesto, en nombre de la “libertad”, “democracia”, “paz” y “derechos humanos”.

Bilderberg drena cofres públicos en España

Sindicato policial denuncia el “despilfarro” en seguridad que conlleva el Club Bilderberg

Terra.es

El Sindicat de Mossos d’Esquadra (SME-CCOO) ha denunciado el ‘gran despilfarro’ que ha supuesto las medidas de seguridad para la reunión del Club Bilderberg, un grupo privado del que forman parte mandatarios, grandes empresarios o monarcas, y que ha movilizado a centenares de agentes autonómicos.

En un comunicado, el SME ha expresado públicamente “su desacuerdo hacia lo que supone un injustificado despilfarro de dinero público destinado a preservar la seguridad de un acto privado”, cantidad que cifra en “centenares de miles de euros”

Revela este sindicato que, para garantizar la seguridad del encuentro anual del Club Bilderberg, que este año se celebra en un hotel de Sitges (Barcelona), “el Departamento de Interior ha montado un dispositivo de seguridad formado por centenares de mossos d’esquadra de diferentes especialidades (USC, BRIMO, Tráfico, Tedax, Subsuelo, Guías Caninos, ARRO, Información), así como la activación del helicóptero de Mossos”.

“No se entiende que en plena crisis, cuando los gobiernos han impuesto un recorte salarial a todos los funcionarios escudándose en la crisis económica, ahora se dedique a enviar centenares de mossos a cubrir un acto no oficial y a generar un gasto cifrado en centenares de miles de euros que deberán pagar los fondos públicos”, indica la nota del SME.

El sindicato policial también denuncia que, para garantizar la seguridad de este acto, “se hayan tenido que enviar patrullas de otras demarcaciones policiales, con la consiguiente desprotección de sus territorios“, y que “se haya forzado a algunos agentes a trabajar 8 fines de semana seguidos” o que se hayan programado “servicios continuados de más de 12 horas”.

El SME-CCOO entiende que al ser un club privado, el Club Bilderberg, al que también se conoce como el “gobierno del mundo en la sombra“, se debería “hacer cargo de los costes que genera la seguridad de este acontecimiento, y más teniendo en cuenta las cifras millonarias que aglutinan algunos de sus miembros, y no derrochar el dinero público de todos los ciudadanos”.

Brasil viola Libertades Civiles

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 11, 2010

Brasil es conocido por la samba, hermosas playas y gente amable. El país es a menudo comparado con los países más desarrollados debido a su tamaño, población y recursos. Pero hay una cosa más en la que Brasil es similar a los llamados países desarrollados: Brasil también viola las libertades civiles de sus ciudadanos. A diferencia de, por ejemplo, los Estados Unidos o Inglaterra, la policía aquí no molesta a los ciudadanos. Sin embargo, la violación de sus libertades y derechos se hace en silencio. Brasil es un país con un acceso muy limitado a la información y la gente aquí sabe muy poco acerca de sus derechos y deberes. Este paisaje es un terreno fértil para el abuso y la corrupción gubernamental.

El gigante de América del Sur es conocido por su impunidad. La corrupción es rampante, de norte a sur y de este a oeste. En una encuesta reciente, se determinó que Brasil está entre los primeros países donde la corrupción y la impunidad reinan en todos los niveles. Aunque gran parte de esta corrupción acontece cuando los funcionarios dan y reciben grandes sumas de dinero en efectivo a cambio de favores políticos, hay mucho más que la corrupción de la burocracia. La antigua colonia portuguesa adopta rápidamente medidas de control de población globalistas como lo hacen los Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda.

En los últimos 12 meses, algunos diarios revelaron entre las líneas de sus páginas el casi obligatorio carácter de la campaña de vacunación contra la gripe H1N1, aunque se ha demostrado que la pandémia es una farsa, la vacuna se sigue aplicando en todo el país. Afortunadamente, algunas personas se informaron acerca de los peligros de la vacuna y la campaña no ha tenido los resultados esperados por las autoridades sanitarias del gobierno. Según el periódico Zero Hora, sólo 670 000 personas de edad avanzada fueron vacunados en lugar de 1,4 millones en el estado de Rio Grande do Sul y menos del 50 por ciento se vacunó contra la gripe regular. Sin embargo, esto no significa que Brasil puede escapar del control de las campañas de la Organización Mundial de la Salud pues las vacunaciones se siguen haciendo en todo el país.

Brasil también utiliza una forma sintética de floruro de sódio en el agua potable, una práctica habitual adoptada por las supuestas ventajas en el cuidado de los dientes, aunque se haya determinado que esta creencia no es más que pseudociencia. Recientemente, esta publicación entrevistó a una funcionaria del SEMAE, una organización gubernamental que se ocupa de la calidad del agua en la ciudad de Sao Leopoldo, Brasil. Con una maestría en química, Juliana da Silva Chaves no sólo admitió que nunca vio un estudio que confirme las ventajas de utilizar el ingrediente que ella identificó como flúor, pero también confesó que el floruro se coloca en el agua basándose en la creencia que este ayuda a promover la salud oral. La química confirmó que esta creencia proviene de las altas autoridades de salud, pero ningún estudio que ella vió ha demostrado la veracidad de la misma. Cuando se le preguntó acerca de los peligros que el floruro de sodio y otras sustancias en el agua potable presentan a la salud humana, Chaves dijo que nunca aprendieron nada sobre la toxicidad en las clases universitárias o en las sesiones de capacitación. De hecho, el fluoruro causa caries, cáncer oral, diversos trastornos neurológicos y disminución de la inteligencia.

El país está en la etapa final en la adopción de tarjetas de identificación que tienen un chip de radiofrecuencia, así como los escáneres de cuerpo entero en los aeropuertos. Estas dos últimas tecnologías ya están siendo utilizados o entrarán en funcionamiento en los próximos 10 años. En el caso de los escáneres que emiten radiación, varios de ellos ya se usan en aeropuertos nacionales e internacionales. Según el periódico Zero Hora de Rio Grande do Sul, los pasajeros de vuelos en las ciudades de Guarulhos, Río de Janeiro, Recife y Manaus pueden ser seleccionados como candidatos para pasar por uno de estos escáneres. Esta medida es rechazada por los grupos que defienden la privacidad de los ciudadanos en la mayoría de los países desarrollados, debido no sólo a que emiten radiación, sino también por el hecho de que los cuerpos de las personas se ven completamente desnudos en las fotos que la máquina genera.

De acuerdo a muchos grupos de derechos civiles, el uso de los escáneres es una grave violación de las leyes de privacidad. Las imágenes generadas por los escáneres se guardan en un disco duro y se usan para monitorear a los ciudadanos. Aunque los funcionarios de Brasil niegan la capacidad de los escáneres para ofrecer estas imágenes, Angelo Gioia, de la Policía Federal en Río de Janeiro, admitió que se trata de un método de vigilancia más invasivo. En la actualidad, la legislación brasileña permite que las personas sean revisadas cuando hay sospecha de actividad ilícita, pero no regula el uso de este tipo de escáner. Goia cree que no deben haber límites cuando se trata de seguridad. El costo de cada escáner corporal es de $ 170.000. La tecnología de escaneo funciona basándose en el uso de ondas y radiación en un cuerpo para medir la energía reflejada, y así hacer una imagen 3D de ondas milimétricas. Los usuarios de los escáneres están expuestos a ondas electromagnéticas entre 3 y 30 GHz, similar a la expedición de un teléfono celular. Los promotores de los escáneres en los aeropuertos siempre citan los enormes beneficios que proporcionan en la prevención de los riesgos de seguridad tales como armas, explosivos, etc. Pero la verdad es que una revisión normal o perros detectores de bombas son tan útiles o más exactos. Como se ha hecho en otros países, en Brasil, el uso de estas tecnologías se presenta como una ventaja, para que más personas la reciban y aprueben. Poco se dice acerca de la violación de los derechos de intimidad de las personas y sus propiedades. Más allá de la conveniencia, hay otro factor inyectado en la aprobación de escáneres: el miedo. La amenaza del terrorismo es la carta bajo la manga lista para ser mostrada en caso que las personas se quejen de los escáneres o piensen que son inconvenientes.

¿Cómo es la situación del terrorismo aquí en Brasil? Comparado con otros países como Irlanda, Israel, Palestina, Pakistán y Gran Bretaña, la existencia del terrorismo es nulo. El país nunca ha sufrido un gran ataque terrorista en la historia moderna. Lo más cercano al terrorismo son los enfrentamientos ocasionales entre los traficantes y agentes de policía en pequeños barrios de Río o Sao Paulo. ¿Por qué Brasil necesita entonces de escáneres? La respuesta es no se necesitan. Como en muchos otros países, la adopción de esta tecnología es sinónimo de la pérdida de las libertades civiles, donde los ciudadanos son culpables antes de ser probada su inocencia. De hecho, la historia muestra que los ataques terroristas más sorprendentes fueron aquellos del tipo “bandera falsa”, o false-flag, usualmente patrocinados o llevados a cabo por gobiernos corruptos. Para Gerald Celente, conocido estudioso de las tendencias mundiales y fundador del Instituto para la Investigación de las Tendencias, 2010 es el año de los ataques patrocinados por los gobiernos. “Es el desastre del 2010, tal como habíamos anticipado”, dice Celente. “El colapso de la economía mundial empezó en marzo de 2009, cuando los mercados estaban inflados con dinero falso.” Celente predijo la crisis actual, la caída de las bolsas, el conflicto en Grecia y el colapso de Islandia, Argentina, Portugal, España, y la crisis en EE.UU. y el Reino Unido. “Aquellos que creen que tales cosas como los escáneres y el chip en los documentos de identificación son beneficiosos, merecen lo que reciben.” Gerald Celente alerta a las personas sobre lo que sucederá una vez que este tipo de políticas sean aplicadas en su totalidad. Vea este clip en 5 minutos y 30 segundos.

Cuando se trata de la Tarjeta Nacional de Identidad en  Brasil, la información sobre el tema es muy escasa. La mayoría de las personas que acuden a las oficinas de la policía federal en todo el país para renovar sus licencias de conducir o de identificación no saben o quieren saber acerca de las nuevas tecnologías utilizadas en los documentos. En otros países donde se aplicó, el Documento Nacional de Identidad es rechazado por grupos de ciudadanos informados  ya que contiene toda la información relacionada con el titular de la tarjeta, el número de identidad, dirección física y número de identificación único que incluye una amplia variedad de información privada como cuentas bancarias, de ahorro, el lugar de trabajo, la record votación y otros.

En Brasil, la nueva Tarjeta de Identificación Nacional proporciona un número único de identificación de acuerdo al estado donde vive la persona. En el sur, la gente se identificará con un único número de 10 dígitos, en Brasilia, 7 dígitos, São Paulo, 9 dígitos. La emisión de la nueva tarjeta se iniciará en octubre de 2010 y se estima que todos los ciudadanos y los inmigrantes naturalizados formaran parte de la base de datos en 2020. Según el experto en tecnología RFID, Chris Paget, el RFID se ha utilizado durante años en las tarjetas de crédito y de débito. “Han habido cientos de millones de tarjetas emitidas con RFID. El problema es que la gente no conoce la tecnología contenida en las tarjetas, por lo que no hacen nada para protegerla.” Parece extraño que la tecnología diseñada para mantenernos seguros, debe ser protegida al mismo tiempo. Ahora cualquier persona con un lector RFID puede encontrar tarjetas de crédito y de identificación y obtener información suficiente como para clonarla y utilizarla en una transacción. ¿Por qué los países, literalmente, quieren tener un control preciso de sus ciudadanos? La Dra. Katherine Albrecht, fundadora y directora de la organización CASPIAN de privacidad del consumidor, dice que hay una tremenda presión para que los gobiernos numeren e identifiquen a todos sus ciudadanos y en el proceso, usen tecnología creada por mega corporaciones que, entonces, quedan en control de la información personal, como el número de identificación, cuentas bancarias, cuentas de seguridad social, fondos de pensiones, números de tarjetas de crédito, etc. “Esto lo vemos en China, donde millones de personas se identificaron con documentos de identidad nacional con dispositivos de radio frecuencia. Ellos están haciendo lo mismo en México y la India, donde 1,2 millones de personas fueron también sometidas a este proceso “.

Según el historiador Daniel Estulin, el uso de tarjetas de identidad nacional, junto con otras tecnologías, es un impulso para crear una sociedad sin dinero. “No se necesita dinero porque usted tiene el crédito asignado a su número de identificación. El problema es que usted no es quien determinará si tendrá o no créditos y cuantos serán colocados en la tarjeta. El gobierno tendrá ese poder, y estas empresas que poseen la tecnología también tendrán ese poder, no los ciudadanos “. Estulin, y Albrecht reconocen la existencia de bases de datos de los gobiernos para los que buscan empleo, crédito, y para aquellos en el sistema de justicia penal, y advierten que el uso de tarjetas de identidad nacionales permitirán la creación de una base de datos mundial, donde todos seremos incluidos.

En Brasil, la emisión de la tarjeta de identificación se iniciará como un proyecto piloto en cada región. El documento será como una tarjeta de crédito con un chip que contiene información como CPF o Cadastro de Pessoa Física, registro de votación, huellas dactilares, imagén de iris escaneada que será aceptada por el sistema conocido como AFIS, o Identificación Automática de Las Huellas Dactilares. Este sistema es reconocido en todo el mundo y es utilizado por los gobiernos de los cinco continentes. El número resultante será estándar RG o Registro Geral. Con esta base de datos local, regional y nacional, Brasil será uno de los últimos gigantes del mundo a sucumbir a la intención de someterse a un programa de las corporaciones que sabrán todo sobre todos los seres humanos sin importar donde viven.