Temperatura del Planeta Controla Emisiones de CO2, no los Humanos

Las emisiones humanas no controlan el clima o los niveles de CO2 del planeta.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
05 de agosto 2011

En los últimos días, se reveló que los datos satelitales de la NASA para el año de 2000 hasta el año 2011 muestran que la atmósfera terrestre ha permitido que más de calor sea lanzado al espacio de lo que se presenta por los alarmistas del cambio climático. El último estudio fue publicado en Remote Sensing, un periódico científico leído y evaluado por científicos. Aunque los estudios sobre el cambio climático patrocinados por las Naciones Unidas así como los de otras organizaciones alarmistas nos advirtieron acerca de cómo el calentamiento global aumentaría dramáticamente en los próximos años, el estudio publicado en Remote Sensing demuestra lo contrario. Esto debería al menos dar espacio para que los alarmistas revisen sus números y dejen de decir que “hay consenso”.

Teniendo en cuenta el hecho que más calor se liberó al espacio de lo que se pensaba, las concentraciones de CO2 en la atmósfera parecen ser un factor menos importante cuando se trata del aumento de la temperatura planetaria. La atmósfera atrapa menos CO2 y por ende el planeta se calentaría menos, si seguimos la posición de los alarmistas. Uno de los co-autores del estudio, el Dr. Roy Spencer, de la Universidad de Alabama en Huntsville dice que lo que se denominan datos del mundo real obtenidos del satelite Terra de la NASA contradice anteriores supuestos introducidos en los modelos de los alarmistas. “Las observaciones por satélite indican que hay mucha más energía que se pierde en el espacio durante y después del calentamiento de lo que los modelos climáticos muestran. Existe una enorme discrepancia entre los datos y las previsiones; especialmente en los océanos. ”

Junto con el estudio citado anteriormente, llega un nuevo estudio del profesor Murry Salby que es el Presidente de Ciencias Climáticas de la Universidad Macquarie. El profesor Salby observó las proporciones de isótopo de carbón 12 (C12) y carbón 13 (C13), y los niveles de CO2 en todo el mundo durante los últimos dos años. Los resultados de sus observaciones concluyen que las emisiones humanas tienen sólo un efecto pequeño sobre los niveles globales de CO2. Las emisiones humanas no controlan el clima, y tampoco controlan los niveles de CO2. El profesor Salby cuenta el resultado de sus observaciones en un discurso titulado: “Las Emisiones Globales de Dióxido de Carbono: La Contribución de las Fuentes Naturales” Escuche la conferencia del profesor Salby aquí.

Como se ha demostrado anteriormente, los océanos y amplias zonas verdes del planeta emiten más CO2 a la atmósfera que toda la actividad humana. La industrialización emite alrededor de 5 gigatoneladas de CO2 al año, mientras que los océanos emiten 90 gigatoneladas y la vida vegetal en la tierra emite 60 gigatoneladas.

“A menudo se afirma que se puede medir la contribución humana de CO2 a la atmósfera observando la proporción de C12 a C13. La teoría es que las plantas absorben más C12 que C13 (alrededor de 2%, no mucho), por lo que podemos ver el aire y saber que proviene de las plantas y que proviene de los volcanes y que proviene de los combustibles fósiles. Las plantas son ‘deficientes’ en C13, y así, entonces, debe ser nuestro uso de derivados de combustibles fósiles lo que aumenta las emisiones de CO2. La implicación es que, dado que el carbón y el petróleo proviene de la fosilización de plantas y otros materiales orgánicos, que esa “huella de carbono de las plantas” llega a la atmósfera a través del uso que “el ser humano hace de combustibles fósiles”. Pero el asunto no es tan simple. Los humanos emitimos alrededor de 5.5 y las plantas están emitiendo 121,6 cada año (sin contar las plantas del océano). Hay una gran cantidad de carbono moviéndose de ida y vuelta entre los sumideros y las fuentes. Exactamente cuanto sabemos sobre cómo evoluciona la tasa de emisión de CO2 del suelo, por ejemplo? “


Mientras que las mediciones por satélite nos dicen que el planeta elimina más calor del que se creía por los alarmistas del cambio climático, estas observaciones también nos ayudan a localizar los “puntos calientes” de las emisiones de CO2. La “novedad” con las observaciones por satélite es que las grandes ciudades en los países muy industrializados no son parte de los “puntos calientes”. Las principales fuentes de emisiones de CO2 son los lugares con grandes áreas cubiertas de vegetación, como el Amazonas, las zonas tropicales, el sudeste de Asia, y África tropical.

Como muestran los datos, las mayores concentraciones de CO2 se encuentran partes del planeta que por ejemplo experimentan calentamiento debido a fenómenos como la Oscilación El Niño (ENOS). Por el contrario, una menor concentración de CO2 se registra cuando el planeta experimenta una mayor actividad volcánica ya que las nubes de ceniza que los volcanes emiten ayudan a mantener fresco el planeta. Así, durante años más cálidos, los niveles de CO2 eran más pequeños, mientras que en años más fríos las concentraciones eran más grandes. Entonces, la temperatura controla los niveles de CO2 en la atmósfera, no las emisiones humanas.

Los fallidos modelos climáticos generalmente se toman como prueba para argumentar que el planeta está experimentando el calentamiento global o que la actividad humana es responsable del cambio climático. El problema con estos modelos, sin embargo, es el hecho que dichos modelos climáticos son preparados para asumir que las emisiones humanas de CO2, que resultan de la industrialización, son los responsables del calentamiento y el cambio climático. O sea, los modelos comienzan a medir fenómenos como el calentamiento global y el cambio climático basándose en una premisa equivocada. Además, como ha sido bien comprobado, los cambios climáticos se producen a través de siglos o milenios, no décadas o años.

El profesor Salby cree que las variaciones de temperatura explican las diferentes concentraciones de CO2.

Los datos del satélite NASA Terra y otros dados por NOAA y la misma NASA, indican que la humedad atmosférica y la formación de nubes no aumentan en la forma que los modelos de los alarmistas dicen. “Tanto la NASA ERB como los datos del satélite Terra muestran que durante 25 años y contando, las emisiones de dióxido de carbono han, directa e indirectamente, atrapado mucho menos calor que los modelos de los alarmistas dicen”.

Como tercera advertencia al calentamiento global y el debate sobre el cambio climático, llega un artículo del 19 de julio de 2011 de The Register, en el que se revela cómo el jefe de laboratorio líder mundial en física (CERN) localizado en Ginebra, prohibió a sus científicos hablar sobre los resultados de experimentos recientes que demuestran cómo las partículas de energía solar determinan la formación de nubes en nuestro planeta. El experimento con CLOUD (“Cosmics Leaving Outdoor Droplets “) utiliza el sincrotrón de protones del CERN para examinar la nucleación.

El Director general del CERN Rolf-Dieter Heuer intentó atenuar el hecho de que la actividad solar es el principal motor del cambio climático en todo el sistema solar, diciendo que “la radiación cósmica es sólo uno de muchos parámetros.” Heuer agregó que si los resultados fueran publicados, se convertirían en herramientas para el debate político. Y claro, este debate político no sería positivo para personas como él, pues demostraría que el alarmismo por el cambio climático es innecesario e injustificado. De todos modos, si el Sol comienza a aumentar su actividad de repente y amenaza nuestras vidas, lo cual no está sucediendo, no habría mucho que podamos hacer para detenerlo, verdad?

El Experimento de CLOUD se basa en experimentos anteriores realizados por el físico Henrik Svensmark. “Él demostró que los rayos cósmicos proporcionan una semilla para la aparición de nubes. Pequeños cambios en la cubierta de nubes del planeta pueden causar variaciones de temperatura de varios grados. La cantidad de material compuesto por núcleos de condensación ultra finos (UFCN) depende de la cantidad de “llovizna” solar, que varía en función de la intensidad del campo magnético del sol y la fuerza del campo magnético de la Tierra.”

El veterano editor de ciencia, Nigel Calder dice que la política del CERN de permanecer políticamente correcto cuando se trata del calentamiento global o el debate sobre el cambio climático no es sorprendente. Añade que es una ocurrencia común en las organizaciones como el CERN que no quieren hablar de los resultados de los experimentos y las observaciones que no apoyan sus teorías. “Para ellos es normal entrar en “el ámbito eminentemente político del debate sobre el cambio climático” siempre y cuando su resultados avalen que el hombre es responsable por el calentamiento, pero no si son compatibles con la herejía de Svensmark de que el Sol cambia el clima, al influir en el flujo de rayos cósmicos y la formación de nubes.”

Estos tres ejemplos de cómo ciencia sólida reciente demuestra que el movimiento impulsado por alarmistas del calentamiento global ha sido estafado política, intelectual y económicamente ni siquiera considera los infames e-mails de Climategate que mostraron la corrupción de una parte de la comunidad científica. ¿Hay alguna necesidad de pruebas adicionales para refutar el falso alarmismo del calentamiento global? Ciertamente, hay una mayor necesidad de seguir estudiando el clima y sus cambios, sin proponer prácticas insanas como soluciones tales como modificación artificiales del clima empleando armas nucleares para revertir el cambio climático, la fumigación de productos químicos tóxicos para bloquear el sol, la reducción de la población como una forma de reducir las emisiones de CO2, la desindustrialización del planeta para conservarlo para los animales mientras se argumenta que son iguales a nosotros los humanos, la adopción de organismos genéticamente modificados para alimentar al mundo, ya que tiene una huella más pequeña de CO2 y una gran cantidad de otras prácticas dementes que ahora son propuestas por políticos fracasados así como gobiernos y organizaciones globalistas internacionales.

O Poder Horizontal do Estado

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
13 de julho de 2011

Quantos liberais, libertários, conservadores e anarquistas, para citar alguns, não gostam dos resultados derivados de ter um Estado fora de controle? Seria interessante a realização de uma pesquisa para descobrir exatamente. No entanto, uma pesquisa não é necessária a menos que você seja um fã de estatísticas ou matemática, para saber que a maioria das pessoas estão insatisfeitas com o atual estado das coisas. Prova de que o envolvimento do governo pode fazer mais mal do que bem está em todos os aspectos da vida. Mas não é o governo ou o Estado responsável por esses resultados, é o povo que apóia os Estados ou governos que têm a culpa.

Embora a estrutura e o poder do governo são vistos como construídos em forma de pirâmide, a verdade é que o governo ou o Estado é construído na horizontal. O governo é composto por pessoas que dão apoio jurídico e moral de existir, assim essas mesmas pessoas são responsáveis pelo que o Estado ou o governo faz ou não faz. Portanto, todas as coisas que se originam no Estado, boas ou más, são o resultado directo do apoio dado pelas pessoas ao que conhecemos como o governo ou o Estado.

O problema é que muitas pessoas não sabem ou não entendem isso. As pessoas se queixam sobre o estado atual das coisas, sem perceber que eles são os culpados pela miséria que estão experimentando. Outras pessoas percebem, mas são muito hipócritas ou têm medo de fazer algo sobre isso. Eles não falam contra o Estado, porque têm medo da rejeição social. Aqueles que temem vao ficar feliz em saber que o problema do abuso e as acoes fora do controle do Estado é resolvido com ações, não palavras. Por quê? Porque a linguagem é tão frágil que pode ser manipulada em muitas formas para dizer o que qualquer pessoa quiser. É quase impossível injetar uma dose de senso comum em qualquer pessoa que tenha sido previamente doutrinada, e todos nós somos doutrinados a algum grau. No entanto, se trabalhamos em algo que é visto como ruim ou abusivo, os outros vão ver por si mesmos o que queremos dizer, porque nossas ações fazem mais sentido do que o que eles acharam real durante as suas vidas.

Despertar as pessoas para agir e mudar o atual estado das coisas é uma tarefa impossível se você só usa as palavras. A razão para isto é que a cultura está tão profundamente enraizada em suas mentes, que a realidade do povo não é nada mais do que aquilo que a cultura lhes diz que é. Nada mais. É claro que a cultura não “ensina” a realidade ou a verdade às pessoas, mas dá uma mistura de meias-verdades e mentiras.

 Como fazer, por exemplo, as pessoas entenderem que enquanto os nazistas mataram 6 milhões de judeus diretamente e indiretamente um total de 40 milhões de pessoas, há outra entidade que já matou quase sete vezes mais pessoas do que os nazistas. Pode vir como uma surpresa para muitos que durante a era contemporanea, os Estados são responsáveis pela morte de pelo menos 262 milhões de pessoas. Isso é um fato que a cultura não vai contar a ninguém.

Por exemplo, em nossa “realidade” criada pela cultura, o problema é o terrorismo, mas ao invés de atacar as causas profundas do terrorismo, o Estado trata os seus cidadãos como criminosos. De repente, todo mundo é culpado até que se prove inocente e todo mundo está sujeito a esta forma de pensar. Nós revisamos os sapatos em aeroportos para resolver o problema do terrorismo, a cultura nos diz. Damos ao Estado uma foto do nosso corpo nu (em scanners de corpo inteiro), como forma de resolver o terrorismo, dizem-nos os meios de comunicação.

Enquanto isso, os terroristas, os verdadeiros terroristas, que operam os scanners nos aeroportos, que mataram pelo menos um milhão de pessoas no Iraque, que apoiaram a limpeza étnica na Bósnia, agora fazem a mesma coisa na Líbia, Paquistão, Iêmen e Síria, gracas a complacência do povo.

Pessoas apoiam o Estado porque é a forma como foram educados. Dependendo de onde você mora, o sistema de ensino doutrina a obedecer e adorar o Estado. Junto com a doutrinação está o papel que a cultura desempenha na vida das pessoas. A cultura reforça a paradigmas que foram criados para que tudo fique como sempre. Os seres humanos foram doutrinados a aceitar e exigir uma explicação da realidade que nunca deve mudar: que o Estado, qualquer Estado, tem nossos melhores interesses em mente. É por isso, por exemplo, que todos pagam impostos de propriedade pelo resto de suas vidas, apesar de que já pagaram esse imposto quando compraram a propriedade. É por isso que “escolhem” os seus representantes de ambos dois partidos politicos principais, e acreditam que o sistema lhes dá uma opção. É por isso que todo mundo obedece as leis criadas pelo Estado, embora este não obedece. Isto é porque as leis são para os escravos, e não os proprietários. E adivinhem? Os proprietários também são seres humanos como eu e você, não importa o quanto eles adoram ver-se como seres superiores.

O problema com a “realidade” criada pela cultura e que porque ela é objetivamente falsa, você precisa de um apoio contínuo para torná-la credível. É exatamente como “diga uma mentira mil vezes e ela vai se tornar verdade”. Isso é o que a cultura faz. Pessoas que acreditam no sistema de paradigmas impostos por engenheiros sociais, paradoxalmente, exigem reforço constante para eles poder acreditar que uma coisa é verdade. Por exemplo, as pessoas foram ensinadas que a Primeira Guerra Mundial foi travada em prol da democracia, ou que o governo veio depois da Grande Depressão para salvar a todos, ou que a Segunda Guerra Mundial veio para salvar o capitalismo, ou que os bancos centrais existem para controlar as forças terríveis que os mercados livres geram e que são falhas e perigosas. O problema com todas essas realidades falsas e que muitos de acham que são reais, é nosso futuro e o futuro de nossos filhos e filhas serão determinados por decisões tomadas por pessoas que acreditam que essas falsas verdades.

Isto é porque todos pensam que o Estado ou o governo existe para corrigir tudo o que está errado e, portanto, não há nada a temer. Deste tipo de pensamento originou-se o Estado Baba. Uma vez que os indivíduos não são capazes de gerir suas próprias vidas, isso é o que temos sido ensinados, há um Estado que coloca a porca no parafuso solto, uma entidade que nos dá tudo o que precisamos. O que as pessoas não percebem é que esta entidade, se permitido, também vai tirar tudo o que é distribuído pelo poder investido nele. Porque a realidade é criada e reforçada pela cultura gira em torno de pontos de vista de dependência coletivista, e que o Estado tornou-se o problema que é hoje. Embora a evidência mostra que esta entidade, a qual todos supostamente devemos tudo o que temos, destruiu tudo que tocou, o nível de doutrinação do povo é tão grande que não só não lhes permite ver essa destruição, mas também automaticamente direciona-los a buscar reforços de sua falsa realidade.

Da educação para até a economia, da política externa até os serviços sociais, o Estado tem destruído tudo. Intencionalmente, é claro. É precisamente porque a evidência derrota os paradigmas falsos que a cultura quer impor, as pessoas continuamente pedem seus reforcos diários, semanais e mensais da falsa “realidade”. É por isso que os engenheiros sociais criaram e mantem coisas como o New York Times, CNN, Dancing with the Stars e American Idol, de modo que os escravos obtenham a sua pílula azul quando precisem e não ameaçem deixar a fazenda onde eles são explorados a cada dia de suas vidas. A pílula azul mantém o Estado horizontal, o que as pessoas vêem como uma pirâmide hierárquica, mas realmente é tão plano quanto uma prancha de surf. Esta distinção pequena é o que separa os seres humanos de liberdade verdadeira, e de acabar com o controle do Estado.

A chave para libertar-se dos abusos do Estado encontra-se na capacidade de reconhecer é esta estrutura hotizontal a que faz com que o Estado seja tão perversamente bem-sucedido. De fato, a força do Estado não vem de si mesmo, mas de seus familiares, vizinhos, amigos, colegas de trabalho, etc; em outras palavras, a população escrava a qual você e eu pertencemos. Os escravos apoiam este sistema devido a uma série de razões. Primeiro, porque eles foram ensinados a fazer isso. Segundo, porque eles se beneficiam diretamente de alguma bugiganga criada pelo Estado e não querem perdê-la. Terceiro, eles não querem que os outros os superem sejam mais bem sucedidos. Quarto, porque o colapso do sistema significa um estado de realidade com o qual não podem lidar. É ignorância, falta de humildade e, acima de tudo, a doutrinação da maioria, que os impede de tomar a pílula vermelha e abrir os olhos para o mundo real. Em vez disso, os escravos do Estado garantem a sobrevivência da pirâmide atacando a minoria que se destina a alertá-los para a mentira em que vivem. É a aceitação voluntária da falsa realidade a razão que a maioria das pessoas vivem no ambiente que permite que o Estado cresca fora de controle. Enquanto a maioria das pessoas perdem tempo com tribalismos esportivos, racismo, inveja e adequação cultural, seus co-escravos nos níveis meios asseguram-se de que os engenheiros sociais terao um Estado que vai continuar a crescer mais forte.

A natureza horizontal do Estado e como ela é usada pelos engenheiros sociais para manter a maioria das pessoas cegas e complacentes é o que explica a possibilidade de que algumas centenas de pessoas possam governar bilhões. Seria impossível de outra forma. Mas é precisamente a natureza horizontal que apresenta as pessoas com a oportunidade de quebrar as cadeias do Estado antes de ele tournar-se maior e mais cruel. É mesmo possível, eu diria não só reduzir o tamanho do governo, mas também fazer com que este trabalhe para as pessoas, como a maioria de nós acreditamos que deveria ter sido sempre. Mudança neste sentido não é fácil, no entanto. Ela exige honestidade de quem quer “consertar as coisas”. Se o sucesso da corrupção do Estado é baseada no apoio moral e material recebido pelos próprios escravos, é a retirada desse apoio o que vai acabar com nossa escravidão.

Se você pagar seus impostos de propriedade a cada ano, porque teme que o Estado virá a invadir sua casa e levá-lo para a cadeia, você é um escravo do estado, e cada vez que você paga seus impostos você é um torcedor do Estado e como tal o seu cúmplice em todos os seus atos. Se você arquiva faz a sua declaracao de impostos e, assim, legitima os poderes do Estado para cobrar impostos sobre suas rendas, a qual e a razao que você existe aos olhos do Estado, então você é cúmplice do Estado. Se você odeia a guerra, mas vota por políticos que permitem o financiamento de invasões e assassinatos no exterior, você é cúmplice na invasão e os assassinatos. Se você não gosta de corrupção e ineficiência burocrática, mas você optar por continuar votando por co-escravos que fazem negócios escuros debaixo da mesa ou atrás de portas fechadas, você é cúmplice do Estado.

No entanto, se voce é honesto consigo mesmo e tem um pouco de coragem para despertar os seus co-escravos, as coisas começaram a mudar. Mas lembre-se, a mudança não é através de palavras ou o uso da linguagem, mas virá através da ação. Se o sucesso das ações imorais do Estado ocorrem pelo apoio que recebe, a retirada desse apoio o libertará das correntes que o prendem ao Estado. Você não pode lutar contra a cultura dominante com a palavra falada, porque a cultura é especialista no uso da linguagem para controlar a sociedade. Porque os controladores e seus cúmplices não podem lidar com a verdade, manipulam a linguagem para enganar, e ninguém é melhor do que eles. Eles são imbatíveis. É por isso que para destruir a cultura da mentira e da falsa realidade as pessoas devem usar as ações, não palavras. Fazendo o que pregamos é o que vai nos tirar da fazenda humana em que vivemos, onde nós ordenham até a última gota todos os dias da nossa vida.

Lembre-se que os partidários do Estado e estatismo aprovam o uso da violência contra aqueles que se atrevem a questionar a sua existência. Ou seja, você pode ser preso, encarcerado, torturado e estuprado se mostra oposocao ao Estado. Mas, pode você ser amigo ou conhecido de alguém que apóia a guerra, os impostos estaduais, corrupção e violência contra você mesmo? Será que você não é cúmplice em suas ações e, portanto, cúmplice do Estado? Eu não sei você, mas eu não vou ter nada a ver com alguém que tem a audácia imoral e covardia de me atacar por dizer a verdade no lugar de atacar aqueles que matam milhões de pessoas, roubar nossas pensões, que nos alimentam com tóxicos e nos enferman com seus produtos farmacêuticos.

Se um ser humano, supostamente livre, não pode falar e pagar o preço de ser condenado ao ostracismo por seus colegas em troca da liberdade real, então não há esperança de liberdade. Se estamos com medo de ser alvos porque vivemos por nossas próprias leis e rejeitamos aquelas que a cultura e o Estado impoem, então não merecemos ser livres.

 

El Poder Horizontal del Estado

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
13 de julio 2011

¿A cuántos liberales, libertarios, conservadores y anarquistas, por citar algunos, no les gustan los resultados que se derivan de tener un Estado fuera de control? Sería interesante realizar una encuesta y saber exactamente. Sin embargo, una encuesta no es necesaria, a menos que usted sea un aficionado a la estadística o de las matemáticas, para enterarse de que la mayoría de la gente está insatisfecha con el actual estado de las cosas. La prueba de que la participación del gobierno puede hacer más daño que bien está en todos los aspectos de la vida. Pero no es el gobierno o el Estado el responsable de estos resultados, es la gente que apoya a los Estados o gobiernos quienes cargan con la culpa.

Aunque la estructura y poder del gobierno son vistos como construidos en forma piramidal, la verdad es que el gobierno o el Estado se construye horizontalmente. El gobierno está compuesto por las personas que le dan el apoyo legal y moral de existir, por lo que esas mismas personas son responsables de lo que el Estado o el gobierno hace o deja de hacer. Por lo tanto, todas las cosas que se originan en el Estado, buenas o malas, son el resultado directo del apoyo dado por las personas a lo que conocemos como el gobierno o el Estado.

El problema es que muchas personas no conocen o no entienden esto. La gente se queja sobre el estado actual de las cosas sin darse cuenta de que ellos son los culpables de la miseria que están experimentando. Otras personas se dan cuenta, pero son demasiado hipócritas o miedosas de hacer algo al respecto. Ellos no hablan en su contra porque temen el rechazo social. Aquellos que temen se alegrarán de saber que el problema de un Estado abusivo y fuera de control se resuelve con acciones, no palabras. ¿Por qué? Porque el lenguaje es tan frágil que se puede doblar en todo tipo de maneras para decir lo que se quiere. Es casi imposible inyectar una dosis de sentido común en cualquier persona que haya sido previamente adoctrinada, y todos nosotros somos en cierto grado adoctrinados. Sin embargo, si se actúa sobre algo que es visto como malo o abusivo, los demás verán, por sí mismos, lo que queremos decir, porque nuestras acciones tienen más sentido que lo que han pensado que es real durante toda su vida.

Despertar a la gente para que actúen para cambiar el actual estado de cosas es una tarea imposible si sólo se usan las palabras. La razón de esto, es que la cultura se ha arraigado tan profundamente en sus mentes, que la realidad de la gente no es otra cosa que lo que la cultura les dice que es. Nada más. Es muy claro que la cultura no “enseña” la realidad o la verdad a las personas, sino que les da una mezcla de verdades a medias y mentiras abiertas. ¿Cómo hacer entender a las personas que aunque los nazis mataron directamente 6 millones de judíos e indirectamente a un total de 40 millones de personas, hay otra entidad que ha matado a casi siete veces más seres humanos que los nazis. Puede venir como una sorpresa para muchos que en los tiempos modernos los Estados o los gobiernos son responsables de la muerte de al menos 262 millones de personas. Eso es un hecho que la cultura no le dice a nadie.

Por ejemplo, en nuestra ‘realidad’ creada por la cultura, el problema es el terrorismo, pero en lugar de abordar las causas profundas del terrorismo, el Estado trata a sus jefes -los ciudadanos- como delincuentes. De repente, todo el mundo es culpable hasta que demuestre lo contrario y todo el mundo se somete a esta forma de pensar. Se revisan los zapatos en los aeropuertos para resolver el problema del terrorismo, la cultura nos dice. Se da al Estado una foto de su cuerpo desnudo (en los escáneres de cuerpo entero) como forma de solucionar el terrorismo, nos dicen los medios de comunicación.

Mientras tanto, los terroristas, los verdaderos terroristas, que operan los escáneres en los aeropuertos, los que mataron al menos a un millón de personas en Irak, que apoyan la limpieza racial en Bosnia y que ahora la impulsan en Libia, Pakistán, Yemen y Siria usan la complacencia de la gente para continuar haciendo lo mismo.

Las personas apoyan al Estado porque es la forma en que fueron educados. Dependiendo de donde usted vive, el sistema educativo les ha enseñado a obedecer y hasta a adorar al Estado. Junto con el adoctrinamiento se encuentra el papel que juega la cultura en la vida de las personas. La cultura refuerza los paradigmas que se han criado para que todo siga como hasta ahora. Los seres humanos fueron adoctrinados para aceptar y exigir una explicación de la realidad que nunca debe cambiar, y es que el Estado, cualquier Estado, tiene nuestros mejores intereses en mente. Es por eso que todos ‘debemos’ pagar impuestos sobre nuestras propiedades por el resto de nuestras vidas, a pesar de que los lo pagamos al comprar dichas propiedades. Es por eso que ‘elegimos’ a nuestros representantes a partir de dos partidos mayoritarios y creemos que el sistema nos da una opción. Es por eso que todos obedecen las leyes creadas por el Estado, aunque este mismo no las obedezca. Esto sucede porque las leyes son para los esclavos, no para los dueños. Y ¿adivinen qué? Los dueños también son seres humanos como usted y yo, no importa lo mucho que les gusta verse a sí mismos como seres superiores.

El problema con la ‘realidad’ creada por la cultura es que debido a que es objetivamente falsa, necesita el apoyo continuo para que sea creíble. Es exactamente igual que “decir una mentira mil veces y se convertirá en verdad”. Eso es lo que la cultura hace. Las personas que creen en el sistema de los paradigmas impuestos por los ingenieros sociales, paradójicamente, requieren un refuerzo constante de lo que creen es la verdad. Así, por ejemplo, a las personas se les ha enseñado que la Primera Guerra Mundial se luchó por el bien de la democracia, o que el gobierno vino después de la Gran Depresión para salvar a todos, o que la Segunda Guerra Mundial sucedió para salvar al Capitalismo, o que los bancos centrales existen para controlar las fuerzas terribles que hacen que el libre mercado imperfecto y peligroso. El problema con todas estas realidades falsas, que para muchos de nosotros son reales, es que nuestro futuro y el futuro de nuestros hijos e hijas estará determinado por las decisiones tomadas por personas que creen estas falsas verdades.

Esto es así porque todo el mundo piensa que el Estado o el gobierno existe para arreglar todo lo que está mal y por lo tanto no hay nada que temer. Allí mismo se origina del Estado Niñera. Dado que los individuos no son capaces de manejar sus propias vidas, eso es lo que nos han enseñado, siempre habrá un Estado para poner la tuerca en el tornillo que se soltó, una entidad que nos dé todo lo que necesitamos. Lo que la gente no se da cuenta, es que esa misma entidad, si lo permiten, también les quitará todo lo que se repartieron por el poder investido en él. Es porque la realidad creada y reforzada por la cultura gira en torno a puntos de vista de dependencia colectivista, que el Estado se ha convertido en el inconveniente que es hoy. Aunque la evidencia muestra que esta entidad a la que todos supuestamente le debemos todo lo que tenemos ha destruido todo lo que ha tocado, el nivel de adoctrinamiento de las personas es tan alto, que no sólo no les permite ver tal destrucción, sino que también les dirige automáticamente a buscar más refuerzos de su falsa realidad.

Desde la educación a la economía, de la política exterior a los servicios sociales, el Estado tiene todo destrozado. Intencionalmente, por cierto. Es precisamente porque la evidencia derrota los falsos paradigmas que la cultura quiere imponer, que la gente continuamente vuelve para pedir su dosis diaria, semanal y mensual de la falsa ‘realidad’. Es por ello que los ingenieros sociales se aseguraron de que exista un New York Times, CNN, Dancing with the Stars y American Idol, de modo que los esclavos obtengan su pastilla azul cuando la necesiten y no amenacen con salir de la finca en donde son explotados cada día de sus vidas. La píldora azul los mantiene dentro del Estado horizontal, que ellos ven como una pirámide jerárquica, pero que en realidad es tan plana como tabla de surf. Esa pequeña distinción es lo que separa a los seres humanos de ser libres, verdaderamente libres, y de poner fin al control del Estado.

La clave para liberarte de los abusos del Estado reside en la capacidad de reconocer que el Estado hará lo que le permiten hacer y que es su estructura horizontal lo que lo hace tan malvadamente exitoso. De hecho, la fuerza del Estado no proviene de sí mismo, sino en la de sus familiares, vecinos, amigos, compañeros de trabajo, compañeros de clase, etc. En otras palabras, la población esclava a la que usted y yo pertenecemos. Los propios esclavos apoyan este sistema para una serie de razones. Primero, porque se les enseñó a hacer eso. Dos, porque se benefician directamente de alguna baratija creada por el Estado y no quieren perderla. Tres, porque no quieren que otros los superen y sean más exitosos. Cuatro, debido a que el colapso del sistema significa un estado de realidad al que no pueden hacer frente. Es la ignorancia, la falta de humildad y, sobre todo, el adoctrinamiento de la mayoría, que les impide tomar la píldora roja y abrir los ojos al mundo real. En cambio, los esclavos garantizar la supervivencia del Estado piramidal mirando y atacando a la minoría que tiene la intención de alertarlos sobre la mentira que vivimos. Es la aceptación voluntaria de la falsa realidad la razón por la que la mayor parte de personas viven en el ambiente en el cual se permite al Estado crecer fuera de control. Mientras la mayoría de la gente pierda el tiempo en tribalismos deportivos, el racismo, la envidia y la adecuación cultural, sus compañeros de esclavitud en los niveles medios aseguran a los ingenieros sociales que el Estado seguirá creciendo fuerte.

El carácter horizontal del Estado y la forma en que es utilizado por los controladores para mantener la mayoría de las personas ciegas y complacientes es lo que explica la posibilidad de que unos pocos cientos de personas gobiernen sobre miles de millones. Sería imposible de otra manera. Pero es precisamente su propia naturaleza horizontal la que presenta a la gente la oportunidad de romper las cadenas del Estado y evitar que se haga más grande y más malo. Es posible, incluso, diría yo, no sólo para disminuir el tamaño del Estado, sino también hacer que funcione para la gente, como la mayoría de nosotros creemos que debería haber sido siempre. Cambio en este sentido no es fácil, sin embargo. Se requiere honestidad de parte de aquellos que quieren “arreglar las cosas”. Si el éxito de la corrupción Estatal se basa en el apoyo moral y material que recibe de los propios esclavos, es la retirada de dicho apoyo lo que va a poner fin a nuestra esclavitud.

Si usted paga sus impuestos a la propiedad cada año, ya que teme que el Estado vendrá a asaltar su casa y le llevará a la cárcel, usted es un esclavo del Estado, y cada vez que paga sus impuestos usted es un defensor del Estado y como tal su cómplice en todas sus fechorías. Si usted presenta su declaración de impuestos y de esta manera legitima los poderes del Estado para cobrarle impuestos sobre la renta, que es la razón por la cual usted existe, en los ojos del Estado, entonces usted es un cómplice del Estado. Si no le gustan las guerras, pero vota por políticos que permiten el financiamiento de las invasiones y asesinatos en el extranjero, usted es un cómplice de la invasión y el asesinato. Si no le gusta la corrupción o la ineficiencia de la burocracia, pero usted elige esclavos que continuarán haciendo negocios oscuros debajo de la mesa o a puerta cerrada, usted es un cómplice del Estado.

Sin embargo, en el momento en que sea honesto consigo mismo y tenga un poco de coraje para despertar a su compañeros de esclavitud, ese será el momento en que las cosas comenzarán a cambiar. Pero recuerde, el cambio no será a través de palabras o el uso del lenguaje, sino que vendrá a través de la acción. Si el éxito de las acciones inmorales del Estado se basan en el apoyo que le dan, su retiro de ese apoyo es también lo que le libera de las cadenas que le unen a él. No se puede luchar contra la cultura dominante con la palabra hablada porque la cultura es experta usando el lenguaje para controlar la sociedad. Debido a que los controladores y sus cómplices no pueden manipular la verdad, manipulan el lenguaje para engañar, y nadie es mejor en eso. Ellos son inmejorables. Es por eso que para poner fin a la cultura popular y la falsa realidad, las personas deben utilizar las acciones, no las palabras. Es haciendo lo que predicamos lo que nos va a sacar de la enorme granja humana en que vivimos y en el que nos ordeñan hasta la última gota todos los días de nuestras vidas.

Recuerde que el Estado y los que apoyan el estatismo también aprueban el uso de la violencia contra aquellos que se atreven a cuestionar su existencia. Es decir, usted puede ser arrestado, encarcelado, torturado y violado si se opone al Estado. Pero, se puede ser amigo o conocido de una persona que apoya la guerra, los impuestos estatales, la corrupción y la violencia contra sí mismo? ¿No sería usted cómplice de sus acciones y por lo tanto, un cómplice del Estado? Yo no se usted, pero no voy a tener nada que ver con alguien que tiene la audacia inmoral y la cobardía de atacarme por decir la verdad en vez de oponerse a los que matan millones de personas, robar nuestras pensiones, nos alimentan con tóxicos y nos enferman con sus productos farmacéuticos.

Si un ser humano, supuestamente libre, no puede decir lo que piensa y pagar el precio de ser condenado al ostracismo por sus semejantes a cambio de la libertad real, entonces, no hay esperanza de tener libertad. Si tenemos miedo de ser señalados porque vivimos por nuestras propias normas y rechazamos aquellas que la cultura y el Estado imponen, entonces no merecemos ser libres.

“Propiedad Humana”: Esta es la historia de su Esclavitud

Freedom Radio
Traducción: Luis R. Miranda

Como todos los animales, los humanos quieren dominar y usar los recursos a su alrededor. Al principio los humanos cazaban, pescaban y comían de la tierra. Pero después, algo mágico y terrible acontenció a nuestras mentes: Nos volvimos -en medio de todos los animales- temerosos de la muerte y de pérdidas futuras.

Y este fue el comienzo de una gran tragedia, y la mismo tiempo de una posibilidad más grande. Cuando nos sentimos temerosos de morir, del dolor y de ser prisioneros, nos volvemos dóciles; y por ende, valiosos. Valiosos en una forma que ningún otro recurso podría ser.

El recurso más grande que cualquier ser humano puede controlar no son los recursos naturales, herramientas, animales o la tierra; sino otros seres humanos. Usted puede asustar un animal, porque ellos se asustan ante el dolor en un momento determinado. Pero usted no puede asustar a un animal con la pérdida de libertad, con tortura o prisión como consecuencia futura, porque los animales tienen un entendimiento muy pequeño o nulo sobre el futuro.

No se puede amenazar a una vaca con tortura o a una oveja con la muerte. No se puede agitar una espada en frente de un árbol y gritarle para que produzca más frutos, o prender una antorcha ante un campo de trigo para que dé mayor rendimiento. Usted no obtandrá más huevos amenazando a una gallina, peor sí puede amenazar y exigirle a un humano que le dé sus pertenencias.

Este tipo de manejo o “cultivo humano” es el más rentable y su uso es la ocupación más destructiva y en la historia. Por esto es que está alcanzando un clímax destructivo. La sociedad humana no puede ser entendida racionalmente hasta que no se vea como lo que es: Una Serie de Fincas; donde Terrateniente son dueños de “ganado humano”.

Algunas personas se confunden, porque los gobiernos dan atención médica y de salud, agua, educación y caminos. Esto, para muchas personas es una señal de que el gobierno tiene benevolencia. Nada podría estar más lejos de la realidad.

Los Terrateniente dan cuidado médico e irrigación y entrenamiento o preparación a su “ganado humano”. Muchas personas se confunden porque se nos dan algunas libertades y por eso imaginan que nuestros gobiernos protegen esas y otras libertades. Pero los Terrateniente plantan sus cultivos a una cierta distancia para aumentar su producción, y permiten que algunos animales usen partes más grandes de su tierra si esto significa que ellos producirán más carne o leche.

En su país, su terrateniente le permite algunas libertades. No porque se importe con que usted tenga esas libertades, sino porque está interesado en aumentar sus ganancias. ¿Puede comenzar a ver el orígen de la jaula en la que usted nació?

Han habido cuatro mayores etapas de “agricultura humana”. La primera fase, en el antiguo Egipto fue caracterizada por la directa y brutal coacción humana. El cuerpo humano era controlado, pero la productividad creativa de la mente humana se mantuvo lejos del alcance del látigo y la marca de las cadenas. Los esclavos eran todavía poco productivos y se requerían enormes cantidades de recursos para mantenerlos bajo control. La segunda fase fue el modelo romano, donde a los esclavos se les daba una cierta libertad, ingenio y creatividad; lo cual aumentó su productividad.

Esto aumentó la riqueza de Roma y por ende los ingresos del Gobierno Romano. Con esta riqueza adicional fue que Roma se transformó en un Imperio, el cual después destruyó las libertades económicas que dieron origen a su poder y como consecuencia el Imperio colapsó.

Seguramente este panorama no es del todo extraño.

Después del colapso romano, el modelo feudal introdujo el concepto de “propiedad humana” y cobro de impuestos. En lugar de ser directamente propiedad de un terrateniente, los campesinos cultivaban la tierra, la cual podían mantener siempre y cuando pagaran su cuota a los jefes militares locales. Este modelo eventualmente se derrumbó debido a la continua subdivisión de la tierra productiva, y fue destruído durante el periódo en que se limitó el acceso a la propiedad privada, cuando la tierra fue consolidada y cientos de miles de campesinos fueron robados de sus propiedades porque nuevas técnicas de cultivo hicieron que grandes propiedades fueran más productivas con menos trabajadores.

El aumento en productividad en la Edad Media creó una abundancia de alimentos requerida para la expansión de pueblos y ciudades, lo cual dió orígen al modelo actual conocido como el Modelo Democrático de Propiedad Humana. Cuando los campesinos desplazados llegaron a las grandes ciudades, una gran cantidad de mano de obra barata se hizo disponible para los industrialistas y los Terrateniente de la clase alta rápidamente se dieron cuenta que ellos podían obtener más dinero si dejaban a su “ganado humano” escoger sus ocupaciones.

Bajo el Modelo Democrático, la tenencia de esclavos como propiedad se reemplazó con el Modelo de la Mafia. La Mafia raramente es dueña de un negocio. En lugar, los mafiosos prefieren enviar un matón cada mes para robar de los dueños de los negocios. A usted le es permitido ahora escoger su propia ocupación, lo que aumenta su productividad y por ende los impuestos que usted paga a sus Dueños.

Aprecien este tiempo de sus vidas niños, porque este es el tiempo de sus vidas cuando ustedes todavía tienen la oportunidad de escoger. Y pasa tan rápido”. Este es el típico discurso de orientadores y consejeros en las escuelas y colegios. “Cuando son adolescentes ustedes piensan que pueden hacer cualquier cosa, y ustedes pueden. Los veintes son difíciles. Cuando se llega a los treinta, ustedes son responsables por su familia. Ganan poco dinero y piensan ¿Qué le pasó a mi juventud? A los 40, ya tienen una barriga y les sale otra barbilla de lo gordos que están. La música comienza a parecer muy alta. Una de sus novias de la escuela se convierte en abuela. A los 50, usted pasa por una cirugía, la cual usted llama irrelevante. A los 60, usted tiene una cirugía mucho más seria. La música aún parece muy bulliciosa, pero no importa porque usted ya no puede oírla más. A los 70, usted y su esposa se pensionan y comienzan a cenar a las dos de la tarde, almuerzan a las 10 y desayunan la noche anterior. Después pasan el resto del tiempo andando por las calles o los centros comerciales pensando ¿porqué es que nuestros hijos no nos llaman? A los 80, usted sufre un derrame cerebral y termina como un vegetal y siendo cuidado por una enfermera a quien su pareja no soporta, pero a quien usted llama Mami.

Sus pocas libertades son mantenidas porque estas son de beneficio económico para sus Dueños. El gran acertijo del Modelo Democrático es que el aumento de la riqueza amenaza a los Terrateniente. La clase alta primeramente se beneficia de un mercado relativamente libre en capital y trabajo, pero una vez que su “ganado humano” se da cuenta de sus libertades, y que transforman estas libertades en riqueza, ellos comienzan a preguntase ¿porqué necesitan a sus Dueños? Bueno, nunca nadie dijo que ser terrateniente y tener “propiedad humana” sería fácil.

El mantener al “ganado humano” dentro de la propiedad de los Terrateniente o la clase alta es un proceso dividido en tres fases. La primera es adoctrinar a los jóvenes a través de la “educación” y el “sistema educativo” del gobierno. Una vez que la riqueza en países democráticos creció, las escuelas financiadas por el gobierno fueron universalmente impuestas para poder así controlar los pensamientos y las almas del “ganado humano”. La segunda fase es la de tornar a los ciudadanos unos contra otros a través de la creación de una sociedad dependiente. Es muy difícil controlar directamente con el uso de la fuerza, y donde es posible, se torna poco productivo.

Los humanos no se reproducen o producen eficazmente cuando están en cautividad. Pero si los humanos piensan que son libres entonces producen mucho más para sus Dueños. La mejor manera de mantener esta ilusión de libertad es la de poner alguna parte de este “ganado” en posiciones de poder en las organizaciones que son propiedad del terrateniente. El “ganado” que se torna dependiente de la jerarquía existente automáticamente atacarán al “ganado” que descubre y denuncia la corrupción, la violencia, la hipocrecía y la inmoralidad de la “propiedad humana”.

Libertad es Esclavitud y Esclavitud es Libertad.

Si los Dueños logran que una parte del “ganado” ataque a otra parte, cuando sea que alguien denuncia la realidad de una situación, entonces no es necesario gastar tanto tiempo y recursos controlandolos directamente. Ese “ganado” que se torna dependiente de la comodidad brindada por el Dueño, se opondrá violentamente a cualquier cuestionamiento de la “propiedad humana”, y las clases intelectuales y artísticas -siempre y por siempre dependientes de los Dueños, dirán a cualquiera que demande libertad: “Usted está dañando a sus compatriotas.”

El “ganado humano” es entonces mantenido en jaulas cambiando el significado de responsabilidad moral cada vez que sea necesario para mantener la naturaleza destructiva de un sistema violento y preservarlo de aquellos que demanden libertad verdadera.

La tercera fase es la de inventar amenazas externas continuamente, para que el “ganado” asustado pida la protección de los Terrateniente. Este sistema de “propiedad humana” está llegando a su fin. Las terribles tragédias de los sistemas económicos del mundo occidental moderno han ocurrido no como causa de, sino como consecuencia de sistemas económicos utilizados en el pasado y sus falsas libertades. El aumento desmedido de la riqueza en el mundo occidental a través del siglo 19, fue el resultado de estas políticas económicas, y fue exactamente el aumento desmedido de la riqueza -a través de sistemas como Reserva Fraccionaria- lo que alimentó e impulsó el poder del Estado.

Cuando el “ganado humano” se vuelve exponencialmente productivo, esto resulta en un crecimiento proporcional en el número de Terrateniente así como de otros que dependen de ellos. El crecimiento del Estado es siempre proporcional a las condiciones económicas anteriores. Estas condiciones económicas basadas en deuda crean riqueza, y esta riqueza atrae a ladrones políticos y parásitos, cuyo egoísmo destruye cualquier situación económica; buena o mala. En otras palabras, el sistema de “libertad económica” metastatiza el cáncer del Estado.

El Gobierno que comienza siempre pequeño, siempre terminará como el más grande. Por eso es que no hay ninguna alternativa viable y sostenible a una sociedad verdaderamente libre y pacífica. Una sociedad sin Dueños y sin “propiedad Humana”, sin la violencia del cobro de impuestos y el Estatismo. Ser libre, verdaderamente libre es muy fácil y muy difícil a la misma vez. Evitamos el horror de nuestra esclavitud porque es muy doloroso verlo cara a cara. Bailamos alrededor de la violencia de nuestro agonizante sistema porque nos da miedo que otros seres humanos nos ataquen.

Pero solo nos pueden tener presos en aquellas jaulas que nos negamos a ver y reconocer.

Despierte! El ver y reconocer la jaula, nos permitirá salir de ella.

Una Pandemia de Corrupción, no de Gripe H1N1

Dr. Margaret Chan

La Dra. Margaret Chan, jefe del Cartel Internacional de Corrupción Médica conocida como la OMS.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Junio 8, 2010

No hay necesidad de decirlo, es casi redundante y repetitivo hablar acerca de la corrupción que provocó la falsa alarma de gripe H1N1 el año pasado. Sin embargo, nunca es excesivo señalar la corrupción masiva cuando es detectada e identificada con tanta claridad. Muchas fuentes independientes han denunciado la corrupción rampante que existe en la Organización Mundial de la Salud. Una de ellas, el Consejo Europeo de la Salud, estudió y publicó un informe que reveló el esquema de corrupción gigantesca dentro de la OMS y entre sus trabajadores y la industria farmacéutica.

Ahora es el turno de la revista British Medical Journal de denunciar y publicar sus resultados. Lo más destacado del informe indica que científicos altamente posicionados que “convencieron” a los jefes de la OMS para declarar la pandemia, tenían relaciones financieras con las empresas farmacéuticas que acumularon billones en sus arcas con la venta de las vacunas. Los científicos de la OMS recibieron compensaciones económica directas de los fabricantes de vacunas. Durante y después de la investigación, la OMS negó el pedido de revelar información sobre los conflictos de intereses entre sus principales asesores y las compañías farmacéuticas.

Tal vez la mayor víctima después de los miles de pacientes que murieron por los efectos secundarios de la vacuna, o los que padecen trastornos neurológicos irreparables -también como consecuencia de la vacuna- y otros que moriran y se enfermaran en el futuro, es la propia OMS. La escasa credibilidad que la OMS tenía se ha disipado por completo y nada que salga de sus altavoces se puede confiar. Ahora, la única forma en que la organización -una rama de las Naciones Unidas- puede hacer valer sus políticas enloquecedoras es a través de los gobiernos títeres que siguen cualquiera de las orientaciones que esta emita en los próximos meses y años.

Los resultados de la más reciente investigación, revelados por Deborah Cohen, editora de la revista BMJ, y Philip Carter, un periodista que trabaja para la Oficina de Periodismo de Investigación en Londres, no sólo no fueron negados por la jefe de la OMS, Dra. Margaret Chan, pero también defendidos y justificados . Chan dijo que el secreto era necesario para proteger la integridad y la independencia de los miembros mientras se hace un trabajo crítico y también para garantizar transparencia. En otras palabras, no es necesario llevar a cabo un trabajo honrado en la Organización Mundial de la Salud mientras que las personas no sospechen que hay corrupción. Sin embargo, si se descubre la corrupción, es absolutamente aceptable ocultarlo mientras que la propia OMS se investiga para determinar si hay o no irregularidades en sus operaciones.

Caduceus

* El Caduceus, símbolo de la medicina moderna, era en el pasado la guía de los muertos y protector de los comerciantes, apostadores, mentirosos y ladrones. Muy apropiado, sin duda.

El British Medical Journal no es la única organización que encuentró corrupción en el corazón de la OMS. Como se mencionó anteriormente, la investigación de la Concejo de Salud de la Unión Europea también determinó que la declaración de la pandemia del virus H1N1 se basó en política y corrupción, no en ciencia. El reporte dijo que la manera en que la OMS manejó la supuesta pandemia fue “una pérdida de grandes sumas de dinero público, y también una cadena de miedo injustificado sobre los riesgos de salud que enfrentarían los ciudadanos europeos y en general.”

La reacción del complejo farmacéutico industrial no pudo llegar lo suficientemente rápido. Los señores de la droga dijeron que la OMS no tenía otra opción que declarar la pandemia por el hecho de que las vacunas eran la única manera de prevenir y curar la enfermedad. Por supuesto, esto son mentiras. Las vacunas no tratan o curan ninguna enfermedad, sino que las prolongan y las producen. Por otra parte, la producción natural de vitamina D, por ejemplo, es una forma comprobada de prevenir y curar enfermedades como la gripe y otras como el cáncer de manera más eficaz que cualquier vacuna jamás podría. ¿Cuántas veces usted oye cualquier médico o científico de la OMS recomendar a un paciente exponerse a la luz del sol para que el cuerpo pueda producir la vitamina D o D3 necesaria para prevenir enfermedades? La respuesta es nunca. La razón de esto es que tanto la industria farmacéutica como los médicos mal informados pretenden perpetuar el actual sistema de salud que tiene el mayor número de gente adictos a drogas farmacéuticas. Todos hemos oído hablar sobre drogas y la dependencia de productos farmacéuticos, no es verdad?

Estudios realizados en América del Norte, América del Sur y Europa han demostrado que 40-60 nanogramos de suero hidroxivitamina D por mililítro (100-150 nanomols por litro) de sangre es suficiente para mantener un óptimo estado de salud. La misma cantidad previene enfermedades que incluyen 10 tipos diferentes de cáncer, diabetes y por supuesto la influenza . Los detalles de los estudios y lo que la vitamina D y D3 son capaces de hacer para prevenir enfermedades, así como para reducir la probabilidad que muchos problemas médicos vuelvan a surgir, se pueden ver aquí. Así que una de las claves para prevenir enfermedades consiste en averiguar cuál es el nivel de suero en la sangre, y consumir vitamina D o D3 si hay una deficiencia. El costo puede variar de gratuito (exposición al sol 10-15 minutos al día entre 11 a.m.-1 p.m., cuando hay menos radiación UVB) a unos cinco centavos de dólar al día (con suplementos). No permita que su médico lo confunda con la frase “nadie sabe cual es la dosis adecuada de vitamina D”, porque esa es exactamente la pregunta equivocada. Pero si usted es alguien que se siente más cómodo con la medición de su consumo diario de vitamina D, un uso de 2000 UI (unidades internacionales) por día es una dosis recomendada. Una vez más, los detalles pueden verse en el vídeo citado arriba.

Como Mike Adams escribe en el caso de la falsa pandemia: “Se mantuvo a la gente ignorante sobre los remedios naturales, para asegurarse de que más personas murieran y se hiciera una llamada más urgente para adoptar programas de vacunación masiva. La pérdida de vidas nunca se interpone en el camino de Big Pharma, ¿no? “. Eso es exactamente mi punto de vista también. Unos pocos miles de vidas no significan nada para una industria cuyo único objetivo es obtener ganancias cada año a toda costa, inclusive sobre mentiras y las vidas de las personas usando tácticas de intimidación y corrupción. Esto es precisamente lo que la Dra. Margaret Chan quería decir con su declaración. La corrupción es tolerada. La experimentación con seres humanos está bien. El saqueo de las arcas públicas también está bien. Y cuando la gente descubre las mentiras, la misma OMS decide si hubo irregularidades o no.

Pero ¿cómo es que la Organización Mundial de la Salud elabora, mezcla, usa el cóctel de corrupción del que estamos hablando?

Exagerando el supuesto riesgo: Las compañías farmacéuticas y la OMS clasifican el riesgo como muy alto y crean niveles imaginativos de mortalidad. Esta vez, la OMS creó un sexto grado de peligrosidad, el más alto de la historia, y luego declaró que estábamos en el. En ese momento, cuando muy pocos casos de H1N1 habían sido confirmados en todo el planeta, la ingestión de vitamina D y D3 -ya sea a través de la luz solar o suplementos- habría acabado con el virus.

Demandar que las naciones compren las vacunas naciones: La OMS pidió y exigió que los países compraran las vacunas de las más grandes casas de fabricación: Sanofi y Glaxosmithkline, con el fin de prepararse para la supuesta pandemia. A continuación, se elevó el nivel de riesgo a una de “emergencia de salud pública”, que hace que los países lleven a cabo campañas de vacunación masivas contra el público desprevenido.

Saquear las arcas públicas: Las naciones, tanto en regiones desarrolladas como subdesarrolladas del mundo gastaron miles de millones de dólares en la compra vacunas contra el virus H1N1 mientras este nunca alcanzó un nivel significativo de riesgo. Al final resultó que, de hecho, las empresas farmacéuticas engordaron sus gigantescas cuentas bancarias aún más.

Pagos a los científicos corruptos: Mientras el mundo se estaba cayendo víctima del pánico y de interactuar con cualquier persona en la calle fue vista como arriesgada, máscaras de estallar por todas partes-los científicos de la OMS embolsado sobornos de los fabricantes de productos farmacéuticos. Esos fondos se mantuvieron deliberadamente secreto, como la cabeza de la OMS, Dra. Margaret Chan admitió.

Fomentar y aumentar el miedo: Como una forma de mantener los beneficios de la venta de vacunas, la OMS, así como los departamentos de salud nacionales y locales pidieron a la población vacunarse a sí mismos y sus familiares. La vacunación, dijeron, era la única manera de salvarse del mortal virus H1N1. ¿Cuántas de las personas que presuntamente murieron a causa del H1N1 murieron debido al virus? Muy pocos. La mayoría de ellos murieron de complicaciones de salud relacionadas con problemas médicos previos que se vieron agravados por el virus de la influenza. La vacuna no prevenía o trataba esas complicaciones. De hecho, muchos de ellas fueron provocadas por las propias vacunas.

La pregunta que viene a la mente es entonces: ¿Por qué los gobiernos y sus departamentos de salud continúan siguiendo las directrices de la OMS aunque se sepa de la corrupción flagrante que gobierna sus acciones? Y más importante: ¿Continuarán a obedecer las directivas de la OMS en el futuro? Probablemente sí. La burocracia es un delincuente que no distingue si se trata de un órgano local, regional, nacional o internacional. Así que la decisión de rechazar las normas de la corrupta OMS y asumir la responsabilidad de su salud está en tus manos. Así que cuando la próxima pandemia venga, recuerde: Los científicos que asesoran a la OMS se encuentran en la nómina de las empresas farmacéuticas y ellos siempre inventarán información sobre un virus y lo convertirán en un monstruo de 5 cabezas si eso es lo que se necesita para obtener algún beneficio. Y una cosa más: nunca ha habido un estudio científico independiente que confirme que las vacunas previenen, tratan o curan ninguna enfermedad. Las vacunas son la mayor estafa de la medicina moderna. Todos los estudios médicos realizados que afirman que una vacuna previene, trata o cura una enfermedad fueron realizados por los fabricantes de vacunas o pagados por ellos para que las universidades y laboratorios “confirmen” las vacunas son eficaces.

Si hay algo positivos que dejó la pandemia imaginaria de la OMS es que ahora más que nunca podemos estar seguros que ni la OMS ni el complejo farmacéutico industrial comparten nuestro interés de ser saludables. Sus únicos intereses giran en torno a la idea de llenar sus bolsillos con dinero y al mismo tiempo tratar de despoblar el planeta un poco más cada vez.

* W. Burkert, Greek Religion 1985 section III.2.8; “Hermes.” Encyclopedia Mythica from Encyclopedia Mythica Online. Retrieved October 04, 2006.