Guía de George Orwell para seguir las Noticias

Traducción Luis Miranda
Russia Today
01 de diciembre 2011

Los medios de comunicación occidentales falsifican las noticias y lo hacen recurriendo a eufemismos, medias verdades y mentiras en el mejor (peor) estilo de la novela de George Orwell 1984. Todos vivimos en el mundo irreal de la “neolengua” que la élite de poder global utiliza para controlar nuestras mentes.

Nos confundimos cuando no podemos entender adecuadamente las cosas que suceden alrededor y a nosotros mismos, o lo que se hace en nuestro nombre. Normalmente, esta confusión lleva a la inacción. Si usted está perdido en la noche en medio de un bosque, pero aún se pueden ver las estrellas, luego un poco de conocimiento de astronomía rápidamente le dirá dónde está el norte. Pero si está nublado o usted es ignorante de las constelaciones en el cielo estrellado, entonces usted puede pensar que es mejor encender un fuego y no hacer nada hasta el amanecer …. Estás perdido!

En la actualidad, los medios de comunicación usan la distorsión programada, la confusión e incluso mienten descaradamente cuando su poder financiero cuando sus patrocinadores les piden que solamente publiquen la “historia oficial” en cualquier proceso de grandes cambios políticos, económicos o financieros. Cuando se mira de cerca, sin embargo, la “historia oficial” de las cosas puede ser vista como inexacta, engañosa, a menudo difícil de creer, si no francamente estúpida.

Ejemplos de esto: Inexistencia de Armas de Destrucción Masiva en Irak que condujo a la invasión y destrucción de ese país; los supuestos rescates a los banqueros con dinero de los contribuyentes; la irracionalidad diplomática de EE.UU., la alineación militar, financiera e ideológica a los objetivos israelíes, “nosotros encontramos y matamos a Osama bin Laden y enterramos su cuerpo en el mar “, y la amplia gama de “quien hizo que” en torno a los ataques terroristas en 9/11 en Nueva York y Washington, 7/7 en Londres, los ataques en la Embajada Israelí (AMIA), los ataques en Buenos Aires Buenos en 1992/1994, y – por supuesto, el favorito de todo el tiempo: quién le disparó a JFK …?

Estos son sólo algunos de los casos paradigmáticos que han servido para provocar que millones de personas despertaran y pensaran objetivamente en vez de dejarse indoctrinar por los medios de comunicación tradicionales! Pero, por desgracia la gran mayoría de estos casos no son tan claros. La gran mayoría de las mentiras son como nudos de una neolengua, difícil de desatar, ya que llevan incorporado complejos nudos gordianos. Y, como con todos los nudos gordianos, es necesario cortarlos, y esto requiere una acción rápida y precisa además de una buena dosis de coraje intelectual.

Para dar un ejemplo de lo que decimos, vamos a echar un vistazo rápido a cómo una operación “neolinguistica” funciona. Se requiere una planificación secuencial, que requiere tiempo, se requiere una logística adecuada, se requieren voceros “creíbles” en los sectores público y privado, se requiere la elección de las palabras y las imágenes en el momento adecuado y en las circunstancias adecuadas.

Por lo tanto, vamos a decir la Elite Global – trabajando a través de los gobiernos de los EE.UU., Reino Unido, la Unión Europea en los que están profundamente arraigados, y conjuntados con una amplia gama de medios de comunicación, empresas de defensa, compañías petroleras, de seguridad y empresas de construcción, y poderosos grupos de presión – deciden que quieren invadir y destruir un país específico … Libia, por ejemplo …
¿Cómo se aseguran de que “la comunidad internacional” sólo se quede mirando en silencio (a excepción de la minoría relativamente pequeña de voces que son cada vez más y que fuertemente se oponen a ellos y sus políticas)?

Los Siete Pasos de la Guía usada por los Medios de Comunicación para Destruir un País

1. En primer lugar, comienzan por escoger un país maduro, listo para un “cambio de régimen”, y lo marcan como un “estado rebelde”.

2. Ellos arman, preparan y financian grupos locales de terroristas a través de la CIA, el MI6, el Mossad, Al-Qaeda (una operación de la CIA), carteles de la droga (a menudo operaciones de la CIA) y los llaman “luchadores por la libertad”.

3. Luego vienen los simulacros de Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que causan la muerte y la destrucción de millones de civiles, pero que les llaman “sanciones de la ONU para proteger a los civiles”.

4. Entonces ellos propagan mentiras flagrantes en las salas de redacción y los periodistas pagados, y las llaman “las preocupaciones de la comunidad internacional expresadas por los voceros y analistas de prestigio”.

5. Entonces ellos bombardean, invaden y comienzan a controlar el país y lo llaman de “liberación”.

6. A medida que el país invadido cae totalmente bajo su control, imponen “el tipo de democracia que queremos ver” (como Hillary Clinton antes de visitar Egipto y Túnez el 10 de marzo de 2011), hasta que finalmente …

7. Roban petróleo, minerales y reservas agrícolas para entregarlos a las corporaciones globales de la Elite, e imponen deudas innecesarias a la banca privada y lo llaman “la inversión extranjera y reconstrucción.”

Sus discursos están llenos de: Fuerza e hipocresía, que han utilizado una y otra vez para destruir países enteros, siempre en nombre de la “libertad”, “democracia”, “paz” y “derechos humanos”. La fuerza máxima y la violencia se utilizan para lograr sus fines y objetivos.

Los Padrinos de la Elite recomendaron esto hace muchos años en un plan para la dominación del mundo escrito en un manuscrito antiguo.

“¿Qué has dicho …? Que no quieren ser “liberados” y “democratizados’?!?”

“Entonces, aguanten esto Hiroshima, Nagasaki, Hanoi, Berlín, Dresde, Bagdad y Basra! Tenga esto Tokio, Gaza, Líbano, Kabul, Pakistán, Trípoli, Belgrado, Egipto, El Salvador y Granada! Y tenga esto Panamá, Argentina, Chile, Cuba, República Dominicana, Somalia, África! ”

Siempre bombardeo personas en mil pedazos … Siempre, por supuesto, en nombre de la “libertad”, “democracia”, “paz” y “derechos humanos”.

El Estado es la Más Grande Amenaza

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Noviembre 17, 2010

En las últimas décadas, ha sido muy confuso para muchos cuales son los asuntos en los cuales el gobierno debe tener injerencia y cuales no; así como cuales son las libertades que tenemos como individuos. Esta confusión entre los ciudadanos ha desencadenado la más grande toma de poder, quizás de la historia de la humanidad. Si queremos rescatar nuestras libertades y derechos, debemos entonces refutar las acciones de la política moderna; debemos repudiar las presunciones y y prerrogativas que permiten que pocas personas amasen un poder tan vasto y lo usen para oprimir al resto de la población.

Claramente se puede ver que el “gobierno” ha sido el recipiente más grande de caridad intelectual desde el inicio del siglo pasado. Sin embargo, la coerción ejercida por el “gobierno” ha sido poco discutida en el ambiente político y social, y más bien es visto como natural, casi autóctono. Entre más poder el gobierno absorbe, menos discussión hay sobre los que comete y como ese poder debería volver a las manos de los ciudadanos. Parece haber un “acuerdo de caballeros” entre los filósofos de la política quienes pretenden que el gobierno es más noble de lo que realmente es. Ellos usan guantes blancos cuando discuten y describen la naturaleza del Estado y como este se comporta.

Como se ha discutido en foros alternativos, el asunto más trascendente hoy día no es Conservatismo sobre Liberalismo o viceversa, sino Estatismo. Este último es la creencia que el gobierno es superior al individuo, al ciudadano y que el progreso de una Nación, de una Región, de un Continente, depende de extender los poderes del Estado, esos poderes arbitrarios que los burócratas del gobierno supuestamente usarán para hacer que su gente sea más feliz.

¿Qué tipo de bestia, de ente es el gobierno? ¿Es un órgano eficiente, una máquina que constantemente mejora la vida de los ciudadanos? O es una excavadora que destruye la tierra y dejándola expuesta a lo que cualquiera con un poco de poder quiera hacer con ella, aunque esto signifique la destrucción de la vida de muchas personas?

La búsqueda de una fórmula para que el gobierno sirva a sus creadores originales y legales es comparada a encontrar el Santo Grial. No solo esta formula no se ha encontrado, sino que los poderes del Estado se han expandido sin descanso. Aún así los filósofos de la política creen y analizan el desempeño del gobierno como si este fuese un SER benevolente. Esto es como basar el estudio de la geografía en la presunción de que la Tierra es plana. De hecho, muchos analistas políticos opinan del gobierno como si este fuese un mago, que enuncia y anuncia ideas grandiosas, ordena iniciativas importantes y que este simboliza todo lo que es bueno en la sociedad. Sin embargo, para que el análisis de un filósofo de la política tenga cualquier validad, este debe comenzar arrancando la cortina que esconde la naturaleza del Estado.

El confiar en gobiernos de origen contemporáneo requiere que se divida a la humanidad en dos grupos: uno compuesto por individuos a quienes se les confía el poder de dominar las vidas de otras personas, y un segundo compuesto por individuos quienes no pueden ni siquiera decidir que hacen con su propias vidas. Directrices modernas dan a unas pocas personas el poder de ser Dios, cuando se trata de decidir sobre las vidas, la propiedad y la tranquilidad de otros. El pensamiento político actual presume que imponer barreras al poder del Estado es algo negativo, pero imponerlas a los ciudadanos es positivo. Se quiere que los individuos automáticamente piensen lo mejor del gobierno, aunque quienes controlan todo asumen lo peor del ciudadano.

La historia muestra que la aparición del pensamiento sobre la inevitabilidad del Estado también trajo el declive de la libertad del individuo. No podemos adorar al Estado sin tener que poner al individuo debajo del zapato del político y el burócrata. Glorificar al Estado es aceptar su poder de coerción y su domínio. Es exactamente subyugar a un grupo bajo las voluntades que otro grupo dicta.

El Estado Benefactor es basado en la ilusión de que el gobierno puede ayudar a los ciudadanos sin peligro de acabar con su habilidad de pararse y caminar por si solo. A los individuos se nos enseña que depender del gobierno es igual a ser auto-dependientes, o mejor que eso. La única libertad que un individuo tiene hoy es aquella que se encuentra en las pequeñas endijas pre-aprobadas por sus dioses burócratas. El ciudadano es obligado a permitir que cualquier empleado del gobierno decida por él o ella, si este piensa que sabe más y mejor que el propio individuo.

Si servidumbre o esclavitud es la falta de libertad del individuo, especialmente cuando incluye decisiones sobre su propia vida, ¿porqué se ve como normal el descontrolado aumento de los poderes que el gobierno tiene sobre los ciudadanos? Individuos libres, ciudadanos libres, son aquellos que pueden escoger, decidir sobre sus propias vidas. Por el contrario, cada vez que el gobierno anula o desafía esas libertades, efectivamente elimina parte de nuestras vidas.

La Falsa Democracia

Hoy, la palabra Democracia sirve para enmascarar, como una etiqueta para engañar a la gente y para que ellos piensen que el gobierno nunca abusará sus poderes. Votar en las llamadas democracias se transformó en un proceso en el que el gobierno perpetúa su control sobre la población. Las elecciones se han transformado en un método para medir el desprecio popular hacia los políticos. La pregunta que frecuentemente se hace sobre quien controla el látigo es ahora más importante que otras como si el gobierno está haciendo uso limitado de sus poderes.

Se piensa que la posibilidad de protestar cada cuatro o cinco años es la única forma de proteger las libertades de los ciudadanos. En muchos casos, los ciudadanos son adoctrinados a través del sistema educativo, que ellos podrán controlar a sus gobiernos, sin importar que tan grande este sea. La verdad es que entre más grande sea el gobierno, menos importante es el ciudadano, el votante. La idea moderna de Democracia es una que se remonta a tiempos cuando el gobierno era un décimo del tamaño actual. El gobierno de la mayoría es hoy día la mejor forma de permitir los abusos del gobierno, y quizá la barrera más grande que existe para que los ciudadanos entiendan el orígen de ese gobierno. Lo que está claro es que ninguna teoría política puede disfrazar la abismal diferencia entre el poco poder que el ciudadano tiene para restringir las acciones del gobierno y el gigantesco poder que este tiene para maniatar al individuo.

La Democracia moderna es ahora una teoría super glorificada con la que los controladores mantienen a los esclavos en sus jaulas. Esto es claro en cada elección. Son los individuos libres cuando votan para perpetuarse como esclavos del Estado? Supuestamente, mientras los votantes son permitidos de apretar el botón, ellos mantienen su autonomía, no importa cuantos botones el gobierno pueda apretar después. La Democracia es aún más corrupta por la demagogia que apoya la idea que el derecho a votar es una licencia para robar.

Fé en los poderes del Estado inunda las teorías políticas contemporáneas. Justicia es una palabra que se utiliza libremente para engañar a los ciudadanos mientras los políticos agregan una cadena más en sus brazos. El pensamiento generalizado es que entre más actividades el gobierno determina como criminales, más justa se vuelve la sociedad. Entre más estrecho es el espacio para disfrutar nuestras vidas como individuos, más se piensa que nuestra alma se eleva.

Los ciudadanos se han convertido en una subclase mientras los valores de los políticos y los burócratas gobiernan coercivamente a la población de la misma forma en que los conquistadores lo hicieron con los nativos en América, Asia y África en el siglo XIX. La justicia no es más un objetivo real, sino cualquier cosa que sirva los interéses políticos y burocráticos del gobierno.

En el siglo XIX, los socialistas se burlaron y ridiculizaron la idea de que el gobierno debía ser un órgano limitado que protegiera a los ciudadanos. Desde entonces, el gobierno se ha convertido en una máquina usada para rediseñar la sociedad, controlar la economía y salvar a las personas de sí mismas. Los gobiernos se han transformado en ladrones frente a los cuales ningún activo, contrato, o domínio está a salvo. La política es hoy una maraña de sobornos que ata todo lo que el gobierno toca. La política y los políticos son dominados por el lavado de dinero político de un grupo a otro, de una generación a la otra, de la población en general a un subgrupo (hacendados, por ejemplo); y cuando sus promesas no se transforman en realidad, las mentiras no se consideran un crímen. La noción de que el gobierno tiene el derecho inherente a ser obedecido es la mentira más costosa de todas.

Costa Rica se Degenera

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Agosto 28, 2010

Como todos los animales, los humanos quieren dominar y usar los recursos a su alrededor. Al principio los humanos cazaban, pescaban y comían de la tierra. Pero después, algo terrible acontenció a nuestras mentes: Nos volvimos temerosos, inseguros, dependientes y cínicos y esto nos convirtió en ganado humano.

El cinismo de muchos costarricenses -no todos- quienes quieren siempre que se les regale todo es absolutamente extraordinario. Ese cinismo se ha repetido a través de la historia en Costa Rica y en otros países. El pensamiento de querer esperar para recibir lo que creemos nos pertenece sin hacer el menor esfuerzo para ir a buscarlo proviene de una época donde dicha política era entendible. Esos costarricenses que aún quieren que todo les caiga en las manos pues nacieron y crecieron en un ambiente donde la dependencia de otros fue su pan de cada día, ahora, como cualquier adicto, no pueden dejar el vicio. El gobierno existe para darme seguro social, pensión, aguinaldo, y a este acudo cada vez que las cosas no están como quiero para que me de más. Mientras esas dádivas continuen, el pueblo estará contento. Es el opio que los mantiene dóciles. No se dan cuenta que a ellos les pertenece mucho más y que solo basta con levantarse y buscarlo.

El vicio acapara todo tipo de asuntos, desde los más mundanos hasta los más serios. Se quiere construir un estadio de fútbol, pero no hay dinero. Entonces se acepta una ayuda de un país para construirlo, como si fuera de gratis. Peor que esto, la ayuda proviene de un país en donde sus ciudadanos son tratados como esclavos y son obligados a trabajar 18 al día para ganar una miseria. Indirectamente entonces, se apoyan estas políticas antihumanas. Mientras la UNESCO roba las tierras que le pertenecen a los ticos con el pretexto de que la ONU y no los ticos saben como cuidar de estas, los ticos continúan leyendo los mismos periódicos y viendo los mismos canales que les dicen que es una gran idea perder su propiedad.

En consulta popular, en un sistema supuestamente democrático, más ticos dicen a un tratado de libre comercio cuyos antecesores han destruido economías alrededor del mundo, y cuyo único resultado será la transformación de la economía local en un polo de servicios, que condena al país a no proponer o ejecutar políticas que lo conviertan en una nación productiva que crea empleos reales, que produce lo que se come. En lugar, será esclava de las tendencias consumistas de los yuppies en los países industrializados. No hay seguridad en las calles, entonces se ve como óptimo militarizar el país con ejércitos extranjeros -ver apéndice-, porque el país no puede hacerlo solo. En lugar de preguntarse porque no se puede y pedirle cuentas al gobierno actual y a los anteriores, los ticos se sientan a esperar que alguien haga algo. No se dan cuenta que la solución está en cada uno de ellos. Son capaces de sacrificar la soberanía de su país, antes de mover un dedo para resolver el problema desde adentro.

Su gobierno los mantiene como ganado humano dentro de la propiedad de los Terratenientes o la clase alta. Los ticos -como muchos otros pueblos- han sido re-educados por varias generaciones sin ni siquiera saberlo. Este proceso de adoctrinación se ha llevado a cabo en tres fases. La primera es secuestrar las mentes a través de la “educación” y el “sistema educativo” del gobierno.

Lo peor de todo es que cuando alguien con un ojo más abierto apunta esa dependencia y una forma diferente de hacer las cosas, los ticos dependientes, al mejor estilo de la mafia, atacan al mensajero, pues para ellos es ilógico tener que ir a buscar lo que quieren, cuando hay alguien que se los dé. Estos costarricenses normalmente se denominan a sí mismos derechistas, lo cual es un verdadero insulto a lo que la derecha verdaderamente ha representado tradicionalmente. En un intento cobarde por acallar a quienes están en desacuerdo y en una reacción de miedo o ignorancia -pues casi todos a su alrededor piensan igual-, ellos tratan de aislar a los que opinan diferente llamándolos de locos, teoristas de conspiraciones e izquierdistas; como si tener otra opinión -correcta o incorrecta- es infeccioso o una señal de lepra.

Este comportamiento es parte de la segunda fase. En ella, los ciudadanos pelean unos contra otros a través de la creación de una sociedad dependiente. Es muy difícil controlar directamente a una población una vez que esta despierta, y donde es posible, se torna poco productivo. Pero peor que los insultos o intentos de insultar, es que muchos costarricenses se aferran a una ideología para analizar su situación y la de su entorno. La falta de conocimiento en ellos les hace creer que su ideología es buena y la de los otros es mala. La implantación de ideologías en la mentes de las personas es la mejor forma de controlarlos. La mejor manera de mantener la ilusión de libertad es la de poner alguna parte de este ganado humano en posiciones de poder en las organizaciones que dependen del gobierno. El ganado que se torna dependiente de la jerarquía existente automáticamente ataca a los que descubren y denuncian la corrupción, la violencia, la hipocrecía y la inmoralidad. Eso es lo que refleja el comportamiento de los ticos hoy.

La tercera fase es la de inventar o crear amenazas externas continuamente, para que el ganado humano asustado pida la protección de los Terratenientes. Esa es la razón por la que el gobierno de Costa Rica, a través de muchos años, ha dejado que el crimen y la violencia crezca fuera de control, y así tener una excusa para traer matones extranjeros en misiones “humanitarias” quienes al igual que los burócratas, no respetan la Constitución vigente. Soberanía, libertad y autosuficiencia son términos desconocidos en la lengua tica, pues nacieron y crecieron en un sistema que les da casi todo. Los ticos no se dan cuenta que el gobierno que les da casi todo, también puede quitárselos. Tampoco entienden que cuando se cambia libertad por seguridad, se pierden ambas. Y mucho menos entienden que cuando foráneos les dicen qué pueden y qué no pueden hacer, las fantasías de independencia y libertad son solo eso. Esto es lo que la historia nos muestra. Pero los ticos no conocen la historia, y por eso están destinados a repetir los mismos errores. Una y otra vez.

Estos ticos dependientes aún no se dan cuenta que las ideologías, justo como lo hacen las religiones y los movimientos políticos, fueron creados para separar y no para unir a las personas. Las más sangrientas guerras fueron luchadas debido al envenenamiento mental de unos y otros quienes ciegamente siguieron ideologías que ni sabían cómo o dónde surgieron. Esto todavía continua hoy. Se puede leer en los foros y secciones de comentarios de los periódicos en Costa Rica. Si conocieran verdaderamente de dónde surgió el socialismo, el nazismo, el domínio corporativo, o los diferentes movimientos de izquierda y derecha, bajarían las banderas inmediatamente, pues entenderían que ninguna ideología, ninguna religión y ningún movimiento político nunca resolvió ningún problema que la humanidad tuvo. Lo que las ideologías si hicieron y continúan haciendo, es transformando a hombres y mujeres en degenerados conformistas quienes se enloquecen cuando su equipo de fútbol favorito pierde, pero quienes no reaccionan, pues les parece correcto o normal, que su país sea manipulado por globalistas que controlan su gobierno. Estos ticos a los que me refiero específicamente, lideran el grupo de degenerados conformistas que ata el futuro de las generaciones actuales y las que vendrán. Su egoísmo no les permite ver más allá de sus narices.

El uso de la dependencia ideológica como forma de entender la realidad no es única de los ticos. En Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia, etc… muchas personas han despertado de ese letargo, pero la gran mayoría todavía no entiende que ni el partido Demócrata ni el Republicano son la solución. Tampoco lo es un gobierno cuya burocracia es tan gigantesca, que se tropieza y cae cada vez que pretende actuar. Y continua creciendo, pues el pensamiento colectivista que eleva términos engañsos como justicia social con el cual muchos han sido adoctrinados, requiere que haya una ley, una oficina, un burócrata para cada problema, pues el individuo no puede resolver los problemas por si solo. Su nivel cognitivo ha sido devaluado por un sistema educativo que deprime el pensamiento crítico y cuyo segundo objetivo es el de exterminar la fuerza de voluntad. De ahí ser deriva la impotencia aprendida.

Desde luego, mucha de la culpa de que los ticos y otras poblaciones desconozcan la historia es del propio gobierno y de los medios de comunicación. Los medios y el gobierno son campeones en su afán por distraer al pueblo. La verdad, son cómplices. Ellos llenan las mentes del pueblo con entretenimiento, en lugar de enseñarle que su país es un feudo, y como cambiarlo. Muestran reality shows, pero se burlan de la gente que quiere mostrar la realidad.

El gobierno y los medios de comunicación pintan un espejismo para esconder lo que está detrás de la bandera que USTED respeta y el himno que USTED canta, los líderes que USTED sigue y delante de los cuales USTED se arrodilla, pero que tienen tan poca lealtad hacia USTED, como un señor feudal tenía hacia sus esclavos. Y desgraciadamente, los esclavos de los tiempos feudales tenían más orgullo que los actuales. Los esclavos del sistema feudal no alababan a sus Dueños cuando eran vendidos, o cuando subastaban las vidas, esperanza, sueños y el futuro de sus niños. Y eso es lo que el gobierno es hoy, el Dueño y señor feudal. El gobierno le dice a USTED cuanto debe pagar en impuestos, y luego desvía ese dinero, tan arduamente obtenido, en la corrupción que reina dentro del mismo. El gobierno le dicta a USTED que debe contribuir a un sistema de seguro social, en lugar de darle la opción de escoger si usted quiere contribuir o no. Es su dinero, caramba! Y como no hay tal opción, todos se sientan a esperar por la parte que les corresponde del gran pastel de mediocridad. No hay dinero para reparar la infraestructura entonces el gobierno se endeuda más con organismos extranjeros ilícitos que tendrán el privilegio de esclavizarlo a USTED y a sus hijos. Pero a esos ticos dependientes, conformistas y cobardes no les importa.

Podemos entender porque el ganado lame la mano de su dueño, quien usa un hacha para cortar su cuello, porque el ganado son animales estúpidos que no entienden la realidad de su relación con su dueño y sus planes inminentes. Cuando se canta el nombre de los políticos; cuando se aplaude y apoya al nuevo Dueño que ha llegado para desmantelar y vender el futuro de su familia; cuando se adora con estupidez obsesiva a los líderes, quienes se burlan mientras le subastan a USTED a cualquier dictador y agente de bolsa alrededor del mundo, esto refleja la realidad patética en la que se vive. ¿Será que el orgullo de los ticos ha sido destruído y transformado en una alegría patética la cual demuestran cada vez que un nuevo demagogo de sangre azul aparece pretendiendo que le interesan? ¿Porqué ese grupo de ticos no entienden que además de nobles, deben ser independientes y autosuficientes, mental y materialmente!

Como he escrito en otro artículo, no hay ninguna alternativa viable y sostenible a una sociedad verdaderamente libre y pacífica. Una sociedad sin Dueños y sin “Propiedad Humana”, sin la violencia del cobro de impuestos y el Estatismo. Pero para alcanzar ese modelo de sociedad, se requiere de personas valientes y con pensamiento crítico que no se doblen ante ideas prostituidas por globalistas y sus políticos lacayos quienes se sirven de un país para avanzar sus agendas. Mi pregunta es entonces, ¿será que existen ticos valientes, con pensamiento crítico y sin mordazas para levantar al país de la escoria en donde se encuentra?

APENDICE:

La Invasión Militar Estadounidense.

Aunque muchos ticos -aunque no la mayoría- brincan de felicidad porque un ejército extranjero violenta la soberanía de su país para “ayudarles”, la verdad es que hay poco que celebrar. No solo se pierde la poca independencia que se tiene, sino que se abren las puertas para una ocupación militar prolongada. ¿Porqué? Veamos la historia.

Como lo mencioné en otros artículos, el ejército de Estados Unidos jamás salió de ningún país al que ha invadido. De hecho, una condición primordial al prestar ayuda a sus lacayos siempre es el poder mantener instalaciones militares que le permita circular sus fuerzas armadas a placer. Además, en todos los casos en que el ejército norteamericano encayó en un país, ninguno de los problemas que en teoría intentó solucionar realmente acabó. Esos problemas siempre crecieron. Veamos algunos ejemplos.

En 1953, Estados Unidos, a través de su brazo criminal, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), provocó una revuelta en Iran y derrocaron al presidente democráticamente electo, Mohammad Mosaddegh. Este hecho puso en marcha 25 años de dictadura bajo Mohammad-Reza Shah Pahlavi, que dependía de armas de EE.UU. para mantenerse en el poder hasta que fue derrocado en febrero de 1979. Iran paso de ser un país que podría ser rival de cualquier miembro del G8 hoy, a uno que volvió al tiempo de las cavernas. El motín, apoyado también por el Reino Unido, se ejecutó porque Mosaddegh había nacionalizado la sucursal de la empresa británica Anglo-Iranian Oil Company, hoy conocida como British Petroleum (BP).

A finales de los 70’s, Estados Unidos dio ayuda a los rebeldes en Afganistán (Mujahideen) para combatir a los Soviéticos quienes cuya ideología dirigía el gobierno de la República Democrática de Afganistán. El conflicto armado nunca terminó, pues aunque los afganos expulsaron a los invasores por algún tiempo, estos continuaron operando clandestinamente. Esto hizo que Estados Unidos se mantuviera en Afganistán desde entonces, e incluso invadiera el país de nuevo usando como excusa la guerra contra el terrorismo. Los Mujahideen un grupo de autoría norteamericana, es lo que se conoce popularmente hoy como Al-Qaida. Así lo confesó la actual Secretaria de Estado, Hillary Clinton.

En Iraq sucedió lo mismo. Querían desterrar a Saddam Hussein, un peón de su propia creación, a quien Estados Unidos había dado luz verde para invadir Kuwait. La invasión Iraquí sirvió como excusa para que los estadounidenses violaran una vez más la soberanía de un país en el Golfo. El resultado es por todos conocido: más de un millón y medio de personas han sido asesinados en las dos guerras del Golfo, y otros miles conviven hoy con síntomas típicos del envenenamiento con Uranio radioactivo. Estos miles incluyen muchos soldados del ejército estadounidense a quienes su gobierno se ha negado a ayudar.

También en los 70’s, Estados Unidos se envolvió en otra guerra. Esta vez no de carácter bélico exactamente. Bajo la administración Nixon, el estado norteamericano se propuso erradicar la producción y comercio de drogas ilícitas. Su gobierno marioneta en América Latina -Colombia- le proporcionó a los estadounidenses una serie de condiciones entre las cuales estaban la de usar su tierra como base de operaciones para disminuir el trasiego de sustancias ilegales. El Plan Colombia legitimizó la presencia de tropas estadounidenses en el sur del continente, aunque la trillada e ineficaz guerra contra las drogas fuera una cortina de humo. “La guerra contra las drogas es simplemente una estratagema de propaganda. Fuimos informados que la lucha contra el narcotráfico era un tema de portada para los periodistas curiosos,” dijo Stan Goff, oficial la sección de Fuerzas Especiales del ejército de EE.UU. y asesor de los ex militares en Colombia. Desde luego, la cantidad de drogas que se produce y trasiega nunca disminuyó. A pesar de que el país mas rico del mundo -en aquel entonces- ha gastado trillones de dólares y ha usado el ejército más poderoso del planeta, la guerra contra las drogas no ha llegado a su fin. Solamente un insensato podría creer que Estados Unidos no puede poner fin a una guerra contra grupos paramilitares. Lo que muchos sospechan, pero pocos describen es que desde que la guerra contra las drogas comenzó, la cantidad de opio que se planta para fabricar cocaína, crack y otras drogas, aumentó exponencialmente, y su trasiego… pues también aumentó. La diferencia es que ahora los carteles de la droga no son los Jefes, sino los gobiernos mismos y sus ejércitos, quienes dicen, combaten el trasiego. Las toneladas de drogas decomisadas no son de los grandes cartéles, pues ellos pagan su cuota a los barones de la mafia Corporativa- Burocrática, sino de las pequeñas operaciones que se niegan a pagar el “peaje” a la CIA, los departamentos de policía en varios países y el mismo ejército estadounidense que se encargan de transportar la droga que sus ciudadanos consumen. Para leer sobre como la guerra contra las drogas es una farsa, vea el documental American Drug War o visite el sitio de la propia DEA.

Los soldados estadounidenses están hoy en Afganistán cuidando de los campos de opio de los cuales el ejército en conjunto con la mafia de Hamid Karzai extraerá el producto para fabricar heroína para los consumidores de todo el mundo. Pero el negocio no está solo en le transporte. Como se mueve el dinero? A través de los bancos controlados por los dueños de los carteles y de los gobiernos, que lavan el dinero procedente del comercio de drogas.

Todos los países a los que Estados Unidos acudió para; Afganistán, Iraq, Colombia y México, entre otros, son hoy Estados Policía. Esto quiere decir que tanto el ejército local como el estadounidense patrullan las calles, detienen a cualquier ciudadano para pedirle identificación o revisar su vehículo sin necesidad de una orden obtenida de un juez y si el ciudadano muestra la más mínima objeción, es golpeado, muchas veces hasta causarle la muerte, o llevado a prisión por resistir la violación de sus derechos constitucionales. Muchos en este momento dirán, Costa Rica ni ejército tiene! Esto no podría nunca suceder aquí. Eso es lo que pensaban los estadounidenses. Esto nunca ocurrirá aquí!

En Estados Unidos, ningún ciudadano nunca sospechó que el país más rico del mundo, con más libertad que cualquier otro -es lo que ellos pensaban- y con más abundancia de bienes, sufriría con prácticas que se dirimían como propias del mundo subdesarrollado. Sin embargo, después del 2001 todo se precipitó. El gobierno controlado por los globalistas: la familia Rockefeller, Rothchild, la Comisión Trilateral, el Grupo Bilderberg y otros, al mando de los neoconservativos en ambos lados del paradigma político, usaron el terrorismo para avanzar su agenda de control y monopolio. Como parte de ese plan, los globalistas introdujeron el más violento sistema militar en el cual ya habían estado trabajando por décadas, quizás cientos de años. Desde luego no fue presentado así, pero las imágenes y relatos diarios en los medios de comunicación así lo atestan. Todo el control y el dominio del complejo militar industrial fue liberado bajo la excusa de prevenir el terrorismo, como servicios necesarios o convenientes para la población. Y los estadounidenses nunca supieron que fue lo que los había abofeteado en la cara. Nunca lo vieron venir.

Para documentar lo dicho, encuentre abajo enlaces a videos y artículos noticiosos que muestran como es vivir en muchos estados y ciudades de los Estados Unidos. Ahí no existen más los Derechos Constitucionales a la Libre Expresión, Asamblea, Defensa Propia o de la Propiedad Privada, Privacidad, a un Abogado cuando alguien le acusa de un crimen, a ser escuchado en una sala en frente de un juez y a ser juzgado por un jurado compuesto por ciudadanos. No existe más la idea de que se es inocente hasta que se pruebe lo contrario; sino que el ciudadano es culpable y el mismo debe probar que es inocente. Estados Unidos, el país que muchos admiran y al que muchos otros ven erróneamente como el responsable por todos sus males, es una nación víctima de su propia ignorancia, su propio conformismo, su propia cobardía, su propia conducta degenerada. Es uno de los sistemas más corruptos del mundo, donde las corporaciones y no el gobierno o los ciudadanos mandan.

Eso es lo que será Costa Rica en unos pocos años.

Esto es lo que Estados Unidos es hoy: Un Estado Policía, en plena Ley Marcial. Si lo hacen con sus propios ciudadanos y con los de Iraq, Afganistán, Bosnia y México, porque no lo harían en Costa Rica.

Si no habla inglés, aprenda. Porque sus nuevos Dueños no hablan Español.

Ley Marcial y Estado Policía en Pittsburg 2009 Video

Estado Policía en Estados Unidos. Policía Ataca a Manifestantes Pacíficos Video

Policía Aterroriza Niños en escuela de Stratford, Goose Creek, Carolina del Sur5 de Noviembre del 2003 Video

Campos de Concentración en Estados Unidos

Estado Policía en Pensilvannia 9 Setiembre 2009Video

Militares en Puesto de control en las Calles de Newport KentuckyVideo

Puesto de control Militar en Autopista en California La Nueva Fuerza Nazi Video

Puesto de Control en Portland Oregon Video

Hombre Arrestado en Alaska por portar un mensaje contra Obama Video

Policía le dispara a hombre que estaba esposado y siendo detenido por otros policías en Oaklandpor KTVU2 Video

Estados Unidos es Ahora un Estado Policía por Paul Craig Roberts, ex asistente del Secretario del Tesoro durante la Administración Reagan.

Policía en Oklahoma Ataca a Paramédico por cámara de testigo Video

Brutalidad Policial: Mujer es Violentada por Oficial de Policía por KTBS 3 Video

Ejército Secuestrando ciudadanos en las Calles de Estados Unidos. Me recuerda el Ejercito Chileno y Argentino haciendo lo mismo en los 70 y 80. Video

USA Vigilantes, Operaciones Especiales en Nueva Orleans después del Huracán Katrina. Espero que esta no sea la ayuda humanitaria que van a dar en Costa Rica.

Policía le dispara y mata predicador en Seattle FOX 13 Video

Estados Unidos bajo sistema de Estado Policía por Anthony G. Martin

America the Great … Police State por Gore Vidal, escritor y ganador del Premio Nacional del Libro.Vidal nació en 1925 en la Base Militar Estadounidense en West Point.

Una Fuerza Militar para la Estabilización de los Estados Unidos por la Corporación Rand

El Pentagono Militarizara Estados Unidos En Violación del Acto Posse Comitatus por Mike Adams

Es Estados Unidos un Estado Policía? por Russia Today Video

El Capital que es Vendido en el Extranjero es USTED

El estado del sistema económico no es bueno”.  “Nuestro déficit de comercio es muy grande”.

“No podemos volver a ser imprudentes con el gasto”.

¡Nuestra deuda aumentará!  ¡Estamos en camino a la quiebra!

George Orwell escribió una vez que el gran enemigo del lenguaje claro es la insinceridad. Cuando hay una diferencia entre nuestros objetivos reales y esos que decimos son nuestros objetivos, instintivamente buscamos palabras confusas y expresiones trilladas; como un calamar expulsando tinta.

Usted probablemente escuchó frases confusas como el déficit comercial, la desvalorización de la moneda, la deuda nacional, responsabilidades o programas sin financiamiento y así por el estilo. Todo esto parece tan vago y actuario. Simplemente no tiene sentido! La realidad detrás de estas frases es perfectamente monstruosa.

Cuando alguien -por ejemplo un extranjero- presta dinero al gobierno, ¿qué es lo que ganan, cuál es su beneficio? Bueno, ellos reciben promesas de pagos en forma de interéses y el pago eventual del préstamo original. ¿De dónde su gobierno obtiene este dinero para pagar? El gobierno no es un negocio, no genera ganancias en un mercado libre. Entonces, ¿De dónde saca el dinero para pagar a sus prestamistas? ¿Comienza usted a entender que no son dólares o bonos o deuda lo que se está intercambiando o vendiendo?

¿De dónde el gobierno va a obtener el dinero para pagar a sus prestamistas? No es papel moneda o contratos o cantidades en una computadora lo que determina que se intercambia o vende. Solo existe una cosa que el gobierno puede para vender. Los gobiernos solo tienen un activo que ellos pueden usar como colateral. Su gobierno, sus líderes, están vendiendolo a USTED.

Cuando China le presta $800 millones de dólares a un gobierno, lo que ellos reciben a cambio es una garantía que recibirán $10.000 dólares -más interéses- los cuales serán robados de USTED y su FAMILIA; a punta de pistola si es necesario, y serán enviados al extranjero. Cuando un hacendado obtiene un préstamo del banco, él usa su ganado como colateral. Es la carne y leche que su ganado producirán en el futuro lo que él utilizará para pagar el préstamo.

En realidad, lo que el banco hace es comprar parte de la propiedad del hacendado, y en la realidad de hoy, USTED es ese ganado que sus líderes usan como colateral. Los líderes que USTED apoya y elige cada cuatro años; esos a los que usted dona dinero y tiempo en las campañas políticas, lo están vendiendo a los prestamistas. No importa si estos prestamistas son Chinos, Japoneses, o Sur Americanos. Todos estos señores feudales con cuentas en bancos caribeños y que residen en Rusia, Korea, Egipto, Colombia, Chile, Filipinas, Malasia o cualquier otro lugar. Cualquiera que este dispuesto a darles unos cuantos dólares a cambio de la sangre, el sudor y un pedazo del futuro por el cual USTED lucha cada día.

La bandera que USTED respeta y el himno que USTED canta, los líderes que USTED sigue y delante de los cuales USTED se arrodilla, tienen tan poca lealtad hacia USTED, como un señor feudal tenía hacia sus esclavos. Y desgraciadamente, los esclavos tenían más orgullo que nosotros. Los esclavos del sistema feudal no alababan a sus Dueños cuando eran vendidos, o cuando subastaban las vidas, esperanza, sueños y el futuro de sus niños.

Podemos entender porque el ganado lame la mano de su dueño, quien usa un hacha para cortar su cuello, porque el ganado son animales estúpidos que no entienden la realidad de su relación con su dueño, y sus planes inminentes para ellos. ¿Cuál es nuestra excusa? Cuando cantamos el nombre de los políticos; cuando aplaudimos y apoyamos y nos postramos y lloramos de felicidad porque un nuevo Dueño ha llegado para desmantelar y vender el futuro de nuestra familia; cuando adoramos con estupidez obsesiva a nuestros líderes, quienes se burlan de nosotros mientras nos subastan a cualquier dictador y agente de bolsa alrededor del mundo; ¿Cuál es nuestra excusa?

¿Será que nuestro orgullo ha sido destruído y transformado en una alegría patética la cual demostramos cada vez que un nuevo demagogo de sangre azul aparece pretendiendo que le interesamos? En el futuro, nuestros hijos preguntarán porque nos arrodillamos y celebramos mientras ellos eran vendidos al mejor postor. Este texto -y mi trabajo para “despertar” a la mayor cantidad de gente- es mi respuesta. ¿Cuál es la suya?

El Terror de Otoño

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Julio 18, 2010

Si hay una lección que la historia muestra claramente, es que las crisis no aparece al azar.  Las crisis importantes son causadas para promover una agenda. Las Guerras Mundiales I, II, son ejemplos de esto. El ataque del Golfo de Tonkin es otra crisis creada artificialmente perpetrada para aumentar control. Las operaciones terroristas Gladio y Northwoods son otros dos ejemplos de cómo las élites juegan con la mente del público para forzar un plan. Más recientemente, tenemos 9 / 11 y el derrame de petróleo en el Golfo de México.

El terror es la herramienta favorita de las élites para forzarnos a aceptar sus políticas cuando quieren o necesitan. Lo que salvó la presidencia de Bill Clinton no era su comprensión de la economía, pero su ataque militar en Bosnia y el atentado de Oklahoma City. Lo que salvó la presidencia de George W. Bush en su primer mandato no fue su compasión o acciones conservadoras, pero el ataque en el Centro Mundial de Comercio en Manhatan, Filadelfia y Washington. Ahora, está siendo propuesto por entes controlados por la élite, que sólo un ataque terrorista masivo puede salvar la presidencia de Barack Obama.  Uno de la escala de Oklahoma City o del 11 de septiembre 2001.

La sospecha de que un ataque masivo contra los americanos o cualquier otra nación del G8 está en por llegar con el fin de llevar a otra, posiblemente la última crisis no es una exageración. La historia nos enseña bien. Lo que es más escandaloso de una crisis  ingeniada, no es que va a suceder, pero que estos entes que trabajan para las élites salgan y lo digan a los cuatro vientos: que un ataque terrorista masivo es la única forma de rescatar la presidencia de Barack Obama del fango donde se está ahora. En un artículo en el Financial Times, un ex operativo de Bill Clinton, Robert Shapiro, dejó claro que Obama depende de un ataque en el otoño para resucitar de entre los muertos.

“Lo fundamental aquí es que los estadounidenses no creen en el liderazgo del presidente Obama”, dijo Shapiro. “Él tiene que encontrar alguna manera de aquí a noviembre de demostrar que él es un líder que puede inspirar confianza y, a falta de un evento de la escala del 11 de setiembre o de Oklahoma City, no puedo pensar en cómo podría hacer eso.” Recuerdan la imagen de George W. Bush de pie sobre los escombros del World Trade Center? Adónde estará Obama en octubre? Él ya ha tenido su momento -como Bush lo tuvo con Katrina- en el Golfo de México, donde mantuvo los intereses de la corona británica por encima a los de su gente, dejando que BP se saliera con la suya, literalmente.

La administración Obama no sólo no impidió el desastre del derrame de petróleo, sino también a propósito permitió que empeorara. Obama impidió que extranjeros y locales ayudaran con la limpieza de las aguas del Golfo de México. En su lugar, permitió que BP contratara a matones para bloquear el rescate de la fauna y evitar la propagación del petróleo a lo largo de la costa del Golfo. Mientras usted lee este artículo, BP usa el agua y la tierra como vertederos de tóxicos. Ha transformado las islas en  centros de muerte, mediante el vertido de productos químicos a su alrededor, que agotan la vida marina en todo el Golfo. A pesar de que existe la tecnología para limpiar las aguas del Golfo de México, Obama y sus compinches en BP eligieron dejar verter el petróleo en el océano con el fin de tener una excusa para promover su programa Cap & Trade.

Mirando hacia atrás en la historia, durante el gobierno de Bush, su secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, sugirió que un nuevo ataque terrorista podría ayudar a vender la guerra contra el terror mejor. Los militares también plantearon esta opción como una sugerencia para darle a la guerra global contra el terrorismo un gran impulso en los tiempos cuando la gente está cansada de guerra. El teniente coronel Doug Delaney, del Colegio Militar Real hizo esta declaración como la cabeza del curso de estudios de guerra. Por supuesto, un ataque contra los Estados Unidos o cualquier país del G-8 no sólo tendría un impacto local o regional. La manera en la que la economía mundial va -Depresión- haría que un ataque terrorista diera paso a un estado general de Ley Marcial y el Estado  Policía que los globalistas quieren implantar.  Además, provocaría un colapso más rápido y más ensordecedor de las economías de todo el mundo.

La “sorpresa de octubre”, como se le llama en América del Norte podría venir en cualquier forma, no necesariamente una bomba nuclear. Como hemos visto, a los gobernantes no les falta creatividad cuando se trata de asustar a la gente. Hemos visto como el estado de la economía fue cambiado a través de la venta y compra ilegal de productos financieros  imaginarios -derivatives-, ahora sabemos cómo invadir un país y perder una guerra y, ciertamente, es de conocimiento de todo el mundo que estamos viviendo las consecuencias de un derrame de petróleo mal administrado -a propósito-. Pero hay un detalle que el próximo ataque puede tener y que ningún otro ha tenido. Parece ser un secreto a voces, que esta vez la culpa del ataque se adjudicaría a los ciudadanos. Eso es. Cualquiera y todos los que critican fuertemente al gobierno y sus acciones ilegales han sido el objetivo ataques del gobierno mismo a lo largo de la historia. Ahora, los que hagan oír su voz no sólo serán puestos en prisión o detenidos de por vida. Ellos mismos serán culpados por cualquier ataque.

En los Estados Unidos, el grupo conocido como Tea Party es satanizado todos los días por los medios de comunicación corporativos. Por supuesto no todo el mundo en el Tea Party es un verdadero patriota debido al hecho de que está infiltrado por el gobierno y matones de inteligencia. Sin embargo, la verdadera Tea Party, formada por ciudadanos preocupados principalmente quienes apoyan al congresista Ron Paul ha sido víctima de continuos ataques de la policía, los medios de comunicación y otros grupos que están en la nómina del gobierno.

Entonces, ¿qué debe hacer un presidente cuando las encuestas le hunden en sólo los primeros 18 meses de mandato? ¡Nada! Debido a que ningún presidente está en condiciones de decidir qué se hace. Él se sienta allí como el líder, como el personaje principal en el espectáculo de títeres. Se le dice qué hacer y cómo hacerlo. Qué hombre inteligente, consciente dejaría un desastre químico simplemente suceder? Cuál graduado de Harvard dejaría que las corporaciones, los bancos y los intereses militares estar por encima de los del pueblo? Sólo aquel que fue creado, y que es controlado por ellos. También un hombre que es chantajeado por aquellos que lo pusieron en el poder.

Otra pregunta que queda por abordar es: ¿Por qué los ciudadanos están en revuelta contra su gobierno? ¿Podría ser porque para ellos, los ciudadanos son un producto que pueden vender o subastar al mejor postor? ¿Puede ser porque los ciudadanos son abusados hasta acabar con su última gota de sudor, sangre y paciencia en sus cuerpos? Tal vez es el hecho de los ciudadanos son tratados como delincuentes en su propio país, mientras que los criminales están sueltos en la calle. Esto no es así porque no hay fondos suficientes para mantener los pueblos y ciudades seguras, sino porque fue diseñado para ser así. Cobrar más impuestos, recortar los servicios básicos. Cobrar más impuestos, pero subsidiar el colapso de la industria. Y cuando esto no es bueno, los gobernantes deciden que es una buena idea bombardear a los ciudadanos irracionales. En la mentalidad colectivista, este bombardeo para calmar los ánimo se haría para beneficiar a la mayoría, por supuesto.

Hay una cosa sobre la que los gobernantes no mienten, y eso es lo que realmente quieren hacer con nosotros. Cuando dijeron que querían un ataque terrorista masivo para consolidar aún más su control de las personas y recursos, lo hicieron (Proyect for a New American Century). Cuando dijeron que colapsarían la economía mundial, lo hicieron (los derivatives, los activos tóxicos, el FMI y los programas de préstamo del Banco Mundial). Ahora se nos advierte una vez más que otra gran sorpresa se acerca y no tenemos ninguna razón para dudar de ellos. Sobre todo porque a diferencia de la mayoría de la corrupción corriente, los medios de comunicación están siriviendo de altavoz para mostrar escenarios de oscuridad y perdición, haciéndose eco de lo que los terroristas -gobernantes- dicen. Hace quince años, no se oía hablar del Grupo Bilderberg en los medios de comunicación; o cómo los bancos centrales son privados y controlados desde la parte superior de la pirámide. Ahora bien, estas y otras “teorías conspirativas” se explican en detalle todos los días. Los políticos, profesionales, periodistas y todo el mundo en la calle sabe que el mundo es controlado por un puñado de familias. Ellos, por supuesto, hacen que parezca como si es bueno para nosotros que sea así. Presentan a los gobernantes y sus “soluciones” como los únicos que nos pueden salvar; en lugar de decirnos la verdad: Que son ellos los que causan las crisis.

La máscara de Obama ha caído. De hecho, las máscaras de todos los presidentes y jefes de gobierno han caído.

¿Cuál será la forma del Terror de Otoño? ¿Quién sabe? Lo importante es que hemos sido alertados y debemos prepararnos.