Biosfera Utiliza 45% a mais CO2 por Ano do que o Estimado

Estes números fazem outro dente grande na teoria amplamente desacreditado que o homem é responsável pelo aquecimento global, como as estimativas anteriores indicavam que a biosfera só consumia 120 bilhões de toneladas de CO2.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Setembro 29, 2011

A habilidade das florestas, plantas e solo para usar o dióxido de carbono (CO2) do ar tem sido subestimada de acordo com um estudo publicado quarta-feira na revista Nature. Este fato desafia cálculos anteriores utilizados para estimar a gravidade do problema causado por gases causadores do efeito estufa.

A Floresta Tropical na Costa Rica -- A capacidade das florestas, plantas e o solo para usar o dióxido de carbono (CO2) do ar tem sido subestimada.

Como o mar, a terra é um deposito de carbono, ou uma esponja, que ajuda a absorver o CO2 emitido pela queima de combustíveis fósseis.

A estimativa global utilizada até agora para prever crises potenciais no futuro -especialmente por alarmistas da mudança climática como Al Gore e Christiana Figueres-  é que o solo e a vegetação utilizam 120 milhões de toneladas ou gigatoneladas de carbono a cada ano através do processo natural da fotossíntese.

O novo estudo, publicado na revista Nature, diz que a absorção pode ser entre 25 e 45 por cento maior, ou seja, entre 150-175 gigatoneladas por ano.

Mas muito pouco desse carbono adicional é susceptível de ser armazenado permanentemente no solo, dizem os pesquisadores. Em vez disso, é provável que re-entre na atmosfera pela respiração das plantas na forma de oxigênio, que é o que as plantas emitem como resultado da fotossíntese.

Esta é uma decepção para quem procura uma boa notícia na luta contra as alterações climáticas e o aquecimento global antropogênico.

Quanto mais carbono é seqüestrado no solo e plantas, menos carbono entra na atmosfera, o que ajuda a liberar mais do calor do sol.

A pesquisadora-chefe, Lisa Welp, da Scripps Institution of Oceanography da Universidade da Califórnia San Diego, disse que determinar a captação de carbono anual da biosfera terrestre foi um dos maiores problemas na equação das emissões.

Cientistas estavam confiantes sobre suas estimativas no relacionado ao dióxico de carbono existente na biosfera e é improvável que eles queiram mudar suas estimativas após a novas descobertas, disse ela.

“Mais CO2 é utilizado pelas plantas do que se pensava, mas na verdade este CO2 não fica muito tempo em plantas e no solo”, disse ela em um e-mail enviado a agencia de noticias AFP.

“O excesso de CO2 utilizado na fotossíntese é mais provável que volte para a atmosfera através da respiração.”

A pesquisa analisou os isótopos, ou variações no componente de oxigênio do CO2, usando um banco de dados com amostras da atmosfera com mais de três décadas de informação acumulada.

Estes isótopos são marcadores químicos que indicam o tipo de água com que a molécula tem estado em contacto.

Os pesquisadores analisaram os isótopos cujas concentrações estão associadas com chuvas.

Eles foram surpreendidos pela associação clara entre estes isótopos e El Niño, o fenômeno meteorológico que ocorre frequentemente.

A implicação disso é que o CO2 é rapidamente utilizado pelos ecossistemas terrestres, sugerem os pesquisadores. A partir deste pressuposto vem a estimativa de uma muito maior absorção de dióxido de carbono a cada ano.

Os cientistas não explicam se esta “nova” forma de reciclar o CO2 da atmosfera é uma resposta da biosfera à abundância de CO2, que no passado significava uma biosfera mais rica em vegetação e, como resultado, mais rica em alimentos para os seres que nela habitavam, incluindo os seres humanos.

Suelo y Vegetación Utilizan un 45% más de CO2 por año de lo Estimado

Estos números hace otra abolladura grande en la teoría ampliamente desacreditada de que hombre es responsable por el calentamiento global, ya que las estimaciones anteriores indicaban que la biosfera sólo consumía 120 mil millones de toneladas de CO2.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
29 de septiembre 2011

La capacidad de los bosques, las plantas y el suelo para usar el dióxido de carbono (CO2) del aire ha sido subestimado, según un estudio publicado el miércoles en la revista científica Nature. Este hecho desafía cálculos previos utilizados para estimar la gravedad del problema causado por los llamados gases de efecto invernadero.

La Selva Tropical en Costa Rica -- La capacidad de los bosques, las plantas y el suelo para aspirar el dióxido de carbono (CO2) del aire ha sido subestimado, según un estudio publicado el miércoles, el cual desafía que el punto de referencia para el cálculo del problema de gases de efecto invernadero.

Como el mar, la tierra es una de “sumidero” de carbono, o una esponja, lo que ayuda a absorber el CO2 que atrapa el calor emitido por la quema de combustibles fósiles.

La estimación general usada hasta ahora para predecir posibles crisis en le futuro -especialmente por los alarmistas del cambio climático como Al Gore y Cristiana Figueres- es que el suelo y la vegetación usan en aproximadamente 120 millones de toneladas, o gigatoneladas de carbono cada año a través del proceso natural de la fotosíntesis.

El nuevo estudio, publicado en la revista científica Nature, dice que la absorción puede ser entre 25 y 45 por ciento, o sea,  150-175 gigatoneladas por año.

Pero muy poco de este carbono adicional es probable que se almacene de forma permanente en la planta, dicen los investigadores. En cambio, es probable que vuelva a entrar en la atmósfera por la respiración de las plantas en forma de oxígeno, que es lo que las plantas emiten como consecuencia de su fotosíntesis.

Esta es una decepción para aquellos que buscan una buena noticia en la lucha contra el cambio climático y el supuesto calentamiento global antropogénico.

Cuanto más carbono es secuestrado en el suelo y las plantas, menos carbono entra en la atmósfera, donde ayudaría a atrapar el calor del sol.

La investigadora principal del estudio, Lisa Welp, de la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en San Diego, dijo que averiguar la absorción anual de carbono de la biosfera terrestre había sido uno de los mayores problemas en la ecuación de las emisiones.

Actualmente, científicos confía en las estimaciones actuales sobre la utilización que la biosfera hace del dióxico de carbono en la tierra y es improbable que haya un gran cambio a raíz de los nuevos hallazgos, dijo.

“Más CO2 es utilizado por las plantas de lo que se pensaba, y en realidad este no se queda dentro de ellas por mucho tiempo”, dijo en el intercambio de correo electrónico con la AFP.

“El exceso de CO2 usado durante la fotosíntesis es más probable que regrese de vuelta a la atmósfera a través de la respiración.”

La investigación analizó los isótopos, o las variaciones en el componente de oxígeno de CO2, utilizando un banco de datos de muestreo de la atmósfera con más de tres décadas de información acumulada.

Estos isótopos son un marcador químico, lo que indica el tipo de agua con la que la molécula ha entrado en contacto.

Los investigadores analizaron los isótopos cuyas concentraciones están relacionadas con las lluvias.

Ellos fueron sorprendidos por la clara asociación entre estos isótopos y el fenómeno de El Niño, el fenómeno del tiempo que ocurre frecuentemente.

La implicación de esto es que el CO2 es rápidamente utilizado por los ecosistemas terrestres, sugieren los investigadores. A partir de ese supuesto viene la estimación mucho más alta de absorción de dióxido de carbono cada año.

Los científicos no explican si esta “nueva” forma de reciclar el CO2 en el ambiente es una respuesta de la biosfera a la abundancia de CO2, lo cual, en épocas pasadas, significó una biosfera mas rica en vegetación y como consecuencia de esto, la existencia de más de alimento para los seres que la habitan, incluyendo los humanos.