Costa Rica se Degenera

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Agosto 28, 2010

Como todos los animales, los humanos quieren dominar y usar los recursos a su alrededor. Al principio los humanos cazaban, pescaban y comían de la tierra. Pero después, algo terrible acontenció a nuestras mentes: Nos volvimos temerosos, inseguros, dependientes y cínicos y esto nos convirtió en ganado humano.

El cinismo de muchos costarricenses -no todos- quienes quieren siempre que se les regale todo es absolutamente extraordinario. Ese cinismo se ha repetido a través de la historia en Costa Rica y en otros países. El pensamiento de querer esperar para recibir lo que creemos nos pertenece sin hacer el menor esfuerzo para ir a buscarlo proviene de una época donde dicha política era entendible. Esos costarricenses que aún quieren que todo les caiga en las manos pues nacieron y crecieron en un ambiente donde la dependencia de otros fue su pan de cada día, ahora, como cualquier adicto, no pueden dejar el vicio. El gobierno existe para darme seguro social, pensión, aguinaldo, y a este acudo cada vez que las cosas no están como quiero para que me de más. Mientras esas dádivas continuen, el pueblo estará contento. Es el opio que los mantiene dóciles. No se dan cuenta que a ellos les pertenece mucho más y que solo basta con levantarse y buscarlo.

El vicio acapara todo tipo de asuntos, desde los más mundanos hasta los más serios. Se quiere construir un estadio de fútbol, pero no hay dinero. Entonces se acepta una ayuda de un país para construirlo, como si fuera de gratis. Peor que esto, la ayuda proviene de un país en donde sus ciudadanos son tratados como esclavos y son obligados a trabajar 18 al día para ganar una miseria. Indirectamente entonces, se apoyan estas políticas antihumanas. Mientras la UNESCO roba las tierras que le pertenecen a los ticos con el pretexto de que la ONU y no los ticos saben como cuidar de estas, los ticos continúan leyendo los mismos periódicos y viendo los mismos canales que les dicen que es una gran idea perder su propiedad.

En consulta popular, en un sistema supuestamente democrático, más ticos dicen a un tratado de libre comercio cuyos antecesores han destruido economías alrededor del mundo, y cuyo único resultado será la transformación de la economía local en un polo de servicios, que condena al país a no proponer o ejecutar políticas que lo conviertan en una nación productiva que crea empleos reales, que produce lo que se come. En lugar, será esclava de las tendencias consumistas de los yuppies en los países industrializados. No hay seguridad en las calles, entonces se ve como óptimo militarizar el país con ejércitos extranjeros -ver apéndice-, porque el país no puede hacerlo solo. En lugar de preguntarse porque no se puede y pedirle cuentas al gobierno actual y a los anteriores, los ticos se sientan a esperar que alguien haga algo. No se dan cuenta que la solución está en cada uno de ellos. Son capaces de sacrificar la soberanía de su país, antes de mover un dedo para resolver el problema desde adentro.

Su gobierno los mantiene como ganado humano dentro de la propiedad de los Terratenientes o la clase alta. Los ticos -como muchos otros pueblos- han sido re-educados por varias generaciones sin ni siquiera saberlo. Este proceso de adoctrinación se ha llevado a cabo en tres fases. La primera es secuestrar las mentes a través de la “educación” y el “sistema educativo” del gobierno.

Lo peor de todo es que cuando alguien con un ojo más abierto apunta esa dependencia y una forma diferente de hacer las cosas, los ticos dependientes, al mejor estilo de la mafia, atacan al mensajero, pues para ellos es ilógico tener que ir a buscar lo que quieren, cuando hay alguien que se los dé. Estos costarricenses normalmente se denominan a sí mismos derechistas, lo cual es un verdadero insulto a lo que la derecha verdaderamente ha representado tradicionalmente. En un intento cobarde por acallar a quienes están en desacuerdo y en una reacción de miedo o ignorancia -pues casi todos a su alrededor piensan igual-, ellos tratan de aislar a los que opinan diferente llamándolos de locos, teoristas de conspiraciones e izquierdistas; como si tener otra opinión -correcta o incorrecta- es infeccioso o una señal de lepra.

Este comportamiento es parte de la segunda fase. En ella, los ciudadanos pelean unos contra otros a través de la creación de una sociedad dependiente. Es muy difícil controlar directamente a una población una vez que esta despierta, y donde es posible, se torna poco productivo. Pero peor que los insultos o intentos de insultar, es que muchos costarricenses se aferran a una ideología para analizar su situación y la de su entorno. La falta de conocimiento en ellos les hace creer que su ideología es buena y la de los otros es mala. La implantación de ideologías en la mentes de las personas es la mejor forma de controlarlos. La mejor manera de mantener la ilusión de libertad es la de poner alguna parte de este ganado humano en posiciones de poder en las organizaciones que dependen del gobierno. El ganado que se torna dependiente de la jerarquía existente automáticamente ataca a los que descubren y denuncian la corrupción, la violencia, la hipocrecía y la inmoralidad. Eso es lo que refleja el comportamiento de los ticos hoy.

La tercera fase es la de inventar o crear amenazas externas continuamente, para que el ganado humano asustado pida la protección de los Terratenientes. Esa es la razón por la que el gobierno de Costa Rica, a través de muchos años, ha dejado que el crimen y la violencia crezca fuera de control, y así tener una excusa para traer matones extranjeros en misiones “humanitarias” quienes al igual que los burócratas, no respetan la Constitución vigente. Soberanía, libertad y autosuficiencia son términos desconocidos en la lengua tica, pues nacieron y crecieron en un sistema que les da casi todo. Los ticos no se dan cuenta que el gobierno que les da casi todo, también puede quitárselos. Tampoco entienden que cuando se cambia libertad por seguridad, se pierden ambas. Y mucho menos entienden que cuando foráneos les dicen qué pueden y qué no pueden hacer, las fantasías de independencia y libertad son solo eso. Esto es lo que la historia nos muestra. Pero los ticos no conocen la historia, y por eso están destinados a repetir los mismos errores. Una y otra vez.

Estos ticos dependientes aún no se dan cuenta que las ideologías, justo como lo hacen las religiones y los movimientos políticos, fueron creados para separar y no para unir a las personas. Las más sangrientas guerras fueron luchadas debido al envenenamiento mental de unos y otros quienes ciegamente siguieron ideologías que ni sabían cómo o dónde surgieron. Esto todavía continua hoy. Se puede leer en los foros y secciones de comentarios de los periódicos en Costa Rica. Si conocieran verdaderamente de dónde surgió el socialismo, el nazismo, el domínio corporativo, o los diferentes movimientos de izquierda y derecha, bajarían las banderas inmediatamente, pues entenderían que ninguna ideología, ninguna religión y ningún movimiento político nunca resolvió ningún problema que la humanidad tuvo. Lo que las ideologías si hicieron y continúan haciendo, es transformando a hombres y mujeres en degenerados conformistas quienes se enloquecen cuando su equipo de fútbol favorito pierde, pero quienes no reaccionan, pues les parece correcto o normal, que su país sea manipulado por globalistas que controlan su gobierno. Estos ticos a los que me refiero específicamente, lideran el grupo de degenerados conformistas que ata el futuro de las generaciones actuales y las que vendrán. Su egoísmo no les permite ver más allá de sus narices.

El uso de la dependencia ideológica como forma de entender la realidad no es única de los ticos. En Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia, etc… muchas personas han despertado de ese letargo, pero la gran mayoría todavía no entiende que ni el partido Demócrata ni el Republicano son la solución. Tampoco lo es un gobierno cuya burocracia es tan gigantesca, que se tropieza y cae cada vez que pretende actuar. Y continua creciendo, pues el pensamiento colectivista que eleva términos engañsos como justicia social con el cual muchos han sido adoctrinados, requiere que haya una ley, una oficina, un burócrata para cada problema, pues el individuo no puede resolver los problemas por si solo. Su nivel cognitivo ha sido devaluado por un sistema educativo que deprime el pensamiento crítico y cuyo segundo objetivo es el de exterminar la fuerza de voluntad. De ahí ser deriva la impotencia aprendida.

Desde luego, mucha de la culpa de que los ticos y otras poblaciones desconozcan la historia es del propio gobierno y de los medios de comunicación. Los medios y el gobierno son campeones en su afán por distraer al pueblo. La verdad, son cómplices. Ellos llenan las mentes del pueblo con entretenimiento, en lugar de enseñarle que su país es un feudo, y como cambiarlo. Muestran reality shows, pero se burlan de la gente que quiere mostrar la realidad.

El gobierno y los medios de comunicación pintan un espejismo para esconder lo que está detrás de la bandera que USTED respeta y el himno que USTED canta, los líderes que USTED sigue y delante de los cuales USTED se arrodilla, pero que tienen tan poca lealtad hacia USTED, como un señor feudal tenía hacia sus esclavos. Y desgraciadamente, los esclavos de los tiempos feudales tenían más orgullo que los actuales. Los esclavos del sistema feudal no alababan a sus Dueños cuando eran vendidos, o cuando subastaban las vidas, esperanza, sueños y el futuro de sus niños. Y eso es lo que el gobierno es hoy, el Dueño y señor feudal. El gobierno le dice a USTED cuanto debe pagar en impuestos, y luego desvía ese dinero, tan arduamente obtenido, en la corrupción que reina dentro del mismo. El gobierno le dicta a USTED que debe contribuir a un sistema de seguro social, en lugar de darle la opción de escoger si usted quiere contribuir o no. Es su dinero, caramba! Y como no hay tal opción, todos se sientan a esperar por la parte que les corresponde del gran pastel de mediocridad. No hay dinero para reparar la infraestructura entonces el gobierno se endeuda más con organismos extranjeros ilícitos que tendrán el privilegio de esclavizarlo a USTED y a sus hijos. Pero a esos ticos dependientes, conformistas y cobardes no les importa.

Podemos entender porque el ganado lame la mano de su dueño, quien usa un hacha para cortar su cuello, porque el ganado son animales estúpidos que no entienden la realidad de su relación con su dueño y sus planes inminentes. Cuando se canta el nombre de los políticos; cuando se aplaude y apoya al nuevo Dueño que ha llegado para desmantelar y vender el futuro de su familia; cuando se adora con estupidez obsesiva a los líderes, quienes se burlan mientras le subastan a USTED a cualquier dictador y agente de bolsa alrededor del mundo, esto refleja la realidad patética en la que se vive. ¿Será que el orgullo de los ticos ha sido destruído y transformado en una alegría patética la cual demuestran cada vez que un nuevo demagogo de sangre azul aparece pretendiendo que le interesan? ¿Porqué ese grupo de ticos no entienden que además de nobles, deben ser independientes y autosuficientes, mental y materialmente!

Como he escrito en otro artículo, no hay ninguna alternativa viable y sostenible a una sociedad verdaderamente libre y pacífica. Una sociedad sin Dueños y sin “Propiedad Humana”, sin la violencia del cobro de impuestos y el Estatismo. Pero para alcanzar ese modelo de sociedad, se requiere de personas valientes y con pensamiento crítico que no se doblen ante ideas prostituidas por globalistas y sus políticos lacayos quienes se sirven de un país para avanzar sus agendas. Mi pregunta es entonces, ¿será que existen ticos valientes, con pensamiento crítico y sin mordazas para levantar al país de la escoria en donde se encuentra?

APENDICE:

La Invasión Militar Estadounidense.

Aunque muchos ticos -aunque no la mayoría- brincan de felicidad porque un ejército extranjero violenta la soberanía de su país para “ayudarles”, la verdad es que hay poco que celebrar. No solo se pierde la poca independencia que se tiene, sino que se abren las puertas para una ocupación militar prolongada. ¿Porqué? Veamos la historia.

Como lo mencioné en otros artículos, el ejército de Estados Unidos jamás salió de ningún país al que ha invadido. De hecho, una condición primordial al prestar ayuda a sus lacayos siempre es el poder mantener instalaciones militares que le permita circular sus fuerzas armadas a placer. Además, en todos los casos en que el ejército norteamericano encayó en un país, ninguno de los problemas que en teoría intentó solucionar realmente acabó. Esos problemas siempre crecieron. Veamos algunos ejemplos.

En 1953, Estados Unidos, a través de su brazo criminal, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), provocó una revuelta en Iran y derrocaron al presidente democráticamente electo, Mohammad Mosaddegh. Este hecho puso en marcha 25 años de dictadura bajo Mohammad-Reza Shah Pahlavi, que dependía de armas de EE.UU. para mantenerse en el poder hasta que fue derrocado en febrero de 1979. Iran paso de ser un país que podría ser rival de cualquier miembro del G8 hoy, a uno que volvió al tiempo de las cavernas. El motín, apoyado también por el Reino Unido, se ejecutó porque Mosaddegh había nacionalizado la sucursal de la empresa británica Anglo-Iranian Oil Company, hoy conocida como British Petroleum (BP).

A finales de los 70’s, Estados Unidos dio ayuda a los rebeldes en Afganistán (Mujahideen) para combatir a los Soviéticos quienes cuya ideología dirigía el gobierno de la República Democrática de Afganistán. El conflicto armado nunca terminó, pues aunque los afganos expulsaron a los invasores por algún tiempo, estos continuaron operando clandestinamente. Esto hizo que Estados Unidos se mantuviera en Afganistán desde entonces, e incluso invadiera el país de nuevo usando como excusa la guerra contra el terrorismo. Los Mujahideen un grupo de autoría norteamericana, es lo que se conoce popularmente hoy como Al-Qaida. Así lo confesó la actual Secretaria de Estado, Hillary Clinton.

En Iraq sucedió lo mismo. Querían desterrar a Saddam Hussein, un peón de su propia creación, a quien Estados Unidos había dado luz verde para invadir Kuwait. La invasión Iraquí sirvió como excusa para que los estadounidenses violaran una vez más la soberanía de un país en el Golfo. El resultado es por todos conocido: más de un millón y medio de personas han sido asesinados en las dos guerras del Golfo, y otros miles conviven hoy con síntomas típicos del envenenamiento con Uranio radioactivo. Estos miles incluyen muchos soldados del ejército estadounidense a quienes su gobierno se ha negado a ayudar.

También en los 70’s, Estados Unidos se envolvió en otra guerra. Esta vez no de carácter bélico exactamente. Bajo la administración Nixon, el estado norteamericano se propuso erradicar la producción y comercio de drogas ilícitas. Su gobierno marioneta en América Latina -Colombia- le proporcionó a los estadounidenses una serie de condiciones entre las cuales estaban la de usar su tierra como base de operaciones para disminuir el trasiego de sustancias ilegales. El Plan Colombia legitimizó la presencia de tropas estadounidenses en el sur del continente, aunque la trillada e ineficaz guerra contra las drogas fuera una cortina de humo. “La guerra contra las drogas es simplemente una estratagema de propaganda. Fuimos informados que la lucha contra el narcotráfico era un tema de portada para los periodistas curiosos,” dijo Stan Goff, oficial la sección de Fuerzas Especiales del ejército de EE.UU. y asesor de los ex militares en Colombia. Desde luego, la cantidad de drogas que se produce y trasiega nunca disminuyó. A pesar de que el país mas rico del mundo -en aquel entonces- ha gastado trillones de dólares y ha usado el ejército más poderoso del planeta, la guerra contra las drogas no ha llegado a su fin. Solamente un insensato podría creer que Estados Unidos no puede poner fin a una guerra contra grupos paramilitares. Lo que muchos sospechan, pero pocos describen es que desde que la guerra contra las drogas comenzó, la cantidad de opio que se planta para fabricar cocaína, crack y otras drogas, aumentó exponencialmente, y su trasiego… pues también aumentó. La diferencia es que ahora los carteles de la droga no son los Jefes, sino los gobiernos mismos y sus ejércitos, quienes dicen, combaten el trasiego. Las toneladas de drogas decomisadas no son de los grandes cartéles, pues ellos pagan su cuota a los barones de la mafia Corporativa- Burocrática, sino de las pequeñas operaciones que se niegan a pagar el “peaje” a la CIA, los departamentos de policía en varios países y el mismo ejército estadounidense que se encargan de transportar la droga que sus ciudadanos consumen. Para leer sobre como la guerra contra las drogas es una farsa, vea el documental American Drug War o visite el sitio de la propia DEA.

Los soldados estadounidenses están hoy en Afganistán cuidando de los campos de opio de los cuales el ejército en conjunto con la mafia de Hamid Karzai extraerá el producto para fabricar heroína para los consumidores de todo el mundo. Pero el negocio no está solo en le transporte. Como se mueve el dinero? A través de los bancos controlados por los dueños de los carteles y de los gobiernos, que lavan el dinero procedente del comercio de drogas.

Todos los países a los que Estados Unidos acudió para; Afganistán, Iraq, Colombia y México, entre otros, son hoy Estados Policía. Esto quiere decir que tanto el ejército local como el estadounidense patrullan las calles, detienen a cualquier ciudadano para pedirle identificación o revisar su vehículo sin necesidad de una orden obtenida de un juez y si el ciudadano muestra la más mínima objeción, es golpeado, muchas veces hasta causarle la muerte, o llevado a prisión por resistir la violación de sus derechos constitucionales. Muchos en este momento dirán, Costa Rica ni ejército tiene! Esto no podría nunca suceder aquí. Eso es lo que pensaban los estadounidenses. Esto nunca ocurrirá aquí!

En Estados Unidos, ningún ciudadano nunca sospechó que el país más rico del mundo, con más libertad que cualquier otro -es lo que ellos pensaban- y con más abundancia de bienes, sufriría con prácticas que se dirimían como propias del mundo subdesarrollado. Sin embargo, después del 2001 todo se precipitó. El gobierno controlado por los globalistas: la familia Rockefeller, Rothchild, la Comisión Trilateral, el Grupo Bilderberg y otros, al mando de los neoconservativos en ambos lados del paradigma político, usaron el terrorismo para avanzar su agenda de control y monopolio. Como parte de ese plan, los globalistas introdujeron el más violento sistema militar en el cual ya habían estado trabajando por décadas, quizás cientos de años. Desde luego no fue presentado así, pero las imágenes y relatos diarios en los medios de comunicación así lo atestan. Todo el control y el dominio del complejo militar industrial fue liberado bajo la excusa de prevenir el terrorismo, como servicios necesarios o convenientes para la población. Y los estadounidenses nunca supieron que fue lo que los había abofeteado en la cara. Nunca lo vieron venir.

Para documentar lo dicho, encuentre abajo enlaces a videos y artículos noticiosos que muestran como es vivir en muchos estados y ciudades de los Estados Unidos. Ahí no existen más los Derechos Constitucionales a la Libre Expresión, Asamblea, Defensa Propia o de la Propiedad Privada, Privacidad, a un Abogado cuando alguien le acusa de un crimen, a ser escuchado en una sala en frente de un juez y a ser juzgado por un jurado compuesto por ciudadanos. No existe más la idea de que se es inocente hasta que se pruebe lo contrario; sino que el ciudadano es culpable y el mismo debe probar que es inocente. Estados Unidos, el país que muchos admiran y al que muchos otros ven erróneamente como el responsable por todos sus males, es una nación víctima de su propia ignorancia, su propio conformismo, su propia cobardía, su propia conducta degenerada. Es uno de los sistemas más corruptos del mundo, donde las corporaciones y no el gobierno o los ciudadanos mandan.

Eso es lo que será Costa Rica en unos pocos años.

Esto es lo que Estados Unidos es hoy: Un Estado Policía, en plena Ley Marcial. Si lo hacen con sus propios ciudadanos y con los de Iraq, Afganistán, Bosnia y México, porque no lo harían en Costa Rica.

Si no habla inglés, aprenda. Porque sus nuevos Dueños no hablan Español.

Ley Marcial y Estado Policía en Pittsburg 2009 Video

Estado Policía en Estados Unidos. Policía Ataca a Manifestantes Pacíficos Video

Policía Aterroriza Niños en escuela de Stratford, Goose Creek, Carolina del Sur5 de Noviembre del 2003 Video

Campos de Concentración en Estados Unidos

Estado Policía en Pensilvannia 9 Setiembre 2009Video

Militares en Puesto de control en las Calles de Newport KentuckyVideo

Puesto de control Militar en Autopista en California La Nueva Fuerza Nazi Video

Puesto de Control en Portland Oregon Video

Hombre Arrestado en Alaska por portar un mensaje contra Obama Video

Policía le dispara a hombre que estaba esposado y siendo detenido por otros policías en Oaklandpor KTVU2 Video

Estados Unidos es Ahora un Estado Policía por Paul Craig Roberts, ex asistente del Secretario del Tesoro durante la Administración Reagan.

Policía en Oklahoma Ataca a Paramédico por cámara de testigo Video

Brutalidad Policial: Mujer es Violentada por Oficial de Policía por KTBS 3 Video

Ejército Secuestrando ciudadanos en las Calles de Estados Unidos. Me recuerda el Ejercito Chileno y Argentino haciendo lo mismo en los 70 y 80. Video

USA Vigilantes, Operaciones Especiales en Nueva Orleans después del Huracán Katrina. Espero que esta no sea la ayuda humanitaria que van a dar en Costa Rica.

Policía le dispara y mata predicador en Seattle FOX 13 Video

Estados Unidos bajo sistema de Estado Policía por Anthony G. Martin

America the Great … Police State por Gore Vidal, escritor y ganador del Premio Nacional del Libro.Vidal nació en 1925 en la Base Militar Estadounidense en West Point.

Una Fuerza Militar para la Estabilización de los Estados Unidos por la Corporación Rand

El Pentagono Militarizara Estados Unidos En Violación del Acto Posse Comitatus por Mike Adams

Es Estados Unidos un Estado Policía? por Russia Today Video

“Propiedad Humana”: Esta es la historia de su Esclavitud

Freedom Radio
Traducción: Luis R. Miranda

Como todos los animales, los humanos quieren dominar y usar los recursos a su alrededor. Al principio los humanos cazaban, pescaban y comían de la tierra. Pero después, algo mágico y terrible acontenció a nuestras mentes: Nos volvimos -en medio de todos los animales- temerosos de la muerte y de pérdidas futuras.

Y este fue el comienzo de una gran tragedia, y la mismo tiempo de una posibilidad más grande. Cuando nos sentimos temerosos de morir, del dolor y de ser prisioneros, nos volvemos dóciles; y por ende, valiosos. Valiosos en una forma que ningún otro recurso podría ser.

El recurso más grande que cualquier ser humano puede controlar no son los recursos naturales, herramientas, animales o la tierra; sino otros seres humanos. Usted puede asustar un animal, porque ellos se asustan ante el dolor en un momento determinado. Pero usted no puede asustar a un animal con la pérdida de libertad, con tortura o prisión como consecuencia futura, porque los animales tienen un entendimiento muy pequeño o nulo sobre el futuro.

No se puede amenazar a una vaca con tortura o a una oveja con la muerte. No se puede agitar una espada en frente de un árbol y gritarle para que produzca más frutos, o prender una antorcha ante un campo de trigo para que dé mayor rendimiento. Usted no obtandrá más huevos amenazando a una gallina, peor sí puede amenazar y exigirle a un humano que le dé sus pertenencias.

Este tipo de manejo o “cultivo humano” es el más rentable y su uso es la ocupación más destructiva y en la historia. Por esto es que está alcanzando un clímax destructivo. La sociedad humana no puede ser entendida racionalmente hasta que no se vea como lo que es: Una Serie de Fincas; donde Terrateniente son dueños de “ganado humano”.

Algunas personas se confunden, porque los gobiernos dan atención médica y de salud, agua, educación y caminos. Esto, para muchas personas es una señal de que el gobierno tiene benevolencia. Nada podría estar más lejos de la realidad.

Los Terrateniente dan cuidado médico e irrigación y entrenamiento o preparación a su “ganado humano”. Muchas personas se confunden porque se nos dan algunas libertades y por eso imaginan que nuestros gobiernos protegen esas y otras libertades. Pero los Terrateniente plantan sus cultivos a una cierta distancia para aumentar su producción, y permiten que algunos animales usen partes más grandes de su tierra si esto significa que ellos producirán más carne o leche.

En su país, su terrateniente le permite algunas libertades. No porque se importe con que usted tenga esas libertades, sino porque está interesado en aumentar sus ganancias. ¿Puede comenzar a ver el orígen de la jaula en la que usted nació?

Han habido cuatro mayores etapas de “agricultura humana”. La primera fase, en el antiguo Egipto fue caracterizada por la directa y brutal coacción humana. El cuerpo humano era controlado, pero la productividad creativa de la mente humana se mantuvo lejos del alcance del látigo y la marca de las cadenas. Los esclavos eran todavía poco productivos y se requerían enormes cantidades de recursos para mantenerlos bajo control. La segunda fase fue el modelo romano, donde a los esclavos se les daba una cierta libertad, ingenio y creatividad; lo cual aumentó su productividad.

Esto aumentó la riqueza de Roma y por ende los ingresos del Gobierno Romano. Con esta riqueza adicional fue que Roma se transformó en un Imperio, el cual después destruyó las libertades económicas que dieron origen a su poder y como consecuencia el Imperio colapsó.

Seguramente este panorama no es del todo extraño.

Después del colapso romano, el modelo feudal introdujo el concepto de “propiedad humana” y cobro de impuestos. En lugar de ser directamente propiedad de un terrateniente, los campesinos cultivaban la tierra, la cual podían mantener siempre y cuando pagaran su cuota a los jefes militares locales. Este modelo eventualmente se derrumbó debido a la continua subdivisión de la tierra productiva, y fue destruído durante el periódo en que se limitó el acceso a la propiedad privada, cuando la tierra fue consolidada y cientos de miles de campesinos fueron robados de sus propiedades porque nuevas técnicas de cultivo hicieron que grandes propiedades fueran más productivas con menos trabajadores.

El aumento en productividad en la Edad Media creó una abundancia de alimentos requerida para la expansión de pueblos y ciudades, lo cual dió orígen al modelo actual conocido como el Modelo Democrático de Propiedad Humana. Cuando los campesinos desplazados llegaron a las grandes ciudades, una gran cantidad de mano de obra barata se hizo disponible para los industrialistas y los Terrateniente de la clase alta rápidamente se dieron cuenta que ellos podían obtener más dinero si dejaban a su “ganado humano” escoger sus ocupaciones.

Bajo el Modelo Democrático, la tenencia de esclavos como propiedad se reemplazó con el Modelo de la Mafia. La Mafia raramente es dueña de un negocio. En lugar, los mafiosos prefieren enviar un matón cada mes para robar de los dueños de los negocios. A usted le es permitido ahora escoger su propia ocupación, lo que aumenta su productividad y por ende los impuestos que usted paga a sus Dueños.

Aprecien este tiempo de sus vidas niños, porque este es el tiempo de sus vidas cuando ustedes todavía tienen la oportunidad de escoger. Y pasa tan rápido”. Este es el típico discurso de orientadores y consejeros en las escuelas y colegios. “Cuando son adolescentes ustedes piensan que pueden hacer cualquier cosa, y ustedes pueden. Los veintes son difíciles. Cuando se llega a los treinta, ustedes son responsables por su familia. Ganan poco dinero y piensan ¿Qué le pasó a mi juventud? A los 40, ya tienen una barriga y les sale otra barbilla de lo gordos que están. La música comienza a parecer muy alta. Una de sus novias de la escuela se convierte en abuela. A los 50, usted pasa por una cirugía, la cual usted llama irrelevante. A los 60, usted tiene una cirugía mucho más seria. La música aún parece muy bulliciosa, pero no importa porque usted ya no puede oírla más. A los 70, usted y su esposa se pensionan y comienzan a cenar a las dos de la tarde, almuerzan a las 10 y desayunan la noche anterior. Después pasan el resto del tiempo andando por las calles o los centros comerciales pensando ¿porqué es que nuestros hijos no nos llaman? A los 80, usted sufre un derrame cerebral y termina como un vegetal y siendo cuidado por una enfermera a quien su pareja no soporta, pero a quien usted llama Mami.

Sus pocas libertades son mantenidas porque estas son de beneficio económico para sus Dueños. El gran acertijo del Modelo Democrático es que el aumento de la riqueza amenaza a los Terrateniente. La clase alta primeramente se beneficia de un mercado relativamente libre en capital y trabajo, pero una vez que su “ganado humano” se da cuenta de sus libertades, y que transforman estas libertades en riqueza, ellos comienzan a preguntase ¿porqué necesitan a sus Dueños? Bueno, nunca nadie dijo que ser terrateniente y tener “propiedad humana” sería fácil.

El mantener al “ganado humano” dentro de la propiedad de los Terrateniente o la clase alta es un proceso dividido en tres fases. La primera es adoctrinar a los jóvenes a través de la “educación” y el “sistema educativo” del gobierno. Una vez que la riqueza en países democráticos creció, las escuelas financiadas por el gobierno fueron universalmente impuestas para poder así controlar los pensamientos y las almas del “ganado humano”. La segunda fase es la de tornar a los ciudadanos unos contra otros a través de la creación de una sociedad dependiente. Es muy difícil controlar directamente con el uso de la fuerza, y donde es posible, se torna poco productivo.

Los humanos no se reproducen o producen eficazmente cuando están en cautividad. Pero si los humanos piensan que son libres entonces producen mucho más para sus Dueños. La mejor manera de mantener esta ilusión de libertad es la de poner alguna parte de este “ganado” en posiciones de poder en las organizaciones que son propiedad del terrateniente. El “ganado” que se torna dependiente de la jerarquía existente automáticamente atacarán al “ganado” que descubre y denuncia la corrupción, la violencia, la hipocrecía y la inmoralidad de la “propiedad humana”.

Libertad es Esclavitud y Esclavitud es Libertad.

Si los Dueños logran que una parte del “ganado” ataque a otra parte, cuando sea que alguien denuncia la realidad de una situación, entonces no es necesario gastar tanto tiempo y recursos controlandolos directamente. Ese “ganado” que se torna dependiente de la comodidad brindada por el Dueño, se opondrá violentamente a cualquier cuestionamiento de la “propiedad humana”, y las clases intelectuales y artísticas -siempre y por siempre dependientes de los Dueños, dirán a cualquiera que demande libertad: “Usted está dañando a sus compatriotas.”

El “ganado humano” es entonces mantenido en jaulas cambiando el significado de responsabilidad moral cada vez que sea necesario para mantener la naturaleza destructiva de un sistema violento y preservarlo de aquellos que demanden libertad verdadera.

La tercera fase es la de inventar amenazas externas continuamente, para que el “ganado” asustado pida la protección de los Terrateniente. Este sistema de “propiedad humana” está llegando a su fin. Las terribles tragédias de los sistemas económicos del mundo occidental moderno han ocurrido no como causa de, sino como consecuencia de sistemas económicos utilizados en el pasado y sus falsas libertades. El aumento desmedido de la riqueza en el mundo occidental a través del siglo 19, fue el resultado de estas políticas económicas, y fue exactamente el aumento desmedido de la riqueza -a través de sistemas como Reserva Fraccionaria- lo que alimentó e impulsó el poder del Estado.

Cuando el “ganado humano” se vuelve exponencialmente productivo, esto resulta en un crecimiento proporcional en el número de Terrateniente así como de otros que dependen de ellos. El crecimiento del Estado es siempre proporcional a las condiciones económicas anteriores. Estas condiciones económicas basadas en deuda crean riqueza, y esta riqueza atrae a ladrones políticos y parásitos, cuyo egoísmo destruye cualquier situación económica; buena o mala. En otras palabras, el sistema de “libertad económica” metastatiza el cáncer del Estado.

El Gobierno que comienza siempre pequeño, siempre terminará como el más grande. Por eso es que no hay ninguna alternativa viable y sostenible a una sociedad verdaderamente libre y pacífica. Una sociedad sin Dueños y sin “propiedad Humana”, sin la violencia del cobro de impuestos y el Estatismo. Ser libre, verdaderamente libre es muy fácil y muy difícil a la misma vez. Evitamos el horror de nuestra esclavitud porque es muy doloroso verlo cara a cara. Bailamos alrededor de la violencia de nuestro agonizante sistema porque nos da miedo que otros seres humanos nos ataquen.

Pero solo nos pueden tener presos en aquellas jaulas que nos negamos a ver y reconocer.

Despierte! El ver y reconocer la jaula, nos permitirá salir de ella.