FBI Plans to Shutdown Internet on March 8th

Russia Today
February 21, 2012

Millions of computer users across the world could be blocked off from the Internet as early as March 8 if the FBI follows through with plans to yank a series of servers originally installed to combat corruption.

Last year, authorities in Estonia apprehended six men believed responsible for creating a malicious computer script called the DNSChanger Trojan. Once set loose on the Web, the worm corrupted computers in upwards of 100 countries, including an estimated 500,000 in America alone. The US Federal Bureau of Investigation later stepped up by replacing the rogue Trojan with servers of their own in an attempt to remediate the damage, but the fix was only temporary. Now the FBI is expected to end use of those replacement servers as early as next month and, at that point, the Internet for millions could essentially be over.

When functioning as its creators intended, the DNSChanger Trojan infected computers and redirected users hoping to surf to certain websites to malicious ones. Traditionally, DNS, or Domain Name System, servers translate alphabetical, traditional website URLs to their actual, numeric counterpart in order to guide users across the World Wide Web. Once infected by the DNSChanger Trojan, however, websites entered into Internet browsers were hijacked to malicious servers and, in turn, directed the user to an unintended, fraudulent site.

In coordination with the arrests in Estonia, the FBI shut down the malicious DNSChanger botnet network, and, additionally, replaced them with surrogate servers to correct the problem. Those servers, however, were installed “just long enough for companies and home users to remove DNSChanger malware from their machines,” according to the court order that established them. That deadline is March 8, and those surrogate servers are expected to be retired then. At that point, computers still infected with the Trojan will be essentially unable to navigate the Internet.

Who, exactly, will be affected? Security company IID (Internet Identity) believes that half of all Fortune 500 companies and more than two dozen major government entities in the US are still currently infected with the worm as of early 2012. Unless they take the proper steps to eradicate the Trojan from their systems, millions of users worldwide will be left hog-tied, helplessly attempting to navigate to nonexistent servers and, in effect, without the Web.

“At this rate, a lot of users are going to see their Internet break on March 8,” Rod Rasmussen, president and chief technology officer at Internet Identity, cautions Krebs On Security.

Currently, both the computer industry and law enforcement are working together through a coalition they’ve established called the DNSChanger Working Group. That group has been tasked with examining the options in phasing out the surrogate servers set up by the feds, but unless an alternative plan is agreed on, a great port of the Web will go dark next month.

“I’m guessing a lot more people would care at that point,” Rasmussen adds. While infected users are cautioned to correct the problem now, millions internationally are still believed to be infected. “It certainly would be an interesting social experiment if these systems just got cut off,” he adds.

FBI: Anti-government people are “terrorist extremists”

Paying cash for coffee or using a proxy server must be reported to the FBI

By Patrick Temple-West
Reuters
February 7, 2012

Anti-government extremists opposed to taxes and regulations pose a growing threat to local law enforcement officers in the United States, the FBI warned on Monday.

These extremists, sometimes known as “sovereign citizens,” believe they can live outside any type of government authority, FBI agents said at a news conference.

The extremists may refuse to pay taxes, defy government environmental regulations and believe the United States went bankrupt by going off the gold standard.

Routine encounters with police can turn violent “at the drop of a hat,” said Stuart McArthur, deputy assistant director in the FBI’s counterterrorism division. “We thought it was important to increase the visibility of the threat with state and local law enforcement,” he said.

In May 2010, two West Memphis, Arkansas, police officers were shot and killed in an argument that developed after they pulled over a “sovereign citizen” in traffic. Last year, an extremist in Texas opened fire on a police officer during a traffic stop. The officer was not hit.

Legal convictions of such extremists, mostly for white-collar crimes such as fraud, have increased from 10 in 2009 to 18 each in 2010 and 2011, FBI agents said.

“We are being inundated right now with requests for training from state and local law enforcement on sovereign-related matters,” said Casey Carty, an FBI supervisory special agent.

FBI agents said they do not have a tally of people who consider themselves “sovereign citizens.”

J.J. MacNab, a former tax and insurance expert who is an analyst covering the sovereign movement, has estimated that it has about 100,000 members. Sovereign members often express particular outrage at tax collection, putting Internal Revenue Service employees at risk.

The fast and furious plot to occupy Iran

by Pepe Escobar
Al Jazeera
October 20, 2011

No one ever lost money betting on the dull predictability of the US government. Just as Occupy Wall Street is firing imaginations all across the spectrum – piercing the noxious revolving door between government and casino capitalism – Washington brought us all down to earth, sensationally advertising an Iranian cum Mexican cartel terror plot straight out of The Fast and the Furious movie franchise. The potential victim: Adel al-Jubeir, the ambassador in the US of that lovely counter-revolutionary Mecca, Saudi Arabia.

FBI Director Robert Muller and U.S. Attorney General Eric Holder

FBI Director Robert Mueller insisted the Iran-masterminded terror plot “reads like the pages of a Hollywood script”. It does. And quite a sloppy script at that. Fast and Furious duo Paul Walker/Vin Diesel wouldn’t be caught dead near it.

The good guys in this Washington production are the FBI and the Drug Enforcement Agency (DEA). In the words of Attorney General Eric Holder, they uncovered “a deadly plot directed by factions of the Iranian government to assassinate a foreign Ambassador on US soil with explosives.”

Holder added that the bombing of the Saudi embassy in Washington was also part of the plan. Subsequent spinning amplified that to planned bombings of the Israeli embassy in Washington, as well as the Saudi and Israeli embassies in Buenos Aires.

The Justice Department has peddled quite a murky story – Operation Red Coalition (no, you can’t make that stuff up) – centred on one Manssor Arbabsiar, a 56-year-old holding both Iranian and US passports and an Iran-based co-conspirator, Gholam Shakuri, an alleged member of the Islamic Revolutionary Guard Corps’s (IRGC) Quds Force.

Arbabsiar allegedly had a series of encounters in Mexico with a DEA mole posing as a Mexican drug cartel heavy weight. The Iranian-American seems to have been convinced that the mole was a member of the hardcore Zetas Mexican cartel, and reportedly bragged he was being “directed by high-ranking members of the Iranian government”, including a cousin who was “a member of the Iranian army but did not wear a uniform.”

Read Full Article…

Military Attack on Iran could come within two weeks

U.S. Army Lt. Colonel says Iranian Plot is likely U.S. manufactured event; another attempt to create a pretext for war with Iran.

by Luis R. Miranda
The Real Agenda
October 13, 2011

Another fairy tale from the United States government is out this week. They want us to believe their story that a US informant operating as a member of the terrorist group the Zetas, aided the U.S. government to stop an Iranian attempt to murder the Saudi Arabian ambassador to the United States. As it is often the case, neither the Department of Justice, nor the FBI have shown proof that Iran had anything to do with such a plot, or that the plot is actually real. In fact, a retired U.S. Army Lt. Colonel has said the information about this plot and the plot itself may be a U.S. manufactured event. See his interview below.

Asia Times correspondent: Iranian plot was an inside job

Given the lack of proof about this supposed plot, it is only normal to ask, who would benefit from blaming Iran for this unproven plot? Certainly the War wing of the United States government, aka, the military industrial complex. International support for new sanctions on Iran would legitimize more and more a future attack on that nation by the United States, NATO or even Israel itself. In fact, the Obama administration has already asked for support from the international community to impose more sanctions on Iran as a result of their unproven discovery.

A second beneficiary of the blame game against Iran would be the Saudis themselves, who would gain even more support in the middle east and the international community. That is what people like Pepe Escobar, a correspondent for the Asia Times believes is going on here. Mr. Escobar appeared on Russia Today television to explain his perspective on who is to gain from the situation.

Back in 2009, a think-tank called the Brookings Institute wrote about how the United States would act to exercise complete hegemony over the middle east, and how part of such action would include making sure Iran was kept as a less than influential force there. In the document, the think-tank provides an insight to the policies that are currently being carried out in the middle east. “The sheer scale of the military options considered by Brookings’ strategy would be a boom alone for the defense contractors that sponsor it, whether the operation was a success or not,” says Tony Cartalucci on his blog Land Destroyer Report.

According to the New York Times, United States senior officials are struggling to explain how would the operation unit -Quds Force-, pull off an attack on an Saudi Arabian ambassador on U.S. soil. “It would be our assessment that this kind of operation would have been discussed at the highest levels of the regime,” said a senior American official, who was not authorized to speak publicly about the government’s analysis, reported the New York Times.

Attack on Iran in two weeks

Back in late 2009, the Obama administration transferred 55 bunker-buster bombs to Israel. The possession of these 55 bombs physically allows and prepares Israel to launch an attack on Iran, more specifically, its buried nuclear facilities as well as to target organizations like Hezbollah’s buried bunkers in Lebanon.

This information came from a news report published on Newsweek, which received independent confirmation via a sensitive U.S. diplomatic cable released by WikiLeaks last month.

In November 2009 U.S. and Israeli senior military personnel met to discuss the delivery of the 55 GBU-28 bunker busting bombs to Israel, while saying that the shipment of the weapons should be done secretly to avoid public scrutiny against the United States government.

An FBI insider and close aide to Colonel Anthony Shaffer said there were no records of a supposed plot to attack anyone on U.S. soil. The fact that no secret information on the plot exists only reinforces the idea that the supposed plot was a fake and that blaming Iran for it while the U.S. arms Israel might result on an open-ended attack against Iran.

According to some U.S. Army sources, personnel is being deployed to the middle east in order to collaborate with the logistics of an attack to be launched in the Persian Gulf. Together with former and current military personnel, former intelligence and black operations operative Steve Pieczenik agrees that this is the greenest light he’s seen when it comes to launch an attack on Iran.

“I have to say that all of this that came out of Mexico where an Iranian wants to kill a Saudi Arabian is completely absurd,” said Pieczenik on the Alex Jones Show. “There is no reason for Israel to receive bunker buster bombs. Obama is creating another incident like George W. Bush did when he had the lowest ratings of his presidency.”

When asked about about the possibility of an attack on Iran within two weeks, Pieczenik said that the United States was aiding a plot to be carried out by Israel against Iran. “Israel will be seriously affected. Iran will cause a lot of trouble against Israel. The middle east will explode in conflict. The Israeli people have to go to streets to stop the israeli military from attacking Iran,” he added. Pieczenik also called on former and current members of Mossad to come out and speak against the attack on Iran.

Cartel de Sinaloa es protegido por EE.UU.

Por Bill Conroy
The Narcosphere
03 de septiembre 2011

Originalmente publicado 31 de julio 2011

Traducido al Español por Luis R. Miranda

La presunta inmunidad de los jefes de Sinaloa fue dada a cambio de proporcionar información sobre las organizaciones de narcotraficantes rivales.

El hijo de un peso pesado en una poderosa organización de narcotráfico de México ha presentado explosivos alegatos legales ante un tribunal federal en Chicago acusando al gobierno de EE.UU. de cerrar un acuerdo con el “Cartel de Sinaloa”, y de darle “carta blanca para continuar con el contrabando de toneladas de drogas ilícitas en Chicago y el resto de los Estados Unidos. “

La fuente de esa afirmación es Jesús Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada García, uno de los líderes del Cartel de Sinaloa – una poderosa organización que importa armas a México y que exporta drogas al exterior del país.

El capo superior de la organización de Sinaloa, llamado así por el estado de la costa del Pacífico mexicano donde tiene su sede, es Joaquín Guzmán Loera (El Chapo) – quien escapó de una prisión de máxima seguridad en México en 2001, sólo días antes de ser programado para ser extraditado a los Estados Unidos. Chapo desde entonces ha liderado uno de los más poderosos “cárteles” en México. Con la muerte de Osama Bin Laden en mayo, Chapo (un apodo en español que significa “enano”) saltó a la cima de los “más buscados” del FBI. Él también apareció en la revista Forbes en 2010 como “una de las personas más más poderosas del mundo.”

Zambada Niebla, él mismo un actor clave en la organización de Sinaloa, fue detenido en Ciudad de México en marzo de 2009 y febrero pasado, y extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por cargos relacionados al narcotráfico.

La acusación pendiente contra Zambada Niebla afirma que actuó como “coordinador de logística” para el “cártel”, que ayuda a supervisar una operación que importa en los EE.UU. “múltiples toneladas de cocaína … utilizando diversos medios, incluyendo pero no limitado a, aviones Boeing 747, aviones privados … autobuses, vagones, tractores, remolques, y automóviles. ”

Zambada Niebla también dice ser un activo del gobierno de EE.UU.. Su acusación fue presentada originalmente en un documento de dos páginas presentado a finales de marzo ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. en el Norte de Illinois en Chicago.

Las últimas acusaciones hechas por Zambada Niebla, quien se encuentra detenido en confinamiento solitario en una celda de la cárcel de Chicago, incluyen mociones presentadas a finales de esta semana en una corte federal. Esos escritos explican la supuesta relación de cooperación entre el Departamento de Justicia de EE.UU. y sus diversos organismos, incluyendo la DEA y el FBI, y los líderes del “Cartel de Sinaloa” – incluyendo Zambada Niebla.

La supuesta relación fue cultivada a través de un abogado mexicano, Humberto Loya Castro, quien Zambada Niebla afirma, es un miembro del cártel de Sinaloa y “un confidente cercano de Joaquín Guzmán Loera (El Chapo).”

De los escritos de corte de Zambada Niebla, presentados el 29 de julio:

[Humberto] Loya fue indicado junto con el Chapo y [el padre de Zambada Niebla ] en Mayo de 1995 en el Distrito Sur de California y acusado de participar en una conspiración de narcotráfico masivo (Caso N º 95CR0973). Ese caso fue desestimado a pedido de la fiscalía en 2008 después de que Loya se convirtió en un informante del gobierno de Estados Unidos y había proporcionado información por un período de más de diez años.

En algún momento antes de 2004 [cuando George W. Bush era presidente], y continuando hasta el período de tiempo cubierto en la acusación, el gobierno de Estados Unidos llegó a un acuerdo con Loya y el liderazgo del cártel de Sinaloa, incluidos Mayo y El Chapo.

Bajo ese acuerdo, el cártel de Sinaloa, a través de Loya, proporcionaría información acumulada por Mayo, El Chapo, y otros, sobre sus rivales -Organizaciones Mexicanas del Narcotráfico- para el gobierno de los Estados Unidos. A cambio, el gobierno de Estados Unidos acordó desestimar el enjuiciamiento de la causa pendiente contra Loya, para no interferir con sus actividades de tráfico de drogas y los del cártel de Sinaloa; no procesarlo, ni a Chapo ni a Mayo, ni a los cabecillas del Cartel de Sinaloa.

La protección concedida a los líderes del Cartel de Sinaloa, de acuerdo con las demandas judiciales, incluyó el ser “informados por los agentes de la DEA, a través de Loya, que agentes del gobierno de Estados Unidos y / o las autoridades mexicanas estaban llevando a cabo investigaciones cerca de los territorios de origen de los líderes de los cárteles a fin de que los líderes del Cartel de Sinaloa pudieran evadir a los investigadores “.

Además, dicen los alegatos, el gobierno de EE.UU. acordó no “compartir la información que tenían sobre el cártel de Sinaloa y / o los líderes del cártel de Sinaloa con el gobierno mexicano a fin de asegurar que no serían detenidos y por lo que sus operaciones no se verían afectadas. ”

Más de las alegaciones del 29 de julio:

   Zambada Niebla fue parte en el acuerdo entre el gobierno de Estados Unidos y el cártel de Sinaloa y proporcionaba información al gobierno de Estados Unidos a través de Loya de conformidad con el acuerdo.

… Loya planeo un encuentro entre Zambada Niebla y agentes del gobierno de Estados Unidos en el Hotel Sheraton en Ciudad de México en marzo [17] de 2009 [después de que la administración Obama asumió el poder] con el propósito de presentar al Sr. Zambada Niebla a los agentes y con el propósito de continuar proporcionando información a la DEA y al gobierno de Estados Unidos, personalmente, y no a través de Loya.

La acusación federal contra Loya había sido eliminada en 2008, [mientras que Bush todavía estaba en la Casa Blanca] y el representante de la DEA, dijo al señor Loya-Castro que querían establecer una relación más personal con el señor Zambada Niebla para que pudieran tratar con él directamente bajo el acuerdo. El Sr. Zambada Niebla creía que bajo el acuerdo previo, todas las actividades del cártel de Sinaloa, incluyendo el tipo descrito en la acusación, estarían cubiertas por el acuerdo, y que era inmune a detención o procesamiento.

Zambada Niebla dice, en los informes judiciales, que asistió a la reunión de marzo de 2009 en el hotel en la ciudad de México como estaba previsto, con la presencia de Loya, y si bien, a pesar de que estaba entonces bajo acusación en los EE.UU., agentes del gobierno federal de los EE.UU. le aseguraron que no iba a ser arrestado y que se habían hecho arreglos “al más alto nivel del gobierno de los Estados Unidos” para asegurar su inmunidad a cambio de su cooperación en el suministro de información sobre organizaciones rivales de narcotraficantes.

Sin embargo, Zambada Niebla sostiene que fue traicionado, a pesar de la seguridad de los agentes de EE.UU..

Afirma en su alegato que los agentes del gobierno “se mostraron satisfechos con la información que había proporcionado a ellos” en la reunión en el Hotel Sheraton el 17 de marzo de 2009, y que “nuevos planes se hicieron para reunirse con él.”

“El Sr. Zambada Niebla luego salió de la reunión, “los informes judiciales afirman. “Aproximadamente cinco horas después de la reunión en el [hotel], el Sr. Zambada Niebla, fue detenido por las autoridades mexicanas.”

Fast & Furious (Rápido & Furioso) y la Casa de la Muerte

Los alegatos de Zambada Niebla también hacen referencia a la polémica acción de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) de Estados Unidos en la que la organización utilizó y fomentó el tráfico de armas a través del programa Fast and Furious – una operación, ahora investigado en audiencias en el Congreso, que supuestamente permitió que unas 2.000 armas fueran enviadas de contrabando desde Estados Unidos a México bajo los auspicios de ATF. Zambada Niebla sostiene que Fast and Furious es otro ejemplo de la complicidad del gobierno de EE.UU. en la carnicería de la guerra contra las drogas.

De las declaraciones de Zambada Niebla:

    El gobierno de Estados Unidos considera los acuerdos con el cártel de Sinaloa un precio aceptable a pagar, ya que el principal objetivo era la destrucción y el desmantelamiento de los cárteles rivales con la ayuda del cártel de Sinaloa – sin tener en cuenta el hecho de que toneladas de drogas ilícitas siguen siendo contrabandeadas en Chicago y en otras partes de los Estados Unidos y el consumo continua prácticamente sin cesar.

En esencia, la teoría del gobierno de Estados Unidos para librar su “guerra contra las drogas” ha sido y sigue siendo que “el fin justifica los medios” y que es más importante recibir información sobre las actividades de los carteles de drogas rivales del Cártel de Sinaloa a cambio de que se les permita continuar sus actividades criminales, incluyendo y no limitado a su contrabando de toneladas de narcóticos ilegales en los Estados Unidos. Esto es confirmado por las recientes revelaciones de la investigación del Comité del Congreso del Departamento de Justicia, la DEA, el FBI y la ATF en su “guerra contra las drogas” en la operación conocida como “Fast & Furious”.

Como resultado de la operación Fast and Furious, los escritos afirman, “tres mil personas” en México fueron asesinadas “, incluyendo agentes del orden público en el Estado de Sinaloa, México, sede del cártel de Sinaloa.”
Entre los que recibieron las armas a través de la operación de la ATF, dicen los alegatos, estan informantes de la DEA y el FBI que trabajan para organizaciones de la droga, incluyendo los cabecillas de esos grupos.

“La evidencia parece indicar que el Departamento de Justicia no sólo se permite que criminales contrabandeen armas, sino que sus dólares contribuyentes en forma de pagos a informantes. Estos dólares financiaron a quienes participan en tales actividades”, dicen los documentos. “… Es evidente que fue permitido que armas terminaran en las manos de informantes del FBI y otros representantes del cártel de Sinaloa y que entre las personas asesinadas por esas armas habían agentes de la ley.

“… El señor Zambada Niebla considera que la documentación que solicitó [del gobierno de EE.UU.] confirmará que las armas recibidas por los miembros del cártel de Sinaloa y sus líderes durante la operación ‘Fast & Furious’ fueron recibidas conforme al acuerdo celebrado entre los Estados Unidos y el confidente del [Chapo Guzmán], el Sr. Loya Castro, en nombre del cártel de Sinaloa que es el tema de su [Zambada Niebla] defensa [sobre] la autoridad pública. ”

Los alegatos de Zambada Niebla, incluso hacen referencia a la infame Casa de la Muerte, llamada así por NarcoNews, que ha publicado una serie exhaustiva de reportajes de investigación sobre el caso de asesinatos en masa que se remontan a 2004.

De las alegaciones:

    El Sr. Zambada Niebla también pide … que el gobierno de Estados Unidos le brinde material relativo a la los asesinatos de la … “Casa de la Muerte”, que tuvieron lugar en Ciudad Juárez, México, y fueron cometidos por los informantes del gobierno de Estados Unidos. Como se confirma en el Informe de Evaluación Conjunta [JAT] preparado por las autoridades gubernamentales en la investigación de los asesinatos, los agentes del gobierno de Estados Unidos tenían conocimiento previo de que los asesinatos iban a ser cometidos por sus informantes, pero no tomaron ninguna medida para informar tanto al gobierno mexicano como a las futuras víctimas, ya que los representantes del gobierno determinaron que era más importante proteger la identidad de sus informantes.

Los informantes estaban ayudando al gobierno de Estados Unidos en las investigaciones de grandes narcotraficantes y el gobierno determinó que la muerte de más de un centenar de ciudadanos mexicanos era un precio aceptable a pagar porque les permitiría continuar sus investigaciones sobre narcóticos.

La Gran Pretensión Desenmascarada

En su respuesta al reclamo de Zambada Niebla de que estaba trabajando bajo “autoridad pública” como informante o fuente confidencial, fiscales federales de EE.UU. no negaron que Zambada Niebla fuera un activo de gobierno de los EE.UU.. Ellos argumentan, en cambio, que “el gobierno niega que el acusado [Zambada Niebla] ejercitó sus acciones bajo “autoridad pública” cuando cometió los delitos graves en la acusación.” En otras palabras, si a Zambada Niebla se le ofreció algún tipo de acuerdo, a cambio de su cooperación, los delitos cometidos por el acusado no son eximidos bajo tal acuerdo.

Los fiscales federales también piden en la orden judicial que Zambada Niebla, antes del juicio, “muestre evidencia de que un oficial específico del gobierno de Estados Unidos o funcionarios con autoridad real o aparente dieron autorización expresa a [él] para importar varios kilogramos de cocaína y heroína a los Estados Unidos, como dice su testimonio, o que expresamente le aseguraran que estos hechos no revestirían penas, y que [él] razonablemente confió en estas comunicaciones. ”

NarcoNews habló con varios ex agentes de la DEA y el FBI sobre la afirmación de Zambada Niebla de que él trabajaba, en esencia, como informante para el gobierno de los EE.UU.. Ninguno de los ex agentes, que pidieron que sus nombres no se revelaran, consideran fuera del ámbito la posibilidad de que Zambada Niebla podría haber llegado a un acuerdo con el gobierno de los EE.UU..

De hecho, un ex agente de la DEA, dijo que para hacer esa afirmación, Zambada Niebla esencialmente puso su vida en peligro por salir en público como un informante, un movimiento extremo que parece indicar que al menos él cree que había un acuerdo existente.

Pero, al final, todos los ex agentes federales estuvieron de acuerdo en que a menos que Zambada Niebla cuente con una prueba de sus alegaciones de que sus acciones fueron aprobadas legalmente, tiene pocas posibilidades de triunfar – y al menos uno de los ex agentes, dijo que los fiscales probablemente no lo habrían desafiado para producir esa prueba si no tuvieran un alto grado de confianza de que no existe.

Un ex agente del FBI lo explicó de esta manera:

    Las directrices generales de los fiscales de EE.UU. requiere que exista un documento escrito, una “nota de actividades criminales”, firmado por ambas partes. En este documento se explica exactamente lo que el informante está autorizado a hacer y le dice que puede ser procesado por cualquier otra actividad ilegal. Esto debería ser proporcionado a la defensa, sin embargo, no siempre sucede. Algunos abogados no son conscientes de esto y no lo piden, y el gobierno no lo da porque sí.

Sospecho que el gobierno no proporcionó este documento a la defensa y es por eso que exigen que den prueba de su estatus. … Sería muy fácil de demostrar lo que estaba autorizado a hacer si tuviera la nota. [Así que] esto puede ser un caso de que la nota no se había hecho ….

El ex agente de la DEA, que tiene amplia experiencia en el extranjero, añadió:

Mi instinto me dice que era un informante. Es [el alegato de Zambada Niebla] un esfuerzo por “asustar” al gobierno para que elimine o reduzca los cargos. Posturas, por así decirlo. Pero hay un riesgo sustancial para él. Es casi un último esfuerzo. De no ser así, el acusado no querría ser expuestos como haber colaborado con los agentes del gobierno. Sin embargo, tendrá un enorme desafío al probar sus afirmaciones.

… Un agente [o agencia del gobierno de EE.UU. podría aprobar este tipo de relación de cooperación con un narcotraficante] … por lo que el agente puede engancharse a un traficante de alto nivel y obtener como resultado premios, elogios y promociones. A veces, no es el soborno directamente o regalos de valor. Es una victoria para el informante criminal porque pueden ganar más dinero de la trata y al mismo tiempo reciben pagos en efectivo por parte del gobierno de los arrestos que se hacen. Y eso no es todo: el miedo propio del informante de ser detenido se reduce y tiene una oportunidad única para destruir efectivamente su competencia no deseada y sus archienemigos.

Y otro agente de la DEA señala que “sí existe una cosa llamada operación de exención del Procurador General, donde el Procurador General de los Estados Unidos [en el caso de Zambada Niebla, que al parecer se remonta a por lo menos 2004, habría sido dada por el Fiscal General de la administración Bush] podrá autorizar que las leyes se violen [por un informante para avanzar en un caso] “.

“Esto se hace generalmente en las investigaciones de lavado de dinero”, dijo la fuente de la DEA.

La otra posibilidad, el ex agente de la DEA añade, es que Zambada Niebla fue engañado en un nivel más profundo, y, de hecho, no trató con agencias de EE.UU., sino más bien con una operación de inteligencia de la CIA.

“Esta no sería la primera vez que la CIA ha utilizado un informante haciendole creer que era una operación del FBI, ICE y la DEA”, dijo la fuente de la DEA.

Si ese es el caso, el ex agente de la DEA, añade, el caso de Zambada Niebla está hundido, ya que incluso si los documentos y otras pruebas existen para probar sus denuncias de la complicidad del gobierno de EE.UU., esa evidencia es casi seguro que quedaría enterrada bajo la excusa de “seguridad nacional” que sería invocada por el mismo gobierno de EE.UU.

Estén atentos …