Eco-fascistas claman por ‘Ciudades Prisión’

Adaptación Luis R. Miranda
The Real Agenda
Enero 7, 2010

Las personas que se resisten a que el Estado controle cada aspecto de su existencia se verán obligados a vivir en ‘ghettos’ miserables, mientras que el resto de la población va a estar bien controlada en las ciudades que se tornen en cárceles monitoreadas con alta tecnología – que es el futuro previsto por los eco-fascistas que están explotando el fraude del calentamiento global antropogénico para hacer alarde abiertamente de su plan para la esclavitud total de la humanidad. Esto es lo que están trabajando grupos como el Foro para el Futuro.

La amenaza planteada por el tipo de escenario que se promueve por el Foro para el Futuro, el grupo responsable del escalofriante vídeo a continuación, no puede enfatizarse lo suficiente. El infierno dictatorial del año 2040, donde los coches serán prohibidos, la carne racionada, la agricultura completamente abolida para los ciudadanos y la poca que haya será supervisada por el estado, el comportamiento de las personas catalogado de “tarjetas de calorías”, y las profesiones ordenadas por el gobierno, es el objetivo final que los monstruos del control centralizado que se han apoderado las riendas del movimiento ecologista desean para un futuro no muy lejano.

Casi todos los aspectos de las políticas llevadas a cabo por la dictadura global que se ejecutarán en las “ciudades planeadas”, que muestra el video reflejan al por mayor las tiranías históricas que la humanidad ha visto.

– El estado se hará cargo de los medios de producción de alimentos y la agricultura por completo. Esto es un retroceso al sistema soviético de la agricultura colectivizada, donde Stalin organizó la tierra y mano de obra en las granjas colectivas a gran escala. Los agricultores que se resistieron a que el Estado se hiciera cargo de sus granjas fueron arrestados y enviados a los ‘gulags’ de Siberia. Como resultado de la confiscación masiva de la propiedad y la perturbación que la agricultura colectiva presentada para la producción de alimentos, más de 3 millones de personas murieron de hambre entre 1932-33. Un sistema similar se impuso en la China maoísta en el marco del “Gran Salto Adelante” que llevó a la Gran Hambruna de China y la muerte de al menos 36 millones de personas.

– El encarcelamiento de los que se resistieron al fascismo verde dentro de los ‘ghettos’ miserables y su posterior separación de sus familias es un recordatorio del ‘ghetto’ de los nazis en Varsovia y otros campos de concentración y las prisiones en las ciudades que albergaban Judios y disidentes políticos durante la Segunda Guerra Mundial.

– La restricción o prohibición de la carne, algo que ya está siendo empujado con vehemencia por los eco-fascistas, hasta el punto que una hamburguesa se convierte en un bien escaso que solo se puede disfrutar en ocasiones especiales – y sólo se puede comer si se tiene el dinero para comprarla. Hasta finales de los 80 antes de que China comenzara a levantarse de la pobreza, la carne era un lujo raro que era escaso y sumamente restringido. Una vez más, la “ciudad planeadas” no es nada menos que una fusión de las medidas de control comunista y fascista infligidas a la población para mantenerlos pobres, hambrientos y débiles.

La gente que produce este vídeo, financiado por los bancos elitistas y corporaciones como Royal Dutch Shell y el Bank of America o Banco de América, así como el gobierno británico, saben muy bien que cada aspecto de sus “ciudades planeadas” se originan directamente de las más abominables y brutales dictaduras de la historia. Ellos están abiertamente haciendo alarde de la ideología neo-fascista detrás del movimiento verde.

Por supuesto, como queda claro en el vídeo, ninguna de estas normas o controles se aplicarán a cualquiera de los elitistas sino al resto de nosotros. Al Gore todavía podrá tener sus mansiones frente al océano con múltiples piscinas climatizadas. Todavía será capaz de rodar en su SUV y volar aviones privados al mismo tiempo bebiendo y comiendo el mejor filete de carne. Y el príncipe Carlos y su insistencia en que a los proletarios no se les permite tomar baños mientras el disfruta del esplendor de sus exuberantes palacios reales.

Ellos también están comprometidos en una estratégia para cambiar los parámetros de la Ventana de Overton – “. Una serie de políticas que consideren a ser políticamente aceptable en el actual clima de opinión pública”. Constantemente nos bombardean con propuestas extremas y repugnantes, que desgastan gradualmente la psique humana hasta que la gente comienza a aceptar controles draconianos sobre su vida personal como algo normal, necesario y razonable.

Esto es parte de la razón detrás del escándalo “splattergate” del año pasado. Los alarmistas del calentamiento global – una vez más financiado por corporaciones y gobiernos –produjeron un comercial en el que los niños que se niegan a reducir sus emisiones de carbono fueron masacrados en una orgía de sangre y tripas .

Este es un ataque psicológico y una realización del método de paso hacia la tiranía. Aunque ahora mismo no aceptemos la prohibición de carros y el racionamiento de carne, vamos a aceptar leyes que prohíban los bombillos incandescentes para usar fluorescentes compactos contaminados con mercurio y el pago de impuestos sobre las emisiones de carbono que nada tiene que ver con el calentamiento global. A medida que cada obstáculo se elimina, los globalistas proponen algo más extremo por lo que siempre vamos a llegar a un compromiso y aceptar una tiranía más leve, pero a largo plazo, los elitistas lograrán todos sus objetivos con aplomo.

Y para colmo, el debate entre los “liberales” como por ejemplo en le periódico The Guardian en respuesta a este artículo no gira en torno a lo que este infierno autoritario significa, sino sobre la cuestión de si las personas de ancianas deben ser advertidas por los trabajadores del gobierno sobre como quitarse la vida cuando llegan a 65, o si el Estado sólo debe matarlos directamente.

Este tipo de destino despótico no sólo está siendo impulsado por la élite, que tiene un ejército de zombis ‘con el cerébro lavado de verde’ detrás de ella que han sido reclutados para hacer la democidio de las personas mayores (los comedores inútiles) una idea intelectualmente aceptable y razonable. Presumiblemente, los discapacitados y los enfermos mentales también serán exterminados en la búsqueda de una alta eficiencia en las “ciudades planificada”, otra idea que Hitler hubiera aprobado con vehemencia.

Una vez que el gobierno se da el poder de matar a cualquiera que considere improductivos en esta pesadilla colectivista, las puertas del infierno están abiertas de par en par. En comparación, el racionamiento de carne, impuestos sobre el carbono, la eco-vigilancia, los créditos de calorías y la restricción de transporte parecen un paseo por el parque.

El final del documental producido por el investigador Alex Jones, lanzado en 2007, advirtió precisamente sobre las redes esclavizantes de alta tecnología que se están aplicando ahora y como estás son habitualmente propuestas por las principales organizaciones fascistas del medio ambiente. Le instamos a advertir a todos a conocer este programa y de pie al unísono resistir el gran asalto a la libertad humana en el siglo 21, que ahora es seguro que será infligido a nosotros bajo el pretexto de salvar a la madre tierra. O ponemos fin a esto ahora, o terminaremos en los ‘eco-ghettos’ que nuestros maestros han preparado para nosotros en sus “ciudades planificadas” de 2040.

Crisis de Alimentos es casi Inminente

A pesar de la abundancia de alimentos se verán precios récord debido a la escasez artificial y el uso de cultivos para producir biocombustibles.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Noviembre 4, 2010

El aumento en los precios de los alimentos y la escasez podría causar inestabilidad en muchos países si el costo de los mismos alcanza su nivel más alto en dos años. Observadores concuerdan que la escasez artificial y el uso de productos para crear bio combustibles son dos de las principales razones para esta situación. Mientras tanto, los científicos predicen que las sequías e inundaciones propias de cada año harán aún más serio el problema.

A pesar de que las reservas de alimentos son en general buenas, aún cuando la mayor parte de las cosechas de este año en Pakistán y Rusia fueron afectadas, el azúcar y el arroz se mantienen a un precio récord. El precio mundial del trigo y el maíz recientemente saltaron casi un 30% en pocas semanas, mientras que los precios de la carne están en sus niveles máximos de 20 años, según el indicador de precios clave de materias primas Reuters-Jefferies. La semana pasada, los el gobierno de EE.UU. dijo que las cosechas mundiales de trigo serían 30 millones de toneladas menos que el año pasado, una caída del 5,5%. Mientras tanto, el precio de los tomates en Egipto, el ajo y el pan en China y Pakistán se encuentran en niveles casi de récord.

“La situación ha empeorado desde septiembre”, dijo Abdolreza Abbassian, funcionaria de la FAO. “En las últimas semanas ha habido señales de que estamos en la misma situación que en 2008. “Puede que no lleguemos a los precios de 2008, pero esta vez podrían permanecer altos por mucho tiempo.”

El ex Secretario General Kofi Annan, dijo que más protestas en otros países en desarrollo parecen probablen. “Estamos pasando por una crisis muy grave y vamos a ver una gran cantidad de huelgas y demostraciones por falta de alimentos”, dijo Annan a la prensa en Ginebra.

Sin embargo, las opiniones están muy divididas acerca de si estos precios señalan una crisis mundial de alimentos como la de 2008 que causó disturbios en 25 países, o simplemente reflejan la volatilidad en los mercados mundiales de productos básicos mientras los países intentan recuperarse de la recesión.

“Una crisis de alimentos en la escala de hace dos o tres años no es inminente, pero las causas subyacentes [de lo que ocurrió entonces] todavía están allí”, dijo Chris Leather, asesor de Oxfam Internacional sobre Políticas Alimentarias.

“Los precios son volátiles y hay mucho nerviosismo en el mercado. Hay grandes diferencias entre ahora y 2008. Las cosechas son generalmente mejores, las existencias mundiales de alimentos son mejores. ”

Sin embargo, otros analistas destacan los disturbios por alimentos en Mozambique, que resultaron en la muerte de 12 personas el mes pasado y afirman que los precios en espiral podrían promover una mayor agitación política.

Dicen que esto es particularmente posible si el precio del petróleo subre,, si hay nuevas perturbaciones climáticas – tales como las inundaciones en Pakistán o la ola de calor en Rusia – o si los especuladores compran más en los mercados mundiales de los alimentos.

“Existe una creciente preocupación entre los países acerca de la volatilidad constante y la incertidumbre en los mercados de alimentos”, dijo Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial. “Estas preocupaciones se han visto agravadas por los recientes aumentos en los precios.   “La volatilidad de los precios sigue siendo considerable y en algunos países, la volatilidad está aumentando los precios de productos incluso a niveles locales.”

El Banco Mundial dijo la semana pasada que la volatilidad de precios de los alimentos podría durar otros cinco años, y pidió a los gobiernos que contribuyan a un fondo de crisis después de las solicitudes de más de $ 1bn (£ 635) que los países en desarrollo realizaron.

“Los disturbios por alimentos en Mozambique se pueden repetir en cualquier lugar en los próximos años”, dijo Devinder Sharma, analista de alimentos en la India.

“A menos que el mundo anime a los países en desarrollo a alcanzar la autosuficiencia en granos básicos, la amenaza de disturbios falta de alimentos seguirá siendo inminente. “La ONU ha expresado su preocupación, pero no hay ningún esfuerzo para eliminar los desequilibrios en el sistema de gestión de los alimentos que es responsable por la crisis”.

La ira de los ciudadanos ha sido la consecuencia de la inflación de los precios del 21% en Egipto en el último año, junto con el 17% en la India y cantidades similares en muchos otros países. Los precios en el Reino Unido han aumentado un 22% en tres años.

Los gobiernos de Kenia, Uganda, Nigeria, Indonesia, Brasil y Filipinas han advertido de la posible escasez de alimentos el próximo año, citando las inundaciones y la sequía en 2010 y la especulación de los comerciantes que están comprando las reservas de alimentos para la liberación cuando los precios suban.

Los precios de los alimentos en todo el mundo aún no están al mismo nivel que en 2008, pero el índice de la ONU dice que aumentaron un 5% el mes pasado y ahora se sitúa en su nivel más alto en dos años. El precio mundial de trigo y los precios del maíz han aumentado un 57%, arroz 45% y el azúcar un 55% en los últimos seis meses y la soja están en su precio más alto en los últimos 16 meses.

El relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, Olivier de Schutter, dice que una combinación de la degradación ambiental, la urbanización y adquisición de tierras a gran escala por parte de inversores extranjeros de biocombustibles están reduciendo la cantidad de tierras disponible para la agricultura. A esto hay que sumar el robo legitimado de tierras en diferentes países con el pretexto de la conservación por parte de organizaciones supranacionales, el uso en masa de alimentos para producir biocombustibles y el uso de semillas transgénicas para la producción de alimentos. Estas últimas dos son las causas más serias de la escasez y los precios altísimos de los granos básicos.

“A nivel mundial, entre 5 y 10 millones de hectáreas de tierras agrícolas se pierden cada año debido a la degradación grave con pesticidas y otros productos tócixos, así como por el uso de productos transgénicos; y otro 19,5 se pierden para usos industriales y la urbanización”, dice en un nuevo informe.

“Pero la presión sobre la tierra como resultado de estos factores se ha visto impulsado en los últimos años por políticas que favorecen las plantaciones industriales en gran escala, impulsadas por las grandes corporaciones. “Según el Banco Mundial, más de un tercio de las adquisiciones de tierras a gran escala es destinado a la producción de biocombustibles.”

Sin embargo, el World Development Movement (WDM) de Londres advirtió que la especulación con los alimentos por los hedge funds, fondos de pensiones y bancos de inversión hace probable que la inflación sea aún más rápida.

De acuerdo con la Commodity Futures Trading Commission, los especuladores en la Bolsa de Chicago compraron contratos de futuros de unas 40 toneladas de maíz y 6 millones de toneladas de trigo en el verano.

Mike Masters, director de un hedge fund por muchos años, dijo: “Debido a que hay mucho más capital disponible en el mundo que productos de consumo, los especuladores pueden aumentar el precio de los productos básicos de consumo, como alimentos o energía, mucho más rápido y los consumidores tradicionales y productores no pueden ni reaccionar.

“Cuando los mercados de derivativos son vinculados a los mercados de productos básicos, el capital es casi ilimitado y el sector financiero puede causar volatilidad excesiva en los precios.”