Universidades de EE.UU. y Farmacéuticas Experimentan Ilegalmente en Africanos

Traducción Luis Miranda
People’s Constitution
09 de noviembre 2011

Un nuevo informe culpa a prominentes instituciones educativas y compañías farmacéuticas como Pfizer, la Universidad de Columbia, Johns Hopkins University, y el Population Council, por su participación en la experimentación humana ilegal en África.

El informe se titula “Investigación sin Consentimiento en África: La externalización de Tuskegee”, en referencia a los experimentos humanos ilegales realizados en Tuskegee, Alabama, entre 1932 y 1972 por el Servicio de Salud Pública de los EE.UU.. En ese experimento, unos 6oo hombres afro-americanos fueron observados en un estudio sobre la progresión de la sífilis no tratada. Algunos de los hombres fueron intencionalmente infectados con la enfermedad y a todos ellos se les negó la cura. Lamentablemente, el informe señala, nadie era responsable de este crimen contra la humanidad.

Los nuevos detalles del Informe detalla los experimentos dirigidos por investigadores de los EE.UU. y las compañías farmacéuticas sobre los africanos, que por lo general carecen de educación, son pobres, y carecen de la comprensión plena de sus derechos. A ellos a menudo se les hace creer que están recibiendo el tratamiento médico de los servicios de salud gubernamentales o ministerios de salud.

Estas prácticas se remontan a los experimentos atroces llevados a cabo por investigadores de los EE.UU. en Guatemala en la década de 1940, donde cientos de guatemaltecos fueron infectados deliberadamente con enfermedades de transmisión sexual sin información ni consentimiento. El presidente Obama se disculpó formalmente con Guatemala por estos experimentos el año pasado.

Experimentación con seres humanos en los Estados Unidos está regulada por la Oficina de Integridad en la Investigación y varias Juntas de Investigación Institucional de Ética. Muchos países africanos carecen de estas instituciones, pero incluso cuando existen, carecen de independencia y son controladas por funcionarios corruptos del gobierno.

En un experimento sobre el VIH patrocinado por Gilead Sciences, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC), y la Fundación Bill y Melinda Gates y que es operado por Family Health International, se dieron detalles de los experimentos en inglés a personas en Camerún, aunque muchos sólo hablaban francés y/o eran analfabetas. Cinco mujeres fueron infectadas con el VIH en el experimento, pero no se les dio los medicamentos antirretrovirales.

En otro experimento en Nigeria dirigido por médicos de Pfizer, los investigadores inyectaron a los niños con un antibiótico llamado Trovan durante una epidemia de meningitis sin proporcionar a sus familias con los formularios de consentimiento informado que revelen completamente los efectos secundarios y el propósito del experimento. Once niños murieron y muchos se quedaron paralizados.

En Sudáfrica y Namibia, las madres con VIH / SIDA son rutinariamente esterilizadas sin su consentimiento. Los países que llevan a cabo estos procedimientos son conocidos por recibir fondos en forma de subvenciones e incentivos de las organizaciones de ayuda USAID, ONU, Bill y Melinda Gates Foundation, Rockefeller Foundation y otros.

El informe explica que los investigadores de EE.UU. y las empresas farmacéuticas violan las leyes y los protocolos de la Declaración de Helsinki (1964) y el Informe Belmont que proporcionan las directrices éticas sobre la experimentación con seres humanos.

Por otra parte, los resultados de experimentos poco éticos y fraudulentos se lavan en los Estados Unidos y Europa a través del sistema de revisión por pares. Muchos de los “pares” que revisan estos experimentos están involucrados en la misma conducta sin ética que deben evitar. Otros están preocupados por la posibilidad de alienación profesional si hablan.

Los autores hacen varias peticiones para que estas prácticas terminen. Entre las medidas propuestas están la realización de audiencias en el Congreso para que el asunto sea llevado a la atención del público y la promulgación de nuevas leyes para asegurar que los medicamentos no sean aprobados por la Administración de Medicamentos y Comidas (FDA) a menos que la investigación en la que se basan cumplan con los principios éticos de investigación.

El aborto es “mucho más fácil de lo que parece”

Adaptación Luis R. Miranda
Boston Globe
20 de abril 2011

Un sitio web financiado por el Estado y que promueve la educación sexual dice a los adolescentes que un aborto es “mucho más fácil de lo que parece”. Este mensaje ha generado críticas de indignación de grupos pro-vida que dicen que mariatalks.com resta importancia a las verdades desagradables del aborto y direcciona a los adolescentes hacia el procedimiento mientras les dicen como esconder su decisión de sus familiares.

“Se está utilizando el dinero de los contribuyentes para decirles a los niños cómo obtener un aborto secreto, y eso está mal”, dijo Linda Thayer, una ex maestra de escuela de Boston que es vicepresidente de asuntos educativos de Massachusetts Citizens for Life.

“Se trata de un mal uso de fondos estatales, sobre todo para los padres que son los contribuyentes”, dijo Thayer, quien también criticó el sitio Web de “engañar por omisión” al considerar que el aborto simplemente como “el contenido en la matriz (útero) que puede ser retirado.”

Mariatalks.com, que usa a una mujer ficticia llamada “María”, que se dirige a los adolescentes en un tono poco ventoso, ha producido mensajes desde 2008 por el Comité de Acción sobre el SIDA con $ 100.000 anuales de subvenciones del Departamento de Salud Pública. El dinero también cubre una línea telefónica donde los adolescentes pueden llamar para buscar “consejo”.

La Jefa de AIDS Action Committee, Rebecca Haag, defendió el sitio web, diciendo: “Creemos firmemente que las cuestiones que se abordan a través de las conversaciones de María en el sitio Web son esenciales en la protección de la salud general, sexual de los jóvenes, informándoles de su riesgo de embarazos no deseados, el VIH y otras infecciones de transmisión sexual. ”

María dice que el aborto en adolescente es un “tema candente”, pero que el procedimiento es “más común de lo que piensa” y “seguro y eficaz, aunque algunas personas pueden experimentar una molestia temporal.” Discusión en el sitio se limita a aconsejar que: “Es mejor tener un aborto temprano que tarde.”

Planned Parenthood se negó a comentar sobre el lenguaje utilizado por mariatalks.com. Sin embargo, el sitio web de esta organización incluye una larga lista de riesgos potenciales para la salud. Un aborto incompleto, infección, coagulación de la sangre, daño en el cuello uterino o de otros órganos, entre otros.

En otro segmento, María dice a los adolescentes de Massachusetts, “La realidad de tener un aborto es mucho más fácil de lo que parece aquí.” Por el contrario, María dice en otra parte del sitio que dar un hijo en adopción “puede ser muy difícil para algunas personas, sobre todo emocionalmente.”

De los sentimientos en conflicto sobre el aborto, María aconseja a uno de sus amigos ficticios que se encuentran una “decisión difícil”, quien decide que el procedimiento es la mejor opción “. . . para ella, su novio, su familia y su futuro “.

Maria habla de que tan difícil puede ser obtener una aprobación paterna, y dice: “Puede ser muy duro para usted hablar con cualquiera de tus padres o un juez acerca de cómo obtener un aborto, pero hay personas que pueden ayudarte con eso.”

En comparación, Planned Parenthood afirma explícitamente: “Los adolescentes son alentados a participar con los padres en su decisión.”

Bajo la ley estatal, los niños menores de 18 años que buscan un aborto deben tener permiso de un padre o un tutor. María señala que la ley estatal permite a los menores evitar esa autorización mediante una audiencia judicial confidencial, diciendo: “Sé que parece una locura. . . esta mujer realmente se puede hacer y las jóvenes lo hacen todo el tiempo aquí en Massachusetts “.

El sitio entonces dirige a los adolescentes a Planned Parenthood, para que la agencia les ayude a hablar con los padres o proporcionar un abogado para que les guie en el proceso judicial.

Andrea Miller, la directora ejecutiva de NARAL, una organización que apoya la iniciativa para que las adolescentes tengan la opción de abortar o de no hacerlo dice que las conversaciones de María son “excelentes”.

“Es realmente información médica completa y precisa”, dijo Miller. “Estoy impresionada de que el Estado haya proporcionado esta información a los jóvenes de manera imparcial.”

Funcionarios de salud pública no tuvieron comentarios inmediatos sobre la controversia ayer.