Estados Unidos: La Ilusoria Elección, la Realidad del Fraude

Del Estado Benefactor al Estado de Sitio, los Estados Unidos de América tiene la población más engañada en la historia de la humanidad.

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 5 SETIEMBRE 2012

Se llama el sueño americano porque uno tiene que estar dormido para creerlo. Mientras tanto, la verdad y la realidad son ridiculizados, opuestos y finalmente aceptado antes de ser abandonados. El tiempo que toma al estadounidense promedio para darse cuenta de que todo es un sueño — la casa perfecta, la oficina de la esquina con ventanas de vidrio, la posición gerencial, el sueldo de seis dígitos y el reconocimiento — es el mismo tiempo que le lleva despertar de ese sueño. El problema es que no muchos estadounidenses realmente despiertan.

Ante los ojos de todos los estadounidenses, el Partido Republicano descaradamente borró de todos los registros las decisiones tomadas por cientos de delegados de todo el país que no apoyaron a Mitt Romney para la nominación presidencial. El consejo de administración del partido simplemente decidió que, a fin de suavizar la entrada de Romney en la carrera por la presidencia, sus manejadores tenían que cambiar la forma en que los delegados fueron electos y contados.

Me encantaría explicarlo, pero es más fácil si usted lo mira y entiende el nivel de fraude, la arrogancia y el desprecio por los votantes que ahora llena la base y el núcleo del Partido Republicano. Digamos que después de la Convención Nacional Republicana de 2012, las personas que apoyan este partido y algún candidato que no está respaldado por la creación de esta organización corrupta, nunca más serán capaces de elegir realmente a sus representantes para la convención, y mucho menos a su hombre o mujer preferidos como candidatos a la presidencia.

Por favor, vea y escuche con atención y trate de agarrarse de la silla donde está sentado. Créame, usted necesitará sostenerse.

Le dije que era necesario sostenerse para no caer de la silla.

En caso de que no haya entendido al reportero, permítame explicarlo en términos sencillos. La moción aprobada en la Convención Nacional Republicana de 2012 asegura que sólo el candidato apoyado por el establecimiento del Partido Republicano o el presidente republicano en  decidirá a quién se nombra como delegado oficial para asistir a la Convención Nacional y que por ende votará durante ese evento. Olvídate de los caucuses o las primarias.

Y usted pensaba que había una elección, ¿verdad? Por desgracia, la elección es sólo una de las ilusiones más de moda que el estadounidense promedio cree. La moción fue aprobada y adoptada por el RNC no sólo es mala porque se les robó a los delegados legítimamente electos y que apoyaban a Ron Paul, quien ganó los suficientes como para desafiar a Romney en el Convención de esta semana, su posición, pero también porque, independientemente de quién sea el candidato, es evidente que los políticos del establecimiento y los medios se sienten amenazados por un tipo de hombre que sólo aparece una vez cada siglo más o menos. Tal vez con menos frecuencia.

¿Por qué se sienten amenazados? Porque a pesar del circo armado tanto por el Partido Republicano como los medios corporativos, el Sr. Paul fue capaz de llevar su mensaje a millones de personas. Pero la amenaza se hizo más grande, ya que todos esos millones de personas, incluso fuera de los Estados Unidos, en realidad le escucharon y comenzaron el movimiento pro libertad más grande y más importante en la historia reciente.

Desafortunadamente, en el otro lado del pasillo, las cosas no son mejores. Obama es la otra cara de la ilusoria moneda, la segunda cara de la elección falsa que los dueños de los Estados Unidos de América — y gran parte del resto del planeta — decidieron usar para engañar a los incautos miembros de la población sin educación ni idea de la realidad. Decir que el fenómeno Barack Obama es un engaño me haría quedarme corto de lo que hay que decir acerca de él y de sus patrocinadores corporativos. Pero para ser justos, vamos a comparar a los dos hombres que ahora están en la carrera para gobernar sobre los Estados Unidos.

¿Qué es lo que estos dos hombres apoyan y a qué se oponen?

Tanto Mitt Romney como Barack Obama APOYAN, según su historial de votación y las declaraciones públicas lo demuestran, las siguientes políticas:

1. Los rescates financieros de corporaciones como parte de los paquetes de estímulo, la flexibilización cuantitativa y el gasto deficitario.
2. El envío de tropas para proteger las fronteras de otros países y enviar dinero a dictadores extranjeros.
3. Política exterior intervencionista de la era Bush.
4. Restricciones federales sobre la propiedad de armas.
5. Ley Patriota.
6. Espiar a los ciudadanos estadounidenses sin órdenes judiciales.
7. La detención indefinida de ciudadanos estadounidenses sin cargos, juicio ni abogado.
8. Los asesinatos de ciudadanos estadounidenses o cualquier otra persona sin el debido proceso.
9. Asistencia sanitaria socializada.

Tanto Mitt Romney como Barack Obama SE OPONEN, según su historial de votación y las declaraciones públicas lo demuestran, a las siguientes políticas:

1. Equilibrar el presupuesto en menos de 30 años.
2. Pagar la deuda nacional.
3. El derecho de los Estados para hacer sus propias leyes.
4. Políticas fiscales y monetárias sanas.
5. Una política de no intervencionismo.
6. Libertad de elección por parte de empresarios y consumidores.

Aunque por muchos años los estadounidenses fueron vistos desde el extranjero como personas arrogantes sin educación, la opinión ha cambiado. La mejor descripción del americano promedio en el extranjero es ahora la de un esclavo sin educación, que vive de manera arrogante en un sistema neo-feudalista del cual disfruta aunque sea la prisión que es hoy.

Si bien la mayor parte del mundo ha sido desprovista de oportunidades y recursos exitosamente por las mismas fuerzas que controlan la forma de vida estadounidense, los ciudadanos estadounidenses se han aclimatado con los beneficios que su moneda, artificialmente fuerte,  ha sido capaz de proporcionar.

La abundancia ilimitada refuerza la ilusión del sueño americano y que ha cegado aproximadamente el 99% de la población. Fue debido a la aparición de personas como Ron Paul y su movimiento compuesto por personas genuinamente interesadas en libertad, que el 99% se contrajo a un 95% más o menos. Los miembros de esa minoría vociferante fueron los que eligieron a los delegados suficientes en al menos 5 estados donde Ron Paul venció a Mitt Romney por muchos votos. Al cambiar las reglas sobre cómo se eligen los delegados, el Partido Republicano se ha asegurado que nunca más un movimiento como el de Ron Paul impugne la elección de un candidato que no acepta la imposición de la plataforma oficial del Partido.

Con el panorama político resuelto, hay que echar un vistazo a la otra ilusión.

A pesar de que el estado de la economía ha hecho más evidente que las cosas no van bien para el pueblo estadounidense, no es raro leer, oír y ver informes sobre las primas que se pagan a los líderes corporativos y los burócratas con fondos de los contribuyentes. No hace falta decir que los rescates de los bancos estadounidenses patrocinados por Estados Unidos y Europa han llevado al país mucho más cerca del precipicio profundo y oscuro de la insolvencia y la quiebra. Pero si se le pregunta al estadounidense promedio al respecto, él o ella no puede entenderlo.

De la falta de educación de los estadounidenses, poca perspectiva sobre historia y la nula comprensión fue que se originó la ilusión de la prosperidad. La moneda reserva del mundo, lo que permitió a los estadounidenses disfrutar de precios artificialmente bajos, permitió a los políticos autorizar, adoptar y promover el sistema basado ​​en la deuda. El colapso de la forma de vida estadounidense no comenzó en 2008, 2007 o 2006, sino en 1913.

Esa caída fue ejecutada gradualmente a través de los años a un ritmo muy lento, por lo que ‘las ranas’ no se dieron cuenta del calor del agua hirviendo. La supuesta prosperidad era una cortina de humo que llevó al colapso de los Estados Unidos ahora se acerca vertiginosamente. La quiebra financiera de los EE.UU. ha pasado de ser una teoría de la conspiración, para convertirse en una certeza matemática. Los Estados Unidos se está ahogando en deuda y también lo está el resto del mundo. Pero, contrariamente a lo que los medios corporativos, liberales y socialistas dicen, no hay manera en el mundo de pagar esa deuda. Ninguna cantidad de impuestos recaudados, ningún régimen de impresión de dinero, ni siquiera si todo el dinero del PIB se utilizara para tratar de pagar la deuda de los EE.UU., esta deuda podría eliminarse.

En este momento, los Estados Unidos sufre de dos problemas incurables: Deuda Nacional y Déficit Federal. Aunque son cuestiones separadas, estas dos están de hecho interconectadas. La deuda se crea pues el gobierno federal es incapaz de mantener sus gastos bajo control, limitados a lo que el país produce. Esto crea la necesidad de pedir prestado el dinero a la Reserva Federal, China o cualquier otro loco — o inteligente — que quiera prestar a los EE.UU.. La deuda nacional es la suma de toda la deuda contraída por el Gobierno Federal de los EE.UU. incluyendo el dinero prestado y los intereses que se pagan sobre esos préstamos.

El déficit por otra parte, es la diferencia entre el presupuesto que los EE.UU. tiene y lo que realmente gasta en un año específico. Así, por ejemplo, si en 2012 los EE.UU. tenía un presupuesto de $ 100, pero gastó $ 130, el déficit para 2012 sería de $ 30. Dado que los EE.UU. no tiene manera de pagar la diferencia de $ 30, se ponen los $ 30 como deuda a pagar en el largo plazo, digamos 50 años. Durante ese tiempo, los EE.UU. en su conjunto — los ciudadanos — tendrán que pagar intereses sobre esa deuda, mientras que el original de $ 30 permanece sin pagar. Debido a que la deuda original no se paga durante décadas, se siguen acumulando intereses sobre los intereses, que luego se convierten en imposibles de pagar también.

El problema es que el déficit no es tan pequeño y por lo tanto la deuda no es pequeña tampoco, por lo que los intereses han estado explotando durante el último siglo. En la actualidad, la deuda nacional de EE.UU. se encuentra en $ 16.001.431.267.262,98 trillones. Con una población estimada de 313.431.758 en los EE.UU., la participación de cada ciudadano de esta deuda es de $ 51,052.36. Tengo un poco de dinero sobrando? No se preocupe, porque esta no es su deuda. Se trata de deuda generada por el gobierno que esta fuera de control y que ilegalmente hipoteca la vida de una generación tras otra para pagar por sus esquemas de soborno sin límites, como el Seguro Social, Medicare y Medicaid, para financiar las guerras en el Medio Oriente y en el resto del mundo, así como para dar rescates a los bancos estadounidenses y europeos.

Aunque usted no aprobó la creación de esta deuda directamente, usted realmente permitió que el crimen de la deuda se cometiera si votó por uno de los partidos políticos que favoreció la creación de la deuda. Los cabecillas de estos partidos han sido creaciones corporativas como Jimmy Carter, Ronald Reagan, George Bush padre, Bill Clinton, George Bush Jr., y Barack Obama. Así que sí, usted ha sido un instrumento del crimen; sabiéndolo o no. Además, tenga en cuenta que la deuda sigue creciendo como lo ha hecho siempre. Para el período de 2007 a 2012, la deuda nacional de EE.UU. creció 3.880 mil millones de dólares por día. (Estimación conservadora).

Por favor vea el siguiente gráfico para tener una perspectiva histórica sobre la deuda de EE.UU. desde 1940 hasta 2011:

Clique para ampliar. Deuda de 1940 a 2011. Fuente: CrisisHQ.com

Esto es lo que quiero decir cuando dije que los estadounidenses son vistos como personas incultas y crédulas. El sistema utilizado por el gobierno de propiedad corporativo estadounidense es un ejemplo de lo que hoy llamamos un esquema Ponzi. Es así como el Gobierno Federal de los EE.UU. tiene la intención de aumentar la deuda hasta $ 20 trillones de dólares en 2016 y $ 70 trillones de dólares en los años después de eso. No importa si Obama es reelegido o Romney toma su lugar. Los fascistas continuarán como de costumbre.

Aunque a algunos economistas les gustaría seguir disfrutando de los beneficios de la ilusión, de seguir endeudándose para financiar los pasivos del gobierno y los programas sociales, lo cierto es que el límite de cuánto E.E.U.U. puede pedir prestado se acerca rápidamente a su fin. ¿Por qué? Porque para que este esquema Ponzi funcione, hay que tener inversionistas locos que estén dispuestos a rescatar a los EE.UU. cada vez que se levanta el techo de la deuda. Si los inversionistas reducen sus inversiones o las retiran, el esquema Ponzi colapsa. Ahí es donde estamos hoy.

El colapso financiero de los EE.UU. es una buena transición para aprender cómo el gobierno de EE.UU., durante muchos años ha tratado de evitar este colapso y cómo va a seguir intentando evitarlo en el futuro. Este es el tercer componente de la ilusión.

La guerra y los conflictos han sido siempre monstruos de cabezas múltiples. Por una parte, son responsables de la destrucción de tierras y asesinato de gente inocente, pero también lleva a cabo un segundo objetivo: justificar la existencia del complejo industrial militar. Sin embargo, un tercer gol a menudo se pasa por alto. Las guerras y los conflictos son excelentes herramientas para mantener a las poblaciones distraídas, mientras que los delitos financieros y políticos son cometidos. Los actuales disturbios en el Oriente Medio que coinciden con la crisis financiera más profunda desde la Gran Depresión no son tal coincidencia.

Las personas que controlan los gobiernos occidentales — incluyendo los EE.UU. — lo saben. De hecho, se han utilizado las guerras y los conflictos en el extranjero para llevar a cabo cambios radicales en casa. Hitler, Mussolini, Franco y Pinochet lo hicieron, y también lo ha hecho cada presidente de los EE.UU. por lo menos desde 1929.

Cuando los Estados Unidos se quede sin los prestamistas, o diga públicamente que ya no puede cumplir con sus obligaciones, quien precisamente vendrá a su rescate? Nadie. Las únicas dos opciones que tendrá EE.UU. son dos opciones visibles y una carta escondida en la manga. Los EE.UU. tendrán que declararse en quiebra o de manera exponencial hiper-inflar su moneda, una política que ha sido delicadamente empleada desde 1913.

Parece muy claro que el gobierno de EE.UU. no va a declararse en bancarrota, porque eso significaría que sus acreedores — China, el sistema bancario centralizado, Arabia Saudita, etc — tratarán de reclamar su pedazo del pastel estadounidense. Por lo tanto, lo más probable es los EE.UU. seguirá hiper-inflando su moneda, pero a una velocidad más rápida. Esto no va a ser una solución, pero una estrategia para retrasar el colapso. De cualquier manera, el país se derrumbará. La diferencia será algo parecido a lo que se explica CrisisHQ.com. “Económicamente, la primera opción se sentiría como un ataque al corazón y la segunda opción como un cáncer terminal”.

Una vez que la cortina de humo de la hiperinflación ya no funcione, los manejadores estadounidenses recurrirán al plan que han estado afinando durante al menos medio siglo: una guerra abierta. El escenario de la guerra perpetua como una herramienta de control fue explotada durante todo el siglo 20 en cada rincón del planeta. De los Balcanes a Nicaragua al Oriente Medio. El resultado es siempre el mismo: las ovejas confusas apoyan al candidato que muestra una posición más fuerte hacia la “amenaza externa”, este agresor imaginario que pretende destruir sus vidas imaginarias.

Hitler fue capaz de obtener el apoyo casi total del pueblo alemán después de la fabricación del incendio del Reichstag. En 2001, el gobierno de EE.UU. hizo lo mismo. Se destruyeron edificios emblemáticos en la tragedia estadounidense y con ello se abrió la puerta al perpetuo estado de guerra en el siglo 21. Ese estado de guerra dio paso a la inseguridad ciudadana y el Estado Policía todavía en crecimiento. Como Saman Mohammadi pone en su artículo 7 Razones por las que el Mito de la Lucha contra el Terrorismo Persiste, “los ingenieros de la realidad construyen trampas mentales y callejones sin salida con el fin de contener la conversación de los controvertidos eventos políticos y temas dentro de los parámetros de los Estados Unidos e Israel contra el paradigma del terrorismo.” El Reichstag americano funcionó muy bien.

Entonces, ¿qué hacer con todo esto? En primer lugar, entienda que no hay una solución política a esta ilusión. Como se indica al comienzo de este artículo, los partidos del sistema político siempre encontrarán una manera de manipular las reglas para imponer su voluntad. Si el gobierno fuera realmente una solución o parte de la solución, todos estaríamos mucho mejor de lo que estamos hoy. La votación para elegir al menos peor de los candidatos no hacen nada para mejorar las cosas. Mientras hayan funcionarios públicos que no le teman a los ciudadanos, sino que se alimentan de ellos, no habrá una solución al problema. En segundo lugar, la solución real comienza con la educación, después con la participación de aquellos que vieron la luz y que decidieron caminar hacia ella. Es necesario que el 5 por ciento se multiplique por 10.

La educación toma tiempo y lo mismo ocurre con un despertar masivo. Por desgracia, a veces sólo un terremoto, un colapso es el único instrumento que es capaz de despertar a las grandes masas de gente. Como el colapso parece casi inevitable, es el deber de todos seguir educando a sus familiares, vecinos y amigos, pues el colapso se puede prevenir mediante el ejercicio de una presión masiva sobre la clase política y sus dueños. Al mismo tiempo, los que están despiertos tienen que prepararse para el colapso, independizándose de los controladores que han “aumentado el calor” en todos nosotros durante el último siglo.

El significado de la preparación variará dependiendo de quién usted es y dónde vive. El denominador común de estar preparado es la autosuficiencia. Ser capaz de determinar su propio presente y futuro es el arma más poderosa contra el colapso y en contra de la clase dominante. Ayude a sus familiares y vecinos para salir del estado de control en masa y de salir del sistema neo-feudalista para poder llegar a ser intelectualmente y físicamente independiente. Ayúdelos a despertar de la ilusión en que viven.

Preparese para un Ataque Biológico

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
08 de diciembre 2011

Una de las cosas buenas de los globalistas que actualmente están en control del planeta, es que nos dejen saber de antemano, inclusive varias veces, cuál es el siguiente paso en su intento de llevar a la población mundial a límites desconocidos.

El 28 de noviembre, científicos del Centro Médico Erasmus en los Países Bajos anunciaron que habían tenido éxito en producir una versión genéticamente modificada del virus de la gripe H5N1. Sus logros, sin embargo, podrían tener consecuencias negativas, según mostró su propia investigación. La nueva cepa del virus de la gripe aviar podría acabar con los seres humanos si esta tecnología cae en manos de un grupo terrorista, cuyos miembros pueden ponerla en el aire. La cepa mortal del virus de la gripe aviar modificado genéticamente se creó en un laboratorio y se convirtió en un tipo mucho más infeccioso con la capacidad de propagarse más rápidamente y causar una pandemia mundial que mataría a millones de personas a la vez.

La investigación, como el Daily Mail informó creó una tormenta de controversia entre los científicos, muchos de los cuales han advertido que el experimento que resultó en la creación de la nueva cepa nunca debería haberse llevado a cabo. Como sucede a menudo, el establecimiento médico trabaja a bajo el sistema de compartimentación, por lo que la mano izquierda no sabe lo que la derecha está haciendo. Esto es lo que el científico en jefe del Centro Médico Erasmus quería que el público creyera cuando dijo que los experimentos son parte de un esfuerzo para aprender más sobre cómo el virus H5N1 actúa. El virólogo Ron Fouchier dijo que los experimentos revelaron que sólo cinco mutaciones inducidas fueron suficientes para permitir que el virus se propague mucho más rápido.

Antes de la fabricación de esta nueva cepa mortal del virus H5N1, Hollywood utilizó la ciencia ficción en su más reciente película Contágio, que se basa en la amenaza de una enfermedad mortal que se propaga por todo el planeta a través de un virus desconocido. Este virus termina en una pandemia mundial. El brote llega a casi todos los rincones de la Tierra en tan sólo cuestión de días y deja millones de muertos. La película que costó $ 60 millones, no perdió la oportunidad para señalar que sólo el gobierno puede salvarnos a todos de la destrucción y la catástrofe al retratar al Centro de Control de Enfermedades (CDC) y el establecimiento médico como los salvadores que van en búsqueda de una cura.

Hoy, la Associated Press informa que la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que existe una alerta, una amenaza inminente en forma de terrorismo biológico. Clinton y el gobierno de EE.UU. creen que la manipulación de genes “podría ser utilizado por los terroristas para crear armas biológicas.”

Clinton dice que la industria de la síntesis de genes proporciona beneficios para los investigadores”, pero que esta tecnología podría utilizarse también para crear organismos como virus mortales. “El gobierno de EE.UU. citó los esfuerzos de grupos terroristas como al-Qaeda para desarrollar armas biológicas, como un asunto de seguridad nacional. Clinton habló el miércoles en una reunión en Ginebra. La reunión tuvo como objetivo revisar la Convención sobre Armas Biológicas de 1972.

Como informamos anteriormente, parece que la clase política y empresarial se encuentra en la fase final de su plan para lanzar un ataque de falsa bandera –false-flag– de suma importancia que podría venir en forma de un ataque biológico, una bomba, un ataque a Irán o Siria, etc, con el fin de mitigar la protesta pública en las calles de las ciudades más importantes de Europa, América del Norte y Oriente Medio. El 17 de agosto, The Real Agenda informó sobre cómo el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS) había publicado videos para incitar el temor sobre ciudadanos americanos blancos que serían parte de la organización terrorista al-Qaeda –que en realidad es un grupo creado por la CIA de los Estados Unidos– y de cómo es patriótico acusar a los vecinos y familiares si su comportamiento ser considerado sospechoso. Anteriormente, el mismo Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había publicado otro vídeo, etiquetando a los propios estadounidenses de terroristas potenciales. El ataque terrorista en Oslo, Noruega tuvo lugar el 22 de julio, apenas unas horas después de la publicación del último video del DHS.

¿Cuáles son las probabilidades de que un ataque biológico de la magnitud del Contagio, o peor, suceda en una gran ciudad en Europa o Estados Unidos? Si se juzga por la historia y los acontecimientos, es probable que los globalistas seguirán utilizando la amenaza de un ataque biológico y realmente lleven a cabo un ataque si sienten que su permanencia en el poder sigue en declive. Todas las piezas del rompecabezas parecen estar armándose correctamente para ellos. Ellos crearon el virus y lo mantienen en dos lugares: Europa y los Estados Unidos. Han creado y continúan realizando operaciones psicológicas –psy-ops– a través de la cultura pop, alertando a la opinión pública que el ataque viene, y que mantienen cómplices políticos hablando de las graves consecuencias que un evento de esta magnitud podría tener.

No hace daño a nadie estar preparado.

Ocupación Militar Resulta en Más Terrorismo

Rep. Ron Paul
Candidato Presidencial
13 de septiembre 2011

Hace diez años acciones chocantes y horribles de terrorismo fueron llevadas a cabo en territorio de EE.UU., las cuales resultaron en la muerte de 3.000 estadounidenses inocentes. Sin lugar a dudas, esta acción exige venganza y retribución. Sin embargo, mucho se ha hecho en nombre de proteger al pueblo estadounidense contra el terrorismo que ha reducido nuestra prosperidad, la libertad e incluso nos ha hecho menos seguros. Esto es irónico y triste, teniendo en cuenta que la línea tantas veces repetida sobre el razonamiento detrás de los ataques es que nos odian por lo que somos – un pueblo libre, próspero – y que no debemos dejar, bajo ninguna circunstancia que los terroristas ganen.

Ron Paul, Candidato Presidencial Republicano

Aunque es difícil para muchos creerlo, los estudios muestran que la verdadera motivación detrás de los atentados del 11 de septiembre y la gran mayoría de otros casos de terrorismo suicida no es que a nuestros enemigos les molesta nuestra forma de vida. Tampoco es nuestra religión, o nuestra riqueza, La razón es la ocupación estadounidense de sus tierras. Imagine por un momento cómo se sentiría si un país ocupara Estados Unidos por la fuerza e instalara bases militares y soldados armados en nuestras ciudades. Es posible empezar a entender por qué la ocupación extranjera molesta tanto a la gente. Robert Pape ha investigado extensamente este tema y habla en profundidad en su libro “El corte de los fusibles: La explosión del terrorismo suicida global y cómo detenerlo”. De hecho, de 2.200 incidentes de ataques suicidas que ha estudiado en todo el mundo desde 1980, el 95% fueron en respuesta a la ocupación extranjera.

Pape señala que antes de la invasión de Irak, sólo el 10% del terrorismo suicida estaba dirigido a los estadounidenses o los intereses estadounidenses. Desde entonces, sin embargo, no sólo ha aumentado el  terrorismo suicida en gran medida, sino que el 91% de ahora es realizado contra Estados Unidos.

Sí, los ataques del 9 / 11 merecían respuesta. Pero la manera en que hemos respondido ha permitido que los radicales en el mundo musulmán avancen con una narrativa muy amenazante sobre nosotros y nuestra motivación en la ocupación de sus tierras. Osama bin Laden se refiere a nosotros como “conquistadores” con una agenda religiosa para convertir a los musulmanes, occidentalizar su cultura y tomar el control de sus recursos. Si hubiéramos dirigido nuestra respuesta sólo a los matones y criminales que nos atacaron, y nos hubieramos  abstenido de invadir países que no tenía nada que ver con ello, esta caracterización parecería menos plausible a los desesperados y desplazados. Culpar al Islam por sí solo es muy engañoso.

En su lugar, se optó por un curso de acción que llevó a la pérdida de más de 8.000 vidas estadounidenses, dejó 40.000 heridos y tiene cientos de miles de personas que buscan ayuda a través de la Administración de Veteranos. Nos tienen de tres a cuatro billones de dólares más pobres. Nuestras fuerzas armadas se extienden peligrosamente en todo el mundo, a expensas de la protección que podrían realizar aquí en casa. No sólo eso, sino que hemos permitido que nuestra libertad sea amenazada y socavada desde dentro. La Ley Patriota, los allanamientos y escuchas telefónicas abusivas sin hábeas corpus, las búsquedas inútiles y humillantes en aeropuertos son sólo algunos ejemplos de cómo hemos permitido que los terroristas “ganen” y que nuestro país sea menos libre.

El terrorismo suicida no existía en Irak antes de que Estados Unidos llegara allí. Ahora existe. No hay casos conocidos de los iraníes cometiendo terrorismo suicida. Si invadimos y ocupamos Irán, podemos esperar que eso suceda también.

A veces puede ser muy incómodo hacer o escuchar las preguntas adecuadas y enfrentar la verdad. Cuando un político hábil se acerca y da una forma mucho más suave versión de los hechos, es muy tentador creer simplemente lo que nos gusta. Pero escuchar las mentiras no nos hace más seguros, a pesar de que podría hacer que nos sintamos mejor con nosotros mismos.

La verdad es que poner fin a estas guerras y ocupaciones equivocadas nos hará más seguros, más prósperos y más libre.

Traducción en Español Luis R. Miranda

EE.UU. Trata a Ciudadanos como Terroristas

Gobierno usa tácticas de miedo para jugar los unos contra otros y enseñarles como espiar los unos a los otros.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
21 de julio 2011

La inminencia artificial de un ataque terrorista contra los Estados Unidos sigue siendo la herramienta de elección que el gobierno de los EE.UU. usa para provocar el miedo entre sus ciudadanos. Después de los ataques de falsa bandera del 11 de septiembre, el gobierno culpó a los árabes y los musulmanes de manera indiscriminada y le dijo a la gente que debían estar alertas y reportar cualquier actividad sospechosa. La definición de sospechoso o ‘actividades fuera de lo común’, sin embargo, no fue especificada. Tampoco se especificó el alcance de cualquier posible ataque, ni ninguna información creíble de un intento de causar daño a la nación.

Una década más tarde, el gobierno de Estados Unidos ha demostrado que las ‘teorías de conspiración’ estaban correctas, y con esto ha validado el trabajo de un segmento significativo de la prensa alternativa. Ahora todo el aparato de seguridad creado antes y después del 11 de septiembre es usado contra los ciudadanos, no los elusivos hombres escondidos en una cueva o debajo de una cama en algún lugar. El hecho de que el gobierno no ha podido llevar a cabo sus políticas de control social a través de la amenaza del terrorismo, obligó al gobierno a cambiar de planes y, más temprano que tarde, a tornar sus mecanismos de seguridad nacional en contra de la ciudadanía. Ahora, la amenaza de un ataque perpetrado por un hombre de piel oscura en algún lugar de los 50 estados se ha escondido para re-enfocar la atención hacia el ciudadano común de la clase media y trabajadora.

A pesar de que existen terroristas, la amenaza real de un ataque terrorista perpetrado por musulmanes o árabes es tan minúscula que expertos de seguridad, como Wayne Madsen, historiadores como Webster Tarpley y ex-agentes de inteligencia como Bob Chapman y Ray McGovern normalmente comparan la probabilidad de un ataque con ser golpeado por un rayo o morir durante un ataque de abejas. Como ha sido ampliamente probado, el gobierno no sólo no puede proporcionar ninguna evidencia de un ataque inminente en territorio de EE.UU., sino que también admitió que ha creado falsas amenazas para apoyar la implementación de políticas que violan los bien establecidos derechos constitucionales como la privacidad, el derecho a poseer y portar armas, derecho de reunión, manifestación en lugares públicos, y así sucesivamente, utilizando como excusa la falsa premisa de que cualquier “actividad fuera de lo común” departe de la ciudadana implica la potencial amenaza de un ataque terrorista.

Recientemente, municipios en Phoenix y Arkansas han prohibido las reuniones de ciudadanos sin permiso municipal y trataron de acosar al alcalde y otros ciudadanos que se encontraban en el proceso de revelar la toma de control federal que ocurre en todo el país. Los burócratas de los estados en todo el país, con el respaldo de jefes de policía locales que, dejan que el gobierno federal se haga cargo de sus ciudades a cambio de un mayor presupuesto federal para su fuerza policial, o lo hacen como consecuencia de su ignorancia.

Mientras que en oportunidades anteriores el Departamento de Seguridad Nacional ha enseñado sus poderes militares -como la capacidad para detener y arrestar a los ciudadanos considerados como sospechosos, sin ningún tipo de base legal, ahora, el gobierno está tratando de “alertar” a la población sobre la amenaza que los miembros de la clase media, los veteranos de guerra y ciudadanos de las minorías presentan en la sociedad. En un video publicado recientemente por el gobierno de los EE.UU., las supuestas “autoridades” perfilan a todos los tipos de personas como posibles terroristas, pero hacen hincapié en que la amenaza puede provenir de la clase media compuesta por ciudadanos blancos. El primer actor en la operación psicológica presentada en el video, el cual es patrocinado por FEMA y Seguridad Nacional, es un supuesto terrorista de origen caucásico que pinta una cámara de seguridad con un aerosol para ocultar la llegada de un vehículo que oculta quién sabe qué. En la secuencia, un hombre afro-americano llama a la policía para denunciar lo que él llama “actividad sospechosa”. El vídeo sigue con imágenes de anteriores atentados terroristas que, irónicamente, se llevaron a cabo por el mismo gobierno, como el atentado de Oklahoma City. Así lo asegura el Mayor Edward A. Dames, un veterano del Ejército de los Estados Unidos. Dames asegura que hay un grupo de poder que tiene la intención de ejecutar otro ataque terrorista en Oklahoma City, similar al atentado de los 90’s. El mayor ha identificado el lugar del posible atentado como 210 Park Avenue, Oklahoma City, Oklahoma. Lea el testimonio del ex-militar aquí.

En otras secciones del video, la gente puede ver a un hombre caucásico quien deja una mochila con lo que parece ser un artefacto explosivo, mientras que otro hombre observa a través de una ventana de su oficina. Para quien no está familiarizado con operaciones psicológicas, esta es la forma en que los terroristas dicen que es lo que harán. En otras palabras, es muy probable que el próximo ataque terrorista en suelo estadounidense será un camión bomba en un edificio federal, un artefacto explosivo en algún rincón de la ciudad o cualquiera de las formas que se muestran en el video. La exposición del público a este tipo de escenarios garantiza que las masas ignorantes le crean al gobierno cuando este diga que el próximo ataque terrorista se llevó a cabo por un hombre blanco que dejó coches bomba y/o artefactos explosivos en algún lugar para matar policías, trabajadores federales o sus vecinos que viven o trabajan en la esquina.

El video más reciente creado por Seguridad Nacional es parte de una campaña llamada “Ve algo, diga algo”, que cuenta con un presupuesto de al menos $ 10 millones. A pesar de que denunciar posibles ataques terroristas se pinta como “patriótico” y los funcionarios del gobierno a menudo se envuelven con la bandera de su país al pedir más control de la ciudadanía, la historia demuestra que las llamadas urgentes de los gobiernos a aprobar leyes para espiar a sus ciudadanos o para que los ciudadanos espíen unos a otros, resultada en la instalación de lo que muchos llaman un Estado Policía. La historia nos señala ejemplos específicos. Las solicitudes para suprimir los derechos civiles y constitucionales fueron seguidos por la instalación de regímenes dictatoriales como sucedió en la Rusia comunista, la Alemania nazi, la China comunista, Chile en los años 70 y 80, Brasil, Cuba, hasta hoy, y así sucesivamente.

Lo que es más alarmante hoy en día, no es que los gobiernos intenten retratar y culpar a sus propios ciudadanos como terroristas, porque esto es un hecho histórico. La novedad en las llamadas de los gobiernos para “ayudar a evitar un ataque inminente” es que en su propaganda, los funcionarios del gobierno etiquetan casi cualquier forma de disidencia o tradiciones como Terrorismo. Es por eso que la gente que habla acerca de la Constitución o los derechos constitucionales son ahora sospechosos de terrorismo. La gente que apoya a candidatos independientes son identificados como potenciales terroristas. Las personas que muestran pegatinas o pancartas que piden la reducción del tamaño del gobierno son detenidos y multados por expresar sus derechos políticos o incluso sus creencias religiosas. La lista también incluye a los ciudadanos que apoyan al candidato republicano Ron Paul, los propietarios de armas, los entusiastas de comprar monedas de oro o plata, y cualquier persona que se opone a las políticas gubernamentales. Lea los detalles de esta política en el Reporte titulado: MIAC Report: The Modern Militia Movement. Adicionalmente, el gobierno ha contratado a pastores y sacerdotes para que enseñen a sus seguidores a someterse a las directrices del gobierno. Este plan fue implementado con la Orden Ejecutiva 13397: Las Iglesias como Agencias Gubernamentales.

Gobierno de EUA, FBI tratan a activistas políticos como terroristas

RT
Traducción: Luis R. Miranda

Los recursos contra el terrorismo se están utilizando para intimidar a ecologistas, pacifistas y activistas políticos que tienen diferentes puntos de vista a los del gobierno.

Se reveló recientemente que un contratante del gobierno estadounidense espió a individuos que asistieron a la proyección de películas y documentales como Gasland. La película se centra en la práctica de fracturamiento hidráulico de gas natural y el impacto que tiene sobre el medio ambiente y en las comunidades donde se utiliza.

El FBI y otras agencias gubernamentales reprimen a las personas que no están dispuestos a apoyar en su totalidad el status quo.

En Pennsylvania, los activistas se han enfrentado a acusaciones de terrorismo por escribir consignas con tiza en las aceras. En California, 27 personas deberán ir a juicio por sus acciones de protesta contra la guerra y activistas de solidaridad internacional pueden ser sentenciados con falsas acusaciones. El FBI cuenta con 164 000 informes de actividad sospechosa que se componen de activistas que no siguen los puntos de vista de su gobierno.

El gobierno de EE.UU. está utilizando dinero de los contribuyentes para aplastar a los opositores en lugar de proteger al pueblo estadounidense de verdaderas amenazas terroristas, al mismo tiempo que pisotea los derechos a la libertad de expresión.

Carlos Montes, co-fundador de los Boinas Cafés, Movimiento Chicano, explicó que hay un marcado aumento en el uso de herramientas por parte del gobierno de EE.UU. para imponer opresión contra los activistas políticos.

“Los movimientos de protesta están directamente exponiendo y desafiando las líneas que el gobierno de los EE.UU. impone”, dijo, sin embargo, las autoridades policiales continúan para atacar a los disidentes sin justa causa. “Es una guerra contra la disidencia.”

El gobierno está trabajando para detener el movimiento que está tratando de ejercer su derecho a la libertad de expresión y el derecho a la protesta

“Están tratando de detenernos, pero no vamos a dejar que lo hagan”, agregó Montes.

Ver el reporte televisivo aquí.