Chevron will pay $ 19 billion for Damages in the Amazon

By LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | OCTOBER 17, 2012

A judge in Ecuadorian ordered authorities to confiscate assets that belong to American oil giant Chevron as part of a multimillion conviction for having caused environmental damages in the Ecuadorian Amazon.

Judge Wilfrido Erazo, a judge in the province of Sucumbios issued and order against the assets of Chevron and its subsidiaries in Ecuador following a complain made by people who were harmed by the environmental damage caused by Chevron.

The oil company reacted immediately through its Communication Advisor for Latin America who strongly criticized the Court’s decision. James Craig said that both the legal counsel for the plaintiffs and the judge were wrong about the issue and that the ruling was “illegal”.

The same Court of Sucumbios is the same one that ordered Chevron to pay more than 19,000 million last year in what the decision said was compensation for the severe environmental damage caused during the period when Chevron extracted oil from the Ecuadorian Amazon. That period began in 1964 and went up until 1990.

The judge’s order states that the enforcement of the sentence will be a “tax on the entire estate of Chevron” until the entire amount of the judgment is paid in full. JUdge Erazo also called Chevron’s negative to pay “rebellious”.

The embargo of Chevron’s assets includes a fine of more than $ 96 million fine imposed by a court of International Arbitration (ICSID) against the Government of Ecuador, issued after Chevron filed a lawsuit on another matter.

The court’s action also covers the seizure of fuel related products that are sold in the market and that belongs to Chevron and its subsidiaries: Chevron, Texaco, Ursa, Havoline, Doro and others.

The order issued by judge Erazmo means that Chevron’s profits obtained from the sale of these products will be immediately seized by the Ecuadorian government to be deposited in an account that belongs to the Court of Sucumbios. This move will ensure that the oil giant indeed pays its debt.

Besides the decision made by judge Erazo, the plaintiffs’ lawyers also took legal action against Chevron in Canada and Brazil. Last week, the US Supreme Court rejected a request by Chevron to block the sentence issued by the Ecuadorian courts. Now, the plaintiffs legal team believes that it will be possible to obligate Chevron to pay its debt and that no legal impediments will get in the way anywhere in the world.

For his part, the spokesman for Chevron said Erazo’s court order “is not surprising, since the applicants have demonstrated that they can get any order they want from the Court” of Sucumbios. “I know that the plaintiffs’ lawyers have been involved in drafting secret prior orders of the court,” said Craig, but did not say on what occasions. The judge’s action constitutes “a new violation of international law on the part of Ecuador”, said Craig, so Chevron “will seek to combat this illegal action” through “all available legal mechanisms, both inside and outside” the country.

Craig also said that Chevron has “no assets” in Ecuador, and that only the company’s subsidiaries had a “minimum of assets”.

Chevron denies the validity of the Ecuadorian courts’ decision and has refused to pay the penalties imposed by the judge. The company has said that the court has committed “fraud” and that the conviction is part of a plot created by the plaintiffs’ legal team.

The Real Agenda encourages the sharing of its original content ONLY through the tools provided at the bottom of every article. Please DON’T copy articles from The Real Agenda and redistribute by email or post to the web.

Bienvenido Brother Julian

Ecuador accepts Wikileaks’ founder’s request for Asylum

BBC | AUGUST 16, 2012

Ecuador has granted asylum to Wikileaks founder Julian Assange two months after he took refuge in its London embassy while fighting extradition from the UK.

It said there were fears Mr Assange’s human rights might be violated.

Foreign minister Ricardo Patino accused the UK of making an “open threat” to enter its embassy to arrest Mr Assange.

Mr Assange took refuge at the embassy in June to avoid extradition to Sweden, where he faces questioning over assault and rape claims, which he denies.

The Australian national said being granted political asylum by Ecuador was a “significant victory” and thanked staff in the Ecuadorian embassy in London.

However, as the Foreign Office insisted the decision would not affect the UK’s legal obligation to extradite him to Sweden, Mr Assange warned: “Things will get more stressful now.”

Announcing Ecuador’s decision, Mr Patino launched a strong attack on the UK for what he said was an “explicit type of blackmail”.

The UK Foreign Office had warned, in a note, that it could lift the embassy’s diplomatic status to fulfil a “legal obligation” to extradite the 41-year-old by using the Diplomatic and Consular Premises Act 1987.

That allows the UK to revoke the diplomatic status of an embassy on UK soil, which would potentially allow police to enter the building to arrest Mr Assange for breaching the terms of his bail.

Ecuador’s foreign minister said: “We can’t allow spokespeople from the UK to gleefully say they have been honest when they have threatened us in such a way.”

He referred to the UK’s note as an “open threat” and accused the UK of “basically saying we will beat you savagely if you don’t behave”.

Mr Patino said Ecuador believed Mr Assange’s fears of political persecution were “legitimate”.

He said the country was being loyal to its tradition of protecting those who were vulnerable.

“We trust that our friendship with the United Kingdom will remain intact,” he added.

The announcement was watched live by Mr Assange and embassy staff in a link to a press conference from Quito.

The Foreign Office said it was “disappointed” by the statement issued by Ecuador’s foreign minister.

Read Full Article →

Ecuador Intenta Chantajear al Mundo para ‘salvar’ sus Bosques

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 12 MAYO 2012

Si usted está cansado de escuchar los llamados ambientalistas sobre como un Nuevo Orden Mundial es ventajoso para todos, sea paciente, porque ellos vienen con más ‘grandes’ ideas. En preparación para la Cumbre de Rio sobre el Medio Ambiente, las cual es patrocinada por las Naciones Unidas, políticos y ONG’s ambientalistas, cómplices dek globalismo ya están llamando a la implementación de un Fondo Climático (GCF) para ayudar a “salvar” los bosques del mundo. En un artículo anterior, le informamos cómo el Fondo Climático de la ONU está tratando de obtener inmunidad diplomática, una solicitud sin precedentes si se tiene en cuenta que todo lo que se supone que este órgano debe hacer es redistribuir la riqueza — no es que esto sea una cosa positiva; es todo lo contrario. Hace unas dos semanas, preguntamos sobre el porqué de esta necesidad, y parte de la respuesta es que, aunque el Fondo Climático es una criatura de la ONU, no está cubierta por la inmunidad que protege a otras organizaciones de las Naciones Unidas, tales como la Organización Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCC).

¿Por qué el Fondo Climático necesita inmunidad? Me gustaría escuchar sus sugerencias.

Como se explicó anteriormente, el único propósito del Fondo es, como miembros de la ONU han confesado, un plan para redistribuir la riqueza del planeta, pero esta riqueza no irá a las manos de las personas más necesitadas en los países más pobres. Además, los políticos y los participantes no elegidos en anteriores reuniones de la ONU van a obtener la financiación necesaria para su Fondo Climático de dinero de los contribuyentes de las clases medias y bajas en los países desarrollados, para dárselo a la gente rica de los países subdesarrollados. ¿Cómo es que esto va a contribuir para salvar el planeta de una condición que no existe pero que muchos temen?

El GCF fue creado durante las últimas negociaciones sobre el clima de Durban, en la que 194 Estados miembros votaron a favor de la formación de un órgano provisional que tratara de establecer la mejor manera de gastar alrededor de $ 6,700,000 millones hasta junio de 2013. Bueno, ahora parece que hay una gran oportunidad para gastar ese capital. El país sudamericano de Ecuador ha adoptado oficialmente al Fondo Climático como la única manera de “salvar” su valioso Parque Nacional Yasuní. La embajadora de Ecuador en las Naciones Unidas Ivonne A-Baki, ha solicitado que el dinero dado al Fondo se utilice para pagar por su plan de comercio de petróleo por bosques. Los planes dicen que Ecuador mantendrá sus bosques intactos, mientras el resto del mundo  paga al país por no utilizar sus recursos naturales como el petróleo y gas natural, los cuales están en áreas protegidas y parques nacionales como el citado Yasuní.

El modelo que se establecerá con el GCF es similar al esquema de créditos de carbono, donde los países y las empresas podrían pagar las cuotas que les permiten contaminar. Esta vez, sin embargo, países como Ecuador busca un incentivo financiero para no desarrollar sus riquezas naturales, y en lugar optan por mantener a su población pobre y subdesarrollada. No me malinterpreten, no hay nada negativo sobre el deseo de preservar la naturaleza en su estado original. El problema viene cuando un país como el Ecuador solicita incentivos financieros, como condición para proteger sus bosques. Ningún país del mundo necesita la ayuda financiera con el fin de proteger su medio ambiente si realmente tiene la intención de conservar. El planeta no necesita un sistema de bienestar global y ningún país debe exigir dinero de la gente de clase media o pobre en otras naciones para llevar a cabo programas de conservación.

Ecuador es uno de varios países de América Latina con un montón de recursos naturales, muchos de los cuales ya se han abierto para uso industrial. El problema con el Ecuador es el mismo que otras naciones de América Latina: la corrupción gubernamental. Debido a que la mayoría de su población vive en condiciones deplorables, podríamos pensar que la ayuda financiera internacional puede ser una solución a la pobreza del país, pero es importante decir que el Ecuador es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el cartel que se siente en libertad de manipular los precios del petróleo a su gusto. La nación de Ecuador es uno de los mayores exportadores de petróleo en América Latina, con un importe neto de alrededor de 285.000 barriles por día (bbl / d). Según la Administración de Información y Energía de los Estados Unidos, en 2011, el sector petrolero de Ecuador representaba cerca del 50 por ciento de los ingresos de exportación. ¿Por qué es que los ecuatorianos no disfrutan de los beneficios de sus riquezas naturales, entonces? La connivencia del Gobierno con las empresas ha obligado al país a importar productos refinados del petróleo, debido a la falta de suficiente capacidad de refinación nacional — no por casualidad — para satisfacer la demanda local. La mayoría del petróleo de Ecuador se envía a China, a cambio de préstamos del Banco de Desarrollo de China.

¿Por qué la embajadora de Ecuador ante las Naciones Unidas usa un tono amenazante para solicitar fondos a fin de preservar el Parque Nacional Yasuní? Bueno, esta política viene de la oficina del presidente Rafael Correa, quien dijo que no iba a perforar allí mientras la comunidad internacional subvencionará al país con $ 3600 millones, que es aproximadamente la mitad del valor de las reservas de petróleo. En otras palabras, los políticos están de acuerdo en entregar los recursos naturales del país a las Naciones Unidas a cambio de sólo la mitad del valor de sus recursos naturales. Eso es un robo, ¿no?

Cuando los políticos y las grandes organizaciones internacionales hablan de la preservación de los bosques y los recursos naturales, estos suelen emplear puntos de conversación espiritual y colectivista, y en el caso de Ecuador, no es una excepción. La embajadora del país apela a la religiosidad de la gente cuando dice que el Yasuní es una tierra sagrada y que está protegida por Dios, mientras que muestra un brazalete que dice “Juntos por el Yasuní”, ella dice que es una pulsera encantada. “Tú te quedas allí sólo un día, y te rejuveneces, es como estar en un spa. Es tan pura, tan limpia.” Es algo así como un spa en lo que muchos parques nacionales o áreas de conservación acaban convirtiéndose, una vez que son dados a las Naciones Unidas. La ONU, a través de sus políticas de conservación, y en asociación con organizaciones globalistas conocidas como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el Fondo Mundial para la Naturaleza, The Nature Conservancy, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Organización para la Ciencia y la Cultura, entre otros, intentan acabar con la propiedad privada en todo el mundo, y lo hacen en nombre de la conservación. Estos escritos de ambientalismo de tiempos modernos se basan en seguir religiosamente los escritos de la Evaluación de la Biodiversidad de las Naciones Unidas, un documento que impulsa el llamado “desarrollo sostenible” y los escritos de la Agenda 21.

Países como Ecuador han dejado de mendigar y han comenzado a exigir que los países industrializados y las organizaciones internacionales no electas hagan algo con el fin de “ayudar” a mantener las reservas naturales y parques nacionales, como condición para no explotar el petróleo y otros recursos. Hay un sentido de auto-derecho en algunos países en desarrollo cuyas formas de gobierno  socialista y comunista han alienado al verdadero capitalismo de libre mercado — no el corporativismo –, por lo que han visto cómo sus sueños de convertirse en una nación del primer mundo desaparecen tan rápido como lo han echado las empresas extranjeras, pues han eliminado las iniciativas privadas locales, mientras el gobierno impulsa políticas globalistas de control de la población para hacerlos más dependientes. Ahora, teniendo en cuenta sus políticas aislacionistas, les resulta apropiado solicitar sobornos a cambio de impulsar la agenda globalista del falso ecologismo y la conservación. El término más comúnmente utilizado es “justicia climática” que está asociado a la supuesta obligación que los países industrializados tienen de pagar a los países pobres para financiar el costo de lo que llaman daño ecológico, que las naciones desarrolladas han causado al planeta. El problema con esta forma de pensamiento es que no han sido los países industrializados los que causaron daños irreparables al planeta, sino las grandes multinacionales que desde afuera controlan a los gobiernos y los políticos corruptos que los forman. Para acabar con este cáncer, no es necesario hacer con que unos paguen las deudas de otros, sino arrancar a los verdaderos debedores de raíz. Las corporaciones, no los gobiernos son responsables por el daño ecológico. No es Estados Unidos, China, Australia, España, Alemania o Rusia, sino Monsanto, Cargill, BP, Exxon Syngenta y muchas otras corporaciones las que tienen una deuda impagable con todos los habitantes del planeta. Por esto es importante enfocar los esfuerzos en hacer con que los verdaderos responsables paguen.

Aquellos que impulsan la agenda fantasiosa del desarrollo sostenible tendrán una gran oportunidad para expresar sus preocupaciones durante la Cumbre de Rio+20, a realizarse a partir del 06 de junio, donde las naciones como Ecuador, una vez más demandaran que la gente de clase media y los pobres en los países desarrollados subvencionen — a través de los impuestos — el sistema de corrupción que ha existido en los más altos niveles del gobierno en todo el mundo en desarrollo. Pero este modelo de feudalismo puede tener sus días contados, pues incluso a medida que más burócratas y ambientalistas bien intencionados se dan cuenta de lo que está detrás de el plan para supuestamente conservar los bosques y otros recursos, habrá menos y menos apoyo a las medidas presentadas en foros como el de Durban y Rio. Y de que es lo que se trata todo este falso ambientalismo? “En el fondo, algo de lo que esta iniciativa Yasuní se trata es de ¿Quién le debe a quién? Es esta idea del Norte pagar al Sur para mantener el petróleo bajo tierra”, dice Kevin Koenig de la organización Amazon Watch. Por lo tanto, la agenda de la conservación en su conjunto no tiene nada que ver con la conservación. Por un lado, se trata de un grupo de resentidos y aspirantes a líderes del Tercer Mundo, que están dispuestos a mantener a su gente con hambre y pobres siempre y cuando alguien les pague para hacerlo. Por otro lado, se trata de un programa de desindustrialización corporativa global destinado a hacer que los ricos sean aún más ricos y los pobres aún más pobres.

Apenas un mes antes de la Cumbre de Río +20, es más fácil ver que los grupos que profesan políticas anti humanas han descubierto una manera común de llevar a cabo su plan y ambas partes esperan el mismo resultado: estafar a los pueblos del mundo inculcando la creencia que los seres humanos son malos, que el mundo va a terminar si los parques nacionales no son dados a las Naciones Unidas como el mayor propietario de tierras en el planeta. A su vez, la ONU mantendrá al tercer mundo pobre y subdesarrollado, en nombre de la salvación de todos nosotros. Con el fin de hacer que este objetivo sea visto como una idea brillante, ellos usan y usarán celebridades, estrellas de cine y políticos famosos que lleven a la consolidación de la falsa agenda de conservación. Sin embargo, esa conservación no será hecha para las generaciones futuras, como ellos dicen, pero para los oligarcas mundiales que financian y controlan casi todos los organismos ambientalistas y organizaciones no gubernamentales que impulsan el desarrollo sostenible.

Si a usted le gusta esta idea de un sistema global neofeudalista, siéntase libre de apoyar a la ONU en su plan de hacernos esclavos.

Usted puede compartir nuestro contenido original, siempre y cuando respete nuestra política de derechos de autor, como se muestra en nuestro pie de página web. Por favor, no corte los artículos de The Real Agenda, o redistribuya nuestro contenido original por correo electrónico o correo postal o la web, si usted no cumple con nuestras políticas.

Ecuador Tries to Blackmail the World to “save” its Forests

By LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | MAY 3, 2012

If you are tired of hearing so-called environmentalists parading their idea for a New World Order, be patient, because they’ve got another great idea. In preparation for the United Nations Environmental — I use the term loosely — Summit in Rio, politicians supported by green ONGs are already calling for the implementation of a Green Climate Fund (GCF) to help “save” the world’s forests. In a previous article, we informed how the UN Climate Fund is seeking diplomatic immunity, an unprecedented request if one takes into account that all what this organ is supposed to do, is to redistribute wealth. About two weeks ago, we asked where does the need for immunity stem from, and part of the answer is that although the GCF is a child of the UN, it is not covered by the immunity that protects other UN organizations, such as the United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCC).

Why would the Green Climate Fund need immunity, though? I would like to hear your suggestions.

As explained before, the Green Climate Fund’s only purpose is, as UN members have confessed, a plan to redistribute the wealth of the planet, except that wealth does not seem to be going to the neediest people in the poorest countries. Additionally, politicians and unelected participants in previous UN meetings plan to obtain the funding for their Green Climate Fund from taxpayer money taken from middle and lower classes in developed countries, to give it to rich folks in underdeveloped nations. How will that contribute to saving the planet from the nonexistent condition they fear so much?

The GCF was created during the last Durban climate talks, in which 194 member states voted for the formation of an interim body that sought to establish the best way to spend around $6.7 million up until June 2013. Well, now there seems to be a great opportunity to get the GCF started. The South American country of Ecuador has officially embraced the Green Climate Fund as the only way to “save” its valuable Yasuní National Park. Ecuadorean ambassador to the United Nations Ivonne A-Baki, has requested that cash given to the GCF be used to pay for its plan to trade oil for forests. The plans says that Ecuador will maintain its forests intact, as long as the GCF pays the country for not using its natural resources, many of which are below protected areas and national parks such as the one cited Yasuní

The model to be established by the GCF is similar to the failed carbon credit scheme — for as little as it lasted –, where countries and corporations could pay fees that enabled them to pollute. This time, however, countries like Ecuador seek a financial incentive not to develop their natural riches, and instead choose to keep its population poor and underdeveloped. Don’t take me wrong, there is nothing negative about wanting to preserve nature in its original state. The problem comes when a country like Ecuador requests financial incentives as a condition to protect their forests. No country in the world needs financial aid in order to protect its environment if it actually intends to conserve. The planet does not need a global welfare system and no country requires money from middle class or poor folks in other nations to conserve.

Ecuador is one of several countries in Latin America with plenty of natural resources, many of which have been already opened for industrial use. The problem with Ecuador is the same that other nations in Latin America face: Government corruption. Although most of its population lives in deplorable conditions, and anyone may say that international financial aid may be a solution to the country’s poverty, it is important to say that Ecuador is a member of the Organization of Petroleum Exporting Countries (OPEC), the cartel that feels at liberty of manipulating oil prices to their liking. The nation of Ecuador is one of the largest exporters of oil  in Latin America’s, with a net amount of about 285,000 barrels per day (bbl/d) as of 2010. According to the United States Energy Information Administration, in 2011, Ecuador’s oil sector accounted for about 50 percent of Ecuador’s export earnings. Why can’t the Ecuadorians enjoy the benefits of their natural riches, then? Government collusion with corporations has forced the country to import refined petroleum products due to the lack of sufficient domestic refining capacity — not by chance — to meet local demand. Most of Ecuador’s oil is sent to China, in exchange for loans from the China Development Bank.

Why is Ecuador’s Ambassador to the UN using a threatening tone to request funds in order to preserve the Yasuní National Park? Well, the call came out of the office of the president Rafael Correa, who sad that he would not drill there as long as the international community subsidized the country’s welfare state — $3.6 billion — which is about half of the value of the oil reserves. In other words, politicians agree to hand over the country’s natural resources to the United Nations in exchange for only half of the value. Now that is a steal, isn’t it?

When politicians and large international organizations talk about preserving forests and natural resources, they usually employ spiritual and collectivist talking points, and in Ecuador’s case, it is not an exception. The country’s Ambassador to the UN appeals to people’s religiousness when she says that Yasuní is a sacred land and that is protected by God, as she shows a bracelet that reads “Together for the Yasuní”, her charm bracelet. “You stay there just one day, and you are rejuvenated like being in a spa for the month. It’s so pure, so clean.” Something like a spa is what many national parks or conservation areas end up turning into, once they are yielded to the United Nations. It is the UN through its supposed conservation policies, and in association with known globalist organizations such as the International Union for Conservation of Nature, the World Wildlife Fund, The Nature Conservancy, the United Nations Environment Programme, the United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization, among others, the one attempting to end with private property around the world; all in the name of conservation. In modern times it all stems from the UN Biodiversity Assessment, a document driven by the so-called “sustainable development” and the writings of Agenda 21.

Countries like Ecuador have stopped begging and have started demanding that industrialized nations and international unelected organizations do something in order to “help” them maintain natural reserves and national parks as a condition not to drill for oil and other resources. There is a sense of self-entitlement in some developing nations whose socialist and communist forms of government have alienated free market capitalism — not corporatism — and therefore have seen their dreams to become a first world nation disappear as fast as they have kicked out foreign enterprises, or eliminated local private entrepreneurship by using the power of the State to keep people under control and ever more dependent. Now, given their isolationist policies, they find it kosher to request bribes in exchange for driving the globalist agenda of fake environmentalism and conservation. The most commonly used term is “climate justice” which is associated to industrialized countries’ “obligation” to pay poor countries to remain underdeveloped and to finance the cost of what they call ecological damage that those developed nations have caused to the planet.

Those pushing the agenda of make-believe sustainable development will have a great opportunity to express their concerns during the June 2012 Rio+20 Summit, where nations like Ecuador will once again demand that middle-class and poor people in the developed nations sustain — through taxation — the bribery system that has existed at the highest levels of government all over the developing world. But the gravy train seems to be running out of fuel even as more bureaucrats and well-intentioned environmentalists climb on to carry out the real agenda that is little known by most of them. “At its root, some of what this Yasuní initiative is about is ‘Who owes who?’ and this idea of the North paying the South to keep oil in the ground, said Kevin Koenig of Amazon Watch. So, the whole conservation agenda is not even about conservation. On one hand, it is about a resentful group of third world wannabe leaders, who are happy to keep their people hungry and poor as long as someone pays them to do so. On the other hand, it is about a corporate global deindustrialization program aimed to make the rich even richer and the poor even poorer.

Just a month before the Rio+20 summit, it’s easier to see they’ve figured out a way to carry out their plan and both sides expect the same result: Swindle the people of the world into believing that humans are bad, that the world will end if property is not given to the United Nations as the largest land-owner on the planet. In turn, the UN will keep the third world poor and underdeveloped in the name of saving us all. In order to make it look cool and trendy, they’ll use celebrities, movie stars and famous politicians who will push the false agenda of conservation. However, such conservation will not be for future generations as they publicly claim, but for the global oligarchs that finance and control almost every single environmental agency and NGO that pushes for sustainable development. Do you like it the idea? Feel free to jump on.

Gobiernos se Preparan para Confiscar Pensiones

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Octubre 12, 2010

Mientras las organizaciones financieras supranacionales se afianzan más en el poder, y los países miembros sucumben ante sus directrices, la clase media y media alta en todas las naciones miembros sufren el embate de la más grande redistribución de recursos en la historia moderna. Usando como pretexto de “crisis económica mundial” -aunque según las mismas instituciones esta acabó en 2009- el FMI, el Banco Mundial y la Unión Europea continúan saqueando los pocos recursos que les quedan a la clase trabajadora.

Cristina Kirchner anuncia la nacionalización de los fondos de pensiones privados. (Foto: EFE)

El más reciente ataque de los globalistas llega en forma del robo de uno de los últimos botines que quedan: los fondos de pensiones de la clase trabajadora. Este robo es hecho a través de los gobiernos locales, que a pedido del FMI y el Banco Mundial han hecho todo para confiscar las pensiones de las clases media y media alta para según ellos invertirlos en el sistema financiero. El problema es que esta inversión será hecha sin el consentimiento de los pensionados, y los productos en los cuales las pensiones serán invertidas, son activos financieros fallidos, como derivativos y fondos de inversión atados a los decaídos mercados imobiliários y de bonos de los gobiernos.

La consecuencia directa de estas medidas de reajuste económico y financiero, como son llamadas por los banqueros, es el malestar de los pensionados y la clase trabajadora en varios países en los cuales los gobiernos han sustraído sus pensiones, tales como Grecia, Islandia, España, Francia, Ecuador y otros. Los planes de austeridad ofrecidos por los organismos financieros internacionales, pretenden cortar los gastos de los gobiernos, con el fin según estos, de estabilizar la economía regional y local.

En los países en donde las pensiones no han sido robadas por los gobiernos, estos están preparando las explicaciones del caso, para hacer entender a sus esclavos del porque tendrán que dar más de su dinero a los banqueros; especialmente después de que estos recibieron alrededor de 25 trillones de dólares el año pasado. Los gobiernos se están preparando para confiscar las pensiones del sector privado mientras que consideran implantar más impuestos a los ingresos personales y comerciales. La excusa que será usada es que los otros programas patrocinados por los gobiernos, incluyendo el Seguro Social, están quebrados, y será necesario re-distribuir los dineros para mantenerlo a flote. En realidad, los gobiernos pretenden dejar sin pensiones a los trabajadores y contribuyentes para poder mantener sus políticas de gasto desenfrenado, las cuales son insostenibles.

Es Estados Unidos, los fondos de pensiones públicos ya han sido saqueados por el gobierno y las ciudades y condados se enfrentan a déficits financieros de hasta 574 mil millones dólares, según un informe de CNBC. El agujero negro dejado por el incesante gasto público -del gobierno- prentende ser llenado con dineros de contribuyentes de todo el mundo, mediante la confiscación de la riqueza privada de millones de estadounidenses, europeos y latinoamericanos, entre otros. Los defensores de este esquema no solo no expresan ninguna culpa por los crímenes cometidos contra sus ciudadanos, sino que además actuan con arrogancia al pensar que pueden robar dinero de la gente que ha trabajado durante décadas para acumular fondos para sostenerse el resto de sus vidas.

“Esto, por supuesto, es un sistema público de robo entre el sistema de Seguro Social, y el gobierno para dar a los grandes políticos fondos adicionales de los contribuyentes para pagar por sus gastos fuera de control”, escribe Connie Hair. En una audiencia en el Congreso estadounidense, Teresa Ghilarducci profesora de análisis de políticas económicas en la New School for Social Research en Nueva York , propuso la creación de un programa de pensiones que confiscara los fondos públicos y privados de pensiones para ponerlos en un solo Fondo de cuentas de pensiones (GRA) gestionado por la Administración del Seguro Social.

El GRA se aplicaría por medio de un impuesto sobre el ahorro obligatorio que equivale a un 5 por ciento del salario anual de una persona que se deposite en este fondo. Durante una entrevista de radio en Seattle en octubre de 2008, Ghilarducci explicó el motivo detrás del plan, diciendo: “Estoy reorganizando los recortes de impuestos que ya están disponibles para los fondos de pensiones y como estos recursos serán redistribuidos.”

Sin embargo, como hemos aprendido con dolor inmediatamente después del rescate financiero que originalmente era de 700 millones de dólares y que sería usado para sanar las cuentas de los bancos que habían invertido en productos financieros tóxicos, estos recursos terminan siempre en los bolsillos de los grandes bancos europeos y norteamericanos. La idea de re-distribuir la riqueza suena bien para quienes ignoran las verdaderas intenciones de los globalistas, y quienes creen de corazón el la existencia de “justicia social” y que el socialismo es la respuesta para la igualdad. En virtud de las reformas financieras de corte socialista, los globalistas casi siempre recogen la riqueza bajo el pretexto de ser los salvadores mientras acaparan con avidez todos los recursos y activos con el dinero que imprimen ilegalmente.

El programa GRA y otros similares a este, están siendo empujados por el Economic Policy Institute, una organización situada en la tercera planta del edificio ocupado por el Centro George Soros para el Financiamiento del Progreso Americano. El Centro para el Progreso Americano es un grupo de expertos encabezado por el ex jefe de personal de Bill Clinton, John D. Podesta, que fue también jefe del equipo de transición presidencial de Barack Obama tras las elecciones de 2008.

En preparación para robar las pensiones privadas, los gobiernos van a actuar de la misma manera como el gobierno argentino, que en 2008 nacionalizó los planes privados de pensiones del país, conocido como AFJP, confiscando así la riqueza de millones de personas. “No tenemos ninguna duda de que así se viola el derecho a la propiedad privada. No sólo para nosotros sino para la sociedad y el mundo, esta es una clara confiscación “, dijo Ernesto Sanz, del Partido Radical de opocisión en su momento.

¿Cómo reaccionan los estadounidenses a tener no sólo su riqueza, pero sus ahorros para generaciones futuras descaradamente confiscadas por el gobierno de un solo golpe? Si esto no despierta disturbios generalizados y desobediencia civil en los Estados Unidos y todos los otros países por la clase media entonces nada lo hará.

Si usted no tiene una pensión privada o pública y cree que esto no le afectará, no se haga de ilusiones y piense de nuevo. Una vez que el pretexto haya sido establecido de que el Estado puede confiscar la riqueza pública y privada, entonces también podrán venir y quitarle su casa, sus hijos y, finalmente, su misma libertad. Una vez que el vampiro del gran gobierno obtiene un gusto por la sangre, los dientes sólo se hundirán más, y la semejanza de cualquier sistema democrático con uno tiránico se acelerará rápidamente.