Petróleo derramado por BP está en el fondo del Mar

Por Washington’s Blog
Adaptación Luis R. Miranda

BP y el gobierno hicieron su famosa declaración de que la mayor parte del petróleo había desaparecido.

Pero como se ha señalado anteriormente, hasta el 98% del petróleo sigue en el océano.

En repetidas ocasiones se ha señalado que BP y el gobierno aplicaron grandes cantidades de dispersantes al derrame del Golfo de México en un esfuerzo por ocultar el desastre causado. Muchos otros decían lo mismo. BP y el gobierno lo negó, por supuesto.

Pero el petróleo no quedó oculto. En efecto, como el Wall Street Journal señaló el 9 de diciembre:

Un científico de la universidad y el gobierno federal dicen que han encontrado pruebas convincentes de que el petróleo del Golfo de México está asentando en el fondo del océano.

Los nuevos hallazgos se hicieron después de que los científicos de la Universidad del Sur de Florida, encontraran señales de que los daños ambientales de la explosión de BP podría ser más significativa de los esperado al encontrar grandes cantidades de petróleo bajo la superficie del Golfo de México.

Los científicos que han estado en cruceros de investigación en el Golfo en los últimos días informan que encontraron capas de residuos de hasta varios centímetros de espesor a partir de lo que sospecha sea el petróleo derramado por la explosión de la plataforma de BP..

El material aparece en los puntos a través de varios miles de kilómetros cuadrados de fondo marino, dijeron. En muchos de esos puntos, dijeron, gusanos y otras especies marinas que se arrastran a lo largo de los sedimentos aparecen muertos, aunque muchos organismos que pueden nadar parecen sanos.

Pruebas ya han comenzado a vincular el petróleo en el sedimento que podría añadir a la cantidad de dinero que BP tendría que pagar para compensar por los daños del derrame.

Los resultados de las pruebas también plantean interrogantes sobre las posibles desventajas del uso de dispersantes químicos para luchar contra el derrame.

Bajo la dirección federal, alrededor de 1,8 millones de litros de dispersantes fueron rociados sobre el crudo derramado en un esfuerzo por romperlo en pequeñas gotas que los microbios naturales del océano pudieran digerir. En ese momento, dijeron las autoridades, los dispersantes no causarían que el derrame de petróleo se hundiera al fondo del mar. Sin embargo, más recientemente, un informe federal dijo que los dispersantes pueden haber ayudado a que el crudo llegase al sedimento.

Equipos científicos han reportado en los últimos meses que encontraron una sustancia extraña en el piso del Golfo, en algunos casos hasta 80 kilómetros de Macondo, el área donde sucedió la nefasta explosión de BP, que estalló en abril y derramó un estimado de 4.1 millones de barriles de petróleo en el Golfo antes de ‘aparentemente’ fuera tapada.

“Las similitud de las substancias son muy claras, idénticas”, dijo el Sr. Hollander, que encontró las muestras contaminadas en un área del piso del Golfo de la Florida Panhandle. Aunque es concebible que las pruebas sean falsos positivos en su relación con el derrame de BP, “la probabilidad estadística de algo así es infinitamente pequeña”, dijo Hollander.

El gobierno federal también ha encontrado petróleo que es igual al de Macondo en los sedimentos del Golfo, Steve Murawski, un científico de la National Oceanic and Atmospheric Administration, dijo en una entrevista. Murawski se negó a revelar la cantidad de contaminación de los sedimentos que se encontró, o exactamente en qué parte del Golfo fue, diciendo que los expertos aún están analizando los resultados de la prueba.

Samantha Joye, una oceanógrafa de la Universidad de Georgia, también ha encontrado lo que ella cree que es evidencia de petróleo de BP en los sedimentos del Golfo. Ella está a la espera de los resultados de laboratorio de las ‘huellas dactilares químicas’ de muestras de sedimentos que se tomaron.

En un crucero de investigación en el Golfo que terminó el viernes, se vieron gusanos que se arrastran por el suelo del Golfo “diezmados”, dijo. Sin embargo, las anguilas y peces, que pueden nadar, a menudo parecían estar bien, dijo.

The Journal señaló el 18 de diciembre:

El crudo de BP -aparace en los sedimentos del Golfo de México a niveles que pueden amenazar la vida marina, según un informe federal publicado el viernes.

No hay manera práctica para limpiar el petróleo derramado en las profundidades del Golfo, dijeron funcionarios, añadiendo que los microbios en el agua con el tiempo podrían limpiarlo.

La aplicación masiva de dispersantes para ocultar la cantidad de petróleo derramado ha causado grandes problemas en el Golfo:

* El uso de dispersantes impidió la limpieza del crudo en la superficie del oceáno, por mucho, el método más fácil de retirarlo del agua

* Los dispersantes hacen que las toxinas en el petróleo sean más biodisponibles para la vida marina, y los científicos han encontrado que Corexit aplicado al petróleo del Golfo libera muchas más veces los productos químicos más tóxicos en el agua de lo que saldría del petróleo por sí mismo. (ver esto)

* Dispersantes podrían haber causado que productos químicos en el crudo se dispersaran en el aire (ver esto y esto)

* El crudo que no se convierte en aerosol en la superficie del océano, puede retrasar la recuperación de los ecosistemas por años o incluso décadas (véase el artículo del Wall Street Journal citó a arriba)

* La gran mayoría de los estudios encuentran que los dispersantes retardan el crecimiento de microbios que digieren el petróleo

* Los dispersantes causan que los peces del Golfo absorban más toxinas y luego hagan más difícil para los peces deshacerse de los contaminantes una vez expuestos

* Los dispersantes pueden bioacumularse en los mariscos

* Los exámenes de sangre muestran niveles elevados de hidrocarburos tóxicos en los residentes del Golfo

Como se señaló en mayo – poco después de que el derrame comenzó – las respuestas del gobierno al derrame de petróleo del Golfo y a la crisis financiera fueron muy similares, ya que en ambos casos los burócratas se han centrado en el encubrimiento de los problemas. Debido a que el sistema financiero no se reformó en realidad, la próxima crisis financiera hará que la economía se tambalee. Debido a que el petróleo nunca ha sido limpiado correctamente, el próximo huracán podría levantar inmensas cantidades de petróleo, que ahora yacen en el fondo del mar.

En ambos casos los problemas se han extendido y pretendido que no existen, pero que se está intentando en ambos casos, y – en ambos casos – se producirá un error, porque nada se ha solucionado, y los hechos sólo pueden permanecer ocultos durante una cierta cantidad de tiempo.

Por otra parte, en ambos casos, el gobierno utilizó medidas “altamente tóxicos” para tratar de ocultar los problemas reales. El gobierno ha utilizado “medidas de emergencia” y prácticamente todos sus recursos para apuntalar los bancos gigantes en lugar de utilizar los métodos probados de la reestructuración de bancos insolventes y el enjuiciamiento de los criminales que causaron la crisis, que ha causado grandes problemas para la economía real.

Del mismo modo, el gobierno aplica cerca de 2 millones de galones de dispersante altamente tóxicos para ocultar la cantidad de crudo en lugar de utilizar sus recursos para implementar probados y verdaderos métodos de limpieza, lo que ha causado problemas significativos para el Golfo.

Por último, una crisis nueva y potencialmente mayor está esperando, porque no se han creado reglas claras para prevenir desastres como este. Las reglas del sistema financiero – en particular los acuerdos internacionales, como Basil III – han sido eviscerados (ver esto). Y como señala la revista Time: El Congreso no logró aprobar una legislación que hubiera revisado la seguridad de perforaciones petroleras.