El Dominio Globalista de Occidente

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
5 de marzo 2012

La existencia de la sociedad tal como la conocemos hoy en día no es un evento al azar de la naturaleza ni nada por el estilo. La sociedad actual es un reflejo directo de los planes gigantescos de ingeniería social que se pusieron en marcha progresivamente contra las poblaciones. A nivel mundial, la gente ha pasado de ser independiente y auto suficiente a convertirse en ovejas dependientes que necesitan de sus gobiernos, controlados por las grandes corporaciones, para que les proporcione todo lo necesario para sobrevivir. Ese era el plan desde el principio. Ahora, la gente está a merced de las grandes corporaciones multinacionales – principalmente bancos – que los convirtieron en sus esclavos mediante el uso de las agencias gubernamentales para imponer sus políticas. Pero no se detiene allí. Para colmo de males, las masas creen que en realidad son libres y que tienen opciones, en lugar de verse como el ganado que son,  que es lo que la realidad demuestra.

Durante muchas décadas, este fenómeno fue ampliamente desconocido por la mayoría de las personas que eran dependientes del sistema. Pero después que las élites detrás de la ingeniería social se hicieron más arrogantes de lo habitual y empezaron a hablar abiertamente acerca de sus planes, una minoría de la gente se enteró de ello. Hoy en día, una minoría más grande está bien informada sobre los planes de las élites, pero las masas siguen siendo ignorantes o simplemente los niegan. La principal causa de esta negativa es el hecho de que las masas están compuestas por personas que por décadas y décadas se han beneficiado de las grandes políticas socialistas explícitas u ocultas, que son herramientas para que la gente se “enganche a la droga”. Como muchos ya saben, dejar ir de una adicción es muy difícil, especialmente cuando este tipo de adicción es todo lo que ha conocido. Pruebe usted pedirle a una persona sin hogar que deje de inhalar pegamento de zapatos para calmar su hambre, sin mostrarle una comida caliente. Eso es exactamente lo que sería. Por supuesto, hay los que prefieren la dependencia y la esclavitud a la independencia y el auto gobierno. Esas son las sociedades en las que la mayoría de las personas, independientemente de sus ingresos bajos y las condiciones miserables en que viven, se conforman con seguir viviendo en barrios marginales y recibiendo la ayuda miserable que sus gobiernos les proporcionan, como si esa fuera la forma en que las cosas deben ser. Claros ejemplos de estas sociedades son Venezuela, Cuba, Brasil, por citar algunos, donde las personas apoyan a los dictadores o candidatos que les aseguren que sus cheques de asistencia social seguirán llegando, en lugar de crear las condiciones de mercado adecuadas para que ellos se levanten de la suciedad en que viven.

Pero, ¿cómo gestionaron los tecnócratas sus planes para que todos “entraran en el granero”? Siempre han logrado mantener el control. Ellos siempre han poseído el dinero, los recursos, los políticos, los gobiernos; y por ende los pueblos del mundo. Trabajaron primero para tomar el control de las regiones más pobres y devastadas del mundo con el patrocinio de los gobiernos, con programas financiados por las corporaciones destinados a mantener a miles de millones de personas bajo sus botas. Después de establecer raíces allí, tuvieron éxito en la aplicación de sus políticas de control centralizados en los países en desarrollo, como  Argentina en los años 90, desviando su camino hacia el desarrollo y en la mayoría de los casos deteniéndolos completamente. Su éxito en los países pobres fue aprovechado para imponer sus programas en los países en desarrollo, lo que hicieron en los últimos 50-100 años. Con un paso firme en la mayor parte del planeta, los controladores trajeron su sistema a las naciones más sofisticadas, el mundo desarrollado, que habían apoyado sus planes con el fin de legitimar sus planes de colonización y conquista.

Ahí es donde estamos ahora. En la actualidad, los países que tenían un gran potencial para convertirse en naciones desarrolladas, así como en los industrializados, están sufriendo las consecuencias de abrir la puerta a los hombres que estaban siempre en control en el exterior. Su éxito radica en su capacidad de convencer, penalizar o sobornar a los que no habían abierto sus puertas. Para que las sanciones y los sobornos funcionaran, tuvieron que crear un sistema de control y legitimación externa que pudiese imponer sus políticas a las naciones soberanas a fin de que pudieran ser atacadas, invadidas y destruidas para luego ser absorbidas. A partir de estos planes es de donde surgieron organizaciones como la Liga de las Naciones, las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial del Comercio, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la Unión Europea, la Unión Africana, la Unión de América del Norte, el Mercosur, el G-20, el G-8, y así sucesivamente. Estas entidades fueron creadas por los tecnócratas y son apoyadas por las personas que fueron sobornadas o convencidas para unirse a su sistema. Estas personas se infiltran en todos los estratos de la sociedad, desde la educación, el mundo académico, la religión, las finanzas, la comunidad científica, los organismos gubernamentales y por supuesto los que trabajan para las grandes corporaciones.

A fin de evitar cuestionamientos, las élites también crearon las fundaciones y las organizaciones filantrópicas que han financiado y controlado muchos de sus planes, y que les ayudó a poner en práctica sus políticas, siempre en aras del “bien común”. Esta forma colectivista de pensar es quizás la herramienta más exitosa para convencer a las masas que era mejor pensar en forma colectiva; de robarle a Pedro para ayudar a Pablo. Luego vino el término justicia social, que funcionó como otro gancho para atraer a más seguidores debido a su origen colectivista. La mayoría de la gente cambió su manera de ver el mundo. En lugar de apoyar los derechos y libertades individuales, se convirtieron en animadores de los grandes gobiernos para decidir lo mejor para ellos y sus compañeros. Esto marcó la aparición de un gobierno centralizado en los planos local, estatal y nacional y la creación de leyes y políticas que dieron el control del gobierno sobre los derechos individuales y responsabilidades, tales como la propiedad privada, la seguridad, la disponibilidad de alimentos, la libertad de expresión, la salud y otros. Una entidad central de repente “sabía mejor” cómo administrar los recursos locales que las propias personas. El poder del pueblo se redujo ya que los gobiernos grandes crecieron fuera de control y detrás de ellos, las élites acumularon más poder justo en frente de las masas desprevenidas. El Estado Benefactor, el Estado socialista, el Estado comunista – todos una creación de los globalistas – estaban en las puertas esperando para tomar el relevo. Con el fin de imponer estos sistemas de gobierno luego se crearon conflictos entre los países con ataques secretos desestabilizadores o se puso en práctica el dialecto hegeliano de Problema, Reacción, Solución.

Cuando las naciones soberanas resistieron los ataques de los elitistas a través de sus organizaciones supranacionales o de sus gobiernos controlados por las corporaciones, estos por lo general utilizaron la fuerza militar respaldado por informaciones falsas o eventos falsos para invadir a las naciones “para democratizar” y “traer la paz” . Estas acciones militares eran y siguen siendo apoyadas por amenazas falsas o por los abusos cometidos por los dictadores que fueron puestos en el poder por los propios globalistas. De esta manera, los tecnócratas lograron consolidarse en el poder por otros gobiernos o el control de los gobiernos títeres, para robar a las naciones de sus recursos naturales. Todas las riquezas del planeta pasaron a ser propiedad de las corporaciones que invaden las antiguas naciones independientes a instancias de los gobiernos títeres justo después que las guerras terminan. La consecuencia de sus exitosas campañas de conquista económica, política y militar fue el fin de los estados-nación, que fue uno de los principales objetivos de los globalistas cuando comenzaron sus cruzadas décadas y décadas atrás. El éxito adicional de las élites fue impulsado por sus bien establecidos movimientos de oposición controlada – Foro Económico Mundial, Foro Social Mundial – en los que participan líderes comunales con el fin de estafar a la gente haciéndoles creer que sus representantes en realidad podrían hacer una diferencia al unirse a movimientos financiados por las propias corporaciones. Pero ¿cómo podían ayudar a luchar contra aquellos que consideraban su oposición cuando las mismas fuerzas estaban a la cabeza de estos “movimientos alternativos”? No pudieron.

Pero tal vez el último clavo en el ataúd a favor de los globalistas fue hacerse cargo de los medios de comunicación y sus campañas orquestadas para apaciguar a las grandes masas, que buscaron como culpar al capitalismo de la actual depresión económica mundial. Esta campaña no es nueva. Los globalistas, a través de sus operaciones económicas, financieras y medios de comunicación han dejado muy claro que su plan fue siempre construir la sociedad a fin de extraer las riquezas a fin de que más adelante pudieran destruir de una vez por todas la economía mundial y con ello la sociedad occidental. En este momento, los globalistas están tragandose a países como Grecia, España, Portugal y otros países en Europa, después de que tomaron el control con éxito de los Estados Unidos, México, Canadá, la mayor parte del Medio Oriente, Oceanía y gran parte de África a través de sus gobiernos y presidentes títeres. Resta ver si los pueblos del mundo, la minoría informada que cada día se hace más grande, va a hacer lo que las minorías siempre han hecho en toda la historia: salvar a la mayoría ignorante, así como a sí mismos de la élite tecnócrata que está muy cerca de terminar sus esperados planes para destruir el mundo tal como lo conocemos hoy en día.

El Derrame de Petróleo de BP: La Conspiración que Usted no Conoce

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Diciembre 16, 2010

Las grandes corporaciones son responsables de la destrucción del medio ambiente, eso es simplemente un hecho. Si no lo creen y no creen en teorías de la conspiración, sujetense los pantalones y el sombrero, porque este artículo se los va a volar lejos, muy lejos. Todo el mundo todavía recuerda el derrame de petróleo en el Golfo de México. Aún está fresco en mi cabeza y en la cabeza de mucha gente que lo vio de primera mano, que fueron desplazados por este, o que están enfermos hoy a causa del mismo. Al igual que el desastre causado por el huracán Katrina y los ataques que Estados Unidos sufrió el 11 de septiembre de 2001. Todo el mundo los recuerda …

Los rumores iban y venían sobre los motivos o causas del derrame de petróleo, el mayor desastre ambiental en la historia, sin duda. Pero el tiempo, sólo el tiempo puede proporcionar las respuestas que todo el mundo parece estar buscando después de la tragedia. Sólo el tiempo e investigación muy profunda revelan lo que estaba y sigue estando detrás de un derrame de petróleo que se llamó un “desastre”, pero que es mucho más que eso. Esta vez, las respuestas y la realidad que se presentan parecen ir más allá de lo que cualquier ser humano decente se pueda imaginar. Sólo una mente maligna podría entenderlo. La realidad es más extraña que la ficción, se dice. Con el derrame de petróleo, no es la excepción. Y no es extraño, sino también más diabólico de lo que cualquier productor o director de ficción podría imaginar, porque tiene que ver con la existencia humana.

Desplazados después de Katrina. Los diques no detuvieron las aguas.

En un documental investigativo de 43 minutos, con el apoyo de documentos, testimonios, pruebas visuales y mentiras de primera mano por parte de BP, el programa Conspiracy Theory presentado por el ex gobernador de Minnesota Jesse Ventura tiró la tapa y reveló que el derrame de petróleo no fue sólo un accidente, un desastre, una tragedia, pero fue en realidad un evento cuidadosamente elaborado para facilitar la despoblación de la costa, causar enfermedad, muerte, y el control de los recursos, todo en nombre de las corporaciones. El documental no sólo revela una de las mayores conspiraciones de las que me he enterado, pero también señala cómo el derrame de petróleo es parte de una serie de eventos de prueba para causar la destrucción de la zona del Golfo de México con el fin de provocar la migración obligatoria de por lo menos 17.000 familias, muchas de las cuales han vivido allí por más de 100 años. Los planes de despoblación no se limitan a las zonas costeras o el Golfo de México. Se extiende hasta tierra adentro, hasta Luisiana.

Pero los problemas son más graves que una simple migración masiva. ¿Cómo estaría el derrame de petróleo relacionado con el enfriamiento global o una edad de hielo que afectaría la mayor parte del hemisferio norte, causaría escasez de alimentos y potencialmente la muerte de millones, estimularía la mayor demanda de petróleo en la historia de la humanidad, mientras que este está en las manos de las corporaciones? Por favor permanezca sentado. Si no puede esperar a leer el artículo completo para saber de que se trata la conspiración, déjeme darle una idea directa. El gobierno de los Estados Unidos tiene un programa para despoblar la región de la costa del Golfo de México respaldado por 40 mil millones de dólares para convertir la costa en una zona desierta a fin de entregársela a las grandes corporaciones petroleras. Si usted no puede creerlo, siga leyendo.

Antes de entrar en detalles, sin embargo, vamos a poner algunos elementos de hecho que cualquiera puede confirmar. BP fue fundada en 1909 como la Compañía Anglo-Persa. Esta corporación participó en la destrucción de Irán mientras el país estaba en camino de convertirse en una nación del Primer Mundo. Los iraníes simplemente no querían renunciar a sus recursos naturales y dárselos a BP, por lo que la compañía utilizó sus conexiones para convertir a Irán en lo que es hoy. Como se sabe, BP es propiedad en parte de JP Morgan Chase Bank que tiene casi el 29% de sus acciones. Tanto Halliburton y Transocean operaban en la plataforma petrolera que explotó y causó el desastre. BP sabía, muy por delante de tiempo que la plataforma petrolera estaba en peligro y podría explotar como lo hizo. Esa es la conclusión alcanzada por la periodista investigativa Sherri Kane, quien ha escrito varios artículos sobre el derrame de petróleo, pero ninguno ha llegado a los medios de comunicación corporativos. Su investigación ofrece explicaciones sobre lo que ocurrió meses antes de la explosión. Para empezar, millones de dólares fueron obtenidos de la venta de acciones de BP, semanas antes del desastre. Entre los que la vendieron sus acciones se encontraba el CEO de BP, Tony Hayward, que vendió un tercio de sus acciones el 17 de marzo, y con esto ganó millones de dólares. Ese es sólo su soborno por permitir que el desastre sucediera.

Empresas involucradas en el derrame de petróleo.

La investigación se inició en la zona cero, para usar un término familiar. Como se señala en el documental, BP no podría haberlo hecho solo. Tuvieron la ayuda de Transocean, la mayor contratista de off-shore en el mundo. Aunque BP era el dueño de los 194 millones de galones derramados en las aguas del Golfo de México, Transocean era el propietario de la plataforma. Poco antes de la explosión, las acciones de Transocean fueron puestas en el mercado con una “opción de venta” especial para quienes fueron informados de antemano que el desastre sucedería. Una “opción de venta” es algo así como comprar un seguro de “algo” en caso que lo peor suceda. Eso permitió que cualquier persona con conocimientos previo de la explosión se asegurara antes de que ocurriera. Digamos por ejemplo, los propietarios de Transocean que ganaron miles de millones después de la catástrofe en dinero de seguros. Pero espere, más ayuda estaba en camino, de Halliburton. Esta empresa fue contratada para reforzar los pozos de petróleo de Transocean e indirectamente para BP antes de que estallara la plataforma. Además, Halliburton decidió comprar Boots & Coots, sólo 11 días de que ocurriera el derrame de petróleo. Boots & Coots era un subcontratista anterior de Halliburton y su especialidad es, como habrá adivinado, la limpieza de derrames de petróleo.

De acuerdo con Sherri Kane, la catástrofe del Golfo es un ejemplo de algo que ella llama el capitalismo de crisis, pero que me gustaría llamar problema, reacción, solución, porque no tiene nada que ver con el capitalismo real, aunque tiene mucho que ver con la forma en la que las corporaciones actúan; con codicia Bajo esta circunstancia, la Sra. Kane aseguró al gobernador Ventura que BP había planeado en realidad todo el asunto porque hay más dinero para hacer de la limpieza que hay en la extracción del petróleo. Prueba de ello es que las ganancias de Halliburton aumentaron en un 83 por ciento durante el desastre del derrame de petróleo. “Su dios es el dinero y el poder”, concluyó Kane. Es importante recordar que Halliburton trasladó su sede de Houston, Texas a Dubai, lejos de cualquier posible investigación penal, extradición o la supervisión del gobierno. En otras palabras, han cometido asesinato, literalmente, y se han salido con la suya.

El abogado y activista ambiental, Mike Papantonio, un residente de Pensacola, Florida, confirmó lo dicho por Sherri Kane; que BP sabía que el desastre iba a suceder. “Ellos sabían semanas antes del derrame de petróleo que el mecanismo de prevención de escape no estaba funcionando correctamente”, dice Papantonio. El desastre, dijo, podría haber sido evitado si la empresa hubiese tenido un interruptor acústico, que es un dispositivo que enciende el mecanismo de prevención antes de que una explosión suceda. “Si todo va mal en una plataforma petrolera, cualquier persona desde una distancia segura puede pulsar un botón para impedir la explosión.” De acuerdo con Papantonio, se trata de un equipo básico que todas las corporaciones deberían tener, pero no es así en los Estados Unidos . El ex ejecutivo de Halliburton y vice presidente de EE.UU., Dick Cheney, facilitó mucho la vida de las grandes petroleras pues redujo el número de reglas y leyes que estas debían seguir con el fin de extraer petróleo del fondo del océano. Una de las cosas que Cheney evitó fue la instalación de un interruptor acústico. “Desafortunadamente, en los Estados Unidos tratamos a los criminales de manera diferente. Si visten un traje entero, ellos pueden matar gente y salirse con la suya “, agregó Papantonio.

En Houma, Luisiana, el gobernador Ventura se reunió con Adam Dillon, un ex oficial de policía contratado por BP para mantener un ojo en todas partes, mientras que el derrame de petróleo sucedía. Dillon supervisó cada detalle relacionado con el derrame del Golfo de México. Mientras trabajó para BP, se enteró de los detalles que BP no quería que nadie supiera. “No me di cuenta de la magnitud del derrame hasta que llegué ahí”, dijo Dillon. “Por cada gota de petróleo en la superficie del Golfo, habían miles más bajo la superficie.” Dillon se dio cuenta que los números dados por parte de BP y el gobierno simplemente no cuadraban. Después de que él tomó fotografías de un avión que mostraban la verdadera magnitud del desastre, fue intimidado y despedido. La limpieza era todo una mentira. “Como ex soldado en Iraq y ex agente de policía sé lo que es un interrogatorio, y eso es lo que fue lo que pasé”, dice Dillon.

Después de estacionar sus vehículos frente a la sede de BP en Houma, Luisiana, el gobernador Ventura y Adam Dillon confirmaron que la policía local estaba allí para proteger a BP, no a la gente de la región. “He estado en instalaciones militares que no tienen tanta seguridad como este lugar”, agregó Dillon. El ex residente de Houma, George Harrison, se mudó de la zona cuando BP se instaló allí, pero antes de eso, tomó fotos y videos de la operación. En su video, aparecen policías locales y militares de EE.UU. no trabajando con BP, sino para BP. Su tarea principal era proporcionar seguridad a la zona de control establecida por BP.

Después de ser levemente intimidados por la policía local, que una vez más estaban trabajando para BP, el gobernador Ventura fue invitado por un trabajador de BP para hacer un viaje a lo largo del Golfo, para que pudiera ver por sí mismo el gran trabajo que la empresa estaba haciendo. Fue precisamente esa entrevista lo que dio a Jesse Ventura la oportunidad de enfrentarse al equipo de relaciones públicas de BP y exponer sus mentiras. El principal atractivo de este viaje era mostrar como Corexit, un producto químico tóxico prohibido en casi todo el mundo estaba ayudando a BP en el esfuerzo de limpieza. El único problema es que Corexit no limpia el petróleo, sino que separa el petróleo en partes más pequeñas que caen al fondo del océano. El petróleo sigue ahí, pero ahora es invisible para el ojo humano. Gene Dominique, un portavoz de BP, se apresuró a señalar que el personal de limpieza había estado trabajando en la eliminación de las partículas más pequeñas de petróleo, después de aplicar el Corexit al agua del Golfo de México. Negó que la limpieza llevaría años y agregó que la madre naturaleza, con el tiempo, haría su parte para devolver el Golfo a la normalidad.

Cuando se le preguntó acerca de la naturaleza tóxica de Corexit, Dominique dijo que no podía decir si era tan malo

Corexit fue pulverizado sobre el Golfo de México a pesar de su toxicidad.

como todos sabemos que es. Por lo tanto, para aquellos de ustedes que no saben lo que es Corexit, vamos a revisarlo. Corexit es una mezcla de arsénico, cadmio, cromo, cobre, plomo, mercurio, níquel, zinc y cianuro. Cuando se le preguntó acerca de la toxicidad de los ingredientes, un portavoz de BP se limitó a decir: “Ellos son aprobados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA)”. Cuando el gobernador Ventura le preguntó si BP continuaba usando Corexit, después que la misma EPA solicitó a la compañía detener el uso, él respondió: “Hasta donde yo sé, no”. Por supuesto, todos sabemos lo que eso significa. Esto significa negación plausible. De hecho, BP ha seguido usando Corexit aerosol sobre el Golfo, pero ahora lo hacen con la ayuda de la oscuridad. Sus aviones despegan por la noche y rocían la sustancia química, mientras que los pobladores están dormidos.

David Arnesen, un pescador quien trabajó en la limpieza, fue testigo de primera mano sobre lo que Corexit puede hacer. “He estado por aquí desde que comenzó y he estado enfermo todo el tiempo”, dice Arnesen. “He tenido problemas de sinusitis y dolores de oído sin parar. Durante la mayor parte de los últimos tres meses, he tenido cosas de color marrón que sale de mis oídos. ” En lo que respecta a las personas enfermas a causa de Corexit, Gene Dominique dijo que BP no había tenido ningún informe sobre los trabajadores enfermos. “Si nuestra industria no regresa pronto, vamos a tener que trasladarnos a otro lugar para encontrar trabajo”, concluyó Arnesen.

Aunque se le pidió a BP que dejara de usar Corexit debido a su alta toxicidad, la empresa decidió continuar rociando el producto sobre las aguas del Golfo de México, con la consecuencia adicional de que Corexit es llevado por el viento a las zonas costeras y más allá. Pero ¿por qué BP decidió seguir utilizando el producto tóxico, a pesar de que el gobierno le solicitó parar? Bueno, porque BP tiene una conexión muy fuerte con Corexit y la compañía que lo produce. BP tiene fuertes lazos con NALCO, el productor de Corexit, mediante el intercambio de ejecutivos entre las dos compañías. Miembros de la Junta de NALCO ocupan altos cargos en BP, es por eso que la empresa petrolera insiste en el uso de la sustancia química en lugar de otros productos aprobados por la EPA que son menos dañinos.

Pero volvamos a los efectos sobre la salud de Corexit. Mientras los aviones de BP sigan pulverizando Corexit, este continuará propagandose por el aire sobre los residentes de Louisiana. “Es como si estamos siendo atacados por terroristas”, dice Kindra Arnesen. Están ahí afuera atacándolos … Ellos están ahí para proteger a las corporaciones.” Los vecinos tienen razón en estar preocupados. Casi todos los que participaron en la limpieza de la catástrofe de petrolero de Exxon Valdez en 1989, han muerto o sufren de enfermedades terribles en la actualidad. Su esperanza de vida, después de ser evaluados se estableció a cerca de 51 años de edad.

Pero ¿por qué un gobierno haría lo que las empresas quieren, y no lo que es mejor para el pueblo por el cual fue elegido? Creo que es fácil saber la respuesta a eso. El dinero, la avaricia, y un insaciable deseo de deshacerse de las personas que se atraviesen en el camino. Lo que hay detrás del derrame de petróleo de BP es un intento de despoblar la región del Golfo con el fin de convertirla en la mayor refinería de petróleo en América del Norte. Para eso, es necesario que sacar a todos los residentes de allí, voluntariamente o en ataúdes de plástico, si es necesario. Esta zona de refinería de petróleo daría todo el petróleo a las grandes corporaciones sin que estas tengan que preocuparse con regulaciones para explorar y extraer cada gota de petróleo en el Golfo de México. Este escenario fue confirmado por el abogado y ambientalista Alfred Webre en Nueva Orleans. El desastre del Katrina, el derrame de petróleo en el Golfo y todo lo que conlleva son sólo piezas de un gigantesco plan maestro.

George W. Bush y Dick Cheney son dos de principales peones de la Elite.

“Katrina fue una prueba o un entrenamiento… El objetivo final es convertir esta zona en un área de servicio de petróleo”. Luego agregó: “La gente como Dick Cheney y George W. Bush sirven una mafia internacional que está a favor de tener una población totalmente sometida a sus deseos.”Cuando el gobernador Ventura le preguntó si el actual presidente, Barack Obama era parte de eso también, él respondió: “Desde el 1980 Barack Obama ha trabajado para la Agencia Central de Inteligencia. “Pero era un agente? “Era lo que llaman un agente de la CIA. Fue inscrito por Zbiniew Brzesinski, el jefe de la Comisión Trilateral “.  (Ver nuestro artículo titulado: Fuertes vínculos de Obama a la CIA revelados).  Él continuó diciendo que tanto Barack Obama como George W. Bush seguían las mismas políticas y que su única diferencia es que a uno se le enseñó a gobernar desde la Izquierda mientras que al otro se le enseño cómo hacerlo desde la Derecha. Pero si esto es cierto, ¿dónde está la prueba que BP tiene el gobierno en su bolsillo? Webre fue aún más a fondo. “BP dio una donación de 500 millones de dólares al doctor Steven Chu, mientras trabajaba en el Laboratorio Nacional. Luego, Chu fue nombrado Secretario de Energía de Obama y con él vino Steve Koonin, un alto ejecutivo de BP, quien se conviertió en le subsecretario de energía. “BP está en completo control del Departamento de Energía de los Estados Unidos “, dijo Webre.

Cómo es que la llegada de una Edad de Hielo está relacionada con el derrame de petróleo de BP? Resulta que el derrame de crudo ha casi paralizado la corriente oceánica conocida como The North Atlantic Current. Si esta corriente se detiene, el resultado sería una mini Edad de Hielo. De acuerdo al documental, los datos de satélite muestran que el derrame de petróleo ha detenido la corriente conocida como el Motor de la Corriente del Golfo, la corriente oceánica cálida que fluye hacia el norte a través del Atlántico. La Corriente del Golfo ayuda a calentar el clima del norte de Europa. “Si el derrame de BP tiene éxito en frenar la circulación normal de la corriente del golfo y con esto la Corriente del Atlántico Norte, puede provocar una mini Edad de Hielo como la que teníamos en los años de 1700”, informa Alfred Webre. Una mini Edad de Hielo, como el documental explica, sería enormemente favorable para las grandes petroleras, ya que estas tendrían más crudo en sus manos cuando la mini Edad de Hielo se produzca. “Están jugando con el clima, nuestro suministro de alimentos y su intención es matarnos de hambre.”

¿Dónde está la prueba de todo esto, usted puede estar pensando. Aquí viene el papel que habla. Un documento oficial

La desaparición de la Corriente del Atlántico Norte, puede traer una nueva Edad de Hielo.

del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos revela un plan respaldado por 1,200 millones de dólares para despoblar efectivamente la región del Golfo. Este plan forma parte de un plan más amplio de 40 mil millones de dólares para ampliar la despoblación hasta el estado de Luisiana. Para confirmar los detalles de este plan, el gobernador Ventura se reunió con la Dra. Susan. I. Rees, una miembro del Cuerpo de Ingenieros, quien está a cargo de ejecutar el plan de despoblación. Rees fue directa y ni siquiera escondió los detalles del plan. “Tenemos un programa integral donde vamos a reubicar a las personas.” Cuando se le preguntó acerca de si las compañías petroleras saldrían de la zona, la Dra. Rees dijo que los planes eran estrictamente para la gente, no las empresas. Patrick Robbins, otro miembro del Cuerpo de Ingenieros trató de lavarse las manos diciendo que junto con la despoblación había una gran cantidad de proyectos ambientales para mejorar la región. Sin embargo, recordemos que este es el mismo Cuerpo de Ingenieros culpado por el mal manejo de la catástrofe causada por el huracán Katrina. Es la misma organización que construyó los diques que se derrumbaron cuando se suponía que debían proteger a las ciudades de las aguas entrantes.

El Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos primero negó que existían planes para despoblar la región del Golfo, pero poco después lo admitió. Alegaron que el financiamiento del plan ascendía a sólo 1,200 millones dólares y no 40 mil millones, pero más tarde admitieron que el número verdadero era de 40 mil millones de dólares. Así que ahí lo tienen. Los planes existen para despoblar la región del Golfo de México, el financiamiento para su ejecución también existen y las consecuencias del derrame de petróleo ya se manifiestan. El hambre, la muerte, la despoblación, la corrupción y SI tal vez una nueva Edad de Hielo. Así que si usted no cree en conspiraciones del gobierno espero que este artículo le ayude a cambiar de opinión. En realidad no importa si usted las cree o no, porque igual estas existen.