La Resurrección de Osama Bin Laden

Luis R. Miranda
The Real Agenda
06 de mayo, 2011

¿Desde cuándo lo que dicen los medios de comunicación es creíble? ¿Desde cuándo lo que dice un contratista de Estados Unidos es creíble? ¿Desde cuándo lo que dice Al-Qaeda es creíble?

Los medios de comunicación corporativos han mentido por 50 años sobre la realidad histórica de nuestras vidas. Ningún contratista que recibe 500.000 dólares al año del gobierno estadounidense va a contradecir lo que los sin vergüenzas en Washington dicen. Ningún grupo terrorista fundado por Estados Unidos en los años setentas, que recibió armas y millones de dólares desde entonces y el cual fue usado para matar cristianos y musulmanes en Sudán, Bosnia, Afganistan e Irak, cuyo cabecilla es el hijo de un millonario Saudita, hará nada diferente de lo que sus creadores quieran que haga.

Cuatro días antes de que Obama anunciara la muerte de Bin Laden (aunque ha estado muerto desde 2001), Ben Bernanke, anunció que Estados Unidos mantendría las tasas de interés bajas, para poder acomodar los fraudes de Wall Street y así evitar la corrección que debe ocurrir para que el mundo salga de la actual crisis económica. Después, varias agencias que evalúan la confiabilidad del gobierno estadounidense como deudor, manifestaran que el gobierno debería tener una calificación de “C”, y no de AAA. También en esos días, el precio futuro del petróleo había subido y sobrepasado 110 dólares por barril. El precio del dólar había caído a los niveles más bajos en tres años y como consecuencia, el precio del oro subió estrepitosamente en 20 dólares.

Y de repente, el domingo en la noche, el rumor se corre que el presidente Obama aparacería en televisión para hablar sobre una operación militar en Pakistán.

Todo lo anterior se olvidó…

Después de que el gobierno estadounidense tuvo que cambiar su historia sobre la operación militar en Pakistán varias veces y tuvo que aceptar que Bin Laden nunca estuvo armado, nunca uso a su mujer como escudo, que no hubo tiroteo y que el equipo de seguridad de Obama no había visto el video como primero se había reportado, hoy, un contratista del gobierno estadounidense publicó un informe en el que alega que Al-Qaeda confirmó la muerte de Bin Laden. Este contratista, el Instituto SITE, publicó su informe justo a tiempo para mantener a flote la decaída farsa del gobierno encabezado por Barack Obama.

Pero, ¿qué es SITE?

SITE es un contratista del gobierno norteamericano, que en ocasiones anteriores fue desenmascarado por publicar falsos comunicados de Al-Qaeda. Esta organización produjo falsos artículos, audios y videos que los medios de comunicación corporativos siempre trataron como legítimos. Entonces, el gobierno estadounidense depende de una organización de poca reputación y a la cual paga medio millón de dólares al año para apuntalar el desmoronamiento de la fábula que fue fabricado en la noche del domingo.

“Al Qaeda emitió un comunicado en los foros yihadistas que confirma la muerte de su líder, Osama bin Laden, según el Grupo de Inteligencia SITE, que monitorea los mensajes de militantes”, informó la CNN. “La declaración, traducida por SITE, elogió el fallecido del militante, amenazó con tomar medidas contra los Estados Unidos, e instó a los paquistaníes a” levantarse y rebelarse. ”

SITE es una organización que pertenece al complejo militar-industrial y ha sido sorprendido in fraganti tantas veces, que solo un publico crédulo e ignorante podría creer lo que se diga en su sitio o lo que esta organización diga que encontró en un foro de mala muerte. El Instituto SITE fue fundado por Rita Katz, la hija de un espía israelí. Katz ha colaborado estrechamente con el Departamento de Justicia, el Departamento del Tesoro y el Departamento de Seguridad Nacional.

Toda la información conocida sobre SITE indica que no es más que un caballo de troya que es usado regularmente por el complejo militar-industrial para publicar cintas de vídeo de Al-Qaeda como parte de la campaña propagandística para justificar la brutal guerra contra el terrorismo. SITE fue milagrosamente capaz de obtener una cinta de vídeo de Bin Laden antes que está fuera liberado por el grupo Al-Qaeda en 2007.

Y para dar más “credibilidad” a lo que SITE ha dicho, la organización terrorista Blackwater, también contratista militar de EE.UU. fundada por el ex Navy Seal Erik Prince, ha dicho que lo que SITE dice es verdad.Blackwater estuvo involucrado en varias masacres de civiles iraquíes desde 2003, cuando Estados Unidos invadió Irak para remover a Saddam Hussein. SITE también ha dicho que junto con el comunicado encontrado en el foro, Al-Qaeda pretende publicar una cinta de audio, la cual ellos pretenden publicar primero.

Para esconder el hecho que Anwar Al-Awlaki, un doble agente de la CIA y miembro de Al-Qaeda había cenado en el Pentágono,SITE publicó un video de Awlaki diciendo que la organización estaba comprometida más que nunca con yihad global, mientras alabó las acciones del suicida de Fort Hood y el desconocido que fue ayudado por las agencias de intelligencia para abordar un avión que se dirigía a Estados Unidos sin tener pasaporte o VISA.

Según reporta Paul Joseph Watson, en Infowars.com, el mismo fin de semana, SITE publicó una cinta de Adán (Pearlman) Gadahn, otro doble agente de la CIA, quien alabó a Farouk Abdulmutallab y Shazad Faisal, los supuestos sospechosos del intento de terrorismo en Times Square, Nueva York. Adam Pearlman es un espía de Mossad, la agencia de inteligencia Israelí.

Debido a que la historia oficial sobre la fábula de Bin Laden se ha derrumbado, y la Casa Blanca tuvo que “corregir” los detalles de lo que realmente sucedió, el establecimiento político y corporativo ha decidido implementar un plan para asustar al público norteamericano y del resto del planeta. Nada nuevo. Por eso es que continuaremos escuchando políticos clamando por más guerras, medios de comunicación haciendo eco de falsas amenazas emitidas por contratistas con dudosa credibilidad y personas que se creen todo lo que escuchan de estos medios.

“Todo lo que tenemos que temer es al miedo mismo.”

Funcionario de BP se niega a declarar en audiencia sobre derrame petrolero

Por Luis R. Miranda

Uno de los “hombres de BP” que se encontraban en la plataforma Deepwater Horizon antes de la explosión decidió no declarar en una de las audiencias que se celebra en el marco de la investigación llevada a cabo después del desastre. Robert Kaluza “se negó a testificar ante un panel federal que investiga el mortal desastre en plataformas petroleras”, informa el diario The Miami Herald. Kaluza dijo a la Guardia Costera de los EE.UU. Que estaba invocando su derecho constitucional de evitar autoincriminación.

Sólo puede haber una razón por la cual el Sr. Kaluza decidió no declarar y es que puede haber una posibilidad de responsabilidad penal en su contra y BP. Como informamos ayer, un testigo ha declarado que jefes de la empresa BP decidieron llenar el pozo con agua salada en vez de barro y cemento, que es el procedimiento estándar. El 20 de abril una explosión mató a 11 trabajadores y la fuga sigue echando petróleo hasta hoy, más de un mes más tarde después de la explosión. Aunque el gobierno dijo inicialmente que el derrame estaba liberando alrededor de 210.000 galones al día, los científicos han encontrado que podría obtener más de 3 millones de galones por día. Otros científicos descubrieron el jueves lo que parece ser otro derrame gigante en el Golfo de México, por lo que se cree que el problema no se limita a una grande abertura en el suelo marino, sino varios derrames simultáneos.

Aunque la audiencia del gobierno de Luisiana no pudo determinar la causa de la explosión, si uno va por el testimonio de Truitt Crawford, es claro que la explosión se debió a que BP decidió ahorrar dinero haciendo caso omiso de lass señales de aumento de presión, las advertencias inusuales y las lecturas de flujo de líquido en la perforación – sustituyeron lodo y cemento con agua de mar que es más ligera de peso. Esto como Crawford declaró, no pudo evitar que el flujo de gas aumentara y causara la explosión.

Trabajadores de la plataforma declararon que antes de la explosión, se oyó una pelea verbal sobre la decisión de “tomar atajos”. Los trabajadores dicen que el argumento era típico cuando varias partes que participan en operaciones en alta mar y no pueden ponerse de acuerdo sobre cómo deberían ser las cosas. La consecuencia de ese desacuerdo fue la mortal explosión.

El Miami Herald informa que un empleado que trabajaba para Transocean advirtió que tendrían que depender de la herramienta preventiva de escape de la estructura si adoptaban las medidas propuestas por el alto funcionario de BP.  Él dijo : “Bueno, supongo que para eso es que tenemos esa tenaza,” el mecánico en jefe del equipo de perforación Doug Brown dijo a Jimmy Harrell, el principal funcionario de Transocean en el equipo de perforación. La palabra “Tenazas” probablemente se refiere a los carneros de corte en los preventores, las herramientas de último recurso utilizado para detener la explosión.

Las decisiones relativas al proceso de perforación estaban en manos de BP, y el testimonio bajo juramento de Doug Brown incluyó una cita de un alto funcionario de BP quien dijo que: “Así es como va a ser.” Hizo caso omiso de las señales de advertencia del mecanismo así como de los de la tripulación de la plataforma y dejó que ocurriera la explosión. Durante la audiencia, se le preguntó a Brown si recordaba el nombre del responsable de BP que tomó la decisión, pero dijo que no podía recordarlo.

Los abogados de Robert Kaluza, Shaun Clarke y Gerger David, salieron en defensa de su cliente y lo definieron como un “trabajador dedicado, hombre de conciencia”, cuyos 35 años de experiencia de trabajo en los campos petroleros habrían sido suficientes para no hacer nada malo. Él “no hizo nada malo en el Deepwater Horizon.” Otro funcionario de BP, Donald Vidrine, se excusó de la audiencia en virtud de supuestos problemas médicos los cuales no fueron revelados.  Otros funcionarios de BP testificarán el jueves.

El Departamento de Justicia no aseguró a la prensa si una investigación penal se llevaba a cabo o se llevaría a cabo en el futuro, pero el Congreso ha pedido una. Mientras tanto los investigadores federales le pidieron a Transocean mantener todo aquello que se identifican como posibles pruebas. Carl Smith, un experto de la Guardia Costera testificó y reforzó el hecho ya conocido de que “hombres de la empresa” tienen mucho que decir sobre las decisiones tomadas en una plataforma petrolera.