Banco Mundial Financia Privatización del Agua

Por Scott Thill

Miles de millones se han gastado para permitir a las corporaciones beneficiarse de las fuentes de agua pública a pesar de que la privatización del agua ha sido un fracaso épico en América Latina, el sudeste de Asia, América del Norte, África y en todas partes donde se ha intentado. Pero no se lo digan a los tiburones del Banco Mundial. El mes pasado, el departamento que financia al sector privado, la Corporación Financiera Internacional (CFI) dio € 100,000,000 (139 millones dólares EE.UU.) a Veolia Voda, la filial oriental de Veolia. Veolia es la mayor empresa privada del agua del mundo. Su último objetivo? La privatización de los recursos hídricos de Europa del Este.

“Veolia ha dejado claro que su modelo de negocio se basa en la maximización de beneficios, no la inversión a largo plazo”, dijo Joby Gelbspan, coordinador del programa de vigilancia del sector privado en Corporate Accountability International, a la publicación AlterNet. “Tanto el Banco Mundial como las empresas transnacionales de agua como Veolia han reconocido claramente que no quieren invertir en infraestructura necesaria para mejorar el acceso al agua en el este de Europa. Es por eso que esta inversión de 100 millones de euros en Veolia Voda por parte del Banco Mundial durante el verano es tan alarmante. Es una prueba más de que el Banco Mundial mantiene su compromiso con la privatización del agua.”

Toda la evidencia que Veolia necesita para saber que la privatización del agua es un esfuerzo fallido, se puede encontrar en su lugar de nacimiento; Francia, más popularmente conocido como el corazón de la privatización del agua. En junio, la administración municipal de París re adquirió el servicio de agua de la “Ciudad de la Luz”, quitándoselo a las multinacionales Veolia y Suez, después de un torrente de controversia. Eso es sólo una de las 40 ciudades sólo en Francia, que se añaden a otras en Africa, Asia, América Latina, América del Norte y más con la esperanza de dejar claro que la privatización del agua es en último término un proyecto fracasado.

“Es indignante que la CFI del Banco Mundial siga invirtiendo en la privatización del agua a través de empresas en todo el mundo”, Maude Barlow, presidenta del Food and Water Watch y autor de Pacto Azul: La Crisis Mundial del Agua y la lucha por el Derecho al Agua, dijo a Alternet. “Una inversión similar de CFI en Filipinas se tornó en un desastre absoluto. Las comunidades locales y sus gobiernos en todo el mundo están cancelando sus contratos con empresas como Veolia, debido a los excesos de costes, los despidos de los trabajadores y servicio deficiente. ”

Filipinas es un excelente ejemplo del modelo catastrófico de privatización del agua. Después de aprobar la Ley del Agua de 1995, Filipinas consiguió un plan de privatización de 283 millones de dólares gestionados en parte por los gigantes multinacionales como Suez y Bechtel. Después de cierto éxito, todo se vino abajo después del 2000, y no pasó mucho tiempo antes de que los precios aumentaran en varias ocasiones, y el servicio y la calidad del agua empeoraran. Hoy en día, algunos filipinos todavía no tienen conexiones de agua, las tarifas han aumentado de 300 a 700 por ciento en algunas regiones, y los brotes de cólera, gastroenteritis han costado vidas y cientos se enfermaron.

“El Banco Mundial ha aprendido nada de estos desastres y continua cegado por una ideología obsoleta que sólo el mercado no regulado va a resolver los problemas del mundo”, agregó Barlow.

Sin embargo, pedirle al Banco Mundial que aprenda de sus desastres sería similar a terminar su misión, que consiste en sacar provecho de los desastres en el mundo en desarrollo a cambio de ganancias. Su historia desagradable de sesiones de terapia económica y ambiental de choque han afectado a más de un país, y ha sido duramente criticada por genios como Joseph Stiglitz, quien fue economista en jefe del Banco, y Naomi Klein, cuyo estudio indispensable de historia de la doctrina del shock es un horror. El imperialismo cultural y la insensibilidad a las diferencias regionales del Banco Mundial -que es gobernado por un puñado de elites económicas- cuyo fracaso total no necesita otro ejemplo que la actual crisis económica mundial.

“En el pasado, el Banco Mundial impulsó la privatización como la forma de aumentar la inversión en infraestructura básica para los sistemas de agua”, dijo Gelbspan. “Pero desde entonces los funcionarios del banco han admitido que las empresas transnacionales no quieren invertir en infraestructura, y en cambio sólo quieren recortar las operaciones para aumentar beneficios. El Banco Mundial ha reducido los estándares, satisfecho con la llamada “eficiencia operativa”, que reducen personal en servicios públicos, contrae recaudación de las facturas y le quita el servicio a personas que no pueden pagar “.

Esa ha sido una receta para el fracaso y la protesta, especialmente en la misma región misma donde la CFI y Veolia esperan explotar el agua. En 1998, los préstamos del Banco Mundial fueron asegurados para mejorar el sistema de agua en ruinas de la era post-soviética en Yerevan, una ciudad en la nación de Europa oriental de Armenia. Con una salvedad: Tenía que ser administrado por un contratista privado. La transnacional italiana ACEA obtuvo el contrato, pero no para extender rápidamente el acceso al agua, en parte gracias a la corrupción de la empresa. También no mantuvo adecuadamente la presión del agua, permitiendo que aguas residuales se filtraran en el agua potable de la ciudad y cientos se enfermaran. A pesar de la parodia, el Banco Mundial publicó en 2006 otro contrato con Veolia, que contrató a un alto ejecutivo de la ACEA. Dos años más tarde, sólo uno de cada tres residentes de Ereván tuvieron la suerte de tener servicio de agua, mientras que los problemas de contaminación continuaron. Los contratos de Veolia con la ciudad se renovarán en 2015.

Lo mismo ocurre con la ciudad turca de Alacati, que consiguió un préstamo de US $ 13 millones a finales de los años 90. Las facturas de agua de la ciudad se dispararon hasta 12 veces el precio del servicio en otras partes del país. Multiplique eso por el número de veces que cada país o ciudad que ha privatizado sus servicios de agua, y tendrá una buena idea de por qué la CFI del Banco Mundial es criticada por robar los recursos de las personas.

“El Banco Mundial no tiene una sola voz sobre su postura al respecto de la privatización”, explicó Darcey O’Callaghan, Director de Water Watch. “Un miembro del personal se refiere a ella como un mal experimento que se ha equivocado, mientras que los altos empleados tratan de tomar una posición más matizada, alegando que el Banco no es ni a favor ni en contra de la privatización, sino que simplemente promueve el modelo más apropiado para comunidades específicas. Por desgracia, nuestras propias estadísticas han demostrado que, independientemente de sus declaraciones, el 52 por ciento de sus proyectos entre 2004 y 2008 promovieron alguna forma de privatización. ”

Pero en vez de reparar los proyectos de privatización en su origen, el Banco Mundial solo coloca una máscara a su filosofía y las acciones de CFI. Así, mientras el Banco Mundial puede ser no presentarse como un órgano que apoya la privatización del agua, la CFI no tiene tales reservas, intentando así esquivar las “pedradas y flechas” de protesta pública, y tal vez la responsabilidad legal.

“Lo que es realmente aterrador”, O’Callaghan agregó, “es que estamos viendo cada vez más la Corporación Financiera Internacional haciendo lo que el Banco ha dejado de hacer con respecto a la privatización del agua. La CFI es una institución patrocinada por el Banco, cuyo objetivo es promover el sector privado, y porque su financiación también procede del sector privado, es más difícil hacer que rinda cuentas. Peor aún, de acuerdo a nuestras estadísticas de 2000-2008, el 80 por ciento de los préstamos de la CFI habían ido a las cuatro mayores empresas multinacionales del agua, la mayor concentración de la industria mundial del agua “.

No es sólo el agua lo que está de por medio en las guerras por los recursos de la Tierra. A finales de octubre, el gobierno de Gran Bretaña anunció que estaba vendiendo sus bosques de propiedad estatal para contrarrestar un enorme déficit. Hoy en día, las empresas de gas natural se están preparando para perforar en los parques nacionales de Estados Unidos. De hecho, la ocupación fallida de EEUU y Gran Bretaña de Irak es una guerra prolongada de recursos para el control de las reservas petroleras. El agua es uno de muchos recursos naturales, pero al mismo tiempo el más importante, y uno por el cual vale la pena matar.

“Las sequías y los desiertos se están expandiendo en más de 100 países”, dijo Barlow. “Ahora está claro que nuestro mundo se está quedando sin agua limpia, ya que la demanda galopa por delante de la oferta. Estas corporaciones del agua, con el apoyo del Banco Mundial, tratan de sacar provecho de esta crisis mediante la adopción de un mayor control sobre la disminución de los suministros de agua. ” Que es otra manera de decir que, independientemente de la tendencia hacia la restauración de re-municipalización, nadie debe esperar que el Banco Mundial o sus intocables de la CFI renuncien a la privatización y la desregulación. Esto significa que todas las ciudades, y todos los ciudadanos, deben luchar contra el paradigma de la privatización con todo sus fuerzas.

“Involucrese en el ámbito local”, dijo O’Callaghan. “Sepa de dónde proviene el agua. Luche contra los programas de privatización. Promueva la conservación. No beba agua embotellada. “

El Capital que es Vendido en el Extranjero es USTED

El estado del sistema económico no es bueno”.  “Nuestro déficit de comercio es muy grande”.

“No podemos volver a ser imprudentes con el gasto”.

¡Nuestra deuda aumentará!  ¡Estamos en camino a la quiebra!

George Orwell escribió una vez que el gran enemigo del lenguaje claro es la insinceridad. Cuando hay una diferencia entre nuestros objetivos reales y esos que decimos son nuestros objetivos, instintivamente buscamos palabras confusas y expresiones trilladas; como un calamar expulsando tinta.

Usted probablemente escuchó frases confusas como el déficit comercial, la desvalorización de la moneda, la deuda nacional, responsabilidades o programas sin financiamiento y así por el estilo. Todo esto parece tan vago y actuario. Simplemente no tiene sentido! La realidad detrás de estas frases es perfectamente monstruosa.

Cuando alguien -por ejemplo un extranjero- presta dinero al gobierno, ¿qué es lo que ganan, cuál es su beneficio? Bueno, ellos reciben promesas de pagos en forma de interéses y el pago eventual del préstamo original. ¿De dónde su gobierno obtiene este dinero para pagar? El gobierno no es un negocio, no genera ganancias en un mercado libre. Entonces, ¿De dónde saca el dinero para pagar a sus prestamistas? ¿Comienza usted a entender que no son dólares o bonos o deuda lo que se está intercambiando o vendiendo?

¿De dónde el gobierno va a obtener el dinero para pagar a sus prestamistas? No es papel moneda o contratos o cantidades en una computadora lo que determina que se intercambia o vende. Solo existe una cosa que el gobierno puede para vender. Los gobiernos solo tienen un activo que ellos pueden usar como colateral. Su gobierno, sus líderes, están vendiendolo a USTED.

Cuando China le presta $800 millones de dólares a un gobierno, lo que ellos reciben a cambio es una garantía que recibirán $10.000 dólares -más interéses- los cuales serán robados de USTED y su FAMILIA; a punta de pistola si es necesario, y serán enviados al extranjero. Cuando un hacendado obtiene un préstamo del banco, él usa su ganado como colateral. Es la carne y leche que su ganado producirán en el futuro lo que él utilizará para pagar el préstamo.

En realidad, lo que el banco hace es comprar parte de la propiedad del hacendado, y en la realidad de hoy, USTED es ese ganado que sus líderes usan como colateral. Los líderes que USTED apoya y elige cada cuatro años; esos a los que usted dona dinero y tiempo en las campañas políticas, lo están vendiendo a los prestamistas. No importa si estos prestamistas son Chinos, Japoneses, o Sur Americanos. Todos estos señores feudales con cuentas en bancos caribeños y que residen en Rusia, Korea, Egipto, Colombia, Chile, Filipinas, Malasia o cualquier otro lugar. Cualquiera que este dispuesto a darles unos cuantos dólares a cambio de la sangre, el sudor y un pedazo del futuro por el cual USTED lucha cada día.

La bandera que USTED respeta y el himno que USTED canta, los líderes que USTED sigue y delante de los cuales USTED se arrodilla, tienen tan poca lealtad hacia USTED, como un señor feudal tenía hacia sus esclavos. Y desgraciadamente, los esclavos tenían más orgullo que nosotros. Los esclavos del sistema feudal no alababan a sus Dueños cuando eran vendidos, o cuando subastaban las vidas, esperanza, sueños y el futuro de sus niños.

Podemos entender porque el ganado lame la mano de su dueño, quien usa un hacha para cortar su cuello, porque el ganado son animales estúpidos que no entienden la realidad de su relación con su dueño, y sus planes inminentes para ellos. ¿Cuál es nuestra excusa? Cuando cantamos el nombre de los políticos; cuando aplaudimos y apoyamos y nos postramos y lloramos de felicidad porque un nuevo Dueño ha llegado para desmantelar y vender el futuro de nuestra familia; cuando adoramos con estupidez obsesiva a nuestros líderes, quienes se burlan de nosotros mientras nos subastan a cualquier dictador y agente de bolsa alrededor del mundo; ¿Cuál es nuestra excusa?

¿Será que nuestro orgullo ha sido destruído y transformado en una alegría patética la cual demostramos cada vez que un nuevo demagogo de sangre azul aparece pretendiendo que le interesamos? En el futuro, nuestros hijos preguntarán porque nos arrodillamos y celebramos mientras ellos eran vendidos al mejor postor. Este texto -y mi trabajo para “despertar” a la mayor cantidad de gente- es mi respuesta. ¿Cuál es la suya?

G-20: Bancos deben reservar su dinero para la Crisis que viene

El Sindicato del Crimen Internacional, mejor conocido como el G-20, determinó en su última reunión que la etapa final del colapso y consolidación de la economía global comenzará en 2012 y terminará en 2016 con la liquidación de todos los países que estén en deuda con el FMI y el Banco Mundial.

Por Luis Miranda
The Real Agenda
junio 30, 2010

Los banqueros y los miembros del G20 tienen formas directas e indirectas a hablar con el público. Al final de la última reunión del

De derecha a izquierda: Stephen Harper, Primer Ministro Canadiense; David Cameron, Primer Ministro del Reino Unido y Barack Hussein Obama, Presidente de Estados Unidos.

G20 en Toronto, ambos grupos han hablado claramente acerca de lo que tienen en mente para el futuro. En primer lugar, que sólo están interesados en contribuir al proceso de consolidación global. En segundo lugar, se ampliará la actual depresión poco a poco con el corte el dinero disponible para préstamos. En tercer lugar, continuarán sus programas de austeridad en los países para matar lentamente sus economías y consolidar cada uno de ellos. En cuarto lugar, ahora que se robaron los impuestos de los pueblos mediante sus paquetes de rescate, planean robar a los accionistas mediante un nuevo paquete de rescate que deberá ser pagado por los inversionistas. En quinto lugar, hipócrita e irresponsablemente, piensan que el ahorro de 130 mil millones de libras creará una garantía para la economía, ya que sólo la deuda del régimen de derivativos llega al cuatrillón de dólares. Y, por último, quieren consolidar la implosión final, que de acuerdo con su declaración, puede comenzar a partir de 2012.

Si todo esto le parece confuso, por favor déjeme explicar.

Empecemos por recordar que el G-20, y en especial el G-8 comandados por los baqueros, fueron los que provocaron la actual crisis financiera. Lo hicieron a través de sus empresas de fachada, por ejemplo, los bancos que han implementado una serie de mecanismos de corrupción y la quiebra de las economías de países enteros, a través de riesgo de inversión y, a veces, productos financieros inexistentes. Estos planes se llevaron a cabo después de dos décadas, donde la mayoría de las normas establecidas para prevenir el fraude financiero se eliminaron como una excusa para mejorar el libre mercado. La desregulación ha permitido la creación de planes de inversión falsos que los bancos más tarde ofrecieron a los países, estados y municipios, a menudo a través de los gobiernos y que les permitió adquirir la totalidad de su infraestructura y dinero mediante la emisión de deuda falsa inversión.

Se hizo evidente que el G8 y los banqueros no están interesados en mejorar las condiciones económicas actuales. Ellos sólo quieren extender la crisis, ya que la necesitan a fin de ejecutar su plan para llevat a cabo la implosión mundial. Esto es lo que surge de la idea de recortar el dinero de los préstamos y que los bancos acumulen el dinero para causar la próxima crisis, según lo dice el comunicado del G-20. A pesar de que £ 130 billones es una miseria en comparación con la deuda que los países del G8 tienen, la acción de mantener dinero en reserva es un ejemplo claro de lo que los “líderes” tiene en mente. Lo que quieren es una lenta y dolorosa destrucción de la economía con el fin de causar tanto daño como sea posible. Esta política les garantiza la consolidación de más recursos antes de que se de el golpe final a la economía mundial.

Una de las herramientas más importantes que los banqueros utilizaron en los últimos 100 años ha sido crear una burbuja artificial de plenitud de dinero, dinero falso, con el fin de ganar la confianza de los países y el público. Esto es lo que muchos describen como las burbujas económicas . Pero dado el hecho que la economía mundial se basa en la deuda y la reserva fraccionaria, el único objetivo que tienen las burbujas es engañar el mayor número de consumidores con la deuda y luego retirar el dinero del mercado masivamente. De este modo, los banqueros aceleran su proceso de consolidación. Junto con la reducción de los préstamos, los países del G8 acordaron continuar los planes de austeridad en cada país. La austeridad se desplegará sobre la clase obrera mediante la reducción de los servicios básicos como seguridad, hospitales, el financiamiento de las escuelas y los programas sociales. Esto, a su vez, provocará el descontento social, que es lo que los banqueros quieren para establecer oficialmente su red de control militar y tecnologico. Una vista previa de esta red sería lo que fue visto en las calles de Toronto durante la reunión del G-20 del fin de semana pasado. También se apreció durante el colapso de Argentina en 2001.

Los paquetes de rescate infames glorificados por el FMI y el Banco Mundial como la mejor manera de evitar un colapso total de la economía mundial -que fue causada por los banqueros- fueron la mayor transferencia de dinero y recursos en la historia del mundo. Sólo los Estados Unidos dieron a los banqueros alrededor de 25 trillones de dólares de dinero de los contribuyentes para que Goldman Sachs, Banco Iberia, JP Morgan Chase, Bank of America y otros pudieran pagar a sus accionistas su participación en el sistema.Consulte la lista completa de los bancos que recibieron dinero del rescate aquí. Pero sólo 25 billones de dólares no es suficiente, por supuesto. Alemania, por ejemplo, votó para darle el 66% de sus ingresos anuales a los bancos. Si nos guiamos por el comunicado del G-20, es evidente que están planeando otro gran colapso, posiblemente el último. También está claro que tienen que robar a alguien diferente esta vez. Y esto es lo que los banqueros y los “líderes”, dijeron. Crearán otro paquete de rescate en la que los accionistas de los bancos tendrán que pagar la cuenta. Así que si usted tiene inversiones en cualquier banco, es aconsejable salvarse a sí mismo y tomar el dinero de las cuentas bancarias antes de que el nuevo paquete de rescate se apruebe. Descaradamente, dicen que obligarán a los bancos a mantener miles de millones para ablandar los efectos de la próxima crisis y así no se sobrecargará a los contribuyentes. Ellos piensan que no sabemos que esos billones de dólares son el mismo dinero que se robó de los contribuyentes en 2009. Ahora que han consolidado y estabilizado su sistema financiero fraudulento, no importa si otros bancos van a la quiebra.

La idea de que 130 billones de libras es suficiente para tener una red de seguridad para una futura crisis o recesión doble, como les gusta llamarla, es absurdo. La deuda producida por los derivativos está, dependiendo a quién se le pregunte, entre 600 trillones y 1 cuatrillón de dólares dijo Robert Chapman, del theinternationalforecaster.com “la compra de derivativos no es una forma de inversión. Es un juego de los seguros y las apuestas. Los derivativos no crean nada”. Según el Banco de Pagos Internacionales(International Bank of Settlements), la burbuja de los derivativos ha crecido de manera exponencial hasta un punto que los montos transados hace mucho tiempo superaron el PIB mundial. “Operaciones de derivativos han crecido de manera exponencial, hasta ahora, son más grande que toda la economía mundial.”  El credit default swaps (CDS) son la forma más común de derivativos. CDS son apuestas entre dos partes sobre si una empresa puede o no puede devolver las inversiones en sus acciones. De hecho, son seguros ilegales sin la posesión de un activo. CDS se usan para aumentar los beneficios en los cambios de mercado.

La telaraña de deuda en la que la economía actual se construyó en los últimos 100 años ha sido un instrumento en un proceso para revertir todo lo que los seres humanos han logrado. No fue accidental, sin embargo, porque este mecanismo fue ideado por los banqueros y los globalistas desde el comienzo. Cada vez que el mundo experimentó una crisis financiera como en 1929-1933, la consolidación y el control de los banqueros se hizo cada vez más grande. Medidas para evitar un colapso total, como nos dijeron, no fueron suficientes ni tenían esto como objetivo real. Eran simplemente la manera de posponer el colapso inminente. Las medidas aplicadas por los banqueros no se puede utilizar por siempre. Algo iba a fracasar tarde o temprano. “Este sistema guiado paso a paso, es un enfoque no integral de los bancos centrales y los departamentos de hacienda para la gestión de crisis, pero ha sido un fracaso ….rellenar un hoyo temporalmente es inútil cuando el sistema entero está próximo al colapso en medio de una tormenta financiera perfecta. Un enfoque mucho más radical, global y sistémico a la gestión de crisis es necesario ahora “, dice el profesor Nouriel, fundador de Roubini Global Economics.

Después de convertir la economía mundial en un sistema basado en servicios, donde no se fabrica ningún producto de calidad, llevando a los países en desarrollo a una enorme deuda, mientras se colapsan las economías del mundo occidental, los banqueros están listos para su última juagada: la última crisis. Según el comunicado del G-20, sus miembros deben reducir sus déficit para el año 2013, un proceso que ya ha comenzado. Este proceso deberá concluir en 2016 cuando los países hayan estabilizado sus deficits. La reducción y estabilización de los déficits significa que los países deudores tendrán que encontrar una manera de pagar sus deudas al FMI y el Banco Mundial, de acuerdo con las condiciones impuestas por dichas entidades. Todos los países que no paguen en su totalidad serán liquidados y sus activos serán transferidos automáticamente a los banqueros globalistas. Imagine lo que pasó con Argentina, Grecia e Islandia en la última década, pero en lugar de ser estos países, los deudores serán los Estados Unidos,España, Portugal, Inglaterra y Alemania.

Cap and Trade: Polluting is allowed so long you pay the banksters

Kerry and Lieberman want the industry to pay bankers a fee for emitting.  In other words, they want to legalize unlimited pollution.  The results will be an end to industry at the local and regional levels, with massive, worse than ever before emission for anyone who can pay the new tax (Transnational Corporations).  The bill presented in May will also regulate how much energy citizens can use. It will also pursue the same failed green policies Spain is now abandoning.

CNSNews

Senators John Kerry (D-Mass.) and Joe Lieberman (I-Conn.) said they are not worried that their cap-and-trade plan might harm

The Cap-and-Trade scheme is part of the largest transfer of money and resources from the poor and the middle class to the corporate Lords.

fellow Democrats going into the November elections, at a time when voters are more concerned about bread and butter issues such as the economy and the 9.7 percent unemployment rate.

The bill, the American Power Act,  was unveiled in May and would establish a nationwide cap-and-trade system that would regulate the amount of carbon dioxide emitted into the atmosphere. In exchange, the bill would also extend various tax subsidies and credits in an attempt to make renewable energy sources relatively affordable.

Cap and trade basically means that a ceiling, a cap, would be placed on certain carbon-emitting manufacturers who would be allowed to exceed that cap if they purchase carbon credits (trade), the proceeds of which would be invested in alternative energy after the government collected a portion of those proceeds. (Some analysts describe the plan as “cap and tax.”)

CNSNews.com on Tuesday asked Sens. Kerry and Lieberman whether they were concerned that pushing such a low-priority issue so close to an election would reinforce the perception that Congress and its Democratic leaders were out of touch with the American people. (Lieberman, though an Independent, is a former Democrat who now caucuses with the Democrats in Congress.)

Lieberman acknowledged that the public is concerned with fiscal issues: “Deficit, debt is on the minds of the voters,” he said. “The American Power Act has been constructed to be deficit-neutral [and] we’re going to get the CBO analysis later this month or early next month.”

Kerry went on at length, saying that  Americans support many of the provisions in his bill: “When you put the worst arguments characterizing our legislation against the best arguments for energy independence — for jobs, for health, and cleaning up the environment — overwhelmingly Americans land on the side of a comprehensive bill,” said Kerry.

Kerry said that the debate going forward will not be about convincing the public of the veracity of global warming claims, but about trying to redefine cap and trade legislation as something that will benefit the struggling economy.

“Nothing that we do with respect to this bill rides on persuading people ultimately about climate [change],” Kerry said.

“Do Americans want to say no to anywhere from 250,000 to 540,000 jobs a year for the next 10-20 years? I don’t think so,” said Kerry.  “Do Americans want to let China take the lead in solar and wind technologies that we invented? I don’t think so. This is about getting America into the marketplace. This is a $6 trillion market with 6 billion potential users.”

Kerry and Lieberman, in an apparent nod to voters’ fiscal concerns, may have a steep hill to climb in convincing the public that their economic plan will lead to a better economy.

Polls show that Americans are not particularly taken with the issue of global warming, the driving force behind the Kerry-Lieberman effort. A March 2010 Gallup survey, for example, found that 48 percent of Americans thought that global warming claims were exaggerated.

That same survey found that 67 percent of Americans thought that global warming would not pose a serious threat to their well-being in the future.

Polls also have shown that global warming does not rank high on Americans’ list of concerns. An April 2010 Gallup survey found that Americans ranked environmental issues and global warming last when asked which issues they thought were the most important in determining how they will vote in November 2010.

Only 46 percent of Americans said that global warming was either “extremely” or “very” important to their voting decisions. By contrast, 93 percent said the economy was either very or extremely important to their voting choices. In fact, the economy was the only issue of the seven polled that a majority of voters, 53 percent, called extremely important to their voting decision.

Global warming was ranked as extremely important by only 22 percent of respondents.

The same March 2010 Gallup survey that showed skepticism of global warming also found that only 30 percent of the public thought that energy and climate legislation would either probably or definitely help the economy. Among those, only six percent thought federal legislation would definitely help.

Conversely, 48 percent thought that federal climate and energy legislation would either definitely or probably hurt the economy. The percentage of Americans who thought that federal energy legislation would either probably or definitely hurt the economy actually rose from one year ago, the survey found, while the number of people who thought the legislation might be beneficial declined.

Europeans are fed up with the elites and get to the streets

Spain’s parliament has passed a €15bn (£12.7bn) austerity package by just one vote, leaving the Socialist government nakedly exposed to popular fury.

Telegraph

Its glaring lack of political solidarity is the latest sign of rising resistance to deflation policies across the eurozone.

Prime minister Jose Luis Zapatero had to rely on the abstention of Catalan nationalists to push through public sector wage cuts of 5 percent this year and a freeze in 2011.

The 1930s-style pay squeeze was effectively imposed upon Spain by Brussels as a quid pro quo for the EU’s €750bn “shield” for euro zone debtors. It is a bitter climb-down for a workers party that vowed to resist salary cuts. Public sector unions have called a strike on June 8 to protest an act of “ultimate aggression” against the people.

The conservatives voted against the measures, prompting a fiery rebuke from finance minister Elena Salgado. “Unpatriotic, irresponsible, and hardly very European: one day they will pay for this,” she said.

The measures include cancellation of the €2,500 “baby cheque” and lower pension benefits. Mr Zapatero hopes to cut the deficit by an extra 1.6pc over GDP over two years, though unemployment is already 20 percent. The deficit will fall from 11.2pc in 2009 to 6pc this year.

Raj Badiani from IHS Global Insight said cuts may not be enough. The government is relying on growth projections that are “far too optimistic” to do the heavy lifting of the deficit reduction.

In Italy, the main CGIL trade union is launching two sets of strike in June to protest “unjust and unsustainable” cuts announced on Tuesday night, claiming that axe falls squarely on ordinary workers. “Those who earn over €500,000 won’t have to put up a single cent,” it said.

Premier Silvio Berlusconi said the sovereign bond scare sweeping the euro zone had forced Italy to build up a security buffer. “This crisis has been provoked by speculation and is like no other. These sacrifices are necessary to save the euro,” he said.

The €24bn austerity package (1.6pc of GDP) over two years aims to cut the bloated bureaucracy, chiefly by reducing grants to regional governments.

“Italy’s spending is out of control: this irresponsible system worked as long as we could devalue the currency,” said Mr Berlusconi. “