Cultura del siglo 21: Libre Empresa vs Control Gubernamental

Por Luis R. Miranda

Esta no es la guerra cultural de la década de 1990. No es una lucha por armas de fuego, homosexuales o el aborto. Esas batallas han

El modelo de libre empresa fue cambiado por el corporatismo gubernamental, lo que acabó con el libre mercado.

sido eclipsadas por una nueva lucha entre dos visiones para el futuro. En una, las naciones pueden continuar siendo parcialmente libres, organizadas sobre principios de Libre Empresa tiene que existir para los engranajes para moverse. – gobierno limitado, la confianza en el espíritu empresarial y recompensas determinadas por las fuerzas del mercado. En el otro, esas mismas naciones se pueden dirigir hacia el estatismo de estilo europeo en tierras donde la burocracia se expande cada vez más, una economía dirigida y la redistribución del ingreso a gran escala. Estas visiones no son conciliables. Hay que elegir.

No está del todo claro qué lado va a prevalecer. Las fuerzas del gobierno grande están muy arraigadas y disfrutan de todo el arsenal de la administración de dinero y la influencia. Nuestros líderes, ayudados por la crisis económica sin precedentes de los últimos años y el pánico que induce, han aprovechado el momento para introducir ampliaciones impresionantes del poder estatal en los grandes sectores de la economía, desde seguro social y atención médica hasta proyectos de ley de regulación financiera. Si estas fuerzas siguen prevaleciendo, las naciones dejarán de ser de Libre Empresa.

Yo llamo esto una guerra cultural, porque la Libre Empresa ha sido parte integral de la cultura capitalista mundial desde el principio, y todavía se encuentra en el núcleo de nuestra historia y carácter. “Un gobierno sabio y frugal”, declaró Thomas Jefferson en su discurso inaugural, primero en 1801, “que prevenga que los hombres se dañen entre sí, de lo contrario no les dejará libres para regular sus propios asuntos de la industria y su mejora, y no tendrán el pan que se han ganado. Esta es la suma de un buen gobierno.”  Más tarde, advirtió: “Tomar de uno, porque se piensa que su propia industria y la de sus padres ha adquirido demasiado, a fin de ahorrar a los demás, que, o cuyos padres, no han hecho uso de la industria y la igualdad de competencias, es violar arbitrariamente el primer principio de asociación, la garantía a cada uno de un libre ejercicio de su industria y de los frutos adquiridos por ella. “En otras palabras, tenga cuidado con el control económico del gobierno, y ¡ay de los redistribuidores.

Ahora, como antes, el espíritu de empresa sólo puede florecer en una cultura donde los individuos están dispuestos a innovar y ejercer el liderazgo, donde la gente disfruta de las recompensas y enfrenta las consecuencias de sus decisiones, y donde se puede apostar a la seguridad del status quo para tener la oportunidad de éxito en el futuro.

Sin embargo, en su discurso de graduación en la Universidad Estatal de Arizona el 13 de mayo de 2009, el presidente Obama advirtió en contra de esos impulsos, precisamente: “Se nos enseña a perseguir a todos los anillos de latón de costumbre, usted trata de ser alguien; que corra detrás del dinero y que se preocupe del tamaño de su oficina; que te preocupes por tener un título de fantasía suficiente o un coche lo suficientemente elegante. Ése es el mensaje que se envía cada día, o ha sido en nuestra cultura durante demasiado tiempo – que a través de las posesiones materiales, a través de una competición despiadada a cabo sólo en su nombre – que es cómo se va a medir el éxito. Tal ambición,” advirtió, “puede llevar a comprometer tus valores y tus principios.”

Es verdad, el dinero no compra la felicidad. Pero para que el presidente de los Estados Unidos advierta a los adultos jóvenes activamente que se mantengan lejos de la ambición económica es notable. Y deja claro que trata de cambiar nuestra cultura.
La ironía es que, por amplio margen, los estadounidenses apoyan la libre empresa. Una encuesta de Gallup en enero encontró que el 86 por ciento de los estadounidenses tienen una imagen positiva de la “libre empresa”, con sólo 10 por ciento que la ve negativamente. Del mismo modo, en marzo de 2009, el Pew Research Center preguntó a personas de un amplio rango de grupos demográficos: “En general, ¿cree que la gente está mejor en una economía de libre mercado, aunque puede haber grave desigualdad, o no lo crees? ” Casi el 70 por ciento de los encuestados reconoció que estaría mejor en una economía de libre mercado, mientras que sólo el 20 por ciento estuvo en desacuerdo.

De hecho, no importa cómo la cuestión se plantea, no más del 30 por ciento de los estadounidenses dicen que creen que le iría mejor sin el libre mercado en el centro de nuestro sistema. Cuando se trata de apoyo a la libre empresa, somos esencialmente una nación 70-30.

Así que la pregunta es: Si amamos la libertad de empresa tanto, ¿por qué el 30 por ciento quieren cambiar esa cultura?

No es simplemente por la elección de Obama. Por mucho que a los republicanos no les guste oírlo, el estatismo había tomado efectivamente el control mucho tiempo atrás.

La administración de George W. Bush comenzó el enorme rescate de Wall Street y Detroit, y durante años antes de la crisis económica, el Partido Republicano hablaba de la libre empresa al mismo tiempo ampliaba el gobierno con dinero prestado y aumentaba el porcentaje de ciudadanos sin renta disponible. La coalición de 30 por ciento no tomó las riendas para gobernar con la llegada de Obama, Nancy Pelosi y Harry Reid. Las élites en Estados Unidos y el resto del mundo han estado en el poder por muchos años.

Sindicatos se mobilizan en España contra Planes de Austeridad

Los sindicatos saldrán a la calle. Cándido Méndez afirma que habrá movilizaciones “con toda probabilidad” ya que el recorte del Gobierno va a suponer “un ajuste duro” que afectará a muchas familias. El Secretario General de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo anuncia una respuesta “masiva”.

Terra.es

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho que las medidas anunciadas por el Gobierno supondrán un “ajuste duroprotestas” que afectará a muchas familias, por lo que ha avanzado que “con toda probabilidad” habrá movilizaciones en las próximas semanas.

Así lo ha expresado el líder de UGT tras el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de las medidas para lograr una reducción adicional del déficit durante 2010 y 2011, entre las que se contempla la rebaja del 5% de media las retribuciones del personal del sector público.

En declaraciones a los periodistas a la entrada de la escuela Julián Besteiro, el líder de UGT ha afirmado que las medidas anunciadas suponen “una quiebra del discurso político” del presidente del Gobierno y un “cambio de escenario en las relaciones con los sindicatos”.

El Gobierno “ha incumplido” con el acuerdo de negociación colectiva de los empleados públicos al reducir el 5% sus salarios, lo que supone “un duro golpe” a la economía nacional y también un “duro ajuste” que afectará a miles de familias, por lo que anunció que “habrá una canalización del conflicto social“.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha señalado que el plan del Gobierno es “injusto” y “antieconómico”, por lo que merece la “máxima sanción social” y una contestación “masiva” en las calles.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantendrá mañana a las 13.30 un encuentro con los líderes de CCOO y UGT para explicarles las medidas que va a tomar para acelerar la reducción del déficit público.

Según confirmaron fuentes de presidencia del Gobierno, Zapatero estudia reunirse otro día con los representantes de las organizaciones empresariales, aunque aún no hay una fecha concreta.

Uno de los objetivos de la reunión de mañana es explicar a los sindicatos que el recorte del 5% de los salariosde los empleados públicos es un promedio y que no se aplicará de manera generalizada. Al ser así, algunos empleados públicos, los situados en la parte inferior de la escala, no verán recortados sus salarios, aunque si se les aplicará la congelación salarial que pretende implementar el Ejecutivo el año que viene.

El recorte de los salarios en 2010 y la congelación de los mismos en 2011 no sólo afectará a los funcionarios españoles, sino a todo el personal del sector público.

Unión Europea Felicita al Gobierno por Planes de Austeridad

El comisario europeo de Asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, ha declarado que las medidas de ajuste presupuestario anunciadas por el Gobierno español “parecen ir en la buena dirección”. En una rueda de prensa, el responsable comunitario se ha reservado, no obstante, una valoración definitiva en espera de un análisis detallado del paquete presentado ante el Congreso porJosé Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente del Gobierno ha anunciado en el pleno del Congreso las medidas para situar el déficit en el 3 por ciento en 2013. Entre ellas, el Gobierno va a rebajar una media del 5% las retribuciones de los empleados públicos para este año y las va a congelar en 2011, va a suprimir el cheque-bebé a partir de enero, va a suspender la revaloración de las pensiones y reducir la ayuda al desarrollo.

España Sigue El Camino de Grecia y Puede Ser El Próximo País En Caer

Terra.es

El presidente del Gobierno ha anunciado en el Congreso los ajustes que se tomarán para combatir la crisis.- El sueldo de los funcionarios disminuirá un 5%.- Las pensiones se congelarán en 2011.- Los miembros del Gobierno reducirán un 15% su sueldo.- Y se eliminará el cheque bebé de 2.500.- El PP le reprocha que no elimine ministerios ni subvenciones a sindicatos.- Montilla anuncia que se rebajará el sueldo… y al resto del Gobierno catalán.

José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado en el pleno del Congreso las medidas para situar el déficit en el 3 por ciento en 2013. Espainl Gobierno va a rebajar una media del 5% las retribucionesde los empleados públicos para este año y las va a congelar en 2011.

Esta medida ha sido anunciada por el presidente del Gobierno,José Luis Rodríguez Zapatero, en su comparecencia extraordinaria en el Congreso y que se aprobará el próximo viernes en el Consejo de Ministros. La rebaja de los salarios será proporcional a los ingresos, es decir, que afectará más a los salarios más altos, y también se recortará en un 15% el sueldo de los miembros del Gobierno.

En el inicio de su comparecencia, Zapatero ha justificado las nuevas medidas para la reducción del déficit, un esfuerzo “especial, singular y extraordinario” que es necesario “precisamente ahora”, cuando se están viendo “signos” que ponen de manifiesto el inicio de la recuperación económica.

El Gobierno suprimirá a partir del 1 de enero de 2011 el denominado cheque-bebé, la prestación de 2.500 euros por nacimiento, para reducir el déficit público. Además, el Ejecutivo suspenderá en 2011 la revalorización de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas. Asimismo, el plan incluye la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley 40/2007.

El presidente del Gobierno ha anunciado que la ayuda oficial al desarrollo por parte de España se reducirá en 600 millones de euros entre el presente año y 2011. Esta reducción adicional supondrá un recorte de 5.000 millones de euros de gasto en 2010 y de 10.000 en el siguiente ejercicio.

El PP pide la supresión de ministerios

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha pedido al presidente del Gobierno que suprima la vicepresidencia tercera del Gobierno, fusione varios ministerios y recorte subvenciones, entre otras, las que se dan a organizaciones empresariales, sindicales y políticas. Entre los ministerios que se verían afectados por esta medida estarían Igualdad Vivienda y Cultura.

Igualmente, ha reclamado la revisión de todas las partidas de subvenciones y eliminación de todas aquellas que no estén debidamente justificadas, así como la reducción de las demás, por ejemplo de las que corresponden a organizaciones empresariales, sindicales y políticas.

Además, Rajoy acusó a Zapatero de haber “improvisado en tres días” un recorte de 15.000 millones del déficit publico y aseguró que de haber aplicado dicha reducción hace tres meses, como le pedían “desde hace meses” los ‘populares’ ahora no tendría que recortar los derechos de pensionistas y madres con la congelación de las pensiones y la supresión de las ayudas por nacimiento de hijo.

Por su parte, el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, afirmó que las medidas “duras y drásticas” anunciadas hoy por el presidente implicarán que éste “deba comerse un bocado de miles de frases” que ha pronunciado públicamente. Erkoreka abogó por que las medidas se hubieran decidido con un criterio fijado en el Parlamento español y no en una “oscura” oficina de Bruselas impuestas por un tecnócrata europeo, una hipótesis que le pone “a temblar”.

Montilla se bajará el sueldo… y el de todo su Gobierno

El presidente de la Generalitat, José Montilla, anunció este miércoles que el recorte presupuestario que próximamente aprobará la Generalitat implicará una rebaja de las retribuciones de los consejeros y los altos cargos de la Generalitat, empezando por el suyo, y que será “ejemplar“.

La Generalitat expresó hoy su total apoyo a los recortes presupuestarios y salariales anunciados por el presidente del Gobierno porque van “en la buena dirección”. Así lo expresó hoy el conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, e indicó que las comunidades autónomas deben hacer un esfuerzo y apretarse el cinturón, aunque señaló que la administración que más debe hacerlo es la estatal porque, del 11% de déficit, el Estado genera el 9,2%.

“Hay que hacer lo que sea para sostener y cosolidar el euro“, dijo Castells, quien aseguró que la reducción del déficit ordenada por la UE debe ir acompañada de medidas concretas y que tengan efectos reales en la economía, por lo que rechazó los brindis al sol, dijo.

Lea el documento oficial aquí