La Historia de los Cosméticos

La historia de los cosméticos, publicado el 21 de julio 2010, examina el uso generalizado de productos químicos tóxicos en nuestros productos de cuidado personal todos los días, en lápiz de labios, champú para bebés. Producido con Free Range Studios y presentado por Annie Leonard, la película de siete minutos pertenece a la serie: “Historia de las Cosas” y revela las consecuencias para los consumidores y la salud de los trabajadores y el medio ambiente, y esboza las maneras que podemos evitar productos químicos peligrosos y alternativas más seguras . La película concluye con un llamado a los televidentes a apoyar la legislación destinada a garantizar la seguridad de los cosméticos y productos de cuidado personal.

Consejeros Presidenciales Advierten sobre Peligros de Carcinógenos en Productos de Consumo Diario

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 12, 2010

Cuando un panel gubernamental de expertos encuentra el coraje para decir la verdad sobre el cáncer, es un evento tan raro que hasta tiencancere valor noticioso. La semana pasada, un informe sobre el Cáncer fue publicado por un grupos de consejeros presidenciales (PCP) el cual rompió filas con las élites de la industria del cáncer y se atrevió a decir algo que los defensores de medicina natural han estado advirtiendo durante décadas: que las personas son “bombardeadas” con químicos y radiación que causan cáncer y que si esperamos reducir los índices de cáncer, tenemos que eliminar los productos químicos cancerígenos en los alimentos, medicamentos, productos de cuidado personal, nuestro trabajo y el hogar.

En un documento enviado al presidente Obama, el informe afirma que “El panel le insta a usar el poder de su cargo con mayor fuerza para eliminar los carcinógenos y otras toxinas de nuestros alimentos, agua y aire que innecesariamente aumentan los costes sanitarios, paralizan la productividad de nuestra nación y devastan vidas.”

Cuando leí por primera vez el informe, casi caí de la silla. Expertos designados por el gobierno en realidad están diciendo que hay químicos que causan cáncer en nuestros alimentos y el agua? Ese simple hecho ha sido negado vehementemente por la industria del cáncer, gigantes de la comida procesada, productos para el cuidado personal y por supuesto la industria del fluoruro – todos los cuales insisten en que sus sustancias químicas son perfectamente seguras.

Asociación Americana del Cáncer ataca el informe

La Sociedad Americana del Cáncer, como es lógico, no tardó en atacar el informe. La ACS es uno de los grupos de del cáncer que trabajan para la industria y que refuerza la ignorancia de los consumidores acerca de las causas y las soluciones para el cáncer. La ACS se ha dedicado desde hace décadas a lo que sólo puede ser llamado un “encubrimiento de los hechos”, con su negación de que el cáncer es causado por productos químicos.(http://www.naturalnews.com/010244_A… ) y (http://www.preventcancer.com/losing… )

A pesar de que los expertos en cáncer como el Dr. Sam Epstein han venido advirtiendo sobre sustancias cancerígenas en los cosméticos, productos de aseo personal y alimentos (http://www.preventcancer.com/consumers ), la ACS ha pretendido ridículamente que esas amenazas no existen. Y para colmo, la ACS advierte a la gente que se mantenga alejado de la luz solar lo que hace que se vuelvan más deficientes en vitamina D, y como consecuencia que aumenten las tasas de cáncer aún más.

Así que no es de extrañar que a la ACS no le guste este informe que se atreve a decir lo obvio: Hay químicos que causan cáncer en nuestra comida y agua! “El pueblo – incluso antes de nacer – es bombardeado continuamente con combinaciones múltiples de estas exposiciones peligrosas”, escribe el informe.

La gran negación de la industria

Uniendose a la ACS en criticar el informe es el Concejo Americano de Química, el grupo comercial que representa a las compañías químicas que están envenenando nuestro mundo en este momento. Sorprendentemente, la ACS y el CAQ están en el mismo bando, negando cualquier vínculo entre los productos químicos y el cáncer. Insisten en que todos los productos químicos y en su alimentos procesados, cosméticos, jabones antibacterianos, champús, productos de la fragancia, disolventes de limpieza, pesticidas, herbicidas y otros productos similares son seguros para usted!

No te preocupes por los productos químicos, dicen. El cáncer es sólo una cuestión de mala suerte. No hay nada que podamos hacer al respecto. Así que deja de intentarlo. Ese es su mensaje, y es un mensaje que toca con la derecha a las manos de la industria del cáncer: No impida su cáncer y cuando se enferman, van a hacer una fortuna de su enfermedad y el sufrimiento.

La amenaza de la radiación de imágenes médicas

El informe de PCP también toma una posición firme sobre los riesgos de cáncer causado por la radiación de imágenes médicas. En realidad, dice: “Las personas que reciben múltiples exploraciones o pruebas que requieran la radiación pueden acumular dosis igual o superior a la que tendría si fueran sobrevivientes de la bomba atómica.”

Yo recuerdo haber recibido cartas de odio de la industria del cáncer, cuando una vez hice la misma declaración en un artículo sobre las mamografías y tomografías computarizadas.(http://www.naturalnews.com/026113_m… ) Y sin embargo, esa declaración fue de hecho bastante correcta: Si usted se somete a varias pruebas de rayos X en un hospital, usted puede fácilmente recibir radiación, tanto como una persona que estaba a unas pocas millas de distancia de la bomba nuclear lanzada sobre Hiroshoma durante la Segunda Guerra Mundial.Esto no es una exageración. Es un hecho simple de la física y la ley de cuadrados inversos.(http://en.wikipedia.org/wiki/Invers… )

Los peligros ambientales de los productos farmacéuticos

La contaminación ambiental de los productos farmacéuticos es un hecho. El hecho es que los productos químicos farmacéuticos tirados en el suministro de agua es el “pequeño secreto sucio” de la industria farmacéutica. El problema ha pasado virtualmente como desconocido por el sistema de salud por completo … simplemente pretenden que no existe.

Sin embargo, este informe del PCP apunta a esto diciendo: “Productos farmacéuticos se han convertido en una fuente considerable de contaminación del medio ambiente. Las drogas de todo tipo en el suministro de agua cuando son excretados o eliminanados de manera inadecuada, impactan la salud debido a la exposición a largo plazo a las mezclas de distintos compuestos químicos.”

Era tiempo que alguien en Washington se levantara y desafiara a la industria farmacéutica sobre los efectos medioambientales de sus productos químicos tóxicos. medicamentos de TRH, antidepresivos, analgésicos y muchos otros tipos de drogas que están contaminando nuestros océanos y vías fluviales. Difícilmente se puede coger un pez cerca de cualquier ciudad importante que no este contaminado con productos farmacéuticos.

Pero no espero que nadie de credibilidad a esta advertencia. La totalidad de este informe del PCP ha sido en gran medida ignorado en Washington (y atacado por las grandes empresas).

Qué dice el informe

El grupo de consejeros presidenciales está encabezado por:

LaSalle D. Leffall, Jr., Doctor de Medicina, F.A.C.S., Presidente
Charles R. Drew, Profesor de Cirugía
Howard University College of Medicine
Washington, DC 20059

Margaret L. Kripke, Ph.D.
Vivian L. Smith Presidente y Profesora Emérita
La Universidad de Texas
M. D. Anderson Cancer Center
Houston, TX 77030

Estas dos personas merecen su apoyo por tener la valentía de publicar un informe que desafía el status quo de la industria del cáncer. Así que si usted desea envarles un email de agradecimiento por su trabajo, sería bienvenido.

El informe se titula, “Reducción del Riesgo Ambiental de Cáncer – ¿Qué podemos hacer ahora”

Éstos son algunos de los aspectos más destacados del informe:

En el 2009 solamente, aproximadamente 1,5 millones de hombres, mujeres y niños fueron diagnosticados con cáncer, y 562.000 murieron de la enfermedad. Aproximadamente el 41 por ciento de estadounidenses serán diagnosticados con cáncer en algún momento de sus vidas, y cerca de 21 por ciento morirá de cáncer. La incidencia de algunos cánceres, incluyendo algunos más comúnes entre los niños, está aumentando por razones inexplicables.

• El Grupo está especialmente preocupado al ver que los cánceres inducidos por el ambiente han aumentado muchísimo. Con cerca de 80.000 sustancias químicas en el mercado, muchos de las cuales son utilizadas por millones de personas en sus vidas cotidianas y son poco estudiadas y no reglamentadas en gran medida, la exposición a carcinógenos ambientales potenciales está muy extendida. Un producto químico como el bisfenol A (BPA), todavía se encuentra en muchos productos de consumo y sigue sin estar regulado en los Estados Unidos, a pesar de la creciente vinculación entre el BPA y varias enfermedades, incluyendo diversos tipos de cáncer.

• Sin embargo, el daño grave de este grupo de agentes carcinógenos no se resuelve adecuadamente por el Programa Nacional del Cáncer. El pueblo estadounidense – incluso antes de nacer – son bombardeados continuamente con combinaciones múltiples de estas exposiciones peligrosas.

• Algunos científicos sostienen que las pruebas de toxicidad y la exposición actual de los métodos de establecimiento de límites no representan con precisión la naturaleza de la exposición humana a productos químicos potencialmente dañinos. los ensayos de toxicidad actual se basan fundamentalmente en estudios en animales que utilizan dosis sustancialmente más altas que las que puedan darse por los seres humanos. Estos datos – y la exposición de los límites extrapolados de ellos – no tienen en cuenta los efectos nocivos que puede presentarse sólo a dosis muy bajas.

• Sólo unos pocos cientos de los más de 80.000 sustancias químicas en uso en los Estados Unidos han sido probados analizados..

• Mientras que todas las personas ahora tienen muchas sustancias químicas extrañas en su cuerpo, las mujeres suelen tener niveles más altos de sustancias tóxicas y muchas sustancias que provocan trastornos hormonales que los hombres. Algunas de estas sustancias se han encontrado en la sangre materna, tejido de la placenta, y las muestras de leche materna de las mujeres embarazadas y las madres que dieron a luz recientemente. Por lo tanto, los contaminantes químicos se están pasando a la próxima generación, tanto antes de nacer como durante la lactancia.

• Toda la población se expone a diario a numerosos productos químicos agrícolas, algunos de los cuales también se utilizan en paisajismo residencial y comercial.Muchos de estos productos químicos se sabe o sospecha que tienen propiedades cancerígenas, que alteran el sistema endocrino. Los plaguicidas (insecticidas, herbicidas y fungicidas) aprobados para uso por agencias de protección ambiental contienen cerca de 900 ingredientes activos, muchos de los cuales son tóxicos.

• Muchos productos químicos en disolventes, los rellenos, y otros en la lista de ingredientes inertes en la etiquetas de los pesticidas también son tóxicos, pero no se analiza su potencial para causar enfermedades crónicas como el cáncer. Además de los plaguicidas, los fertilizantes agrícolas y los productos farmacéuticos veterinarios son grandes contribuyentes a la contaminación del agua, tanto en forma directa y como resultado de los procesos químicos que forman subproductos tóxicos cuando estas sustancias entran en el suministro de agua.

• El uso de teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas es de gran preocupación, sobre todo porque estos dispositivos están siendo utilizados regularmente cada vez más por jóvenes.

• Los estadounidenses ahora, se estima, recibirán casi la mitad de su exposición a radiación de imágenes médicas o Rayos X y otras fuentes médicas, en comparación con sólo el 15 por ciento en la década de 1980. El aumento de la radiación médica casi se ha duplicado en los Estados Unidos. La tomografía computarizada (CT) y pruebas de medicina nuclear ahora contribuyen con el 36 por ciento de la exposición a la radiación total y el 75 por ciento de la exposición a la radiación médica de la población de los EE.UU..

• Muchos médicos están conscientes que profesionales de radiología y el público no saben que la dosis de radiación asociada con diferentes pruebas crean un mayor riesgo de cáncer porque se acumulan durante toda la vida.Las personas que reciben múltiples exploraciones o pruebas que requieran la radiación pueden acumular dosis iguales o superiores a la de sobrevivientes de la bomba atómica.

• Cientos de miles de militares y civiles recibieron dosis significativas de radiación como resultado de su participación en ensayos de armas nucleares y en ocupaciones y sectores incluido el combustible nuclear, producción de armas, la minería de uranio y la molienda y el transporte de minerales. Cientos de miles más fueron irradiados en niveles suficientes para causar cáncer y otras enfermedades.

• Contaminantes del medio ambiente numerosos pueden cruzar la barrera placentaria, hasta llegar a los bebés quienes nacen “pre contaminados.” Hay una falta crítica de conocimiento y apreciación de las amenazas ambientales para la salud de los niños y la grave escasez de investigadores y médicos formados en los niños la salud ambiental.

• Ensayos de toxicidad de un solo agente y la dependencia de los ensayos con animales son insuficientes para hacer frente a la acumulación de productos químicos no probados ya en uso y la plétora de nuevos productos químicos introducidos cada año.

• Muchos carcinógenos conocidos o sospechados no están reglamentados. La ejecución de las mayoría de las regulaciones existentes es deficiente. En casi todos los casos, los reglamentos no incluyen el uso o exposición múltiple y las interacciones.