Cuando la Natalidad no es un Negocio, las Mujeres son Masacradas

Traducción Luis R. Miranda
Pravda.ru
23 de octubre 2011

El mundo entero estaba conmocionado por la tragedia de una niña de China. La niña de dos años de edad, fue atropellada por una camioneta y luego por un camión. El impactante video mostró que el conductor huyó del lugar del incidente. Los transeúntes no prestaron atención a la niña que estaba sangrando. En China, rescatar a un niño de la calle es muy caro – uno tiene que pagar el 50% de los gastos médicos.

El video de vigilancia del incidente en la ciudad de Foshan, provincia de Guangdong, muestra a la niña golpeada por una camioneta, que abandona el lugar del accidente en una calle estrecha. Más de una docena de personas a pie o en coche vieron pero no ayudaron a la niña gravemente herida, antes de que fuera atropellada por un camión, escribió el Daily Mail.

Dieciocho personas fueron testigos de la tragedia horrible, pero sólo una mujer arrastró a la niña del medio de la calle. La madre de la niña no estaba cuidándola – ella estaba ocupada en un mercado.

La niña fue entregada al hospital, donde estuvo en coma y murió. Los conductores que mataron a la niña fueron detenidos sólo después de que le terrible vídeo fue publicado en la Internet.

Los bloggers chinos llamaron este incidente “la vergüenza del pueblo chino.” Sin embargo, hay más hipocresía que vergüenza con este evento. El incidente, les parece mal a los europeos que viven en un país más o menos bueno. Sin embargo, matar a un niño en China es un evento común.

En China, se les rompen la columna vertebral a los niños para enterrarlos vivos, los estrangulan y los envenenan, o simplemente los dejan que se mueran de hambre. Todo esto es especialmente cierto para las niñas, debido a que el nacimiento de una niña en China no es económicamente viable.

Las niñas tienen que tener habilidades especiales, de modo que una familia tiene que trabajar duro durante muchos años para proporcionarles las oportunidades. El sistema de pensiones en China está destinado a un pequeño círculo de funcionarios estatales. Los ancianos chinos son apoyados por sus hijos. Los crímenes de odio cometidos contra niños indefensos se producen a lo largo de China, no sólo en zonas rurales remotas. Los trabajadores sanitarios de Beijing a menudo se encuentran los cadáveres de los niños en los basureros. A veces, aún están vivos …

Hay 118 niños por cada 100 niñas registradas en China, mientras que la norma biológica es 104-106 niños por cada 100 niñas. Para decirlo en pocas palabras, asesinan a una séptima parte de las chinas. Las niñas son asesinadas por sus propios padres. La política de tener un hijo por familia da un incentivo para que eso suceda.

Este problema existe entre los inmigrantes asiáticos en Europa. El Consejo de Europa discutió la iniciativa de prohibir la identificación de género para los niños. Este proceso se convirtió en el principal motivo de los abortos selectivos.

Por lo tanto, la gente que pasó cerca, pero no se preocuparon por la niña que fue atropellada en la calle, actuaron de manera “normal” en China. Lo más probable es que simplemente pensaron que los padres de la niña decidieron matarla, o la dejaron para que muriera.

El principal problema en muchos países asiáticos es la sobrepoblación. El valor de la vida humana cayó a niveles menores a los de algunas especies animales. Además, si una persona voluntariamente salva a un niño, el socorrista tendrá que cubrir el 50 por ciento de los gastos médicos del niño.

El conductor de la furgoneta dijo que la muerte de la niña le costó 1.500 dólares. Sin embargo, si hubiera sobrevivido, habría pagado diez veces esa cantidad.

Como resultado de estas políticas, el número de hombres jóvenes en China y en India supera el número de mujeres jóvenes por más de diez por ciento. El número de hombres chinos con 20 años de edad supera el número de mujeres a esa edad por más de 30 millones de personas. Así las cosas, hay que suponer que pronto los hombres chinos tendrán que amarse unos a otros.

 

La Revolución que los Globalistas Añoraban

Como los medios tradicionales publican mentiras, la gente es co-optada y los globalistas afirman su poder

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Marzo 4, 2011

Permítanme ir directo al punto. Glenn Beck no es un patriota ni nada de eso. Beck es una máquina de relaciones públicas para vender publicidad en Fox News. Como él, hay otros muchos en los medios de comunicación, así como muchos “expertos” que manipulan la verdad. Entonces, ¿porqué Glenn Beck habla algunas verdades sobre lo que está sucediendo en Egipto?

Muchas personas en el mundo despertaron a la realidad, y durante este despertar, rechazan las mentiras y la desinformación que ofrecen los medios de comunicación tradicionales y muchos alternativos. Así que los medios de comunicación ahora emplean a una “nueva táctica”. Esta nueva estrategia que consiste en decir algunas verdades a los espectadores, lectores y oyentes, para entonces llenar sus mentes con informaciones falsas o parcialmente falsas. Esto se hace en un intento de salvarse del agujero en el que han caído y por lo que mucha gente no confía en ellos.

En la presentación de informes o la discusión de cualquier asunto, los medios de comunicación dicen a la gente 10 por ciento de la verdad y 90 por ciento del contenido lo llenan de mentiras. Ahí es donde está el truco. Se trata de una operación psicológica (psy-op) para recuperar la confianza pública, pero muchas personas todavía no entienden esto. Los medios de comunicación saben quién es el público, cómo piensan y cómo llegar a ellos. Sus directores y cabecillas emplean las combinaciones de palabras más dulces para atraer y mantener a sus seguidores y tratar de conseguir otros nuevos cada día.

Es por eso que Glenn Beck y otros, a veces dicen a la gente toda la verdad, y a continuación, dicen mentiras. Ejemplos de esto son innecesarios, ya que cualquiera puede verlo no sólo a través de Fox, pero también en CNN, MSNBC, CBS, ABC, Al-Jazeera, Globo, periódicos y revistas populares que enmascaran su agenda con caras bonitas, presentadores que parecen ser inteligentes y estudios modernos y elegantes. Pero el objetivo general es vender mentiras. No hay duda de eso.

Al igual que Glenn Beck presentó en su programa muchas veces, la situación en Egipto hoy en día es una copia de lo que sucedió en Irán en 1979. Pero nadie parece entenderlo muy bien, porque a nadie le importa lo suficiente. Nadie se acuerda de Irán en 1979. La agitación en el Oriente Medio es interminable y muy antigua. Pero es importante saber lo que causa esta inquietud, la persecución, la violencia y la destrucción. Vamos a mencionar sólo algunas razones por las que esta agitación ocurre: sanciones económicas, aranceles, comercio exclusivo, medidas de austeridad, hambre, guerra, opresión, corrupción, explotación laboral y así sucesivamente.

El mundo no está a punto de ser dominado por unas pocas manos, señalo Beck en uno de sus programas. El mundo ha estado en manos de un puñado de personas por lo menos por un siglo. “Los medios de comunicación tradicionales no pueden entender esto”, dijo Beck. Otra mentira. Los medios de comunicación saben muy bien como el mundo funciona, pero no lo explican al público. Beck, así como otros presentadores, saben que si los medios de comunicación dijeran a las masas cómo funcionan realmente las cosas, veriamos la situación en Egipto repitiendose no sólo en el Oriente Medio, sino en otros lugares. En efecto, la revolución en Egipto puede haber comenzado como un movimiento para derrocar a un dictador, pero ciertamente no evolucionó como tal.

Beck tiene razón cuando dice que el conflicto de Oriente Medio está a punto de destruir a Occidente, pero esto no es una sorpresa, ya que siempre fue así. Las potencias militares y económicas occidentales, a través de su complejo militar-industrial, siempre han creado y utilizado conflictos en el Oriente para tener una excusa para llenar sus bolsillos con dinero y acumular control de los recursos y las personas. Nada nuevo aquí.

¿Por qué el Oriente supuestamente odia al Occidente?

El Oriente no odia al Occidente. Esta es otra mentira de los medios tradicionales. Son los globalistas que odian tanto al Oriente como al Occidente y quieren causar conflictos para lograr el control completo de ambos hemisferios, como se había previsto. El conflicto entre las civilizaciones siempre ha sido estimulado por pequeños grupos de personas que tratan de promover el control imperial y acumulan poder mientras oprimen al pueblo. Así, los ciudadanos del Oriente no odian a los ciudadanos del Occidente. Los dictadores títeres del Oriente odian a sus pueblos, debido a que venden sus vidas a los controladores en el Oeste. Los presidentes marionetas de Occidente odian a sus conciudadanos, ya que también venden a sus pueblos a los globalistas. Todos los conflictos religiosos y culturales son causados por la introducción de falacias que la gente cree que son reales sobre temas como el multiculturalismo, la “justicia social”, y el radicalismo religioso con el apoyo de frases tales como “usted está de nuestro lado o del lado del enemigo.”

Los medios tradicionales tienen el descaro de culpar a la gente de pensamiento progresista de este desastre que ha estado sucediendo por más tiempo de lo que ningún liberal podía imaginar. La tiranía y la corrupción no son característicos de progresivos o liberales, sino un objetivo histórico de los globalistas. Para ello, se utilizan diferentes nombres, diferentes políticas y, más importante aún, empleando diferentes grupos sociales, religiones, dictadores y presidentes títeres que siguen diferentes ideologías. Por lo tanto, siempre nos puede atar a todos. Las mismas políticas que los medios de comunicación describen como originales del movimiento progresivo también fueron producidos y realizados por los conservadores. Ambos grupos han elaborado y aplicado estas políticas, ya que están bajo el control y son co-optados por las organizaciones y fundaciones globalistas.

Glenn Beck con razón afirma que gran parte del odio hacia el Oeste es causado por la hipocresía occidental, sobre todo la hipocresía estadounidense. En parte esto es verdad. El PERO es que esta hipocresía no es sólo estadounidense u occidental. Los Estados Unidos, así como otros miembros del G-8 y G-20 están dirigidos por gobiernos títeres que llevan a cabo los planes de los globalistas. Por lo tanto, las personas responsables de la hipocresía son los globalistas en control y no los estadounidenses, franceses, británicos, alemanes o griegos. Esta es la diferencia entre la manera en que los medios de comunicación presentan la “realidad” y como esta es verdaderamente.

Se debe dar crédito a los medios tradicionales porque han sido capaces de mantener ocultos los verdaderos controladores “detrás de la cortina”. Al igual que Glenn Beck trató de hacer en su programa el 31 de enero, los medios corporativos se han especializado en mentir con una cara seria. Y nadie puede ser más mentiroso y hacerlo seriamente que el mismo Beck. Además de detallar lo que denominó la “insurrección que viene”, Beck criticó a Hosni Mubarak por sus torturas, secuestros, espionaje y oprimir y abusar del pueblo egipcio. Pero ni él ni ningún otro presentador dijo nada cuando George W. otro Bush -otro presidente títere- hizo exactamente lo mismo durante su administración.

Sin embargo, la farsa ha terminado. Mucha gente aprendió a ver a través de las mentiras la desinformación y ahora reconocen que sus opresores no viven en sus países. También aprendieron que las agendas económicas y políticas que han causado la miseria y el dolor junto con la muerte de miles o millones de sus ciudadanos también llegan desde el extranjero. Ellos no quieren otro títere, quieren construir el país que quieren para ellos y sus familias. Pero la única manera de lograrlo es liberándose de las cadenas que les impiden ser libres.

Como el congresista Ron Paul señaló, es la ocupación estadounidense del Medio Oriente que ha servido como una gran excusa para la formación de grupos radicales, muchos de ellos apoyados por los mismos poderes occidentales que dicen luchar contra el terrorismo. Entre ellas, la Hermandad Musulmana, una creación de las agencias de inteligencia británica.

Las guerras entre civilizaciones no ocurren debido al hecho de que algunas personas son libres y prósperos y otros no. Las guerras más sangrientas de la historia no sucedieron debido a la diversidad religiosa, pero como las diferencias religiosas y movimientos religiosos se han utilizado para crear el odio entre los pueblos.

El complejo industrial militar crearon dictadores de todos los colores y las formas y los pusieron en el poder durante siglos. Sus miembros y los expertos lo han admitido en público. Zbigniew Brzezinski no sólo expresó su preocupación por la creciente oposición en todo el mundo contra la agenda globalista, pero también admitió que él fue personalmente responsable de la creación del dictador oriental Mao Tse Tung, que fue llevado al poder por el movimiento globalista. Lo mismo sucedió con Adolf Hitler. El número de muertes causadas por estos dos tiranos debido a la persecución política, religiosa y de otros tipos se cuentan de forma conservadora en las decenas de millones.

En la actualidad, Estados Unidos es controlado por los globalistas, y estos globalistas apoyan a dictadores en Egipto, Arabia Saudita, Túnez, Yemen y presidentes títeres en América Latina, Europa y otras regiones del mundo. El apoyo de estos dictadores y presidentes títeres se da en una variedad de maneras. Egipto recibe miles de millones de dólares por año, principalmente en ayuda militar. Yemen recibe una gran parte del presupuesto de la USAID. Gran parte de esto, dice la organización, es para los programas relacionados con “la paz y la seguridad.” Y si la ayuda no llega en forma de dinero, como en el caso de Arabia Saudita, se entrega a través de los tratados de armas.

Egipto 2011 es Irán en 1979

Vamos a explicar esto tan claramente como sea posible. La revolución que está ocurriendo hoy en Egipto y el resto de Africa del Norte es una copia de lo que sucedió en Irán a finales de 1970. Hosni Mubarack era un títere del sindicato del crimen internacional conocido como los globalistas había puesto en el poder. Los globalistas son un grupo de empresas y personas corruptas que controlan casi todos los aspectos de nuestras vidas hoy en día. Lo consiguieron mediante la creación y aplicación de un plan para tener una economía planificada, con desarrollo planificado y controlado, crecimiento controlado, un sistema educativo sirviente para entrenar y no educar a las personas, la formación, entre otras cosas. Este esquema les permitió mantener y aumentar el control sobre la política, economía, investigación, políticas monetarias y fiscales, el uso de los recursos naturales, control de la natalidad, el entretenimiento y los medios de comunicación.

Así como el conflicto en Irán en 1979 no sucedió porque los iraníes querían lograr la democracia, los conflictos en desarrollo en todo el Oriente Medio no es por democracia. Es la misma situación que existía en Irán, donde los estudiantes fueron engañados para que apoyaran la revolución, pero no la revolución popular. La revolución iraní no se trataba de la libertad, y su estado actual es un verdadero ejemplo de ello. Antes de convertirse en lo que es hoy, Irán fue uno de los más fuertes aliados de los Estados Unidos, así como Egipto es hoy en día. Jimmy Carter llegó a hacer un brindis con el Sha de Irán para presentar la prosperidad del país. El Sha era un dictador y un títere, como Mubarak era. El apoyá la tortura de miles de personas y cometió otros delitos que pocos recuerdan. Al igual que en Egipto hoy en día, grupos de estudiantes apoyaron la revolución y establecieron un régimen llamado “moderado”.

Así que vamos a ver … En ambos casos, la revolución fue encabezada por estudiantes co-optados. En ambos casos ellos querían acabar con el reinado de un dictador brutal y en ambos casos no consiguieron sus objetivos. De hecho, terminaron siendo más oprimidos que nunca. En el caso de Irán, un mes después de la revolución de la “libertad”, los EE.UU. decidieron que el Shah no estaba funcionando y enviaron extremistas islámicos para tomar el poder con el ayatolá Komeni a la cabeza. Esta revolución llevó a la crisis de los rehenes en la embajada de Estados Unidos, donde al menos 60 personas fueron secuestradas durante más de un año.

Volviendo al 2011

La solución que los EE.UU. ha estado cocinando durante unos años es la instalación de Mohamed ElBaradei como el salvador de Egipto. El nuevo títere que va a hacer la debida diligencia de los globalistas, como Mubarak lo hizo. Del mismo modo, los otros dictadores en Jordania, Marruecos, Sudán, Pakistán y Afganistán hoy en día hacen su parte para mantener a los globalistas en el poder. Al igual que Barack Obama hace lo mismo en los Estados Unidos e Inácio da Silva, lo hizo hasta el pasado mes de enero de 2011 en Brasil.

Hoy en día, junto con Egipto, países como Argelia, Marruecos, Libia, Sudán, Jordania, Siria y Pakistán muestran revoluciones populares. Todos ellos están gobernados por dictadores que el gobierno títere de EE.UU. ha apoyado a lo largo de los años. ¿Por qué los EE.UU. trata de poner fin a estos regímenes? Debido a que los globalistas son los menos fiables que existen. Hacen cualquier cosa para avanzar su agenda. Tomarán lo que necesitan para aumentar su control y la riqueza. Hosni Mubarak, por ejemplo era uno de esos títeres que poco a poco había conseguido safarse de las garras de los globalistas en muchos aspectos y ya no era dependiente de estos para mantenerse en el poder. Lo mismo sucede con Muammar Kadaffi en Libya, quien auque es un amigo cercano de Tony Blair, no ha recibido un tratamiento muy cordial de parte de sus “dueños”.

La misma gente en el poder son los que provocan y co-optan a la insurgencia en Egipto, Yemen, Turquía, Jordania, Arabia Saudí y otros países alrededor del mundo. Ellos siempre han utilizado los movimientos populares para engañar a la gente y llevar a cabo su agenda de control. Esto es más claro en las áreas del mundo donde la gente está cansada de ser esclava, pero no sabe cómo lograr un cambio real. Este cambio no es entendido por las masas que simplemente se conforman con las farsas. Ideas como la justicia social y la igualdad son mentiras que se plantan para atraer la atención de la gente. De hecho, el objetivo es establecer un sistema comunista basado en la distribución de la riqueza. Pero esta riqueza no va a terminar en las manos de aquellos que más lo necesitan. Todo lo contrario. Los dineros y recursos terminarán en manos de los globalistas. Estos globalistas controlan todo de lugares donde no hay acuerdos de extradición y de donde no necesitan rendir cuentas. Hasta ahora.

A finales de 2010, la gente en Francia, Grecia, Irlanda e Italia expresaron su ira en las calles por los planes de austeridad diseñados por sus gobiernos, así como los recortes salariales, la confiscación de los fondos de pensiones públicos y privados, etc.

¿Cuáles son las implicaciones del odio globalista?

Es el odio globalista hacia el pueblo, el verdadero capitalismo y el libre mercado que ha destruido un sistema que, aunque imperfecto, podría haber ayudado a mejorar las condiciones de vida de miles de personas más. Pero las políticas de desregulación les ha permitido hacer lo que querían y sus ingresos han crecido fuera de control. ¿Entonces por qué los globalistas quieren derrumbar su propio sistema para crear conflictos en África, Oriente Medio, Europa y Asia? Esta no es la pregunta correcta. La pregunta correcta es: ¿por qué no? Esto les daría la excusa perfecta para lanzar su tan esperado asalto militar contra el pueblo e imponer ley marcial y la militarización de básicamente todo el mundo bajo el pretexto de la seguridad nacional o internacional. Podrían prohibirlos viajes, el comercio y, de hecho, suspender toda la actividad económica como se conoce hoy en día. Todo en nombre de la paz y la seguridad, por supuesto. En el marco del Tratado START, el ejército del mundo podría ser finalmente enviado a continuar su misión de mantener “la paz y la seguridad” cuando sea necesario y, a través de la cláusula de emergencia, obligar a todos los miembros de la ONU a dar sus armas a las Naciones Unidas.

Por otra parte, podrían imponer sus nuevas regulaciones sobre la producción de alimentos, leyes para el uso de energía con tecnología ‘smart grid’ con la falsa excusa del calentamiento global antropogénico, la prohibición formal de la libertad de expresión, la creación de “zonas la libertad de expresión”, más regulación y control de los medios de comunicación, la censura de los medios alternativos y así sucesivamente. Como están las cosas ahora, los precios de los alimentos aumentaron sólo en el último año en un 3,4 por ciento en muchos países del mundo occidental. La disponibilidad de alimentos es una de las herramientas favoritas de los globalistas para esclavizar a la gente. El hambre es una de las razones por las que muchos ciudadanos pobres protestan en las calles de hoy. ¿Quién controla la producción y distribución de alimentos mantiene como rehenes al resto. El impulso por un sistema centralizado con normas en el marco del Codex Alimentarius proporciona un control casi total de los gobiernos cuando se trata de la producción de alimentos, mientras que se prohíbe la producción agrícola en pequeñas fincas y la medicina alternativa.

De acuerdo con las leyes de uso de la energía recientemente aprobadas, los países cuyos gobiernos apoyan la imposición de cargos por las emisiones de carbono, podrán imponer límites a la cantidad de energía que la gente puede utilizar así como restricciones a los distintos tipos de producción de energía, impuestos y otros cargos para las pequeñas y medianas empresas en función del tipo de energía que utilizan. En otros casos, los obligan a comprar créditos de carbono. Con el nuevo sistema a ser implementado, los gobiernos utilizan la tecnología del tipo ‘smart grid’ para regular cómo los ciudadanos y las pequeñas empresas usan energía, mientras que eximen a las grandes corporaciones. Las subvenciones del gobierno facilitarán la adquisición e instalación de medidores inteligentes que permiten a los gobiernos controlar de forma remota, quien puede utilizar la energía, cuánto y cuándo. Muchos profesionales de seguridad han puesto en duda el uso de estos medidores, pero la burocracia ha encontrado una manera de eludir las críticas e insisten en su uso.

Si usted es uno de los que odian la intervención del gobierno, o simplemente prefiere mantener su privacidad intacta, esto son malas noticias. El protestar contra el control del gobierno será más difícil cada día. La libertad de expresión es otro de nuestros derechos que puede llegar a ser un lujo. Como hemos visto en América del Norte, América Latina, África y los dictadores de Oriente Medio a los globalistas no les gusta la oposición de la opinión pública. Por lo tanto, establecieron las llamadas “zonas de libertad de expresión” en escuelas y lugares públicos. Estas áreas se encuentran fuera de la vista y la mente de las personas, haciendo que la protesta pública sea inocua. Los que no se atreven a seguir las reglas son inmediatamente atacados con aerosol de pimienta, perros de la policía o cañones de sonido.

La libertad de expresión no se eliminará por completo a menos que el gobierno controle los medios de comunicación. ¿Cómo lo hacen? No mediante el envío de un grupo de matones para hacerse cargo de las transmisiones, las ondas de radio o las prensas. La técnica del siglo XXI es comprar los medios de comunicación con dinero de los contribuyentes. Y cuando se trata de medios alternativos como los blogs, sitios de noticias y los productores independientes, están trabajando en un “kill switch” para Internet, que permite censurar segmentos completos de la red en bloque. Mientras tanto, los ingenieros y los defensores de la seguridad y la privacidad advirtieron en septiembre de 2010, sobre un proyecto de ley que circulaba en el Congreso que efectivamente impondría la censura en Internet. El proyecto conocido como la Ley Contra la Violación de Derechos de Autor, fue patrocinada por los miembros de ambos partidos Republicano y Demócrata. “Si esta ley se hubiese pasado hace cinco o 10 años, YouTube no existiría hoy”, dijo Peter Eckersley, técnico senior de la Electronic Frontier Foundation. El proyecto no tiene nada que ver con la infracción de derechos de autor, por supuesto, pero con el control gubernamental de Internet y la censura de lo que los burócratas consideren “peligroso”. Este proyecto de ley, aprobado por el Comité Judicial del Senado fue votado 19-0, pero nunca recibió un voto completo. Seguramente acabará volviendo como con la Ley de Seguridad Cibernética.

Entonces, ¿qué podemos esperar de todo esto?

En primer lugar, debes estar preparado. Ser autosuficiente. No espere que su gobierno acuda en su ayuda cuando necesite alimentos, agua y energía para sobrevivir a una situación caótica. Los burócratas simplemente no vendrán. Los gobiernos, especialmente los grandes, son incapaces de ayudar a todos cuando los desastres, la violencia, el caos y la inestabilidad surgen. En muchos casos, los propios gobiernos, a instancias de los globalistas, causan conflictos y el caos sin tener la mínima intención de ayudar a las personas que lo necesitan. Estar preparado es la clave para sobrevivir a cualquier situación difícil. Ser proactivo y no reactivo es la solución. Ser autosuficiente. No espere a que los supermercados se queda sin alimentos para comenzar a almacenar alimentos no perecederos. Algunas tiendas ya están sin alimentos debido a los precios del petróleo, la escasez artificial y la inestabilidad de las monedas. Ser independiente. Tener su propia fuente de agua. Organizar grupos de barrio para apoyarse mutuamente y mejorar las posibilidades de que su familia supere una crisis y pueda hacer frente a la escasez de alimentos y agua. Sólo se tarda un par de semanas para que las personas que padecen hambre se vuelvan violentos cuando la comida y el agua son escasos o inexistentes. Sólo se necesitan meses para que personas desesperadas maten a otros para sobrevivir. Por último, de ninguna manera usted puede pensar que lo que está sucediendo hoy en el Oriente Medio no puede suceder donde usted vive. Ese sería el mayor error que podría cometer.

Como los medios tradicionales publican mentiras, la gente es cooptada y los globalistas afirmar su poder

Por Luis R. Miranda

The Real Agenda

Marzo 4, 2011

Permítanme ir directo al punto. Glenn Beck no es un patriota ni nada de eso. Beck es una máquina de relaciones públicas para vender publicidad en Fox News. Como él, hay otros muchos en los medios de comunicación, así como muchos “expertos” que manipulan la verdad. Entonces, ¿porqué Glenn Beck habla algunas verdades sobre lo que está sucediendo en Egipto?

Muchas personas en el mundo despertaron a la realidad, y durante este despertar, rechazan las mentiras y la desinformación que ofrecen los medios de comunicación tradicionales y muchos alternativos. Así que los medios de comunicación ahora emplean a una “nueva táctica”. Esta nueva estrategia que consiste en decir algunas verdades a los espectadores, lectores y oyentes, para entonces llenar sus mentes con informaciones falsas o parcialmente falsas. Esto se hace en un intento de salvarse del agujero en el que han caído y por lo que mucha gente no confía en ellos.

En la presentación de informes o la discusión de cualquier asunto, los medios de comunicación dicen a la gente 10 por ciento de la verdad y 90 por ciento del contenido lo llenan de mentiras. Ahí es donde está el truco. Se trata de una operación psicológica (psy-op) para recuperar la confianza pública, pero muchas personas todavía no entienden esto. Los medios de comunicación saben quién es el público, cómo piensan y cómo llegar a ellos. Sus directores y cabecillas emplean las combinaciones de palabras más dulces para atraer y mantener a sus seguidores y tratar de conseguir otros nuevos cada día.

Es por eso que Glenn Beck y otros, a veces dicen a la gente toda la verdad, y a continuación, dicen mentiras. Ejemplos de esto son innecesarios, ya que cualquiera puede verlo no sólo a través de Fox, pero también en CNN, MSNBC, CBS, ABC, Al-Jazeera, Globo, periódicos y revistas populares que enmascaran su agenda con caras bonitas, presentadores que parecen ser inteligentes y estudios modernos y elegantes. Pero el objetivo general es vender mentiras. No hay duda de eso.

Al igual que Glenn Beck presentó en su programa muchas veces, la situación en Egipto hoy en día es una copia de lo que sucedió en Irán en 1979. Pero nadie parece entenderlo muy bien, porque a nadie le importa lo suficiente. Nadie se acuerda de Irán en 1979. La agitación en el Oriente Medio es interminable y muy antigua. Pero es importante saber lo que causa esta inquietud, la persecución, la violencia y la destrucción. Vamos a mencionar sólo algunas razones por las que esta agitación ocurre: sanciones económicas, aranceles, comercio exclusivo, medidas de austeridad, hambre, guerra, opresión, corrupción, explotación laboral y así sucesivamente.

El mundo no está a punto de ser dominado por unas pocas manos, señalo Beck en uno de sus programas. El mundo ha estado en manos de un puñado de personas por lo menos por un siglo. “Los medios de comunicación tradicionales no pueden entender esto”, dijo Beck. Otra mentira. Los medios de comunicación saben muy bien como el mundo funciona, pero no lo explican al público. Beck, así como otros presentadores, saben que si los medios de comunicación dijeran a las masas cómo funcionan realmente las cosas, veriamos la situación en Egipto repitiendose no sólo en el Oriente Medio, sino en otros lugares. En efecto, la revolución en Egipto puede haber comenzado como un movimiento para derrocar a un dictador, pero ciertamente no evolucionó como tal.

Beck tiene razón cuando dice que el conflicto de Oriente Medio está a punto de destruir a Occidente, pero esto no es una sorpresa, ya que siempre fue así. Las potencias militares y económicas occidentales, a través de su complejo militar-industrial, siempre han creado y utilizado conflictos en el Oriente para tener una excusa para llenar sus bolsillos con dinero y acumular control de los recursos y las personas. Nada nuevo aquí.

¿Por qué el Oriente supuestamente odia al Occidente?

El Oriente no odia al Occidente. Esta es otra mentira de los medios tradicionales. Son los globalistas que odian tanto al Oriente como al Occidente y quieren causar conflictos para lograr el control completo de ambos hemisferios, como se había previsto. El conflicto entre las civilizaciones siempre ha sido estimulado por pequeños grupos de personas que tratan de promover el control imperial y acumular poder mientras oprimen al pueblo. Así, los ciudadanos del Oriente no odian a los ciudadanos del Occidente. Los dictadores títeres del Oriente odian a sus pueblos, debido a que venden sus vidas a los controladores en el Oeste. Los presidentes marionetas de Occidente odian a sus conciudadanos, ya que también venden a sus pueblos a los globalistas. Todos los conflictos religiosos y culturales son causados por la introducción de falacias que la gente cree que son reales sobre temas como el multiculturalismo, la “justicia social”, y el radicalismo religioso con el apoyo de frases tales como “usted está de nuestro lado o del lado del enemigo.”

Los medios tradicionales tienen el descaro de culpar a la gente de pensamiento progresista de este desastre que ha estado sucediendo por más tiempo de lo que ningún liberal podía imaginar. La tiranía y la corrupción no son característicos de progresivos o liberales, sino un objetivo histórico de los globalistas. Para ello, se utilizan diferentes nombres, diferentes políticas y, más importante aún, empleando diferentes grupos sociales, religiones, dictadores y presidentes títeres que siguen diferentes ideologías. Por lo tanto, siempre nos puede atar a todos. Las mismas políticas que los medios de comunicación describen como originales del movimiento progresivo también fueron producidos y realizados por los conservadores. Ambos grupos han elaborado y aplicado estas políticas, ya que están bajo el control y son co-optados por las organizaciones y fundaciones globalistas.

Glenn Beck con razón afirma que gran parte del odio hacia el Oeste es causado por la hipocresía occidental, sobre todo la hipocresía estadounidense. En parte esto es verdad. El PERO es que esta hipocresía no es sólo estadounidense u occidental. Los Estados Unidos, así como otros miembros del G-8 y G-20 están dirigidos por gobiernos títeres que llevan a cabo los planes de los globalistas. Por lo tanto, las personas responsables de la hipocresía son los globalistas en control y no los estadounidenses, franceses, británicos, alemanes o griegos. Esta es la diferencia entre la manera en que los medios de comunicación presentan la “realidad” y como esta es verdaderamente.

Se debe dar crédito a los medios tradicionales porque han sido capaces de mantener ocultos los verdaderos controladores “detrás de la cortina”. Al igual que Glenn Beck trató de hacer en su programa el 31 de enero, los medios corporativos se han especializado en mentir con una cara seria. Y nadie puede ser más mentiroso y hacerlo seriamente que el mismo Beck. Además de detallar lo que denominó la “insurrección que viene”, Beck criticó a Hosni Mubarak por sus torturas, secuestros, espionaje y oprimir y abusar del pueblo egipcio. Pero ni él ni ningún otro presentador dijo nada cuando George W. otro Bush -otro presidente títere- hizo exactamente lo mismo durante su administración.

Sin embargo, la farsa ha terminado. Mucha gente aprendió a ver a través de las mentiras la desinformación y ahora reconocen que sus opresores no viven en sus países. También aprendieron que las agendas económicas y políticas que han causado la miseria y el dolor junto con la muerte de miles o millones de sus ciudadanos también llegan desde el extranjero. Ellos no quieren otro títere, quieren construir el país que quieren para ellos y sus familias. Pero la única manera de lograrlo es liberándose de las cadenas que les impiden ser libres.

Como el congresista Ron Paul señaló, es la ocupación estadounidense del Medio Oriente que ha servido como una gran excusa para la formación de grupos radicales, muchos de ellos apoyados por los mismos poderes occidentales que dicen luchar contra el terrorismo. Entre ellas, la Hermandad Musulmana, una creación de las agencias de inteligencia británica.

Las guerras entre civilizaciones no ocurren debido al hecho de que algunas personas son libres y prósperos y otros no. Las guerras más sangrientas de la historia no sucedieron debido a la diversidad religiosa, pero como las diferencias religiosas y movimientos religiosos se han utilizado para crear el odio entre los pueblos.

El complejo industrial militar crearon dictadores de todos los colores y las formas y los pusieron en el poder durante siglos. Sus miembros y los expertos lo han admitido en público. Zbigniew Brzezinski no sólo expresó su preocupación por la creciente oposición en todo el mundo contra la agenda globalista, pero también admitió que él fue personalmente responsable de la creación del dictador oriental Mao Tse Tung, que fue llevado al poder por el movimiento globalista. Lo mismo sucedió con Adolf Hitler. El número de muertes causadas por estos dos tiranos debido a la persecución política, religiosa y de otros tipos se cuentan de forma conservadora en las decenas de millones.

En la actualidad, Estados Unidos es controlado por los globalistas, y estos globalistas apoyan a dictadores en Egipto, Arabia Saudita, Túnez, Yemen y presidentes títeres en América Latina, Europa y otras regiones del mundo. El apoyo de estos dictadores y presidentes títeres se da en una variedad de maneras. Egipto recibe miles de millones de dólares por año, principalmente en ayuda militar. Yemen recibe una gran parte del presupuesto de la USAID. Gran parte de esto, dice la organización, es para los programas relacionados con “la paz y la seguridad.” Y si la ayuda no llega en forma de dinero, como en el caso de Arabia Saudita, se entrega a través de los tratados de armas.

Egipto 2011 es de Irán en 1979

Vamos a explicar esto tan claramente como sea posible. La revolución que está ocurriendo hoy en Egipto y el resto de Africa del Norte es una copia de lo que sucedió en Irán a finales de 1970. Hosni Mubarack era un títere del sindicato del crimen internacional conocido como los globalistas había puesto en el poder. Los globalistas son un grupo de empresas y personas corruptas que controlan casi todos los aspectos de nuestras vidas hoy en día. Lo consiguieron mediante la creación y aplicación de un plan para tener una economía planificada, con desarrollo planificado y controlado, crecimiento controlado, un sistema educativo sirviente para entrenar y no educar a las personas, la formación, entre otras cosas. Este esquema les permitió mantener y aumentar el control sobre la política, economía, investigación, políticas monetarias y fiscales, el uso de los recursos naturales, control de la natalidad, el entretenimiento y los medios de comunicación.

Así como el conflicto en Irán en 1979 no sucedió porque los iraníes querían lograr la democracia, los conflictos en desarrollo en todo el Oriente Medio no es por democracia. Es la misma situación que existía en Irán, donde los estudiantes fueron engañados para que apoyaran la revolución, pero no la revolución popular. La revolución iraní no se trataba de la libertad, y su estado actual es un verdadero ejemplo de ello. Antes de convertirse en lo que es hoy, Irán fue uno de los más fuertes aliados de los Estados Unidos, así como Egipto es hoy en día. Jimmy Carter llegó a hacer un brindis con el Sha de Irán para presentar la prosperidad del país. El Sha era un dictador y un títere, como Mubarak era. El apoyá la tortura de miles de personas y cometió otros delitos que pocos recuerdan. Al igual que en Egipto hoy en día, grupos de estudiantes apoyaron la revolución y establecieron un régimen llamado “moderado”.

Así que vamos a ver … En ambos casos, la revolución fue encabezada por estudiantes co-optados. En ambos casos ellos querían acabar con el reinado de un dictador brutal y en ambos casos no consiguieron sus objetivos. De hecho, terminaron siendo más oprimidos que nunca. En el caso de Irán, un mes después de la revolución de la “libertad”, los EE.UU. decidieron que el Shah no estaba funcionando y enviaron extremistas islámicos para tomar el poder con el ayatolá Komeni a la cabeza. Esta revolución llevó a la crisis de los rehenes en la embajada de Estados Unidos, donde al menos 60 personas fueron secuestradas durante más de un año.

Volviendo al 2011

La solución que los EE.UU. ha estado cocinando durante unos años es la instalación de Mohamed ElBaradei como el salvador de Egipto. El nuevo títere que va a hacer la debida diligencia de los globalistas, como Mubarak lo hizo. Del mismo modo, los otros dictadores en Jordania, Marruecos, Sudán, Pakistán y Afganistán hoy en día hacen su parte para mantener a los globalistas en el poder. Al igual que Barack Obama hace lo mismo en los Estados Unidos e Inácio da Silva, lo hizo hasta el pasado mes de enero de 2011 en Brasil.

Hoy en día, junto con Egipto, países como Argelia, Marruecos, Libia, Sudán, Jordania, Siria y Pakistán muestran revoluciones populares. Todos ellos están gobernados por dictadores que el gobierno títere de EE.UU. ha apoyado a lo largo de los años. ¿Por qué los EE.UU. trata de poner fin a estos regímenes? Debido a que los globalistas son los menos fiables que existen. Hacen cualquier cosa para avanzar su agenda. Tomarán lo que necesitan para aumentar su control y la riqueza. Hosni Mubarak, por ejemplo era uno de esos títeres que poco a poco había conseguido safarse de las garras de los globalistas en muchos aspectos y ya no era dependiente de estos para mantenerse en el poder. Lo mismo sucede con Muammar Kadaffi en Libya, quien auque es un amigo cercano de Tony Blair, no ha recibido un tratamiento muy cordial de parte de sus “dueños”.

La misma gente en el poder son los que provocan y co-optan a la insurgencia en Egipto, Yemen, Turquía, Jordania, Arabia Saudí y otros países alrededor del mundo. Ellos siempre han utilizado los movimientos para engañar a la gente y llevar a cabo su agenda de control. Esto es más claro en las áreas del mundo donde la gente está cansada de ser esclava, pero no sabe cómo lograr un cambio real. Este cambio no es entendido por las masas que simplemente se conforman con las farsas. Ideas como la justicia social y la igualdad son mentiras que se plantan para atraer la atención de la gente. De hecho, el objetivo es establecer un sistema comunista basado en la distribución de la riqueza. Pero esta riqueza no va a terminar en las manos de aquellos que más lo necesitan. Todo lo contrario. Los dineros y recursos terminarán en manos de los globalistas. Estos globalistas controlan todo de lugares donde no hay acuerdos de extradición y de donde no necesitan rendir cuentas. Hasta ahora.

A finales de 2010, la gente en Francia, Grecia, Irlanda e Italia expresaron su ira en las calles por los planes de austeridad diseñados por sus gobiernos, así como los recortes salariales, la confiscación de los fondos de pensiones públicos y privados, etc
¿Cuáles son las implicaciones del odio globalista?

Es el odio globalista hacia el pueblo, el verdadero capitalismo y el libre mercado que ha destruido un sistema que, aunque imperfecto, podría haber ayudado a mejorar las condiciones de vida de miles de personas más. Pero las políticas de desregulación les ha permitido hacer lo que querían y sus ingresos han crecido fuera de control. ¿Entonces por qué los globalistas quieren derrumbar su propio sistema para crear conflictos en África, Oriente Medio, Europa y Asia? Esta no es la pregunta correcta. La pregunta correcta es: ¿por qué no? Esto les daría la excusa perfecta para lanzar su tan esperado asalto militar contra el pueblo e imponer ley marcial y la militarización de básicamente todo el mundo bajo el pretexto de la seguridad nacional o internacional. Podrían prohibirlos viajes, el comercio y, de hecho, suspender toda la actividad económica como se conoce hoy en día. Todo en nombre de la paz y la seguridad, por supuesto. En el marco del Tratado START, el ejército del mundo podría ser finalmente enviado a continuar su misión de mantener “la paz y la seguridad” cuando sea necesario y, a través de la cláusula de emergencia, obligar a todos los miembros de la ONU a dar sus armas a las Naciones Unidas.

Por otra parte, podrían imponer sus nuevas regulaciones sobre la producción de alimentos, leyes para el uso de energía con tecnología ‘smart grid’ con la falsa excusa del calentamiento global antropogénico, la prohibición formal de la libertad de expresión, la creación de “zonas la libertad de expresión”, más regulación y control de los medios de comunicación, la censura de los medios alternativos y así sucesivamente. Como están las cosas ahora, los precios de los alimentos aumentaron sólo en el último año en un 3,4 por ciento en muchos países del mundo occidental. La disponibilidad de alimentos es una de las herramientas favoritas de los globalistas para esclavizar a la gente. El hambre es una de las razones por las que muchos ciudadanos pobres protestan en las calles de hoy. ¿Quién controla la producción y distribución de alimentos mantiene como rehenes al resto. El impulso por un sistema centralizado con normas en el marco del Codex Alimentarius proporciona un control casi total de los gobiernos cuando se trata de la producción de alimentos, mientras que se prohíbe la producción agrícola en pequeñas fincas y la medicina alternativa.

De acuerdo con las leyes de uso de la energía recientemente aprobadas, los países cuyos gobiernos apoyan la imposición de cargos por las emisiones de carbono, podrán imponer límites a la cantidad de energía que la gente puede utilizar así como restricciones a los distintos tipos de producción de energía, impuestos y otros cargos para las pequeñas y medianas empresas en función del tipo de energía que utilizan. En otros casos, los obligan a comprar créditos de carbono. Con el nuevo sistema a ser implementado, los gobiernos utilizan la tecnología del tipo ‘smart grid’ para regular cómo los ciudadanos y las pequeñas empresas usan energía, mientras que eximen a las grandes corporaciones. Las subvenciones del gobierno facilitarán la adquisición e instalación de medidores inteligentes que permiten a los gobiernos controlar de forma remota, quien puede utilizar la energía, cuánto y cuándo. Muchos profesionales de seguridad han puesto en duda el uso de estos medidores, pero la burocracia ha encontrado una manera de eludir las críticas e insisten en su uso.

Si usted es uno de los que odian la intervención del gobierno, o simplemente prefiere mantener su privacidad intacta, esto son malas noticias. El protestar contra el control del gobierno será más difícil cada día. La libertad de expresión es otro de nuestros derechos que puede llegar a ser un lujo. Como hemos visto en América del Norte, América Latina, África y los dictadores de Oriente Medio a los globalistas no les gusta la oposición de la opinión pública. Por lo tanto, establecieron las llamadas “zonas de libertad de expresión” en escuelas y lugares públicos. Estas áreas se encuentran fuera de la vista y la mente de las personas, haciendo que la protesta pública sea inocua. Los que no se atreven a seguir las reglas son inmediatamente atacados con aerosol de pimienta, perros de la policía o cañones de sonido.

La libertad de expresión no se eliminará por completo a menos que el gobierno controle los medios de comunicación. ¿Cómo lo hacen? No mediante el envío de un grupo de matones para hacerse cargo de las transmisiones, las ondas de radio o las prensas. La técnica del siglo XXI es comprar los medios de comunicación con dinero de los contribuyentes. Y cuando se trata de medios alternativos como los blogs, sitios de noticias y los productores independientes, están trabajando en un “kill switch” para Internet, que permite censurar segmentos completos de la red en bloque. Mientras tanto, los ingenieros y los defensores de la seguridad y la privacidad advirtieron en septiembre de 2010, sobre un proyecto de ley que circulaba en el Congreso que efectivamente impondría la censura en Internet. El proyecto conocido como la Ley Contra la Violación de Derechos de Autor, fue patrocinada por los miembros de ambos partidos Republicano y Demócrata. “Si esta ley se hubiese pasado hace cinco o 10 años, YouTube no existiría hoy”, dijo Peter Eckersley, técnico senior de la Electronic Frontier Foundation. El proyecto no tiene nada que ver con la infracción de derechos de autor, por supuesto, pero con el control gubernamental de Internet y la censura de lo que los burócratas consideren “peligroso”. Este proyecto de ley, aprobado por el Comité Judicial del Senado fue votado 19-0, pero nunca recibió un voto completo. Seguramente acabará volviendo como con la Ley de Seguridad Cibernética.

Entonces, ¿qué podemos esperar de todo esto?

En primer lugar, debes estar preparado. Ser autosuficiente. No espere que su gobierno acuda en su ayuda cuando necesite alimentos, agua y energía para sobrevivir a una situación caótica. Los burócratas simplemente no vendrán. Los gobiernos, especialmente los grandes, son incapaces de ayudar a todos cuando los desastres, la violencia, el caos y la inestabilidad surgen. En muchos casos, los propios gobiernos, a instancias de los globalistas, causan conflictos y el caos sin tener la mínima intención de ayudar a las personas que lo necesitan. Estar preparado es la clave para sobrevivir a cualquier situación difícil. Ser proactivo y no reactivo es la solución. Ser autosuficiente. No espere a que los supermercados se queda sin alimentos para comenzar a almacenar alimentos no perecederos. Algunas tiendas ya están sin alimentos debido a los precios del petróleo, la escasez artificial y la inestabilidad de las monedas. Ser independiente. Tener su propia fuente de agua. Organizar grupos de barrio para apoyarse mutuamente y mejorar las posibilidades de que su familia supere una crisis y pueda hacer frente a la escasez de alimentos y agua. Sólo se tarda un par de semanas para que las personas que padecen hambre se vuelvan violentos cuando la comida y el agua son escasos o inexistentes. Sólo se necesitan meses para que personas desesperadas maten a otros para sobrevivir. Por último, de ninguna manera usted puede pensar que lo que está sucediendo hoy en el Oriente Medio no puede suceder donde usted vive. Ese sería el mayor error que podría cometer.

Como los medios tradicionales publican mentiras, la gente es cooptada y los globalistas afirmar su poder

Por Luis R. Miranda

The Real Agenda

Marzo 4, 2011

Permítanme ir directo al punto. Glenn Beck no es un patriota ni nada de eso. Beck es una máquina de relaciones públicas para vender publicidad en Fox News. Como él, hay otros muchos en los medios de comunicación, así como muchos “expertos” que manipulan la verdad. Entonces, ¿porqué Glenn Beck habla algunas verdades sobre lo que está sucediendo en Egipto?

Muchas personas en el mundo despertaron a la realidad, y durante este despertar, rechazan las mentiras y la desinformación que ofrecen los medios de comunicación tradicionales y muchos alternativos. Así que los medios de comunicación ahora emplean a una “nueva táctica”. Esta nueva estrategia que consiste en decir algunas verdades a los espectadores, lectores y oyentes, para entonces llenar sus mentes con informaciones falsas o parcialmente falsas. Esto se hace en un intento de salvarse del agujero en el que han caído y por lo que mucha gente no confía en ellos.

En la presentación de informes o la discusión de cualquier asunto, los medios de comunicación dicen a la gente 10 por ciento de la verdad y 90 por ciento del contenido lo llenan de mentiras. Ahí es donde está el truco. Se trata de una operación psicológica (psy-op) para recuperar la confianza pública, pero muchas personas todavía no entienden esto. Los medios de comunicación saben quién es el público, cómo piensan y cómo llegar a ellos. Sus directores y cabecillas emplean las combinaciones de palabras más dulces para atraer y mantener a sus seguidores y tratar de conseguir otros nuevos cada día.

Es por eso que Glenn Beck y otros, a veces dicen a la gente toda la verdad, y a continuación, dicen mentiras. Ejemplos de esto son innecesarios, ya que cualquiera puede verlo no sólo a través de Fox, pero también en CNN, MSNBC, CBS, ABC, Al-Jazeera, Globo, periódicos y revistas populares que enmascaran su agenda con caras bonitas, presentadores que parecen ser inteligentes y estudios modernos y elegantes. Pero el objetivo general es vender mentiras. No hay duda de eso.

Al igual que Glenn Beck presentó en su programa muchas veces, la situación en Egipto hoy en día es una copia de lo que sucedió en Irán en 1979. Pero nadie parece entenderlo muy bien, porque a nadie le importa lo suficiente. Nadie se acuerda de Irán en 1979. La agitación en el Oriente Medio es interminable y muy antigua. Pero es importante saber lo que causa esta inquietud, la persecución, la violencia y la destrucción. Vamos a mencionar sólo algunas razones por las que esta agitación ocurre: sanciones económicas, aranceles, comercio exclusivo, medidas de austeridad, hambre, guerra, opresión, corrupción, explotación laboral y así sucesivamente.

El mundo no está a punto de ser dominado por unas pocas manos, señalo Beck en uno de sus programas. El mundo ha estado en manos de un puñado de personas por lo menos por un siglo. “Los medios de comunicación tradicionales no pueden entender esto”, dijo Beck. Otra mentira. Los medios de comunicación saben muy bien como el mundo funciona, pero no lo explican al público. Beck, así como otros presentadores, saben que si los medios de comunicación dijeran a las masas cómo funcionan realmente las cosas, veriamos la situación en Egipto repitiendose no sólo en el Oriente Medio, sino en otros lugares. En efecto, la revolución en Egipto puede haber comenzado como un movimiento para derrocar a un dictador, pero ciertamente no evolucionó como tal.

Beck tiene razón cuando dice que el conflicto de Oriente Medio está a punto de destruir a Occidente, pero esto no es una sorpresa, ya que siempre fue así. Las potencias militares y económicas occidentales, a través de su complejo militar-industrial, siempre han creado y utilizado conflictos en el Oriente para tener una excusa para llenar sus bolsillos con dinero y acumular control de los recursos y las personas. Nada nuevo aquí.

¿Por qué el Oriente supuestamente odia al Occidente?

El Oriente no odia al Occidente. Esta es otra mentira de los medios tradicionales. Son los globalistas que odian tanto al Oriente como al Occidente y quieren causar conflictos para lograr el control completo de ambos hemisferios, como se había previsto. El conflicto entre las civilizaciones siempre ha sido estimulado por pequeños grupos de personas que tratan de promover el control imperial y acumular poder mientras oprimen al pueblo. Así, los ciudadanos del Oriente no odian a los ciudadanos del Occidente. Los dictadores títeres del Oriente odian a sus pueblos, debido a que venden sus vidas a los controladores en el Oeste. Los presidentes marionetas de Occidente odian a sus conciudadanos, ya que también venden a sus pueblos a los globalistas. Todos los conflictos religiosos y culturales son causados por la introducción de falacias que la gente cree que son reales sobre temas como el multiculturalismo, la “justicia social”, y el radicalismo religioso con el apoyo de frases tales como “usted está de nuestro lado o del lado del enemigo.”

Los medios tradicionales tienen el descaro de culpar a la gente de pensamiento progresista de este desastre que ha estado sucediendo por más tiempo de lo que ningún liberal podía imaginar. La tiranía y la corrupción no son característicos de progresivos o liberales, sino un objetivo histórico de los globalistas. Para ello, se utilizan diferentes nombres, diferentes políticas y, más importante aún, empleando diferentes grupos sociales, religiones, dictadores y presidentes títeres que siguen diferentes ideologías. Por lo tanto, siempre nos puede atar a todos. Las mismas políticas que los medios de comunicación describen como originales del movimiento progresivo también fueron producidos y realizados por los conservadores. Ambos grupos han elaborado y aplicado estas políticas, ya que están bajo el control y son co-optados por las organizaciones y fundaciones globalistas.

Glenn Beck con razón afirma que gran parte del odio hacia el Oeste es causado por la hipocresía occidental, sobre todo la hipocresía estadounidense. En parte esto es verdad. El PERO es que esta hipocresía no es sólo estadounidense u occidental. Los Estados Unidos, así como otros miembros del G-8 y G-20 están dirigidos por gobiernos títeres que llevan a cabo los planes de los globalistas. Por lo tanto, las personas responsables de la hipocresía son los globalistas en control y no los estadounidenses, franceses, británicos, alemanes o griegos. Esta es la diferencia entre la manera en que los medios de comunicación presentan la “realidad” y como esta es verdaderamente.

Se debe dar crédito a los medios tradicionales porque han sido capaces de mantener ocultos los verdaderos controladores “detrás de la cortina”. Al igual que Glenn Beck trató de hacer en su programa el 31 de enero, los medios corporativos se han especializado en mentir con una cara seria. Y nadie puede ser más mentiroso y hacerlo seriamente que el mismo Beck. Además de detallar lo que denominó la “insurrección que viene”, Beck criticó a Hosni Mubarak por sus torturas, secuestros, espionaje y oprimir y abusar del pueblo egipcio. Pero ni él ni ningún otro presentador dijo nada cuando George W. otro Bush -otro presidente títere- hizo exactamente lo mismo durante su administración.

Sin embargo, la farsa ha terminado. Mucha gente aprendió a ver a través de las mentiras la desinformación y ahora reconocen que sus opresores no viven en sus países. También aprendieron que las agendas económicas y políticas que han causado la miseria y el dolor junto con la muerte de miles o millones de sus ciudadanos también llegan desde el extranjero. Ellos no quieren otro títere, quieren construir el país que quieren para ellos y sus familias. Pero la única manera de lograrlo es liberándose de las cadenas que les impiden ser libres.

Como el congresista Ron Paul señaló, es la ocupación estadounidense del Medio Oriente que ha servido como una gran excusa para la formación de grupos radicales, muchos de ellos apoyados por los mismos poderes occidentales que dicen luchar contra el terrorismo. Entre ellas, la Hermandad Musulmana, una creación de las agencias de inteligencia británica.

Las guerras entre civilizaciones no ocurren debido al hecho de que algunas personas son libres y prósperos y otros no. Las guerras más sangrientas de la historia no sucedieron debido a la diversidad religiosa, pero como las diferencias religiosas y movimientos religiosos se han utilizado para crear el odio entre los pueblos.

El complejo industrial militar crearon dictadores de todos los colores y las formas y los pusieron en el poder durante siglos. Sus miembros y los expertos lo han admitido en público. Zbigniew Brzezinski no sólo expresó su preocupación por la creciente oposición en todo el mundo contra la agenda globalista, pero también admitió que él fue personalmente responsable de la creación del dictador oriental Mao Tse Tung, que fue llevado al poder por el movimiento globalista. Lo mismo sucedió con Adolf Hitler. El número de muertes causadas por estos dos tiranos debido a la persecución política, religiosa y de otros tipos se cuentan de forma conservadora en las decenas de millones.

En la actualidad, Estados Unidos es controlado por los globalistas, y estos globalistas apoyan a dictadores en Egipto, Arabia Saudita, Túnez, Yemen y presidentes títeres en América Latina, Europa y otras regiones del mundo. El apoyo de estos dictadores y presidentes títeres se da en una variedad de maneras. Egipto recibe miles de millones de dólares por año, principalmente en ayuda militar. Yemen recibe una gran parte del presupuesto de la USAID. Gran parte de esto, dice la organización, es para los programas relacionados con “la paz y la seguridad.” Y si la ayuda no llega en forma de dinero, como en el caso de Arabia Saudita, se entrega a través de los tratados de armas.

Egipto 2011 es de Irán en 1979

Vamos a explicar esto tan claramente como sea posible. La revolución que está ocurriendo hoy en Egipto y el resto de Africa del Norte es una copia de lo que sucedió en Irán a finales de 1970. Hosni Mubarack era un títere del sindicato del crimen internacional conocido como los globalistas había puesto en el poder. Los globalistas son un grupo de empresas y personas corruptas que controlan casi todos los aspectos de nuestras vidas hoy en día. Lo consiguieron mediante la creación y aplicación de un plan para tener una economía planificada, con desarrollo planificado y controlado, crecimiento controlado, un sistema educativo sirviente para entrenar y no educar a las personas, la formación, entre otras cosas. Este esquema les permitió mantener y aumentar el control sobre la política, economía, investigación, políticas monetarias y fiscales, el uso de los recursos naturales, control de la natalidad, el entretenimiento y los medios de comunicación.

Así como el conflicto en Irán en 1979 no sucedió porque los iraníes querían lograr la democracia, los conflictos en desarrollo en todo el Oriente Medio no es por democracia. Es la misma situación que existía en Irán, donde los estudiantes fueron engañados para que apoyaran la revolución, pero no la revolución popular. La revolución iraní no se trataba de la libertad, y su estado actual es un verdadero ejemplo de ello. Antes de convertirse en lo que es hoy, Irán fue uno de los más fuertes aliados de los Estados Unidos, así como Egipto es hoy en día. Jimmy Carter llegó a hacer un brindis con el Sha de Irán para presentar la prosperidad del país. El Sha era un dictador y un títere, como Mubarak era. El apoyá la tortura de miles de personas y cometió otros delitos que pocos recuerdan. Al igual que en Egipto hoy en día, grupos de estudiantes apoyaron la revolución y establecieron un régimen llamado “moderado”.

Así que vamos a ver … En ambos casos, la revolución fue encabezada por estudiantes co-optados. En ambos casos ellos querían acabar con el reinado de un dictador brutal y en ambos casos no consiguieron sus objetivos. De hecho, terminaron siendo más oprimidos que nunca. En el caso de Irán, un mes después de la revolución de la “libertad”, los EE.UU. decidieron que el Shah no estaba funcionando y enviaron extremistas islámicos para tomar el poder con el ayatolá Komeni a la cabeza. Esta revolución llevó a la crisis de los rehenes en la embajada de Estados Unidos, donde al menos 60 personas fueron secuestradas durante más de un año.

Volviendo al 2011

La solución que los EE.UU. ha estado cocinando durante unos años es la instalación de Mohamed ElBaradei como el salvador de Egipto. El nuevo títere que va a hacer la debida diligencia de los globalistas, como Mubarak lo hizo. Del mismo modo, los otros dictadores en Jordania, Marruecos, Sudán, Pakistán y Afganistán hoy en día hacen su parte para mantener a los globalistas en el poder. Al igual que Barack Obama hace lo mismo en los Estados Unidos e Inácio da Silva, lo hizo hasta el pasado mes de enero de 2011 en Brasil.

Hoy en día, junto con Egipto, países como Argelia, Marruecos, Libia, Sudán, Jordania, Siria y Pakistán muestran revoluciones populares. Todos ellos están gobernados por dictadores que el gobierno títere de EE.UU. ha apoyado a lo largo de los años. ¿Por qué los EE.UU. trata de poner fin a estos regímenes? Debido a que los globalistas son los menos fiables que existen. Hacen cualquier cosa para avanzar su agenda. Tomarán lo que necesitan para aumentar su control y la riqueza. Hosni Mubarak, por ejemplo era uno de esos títeres que poco a poco había conseguido safarse de las garras de los globalistas en muchos aspectos y ya no era dependiente de estos para mantenerse en el poder. Lo mismo sucede con Muammar Kadaffi en Libya, quien auque es un amigo cercano de Tony Blair, no ha recibido un tratamiento muy cordial de parte de sus “dueños”.

La misma gente en el poder son los que provocan y co-optan a la insurgencia en Egipto, Yemen, Turquía, Jordania, Arabia Saudí y otros países alrededor del mundo. Ellos siempre han utilizado los movimientos para engañar a la gente y llevar a cabo su agenda de control. Esto es más claro en las áreas del mundo donde la gente está cansada de ser esclava, pero no sabe cómo lograr un cambio real. Este cambio no es entendido por las masas que simplemente se conforman con las farsas. Ideas como la justicia social y la igualdad son mentiras que se plantan para atraer la atención de la gente. De hecho, el objetivo es establecer un sistema comunista basado en la distribución de la riqueza. Pero esta riqueza no va a terminar en las manos de aquellos que más lo necesitan. Todo lo contrario. Los dineros y recursos terminarán en manos de los globalistas. Estos globalistas controlan todo de lugares donde no hay acuerdos de extradición y de donde no necesitan rendir cuentas. Hasta ahora.

A finales de 2010, la gente en Francia, Grecia, Irlanda e Italia expresaron su ira en las calles por los planes de austeridad diseñados por sus gobiernos, así como los recortes salariales, la confiscación de los fondos de pensiones públicos y privados, etc
¿Cuáles son las implicaciones del odio globalista?

Es el odio globalista hacia el pueblo, el verdadero capitalismo y el libre mercado que ha destruido un sistema que, aunque imperfecto, podría haber ayudado a mejorar las condiciones de vida de miles de personas más. Pero las políticas de desregulación les ha permitido hacer lo que querían y sus ingresos han crecido fuera de control. ¿Entonces por qué los globalistas quieren derrumbar su propio sistema para crear conflictos en África, Oriente Medio, Europa y Asia? Esta no es la pregunta correcta. La pregunta correcta es: ¿por qué no? Esto les daría la excusa perfecta para lanzar su tan esperado asalto militar contra el pueblo e imponer ley marcial y la militarización de básicamente todo el mundo bajo el pretexto de la seguridad nacional o internacional. Podrían prohibirlos viajes, el comercio y, de hecho, suspender toda la actividad económica como se conoce hoy en día. Todo en nombre de la paz y la seguridad, por supuesto. En el marco del Tratado START, el ejército del mundo podría ser finalmente enviado a continuar su misión de mantener “la paz y la seguridad” cuando sea necesario y, a través de la cláusula de emergencia, obligar a todos los miembros de la ONU a dar sus armas a las Naciones Unidas.

Por otra parte, podrían imponer sus nuevas regulaciones sobre la producción de alimentos, leyes para el uso de energía con tecnología ‘smart grid’ con la falsa excusa del calentamiento global antropogénico, la prohibición formal de la libertad de expresión, la creación de “zonas la libertad de expresión”, más regulación y control de los medios de comunicación, la censura de los medios alternativos y así sucesivamente. Como están las cosas ahora, los precios de los alimentos aumentaron sólo en el último año en un 3,4 por ciento en muchos países del mundo occidental. La disponibilidad de alimentos es una de las herramientas favoritas de los globalistas para esclavizar a la gente. El hambre es una de las razones por las que muchos ciudadanos pobres protestan en las calles de hoy. ¿Quién controla la producción y distribución de alimentos mantiene como rehenes al resto. El impulso por un sistema centralizado con normas en el marco del Codex Alimentarius proporciona un control casi total de los gobiernos cuando se trata de la producción de alimentos, mientras que se prohíbe la producción agrícola en pequeñas fincas y la medicina alternativa.

De acuerdo con las leyes de uso de la energía recientemente aprobadas, los países cuyos gobiernos apoyan la imposición de cargos por las emisiones de carbono, podrán imponer límites a la cantidad de energía que la gente puede utilizar así como restricciones a los distintos tipos de producción de energía, impuestos y otros cargos para las pequeñas y medianas empresas en función del tipo de energía que utilizan. En otros casos, los obligan a comprar créditos de carbono. Con el nuevo sistema a ser implementado, los gobiernos utilizan la tecnología del tipo ‘smart grid’ para regular cómo los ciudadanos y las pequeñas empresas usan energía, mientras que eximen a las grandes corporaciones. Las subvenciones del gobierno facilitarán la adquisición e instalación de medidores inteligentes que permiten a los gobiernos controlar de forma remota, quien puede utilizar la energía, cuánto y cuándo. Muchos profesionales de seguridad han puesto en duda el uso de estos medidores, pero la burocracia ha encontrado una manera de eludir las críticas e insisten en su uso.

Si usted es uno de los que odian la intervención del gobierno, o simplemente prefiere mantener su privacidad intacta, esto son malas noticias. El protestar contra el control del gobierno será más difícil cada día. La libertad de expresión es otro de nuestros derechos que puede llegar a ser un lujo. Como hemos visto en América del Norte, América Latina, África y los dictadores de Oriente Medio a los globalistas no les gusta la oposición de la opinión pública. Por lo tanto, establecieron las llamadas “zonas de libertad de expresión” en escuelas y lugares públicos. Estas áreas se encuentran fuera de la vista y la mente de las personas, haciendo que la protesta pública sea inocua. Los que no se atreven a seguir las reglas son inmediatamente atacados con aerosol de pimienta, perros de la policía o cañones de sonido.

La libertad de expresión no se eliminará por completo a menos que el gobierno controle los medios de comunicación. ¿Cómo lo hacen? No mediante el envío de un grupo de matones para hacerse cargo de las transmisiones, las ondas de radio o las prensas. La técnica del siglo XXI es comprar los medios de comunicación con dinero de los contribuyentes. Y cuando se trata de medios alternativos como los blogs, sitios de noticias y los productores independientes, están trabajando en un “kill switch” para Internet, que permite censurar segmentos completos de la red en bloque. Mientras tanto, los ingenieros y los defensores de la seguridad y la privacidad advirtieron en septiembre de 2010, sobre un proyecto de ley que circulaba en el Congreso que efectivamente impondría la censura en Internet. El proyecto conocido como la Ley Contra la Violación de Derechos de Autor, fue patrocinada por los miembros de ambos partidos Republicano y Demócrata. “Si esta ley se hubiese pasado hace cinco o 10 años, YouTube no existiría hoy”, dijo Peter Eckersley, técnico senior de la Electronic Frontier Foundation. El proyecto no tiene nada que ver con la infracción de derechos de autor, por supuesto, pero con el control gubernamental de Internet y la censura de lo que los burócratas consideren “peligroso”. Este proyecto de ley, aprobado por el Comité Judicial del Senado fue votado 19-0, pero nunca recibió un voto completo. Seguramente acabará volviendo como con la Ley de Seguridad Cibernética.

Entonces, ¿qué podemos esperar de todo esto?

En primer lugar, debes estar preparado. Ser autosuficiente. No espere que su gobierno acuda en su ayuda cuando necesite alimentos, agua y energía para sobrevivir a una situación caótica. Los burócratas simplemente no vendrán. Los gobiernos, especialmente los grandes, son incapaces de ayudar a todos cuando los desastres, la violencia, el caos y la inestabilidad surgen. En muchos casos, los propios gobiernos, a instancias de los globalistas, causan conflictos y el caos sin tener la mínima intención de ayudar a las personas que lo necesitan. Estar preparado es la clave para sobrevivir a cualquier situación difícil. Ser proactivo y no reactivo es la solución. Ser autosuficiente. No espere a que los supermercados se queda sin alimentos para comenzar a almacenar alimentos no perecederos. Algunas tiendas ya están sin alimentos debido a los precios del petróleo, la escasez artificial y la inestabilidad de las monedas. Ser independiente. Tener su propia fuente de agua. Organizar grupos de barrio para apoyarse mutuamente y mejorar las posibilidades de que su familia supere una crisis y pueda hacer frente a la escasez de alimentos y agua. Sólo se tarda un par de semanas para que las personas que padecen hambre se vuelvan violentos cuando la comida y el agua son escasos o inexistentes. Sólo se necesitan meses para que personas desesperadas maten a otros para sobrevivir. Por último, de ninguna manera usted puede pensar que lo que está sucediendo hoy en el Oriente Medio no puede suceder donde usted vive. Ese sería el mayor error que podría cometer.

Hay que Matar Bebes para Salvar el Planeta

Por Paul Joseph Watson
Versión Español Luis R. Miranda

Tras ser revelado un plan de las Naciones Unidas que describe como reemplazar alarmismo sobre el calentamiento global con la amenaza de la sobrepoblación, un informe de la revista Scientific American imita exactamente el punto del que habla este informe, empujando la idea de que los programas de aborto en masa y control de la natalidad deben ser alentados a fin de reducir la cantidad de seres humanos en el planeta quienes exhalan dióxido de carbono.

“En última instancia, la planificación familiar sola – como el uso de condones y otros servicios de salud reproductiva – en algunas partes del mundo con crecimiento de la población, incluidos los EE.UU., podría frenar el crecimiento de la población de manera significativa, este análisis encuentra”, escribe David Biello.

Para respaldar su argumento, Biello enlaza a un artículo completamente desacreditado del eugenista Paul Ehrlich, quien una vez afirmó que “todo el mundo iba a desaparecer en una nube de vapor de agua azul.”

Ehrlich, quien co-escribió el libro Ecoscience con El ahora Czar Ambiental de la Casa Blanca, John P. Holdren, aboga por poner drogas en el suministro de agua para esterilizar a las personas, forzar abortos, y establecer una dictadura tiránica eco-fascista dirigida por un “régimen planetario”.  Ehrlich es famoso por sus predicciones inexactas sobre cómo la sobrepoblación destruiría el medio ambiente.

El artículo citado por Biello aboga por una campaña masiva de relaciones públicas dirigidas a las mujeres para animarlas a tener abortos con el fin de reducir la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera. En otras palabras, más bebés deben ser sacrificados para evitar la exhalación de CO2. Coincidentemente, la portada de la revista Scientific American en la que aparece el artículo, presenta un conjunto de cráneos humanos como ilustración.

Como se reveló en un informe el mes pasado, la agenda verdadera detrás de avivar las mentiras  y temores acerca de la sobrepoblación es reducir los niveles de vida a nivel mundial, impidiendo que el tercer mundo nunca llegue a ser económicamente próspero, a la vez que evisceran las clases medias de las naciones occidentales.

Un plan de la ONU habla de su proyecto para revitalizar el movimiento hacia un gobierno mundial y esboza un plan para relacionar el calentamiento global con la “sobrepoblación” como una forma de desmantelar las clases medias a través de la “redistribución de la riqueza” y el aumento de la inmigración.  Esto daría un nuevo impulso a la búsqueda de un gobierno mundial.

El objetivo de las instituciones globalistas es de “limitar y reorientar las aspiraciones de una vida mejor de la creciente clase media en todo el mundo”, es decir, reducir el nivel de vida de las clases medias en el oeste de Europa y América.

Del mismo modo, en su informe, Biello condena la posibilidad de que “un número mayor de personas con poder adquisitivo superior” de lugar a un mayor consumo, una vez más, revelando el fervor eugenista que los ambientalistas que abrazan en forma deliberada la Idea de prevenir que el   tercer mundo salga de la pobreza y el hambre.

En realidad, cada vez que un país puede desarrollarse y ser más próspero, las cifras de población caen de forma natural, lo que subraya el hecho de que a los ecologistas no les importa realmente la amenaza que representa la sobrepoblación, su principal preocupación es la amenaza que representa a la élite una clase media fuerte a nivel mundial.

Los controles ambientales que impiden que las naciones del tercer mundo desarrollen su  infraestructura son los que están impulsando la sobrepoblación, el hambre y la miseria, que es precisamente lo que los elitistas quieren que siga existiendo.

Las advertencias sobre la amenaza que representa la sobrepoblación son fundamentalmente defectuosas. En realidad, la despoblación será vista como el mayor peligro para la prosperidad humana en la segunda mitad del siglo 21.

Las propias cifras de la ONU indican claramente que la población se estabilizará en 2020 y luego caerá dramáticamente después de 2050. Como The Economist informó: “La fertilidad está cayendo y las familias se están reduciendo en lugares-como Brasil, Indonesia, e incluso partes de la India-donde la gente piensa que la fertilidad es mayor. Como nuestra información muestra, la tasa de fecundidad media del planeta ahora es 2.1 o menos, lo cual es el número consistente con una población estable que se suele denominar como “la tasa de reposición de la fertilidad”. En algún momento entre 2020 y 2050 la tasa mundial de fecundidad quedará por debajo de la tasa de sustitución global “.

Por supuesto, la agenda globalista para reducir la población mundial hasta en un 80% en el nombre de salvar el medio ambiente, una cifra alcanzable sólo a través de medidas draconianas y genocidas, no tiene nada que ver con el medio ambiente y todo lo relacionado con controlar a los ciudadanos para que puedan ser más fácilmente manipulados en un sistema de neo feudalismo.

El plan eco-fascista de Holdren y Ehrlich para esterilizar a las personas a través del suministro de agua ya está en vigencia.  La fertilidad masculina se ha reducido exponencialmente a través del uso productos químicos que contaminan nuestros ríos y lagos, mientras que antiandrógenos que se rocían en nuestros alimentos en forma de pesticidas feminizan a la población masculina.

La cuenta global de esperma ha bajado en un tercio desde 1989 y a la mitad en los últimos 50 años. La tasa de disminución se acelera a medida que más y más parejas con dificultades para tener hijos. En los estudios de los hombres blancos europeos, la tasa de disminución es hasta un 50 por ciento en los últimos 30 años. En Italia, esto equivale a una reducción de la población nativa de un 22 por ciento para 2050. La reducción de la población ya está ocurriendo entre los residentes nativos en muchas zonas de Europa y América.

El orden del día para reducir la población mundial, un proceso que, naturalmente, se podría lograr mediante la mitigación de la pobreza del tercer mundo y la elevación del nivel de vida de las personas en todo el mundo, es en lugar logrado con el envenenamiento masivo intencional de los alimentos y los suministros de agua.

Además, los gobiernos ya están desarrollando bombas de neutrones que destruyen los seres humanos, no los edificios, “la limpieza étnica extrema en un mundo cada vez más poblado”, según el Informe de Ministerio Británico de Defensa de 2007, que predijo que su uso podría conducir a la aplicación “de fuerza letal sin intervención humana, elevando consecuentes problemas jurídicos y éticos. ”

En los siguientes videos se muestra como la sobrepoblación es un mito. Los globalistas y sus secuaces eugenistas han tergiversado las estadísticas de población durante décadas para justificar su agenda para acabar con gran parte de la población. Si esta agenda genocida sigue, la humanidad seguirá el camino del Brontosaurio. Lea aquí la ciencia detrás de la cuestión de la población en el planeta.