G-20: Bancos deben reservar su dinero para la Crisis que viene

El Sindicato del Crimen Internacional, mejor conocido como el G-20, determinó en su última reunión que la etapa final del colapso y consolidación de la economía global comenzará en 2012 y terminará en 2016 con la liquidación de todos los países que estén en deuda con el FMI y el Banco Mundial.

Por Luis Miranda
The Real Agenda
junio 30, 2010

Los banqueros y los miembros del G20 tienen formas directas e indirectas a hablar con el público. Al final de la última reunión del

De derecha a izquierda: Stephen Harper, Primer Ministro Canadiense; David Cameron, Primer Ministro del Reino Unido y Barack Hussein Obama, Presidente de Estados Unidos.

G20 en Toronto, ambos grupos han hablado claramente acerca de lo que tienen en mente para el futuro. En primer lugar, que sólo están interesados en contribuir al proceso de consolidación global. En segundo lugar, se ampliará la actual depresión poco a poco con el corte el dinero disponible para préstamos. En tercer lugar, continuarán sus programas de austeridad en los países para matar lentamente sus economías y consolidar cada uno de ellos. En cuarto lugar, ahora que se robaron los impuestos de los pueblos mediante sus paquetes de rescate, planean robar a los accionistas mediante un nuevo paquete de rescate que deberá ser pagado por los inversionistas. En quinto lugar, hipócrita e irresponsablemente, piensan que el ahorro de 130 mil millones de libras creará una garantía para la economía, ya que sólo la deuda del régimen de derivativos llega al cuatrillón de dólares. Y, por último, quieren consolidar la implosión final, que de acuerdo con su declaración, puede comenzar a partir de 2012.

Si todo esto le parece confuso, por favor déjeme explicar.

Empecemos por recordar que el G-20, y en especial el G-8 comandados por los baqueros, fueron los que provocaron la actual crisis financiera. Lo hicieron a través de sus empresas de fachada, por ejemplo, los bancos que han implementado una serie de mecanismos de corrupción y la quiebra de las economías de países enteros, a través de riesgo de inversión y, a veces, productos financieros inexistentes. Estos planes se llevaron a cabo después de dos décadas, donde la mayoría de las normas establecidas para prevenir el fraude financiero se eliminaron como una excusa para mejorar el libre mercado. La desregulación ha permitido la creación de planes de inversión falsos que los bancos más tarde ofrecieron a los países, estados y municipios, a menudo a través de los gobiernos y que les permitió adquirir la totalidad de su infraestructura y dinero mediante la emisión de deuda falsa inversión.

Se hizo evidente que el G8 y los banqueros no están interesados en mejorar las condiciones económicas actuales. Ellos sólo quieren extender la crisis, ya que la necesitan a fin de ejecutar su plan para llevat a cabo la implosión mundial. Esto es lo que surge de la idea de recortar el dinero de los préstamos y que los bancos acumulen el dinero para causar la próxima crisis, según lo dice el comunicado del G-20. A pesar de que £ 130 billones es una miseria en comparación con la deuda que los países del G8 tienen, la acción de mantener dinero en reserva es un ejemplo claro de lo que los “líderes” tiene en mente. Lo que quieren es una lenta y dolorosa destrucción de la economía con el fin de causar tanto daño como sea posible. Esta política les garantiza la consolidación de más recursos antes de que se de el golpe final a la economía mundial.

Una de las herramientas más importantes que los banqueros utilizaron en los últimos 100 años ha sido crear una burbuja artificial de plenitud de dinero, dinero falso, con el fin de ganar la confianza de los países y el público. Esto es lo que muchos describen como las burbujas económicas . Pero dado el hecho que la economía mundial se basa en la deuda y la reserva fraccionaria, el único objetivo que tienen las burbujas es engañar el mayor número de consumidores con la deuda y luego retirar el dinero del mercado masivamente. De este modo, los banqueros aceleran su proceso de consolidación. Junto con la reducción de los préstamos, los países del G8 acordaron continuar los planes de austeridad en cada país. La austeridad se desplegará sobre la clase obrera mediante la reducción de los servicios básicos como seguridad, hospitales, el financiamiento de las escuelas y los programas sociales. Esto, a su vez, provocará el descontento social, que es lo que los banqueros quieren para establecer oficialmente su red de control militar y tecnologico. Una vista previa de esta red sería lo que fue visto en las calles de Toronto durante la reunión del G-20 del fin de semana pasado. También se apreció durante el colapso de Argentina en 2001.

Los paquetes de rescate infames glorificados por el FMI y el Banco Mundial como la mejor manera de evitar un colapso total de la economía mundial -que fue causada por los banqueros- fueron la mayor transferencia de dinero y recursos en la historia del mundo. Sólo los Estados Unidos dieron a los banqueros alrededor de 25 trillones de dólares de dinero de los contribuyentes para que Goldman Sachs, Banco Iberia, JP Morgan Chase, Bank of America y otros pudieran pagar a sus accionistas su participación en el sistema.Consulte la lista completa de los bancos que recibieron dinero del rescate aquí. Pero sólo 25 billones de dólares no es suficiente, por supuesto. Alemania, por ejemplo, votó para darle el 66% de sus ingresos anuales a los bancos. Si nos guiamos por el comunicado del G-20, es evidente que están planeando otro gran colapso, posiblemente el último. También está claro que tienen que robar a alguien diferente esta vez. Y esto es lo que los banqueros y los “líderes”, dijeron. Crearán otro paquete de rescate en la que los accionistas de los bancos tendrán que pagar la cuenta. Así que si usted tiene inversiones en cualquier banco, es aconsejable salvarse a sí mismo y tomar el dinero de las cuentas bancarias antes de que el nuevo paquete de rescate se apruebe. Descaradamente, dicen que obligarán a los bancos a mantener miles de millones para ablandar los efectos de la próxima crisis y así no se sobrecargará a los contribuyentes. Ellos piensan que no sabemos que esos billones de dólares son el mismo dinero que se robó de los contribuyentes en 2009. Ahora que han consolidado y estabilizado su sistema financiero fraudulento, no importa si otros bancos van a la quiebra.

La idea de que 130 billones de libras es suficiente para tener una red de seguridad para una futura crisis o recesión doble, como les gusta llamarla, es absurdo. La deuda producida por los derivativos está, dependiendo a quién se le pregunte, entre 600 trillones y 1 cuatrillón de dólares dijo Robert Chapman, del theinternationalforecaster.com “la compra de derivativos no es una forma de inversión. Es un juego de los seguros y las apuestas. Los derivativos no crean nada”. Según el Banco de Pagos Internacionales(International Bank of Settlements), la burbuja de los derivativos ha crecido de manera exponencial hasta un punto que los montos transados hace mucho tiempo superaron el PIB mundial. “Operaciones de derivativos han crecido de manera exponencial, hasta ahora, son más grande que toda la economía mundial.”  El credit default swaps (CDS) son la forma más común de derivativos. CDS son apuestas entre dos partes sobre si una empresa puede o no puede devolver las inversiones en sus acciones. De hecho, son seguros ilegales sin la posesión de un activo. CDS se usan para aumentar los beneficios en los cambios de mercado.

La telaraña de deuda en la que la economía actual se construyó en los últimos 100 años ha sido un instrumento en un proceso para revertir todo lo que los seres humanos han logrado. No fue accidental, sin embargo, porque este mecanismo fue ideado por los banqueros y los globalistas desde el comienzo. Cada vez que el mundo experimentó una crisis financiera como en 1929-1933, la consolidación y el control de los banqueros se hizo cada vez más grande. Medidas para evitar un colapso total, como nos dijeron, no fueron suficientes ni tenían esto como objetivo real. Eran simplemente la manera de posponer el colapso inminente. Las medidas aplicadas por los banqueros no se puede utilizar por siempre. Algo iba a fracasar tarde o temprano. “Este sistema guiado paso a paso, es un enfoque no integral de los bancos centrales y los departamentos de hacienda para la gestión de crisis, pero ha sido un fracaso ….rellenar un hoyo temporalmente es inútil cuando el sistema entero está próximo al colapso en medio de una tormenta financiera perfecta. Un enfoque mucho más radical, global y sistémico a la gestión de crisis es necesario ahora “, dice el profesor Nouriel, fundador de Roubini Global Economics.

Después de convertir la economía mundial en un sistema basado en servicios, donde no se fabrica ningún producto de calidad, llevando a los países en desarrollo a una enorme deuda, mientras se colapsan las economías del mundo occidental, los banqueros están listos para su última juagada: la última crisis. Según el comunicado del G-20, sus miembros deben reducir sus déficit para el año 2013, un proceso que ya ha comenzado. Este proceso deberá concluir en 2016 cuando los países hayan estabilizado sus deficits. La reducción y estabilización de los déficits significa que los países deudores tendrán que encontrar una manera de pagar sus deudas al FMI y el Banco Mundial, de acuerdo con las condiciones impuestas por dichas entidades. Todos los países que no paguen en su totalidad serán liquidados y sus activos serán transferidos automáticamente a los banqueros globalistas. Imagine lo que pasó con Argentina, Grecia e Islandia en la última década, pero en lugar de ser estos países, los deudores serán los Estados Unidos,España, Portugal, Inglaterra y Alemania.

El rescate Europeo diseña la destrucción de la economía mundial

Por Luis R. Miranda

Una cláusula de salida secreta escrita en el acuerdo de rescate Europeo de billones de dólares velará por la creación de más deuda en

El rescate europeo planea el desmantelamiento de las naciones participantes.

Europa, el empeoramiento de la economía mundial, diezmando a los Estados nacionales y permitiendo que más poder sea dado a organismos supranacionales.

Como informa el diario Financial Times, el principal periódico alemán Bild dice que ha obtenido una copia del acuerdo de rescate financiero y se ha propuesto “exponer” una serie de cláusulas secretas.

La más reveladora de estas cláusulas establece que si un país considera que no puede recaudar fondos para el rescate financiero a tasas de interés por debajo de la carga de 5 por ciento acordado en el caso de Grecia, este puede optar por salirse del plan de rescate financiero por completo, dejando el resto de los estados de la zona del euro para pagar la diferencia.

Si esto ocurriera, un efecto dominó, podría derivarse, como el reportero del London Telegraph, Ambrose Evans Pritchard explica:

BNP Paribas dijo que esto escalaría rápidamente en una crisis sistémica si España se encontraban en una posición tal, porque los demás países no pueden llevar una carga cada vez mayor. El banco advirtió que el proyecto para salvar el euro puede comenzar a desintegrarse rápidamente si estas disposiciones de rescate se ponen seriamente a prueba.

Como el analista financiero Tyler Durden de Zero Hedge explica que esto significa una mala noticia para los contribuyentes estadounidenses porque los EE.UU. es esencialmente utilizado como motor para la consolidación global:

El segundo Portugal, España e Italia son arrastrados por vigilantes, su participación en el rescate de 1 billón de dólares se derrumbaría. Y cuando esto suceda, el costo total del plan de rescate será sufragado por nada menos que el más “rico” miembro del FMI, los Estados Unidos.

Obviamente, el incentivo para hacer estallar los costes por intereses en este acuerdo son enormes, ya que Alemania y los EE.UU. no tienen otra opción más que rescatar a todos y cada uno de los dominos.

La cláusula secreta esencialmente crea un incentivo enorme para los países en la zona del euro más débiles para hacer estallar sus deudas – el acuerdo crea riesgo moral masivo.

Tyler Durden de nuevo:

… El beneficio para el primer desertor es mucho mayor que cualquier otro inconveniente, con el último en defecto quedándose con la bolsa vacía en lo que básicamente se convertiría en uno de los rescates a toda Europa. Muchos se han preguntado cómo podría decirse que la gente inteligente puede llegar a un paquete de rescate de Grecia en el que Grecia ha de contribuir a su propio rescate. Ahora sabemos que éste era el truco todo el tiempo.

Como se ha expuesto, en el corazón de la centralización en curso de las economías nacionales es una propagación viral del caos económico a través del cual el más poderoso puede consolidar su control sobre el mundo.

La super élite está esencialmente desviando la riqueza de cada nación soberana que puede poner en sus manos, dejando a la gente de esas naciones para rescatar a sus países a través de sus gobiernos electos, mientras que poco a poco les drenan de todo lo que tienen.

La exposición y comprensión de este programa y lo que significa para las masas es fundamental porque mientras la gente siga permitiendo que sus gobiernos operen en este sistema bajo una ilusión de que están trabajando para algún tipo de armonización utópica, cuando la realidad es muy todo lo contrario, la cosas solo van a empeorar.

Banco Central Europeo: $1 trillón de dólares solo sirve para ganar tiempo

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Mayo 16, 2010

La corrupción y mentiras del Banco Central Europeo y sus sucursales en todo el mundo no tienen límites. Hace un año, su oficina en los Estados Unidos, -la Reserva Federal- solicitó $700 millones de dólares para ‘salvar’ la economía. Esto, después supimos, resultó ser una mentira. Una mentira no solo porque el dinero no era para hacer ‘magia’ económica como lo habían prometido, sino también porque no era el total previsto, Hasta donde supimos eran más de $25 billones de dólares. Hace unos días, la Unión Europea creó un paquete de ayuda de $1 trillón de dólares que, dijeron, serviría para mantener a la región economicamente estable. Ahora, el mismo BCE, dice que ese trillón de dólares sólo sirve para ganar tiempo. ¿Tiempo para qué?  Respuesta: Tiempo para que los banqueros puedan hacer los últimos preparativos del colapso completo de la economía mundial. ¿Hay alguien que todavía no lo vé?


Este ha sido el patrón que se muestra a lo largo de la historia con el que las élites encabezada por los bancos causan problemas para presentar a continuación una solución ‘milagrosa’ que además les ayuda a consolidar el poder y control.
Esta vez, sin embargo, es definitiva. El final es este y los banqueros ya jugaron todas sus cartas para finalmente y de una vez por todas convertirse en los dueños de todo y de todos. La economía y el estado del mundo se han precipitado cuesta abajo de manera tan incontrolable, que ni siquiera ellos pueden salvarla esta vez. No es que alguna vez tuvieran la intención de hacerlo.

Una a una, las naciones que han sido presa de los buitres financieros a lo largo de 100 años, hacen cola para dar un salto más allá del borde del cañón. Como recordamos, todo comenzó en Islandia, donde las autoridades parecen estar ahora poniéndose al día con la corrupción encarcelando y demandando banqueros. La crisis se trasladó a Grecia, donde nubes de deuda fiscal envolvieron por completo a un país que de otro modo es considerado un paraíso. Con Goldman Sachs como portador de lanza, los banqueros añadieron una nación más a su valiosa colección. Todavía no hay banqueros encarcelados o demandados. En cambio, Grecia sucumbió a la Unión Europea, el sueño de los oficiales administrativos de aprovechar los fondos de pensiones y los ahorros griegos mediante una mayor inmersión del país en deuda a través de un paquete de ayuda que les asegura la Joya del Mediterráneo.

Dos gigantes ahora están en línea para seguir a Grecia e Islandia.  Portugal y España iniciaron el proceso de colapso mediante la reducción de los salarios, congelando las pensiones, y aumentando los impuestos. Con una población al borde del colapso social, ambas naciones podrían ver protestas en las calles al estilo tailandés más pronto de lo esperado. La razón por la cual no ha ocurrido todavía? Ingeniería Social, por supuesto. La atención de la gente es desviada hacia torneos de fútbol y tenis así como ceniza volcánica imaginaria. Con alrededor del 20% de desempleo tanto España como Portugal habían tenido un descenso tranquilo, pero las últimas medidas de austeridad seguramente desinflarán el colchón de goma en el que se han sentado en los últimos dos años. Las alzas de impuestos y recortes de servicios sociales fueron muy aplaudidos por el Banco Central Europeo, así como por el líder del mundo en bancarrota, Barack Obama. Ese aplauso se origina en el hecho de que les ayuda a ganar tiempo para seguir consolidando el poder y los recursos. Cada vez que un país anuncia un paquete de medidas de austeridad, significa que más dinero de la gente -que ya paga impuestos por todo- se usa para pagar a los bancos los préstamos previamente contraídos por esos países. Es el banco, el que tiene la prerrogativa de pedirle al país que pague el préstamo en su totalidad si así lo desea. Eso es lo que pasó en Islandia, Grecia y es por eso que necesitan ser rescatados. El problema es que el plan de rescate financiero proviene de los mismos banqueros con quien inicialmente estaban en deuda. Se entiende la idea? Se entiende por qué se llama Consolidación?

La forma en que operan los bancos es como un pescador que coge un pez grande. El hombre pone el cebo, -el banco ofrece los préstamos-, el pez muerde -los países aceptan los préstamos-, el pescador puede entonces elegir tirar del pez fuera lentamente, con la esperanza que este siga atrapado en el anzuelo, o puede decidir darle un gran jalón. La primera opción hará que la captura sea casi segura, pero llevará más tiempo. La segunda, retribuye al pescador más rápido, pero el resultado también podría ser que el cordón se corte y como consecuencia, el pescado se escape. Hace casi un siglo, los banqueros decidieron probar la primera opción para tirar de la cuerda lentamente y dejar que el pez se sintiera cómodo. Ahora, el pez -el pueblo- descubrió que está atrapado y está fuertemente tirando de la cuerda. El pescador está desesperado porque el pez puede escapar y está considerando seriamente dar un tirón grande.

Parece imposible que el mundo escape de la catástrofe económica en la que ha estado en la última década, que sólo fue enmascarado por números falsos de crecimiento y recuperación. Sin empleo real generado en las economías más grandes del planeta, hasta Jean Claude Trichet mostró su pesimismo sobre las esperanzas de un final feliz. Él, por supuesto, ha sabido de esto por mucho tiempo, probablemente todo el tiempo que ha estado en el BCE. Él dijo la semana pasada que Estados Unidos estaba en una situación similar a la de Grecia. Otros baqueros cómplices de Trichet y las élites han contribuido también a la lista de frases memorables.  George Soros, por ejemplo, dijo que el Euro se encontraba en una situación muy precaria y muy cerca del colapso.

Uno puede fácilmente ver la desesperación de las élites cuando Nicolas Sarkozy puñetea la mesa y Angela Merkel participa a regañadientes de un paquete de ayuda que en teoría salvaría a Europa de la ruina, pero que en realidad no salva a nadie. Como dice el BCE, sólo gana tiempo. El colapso financiero se precipitó aún más rápido debido al hecho que más gente entiende de que se trata este fraude y cómo fueron engañados por las últimas décadas al confiarle sus ahorros y pensiones a organizaciones supranacionales. Como alguien decía, se puede engañar a algunas personas por algún tiempo, pero se puede engañar a toda la gente todo el tiempo. El mundo ha sido oprimido durante siglos, incluso miles de años por los imperios, banqueros y las élites. Ahora la moneda se ha invertido y la presión es para los opresores. Tienen que elegir entre hacer que el colapso ocurra despacio o que ocurra precipitadamente. La Comisión Trilateral se reunió este mes. El Grupo Bilderberg se reúne en junio. El pescador está desesperadamente pensando en dar un tirón grande.

Manténgase en sintonía.