BP Oil Spill Litigation May Threaten Solution to Real Problem

by Luis R. Miranda
The Real Agenda
February 22, 2012

The BP Oil Spill trial set to start on February 27 is doomed to accomplish nothing, just as the Congressional investigation conducted post disaster left hundreds of ends loose about BP’s responsibility in the explosion. U.S. District judge Cari Barbier of New Orleans has made it clear that the scope of the trial will be limited and its main focus may not be holding those responsible for the disaster really accountable. Instead, it seems the trial will turn into a window-dressing spectacle that seeks to get money from BP and the other accused entities as supposed to making it imperative to find a solution to the current emergency in the Gulf, where millions of gallons of oil and gases are still pouring out into the sea.

Judge Barbier issued a set of directives regarding the manner in which the trial will be conducted by establishing policies he has created himself to reduce the amount of information that is presented during the process. Some of the information that will not be presented includes former BP CEO Tony Hayward’s Congressional testimony which is key in order to establish liability on the part of BP given the discrepancies that surfaced when comparing his testimony and what actually took place. New information that The Real Agenda will publish in future reports reveals that much of Haywards’s testimony was flawed to say the least, about the causes of the Deepwater Horizon explosion. Although judge Barbier has made it explicit that the main goal of the trial is to find out Who is liable for the April 20, 2010, explosion that killed 11 workers, judge Barbier himself is limiting, if not greatly reducing the amount of information that is presented, which will not allow the public to learn about the real causes of the BP Oil Spill disaster.

It seems that Judge Barbier believes that a shorter trial with less information will render a better outcome. However, by limiting the time allotted and banning  previously published information to be presented and analyzed, he could prevent the discussion of important facts and contradictions in the stories that BP, Transocean, Halliburton and even the EPA have told the public. As informed before, the trial will omit information from investigations published in the media since the disaster occurred. “In other words, he’s not going to be influenced by any out-of-court investigative findings that have been published prior to the start of the trial, but will rule solely on the facts of the record before him,” said Blaine LeCesne, associate professor at Loyola University New Orleans School of Law. This may mean that any pertinent information obtained by independent investigators, no matter how relevant to the case, will not be accepted.

The trial may then be tainted with “official” information, which by all measurable means is flawed. For example, the EPA decided to use Corexit to “clean” the Gulf waters, even though this chemical threatens the life of sea and land creatures. The EPA does this because it still enforces outdated protocols when it comes to cleaning oil spill disasters. The EPA isn’t even included as a plaintiff in the trial, even though it is directly responsible for poisoning the Gulf with Corexit.

Reading most traditional media outlets, it seems everyone believes the oil spill already stopped, with some media adventuring themselves to provide final oil spill numbers. This could not be further from the truth, because the oil spill still continues in the gulf. These facts will not be considered by the judge in order not only to obtain an economic solution to the disaster, which is what many of the parts want, but also to determine a solution to the ongoing oil spill disaster, which is the only solution to the problem that is now affecting millions of people along the Gulf’s coastline. Whatever money given to fishermen, hoteliers and other business owners or Gulf inhabitants will not solve the grave pollution problem now taking place.

Judge Barbier intends to hear the six accused parties: BP, Halliburton, Transocean, Cameron International Corp, M-I LLC, Anadarko Petroleum Co. and Moex, which settled with the government for $90 million dollars previous to the start of the trial. So the trial will be a show of six defendants accusing each other for the damage caused in the Gulf which will make it likely the judge splits the financial burden of such damages among the accused parties as supposed to addressing the real causes of the disaster and holding the individuals responsible accountable for their decisions. Additionally, the judge will also hear the accusing part, which will make the score 6-1. Six parties splitting the blame while one party tries to make sense of all the data to try to convince the judge that a crime has been committed. This is a monumental task and that is exactly why it’s important that the judge opens the trial to independently conducted investigations. Information obtained after the Gulf disaster and previous to the trial may facilitate the job of the parties — including Judge Barbier — in finding out what really happened, who is responsible, why and what the ruling should be based on the facts. Right now, judge Barbier seems to be shooting himself on the foot by limiting information, therefore making it more difficult to come up with a solution to the problem of the ongoing oil spill disaster in the Gulf of Mexico. It is hard to believe that judge Barbier even knows the oil spill is still happening and this is perhaps the most important consideration when assigning blame and coming up with a solution.

At BP’s request, Judge Barbier will not hear any information regarding previous oil spill disasters, such as the ones in 2005 at BP’s refinery in Texas City, Texas, that killed 15 people; the 2006 rupture of a pipeline in Prudhoe Bay, Alaska; and a series of accidents at a BP facility in Scotland in 2000. According to Law.com, the trial will also ignore U.S. government findings about some of these previous accidents and the National Commission on the BP Deepwater Horizon Oil Spill and Offshore Drilling’s report. “The excluded evidence could weigh heavily during the trial’s subsequent phases, however, when damages — particularly punitive damages — become the focus. Barbier specifically ruled that such evidence could be relevant then.”

If mountains of relevant evidence are left out for the sake of simplicity and comfort this trial runs the risk of becoming another public circus where the people to blame will walk untouched and the only solution will be an economic one. As it is obvious, cash won’t help stop the oil from flowing out into the sea and neither will it help clean the Gulf so that life returns to its waters. I don’t hold my expectations too high in this case.


Novo “primeiro-ministro” da Líbia é um Bully da Indústria do Petróleo

Tradução Luis Miranda
Land Destroyer
02 de outubro de 2011

Associated Press relatou recentemente que o líder militante dos rebeldes da Líbia tem nomeado um “primeiro-ministro” novo esta semana. AP apresenta o mais novo representante ocidental eleito ; Abdurrahim el-Keib, como um acadêmico liberal que passou décadas na comunidade do ensino universitário na Universidade de Alabama, Estados Unidos e como um líder da comunidade muçulmana local. Mas AP apenas menciona que o “ex-patrão” do el-Keib, no entanto, é o Instituto do Petróleo, com sede em Abu Dhabi, Emirados Árabes Unidos e que este instituto é patrocinado pela British Petroleum(BP), a Shell, a petrolífera francesa Total, a Society of Petroleum Development do Japão e a National Oil Company de Abu Dhabi. el-Keiba é listado como “Professor e Presidente” em seu perfil no Instituto do Petróleo que também descreve detalhes de extensas investigaçoes conduzidas pelo Abdurrahim el-Keib, patrocinadas por vários departamentos governamentais e agências dos EUA nos últimos anos.

Foto: E assim começa a farsa que é a "democracia ocidental". Um fantoche dos poderes corporativos fascistas, Mustafa Abdul-Jalil, sai; em quanto outro, Abdurrahim el-Keiba, chega. Na realidade, a OTAN e seus estados patrocinadores dirigidos pelas corporações são quem agora determinam o destino da Líbia.

Em essência, el-Keib, como seu antecessor Jalil, é líbio apenas no nome e tem vindo a trabalhar para as corporações ocidentais, governos e instituições ao longo de décadas. Como Jalil, ou o “filho do povo egípcio” Mohammed ElBaradei, el-Keib é outro agente dos interesses ocidentais passando por um líder indígena em um país estrangeiro. Sua ascensão ao poder foi pavimentada por milhares de invasões e ataques em uma operação militar liderada pela OTAN e Estados Unidos durante sete meses que custou a vida de dezenas de milhares de civis na Líbia. Isso faz com que a sua ascensão ao poder seja outro exemplo de uma profanação da soberania desse país.

Enquanto isso, o London Telegraph relata que os rebeldes apoiados pela OTAN voltaram suas armas contra si mesmos, mais uma vez, em Tripoli, com centenas de combatentes trocando tiros perto de um hospital depois que uma das facções armadas tentaram assassinar um paciente que eles mesmos tinham ferido na noite anterior. O relatório também cita uma longa lista de atrocidades cometidas pelos combatentes rebeldes antes de apontar a vitória “sem precedentes” da OTAN na Líbia.

Enquanto a mídia corporativa tenta ignorar o crescente corpo de evidências que sugere que tanto a OTAN como os rebeldes cometeram as mesmas atrocidades que Gaddafi, como pretexto para uma série de assassinatos ao longo de seis meses, tem sido bem documentada desde o começo do conflito em fevereiro, que os rebeldes, não sao combatentes pró-democracia, mas pertencem ao Grupo de Combate Islâmico Líbio (LIFG), uma afiliada da Al-Qaeda, que têm uma longa história de terrorismo e barbárie. Também tem sido documentado que os rebeldes mataram tropas dos americanas e britânicas no Iraque e no Afeganistão nos últimos 10 anos, como observou um relatório do Centro de Combate ao Terrorismo em West Point.

No entanto, representantes dos EUA, incluindo o senador John McCain, se reuniram pessoalmente com militantes do LIFG para elogia-los como heróis que “inspiram o mundo.” É alarmante que McCain faca essas declarações em Trípoli, embora os rebeldes declararam publicamente sua intenção de deliberadamente reduzir suprimentos e assistência médica à população de Sirte, para “matar seus habitantes de fome” com o apoio da OTAN- um crime de guerra graves.

Palavras não podem descrever a injustiça que ocorre na Líbia, o nível de duplicidade com que esta injustiça é feita e os saques flagrantes em que o país é submetido pelos membros da OTAN, facilitados por um personagem recém-eleito, com décadas de serviço aos interesses ocidentais que agora torna-se “primeiro-ministro interino.”

 

Nuevo “Primer Ministro” de Libia es un Matón de la Industria Petrolera

Traducción Luis Miranda
Land Destroyer
02 de octubre 2011

Associated Press informó recientemente que el jefe de los militantes rebeldes libios han nombrado a un nuevo “primer ministro” esta semana. AP presenta al más nuevo representante occidental electo, Abdurrahim el-Keib, como un académico progresista que ha pasado décadas en la enseñanza en la Universdad de Alabama, Estados Unidos y como un líder de la comunidad musulmana local. Mencionó brevemente como un “antiguo empleador”, sin embargo, es el Instituto del Petróleo, con sede en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos y patrocinado por British Petroleum(BP), Shell, la petrolera francesa Total, la Compañía de Desarrollo del Petróleo de Japón, y la Abu Dhabi National Oil Company. Abdurrahim el-Keib está en la lista como “Profesor y Presidente” en su perfil del Instituto del Petróleo que también describe una extensa investigación llevada a cabo por él patrocinada por varias agencias y departamentos gubernamentales de EE.UU. en los últimos años.

Foto: Y así comienza la farsa que es la "democracia" occidental. Un títere de los poderes fascistas corporativos, Mustafa Abdul-Jalil, sale y otro, Abdurrahim el-Keib, toma su lugar. En realidad, es la OTAN, los Estados y sus patrocinadores corporativos quienes ahora determinan el destino de Libia.

En esencia, el-Keib, al igual que su predecesor, Jalil, es libio sólo de nombre y ha estado trabajando para las corporaciones occidentales, los gobiernos y las instituciones durante décadas. Al igual que Jalil, o el “hijo del pueblo egipcio” Mohammed ElBaradei, el-Keib es otro agente de los intereses occidentales que pasa por un líder indígena en un país extranjero. Su ascenso al poder fue pavimentado por miles de incursiones y ataques de la OTAN en una operación militar de siete meses encabezada por Estados Unidos y que costó la vida de decenas de miles de civiles en Libia. Esto hace que su ascensión al poder en Libia sea otro de ejemplo de una profanación de la soberanía de ese país.

Mientras tanto, el Telegraph de Londres informa que los rebeldes apoyados por la OTAN apuntaron sus armas contra sí mismos una vez más en Trípoli, con cientos de combatientes intercambiando disparos cerca de un hospital después de que una de las facciones armadas trató de asesinar a un paciente que ellos mismos habían lesionado la noche anterior. El informe también cita una larga lista de atrocidades cometidas por los combatientes rebeldes antes de señalar la victoria “sin precedentes” de la OTAN en Libia.

Mientras que los medios de comunicación corporativos intentan ignorar el creciente cuerpo de evidencia que sugiere de hecho que tanto la OTAN como los rebeldes cometieron las mismas atrocidades que Gadafi, como pretexto para su serie de asesinatos de largo de seis meses, ha sido bien documentado desde el comienzo del conflicto en febrero que los rebeldes, lejos de ser combatientes pro-democráticos, pertenecen en realidad al Grupo Islámico Libio Combate (LIFG), un afiliado de Al-Qaeda, los cuales tienen una larga historia de terrorismo y barbarie. También se ha documentado ampliamente que los rebeldes han matado tropas de EE.UU. y británicas en Irak y Afganistán en los últimos 10 años, como lo señaló un informe del Centro de Lucha Contra el Terrorismo de West Point.

A pesar de ello, representantes de EE.UU., entre ellos el senador John McCain, se han reunido personalmente con militantes de LIFG para alabarlos como héroes que han “inspirado al mundo.” Resulta alarmante que McCain haga estas declaraciones en Trípoli aún cuando los rebeldes declararon públicamente su intención de reducir deliberadamente suministros y asistencia médica a la población de Sirte para según su propia declaración, “matar de hambre a la ciudad” con la ayuda de la OTAN – un crimen de guerra grave.

Las palabras no pueden describir la injusticia que se lleva a cabo en Libia, el nivel de duplicidad con el cual esta injusticia es realizada y el saqueo flagrante al cual el país está sometido por los miembros de la OTAN, facilitado por un personaje recientemente elegido, que es desde hace décadas un siervo de los intereses occidentales y que ahora pasa a ser “primer ministro interino.”

New Libyan “PM” is Big-Oil Goon

by Tony Cartalucci
Land Destroyer
October 2, 2011

Associated Press recently reported that Libya’s rebel militants have named a new “prime minister” this week. AP depicts the latest unelected Western proxy, Abdurrahim el-Keib, as a progressive academic who has spent decades in the United States teaching at Alabama University and leading the local Muslim community. Mentioned briefly as a “former employer,” however, is the Petroleum Institute, based in Abu Dhabi, UAE and sponsored byBritish Petroleum (BP), Shell, France’s Total, the Japan Oil Development Company, and the Abu Dhabi National Oil Company. El-Keib is listed as a “Professor and Chairman” in his Petroleum Institute profile which also describes extensive research conducted by him sponsored by various US government agencies and departments over the years.

Photo: And so begins the farce that is Western "democracy." One corporate-fascist puppet, Mustafa Abdul-Jalil, steps down, another, Abdurrahim el-Keib, takes his place. In reality, it is NATO-states and their corporate sponsors that now determine Libya's fate.

In essence, el-Keib, like his predecessor Jalil, is Libyan in name only and has been working for Western corporations, governments, and institutions for decades. Like Jalil, or Egypt’s Mohammed ElBaradei, el-Keib is yet another agent of Western interests masquerading as an indigenous leader in a foreign land. That his rise to power was paved by thousands of NATO strike sorties in a 7 month military operation spearheaded by the United States and at the cost of tens of thousands of Libyan civilians makes his ascension to power in Libya ever more a desecration of Libya’s sovereignty.

Meanwhile, the London Telegraph reports NATO-backed rebels turned their weapons on each other yet again in Tripoli, with hundreds of fighters exchanging fire near a hospital after one armed faction tried to murder a patient they had injured the night before. The report also cites a growing list of atrocities being committed by rebel fighters before noting the “unprecedented” nature of NATO’s “victory” in Libya.

While the corporate media attempts to plea ignorance over the growing body of evidence suggesting indeed both NATO and the rebels committed the very atrocities they accused Qaddafi of committing as a pretext for their half-year long murder spree, it has been well documented since fighting began in February that the rebels, far from being pro-democratic fighters, were actually Al Qaeda affiliated Libyan Islamic Fighting Group (LIFG) militants with a long history of terrorism and barbarism. It has also been extensively documented that these rebels have verifably killed US and British troops in both Iraq and Afghanistan over the past 10 years, as noted by a West Point Combating Terrorism Center report.

Despite this, US representatives, including Senator John McCain, have personally met with LIFG militants praising them as heroes who have “inspired the world.” Alarmingly, McCain made his remarks in Tripoli even as rebels publicly declared their intention to purposefully cut off supplies and medical aid to the population in Sirte to admittedly “starve the city into submission” with NATO assistance – a grievous war crime.

Words cannot describe the injustice being brought upon Libya, the level of duplicity it was carried out with, and the flagrant looting the nation is now being subjected to by NATO’s member states, facilitated by the latest unelected, decades-long servant of Western interests now masquerading as the nation’s new “interim prime minister.”

Fondo Marino del Golfo de México Inestable, Fracturado y Derramando Hidrocarburos

Petróleo y el gas siguen filtrándose sin cesar, dice un experto. Fugas tóxicas plantean importantes riesgos para la salud pública.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
11 de octubre 2011

El desastre del Golfo de México no ha desaparecido. De hecho, ha crecido exponencialmente desde que los principales medios de comunicación dejaron de hablar al respecto. De acuerdo con la Alianza para el Rescate del Golfo, una organización integrada por científicos, profesionales médicos y otros de la industria pesquera, el problema no se puede simplificar a los daños ya causados por el derrame de petróleo. Es peor, mucho peor.

Piscinas de petróleo crudo flotando en la superficie de las aguas del Golfo de México en el sitio de la plataforma hundida de BP / Transocean, Deepwater Horizon el 27 de abril de 2010. Getty Images

The Real Agenda recibió información exclusiva sobre el estado actual de la emergencia permanente en el Golfo de México. La última evaluación realizada por la Alianza para el Rescate del Golfo no sólo pone de manifiesto que el derrame de petróleo aún está sucediendo, pero también que el fondo marino del Golfo de México está más inestable que nunca desde la explosión en 2010. Además, el análisis realizado por expertos como BK Lim, muestran que los riesgos geológicos desarrollados que se derivan de la fuga material tóxico, combinado con el uso continuo del dispersante químico altamente tóxico llamado Corexit dará lugar muy probablemente a la desaparición permanente de la vida marina, mientras aumenta los riesgos para la salud pública, tal como sucedió después del derrame de petróleo conocido como Exxon Valdez en donde se utilizaron dispersantes químicos idénticos. Esto resultó en una disminución acelerada de la vida marina hasta que, por ejemplo, la industria del arenque se derrumbó por completo y nunca logró recuperarse.

En una carta fechada del 14 de enero 2011 que fue enviada al congresista Fred Upton, Presidente del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, y el congresista John Shimkus Presidente del Subcomité sobre Medio Ambiente y Economía, BK Lim advirtió a los congresistas y sus comisiones sobre el estado actual del fondo marino en el Golfo de México (GOM). En el documento, Lim ofrece una evaluación detallada sobre la emergencia. El experto explicó el por qué es necesario tomar medidas de inmediato. La evaluación de la situación de emergencia en el Golfo realizada por el Sr. Lim parece creíble y se basa en sus 30 años de experiencia en el análisis de estructuras geológicas en sitios de perforación en tierra y bajo el agua para las principales compañías de la industria petrolera así como contratistas que estudian los riesgos geológicos de estas perforaciones, tales como Fugro Geodetic (M) Sdn Bhd, TL Geohydrographics Sdn Bhd, y RPS Energy Pty Ltd.

“La vaporización de grandes cantidades de hidratos de metano en una escala nunca antes vista, la liberación de las tensiones entre la corteza inferior y superior que resulta en los sucesos anormales de baja magnitud, sismos superficiales adyacentes a la falla de Nuevo Madrid, la erosión subterránea debajo del lecho marino en las inmediaciones del borde de la plataforma socavan la estabilidad de los taludes con la generación de posibles tsunamis, y deslizamientos de tierra submarinos gigantes,” dijo Lim.

Como sabemos ahora, la explosión de BP que costó la vida a 11 trabajadores no fue un accidente, sino negligencia – en el mejor de los casos – y una conspiración en el peor. La última evaluación de la Alianza de Rescate del Golfo parece reforzar el hecho de que BP perforó el pozo de Macondo con un interés cuestionable por el daño que causaría al mismo, al fondo del mar y el medio ambiente marino.

“No hay duda de que las filtraciones de petróleo, columnas de gas, fisuras y cráteres que explotan en el fondo del mar alrededor de la abertura del Pozo Macondo, observadas a partir de los videos del ROV, han sido el resultado directo de la perforación indiscriminada, junto con la inyección de dispersantes y otras actividades de recuperación no reveladas “, detalla el documento enviado al congresista Upton el 14 de enero de este año. El resultado directo de la explosión de la plataforma de Deepwater Horizon fue la destrucción masiva de vida por muchos kilómetros. La limpieza inadecuada ayudó a agravar el desastre, condenó a la zona a vivir con toneladas de dispersantes químicos tóxicos que simplemente destruyen los ecosistemas y afectan negativamente la salud de miles de personas que viven cerca y millones de personas que dependen directa e indirectamente en la belleza natural, la pesca, el turismo y la vida marina y el medio ambiente.

Una revisión de los documentos y artículos de prensa durante los días y semanas después de la explosión, muestra claramente que BP estaba tratando de ganar tiempo con tácticas dilatorias diferentes y no estaba dispuesto a revelar la verdad y la magnitud del desastre. Mientras que BP estaba oficialmente luchando para cerrar el Pozo A uno de sus contratistas y otras embarcaciones andaban con otras operaciones submarinas secretas, muchas de las cuales no parecen estar en sintonía con la urgencia de cerrar “un tercer pozo no revelado de donde brotaba aún más petróleo“. Por ejemplo hay un video que muestra a un ROV borrando el nombre de otra empresa petrolera de un tubo que se trajo de otro pozo y que se usaría para cerrar los pozos de Macondo. BP Clean off Co Logo on BOP – Porqué? – mostraron videos del 9 de junio de 2010. Otros videos mostraron petróleo que brotaba de los cráteres en el suelo marino y la actividad de un ROV con explosiones (demolición?), de corte y remoción de las cubiertas en el fondo marino y de un agujero (otro pozo?), desmantelando un tubo e inyectando materiales en el fondo del mar a varios cientos de metros del Pozo A. ¿Cómo podría un tubo destruido quedar en el fondo del mar durante dos semanas, del 3 al 16 de julio, mientras que BP estaba mostrando a una audiencia mundial el cierre del único pozo (Pozo A) y la supuesta reducción de la cantidad de petróleo derramado entre Junio y Julio 15?

De hecho, en informes de varios medios de comunicación ilustrados con animaciones poco después del desastre, se sugerían tres ubicaciones diferentes de fugas de petróleo. BP admitió inicialmente tres fugas, pero convenientemente redujo estas a sólo una más tarde, haciendo caso omiso a explicar el “por qué, cuándo y cómo”. BP había mantenido desde el principio que había perforado un pozo solamente. De mi análisis a principios de agosto 2010 llegué a la conclusión de que BP no podría haber perforado un solo pozo. Tenían que haber perforado 3 pozos para que toda la información conflictiva tuviera sentido. Véanse los informes de los medios de comunicación aquí.

Videos también confirmaron que incluso ya en mayo y junio, el petróleo y el gas estaban saliendo del fondo del mar en lugares que estaban entre 7 y 20 kilómetros lejos del Pozo A. Una foto de satélite el 25 de mayo indica una buena correlación entre el petróleo que salía del fondo marino y las fallas y los domos de sal.

Evidentemente, los numerosos vídeos colocados en Youtube sólo confirman que BP y varias agencias federales que se encontraban en la escena no revelaron todos los detalles al público, como que habían cantidades desconocidas de hidrocarburos filtrándose desde el los pozos a altas presiones y que salían a través de múltiples fractura en el fondo del mar. “No es posible detener este petróleo”, dice el análisis del Sr. Lim. “Hasta que se encuentre una solución para sellar estas fisuras, los hidrocarburos, incluyendo sulfuro de hidrógeno (H2S), seguirán saliendo sin control”.

¿QUE ESTA SUCEDIENDO DEBAJO DE LAS AGUAS DEL GOLFO?

El documento enviado al congresista Fred Upton se acompaña de fotos, videos y otros documentos que apoyan las preocupaciones expresadas por la Alianza de Rescate del Golfo. Así como un médico con años de experiencia visualiza y análisis rayos X y puede ver de inmediato cuando un hueso está fracturado o otra enfermedad cuando el resto no lo vemos ni entendemos su importancia, el Sr. Lim tiene años de experiencia en la visualización de vídeos bajo el agua y las filtraciones de gas y rápidamente puede ver y analizar lo que está ocurriendo. En su carta, Lim describe lo que ocurre en una serie de videos bajo el agua tomados por el ROV alrededor y cerca de la boca del pozo.

En uno de los videos, el Pozo A, como se le conoce, parece liberar nubes de agua saturadas con metano, burbujas de gas de metano y metano re-cristalizado que flotan cerca del lecho marino en las cercanías de la boca del pozo Macondo. Además de esto, dice la carta, también es posible ver las nuevas fisuras y un abultado fondo marino junto con un cráter ya explotó.

Un segundo video muestra cómo la cuerda que guía al ROV desaparece en una nube densa, bastante oscura del líquido aceitoso. El documento del Sr. Lim explica cómo los materiales y el lodo de perforaciones antiguas que fueron llevadas a otras altitudes por las columnas de gas en el agua se puede ver en el video volviendo a caer en el fondo del mar. Estas columnas de gas provienen de fisuras de ventilación recién activadas y formadas debido a la inestabilidad del fondo del mar y la fragilidad. El video también muestra metano re-recristalizado, el cual aparece como transparente con materiales multicolores flotando en el agua.

El tercer video muestra la “expulsión periódica del gas a través de una de las fisuras en el fondo del mar. Como géiseres, el escape de gas necesita acumularse debajo de la cubierta de sedimentos superior hasta que la presión acumulada supera la presión combinada de la columna de agua y la de las expulsiones periódicas anteriores”, explica el informe elaborado por la Alianza. De acuerdo con las imágenes obtenidas de un video del ROV, hay piscinas de sedimentos de petróleo en todo el fondo marino que son el resultado directo de la marea negra.

“Aunque es muy difícil, en las actuales circunstancias, obtener imágenes claras de lo que está pasando a esa profundidad, mi amplia formación y experiencia en el análisis de este tipo de situaciones, en combinación con estas filmaciones y otras a las que tuve acceso, son una prueba que el petróleo y el gas siguen filtrándose sin cesar desde el depósito fuera de control”, advierte BK Lim en su carta enviada a los congresistas Upton y Shimkus el 14 de enero de 2011.

Imágenes de vídeo recogidas de forma independiente en lugares como Saint Louis Bay Beach, Pensacola Beach, Santa Rosa Beach, Bon Secour National Wildlife Refugee y otros lugares del Golfo muestran una gran cantidad de espuma del dispersante Corexit. Como Corexit sólo se puede utilizar para hundir petróleo nuevo en los primeros dos días de este subir a la superficie, es otra prueba de que hay un intento para hundir el petróleo fresco debajo de la superficie. Las capas superficiales de betún (tarballs del petróleo) que llegaron a la superficie del agua tan reciente como el 6 de septiembre debido a la oleada de la tormenta tropical también se están viendo en grandes cantidades. De acuerdo con fuentes cercanas a la Alianza de Rescate del Golfo, el 18 de agosto de 2011, los miembros de EcoRigs, salieron y recogieron muestras de la superficie del agua que contiene petróleo que se creía que pertenecía al derrame de petróleo de BP. También grabaron imágenes de vídeo de una mancha de crudo pesado en la playa de Mississippi. Las muestras de agua y petróleo fueron examinados por laboratorios independientes y la primera de las muestras que regresó del laboratorio el 28 de septiembre confirmó sus preocupaciones: el petróleo pertenece al Pozo Macondo de BP.

Análisis de muestras de agua hecho de forma independiente por EcoRigs muestra una correlación positiva con las muestras del derrame de petróleo de BP. “La presencia de muestras frescos de BP MC 252 en las aguas superficiales 2-14 meses después de que se informó de que había cerrado el pozo sugiere que el petróleo del pozo BP DWH 252 MC puede haber encontrado nuevas vías para salir del fondo del mar.” Las evaluaciones realizadas también revelan que el producto químico tóxico Corexit se está aplicando ahora directamente en la fuga subterránea ubicada a 1500 metros bajo la superficie del océano en la boca del pozo. Esto se hace con la intención de provocar la descomposición del petróleo de modo que las partículas más pequeñas no llegan a la superficie y el derrame de petróleo continua siendo encubierto.

OTRO DESASTRE MAL MANEJADO

Al igual que con Katrina, más de un año después del derrame de petróleo en el Golfo de México, el gobierno federal ha demostrado su ineptitud para resolver adecuadamente las consecuencias de un desastre mayor. En documentos separados reunidos por la Alianza para el Rescate del Golfo, se muestran detalles más reveladores sobre cómo BP y el gobierno manejaron el desastre del derrame de petróleo. “El cráter colapsado en el tercer pozo estaba arrojando más de 100.000 barriles por día. (100.000 barriles es una estimación basada en la cantidad de petróleo que se vió en la superficie). Aún peor es la mezcla altamente corrosiva de la salmuera, gas y petróleo que sale de las grietas y las secciones permeables de la formación, la creación de nuevas vías para el fondo del mar “, dice Lim. La Alianza se suscribió a la práctica estándar de la industria de realizar un estudio más detallado del fondo marino tan rápido como era posible, para establecer la magnitud de los daños en el fondo del mar después de la explosión. Así como los rayos X que ayuda al cirujano en la localización exacta y la planificación de la intervención quirúrgica más adecuada, una exploración detallada del fondo marino y del subsuelo marino ciertamente puede ayudar a dar el enfoque más estratégico para detener la liberación de hidrocarburos en el pozo o pozos. Después de ignorar los repetidos llamamientos para ese estudio del fondo marino desde la explosión, BP y la Agencia de Administración Oceánica Nacional (NOAA) anunciaron repentinamente un estudio de investigación utilizando el Explorador de la NOAA Okeanos 15 meses más tarde. La única conclusión lógica de esta tardía investigación es:

“Un estudio del fondo marino al inicio revelaría las verdades desagradables sobre el fondo del mar fracturado y la formación de acumulaciones de sal que estaban tratando de ocultar”, continuó el Sr. Lim. Después de más de un año de inyectar tóxicos, colocar parches y destruir todas las pruebas fundamentales en el lecho marino alrededor de los pozos que Macondo, BP estaba lo suficientemente segura de que el “fondo del mar modificado” no sería incriminatorio para ellos. Según el Sr. Lim, British Petroleum fue muy cuidadoso de no mencionar el hecho de que habían perforado 3 pozos. Si este hecho hubiera salido a la luz pública, hubiera causado una bomba que podría haber sido la base para una acusación por perforar sin permiso. “Eso es lo que más temen”, dice Lim. BP también tuvo cuidado de aislar a los equipos de perforación uno del otro, que de acuerdo con Lim, es contra las normas de seguridad debido a que los equipos de perforación deben ser informados sobre los problemas técnicos encontrados y los peligros en las etapas de perforación anteriores. Aunque BP no podría haber esperado que los tres pozos explotaran, éste era un resultado casi seguro debido a la formación de gas interconectadas poco profundas (que fue una de las principales causas de sus numerosos problemas). Además, después de las peticiones urgentes por recomendaciones, una solicitud formal se hizo a la Guardia Costera en nombre del Constituyente David Fakouri con la Fundación Económica de Louisiana que exigía un estudio del fondo marino y una evaluación de daños con un observador independiente; pero la petición fue denegada.

El estudio del fondo marino reciente pasó a tener un énfasis totalmente diferente en sus prioridades. Esto llevó al experto en riesgos geológicos, BK Lim, a la siguiente conclusión:

“La pista del trayecto del buque parecía sugerir mayor énfasis en los bordes sur-occidental de la Cúpula de Biloxi, el sur de filo de Whiting Dome y en general al sur de Macondo. Aunque aún puede haber razones válidas para geológicamente dar énfasis al sur de los pozos de Macondo, el margen de la plataforma 6 a 8 km al noroeste de Macondo y la fuerte erosión de los bordes al noroeste de Whiting deberían ser revisados al menos en algunas líneas (ver áreas P1 y P2).

Los barcos de BP habían sido observados trabajando desde hace bastante tiempo en ambas áreas. La pluma de 22 millas de largo bajo el agua (primero negada por BP y más tarde confirmado por muchos cruceros de investigación independientes), se sospecha que se originó a partir de las grietas en el fondo del mar en estos lugares. Al evitar estas áreas críticas, es difícil creer que la investigación puede ser verdaderamente objetiva e independiente cuando se busca la causa de la explosión de Macondo.

Casi todos los avistamientos de petróleo se encuentran al norte de los pozos de Macondo, no al sur. ¿Por qué la investigación deliberadamente (?) evita el margen de la plataforma al norte de Macondo? En marzo de 2011, se sospechaba que los nuevos vertidos de petróleo provenían de “filtraciones en el fondo del mar” al norte del campo Matherhorn. Los bordes de la plataforma de Mississippi-Alabama, parecían bastante fracturados con grietas grandes y están en peligro de caer en deslizamientos de tierra submarinos gigantes. Deslizamientos de tierra submarinos son más eficaces en la generación de tsunamis que los terremotos sin deslizamientos de tierra importantes. Tanto los terremotos en Japón en 2011 y Sumatra en 2004 causaron tsunamis gigantes, debido a la gran masa que acompañan el desplazamiento submarino “.

Durante las primeras semanas de la catástrofe, había una lucha dentro de la BP entre aquellos que querían dejar en claro la realidad de la situación y otro grupo que quería ocultarlo. Al parecer, el último grupo logró ganar la lucha y se decidió utilizar el pozo con el menor número de problemas (el primero y más superficial, un pozo, el cual fue perforado a unos 5.000 metros por debajo de línea de lodo) para ser la escena que los medios de comunicación mostrarían al mundo como el “show de como solucionar un derrame de petróleo”. La tercera y mayor filtración en el Pozo 3, que Matt Simmons mantuvo como “el pozo más profundo que alcanzó el depósito de petróleo Macondo”, se mantuvo fuera de la luz pública.

Una fuente confidencial informó a The Real Agenda que la evidencia científica creíble que se ha reunido da una probabilidad alta a las alegaciones de que el petróleo, de hecho, continúa saliendo del suelo marino debido a las fugas la insuficiencia de los protocolos de respuesta a derrames que fueron empleados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA), la Guardia Costera y otros funcionarios federales y estatales que atendieron la catástrofe. Según la fuente, la recopilación de la evidencia científica no es sólo un edicto de errores preocupantes pero también muestra la negligencia criminal que resulta en una tragedia empeorada a lo largo de los Estados del Golfo y del Golfo de México que resultó en graves consecuencias para el ecosistema y la salud humana; con la EPA a la cabeza de la mala gestión.

La fuente informa además que entre mayo de 2010 y marzo de 2011 mucho después del supuesto arreglo del pozo de BP en julio de 2010, el promedio de niveles de toxicidad en las aguas de la región del Golfo entre Texas y Florida persistía en niveles peligrosos y que, en algunos casos, habían niveles miles de veces mayores a los que establece la EPA. Fue durante este mismo período de tiempo que las agencias del gobierno federal publicaron propaganda diciendo que todo en el Golfo de México estaba a salvo, incluyendo pescados y mariscos, el aire y el agua de mar.

Se ha alegado que los métodos usados por NOAA fueron deficientes, lo que resultó en la conclusión de que “todo está bien ahora en el Golfo”, que fue proclamado por los organismos responsables. Una de las preocupaciones aparte es el hecho de que BP tiene un fondo de 500 millones de dólares para continuar los estudios sobre los efectos posteriores del derrame y el uso de Corexit. Esto preocupa a los científicos independientes quienes advierten sobre la transparencia y la disponibilidad de esta información al público. A los científicos de BP o contratados por el gobierno no se les permite dar a conocer o discutir cualquiera de sus datos hasta su entrega a sus empleadores. Se estima que algunos de estos estudios tardarán varios años, y el público no sabrá la verdad hasta años más tarde.

El 13 de septiembre 2011, petróleo nuevo se vio cerca de donde sucedió la explosión original de BP. Debido al hecho de que la EPA insiste en usar Corexit como la única solución posible al problema, la cuestión más importante hasta el momento es -las terribles consecuencias del uso de Corexit- que no están siendo abordadas. Corexit no sólo contamina el Golfo de México y las poblaciones humanas establecidas en este, pero también es ineficaz en remediar el problema central: la limpieza de las aguas del Golfo lo más rápido posible. Lo único que Corexit ha demostrado es su eficacia para contaminar las aguas y el Golfo como un todo. ¿Por qué entonces la EPA y el gobierno federal insisten en su uso? Es interesante notar que ninguna de las declaraciones oficiales ni de la EPA, del estado o las compañías petroleras manifiestan que Corexit limpie las aguas. Ellos, sin embargo, en repetidas ocasiones dijeron que Corexit es “eficaz”, para inducir al público a pensar que Corexit limpia las aguas. Lo que Corexit hace muy eficientemente es hundir el petróleo bajo la superficie para que este no sea visto ni cuantificado. Corexit también divide el petróleo en pequeñas partículas expande la contaminación a lo largo y ancho; lo que hace que los problemas potenciales de exposición al tóxico para los seres humanos y toda la flora y la fauna sean exponencialmente peores.

LA EPA USA METODOS Y PROTOCOLOS ANTICUADOS DE LIMPIEZA EN EL DERRAME DE PETRÓLEO

En su página web, la EPA está de acuerdo en que el uso Corexit como una herramienta para limpiar el Golfo tiene cosas buenas y malas. La pregunta es, ¿dónde están los aspectos positivos? El petróleo no se limpia, pero las aguas y el ecosistema completo están contaminandos. Teniendo en cuenta la línea de acción del Gobierno Federal, parece que la tarea es empeorar las cosas, en lugar de mejorarlas. Incluso después de que BP pidío que se hicieran pruebas en el petróleo expulsado de la plataforma Deepwater Horizon con otros productos alternativos no tóxicos, cuya eficacia ya ha sido probada en la limpieza de derrames, la EPA se negó a permitir que las tecnologías alternativas fueran utilizadas.

Uno de los productos más apreciados sugeridos por los científicos y grupos ambientalistas y de conservación para limpiar derrames de petróleo es el Oil Spill Eater II, que no sólo está aprobado por la EPA, pero también aparece como parte de una lista oficial de productos para la limpieza de derrames de petróleo, denominado Plan Nacional de Contingencia plan (o lista de NCP) que han sido probados y aprobados como viables para situaciones de emergencia como la que está ocurriendo en el Golfo de México.

De acuerdo con la Alianza para el Rescate del Golfo, las solicitudes de BP para el uso en derrames de petróleo del producto Oil Pill Eater II fueron rechazados por la EPA y las autoridades regionales que controlan a los funcionarios del equipo de respuesta. The Real Agenda, recibió otros documentos que muestran las peticiones formales hechas por los Gobernadores de Louisiana, Alabama y Mississippi para utilizar o llevar a cabo ensayos con OSE II en sus estados. En junio de 2010, la EPA envió una carta al gobernador Jindal de Luisiana, negando el uso de métodos de biorremediación para limpiar el petróleo de la explosión ocurrida en la plataforma Deepwater Horizon. Documentos obtenidos por la Alianza para el Rescate del Golfo, la carta enviada a Jindal tenía una serie de inexactitudes y afirmaciones engañosas, y mostró una sorprendente falta de comprensión del proceso natural que la madre naturaleza sigue para limpiar un derrame de petróleo. Esto se hizo efectiva la eliminación del producto no contaminante OSE II que como se dijo anteriormente está en la lista de NCP para su uso en el Golfo de México. El único producto no tóxico que no encajaba con la descripción detallada de por qué la EPA determinó que la biorremediación tendría sólo un valor limitado, sin saberlo, influyó en la no utilización inmediata de OSE II. Cuando esto se señaló a la EPA en una carta posterior de enviada por OSEI Corporation, la empresa que fabrica y distribuye OSE II, la EPA ignoró la carta. El Jefe Legal de BP America, declaró en una conferencia telefónica con la Corporación OSEI, en septiembre de 2011 que BP no podría utilizar OSE II para tratar el vertido de petróleo debido a que “BP estaba obligado a acatar la decisión del gobierno” -obligado por el mandato de la EPA [a seguir usando] Corexit. En consecuencia, se estima por fuentes externas a BP que esta empresa podría “haber ahorrado un estimado de 36 mil millones en costos de limpieza si se hubiera aprobado el uso del producto alternativo a Corexit. Miembros de la Alianza para el Rescate del Golfo dicen poseer una voluminosa documentación que prueba que la EPA arbitrariamente bloquea cualquier intento de utilizar métodos ecológicos para limpiar el Golfo y en cambio prefiere usar Corexit sin tener en cuenta los daños causados a la vida marina y la salud pública que causa el dispersante químico Corexit.

El uso de tecnologías más amigables, no sólo podría haber salvado el ecosistema del Golfo en las primeras etapas del desastre, pero también habría reducido los costos del proceso de limpieza, tanto para el gobierno federal como para la propia BP y habría evitado el daño incalculable causado hasta ahora. En cambio, el desastre en el Golfo sigue poniendo en peligro todo y a todos por los altos niveles de contaminación tóxica, y los costos del proceso de limpieza – que se estiman ahora en las decenas de miles de millones de dólares- siguen multiplicándose.

Teniendo en cuenta la decisión de la EPA de no ayudar a resolver el desastre del derrame de petróleo en el Golfo de México, las organizaciones comunitarias como la Fundación Surfrider y el Centro de la Diversidad Biológica han presentado denuncias judiciales que piden a la EPA que lleve a cabo estudios a largo plazo que evalúen los impactos de Corexit en el medio ambiente y las especies en peligro de extinción. Se espera que estos juicios actúen como un llamado de atención a la EPA, NOAA y la Guardia Costera de los EE.UU., que parecen haber hecho un esfuerzo consciente para bloquear todas las alternativas dirigidas a la utilización de OSE II o cualquier otro producto respetuoso del medio ambiente y tecnologías o técnicas realmente eficaces para limpiar el Golfo con rapidez y eficacia.

Luis R. Miranda es un periodista con 15 años de experiencia. Él es el fundador y editor de The Real Agenda. Aprenda más sobre Luis aquí.