Aviones Invisibles Estadounidenses Preparan Ataque cerca de Irán

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 2 MAYO 2012

La Fuerza Aérea de los EE.UU. está planeando silenciosamente el ataque a Irán con el grupo de combate más potente en maniobras aire en las bases cerca de Irán. Furtivos F-22 Raptors se han unido a una potente mezcla de servicio activo y la Guardia Nacional Aérea F-15 Eagles, incluyendo algunos equipados con los últimos radares avanzados. El equipo de Raptor-Eagle ha estado perfeccionando las tácticas especiales para limpiar el aire de combatientes iraníes en caso de guerra.

Han pasado años desde que la Fuerza Aérea ha mantenido una presencia significativa en el Medio Oriente. Durante la invasión de Irak en 2003 donde usaron Boeing F-15C durante patrullajes aéreos de Arabia Saudita, pero la fuerza aérea iraquí no opuso resistencia y los escuadrones Águila cumplieron la misión rapidamente. Durante los siguientes nueve años, las implementaciones de la Fuerza Aérea en el Medio Oriente han sido manipuladas por los aviones de ataque a tierra, tales como el A-10, F-16 y el F-15E Strike Eagles.

La década de 1980 estuvo plagada de F-15C, que tenían problemas estructurales, lo que hizo que se quedaran en  EE.UU. y Japón. Los flamantes F-22, construidos por Lockheed Martin, sufrieron sus propios problemas mecánicos y de seguridad. Cuando se aventuraron a salir de sus bases en Virginia, Alaska y Nuevo México, fue sólo para los ejercicios de formación de corta duración sobre el Pacífico. El F-15C y F 22S se usaron en 2011 en Libia.

La Fuerza Aérea reparó los F-15 y parcialmente remendó los F-22, justo a tiempo para la escalada de enfrentamiento por el ataque al presunto programa iraní de armas nucleares. En marzo, el Ejército Aéreo desplegó la 104a Ala de Combate de la Guardia Nacional Aérea de Massachussets, volando 20 F-15C, a una base “no divulgada” en el Sudoeste de Asia – probablemente sea Al Dhafra en los Emiratos Árabes Unidos o Al Udeid en Qatar. La elevada experiencia de la agrupación de Massachusetts, que por lo general tienen varios años de experiencia más que sus homólogos en servicio activo, “estarían listos para que Irán los pruebe”, dijo el comandante del ala Coronel Robert Brooks.

La versión mejorada del F-15C de la Ala 18 en Japón se unió a las Águilas de la Guardia. Los aviones de combate con sede en Japón tienen radares APG-63 (V) 2 y (V) 3 fabricado por Raytheon. Son los radares de lectura óptica que irradian muchos haces individuales de las agrupaciones de antenas fijas y realizan un seguimiento más objetivo, más rápido, que el antiguo modelo mecánico que físicamente tiene que giran hacia atrás y adelante. El Ala 18 está trabajando con una flota de 54 águilas actualizados distribuidos en dos escuadrones. En el video de arriba, un disparo de un piloto de F-15, muestra algunas de las formaciones del ala.

El F-22 siguió la ruta de los F-15 este. “Múltiples Raptors fueron desplegados en Al Dhafra, según Amy Butler en la Semana de la Aviación. El portavoz de la Fuerza Aérea capitán Phil Ventura confirmó el despliegue. No está claro de donde vinieron. Si son de la tercera ala con base en Alaska, son el último modelo de Incremento 3.1 con capacidades de bombardeo impulsado, además del armamento aire a aire. En cualquier caso, la misión en Oriente Medio representa la primera vez que aviones F-22 están en cualquier lugar cerca de una zona de combate.

La mezcla de lo antiguo y lo actualizado; los F-15 y ultramodernos F 22S no es casual. Cuando el Pentágono dejó de producir los Raptors que cuestan cerca de 400 millones — 187 unidades — la mitad que la Fuerza Aérea dijo que necesitaba mantener 250 F-15C en servicio hasta 2025. Los pilotos comenzaron a desarrollar las tácticas de equipo para los dos tipos de combate.

“Tenemos una pequeña flota de F-22”, dijo el general Mike Hostage, comandante principal caza de la Fuerza Aérea. Así que la rama de vuelo elaboró un sistema mediante el cual un gran número de aviones F-15 cubre para un pequeño número de “aves rapaces” que se escabullen y rodean el flanco de un enemigo en modo de sigilo total. “Nuestro objetivo es volar en el frente con los F-22, y tener la persistencia para permanecer allí mientras los [F-22] están llevando a cabo su ataque [de baja observabilidad]”, dijo el mayor Todd Giggy, un piloto de Eagle.

Una cosa que se busca es la presencia en el Oriente Medio de uno de los bizjets de la Fuerza Aérea y aviones Global Hawk equipados con el Nodo Northrop Grumman Battlefield de Comunicaciones Aerotransportadas, o Bacon. El F-22, una vez concebido como un cazador solitario, fue diseñado sin vínculos de datos que son estándar en F-15 y muchos otros aviones. En cambio, el Raptor tiene su propio enlace único que es incompatible con el Águila. Bacon, ayuda a traducir las señales de radio para los dos tipos para que puedan intercambiar información. Con un plano de Bacon cerca, F-22 y F-15 pueden intercambiar datos silenciosamente. Por ejemplo, Raptors furtivos pueden localizar objetivos para los Eagles.

Son los métodos anteriores lo que la armada de EE.UU. usaría para acabar con la fuerza anticuada fuerza aérea iraní, si estallaran los combates. Los aviones de combate están en su lugar. Los pilotos están listos. Esperamos que no será necesario.

Traducido del artículo original: US Stealth Jets Get Set Near Iran

“Bombardear Irán es la Idea más Estúpida que he Escuchado”

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
12 de marzo 2012

No hay nada más claro. “Un ataque a Irán sin explorar todas las opciones disponibles no es la manera correcta de hacer las cosas.” Esta es la evaluación del ex jefe del Mossad, Meir Dagan, director de inteligencia de Israel, un equivalente del jefe de la CIA. Los rumores sobre su oposición a un ataque israelí contra Irán se han difundido en medios de comunicación desde hace un tiempo, pero es la primera vez que Dagan aparece en televisión para hablar con claridad acerca de lo que él cree que es una misión suicida para Israel, una misión que no detendrá a Irán para obtener un arma nuclear si realmente lo quisiera una.

El ex-jefe de Mossad, Meir Dagan dice que un ataque a Irán sería suicidio para Israel.

En sus propias palabras, Dagan deja claro que hay por lo menos 3 años para usar la diplomacia y las sanciones a fin de evitar un Irán nuclear. El jefe ex espía que se retiró del Mossad — aunque muchos creen que fue despedido por el actual primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, — se opone a la política de ataques preventivos de Israel contra Irán. En una entrevista bastante editada dada a CBS, Dagan dijo que el régimen iraní es muy “racional” que entiende las consecuencias de la creación o la búsqueda de un arma nuclear. Este nivel de racionalidad, dice Dagan, no es lo mismo que la gente conoce en el mundo occidental, pero él no tiene ninguna duda de que los iraníes están teniendo en cuenta todas las implicaciones de sus decisiones.

Cuando se le preguntó por qué el mundo no podía entonces tener un Irán nuclear, el ex jefe de inteligencia echó mano de una idea en gran medida desacreditada; que Irán tiene la intención de borrar a Israel del mapa. Su declaración se refiere a una cita del líder iraní Mahmoud Ahmadinejad, que nunca dijo tal cosa. Lo que dijo, como informaron muchos medios de comunicación, es que deseaba arrancar al régimen Israelí del mapa, no al pueblo judío. “Creo que los iraníes son maestros de la negociación”, dijo Dagan. Agregó que estaría preocupado si por ejemplo los europeos decidieran sentarse con los iraníes a negociar, mientras disminuyen o suavizan las sanciones como condición para tener esas conversaciones.

Meir Dagan, dirigió la agencia de inteligencia de Israel por más de 9 años. Él y sus colegas fueron responsables por el asesinato de miembros de Hamas y otros de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Él y sus equipos dirigían los programas para proporcionar equipos defectuosos a Irán con el fin de retrasar su plan para enriquecer los materiales para producir energía nuclear. También fueron responsables por el asesinato de científicos iraníes que trabajaban directamente en el programa de enriquecimiento nuclear.

Dagan dijo que Irán no tiene interés en mantener los precios del petróleo en baja, ya que es su principal fuente de ingresos y que un Irán nuclear no garantizaría la estabilidad en el Oriente Medio. Tal vez un Irán nuclear no ayudaría a mantener los precios del petróleo en baja, pero sin duda ayudaría a equilibrar la lucha de poder entre Israel y sus aliados occidentales y los países como Irán, Pakistán, Rusia y China. Los aliados de Irán parecen hacer eco de los consejos que Dagan da para no atacar a Irán. Rusia ha dicho que no permitirá ningún ataque contra Siria o Irán, y también lo ha hecho China. Recientemente, prominentes funcionarios chinos alertaron a sus organizaciones de defensa para prepararse para una guerra abierta contra los Estados Unidos, en el caso de que el gobierno encabezado por Barack Obama, decida apoyar a un ataque israelí contra Irán.

Tanto Pakistán como Rusia hablaron públicamente sobre su oposición a un ataque contra Irán o Siria. Los líderes paquistaníes han dejado en claro que echarán una mano a sus vecinos si Israel o los EE.UU. decide atacarlos. Dagan llegó a decir que un Irán nuclear haría más fácil para crear las condiciones para mantener un Medio Oriente inestable, con el fin de mantener el precio del petróleo artificialmente alto. La pregunta es, ¿no han hecho esto Estados Unidos e Israel — mantener la inestabilidad en Oriente Medio — al atacar  países árabes sin ninguna razón, basando los ataques en información de inteligencia falsa que a menudo fue proporcionada por Mossad o la CIA? Una cosa es cierta, un Irán nuclear no sería rival ni para Israel, que cuenta con más de 300 armas nucleares, ni para los Estados Unidos por la misma razón. Irán tendría un arma nuclear, o unas pocas armas nucleares que no serían capaces de igualar el arsenal de Israel ni el de Estados Unidos. Lo que un Irán nuclear sin duda haría es dar mayor estabilidad a la región pues Israel y Estados Unidos tal vez lo pensarían dos veces antes de atacar el país encabezada por Ahmadinejad — directamente o a través de sus gobiernos proxy.

El ex jefe de inteligencia dijo que uno de los medios para lograr el cambio en Irán es hacerlo a través de organizaciones de oposición como grupos de estudiantes y de etnias minoritarias. Él, sin embargo, negó la participación del Mossad en cualquier acción que directa o indirectamente hizo exactamente eso. No hay necesidad de explicaciones, sin embargo. Hay muchas evidencias de que el Mossad tiene elementos que operan en Irán que están llevando a cabo las operaciones secretas de desestabilización para influir en las decisiones de Irán. Él dijo que era el deber del Mossad ayudar a cualquiera que quisiera impulsar un cambio de régimen en Irán. Dagan hizo hincapié en que un ataque a Irán este año sería imprudente, sobre todo porque una intervención militar no impediría que Irán obtuviera un arma nuclear, que es lo que Israel supuestamente más teme. “Solamente lo retrasaría”, dice Dagan. Él dice que impedir que Irán obtenga un arma nuclear es una tarea muy complicada, porque a diferencia de lo que muchos creen, Irán no tiene un puñado de sitios nucleares, sino decenas de sitios.

Aunque públicamente, Barack Obama, está de acuerdo con la opinión de Dagan, en la práctica el gobierno de EE.UU. actúa de manera muy diferente. Los EE.UU. ha enviado varios buques de guerra a la región del Golfo, específicamente con el Estrecho de Ormuz, una zona que Irán ha amenazado con cerrar si es atacado, ya sea por Israel o las fuerzas militares de Estados Unidos. “Un Irán nuclear no es un problema israelí, sino un problema global”, dijo el ex jefe del Mossad. Agregó que si Israel no ataca a Irán militarmente, él prefiere que sea EE.UU. que lo haga en lugar de cualquier otro país. Israel es conocido por unilateral y preventivamente atacar sitios en los países vecinos, como Irán y Siria. Pero esta vez el señor Dagan cree que las cosas pueden suceder de otra manera. Dijo que un ataque a Irán en un futuro próximo será provocar una guerra regional como nunca antes vista, con cohetes sobrevolando y aterrizando en territorio israelí desde el norte y el sur. Tal vez es por eso que Israel ha estado entrenando para destruir cohetes entrantes con su nuevo sistema anti-misiles en tierra. La defensa parece estar preparándose para el tipo de escenario que Dagan describe en la entrevista. “Sería un impacto devastador a nuestra capacidad para continuar con nuestra vida diaria”, dijo Dagan, acerca de los ataques de Hamas y Hezbolá, si Israel decide bombardear Irán. “Creo que Israel podría estar en una situación muy grave por un buen tiempo”, advirtió Meir Dagan.

“No sería un ataque militar lo que detendría a Irán, eso apenas lo retrasaría”, aclaró Dagan. A pesar de que pasó la mayor parte de su vida llevando a cabo ataques terroristas contra los árabes, Dagan dijo que para él no hay placer o alegría en el asesinato de personas. El mismo tiene un montón de cuadros en su casa, donde interpreta a los árabes, que dice que admira mucho. “Sé que suena antisemita si digo que algunos de mis mejores amigos son árabes, pero yo realmente, realmente admiro algunas de las cualidades de los árabes.” A pesar de la glorificación que la reportera de CBS hizo sobre los asesinatos llamándolos de “exquisitamente ejecutados “, Dagan dijo que no era tal cosa. La mayoría de la gente cree que la salida de Meir Dagan del Mossad es una consecuencia directa de su oposición a un ataque contra Irán, así como de la fallida operación que Mossad llevó a cabo en Dubai para matar a personal iraní dentro de un hotel de esa ciudad. Se cree que, Benjamin Netanyahu no le ofrecieron el trabajo una vez más y que esta es la razón por la que Dagan está hablando en público en contra de cualquier acción militar contra Irán.

Meir Dagan, niega que él está buscando venganza.