“Diseñar Humanos con Características Unicas” bajo un Gobierno Mundial

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Septiembre 29, 2010

Recientemente, un documento titulado Gobernabilidad Global 2025: En un momento Crítico fue divulgado a través de una demanda impuesta bajo el Acto de Libertad de Información . El documento, escrito por el American National Intelligence Council (NIC) y el Instituto de la Unión Europea de Estudios de Seguridad (IES), describe el programa que entra a regir a partir de ahora y hasta 2025 para el gobierno mundial. Se analizan los muchos obstáculos en la búsqueda e imposición de un gobierno mundial y se analiza la posibilidad, la conveniencia, de literalmente “diseñar a los seres humanos con capacidades físicas, emocionales y cognitivas únicas.”

“A pesar de no ser una política prescriptiva, el informe comparte una fuerte creencia -como se ejemplifica en los enfoques multilaterales de los EE.UU. y los gobiernos de la UE para resolver los problemas mundiales, tales como la reciente crisis financiera- que los desafíos globales requieren soluciones globales.”, dice el documento.

Haciendo hincapié en que las cuestiones como proliferación y la seguridad cibernética ya son sujetas a cooperación internacional, el documento dice:

“(…) nos centramos en cuestiones como los conflictos intraestatales, gestión de recursos, la migración, y la biotecnología. Aunque reconocido por muchos como retos actuales, creemos que el impacto a largo plazo de estas cuestiones en la fuerza del orden internacional no ha sido totalmente apreciado. ”

Reconociendo que el impulso de la gobernabilidad global (que es un eufemismo de gobierno global) se ha visto disminuido con el aumento de la resistencia de personas en todo el mundo, los autores culpan a un “mundo multipolar” de este hecho:

“Perspectivas diversas y sospechas acerca de la gobernabilidad global, que es visto como un concepto occidental, se sumará a las dificultades de dominar con eficacia el creciente número de desafíos.”

El documento también reconoce la inquietud internacional con las aventuras militares de gran escala “si (…), impulsadas por el Occidente “. Además, propone un “marco general para gestionar los problemas interrelacionados de alimentos, agua y energía.”

“Otras cuestiones sobre el horizonte”, el documento continúa diciendo, “la emigración, la posible apertura del Ártico, y los riesgos asociados con la revolución biotecnológica -es probable que aumenten en importancia y la demanda de un mayor nivel de cooperación. Estas cuestiones son difíciles para la cooperación multilateral, ya que requieren una acción más preventiva. En las circunstancias actuales, una mayor cooperación sobre estas cuestiones en las que los riesgos no son claros será especialmente difícil de lograr. ”

El documento esboza varios “escenarios posibles” de la evolución futura que pueden amenazar el “sistema internacional”, la primera es que “las instituciones formales siguen estando en gran medida fuera de la reforma y los estados occidentales, probablemente deben asumir un papel desproporcionado de la” gobernabilidad global “, pues los países en desarrollo evitan interrupciones en sus sistemas. Este futuro no es sostenible en el largo plazo ya que cada vez se torna más inmanejable para el “sistema internacional.”

El segundo escenario previsto es el de “fragmentación”, en el que “estados de gran tamaño o regiones traten de aislarse de las amenazas externas.”

El tercer escenario es el más preocupante, no para los autores del documento, sino para toda la humanidad:

“Bajo este escenario, una grave amenaza para el sistema internacional -posiblemente un inminente desastre ambiental o un conflicto que amenace con propagarse- beneficiaría el establecimiento de un sistema de cooperación mayor en la solución de los problemas mundiales. una importante reforma del sistema internacional se haría posible. Aunque es menos probable que los dos primeros escenarios en el futuro inmediato, tal situación podría resultar en el mejor resultado a largo plazo, la creación de un fuerte sistema internacional que intensifique el nivel de cooperación global en una serie de problemas. Los EE.UU. comparte más poder de su actual cuota, mientras que China y la India aumentan su reparto de la carga negativa y la UE asume un papel más global. Una solución estable también puede ocurrir gradualmente durante un largo período en el que las diferencias económicas se encogen y el ingreso per capita se equipara.” O sea, los que son pobres seguirán siendo pobres, mientras que la clase media será rebajada a ese mismo nivel. Mientras tanto, los ricos y poderosos seguirán siendo ricos y poderosos.

Mencionar la posibilidad, incluso la conveniencia de un “inminente desastre ambiental”, o el conflicto como un medio para establecer un gobierno mundial es la ruta preferida, según los autores. Pero, aún más preocupante que la gobernabilidad mundial para “combatir amenazas”, es la posibilidad y conveniencia de literalmente “diseñar a los seres humanos con habilidades físicas, emocionales y cognitivas únicas”, basado en propuestas de los que controlan al gobierno de EE.UU. y los consejos de Inteligencia de la UE. Aquí es la cita en su totalidad:

“Además, la biotecnología, que según la OECD, aumentaría potencialmente el PIB de sus miembros -puede impulsar nuevas formas de comportamiento humano y de asociación, creando cuestiones culturales y éticas profundas, que serán cada vez más políticamente contenciosas. Pocos expertos creen que los actuales instrumentos de gestión son adecuados para los desafíos. Por ejemplo, la modificación directa del ADN en la fecundación es ampliamente investigada con el objetivo de eliminar los genes defectuosos, sin embargo, discusiones sobre las futuras capacidades abren la posibilidad para el diseño de los seres humanos con habilidades físicas, emocionales y cognitivas únicas”.

Ahí está. El documento es muy claro al respecto. “Instrumentos actuales de gobernabilidad” no son suficientes para los objetivos de la élite mundial. A fin de facilitar “el diseño de los seres humanos con habilidades físicas, emocionales y cognitivos únicas” se necesita un nuevo marco global. Desde luego este nuevo marco y el diseño mismo de los “nuevos” seres humanos será hecho en una forma en que permita la expansión del sistema que los globalistas y élites quieren imponer. Sino, ¿para qué molestarse en genéticamente diseñar una población?  Esas características únicas no serían para el beneficio de los nuevos humanos, sino para el de los elitistas.  Esos humanos no serían mas sanos, o fuertes, sino más dóciles y manejables.  Cualquier cualidad impuesta en sus genes será para asegurar su esclavitud y servidumbre, no su libertad.

Jarabe de Maíz Alto en Fructosa es ahora “Azúcar de Maíz”

Nuevo nombre, mismo veneno. La gente está despertando a los peligros del jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y han enviado el consumo de productos con el ingrediente a los niveles más bajos en 20 años

AP

Los fabricantes de jarabe de maíz de alta fructosa quieren endulzar su imagen con un nuevo nombre: azúcar de maíz. La Asociación de Refinadores de Maíz envión el martes una aplicación al gobierno federal en Estados Unidos para obtener permiso para utilizar el nombre en las etiquetas de los alimentos. El grupo espera que el nuevo nombre mejorará la “confusión” que según ellos existe sobre el edulcorante que se utiliza en los refrescos gaseosos, pan, cereales y otros productos.

El consumo de jarabe de maíz ha caído a los niveles más bajos en 20 años debido a la preocupación de los consumidores que este ingrediente contribuye a la obesidad mucho más que el azúcar tradicional. Algunos científicos han relacionado el consumo de refrescos gaseosos -la gran mayoría de los cuales es endulzada con jarabe de maíz alto en fructosa- a la obesidad.

La Administración de Alimentos y Medicamentos podría tomar dos años para decidir sobre el nombre, pero eso no va a detener a la industria para usar el término en comerciales y propaganda.

Hay una campaña de marketing en internet http://www.cornsugar.com y en la televisión. Dos nuevos comerciales tratar de aliviar la “confusión” del comprador, mostrando a las personas que dicen que ahora entienden que “si se trata de azúcar de maíz o caña de azúcar, y que su cuerpo no puede ver la diferencia entre estos y el jarabe de maíz manipulado industrialmente. El azúcar es azúcar “, dice la campaña.

Cambiar el nombre de los productos ha tenido buenos resultados antes. Por ejemplo, el ácido eurcico se hizo mucho más popular después de convertirse en “el aceite de canola” en 1988. Las ciruelas pasas tratado de arrojar una imagen pesada al convertirse en “las ciruelas secas” en 2000. El nuevo nombre ayudaría a la gente a entender detalles sobre el edulcorante, dijo Audrae Erickson, presidente del grupo de refinadores con sede en Washington.

“Ha sido muy despreciado e incomprendido”, dijo. Ella se negó a decir cuánto cuesta la campaña.

El azúcar y el jarabe de maíz alto en fructosa son nutricionalmente iguales, y no hay evidencia de que el edulcorante es peor para el cuerpo que el azúcar, dijo Michael Jacobson, director ejecutivo del Centro para la Ciencia en el Interés Público. La conclusión es que la gente debe consumir menos de todos los azúcares, dijo Jacobson. “Refrescos gaseosos endulzados con azúcar es tan propicio a la obesidad como los refrescos carbonatados endulzados con jarabe de maíz alto en fructosa”, dijo.

La Asociación Médica Americana dice que no hay pruebas suficientes para restringir el uso de jarabe de maíz de alta fructosa, a pesar de que quiere más investigación. Sin embargo, los estadounidenses cada vez están culpando al jarabe de maíz de alta fructosa y lo evitan. La primera dama Michelle Obama ha dicho que no quiere que sus hijas lo consuman.

Los padres como Joan Leib escanean las etiquetas de ingredientes y no compran nada que tenga jarabe de maíz con alta fructosa. La madre de dos en Somerville, Massachusetts, ha estado evitando el edulcorante por alrededor de un año para reducirlo en la dieta de su familia. “Lo encontré en cosas que nunca pensaría que es necesario, o que deberían tenerlo,” dijo Leib, de 36 años. “Lo encontré en frascos de encurtidos, en muffins y pan. ¿Por qué necesitamos edulcorantes extra? “

Muchas compañías están respondiendo al rechazo de los consumidores al sacarlo de sus productos. El mes pasado, Sara Lee cambió al azúcar en dos de sus panes. Gatorade, Snapple y salsa de tomate Hunt muy notoriamente cambiaron a de azúcar en los últimos dos años. El estadounidense medio comía 35,7 libras de jarabe de maíz alto en fructosa, el año pasado, según el Departamento de Agricultura de EE.UU.. Ello representa una baja del 21 por ciento, pues bajó de 45,4 libras 10 años atrás.

Azúcar de caña y de remolacha, mientras tanto, han oscilado alrededor de 44 libras por persona al año desde mediados de la década de 1980, después de caer rápidamente en la década de 1970, cuando el jarabe de maíz alto en fructosa – una alternativa más barata al azúcar – ganó el favor de los fabricantes de gaseosas.

Con caída en las ventas en los EE.UU., la industria está creciendo en mercados emergentes como México y América Latina, donde los ingresos se han mantenido estables en 3 a 4 mil millones de dólares al año, dijo el analista de Credit Suisse, Robert Moskow. Hay cinco fabricantes de jarabe de maíz alto en fructosa en los EE.UU.: Archer Daniels, Midland Inc., Corn Products International, Cargill, (empresa química), Roquette America, y Tate & Lyle.

Las refinerías de maíz dicen que su nuevo nombre describe mejor el edulcorante.

“El nombre de azúcar” refleja con mayor precisión la fuente de los alimentos (maíz) e identifica la naturaleza básica del ingrediente los alimentos (un azúcar), y revela la función en la comida (un edulcorante),” dice la petición de la indústria.

¿Serán los consumidores engañados con el nuevo nombre?

El público se muestra escéptico, por lo que el cambio será visto críticamente, dijo Tim Calkins, profesor de Marketing en Kellogg School of Management de la Northwestern University. “Esto no es muy diferente de lo que cualquier marca con fama negativa tratando de ser vista con buenos ojos”, dijo, añadiendo que el cambio es similar a lo que ValuJet – cuyo nombre se vio empañada por un accidente mortal en 1996 – hizo cuando compró la flota de AirTran y tomó su nombre.

“Ellos no están diciendo que esto es un producto sano, o que es saludable”, dijo. “Están tratando de alejarse de las asociaciones negativas.”

Fundación Rockefeller Financia Alimentos Transgénicos Esterilizantes

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Septiembre 1, 2010

Al parecer no hay límite a las ambiciones de la Fundación Rockefeller para introducir compuestos anti-fertilidad en cualquier servicio de salud existente, tales como vacunas, o -como parece ser el caso ahora – en productos de consumo diario.

El informe anual de 1985 de la Fundación Rockefeller ha destacado su constante dedicación a la búsqueda de un buen uso de la sustancia anti-fertilidad “gosipol”, o C30H30O8 – como dice la descripción.

De hecho, el gosipol, es un polifenol tóxico derivados de la planta de algodón, fue identificado desde el principio en la investigación por la Fundación como un esterilizante efectivo. La pregunta era cómo implementar o integrar la sustancia tóxica en los cultivos.

“Otro de los intereses a largo plazo de la Fundación ha sido el uso de gosipol, un compuesto que ha demostrado tener un efecto anti-fertilidad en los hombres. A finales de 1985, la Fundación hizo donaciones por un total de aproximadamente $ 1,6 millones en un esfuerzo para apoyar y estimular investigaciones científicas sobre la seguridad y eficacia de gosipol. ”

En el informe anual de 1986 de la Fundación Rockefeller, la organización admite financiamiento de la investigación sobre el uso de compuestos en la reducción de la fertilidad y su uso en los alimentos para el “uso generalizado“:

“Los estudios sobre anticonceptivos para hombres se centran en gosipol, una sustancia natural extraída de la planta de algodón, e identificada por investigadores chinos por tener un efecto contrario a la fertilidad en los hombres. Antes que su uso generalizado pueda ser recomendado, se requiere más investigación para ver si bajando la dosis se pueden eliminar efectos secundarios no deseados, sin reducir su eficacia como método anticonceptivo. La Fundación apoya investigaciones sobre la seguridad de gosipol, reversibilidad y eficacia en siete diferentes subvenciones de 1986 “.

Parece que los científicos financiados han encontrado una manera de “reducir la dosis” de gosipol, evitando la toxicidad de la sustancia, a fin de contener e incluso eliminar estos “indeseables efectos secundarios”, que incluyen: niveles bajos de potasio en sangre, fatiga, debilidad muscular e incluso parálisis. Si estos efectos pueden ser eliminados sin que la reducción de los efectos contrarios a la fertilidad desaparezcan, la Fundación imaginó, sería un muy eficaz y casi indetectable esterilizante.

Aunque abiertamente, la investigación y el desarrollo de gosipol como un compuesto anti-fertilidad fue abandonado a finales de 1990, la semilla de algodón que contiene la sustancia fue seleccionada especialmente para su distribución masiva a principios de la década actual. Alrededor de 2006 los medios de comunicación dieron una campaña, diciendo que la semilla de algodón podría ayudar a acabar con el hambre y la pobreza.

En 2006, NatureNews informó que la interferencia de ARN (RNAi o) era el camino a seguir. Por un lado sería “cortar el contenido de gosipol en semillas de algodón en un 98%, dejando a las defensas químicas del resto de la planta intacta.” Además, el artículo citó a la Dra. Deborah P. Delmer, directora asociada de la Fundación Rockefeller sobre la seguridad de los alimentos, quien se apresuró a enterrar cualquier preocupación:

“Deborah Delmer, directora asociado de la Fundación Rockefeller en Nueva York y experta en seguridad de los alimentos agrícolas, señala que una ventaja de utilizar la tecnología de RNAi es que se apaga un proceso de genes en lugar de iniciar una función novedosa. Así que en lugar de introducir una nueva proteína extraña, sólo se cierra un proceso “, dice Delmer. “En ese sentido, creo que las preocupaciones de seguridad deben ser mucho menos que otras tecnologías de modificación genética.”
Un artículo de 2006, de la revista National Geographic, titulado: Semilla de Algodón Libre de Toxinas Podría Alimentar a Millones, cita al director del Laboratorio de Cultivos de Transformación (Texas A & M Universtity), Keerti Singh Rathore, diciendo:

“Una semilla de algodón sin gosipol contribuiría significativamente a la nutrición y la salud, especialmente en los países en desarrollo, y a ayudar a satisfacer las necesidades del aumento de 50 por ciento pronosticado en la población mundial en los próximos 50 años”. “El estudio de Rathore, asegura el artículo,” representa el primer caso, en le cual gosipol se redujo a través de ingeniería genética que se enfoca en los genes que hacen que la toxina “.

Traigo en recuerdo la declaración formulada por la Fundación Rockefeller en su informe anual de1986, que dice:

“Antes de que el uso generalizado pueda ser recomendado, se requiere más investigación para ver si bajando la dosis se pueden eliminar efectos secundarios no deseados, sin reducir su eficacia como método anticonceptivo.”

En el informe de 1997 de la Fundación, Rathore es mencionado (página 68). Una beca postdoctoral fue concedida a un tal E. Chandrakanth “para estudios avanzados de biología molecular de plantas bajo la dirección de Keerti S. Rathore, en el Laboratorio de Cultivo y Transformación, de Texas A & M University, College Station, Texas.”

Comprometedoras conexiones, sin duda, para alguien que decía tener objetividad académica en cuanto a gosipol y sus efectos esterilizantes. Rathore explicó el funcionamiento de ARNi en una edición de 2006 de las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

“Toxicidad por gosipol de semilla de algodón es un problema de largo alcance”, dijo Rathore, “y la gente ha tratado de arreglarlo, pero no han podido a través del fitomejoramiento tradicional. Mi área de investigación plantas transgénicas, así que pensé sobre el uso de algunos métodos moleculares para abordar este problema “.

Rathore también menciona la fuente de financiamiento principal que desea ayudar en su trabajo sin decir el nombre:

“Estamos tratando de encontrar algunos socios y probablemente las fundaciones de caridad para que nos ayuden en términos de hacer todo tipo de pruebas que se requieren antes de que una planta sea genéticamente aprobada para alimentación humana o animal. Estamos en las etapas más tempranas y se tienen un montón de ideas en mente, pero tenemos que implementarlas. Espero que podamos encontrar algún tipo de asociación que nos permita utilizarlas “.

También expresó que la adaptación final de la semilla de algodón y su uso generalizado era un proyecto a largo plazo:

“(…) Ahora mismo hay muchos obstáculos cuando se trata de una planta modificada genéticamente. Pero creo que en los próximos 15 o 20 años -hoy en día- muchos de estos reglamentos que se tienen que satisfacer serán eliminados o reducidos sustancialmente. “

La Fundación, como se desprende de las declaraciones de Deborah Delmer, está más que interesada. Peor aún, a través del uso de gosipol en los alimentos, el cumplimiento de su objetivo de esterilización de las poblaciones se hace visible.

Biocombustibles Emiten 400 por ciento más CO2 que los Fósiles

Aunque el CO2 no es el contaminante que los ambientalistas locos retratan, ¿dónde está la solución medioambiental sobre el uso actual de los biocarburantes si estos emiten más que que la gasolina o el diésel? No hay ninguna. Se trata de mantener un monopolio y control.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Agosto 16, 2010

Un informe reciente publicado por la Unión Europea ha puesto de manifiesto que los biocombustibles o combustibles elaborados con organismos vivos, de fuentes renovables, no son realmente tan beneficiosos para el medio ambiente. En lugar de reducir las emisiones de carbono neto según lo previsto, los biocombustibles producen cuatro veces más contaminación de dióxido de carbono que los combustibles fósiles. De nuevo, el CO2 no es un elemento contaminante como se mal informa, pero aún si lo fuese, los biocombustibles actuales están lejos de ser la solución. Desde luego esto es sabido por los controladores del monopolio de combustibles.

Los biocombustibles como el etanol de maíz común, que se ha convertido en un aditivo popular en la gasolina, y el biodiesel de soja, que está siendo utilizado en camiones comerciales y otros vehículos a diésel, a menudo se consideran beneficiosos para el medio ambiente porque son renovables. Sin embargo, el uso de alimentos para producir combustibles y comida ha resultado primeramente en el uso de grandes franjas de tierra en todo el mundo para el cultivo de maíz, soya y caña de azúcar que se usan en biocombustibles.

En otras palabras, millones de acres de exuberantes bosques tropicales se están convirtiendo en campos de maíz y soja a fin de proporcionar suficiente de estos recursos para sus nuevos usos. La emisión neta de carbono por la producción de combustibles es mucho mayor que lo que se emite por el uso de combustibles fósiles.

Según el informe, la soja estadounidense tiene una ‘huella de carbono‘ indirecta de 340kg de CO2 por gigajulio (GJ), mientras que el diésel y la gasolina crear sólo 85kg/GJ. Del mismo modo, la colza, una planta similar a la canola en América del Norte, de manera indirecta crea ‘huella’ mayor a los combustibles fósiles porque el uso de la tierra produce 150kg/GJ adicionales. En otras naciones, las tierras han sido convertidas para el cultivo de colza para la alimentación a fin de sustituir los cultivos nativos que ahora se cultivan para el combustible.

Irónicamente, la cantidad de recursos directos e indirectos utilizados para cultivar alimentos para la producción de combustible es bastante alta comparada con el de los combustibles fósiles convencionales. Los biocarburantes también no se queman tan eficientemente y pueden ser destructivos para los motores de los vehículos. La gasolina de etanol-enriquecido también puede reducir la eficiencia del kilometraje por más de 25 por ciento, dependiendo del vehículo.

El cultivo de alimentos para producir combustibles acaba por incrementar el precio de los alimentos para los consumidores. También ejerce una presión adicional para las familias, muchas de las cuales ya están teniendo dificultades para soportar las actuales condiciones económicas.

Cuando todo está dicho y hecho, los biocombustibles parecen ser un montón de propaganda, sin muchos beneficios. Ambientalmente, el fiscalmente y en la práctica, los biocombustibles son un desastre. Los combustibles fósiles no puede ser una forma ideal de energía limpia, pero en este momento hacen mucho más sentido que los biocombustibles.

Fuentes para este artículo incluyen:

http://trade.ec.europa.eu/doclib/docs/2010/march/tradoc_145954.pdf

http://www.telegraph.co.uk/

http://www.truckinginfo.com/

http://www.nytimes.com/

Alimentos: El Secreto Siniestro

La tienda de comestibles, junto con su fregadero de la cocina, son dos de los lugares más peligrosos del mundo.

En los siguientes videos, se aborda uno de los más oscuros modos del poder de la globalización y como se ha usado para controlar a la población a través de los alimentos. La adulteración de los cultivos básicos del planeta, las especies genéticamente modificadas y el agua alterada intencionadamente, los alimentos y el aire.  Esto asciende a una operación de eugenesia para debilitar a las masas y lograr la dominación de espectro total.