Traficantes de drogas entre los mejores clientes de HSBC

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 14 NOVIEMBRE, 2012

El Ministerio británico de Hacienda y Aduanas (HMR) ha abierto una investigación sobre cuentas bancárias en Banco de Hong Kong and Shanghai (HSBC), cuyos propietarios son ciudadanos británicos en la isla de Jersey, conocida por sus bajos impuestos.

Según ha informado el Daily Telegraph, la investigación se inició tras una denuncia anónima que dio detalles de las cuentas de clientes del Reino Unido en la isla y en el extranjero.

Los miembros de la lista de 4.388 personas incluyen a personas famosas que mantienen unos £ 699 millones fuera del país y miles de millones de libras en planes de inversión.

El diario dijo que la lista de personas en Jersey incluye a Daniel Bayes, un famoso traficante de drogas y ex con, quien se encuentra en Venezuela, y Michael Lee, que ha sido declarado culpable de posesión ilegal de cientos de armas. También hay tres banqueros que en el pasado fueron procesados ​​por fraude masivo.

El banco HSBC tiene la obligación legal de informar en caso de duda sobre el origen de los fondos depositados en las cuentas. La compañía de Londres aumentó a 1.500 millones de dólares las sanciones que tendrá que pagar a los EE.UU. por lavado de dinero.

Jersey, la isla más grande del Canal de la Mancha, es una democracia parlamentaria con su propio poder judicial, financiero, legal e independiente. Su condición de paraíso fiscal irrita cada vez más a los británicos, afectados por la recesión y un déficit significativo.

No es la primera vez que las autoridades encuentran que el banco HSBC y otros como Wells Fargo y Wachovia ayudan a transferir millones y, en algunos casos miles de millones de dólares en todo el mundo a pesar de que el origen de esas grandes cantidades de dinero son desconocidos. En mayo, el Vancouver Sun informó sobre cómo HSBC permite el lavado de grandes cantidades de dinero a través de cuentas que pertenecían a algunos de sus clientes más ricos. En su informe, el Sun relató como documentos y correos electrónicos mostraron que HSBC no sólo no preguntaba sobre el origen de los fondos, sino que también hizo todo lo posible para disimular la transferencia del dinero de los clientes de origen Iraniano, Libanés, Brasileño y Cubano. La mayoría de las transacciones sospechosas se realizaron a través de las oficinas de HSBC en Nueva York y Miami.

Bloomberg informó también sobre cómo HSBC, Wachovia, Bank of America lavaron miles de millones de dólares de los cárteles mexicanos de la droga. En ese caso, los traficantes habían comprado un avión DC-9 con fondos lavados que habían transferido a través de dos de los bancos más grandes en los EE.UU.: Wachovia Corp. y Bank of America Corp., informó la revista Bloomberg Markets en agosto de 2010. El Banco Wachovia lavó $ 378,4 mil millones originadas en  casas de cambio de moneda mexicana, entre 2004 y 2007. Esa es la mayor violación de la Ley de Secreto Bancario, una ley contra el blanqueo de dinero, en la historia de EE.UU..

Gran parte del dinero del narcotráfico lavado por los bancos internacionales usualmente termina en lugares como el mercado de valores a lo que muchos atribuyen al hecho de que la economía global no colapsara completamente en 2008. Una gran parte del dinero de la droga sirve para financiar las operaciones de inteligencia de la CIA y el resto va a comprar grandes porciones de tierras y recursos de todo el planeta.

En el caso de HSBC, las acciones de lavado de dinero forman parte de un esquema “encubierto que mueve miles de millones de dólares entre los bancos cada día. Bajo este sistema, los bancos en los Estados Unidos se utilizan para mover grandes cantidades de fondos ilícitos “, dijo Jennifer Shasky Calvery, jefe de Confiscación de Activos y Lavado de Dinero del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en su testimonio en una audiencia del Congreso en febrero pasado.

De acuerdo con el informe del Vancouver Sun, bancos como HSBC debilitó su departamento que vigila el blanqueo de capitales y contrató a personas incompetentes para vigilar las operaciones que normalmente se mantenían por debajo del radar. “HSBC no ha examinado miles de alertas internas contra el lavado de dinero y no ha generado los reportes legales requeridos, informes de actividades sospechosas en las transacciones recogidas por el sistema de control interno del banco.” Actividad sospechosa se envía a la policía para ser estudiada y vigilada. En mayo de 2010, HSBC tenía un arsenal de cerca de 50.000 informes de actividades sospechosas que no habían sido transmitidas a las autoridades.

Quizás el detalle más sorprendente que se muestra en los documentos relacionados con la investigación en curso en contra de HSBC es que la gerencia  intencionalmente decidió no mirar en algunos casos de actividad sospechosa. “Parece que hay casos en que los empleados del Banco están tergiversando los datos”, que se envían a los altos directivos. En otros casos, los administradores simplemente cambiaron las calificaciones de riesgo para algunas transacciones, ara no alarmar a nadie del fraude que estaba siendo cometido.

The Real Agenda permite la reproducción del contenido original publicado en el sitio SOLAMENTE a través de las herramientas proporcionadas al final de cada artículo. Por favor NO COPIE contenido de nuestro sitio para redistribuirlo o enviarlo por correo electrónico.

About Luis Miranda
The Real Agenda is an independent publication. It does not take money from Corporations, Foundations or Non-Governmental Organizations. It provides news reports in three languages: English, Spanish and Portuguese to reach a larger group of readers. Our news are not guided by any ideological, political or religious interest, which allows us to keep our integrity towards the readers.

Comments are closed.