Advertisements

Aviones Invisibles Estadounidenses Preparan Ataque cerca de Irán

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 2 MAYO 2012

La Fuerza Aérea de los EE.UU. está planeando silenciosamente el ataque a Irán con el grupo de combate más potente en maniobras aire en las bases cerca de Irán. Furtivos F-22 Raptors se han unido a una potente mezcla de servicio activo y la Guardia Nacional Aérea F-15 Eagles, incluyendo algunos equipados con los últimos radares avanzados. El equipo de Raptor-Eagle ha estado perfeccionando las tácticas especiales para limpiar el aire de combatientes iraníes en caso de guerra.

Han pasado años desde que la Fuerza Aérea ha mantenido una presencia significativa en el Medio Oriente. Durante la invasión de Irak en 2003 donde usaron Boeing F-15C durante patrullajes aéreos de Arabia Saudita, pero la fuerza aérea iraquí no opuso resistencia y los escuadrones Águila cumplieron la misión rapidamente. Durante los siguientes nueve años, las implementaciones de la Fuerza Aérea en el Medio Oriente han sido manipuladas por los aviones de ataque a tierra, tales como el A-10, F-16 y el F-15E Strike Eagles.

La década de 1980 estuvo plagada de F-15C, que tenían problemas estructurales, lo que hizo que se quedaran en  EE.UU. y Japón. Los flamantes F-22, construidos por Lockheed Martin, sufrieron sus propios problemas mecánicos y de seguridad. Cuando se aventuraron a salir de sus bases en Virginia, Alaska y Nuevo México, fue sólo para los ejercicios de formación de corta duración sobre el Pacífico. El F-15C y F 22S se usaron en 2011 en Libia.

La Fuerza Aérea reparó los F-15 y parcialmente remendó los F-22, justo a tiempo para la escalada de enfrentamiento por el ataque al presunto programa iraní de armas nucleares. En marzo, el Ejército Aéreo desplegó la 104a Ala de Combate de la Guardia Nacional Aérea de Massachussets, volando 20 F-15C, a una base “no divulgada” en el Sudoeste de Asia – probablemente sea Al Dhafra en los Emiratos Árabes Unidos o Al Udeid en Qatar. La elevada experiencia de la agrupación de Massachusetts, que por lo general tienen varios años de experiencia más que sus homólogos en servicio activo, “estarían listos para que Irán los pruebe”, dijo el comandante del ala Coronel Robert Brooks.

La versión mejorada del F-15C de la Ala 18 en Japón se unió a las Águilas de la Guardia. Los aviones de combate con sede en Japón tienen radares APG-63 (V) 2 y (V) 3 fabricado por Raytheon. Son los radares de lectura óptica que irradian muchos haces individuales de las agrupaciones de antenas fijas y realizan un seguimiento más objetivo, más rápido, que el antiguo modelo mecánico que físicamente tiene que giran hacia atrás y adelante. El Ala 18 está trabajando con una flota de 54 águilas actualizados distribuidos en dos escuadrones. En el video de arriba, un disparo de un piloto de F-15, muestra algunas de las formaciones del ala.

El F-22 siguió la ruta de los F-15 este. “Múltiples Raptors fueron desplegados en Al Dhafra, según Amy Butler en la Semana de la Aviación. El portavoz de la Fuerza Aérea capitán Phil Ventura confirmó el despliegue. No está claro de donde vinieron. Si son de la tercera ala con base en Alaska, son el último modelo de Incremento 3.1 con capacidades de bombardeo impulsado, además del armamento aire a aire. En cualquier caso, la misión en Oriente Medio representa la primera vez que aviones F-22 están en cualquier lugar cerca de una zona de combate.

La mezcla de lo antiguo y lo actualizado; los F-15 y ultramodernos F 22S no es casual. Cuando el Pentágono dejó de producir los Raptors que cuestan cerca de 400 millones — 187 unidades — la mitad que la Fuerza Aérea dijo que necesitaba mantener 250 F-15C en servicio hasta 2025. Los pilotos comenzaron a desarrollar las tácticas de equipo para los dos tipos de combate.

“Tenemos una pequeña flota de F-22”, dijo el general Mike Hostage, comandante principal caza de la Fuerza Aérea. Así que la rama de vuelo elaboró un sistema mediante el cual un gran número de aviones F-15 cubre para un pequeño número de “aves rapaces” que se escabullen y rodean el flanco de un enemigo en modo de sigilo total. “Nuestro objetivo es volar en el frente con los F-22, y tener la persistencia para permanecer allí mientras los [F-22] están llevando a cabo su ataque [de baja observabilidad]”, dijo el mayor Todd Giggy, un piloto de Eagle.

Una cosa que se busca es la presencia en el Oriente Medio de uno de los bizjets de la Fuerza Aérea y aviones Global Hawk equipados con el Nodo Northrop Grumman Battlefield de Comunicaciones Aerotransportadas, o Bacon. El F-22, una vez concebido como un cazador solitario, fue diseñado sin vínculos de datos que son estándar en F-15 y muchos otros aviones. En cambio, el Raptor tiene su propio enlace único que es incompatible con el Águila. Bacon, ayuda a traducir las señales de radio para los dos tipos para que puedan intercambiar información. Con un plano de Bacon cerca, F-22 y F-15 pueden intercambiar datos silenciosamente. Por ejemplo, Raptors furtivos pueden localizar objetivos para los Eagles.

Son los métodos anteriores lo que la armada de EE.UU. usaría para acabar con la fuerza anticuada fuerza aérea iraní, si estallaran los combates. Los aviones de combate están en su lugar. Los pilotos están listos. Esperamos que no será necesario.

Traducido del artículo original: US Stealth Jets Get Set Near Iran

Advertisements

About Luis Miranda
The Real Agenda is an independent publication. It does not take money from Corporations, Foundations or Non-Governmental Organizations. It provides news reports in three languages: English, Spanish and Portuguese to reach a larger group of readers. Our news are not guided by any ideological, political or religious interest, which allows us to keep our integrity towards the readers.

Comments are closed.