Aves y Peces Envenenados por Emisiones de Formaldehído

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
13 de Enero 2011

Desde que la muerte alarmante de miles de aves, peces, murciélagos y ranas comenzó, las teorías han sido tan numerosas como el número de lugares donde estos animales aparecieron muertos. Con cada nuevo lugar, una nueva teoría surgió. (Ver mapa) Es lógico pensar que, debido al hecho que los animales aparecieron muertos en lugares tan lejanos entre sí como Costa Rica y Europa, tiene que haber una explicación diferente para cada uno de esos casos. Sin embargo, ¿por qué no podría ser todo lo contrario? ¿No podría haber una causa común en la muerte de esos animales? O tal vez, la mayoría de los casos?

¿Cuál podría ser el detonante de la muerte masiva de animales en casi todos los continentes? Cuando empecé a pensar en ello, pensé que tenía que ser algo que podría existir en todos los lugares y que podría moverse en todos o muchos de estos lugares de la misma manera, con la capacidad o el potencial de expandirse rápidamente, homogéneamente y de forma masiva. Entonces pensé en el aire que respiramos. Los seres humanos están expuestos a cientos de contaminantes diariamente. Los humanos no morimos como los pájaros y otros animales pequeños porque somos animales de mayor tamaño, con sistemas respiratorios más avanzados que tienen la capacidad de filtrar impurezas. Por lo tanto, tardamos más tiempo para ser afectados cuando envenenados con pequeñas cantidades de contaminantes en el aire.

Tomemos por ejemplo el smog. Caminamos en las grandes ciudades, donde miles de coches, autobuses y camiones circulan diariamente liberando humo a través de sus tubos de escape. Sin embargo, no caemos muertos de inmediato. Se requiere más que eso para matarnos rápidamente. Pero con las aves, peces, murciélagos y ranas, las cantidades y concentraciones requeridas son más pequeñas, mucho más pequeñas. Para que las muertes masivas ocurran, los animales necesitan ser expuestos a lo que los mató de forma continua durante un largo período de tiempo, o a una dosis más elevada durante un corto período. De cualquier manera, el resultado sería el mismo: la muerte.

Es importante señalar que la extraña muerte masiva de animales, tales como las que se ven en Arkansas, Brasil, Florida, Nueva Zelandia, Haití y otros lugares no se inició recientemente. Los medios de comunicación sólo lo han reportado ahora, pero comenzó al menos hace una década. La primera gran muerte en masa fue reportada por la estudiante de Posgrado Karen Lips, que pasó dos años estudiando las ranas doradas en las selvas de Talamanca, Costa Rica. Los patólogos no pudieron determinar la causa de la muerte. La Sra. Lips volvió a América Central después, esta vez al oeste de Panamá, donde después de un tiempo, las ranas también empezaron a morir. Por segunda vez, los patólogos no pudieron determinar la causa de la muerte de las ranas.

La tendencia se hizo más alarmante cuando investigadores descubrieron que las ranas no sólo morían en América Central, sino también en los Estados Unidos y otras partes del mundo. (Vea una cronología de las muertes masivas de animales actuales aquí)

Entonces, ¿cuál es la causa de la muerte de los pájaros, los peces y las ranas? Pensemos en un gas. Pensemos en un gas cuyas propiedades le permite viajar desde la superficie hacia la parte superior de la atmósfera y viceversa, así como de continente a continente o hemisferio a hemisferio. Este gas estaría presente en todos los locales donde las muertes ocurrieron o serían producidos como resultado de reacciones químicas, incluso en los lugares más cálidos o más fríos.

Como los lectores de The Real Agenda han leído en un reporte anterior, (Kvenvolden y Rogers, 2005; Salomón, Susana et al, 2010; Blake y Rowland, 1988:.. Bousquet, P. et al, 2006; Chandler, David 2008) revelaron que la presencia de gas metano aumentó en la atmósfera de forma continua, triplicándose en los últimos 300 años. La investigadora Andrea Silverthorne pidió a David Rind de la NASA que explicara los efectos de la existencia de vapor de agua -un oxidante de gas metano- en la atmósfera en exceso y las consecuencias de esto. Rind había escrito un artículo sobre sus preocupaciones sobre el aumento del vapor de agua en la atmósfera en 1998. Después, durante un intercambio de e-mail con el Sr. Rind, Silverthorne planteó la cuestión de si el derrame de petróleo de BP había aumentado las emisiones de gases, pero Rind se negó a responder sobre cualquier cosa que pudiera relacionar el derrame de petróleo con las emisiones de gases en el aire. (Una de las principales fuentes de gas metano en los oceános y el aire es precisamente la extracción de petróleo.)

Keith Kvenvolden, un empleado jubilado del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), escribió un artículo en 2004 sobre las cantidades enormes de metano procedentes del fondo del mar en lugares en los que se extrajo petróleo. Publicado en el Diario de Marina y Geología Petrolera, Kvenvolden apuntó que, “las emisiones más espectaculares de gases suceden en lugares como Coal Oil Point, California“. El documento también dice que las filtraciones de metano suceden en lugares donde hay volcanes de lodo en las zonas donde las reservas de petróleo se encuentran. Las emisiones están formadas por barro, agua y gas metano.

Según una investigación realizada por la investigadora Andrea Silverthorne, “El gas metano se oxida en la atmósfera y se transforma en tóxicos de metanol y luego se vuelve vapor de agua y formaldehído. Ambos son gases muy peligrosos, ya que el formaldehído es tóxico y el vapor de agua atrapa el calor.” Silverthorne cita un informe publicado en Science Daily, sobre los niveles de metano, los cuales aumentaron en 27 millones de toneladas en 2007 (Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT).

Nuevas investigaciones sobre la existencia e influencia de metano en la atmósfera, dirigida por Kelly Chance y Thomas P. Kurosu, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica, reveló que “los niveles de formaldehído en la atmósfera eran compatibles con los niveles de la biosfera, y que son más altos en el verano de las zonas más calientes “. El formaldehído es uno de los gases más pesados, y es el producto de la oxidación del metano en niveles altos. “El gas metano es más ligero y se encuentra normalmente en zonas más frescas. Una vez que la oxidación se completa, el gas cae a la tierra porque es mucho más pesado “, escribe Silverthorne.

Los investigadores Chance y Kurosu atribuyeron el aumento de los niveles de formaldehído a la oxidación del metano, pero dijeron que este aumento se debía a la presencia de isopreno exhalado por los árboles, ya que también se oxida y transforma en formaldehído.

En 2000, científicos en Groenlandia, midieron el intercambio de gases en el aire, específicamente el formaldehído y el peróxido de hidrógeno. Ellos descubrieron que el formaldehído se mantenía en reposo durante las horas de la noche y se oxida durante el día, después que el sol parecía al amanecer. En 2003 y 2004, los científicos volvieron a Groenlandia durante la primavera para medir los niveles de mediados de verano. Se dieron cuenta de que entre más caliente era la temperatura, mayor era la liberación de formaldehído en el aire.

Sin embargo, altas concentraciones de formaldehído no se limitan a la atmósfera. En 2006, científicos que trabajaban en Turquía, y que habían estudiado los niveles de formaldehído en agua, confirmaron que el formaldehído se encontraba en los depósitos líquidos, así como la nieve. “Depósitos líquidos pueden ser una fuente significativa de HCHO a los sistemas acuáticos, ya que las concentraciones en el agua de lluvia son más altos que en las aguas superficiales”. Sus revelaciones señalaron que el formaldehído va del agua al aire y vice versa. Después que vuelve al agua, forma diol metano (formalina), el preservativo tóxico utilizado en los laboratorios. Su informe fue más allá al decir que el viento disminuyó los índices de depósito mientras que la humedad los aumentaba. Los científicos sugirieron estudiar más a fondo la degradación de HCHO en el agua.

Entonces, ¿cómo afectaría el formaldehído a las aves, ranas, peces o murciélagos? Según la investigadora Andrea Silverthorne: “Incluso en bajos niveles, el formaldehído provoca reacciones inmunes. Cuando los niveles aumentan, puede causar hipotermia, asfixia y acidosis en última instancia, lo que literalmente destruye sus cuerpos de adentro hacia afuera “. Esta descripción coincide con lo que los científicos han estado describiendo en casi todas las muertes en aves, murciélagos, peces y otros animales pequeños que han muerto misteriosamente . Ella continúa diciendo que: “el formaldehído que se ingiere a través del agua es la peor forma de envenenamiento. Los murciélagos beben agua en las cuevas oscuras. Las ranas probablemente también beben agua en su medio natural y también lo hacen las aves. Los peces serían probablemente las primeras criaturas afectadas en un ambiente envenenado con formaldehído, porque viven cada segundo de su vida dentro del agua.

¿Pero los animales y los peces no tienen la capacidad de oler el formaldehído y correr por sus vidas? Según un estudio realizado por el Programa Internacional sobre Seguridad Química (IPCS) de las Naciones Unidas, el formaldehído huele solamente una vez que llega a concentraciones de 3 ppm. Estudios realizados en Brasil -uno de los lugares afectados por la muerte masiva de peces- reveló que concentraciones tan bajas como 1,25 ppm, muy por debajo del límite legal en muchos países, afecta la respiración. En otros estudios que se completaron antes del que se realizó en Brasil, determinó que el formaldehído en el agua reduce los niveles de oxígeno. (Morgan, Kevin T. 1984). Al parecer, las filtraciones de metano en el océano -como lo describe Kvenvolden – se oxidan también.

Así pues, tenemos el origen plausible y la presencia de concentraciones óptimas. No necesitamos de alguna manera que niveles peligrosos existan en todas partes para causar las muertes en masa, como lo hemos presenciado? Gases viajan con facilidad por todo el planeta a través de los patrones de viento. Las altas concentraciones locales o columnas móviles de formaldehído en todo el planeta serían efectivas para causar muertes masivas de animales. De acuerdo con el informe del Programa Internacional sobre Seguridad Química:

El formaldehído se forma naturalmente en la troposfera durante la oxidación de hidrocarburos. Estos reaccionan con los radicales OH y el ozono para formar formaldehído y / o otros aldehídos como productos intermedios en una serie de reacciones que conducen en última instancia a la formación de monóxido de carbono, dióxido de carbono, hidrógeno y agua (Zimmermann et al, 1978;. Calvert, 1980).

De los hidrocarburos que se encuentran en la troposfera, el metano se produce en las concentraciones más altas (1,18 mg / m) en el hemisferio norte. Por lo tanto, constituye la fuente más importante de formaldehído (Lowe et al., 1981).

A esta afirmación podemos añadir la información de la investigadora Silverthorne de que el metano tiene una vida útil de 9 años, por lo que la muerte masiva actual de los animales podría prolongarse por 9 años más.

“El derrame de gas de BP, junto con los niveles ya elevados-probablemente peor en Arkansas porque tiene filtraciones de metano por actividad sísmica, hicieron el problema peor. El metano va en dirección al sur a través del agua a pesar de que lleva mucho tiempo para mezclarse a través del aire, y migra de ida y vuelta a los polos cada verano, y en nuestro hemisferio, hacia el norte, probablemente llega al Medio Oeste y la India, aunque el gran exceso de viento está cambiando los patrones actuales. “.

En su trabajo de investigación publicado en The Real Agenda, Andrea Silverthorne también presenta el caso de la desaparición masiva de abejas que se tornó en relevante para los medios de comunicación tradicionales hace apenas unos meses. Ella escribe: “las abejas están sucumbiendo a los parásitos y virus cuando antes no lo estaban, y las abejas son sensibles a la acidosis. Ellas toleran la acidosis durante la etapa de larva, peor no después de nacer. Es por eso que no hay cuerpos de abejas para encontrar, con toda probabilidad. Pueden haber sido literalmente disueltos con ácido, de la acidosis creado por altos niveles de formaldehído. ”

El científico K-U Goss, presentó un informe sobre la adsorción en el aire de compuestos orgánicos en condiciones ambientales en 2004, y planteó la cuestión de si todos nosotros, especialmente los niños que juegan y corren por el suelo o en la nieve -donde el gas formaldehído pesado descansa- se exponen los 365 días del año a este asesino silencioso. Él va más allá y pregunta si cuando la gente abre sus casas el gas formaldehído entra en las casas y queda en el suelo durante el verano y el invierno también. El informe de Goss también revela que el formaldehído tiene la capacidad de adsorción en el suelo, lo que significa que podríamos estar enfrentando la contaminación del suelo también. Laboratorios tuvieron que suspender el uso del formalina por esa misma razón, no podían librarse del gas que se extiende en el suelo porque la ventilación está diseñada para eliminar solo los gases más ligeros.

¿Será que los gobiernos del mundo están realizando estudios para medir los niveles de formaldehído en el suelo, nieve, niebla, escarcha, rocío, ríos, lagos, estanques, arroyos y los mares – tanto de noche como durante el día? Están los científicos estudiando la existencia de formaldehído tóxico en el aire, dada su capacidad de causar el envenenamiento de los animales y luego humanos en concentraciones tan diminutas? Es la presencia del gas formaldehído en el aire, el agua y la nieve responsable por la muerte masiva de aves, peces, murciélagos y ranas? (La mayoría de los medios de comunicación atribuyen esas muertes a fuegos artificiales, las tormentas y nubes espaciales. Ninguna de estas posibles causas explica la destrucción de los órganos internos y tejidos. La intoxicación por formaldehído lo hace.).

Permítanme concluir con algunas de las afirmaciones de la investigadora Andrea Silverthorne menciona:

El formaldehído, como el agua, busca su propio nivel, cada vez más alto hasta que inunda los pulmones de todos los seres vivos, manteniendo un nivel de 0.29 ppm, por lo que nunca huele, pero causa la muerte cuando estos seres se exponen de manera continua.

La extinción por gas formaldehído explicaría por qué los animales pequeños mueren por primera vez como un grupo y luego mueren los más grandes -como un grupo.

Es por eso que nuestros niños, que pasan mucho tiempo cerca del suelo, juegan al aire libre y se sientan en la nieve o la tierra están experimentando un espectacular aumento de trastornos del sistema inmune y alergias?

Pero más importante que cualquier cuestión que se puede plantear es el hecho que ninguno de nosotros animales podemos escapar un gas que circula en el aire, desciende a la tierra por la noche y vuelve a subir durante el día. Necesitamos respirar para vivir. ¿Cuándo tiempo pasará antes de que los seres humanos mueran como un grupo?

Para obtener una lista completa de las fuentes científicas utilizadas en este artículo, por favor haga clic en este enlace.

About Luis Miranda
The Real Agenda is an independent publication. It does not take money from Corporations, Foundations or Non-Governmental Organizations. It provides news reports in three languages: English, Spanish and Portuguese to reach a larger group of readers. Our news are not guided by any ideological, political or religious interest, which allows us to keep our integrity towards the readers.

2 Responses to Aves y Peces Envenenados por Emisiones de Formaldehído

  1. jeus sanchez says:

    Luis Miranda no creo que tu te dejes atrapar en las redes de BORREGOLANDIA porque me resulta cuesta ariba creer que siendo un periodista de la calidad que eres mantengas la teoria de que con formaldehido derivado del metano se hallan envenenados los pajaros, peces y otras especies de animales; existen ya cantidades de pruebas que demuestran lo contrario: fueron envenenadas pero de otra forma. Por Que de una forma selectiva en determinados lugares y a un numero determinado de naimales? Por que no sucedio en lugares del mundo donde la concentacion de metano es altamente toxica naturalmente y que los organismos de MEDIOAMBIENTE han comprobado?Por que no hablan de la muerte o asesinato del experto JOHN WEELHER cuando ya su viud HABLA DE ASESINATO POR ENCARGO? Por Que los organismos de inteligencia , especialmente de los EEUU no hablan del caso? Por que la EPA norteamericana no se ha pronunciado respecto a la muerte de los animales? Donde estan los examenes de las causas de esas muertes? Donde estan las personas supuestamente testigos de la muerte de los mismos? Por que no hablan?el mundo necesita conocer los analisis patologicos de esas muertes y que sea de organismos acreditados que muestren las pruebas fehacientes d esos analisis para que puedan tener alguna credibilidad, no en suposiciones de teoricos y manipuladores del sistema que diariamente nos bombardean con mentiras globalistas y desinformadoras. Cuidate y no caigas en la tampa!
    saludos cordiales

    • News Desk says:

      Estimado lector: La teoría presente en mi artículo esta muy bien fundamentada con fuentes que ni la EPA tiene, y con estudios que ningún científico lee para darse cuenta como las emisiones de formaldehido causan la muerte de animales. Las fuentes citadas son muy claras, y las cuentas de investigadores y científicos en diversos lugares son clarísimas. Muchas de las autopsias hechas a animales en Brasil y Estados Unidos, revelan heridas que son típicas de envenenamiento con formaldehido. Pero no estoy sentado en un pedestal para saber todo sobre todo. Si usted tiene pruebas documentadas sobre otras posibles causas, por favor envielas a mi sitio a traves de la pagina de contacto de este sitio. Estaré muy interesado en saber al respecto. Por otro lado, no entiendo en absoluto que tiene que ver la muerte de animales con la muerte de John Wheeler. Si usted tiene información al respecto, también la puede remitir a nuestro sitio para análisis. Si decidimos publicarla, le daremos el debido credito a usted. Gracias!