Re-infección en vacunados contra gripe es de 70 % en Gran Bretaña

Un detalle muy importante que queda fuera de los informes de los medios de comunicación corporativos: La mayoría de los pacientes infectados fueron vacunadas previamente.

NaturalNews.com

Una pandemia de gripe porcina se extiende por Gran Bretaña a pesar de que el 70 por ciento de los pacientes de más de 65 años fueron vacunados contra la gripe porcina del año pasado. Este año, esa cifra es casi la misma – 68,5% -, pero los defensores de las vacunas insisten en que esta debe ser inyectada cada año, aunque la gripe se continúe infectando a la gente.

Lo que estos defensores de las vacunas no admiten absolutamente, sin embargo, es cómo muchos de los que están enfermos con la gripe de este año también se vacunaron el año pasado. Este pequeño detalle se deja fuera de todos los informes de medios de comunicación sobre las vacunas y la gripe. Ellos simplemente se niegan a mencionar este número tan importante, dejando a los lectores para que hagan la conclusión errónea de que sólo aquellos que no fueron vacunados se enferman con la gripe.

Vale la pena repetirlo; la mayoría de los pacientes infectados fueron vacunados previamente.

De hecho, de las 450 camas de cuidados críticos en Inglaterra que ahora están ocupadas por enfermos de gripe, no tengo ninguna duda de que la mayoría de los pacientes infectados son personas que recibieron vacunas contra la gripe en el pasado.

Estas estadísticas no se ponen a disposición del público o la prensa, por supuesto. Mostrar estas estadísticas causaría la exposición de la Gran Mentira de la industria de las vacunas: vacunas contra la gripe simplemente no funcionan en un 99 por ciento de las personas!

De hecho, las personas que son más susceptibles a contraer la gripe son precisamente las mismas personas que se vacunan. ¿Por qué es eso? Dado que las vacunas debilitan el sistema inmune en el largo plazo, esto deja a las personas más vulnerables a infecciones futuras. Las vacunas niegan al sistema inmune la oportunidad de practicar su propia respuesta de adaptación a la invasión de microorganismos o viruses, causando así que su sistema inmunológico se atrofíe de la misma manera que una persona en silla de ruedas experimentaría la atrofia muscular de las pierna.

El sistema inmunológico es muy similar a un músculo: Se usa o se pierde!

Pero las vacunas contra la gripe proporcionan un vírus debilitado al sistema inmune (junto con otros productos químicos conservantes que pueden ser extremadamente peligrosas para la salud neurológica). Es algo así como si usted fuera al gimnasio, y dejara que su entrenador hacer el trabajo pesado por usted. Obviamente no vamos a tener los músculos muy fuertes al final, porque su cuerpo no tendrá que invocar una respuesta de adaptación muy fuerte.

Lo mismo ocurre con las vacunas y la gripe: Si su cuerpo está expuesto a los viruses de la gripe debilitados año tras año, este se vuelve perezoso y débil, y cuando un día entra en contacto con un virus fuerte que circula en la naturaleza, el sistema inmune no está en buena forma para afrontar el reto.

La deficiencia de vitamina D está muy extendida en Gran Bretaña
Al mismo tiempo que esto sucede, una persona que es deficiente en vitamina D también tendrá una respuesta del sistema inmunológico débil porque la vitamina D activa el sistema inmune para hacer su trabajo. En las personas con muy bajos niveles de vitamina D, aún las vacunas que contienen virus debilitados no solicitará una respuesta de anticuerpos. Pero en vez de recetar a los pacientes que obtengan vitamina D los médicos prescriben vacunas y las autoridades de salud piden -como robots- a todos que reciban inyecciones múltiples, como si inyectarse una vacuna ineficiente después de la otra ayudase en algo.

Eso es una idiotez, por supuesto. Y la otra cosa idiota de todo esto es que si las personas tuvieran niveles suficientes de vitamina D en su sangre, no se necesitarían vacunas contra la gripe estacional en el primer lugar! Esto se debería a que las personas tendrían un sistema fuerte, inmune y sano con una gran cantidad de vitamina D que es universalmente eficaz para poner fin a TODAS las cepas de la gripe estacional, con casi el 100% cuando los niveles de vitamina D están entre 50 – 70 (ng / dl).

Las tres razones principales detrás de pandemia de gripe de Gran Bretaña

Así que la verdadera razón por la cual Gran Bretaña está sufriendo una pandemia de gripe porcina ahora en realidad es triple:

# 1) Es invierno en el hemisferio norte, y Gran Bretaña es tan al norte (del Ecuador) que la gente que vive allí no están generando suficiente vitamina D. Esto hace que prácticamente toda la población británica tenga una deficiencia de vitamina D durante el invierno.

# 2) La mayoría de la población británica ha sido objeto de vacunas contra la gripe en años anteriores, lo que debilita su sistema inmunológico y los hace más vulnerables a las cepas de la gripe de este año.

# 3) La cepa de la gripe en sí es tan exitoso en la naturaleza, precisamente porque los británicos tienen estados de inmunosupresión crónica (deficiencia de vitamina D, el estrés crónico, los malos hábitos alimenticios y así sucesivamente). Esto crea un “caldo de cultivos virales”, que alienta a las mutaciones del virus más rápido que hacen que las vacunas sean obsoletas de todos modos.

La pregunta que usted no puede preguntar a los charlatanes que apoyan las vacunas

Los charlatanes de la comunidad médica que recomiendan vacunas consideran que si por arte de magia pudiesen convencer al 100 por ciento de las personas que se vacunen, ellos acabarían con el problema. En sus propias mentes, se han convencido a sí mismos -no científicamente- que la vacuna es igual a la protección automática y completa contra los virus de la gripe.

Y, sin embargo, aún no se atreven a hacer esta simple pregunta: De todos los enfermos de la gripe que ahora yacen en las camas de hospital de Gran Bretaña, ¿qué porcentaje fueron vacunados contra la gripe el año pasado o este año?

La respuesta a esta pregunta expone el fraude descarado de la industria de las vacunas debido a que la respuesta es un número muy grande. Nadie en la industria médica se atreve a hacer esa pregunta, por supuesto, porque se dan cuenta que el seguimiento de la tasa real de re-infección de los receptores de la vacuna contra la gripe podría exponer su charlatanería y el fraude, haciendo que la gente pierda aún más la fé en las vacunas, que después de todo, se venden basados enteramente en una fé adulterada y propaganda inteligente.

La propaganda de las vacunas contra la gripe, por supuesto, exige que la gente nunca verifique los hechos científicos acerca de cómo muchas personas que se vacunan contra la gripe todavía contraen la gripe de todos modos. (La tasa de re-infección.) Es por eso que NUNCA se verá una respuesta honesta a esta pregunta en los hospitales, las compañías de vacunas o médicos que recomiendan vacunas.

Todos; sigan tomando sus vacunas contra la gripe. Pero no se pregunten si realmente funcionan, porque esta cuestión no está autorizada a ser discutida por el culto de la medicina que domina el paisaje de atención de enfermos en todo el mundo.

No queremos que la ciencia actual interfiera en una estafa tan rentable, ¿verdad?

About Luis Miranda
The Real Agenda is an independent publication. It does not take money from Corporations, Foundations or Non-Governmental Organizations. It provides news reports in three languages: English, Spanish and Portuguese to reach a larger group of readers. Our news are not guided by any ideological, political or religious interest, which allows us to keep our integrity towards the readers.

Comments are closed.