Farmacéuticas buscan fabricar drogas que borren la Memoria

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
Diciembre 1, 2010

Investigadores farmacéuticos están trabajando en un producto químico que altere la mente para borrar la memoria de las personas. Todo está llevandose a cabo bajo bajo la excusa de “salud mental” con afirmaciones de que esto podría ayudar a las víctimas de trauma emocional. La idea de que se pueda “curar” a un paciente químicamente es, por supuesto, totalmente coherente con la mitología de la medicina moderna: Si algo está mal, debe ser envenenado, irradiado, cortado y después pronunciar al paciente “curado!”

En el caso de drogas que eliminen la memoria, los científicos están trabajando en un medicamento que elimine ciertas proteínas del cerebro “el centro de temor.” Esto se basa en la idea absurda, por cierto, que los recuerdos se registran únicamente por proteínas en el cerebro – una idea que, obviamente, se basa en un modelo mecanicista totalmente pasado de moda de la mente y el cerebro humano.

Por otra parte, la ciencia médica moderna parece estar irremediablemente atrapada en la Edad Media, en la creencia de que debe haber una cura química para todo. Por lo tanto, el desperdicio de miles de millones de dólares en busca de una cura del cáncer, como si se tratara de algún tipo de infección adquirida es también una locura.

“Borrando la memoria y después todo lo demás es una idea increíble, y puedo ver todo tipo de posibilidades”, dijo Kate Farinholt, director ejecutivo de la ayuda de salud mental y la información del grupo NAMI de Maryland, en un artículo del Baltimore Sun (http : / / www.baltimoresun.com/health/ …). Pero incluso ella puede ver que este enfoque podría ser muy peligroso: “la supresión total de una memoria, asumiendo que es una memoria, es un poco asustador. ¿Cómo se elimina una memoria sin eliminar toda una parte de la vida de alguien, y es la mejor forma de hacerlo, teniendo en cuenta que las personas crecen y aprenden de sus experiencias? ”

Torturar a los mamíferos en el nombre de la “ciencia”

Para llevar a cabo este trabajo de desenvolver una droga que borre la memoria, los investigadores utilizaron descargas eléctricas en ratones (que son mamíferos, por supuesto) para “entrenarlos” para temer un tono audible. Se dieron cuenta de que este electroshock resultaba en la acumulación de proteínas en el centro del miedo del cerebro (amígdala), por lo que ahora han saltado a la conclusión de que las proteínas equivalen a recuerdos y por lo tanto la manera de tratar las memorias es eliminar químicamente las proteínas .

Esta es una ciencia tan charlatána que no se puede creer que sea publicada por una revista científica. Es el mismo pensamiento que causó que médicos hicieran la conclusión errónea de que el colesterol es malo para usted. Eso es un mito médico que ha hecho que las grandes farmacéuticas ganaran cientos de miles de millones de dólares en medicamentos para bajar el colesterol -que perjudican a muchas más personas. Vea este vídeo para aprender más: http://naturalnews.tv/v.asp?v=2D691 …

Los científicos occidentales, siempre atrapados en el mundo físico, son fácilmente engañados al pensar que los procesos mentales se basan únicamente en las proteínas y los productos químicos en lugar de los fenómenos mucho más profundos de redes neuronales que realmente impulsan el funcionamiento de la mente. Los recuerdos son más que registros en proteínas del cerebro. Si así fuera, nuestros cráneos serían tan grandes como casas, llenas de proteínas de todos los recuerdos de nuestras vidas. En realidad, los recuerdos son holográficamente registrados a lo largo de la red neuronal de nuestro cerebro que también interactúan con la mente humana no física -una entidad de la conciencia que se extiende más allá del mundo físico (y que prácticamente toda la comunidad científica convencional ha fracasado hasta ahora a reconocer porque ridículamente creen que ellos mismos son autómatas biológicos que carecen de conciencia).

Más medicamentos para los soldados

En este momento, los soldados de EE.UU. están siendo drogados con anfetaminas y antidepresivos. El trastorno de estrés postraumático es el último fraude de las grandes farmacéuticas porque más trauma significa más beneficios para prescribir más medicamentos.

Imagínese cómo estas “drogas que borrarían la memoria” se podrían utilizar. En primer lugar, te mandan a la guerra, y si de alguna manera logran sobrevivir a eso, borran los recuerdos cuando vuelves a casa para que no puedas hablar con la prensa sobre lo que realmente sucedió.

Es el crimen perfecto para una sociedad de Estado Policía: Destruir la mente de los pueblos con la excusa de que se trata de un tratamiento de salud mental.

Estos medicamentos se podrían utilizar en presos políticos, por supuesto. ¿Tienes a alguien que habla en contra del gobierno? Sólo arrestarlos, diagnosticarlos con algún trastorno mental como el trastorno de desafío negativista para forzarlos a usar drogas que borran los recuerdos.

Unos meses más tarde, los ponen en libertad de nuevo en el mundo como zombis adormecidos, para asegurarse que formarán parte de la multitud que ya está haciendo fila para las vacunas, y tratamientos que alteran la mente con productos farmacéuticos.

Una droga que borra la memoria es la más grandiosa arma del las élites, ya que podría ser usada para destruir la personalidad de las personas de libre pensamiento sin matarlos en el proceso.

No es de extrañar que los investigadores farmacéuticos ya estén trabajando en esta droga. Podría ser un arma poderosa en la guerra corporativa contra la gente del planeta – una guerra que ya se está librandose contra los cuerpos de la gente y pronto podría extenderse a su memoria.

About Luis Miranda
The Real Agenda is an independent publication. It does not take money from Corporations, Foundations or Non-Governmental Organizations. It provides news reports in three languages: English, Spanish and Portuguese to reach a larger group of readers. Our news are not guided by any ideological, political or religious interest, which allows us to keep our integrity towards the readers.

Comments are closed.